Sindicato petrolero arranca el registro de aspirantes por la secretaría general

Con información de El Economista

Mostrar fuerza, apoyo y presencia fue el común denominador en el registro de al menos 6 interesados por la secretaría general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) que acudieron a las instalaciones de la organización sindical a formalizar sus candidaturas.

De Tabasco, Campeche, Veracruz, Tamaulipas e Hidalgo llegaron los primeros aspirantes quienes optaron por poner templetes, realizar caravanas y llenaron la calle en la que se encuentra el Sindicato Petrolero en la colonia Tabacalera de la Ciudad de México.

Así el primero en hacer su registro fue César Pecero Lozano, quien destacó que “va a la transformación de la organización sindical, en este escenario y de frente a la sede del Sindicato Petrolero reitero mi compromiso de no fallarles, de no apartarnos de nuestro gran objetivo que es devolverle al Sindicato el prestigio, dignidad y respeto a la familia petrolera, a los trabajadores de planta, transitorios y jubilados”.

El trabajador petrolero César Pecero Lozano fue el primero en registrar su candidatura. Foto EE: Pilar Martínez

También arribó Victoria Arredondo, quien a pesar de ver que será complicada la contienda, espera que con el corto tiempo que habrá para promoverse, es posible recuperar el sindicato. 

Cristina Alonso, trabajadora de la sección 44 en Tabasco también se  hizo presente y Arturo Flores, quien se acompañó de más de 70 personas. De la misma manera llegó Fred Navarro, de la sección 35 de Tula, Hidalgo.

Y la senadora por Morena, Cecilia Sánchez, tomó como primer acto realizar una caravana partiendo del Monumento a la Revolución y una vez que llegó a las instalaciones del sindicato petrolero y realizó su registro, dijo estar segura de que lograrán “la Revolución sindical del Sindicato Petrolero, este es el momento de cambiar y terminar con la corrupción, las trampas y viejas prácticas de los líderes charros”.

SINTTIA pide intervención de la OIT, el INE y observadores internacionales para votación en General Motors

Con información de El Economista

Tras señalar que la contienda sindical para representar a los más de 6,000 trabajadores de de General Motors, en la planta de Silao, es inequitativa, bajo acoso laboral y con la presencia de dos sindicatos pertenecientes a viejas estructuras dentro de la CTM y CROC, la secretaria general del Sindicato Independiente de Trabajadores y Trabajadoras de la Industria Automotriz (SINTTIA), Alejandra Morales, demandó la presencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), del Instituto Nacional Electoral (INE) y de observadores de Canadá y Estados Unidos, para que se “garanticen las elecciones transparentes y libres”.

En conferencia de prensa, luego de que el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL) diera a conocer las fechas en la que, tres sindicatos, se disputarán la titularidad del contrato colectivo de trabajo el 1 y 2 de febrero; Morales explicó en las últimas semanas internamente se ha vivido “acoso laboral y malas prácticas de los sindicatos contendientes”, por los que demandan mayores garantías, pues incluso este nuevo proceso podría terminar en una nueva queja en el marco del T-MEC.

“El SINTTIA, continuará presentando las denuncias por la denegación de la libertad sindical por parte de la empresa y la violencia que ejerce a través de los representantes de la CTM ante la Unidad del T-MEC correspondiente”, enfatizó.

En ese sentido, presentó siete puntos a las autoridades labores, con el fin de que se desarrolle una jornada de votación apegada a la libertad sindical:

  • Dado que el periodo de votación que ahora se fijó es considerablemente más corto la empresa deberá dar las facilidades de transporte. 
  • Que la Secretaría del Trabajo invite nuevamente a como observadores en la Consulta, a la OIT y el Instituto Nacional Electoral. 
  • Que vigilen el proceso desde antes de las votaciones.
  • Se autorice la presencia de observadores más allá de esas instancias, para que organizaciones sociales y civiles interesadas, nacionales e internacionales, puedan ser vigilantes de manera independiente.
  • Se entregue de manera inmediata, copia del padrón confiable que se usará en la votación.
  • La empresa deberá brindar a los representantes del SINTTIA registrados ante el CFCRL el tiempo necesario para que cumplan con sus funciones en las mesas de votación, sin condicionarlo a sus obligaciones laborales, ni afectación a sus salarios y prestaciones.
  • Seguridad pública al interior de la planta durante la votación, así como en sus alrededores.

Destacó que “lo que nosotros estamos buscando es que la empresa se vea obligada a respetar a que los trabajadores puedan ejercer libremente el voto porque sentimos que el Centro de Conciliación está siendo un poco imparcial en la protección de lo que quiere la empresa. Estamos preocupados, esperemos que no sea así, por eso estamos haciendo el planteamiento y convocando a los compañeros a votar”.

