Informe del caso Ayotzinapa, con datos y conversaciones testadas

Aún cuando en el informe sobre la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa se prometió total transparencia, hay varias cuartillas que están fuertemente censuradas y testadas

En al menos 40 páginas fueron eliminados los nombres, números telefónicos y demás datos de prueba de víctimas, funcionarios públicos e integrantes de guerreros unidos vinculados a la desaparición de los 43 normalistas.

De las páginas 20 a 23, del informe presentado el jueves 18 de agosto, fueron testados los rostros de diez personas, a las cuales la SEIDO-PGR les intervino sus celulares; sin embargo, quedaron expuestos sus nombres y alias.

En la pagina 21 del mismo reporte, aparece la foto de Julio Cesar Mondragón Fontes, estudiante de la normar rural asesinado. En el texto se sesga la información de su IMEI y los contactos más comunes con los cuales tenía comunicación; sin embargo, quedaron expuestos los apodos de esas personas.

En la hoja 22, se presenta un esquema con un número telefónico que fue intervenido por la SEIDO, entre el 12 de septiembre y el 23 de octubre del 2014, donde se hace referencia a una serie de llamadas entre los involucrados; sin embargo, todos los números fueron borrados.

Mientras que en la página 23, hace referencia al intercambio de mensajes entre Gilberto López Astudillo El Gil, líder del grupo criminal Guerreros Unidos. y un mando de la policía municipal de Iguala, donde supuestamente éste último entregó a los estudiantes al crimen organizado para que fueran preparadas las camas (fosas clandestinas).

El nombre del jefe policiaco fue borrado del reporte, pero se sabe que es Francisco Salgado Valladares, segundo comandante de la policía municipal.

De hecho, dicha conversación fue hecha pública sin testar el 1 de octubre del 2021 por Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación.

En la hoja 26, se revela una charla entre David N, encargado de turno de la central de comunicación del grupo Guerreros Unidos con El Choky, presunto jefe de sicarios, quien aseguró que dentro del contingente de normalistas había integrantes de Los Rojos, encabezados por Omar N. Dicho texto es poco legible y esta parcialmente mutilado.

A partir de la página 37, aparecen varias conversaciones a lo largo de 40 hojas, correspondientes a 476 capturas de pantalla de mensajes de WhatsApp recibidos en los teléfonos de cinco actores que permitieron la reconstrucción de 37 conversaciones entre 36 personas distintas, donde se hace referencia a otras 35 personas involucradas en el caso.

El informe presenta un esquema de análisis con los vínculos de los involucrados en el caso; sin embargo, las identidades de dichas personas fueron borradas del documento.

Lo mismo sucede en la página 49, donde se hace referencia a la detención y aseguramiento de los estudiantes por parte de policías municipales de Iguala, donde aparece una conversaciones de WhatsApp que también fue censurada.

Otro mensaje que fue borrado del informe revela la muerte del estudiante Julio César Mondragón El Chilango y la detención Marco Antonio “N”, La Pompi, testigo del crimen y el temor que enfrentan sus cómplices de que los delate.

También aparece censurada por completo la conversión por celular donde líderes de Guerreros Unidos dan la orden de ejecutar a los normalistas. Esto aparece en la página 60 a la 64.

Finalmente, las dos últimas páginas del informe fueron borrados los nombres de los integrantes de Guerreros Unidos, funcionarios municipales y federales señalados en la carpeta de investigación, aparentemente para preservar la presunción de inocencia.

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s