La primera licitación 5G de México se llamará IFT-12, aceptaría postores de otras industrias y arranca en septiembre

Con información de El Economista

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) ya organiza la primera licitación mexicana de bandas radioeléctricas que son idóneas para la prestación de servicios de quinta generación o 5G, una tecnología que puede redefinir la experiencia de comunicación de los 90 millones de clientes celulares que atiende el mercado masivo de este país y que también puede propulsar la planta industrial y el intercambio comercial de México con el mundo, valorado en 2,000 millones de dólares por cada día del 2021.

La venidera subasta de 5G se trata de un proceso identificado como “Licitación IFT-12” e iniciará su primera etapa en septiembre con la presentación de una propuesta de bases de licitación que irá a consulta pública, para que la industria y otros actores interesados hagan allí retroalimentación con el IFT y entonces la subasta salga bien pulida semanas después.

Las bandas ya consideradas de manera oficial para este concurso son aquellas de los 600 MHz, de los 800 y 850 MHz; de los 1.5 Gigahertz (GHz), también llamada “Banda L”, y de los 3.5 GHz; todo un paquete heterogéneo de frecuencias con distinta naturaleza técnica para llevar capacidad y cobertura de 5G por todo México, basado en lo que el mercado demande de esa tecnología en cada región en particular.

Una de las novedades de este concurso de bandas para servicios de telecomunicaciones de nueva generación como es la 5G está en que se perfila aceptar a concursantes que no sean operadores del servicio como son Telcel, AT&T, Movistar u otros; pero que su objeto de negocio sí pueda estar relacionado o necesitado de alguna manera de una banda o bandas anteriormente mencionadas.

Alejandro Navarrete Torres, director general de la Unidad de Espectro Radioeléctrico del IFT, defiende que México es puntero en el despeje y disponibilidad de bandas radioeléctricas para la composición de productos 5G, después de que Brasil, Chile, Uruguay, la República Dominicana y Puerto Rico ya hicieron sus primeras demostraciones con esa tecnología, y por lo que se acusa al IFT de rezagos. “México será pionero de 5G en América Latina y a los hechos, el IFT se remite”, dice Navarrete en esta entrevista, la primera que concede en 2022.

Los operadores y los vendors nos vienen ilusionando con los despliegues de 5G desde el 2017, pero aún no hay algo masivo. ¿Cree usted que México tendrá mejor suerte con esa tecnología en 2022?

—Este 2022 será, indiscutiblemente el año de 5G para México. No sólo por la madurez de la tecnología y por las condiciones y anuncios que se están dando, como el que hizo AT&T. En términos de 5G, traemos buenas noticias para próximas semanas y meses:

Ya estamos trabajando en lo que llamaremos la licitación IFT-12. En este proceso tenemos pensado poner a disposición del mercado varias bandas que claramente son susceptibles para el despliegue de servicios de 5G. Nosotros somos neutrales y no obligamos a que se preste un servicio con una tecnología en particular. Pero sí, como se va desarrollando el mercado, vemos que estas bandas irán para esos servicios.

Las bandas L, de 3.5 GHz y de los 600 MHz… se sabía ya que iban para concurso de 5G. ¿Qué podría agregar sobre la explotación de esos espectros?

—La banda de los 600 MHz ya se licitó en Estados Unidos y Canadá, y por supuesto que para servicios de 5G en esos países, por lo que se prevé que también se ofrezcan con ella servicios de 5G en México. Allí, en los 600 MHz, estamos con un bloque de 35 más 35 Megahertz, un total de 70 MHz. Es una banda de espectro bajo que significa que puede cubrir grandes regiones geográficas, pero no necesariamente con altas tasas de transmisión.

Vamos a incluir además otras dos bandas de espectro bajo, que son las 800 MHz y de 850 MHz. La de 800 MHz la pusimos a disposición del mercado en las regiones celulares 5 a 9 en la licitación IFT-10, y vamos a volver a someterlas a consideración del mercado, pero con mejores condiciones para que haya más interesados. Y para las regiones 1 a 4, vamos incluir el espectro de los 850 MHz. Con todo eso vamos a tener espectro a nivel nacional en espectro bajo, a través de las bandas de los 800 y 850 MHz.

Para que funcione mejor, la idea es colocarlo a nivel de Área Básica de Servicio (ABS), para que puedan haber muchos más operadores, digamos, no sólo los grandes y que entonces puedan entrar al mercado los operadores medianos y especialmente los chicos o locales. No queremos más como IFT-10, donde la única ABS que se asignó fue la 9.01 de la Ciudad de México.

En cuanto las bandas medias, vamos con la Banda L, que va de los 1427 a los 1518 Megahertz. Es un espectro que generalmente se utiliza para aquello que se conoce en la industria como servicio descendiente complementario. Esta banda se puede vincular bien con la banda que va de los 3.33 a los 3.80 GHz.

Traemos entonces una combinación de espectro muy interesante para el mercado. Tenemos así: dos bloques muy importantes de espectro radioeléctrico, considerando lo que tenemos en los 600 MHz y los 800 y 850 MHz, más las porciones de bandas medias en 1.5 GHz y de 3.5 GHz. Esta es la oferta que pondremos a disposición del mercado. Nuestra idea es sacarlo a mediados de este año en su etapa de consulta pública, para que la industria y el Comité de 5G nos ayuden a dar luz, y salgamos con un concurso que atienda las necesidades y naturalezas del mercado y las propias bandas. Por eso este sería el año de 5G para nuestro país e independientemente de los esfuerzos que están haciendo y seguirán haciendo los operadores con el espectro que ya tienen.

¿Podría detallar un poco más la manera en que se concursaría la banda de los 600 MHz? ¿Cuántos operadores pueden caber en esa banda?

—Aún estamos previendo cómo segmentarla, tanto el tamaño de los bloques y cuántas áreas geográficas para ponerla a disposición del mercado. No quiere decir que habrá sólo bloques nacionales o bloques regionales. Aún hay margen para que pueda haber una combinación de algunos bloques nacionales con algunos bloques regionales. Los bloques nacionales tendrían un tamaño y los regionales, otros.

Pensando en voz alta… Los operadores podrían tener allí bloques de 5 más 5 MHz o de 10 más 10 MHz, o combinaciones de bloques de hasta 15 más 15 MHz. Si tenemos un total de 35 más 35, se pueden segmentar de la manera más eficiente para tanto la provisión de los servicios, como la promoción de la competencia a nivel nacional con operadores grandes, medianos y los locales. Queremos abrir la puerta para todos.

¿Sigue viendo entonces el IFT que la entrada de un nuevo gran actor al mercado es posible?

—Nuestra misión es promover la máxima concurrencia. Esperamos que los grandes estén presentes en esta licitación, pero queremos promover también la oferta de estas frecuencias entre operadores que no necesariamente tengan cobertura nacional. ¿Se ve más difícil que entre un nuevo proveedor nacional? Sí, pero no imposible y mientras sí vemos muy factible que entren no uno, sino varios tiradores locales que tengan mucho interés por atender su propio mercado. Varios ya nos han manifestado su interés propio. Hay empresas que quieren dejar de depender del espectro libre o del arrendamiento con terceros.

En la industria hay quien dice que las inversiones para 5G son tan intensivas y tan abultadas, que llegará un momento en que los promotores de esa tecnología serán empresas que no tienen nada que ver con telecomunicaciones… Entonces, ¿aceptaría el IFT que en esta subasta entren consorcios partiendo de esa premisa?

—Sí. En la licitación se contempla tres figuras: que se pueda participar por persona física, por persona moral o por consorcio. Ya tuvimos un ejemplo con una licitación de radio. Ahora, abriremos oportunidad a que empresas que tengan un interés común en participar, que pueda participar y que nos entreguen toda la información que quiénes son los que integran ese consorcio y si ganan las bandas, que demuestren la conformación y explotación como consorcio. Este es un esquema y legalmente podrían funcionar sin ningún problema.

Está claro que esto de 5G no es solamente un Internet ultrarrápido para ver YouTube… Cada banda puede ser más idónea para un sector productivo o el mercado masivo. Por ejemplo, una banda más apta para la minería, otra en el sector automotriz y una más para las comunicaciones celulares… ¿Podría entonces el IFT en esta licitación determinar frecuencias muy precisas para cada caso en particular?

—Esto es un nuevo ecosistema, es más que un Internet rápido. 5G es cobertura, capacidad, penetración; es mercado, región, industria… Es naturaleza técnica de las bandas.

Entonces, una de las ideas que tenemos en la mesa es poner a disposición del mercado todo el espectro disponible para los servicios de los operadores comunes. Pero estamos evaluando como posibilidad si partes de todos esos bloques se pueden reservar para lo que se llaman verticales y que se puedan asignar por procesos de asignación pública u otro proceso que permita la ley, a empresas de sectores industriales en lo particular.

Sobre las empresas… Telcel y AT&T, según sus reportes a Bolsa, tienen el recurso para comprar bandas, y Movistar ya dijo que usará las bandas de la segunda. ¿Creen en el IFT que Altán se interesará por la subasta 5G, aun viviendo un atribulado momento financiero?

—Dependerá de la propia empresa y por las circunstancias en la que se encuentra. Pero cierto es que una empresa que tenga una combinación más rica de espectro podrá tener una mejor oferta, un portafolio más robusto y atractivo para sus clientes. En ese sentido, sí pudiera ser atractivo entrar al concurso si están en posibilidades. Eso hay que preguntárselos a ellos por la circunstancia que atraviesan.

Hace un año, el IFT preveía que al final del 2021 saldría la licitación 5G de México, ahora dice que va a septiembre. ¿Qué diría a quienes alegan que el país ya se rezagó y que se durmió otros seis meses?

—Esto no es un concurso y si fuera, traemos un buen juego. México será pionero en 5G en toda América Latina, sin lugar a dudas. A los hechos, el IFT se remite:

México es el único país de Latinoamérica que ya tiene completamente liberada la banda de los 600 MHz y ahora vamos a concursarla para 5G; hay que recordarlo, nadie más la tiene libre y nadie más la puede licitar; sí, Colombia está en eso, pero todavía no puede. Y los otros países ni siquiera han terminado el apagón analógico. Muchos todavía tienen espectro ocupado en la banda de los 700 MHz y algunos ha liberado esa banda parcialmente.  

Entonces es que allí, México va muy adelante. ¿Por qué alguien diría que México va atrasado? No hay que ver lo que se va licitar, sino lo que ya está asignado y construido. Los que dicen que ya nos ganaron porque otros ya asignaron espectro, perdón, pero ese mismo espectro México lo asignó hace varios años, pues, insisto, no es lo mismo asignar espectro, que construir una red nacional con ese espectro. Hay que ver las señales, como lo que hizo AT&T y lo que está por venir: que México será claramente un líder de la región en los despliegues de 5G.

México I Inicia estandarización del espectro 6 GHz

La 3GPP, organización global de estándares de la industria móvil, inició la estandarización de U6G, lo cual se considera un paso crítico hacia el lanzamiento global de 6 GHz y proporcionará a la futura cadena industrial una base estándar para la investigación y el desarrollo de productos de 6 GHz.

El 17 de diciembre de 2021, el plenario de 3GPP RAN (Redes de Acceso por Radio) lanzó los trabajos de estandarización de U6G (6G superior, 6425–7125 MHz) como una nueva banda de frecuencia de IMT (Telecomunicaciones Móviles Internacionales) con licencia que define un nuevo número de banda NR y planea completarlo en 2022. Esto marca un hito importante en la industrialización de 6 GHz.

La banda ancha móvil se ha implementado estratégicamente en muchos países y la sostenibilidad de las IMT es la clave para la transformación digital a escala nacional. La organización mundial de la industria de las comunicaciones móviles, GSMA, llama a lanzar frecuencias medias de 2 GHz y superiores en 2025-2030 para cumplir con los requisitos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

6 GHz es una de las bandas óptimas en frecuencia media para brindar una cobertura de área amplia sin interrupciones y conexiones de alta capacidad. Es esencial para sostener un desarrollo sano de las IMT, sobre todo en México. La concesión de licencias de 6 GHz a los servicios IMT facilitará la gestión y ayudará a la industria a cumplir requisitos más estrictos. Las redes móviles crearán más valor económico y social que cualquier otra tecnología inalámbrica, por lo que justifica la apuesta de la industria móvil por una mayor reserva de espectro.

La colaboración global es imperativa para desarrollar un ecosistema IMT de 6 GHz y hacerlo disponible comercialmente para 2023. La UIT aprobó la investigación sobre la identificación de IMT en la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones de 2019 (WRC-19) de la banda de 6 GHz y comenzó la investigación sobre el punto 1.2 de la agenda de esta conferencia para 2023, para estudiar la factibilidad de identificar 6 GHz para IMT. En la reunión mencionada más de 20 empresas y organizaciones emitieron una declaración conjunta, pidiendo que se utilicen 6 GHz para la banda ancha móvil.

El Proyecto de Asociados de Tercera Generación (3GPP) une a siete organizaciones de desarrollo de estándares de telecomunicaciones (ARIB, ATIS, CCSA, ETSI, TSDSI, TTA, TTC), conocidas como Socios Organizacionales, y brinda a sus miembros un entorno estable para producir los informes y especificaciones que definen las tecnologías 3GPP.

El proyecto cubre las tecnologías de telecomunicaciones celulares, incluido el acceso por radio, la red central y las capacidades de servicio, que brindan una descripción completa del sistema para las telecomunicaciones móviles.

Las especificaciones 3GPP también proporcionan enlaces para el acceso sin radio a la red central y para interfuncionar con redes que no son 3GPP.

BackDoor

El pasado jueves se dio a conocer por parte de un alto funcionario del Ministerio de Salud de Corea del Sur que la autoridad confirmaba que “muchos empresarios coreanos que asistieron a CES 2022 contrajeron el virus de covid-19. Nos estamos poniendo en contacto con todos aquellos que asistieron al evento y realizando investigaciones epidemiológicas, pero instamos a todos los que estuvieron presentes en el CES a que se hagan pruebas PCR en el tiempo más breve posible”. Dentro del personal contagiado hay alrededor de 70 de la compañía Samsung, algunos de ellos de México, quienes se reportan contagiados, pero al parecer sin síntomas graves. El factor es que muchos de ellos contagiaron a reporteros mexicanos que los acompañaron en este viaje a CES 2021, quienes, a su vez, han contagiado a otros compañeros del gremio en eventos presenciales posteriores.

Muchas empresas tecnológicas que habían invitado a otros reporteros de México y la región cancelaron su visita física a esta feria tecnológica por seguridad de los acompañantes y del personal, pero otras hicieron caso omiso a los reportes del alto número de contagios y hoy en día siguen sin reportar en cada país sobre las afectaciones, lo que demuestra una total irresponsabilidad.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

TIM Brasil anuncia primera llamada de voz 5G en América Latina

TIM Brasil anunció este lunes que realiza pruebas con 5G VoNR (voz sobre nueva radio) en asociación con Huawei. La solución promete mejorar la calidad de las llamadas y la integración con aplicaciones que utilizan datos y voz al mismo tiempo. Según el operador, estas son las primeras pruebas en América Latina.

TIM afirma que el servicio estará disponible para los clientes de Brasil este año, luego de la implementación de la red 5G.

Actualmente, el operador ya ofrece VoLTE, sobre la red 4G, a más de 30 millones de clientes. Con la quinta generación, VoNR permitirá un mejor servicio, “incluyendo el uso de videoconferencias y aplicaciones relacionadas con la Realidad Virtual y Aumentada, siempre en 5G, potenciando los servicios de valor añadido”, garantiza la compañía.

“Queremos ofrecer una experiencia completa, de extremo a extremo, con la mejor y más avanzada red 5G del país”, dice Marco Di Costanzo, director de Redes de TIM Brasil.

Esta es otra de las pruebas de la empresa para la implementación del 5G en el país. El año pasado, TIM realizó un proyecto piloto para la industria automotriz y la agroindustria, por ejemplo.

VoNR en el mundo

Un informe de GSA (Global mobile Suppliers Association) publicado en octubre muestra que 16 operadores de todo el mundo han anunciado inversiones en VoNR, principalmente en países donde ya se están implementando o en funcionamiento redes 5G independientes.

La GSA también ha identificado 42 dispositivos 5G que admiten VoNR, con al menos 25 comercializados. “Ya existe una base sólida de conjuntos de chips compatibles y un número creciente de dispositivos capaces de admitir servicios de VoNR. Claramente estamos en el comienzo de la historia de VoNR”, garantiza la asociación.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

SINTTIA pide intervención de la OIT, el INE y observadores internacionales para votación en General Motors

Tras señalar que la contienda sindical para representar a los más de 6,000 trabajadores de de General Motors, en la planta de Silao, es inequitativa, bajo acoso laboral y con la presencia de dos sindicatos pertenecientes a viejas estructuras dentro de la CTM y CROC, la secretaria general del Sindicato Independiente de Trabajadores y Trabajadoras de la Industria Automotriz (SINTTIA), Alejandra Morales, demandó la presencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), del Instituto Nacional Electoral (INE) y de observadores de Canadá y Estados Unidos, para que se “garanticen las elecciones transparentes y libres”.

En conferencia de prensa, luego de que el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL) diera a conocer las fechas en la que, tres sindicatos, se disputarán la titularidad del contrato colectivo de trabajo el 1 y 2 de febrero; Morales explicó en las últimas semanas internamente se ha vivido “acoso laboral y malas prácticas de los sindicatos contendientes”, por los que demandan mayores garantías, pues incluso este nuevo proceso podría terminar en una nueva queja en el marco del T-MEC.

“El SINTTIA, continuará presentando las denuncias por la denegación de la libertad sindical por parte de la empresa y la violencia que ejerce a través de los representantes de la CTM ante la Unidad del T-MEC correspondiente”, enfatizó.

En ese sentido, presentó siete puntos a las autoridades labores, con el fin de que se desarrolle una jornada de votación apegada a la libertad sindical:

  • Dado que el periodo de votación que ahora se fijó es considerablemente más corto la empresa deberá dar las facilidades de transporte. 
  • Que la Secretaría del Trabajo invite nuevamente a como observadores en la Consulta, a la OIT y el Instituto Nacional Electoral. 
  • Que vigilen el proceso desde antes de las votaciones.
  • Se autorice la presencia de observadores más allá de esas instancias, para que organizaciones sociales y civiles interesadas, nacionales e internacionales, puedan ser vigilantes de manera independiente.
  • Se entregue de manera inmediata, copia del padrón confiable que se usará en la votación.
  • La empresa deberá brindar a los representantes del SINTTIA registrados ante el CFCRL el tiempo necesario para que cumplan con sus funciones en las mesas de votación, sin condicionarlo a sus obligaciones laborales, ni afectación a sus salarios y prestaciones.
  • Seguridad pública al interior de la planta durante la votación, así como en sus alrededores.

Destacó que “lo que nosotros estamos buscando es que la empresa se vea obligada a respetar a que los trabajadores puedan ejercer libremente el voto porque sentimos que el Centro de Conciliación está siendo un poco imparcial en la protección de lo que quiere la empresa. Estamos preocupados, esperemos que no sea así, por eso estamos haciendo el planteamiento y convocando a los compañeros a votar”.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Piden valets parkings se regularice su actividad ante explotación laboral

Con jornadas laborales de hasta más de 12 horas y salarios “a medias” o atrasados y en ocasiones sin descanso trabajan personas encargadas de estacionar vehículos –llamados valets parkings– en restaurantes y plazas comerciales de la capital.

De acuerdo con entrevistados en las alcaldías Iztapalapa, Cuauhtémoc y Benito Juárez, quienes pidieron el anonimato por temor a represalias, la gran mayoría de las empresas del ramo abusan del empleado, ya que los salarios, que suelen ser por día o quincenales, se pagan de manera parcial o no se cumple con el que se acuerda, con la excusa de que “no hubo suficientes entradas de autos o que se los repondrán posteriormente, cuando el pago debería ser independiente”.

En otros casos, como en taquerías de la colonia Letrán Valle, hay quienes perciben un sueldo quincenal de mil 300 pesos más comisiones que van de 15 pesos por cada auto que entra y “por el momento no se tiene ningún día de descanso, debido a que no hay personal”.

A eso se suma que se trabaje sin tener Seguro Social y los gastos por cualquier enfermedad sean cubiertos por el trabajador, y en caso de que requiera ausentarse de sus labores, sea el menor tiempo posible, pues “si no trabajan no generan”, comentó un empleado de una plaza comercial en Iztapalapa, aunque hay empresas que sí brindan esta prestación, después de tener un determinado tiempo en la empresa.

Mencionaron, además, que el tema de la inseguridad ha pegado también a este sector; por ejemplo en restaurantes de la colonia Roma, donde han sufrido asaltos de forma recurrente.

En la misma zona, en algunos establecimientos el salario es de 200 pesos diarios además de las propinas, “lo que nos hace fuertes”, y en días buenos se pueden ganar 300 o 350 pesos en jornadas de 12 horas.

Refirieron que la mala imagen que se tiene de su trabajo se debe a la falta de regularización de su labor, pues para obtener el empleo, en la mayoría de los casos sólo se pide licencia de conducir vigente, credencial para votar, comprobante de domicilio y el trabajo es apalabrado, “por eso no hay un control y hay personas que abusan de la confianza de los clientes”.

Ante ello, coincidieron en que se debe regularizar dicho servicio y el empleo se dé por medio de contratos para que de esa manera el trabajador tenga responsabilidad y seguridad.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

Ganan menos en reparto con apps

Desde inicios de diciembre y en lo que va de enero, los repartidores que trabajan con apps como Uber Eats, Rappi y DiDi Food han tenido una reducción en sus ganancias en cada entrega que hacen. Señalan que ello coincide con el “aprovechamiento” de 2 por ciento sobre las ventas totales de las plataformas que el Código Fiscal 2022 establece.

Desde diciembre bajó (el pago) por los impuestos, por la parte de que ya nos van a empezar a cobrar el 2 por ciento”, de acuerdo con Paola Ángel, líder de #NiUnaRepartidoraMenos.

Saúl Gómez, líder de #NiUnRepartidorMenos, coincidió en que desde inicios del mes pasado “los compañeros percibían una reducción en el pago. Antes ganábamos en promedio 20 pesos por pedido, luego fue menos y para enero ha bajado a 17, 18 pesos por pedido”.

Paola agregó que el pago por entrega “ha bajado hasta a 17 pesos, e incluso a 14 pesos; luego hay compañeros a los que les hacen pedidos dobles, es decir, dos pedidos al mismo tiempo, y les pagan 14 pesos por los dos, entonces sólo les pagan 7 pesos por cada pedido”.

Además, aunado al hecho de que los repartidores no son reconocidos como empleados de las apps, debe agregarse que ellos sí tienen que pagar impuestos.

En una de las entregas de ayer me pagaron 21.86 pesos, pero a eso hay que quitarle el 8 por ciento del IVA y el 2.8 por ciento del ISR”, explicó un repartidor que trabaja con Didi Food, quien pidió omitir su nombre.

Consultada al respecto, DiDi Food señaló que, “en promedio, dependiendo la ciudad en donde el repartidor haga las entregas, la ganancia es de $30 a $50 pesos por pedido completado”, sin embargo, aceptó que “en las últimas dos semanas el 80% de las ganancias por pedido han fluctuado entre $19 y $35 pesos” para los repartidores.

Por su parte, en Uber Eats rechazaron que la disminución responda al aprovechamiento impuesto en la actualización del Código Fiscal.

Respecto al impuesto del 2% sobre las ventas totales de las plataformas que entregan en la Ciudad de México, no se descuenta ningún monto de las ganancias de socio repartidor y esto no cambiará”, dijo María Fernanda Reséndiz, gerente de comunicación en Uber.

De acuerdo con un repartidor que trabaja con Didi Food, “si haces 10 viajes, llevas 250 pesos (25 en promedio) o menos, y es peor si andas en bici. Sólo los de motocicleta, si superan los 7 kilómetros, son a los que les pagan 35 pesos”.

De acuerdo con Saúl Gómez, líder de #NiUnRepartidorMenos, en la Ciudad de México hay alrededor de 900 mil repartidores, cifra que obtuvo después de consultar padrones de organizaciones independientes del ramo.

En marzo pasado, al hablar de la precariedad laboral de este sector, el secretario de Movilidad, Andrés Lajous, ya había señalado “que la base principal del número de personas que vemos en bicicleta es el reparto, hay un incremento gigantesco del reparto”.

No se les está tratando como trabajadores, sino como usuarios”

La doctora María Xelhuantzi López, académica de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, señala que “a un trabajador no se le pueden mermar sus percepciones, eso no es legal. Tendría que intervenir la Procuraduría de la Defensa del Trabajo.

El problema de fondo es que las empresas no reconocen a los repartidores como trabajadores; al no existir una relación laboral formal la Procuraduría no puede intervenir”.

Por ello la especialista consideró que “se está dejando a una generación muy importante de trabajadores fuera de la posibilidad de acceder a derechos y prestaciones.

La autoridad debe reflexionar sobre estos nuevos segmentos de trabajadores, sobre todo jóvenes, a los que no se les está tratando como trabajadores, sino como usuarios”.

La académica sentenció que es urgente una reforma a las plataformas, en la que se reconozca a los repartidores como trabajadores a los que no se les pueden reducir las percepciones y a los que se les garanticen sus derechos.

Lo único que nos está alivianando son las propinas que  pagan los clientes”, concluyó Saúl.

CON INFORMACIÓN VÍA EXCÉLSIOR

“Yo tengo mi equipo y pago mis servicios”: Claroscuros de la reforma de home office

“Me dijeron que no”, así le contestaron a Sandra González cuando preguntó si le darían las herramientas para trabajar desde casa. Sandra cumplió ya seis meses laborando de manera remota en turnos de 12 horas en el área de soporte técnico de una empresa dedicada a la venta de GPS.

Durante su proceso de reclutamiento le comentaron que la posición sería remota. Sandra cuestionó si le darían las prestaciones que marca la reforma de teletrabajo, pero la respuesta de la empresa fue negativa. “Yo tengo mi equipo y pago mis servicios”, comparte Sandra. De acuerdo con una encuesta de OCC Mundial, el 73% de las personas que trabaja de manera remota no tiene acceso a los derechos que marca la Ley Federal del Trabajo (LFT).

La reforma de teletrabajo entró en vigor en enero del 2021 y estableció que las nuevas disposiciones son aplicables cuando un trabajador labora más del 40% de su jornada laboral semanal en un domicilio distinto al centro de trabajo. En ese mismo mes, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) fijó una postura en la que aseguró que la regulación no podía ser aplicable en un contexto como la pandemia en el que el teletrabajo es una respuesta a las restricciones por la emergencia sanitaria.

Un año después, el escenario no es el mismo y los semáforos epidemiológicos permiten el retorno de trabajadores a las actividades presenciales. Especialistas coinciden en que ante este panorama, ya no es viable justificar el incumplimiento de la reforma por la pandemia, pues la continuidad del teletrabajo ya se percibe como una decisión de cada organización.

Jimena Sánchez, socia de la firma D&M Abogados, opina que la pandemia nunca fue motivo suficiente para no aplicar los cambios. “El teletrabajo no dejó de ser teletrabajo por un tema de contingencia. Entonces, si tú cumples con todos los supuestos que marca la reforma, es decir, que representa más del 40% de tu horario y que es a través del uso de tecnologías de la información, es teletrabajo independientemente del motivo”.

Para Carlos Ferran Martínez, socio director de la firma Ferran Martínez Abogados, aunque aún existe un choque de interpretaciones en torno a la vigencia de la reforma en el contexto de la pandemia, la realidad es que el mercado se encuentra en el momento idóneo de realizar las modificaciones de los contratos de los teletrabajadores.

“Ahorita ya empieza a ser pertinente la discusión de quiénes van a quedarse laborando en teletrabajo. En definitiva, hay una recuperación de la movilidad, de la actividad económica, muchas empresas regresando escalonadamente o en su totalidad, y otras que no tienen la intención de regresar y aquí la pregunta y el análisis que debe hacerse es cuánto de mi personal va a quedarse trabajando en la modalidad de teletrabajo”, apunta el especialista.

Según la encuesta de OCC Mundial, sólo el 27% del universo sujeto a las nuevas reglas de teletrabajo ha firmado una modificación a sus condiciones contractuales para dar certeza a la modalidad. Pero únicamente el 26% de quienes hacen home office recibió equipo y material para trabajar desde casa, el resto —al igual que los que mantienen su relación contractual sin cambios— sigue asumiendo los costos del teletrabajo, como Sandra.

Para Manuel Fuentes Muñiz, profesor investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), el reto de la implementación del teletrabajo no sólo radica en modificar las relaciones contractuales, sino en garantizar el cumplimiento de las nuevas disposiciones, lo cual no ha ocurrido entre quienes ya han firmado los cambios en sus contratos.

“Lo que han hecho algunas empresas es que en donde tienen teletrabajo, establecen que la modalidad no rebasa el 40% del tiempo para evadir cualquier responsabilidad que derive de ello, como pagar la luz, el internet o las herramientas que deben darle a los trabajadores”, afirma el abogado laboralista.

Modelo laboral 3-2-2

De acuerdo con una investigación de la firma Talent Solutions de ManpowerGroup y Everest, el modelo 3-2-2 (tres días de oficina, dos días en casa y dos días de descanso) es el que está predominando entre los esquemas híbridos que están adoptando las empresas. Pero en una jornada semanal de cinco días, laborar dos desde casa implica no rebasar el 40% del tiempo que marca la LFT.

“Hay una arquitectura legal para evadir el cumplimiento de la reforma de teletrabajo”, subraya Manuel Fuentes. Con este formato, apunta el especialista, se diluyen los objetivos de la regulación del teletrabajo como garantizar el equipamiento de los trabajadores, la seguridad y salud, y que la jornada no exceda el límite legal.

Desde la perspectiva de Jimena Sánchez, el modelo 3-2-2 es una vía legal para mantener la flexibilidad laboral, otorgando el beneficio del trabajo remoto, pero sin caer en el supuesto que establece la Ley Federal del Trabajo.

“Si nosotros trabajamos desde nuestra casa dos días y tres días vamos a la oficina, no estamos en la figura del teletrabajo porque no representa más del 40 por ciento. Aún con ese esquema híbrido, los patrones estarían exentos del pago de los gastos, de asignar las herramientas de trabajo”, explica la especialista.

Este es sólo un ejemplo, coinciden los especialista, de que tras un año de aplicación de la reforma de teletrabajo, hay varias lagunas legales que deben revisarse.

Delta y Ómicron propician nueva recaída en la recuperación del mercado laboral

Las nuevas olas de la pandemia de Covid-19 han puesto en jaque la recuperación del mercado laboral a nivel global, el cual se espera que regrese a sus niveles prepandemia recién hasta el 2024, advirtió la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

De acuerdo con el informe Perspectivas sociales y del empleo en el mundo: Tendencias 2022, a dos años de la pandemia, las condiciones para el empleo se mantienen inestables, lo que no permite proyectar una recuperación sólida en el corto plazo.

El organismo estima que este año se perderá el equivalente a 52 millones de puestos de trabajo de tiempo completo a nivel global, el doble de lo considerado en el reporte anterior. En tanto, la proyección para la tasa de desempleo es de 5.9%, 0.5 puntos por arriba de lo registrado en 2019.

“En cierta medida, la rebaja de las previsiones para 2022 refleja el efecto que las variantes recientes del virus de la Covid-19, como Delta y Ómicron, está teniendo en el mundo del trabajo, así como la significativa incertidumbre respecto del curso futuro de la pandemia”, se destaca en el reporte.

Las mujeres han sido las más afectadas por el desempleo, en un “impacto desproporcionado” que se mantendrá en los próximos años, cuya tasa de participación laboral se estima que será de 43.8% en 2022, 1.4 puntos porcentuales por debajo de lo registrado en 2019.

Otra secuela quedará entre quienes actualmente se preparan a nivel profesional debido al cierre de centros educativos por la contingencia. Esto, advierte el organismo, generará consecuencias a largo plazo en el empleo y la continuidad de la educación, así como en la formación de las personas jóvenes, en especial de aquéllos con acceso limitado o nulo al aprendizaje en línea.

“Tras dos años de crisis, la perspectiva sigue siendo frágil y la vía hacia la recuperación es lenta e incierta”, destacó Guy Ryder, director general de la OIT. “Ya estamos observando daños potencialmente duraderos en el mercado de trabajo, junto con un preocupante aumento de la pobreza y la desigualdad. En muchos casos, los trabajadores se están viendo obligados a cambiar a un tipo diferente de trabajo, por ejemplo, en respuesta a la prolongada caída de los viajes y el turismo internacional.”

Ante este contexto, la OIT proyecta que el desempleo se mantendrá hasta 2023 por encima de los niveles anteriores a los de la emergencia sanitaria por el nuevo coronavirus, “como mínimo”. Y además reconoce que estas proyecciones se podrían quedar cortas ante la realidad del mercado, ya que muchas personas han salido de la fuerza laboral hacia la inactividad en los últimos años, lo que no se refleja directamente en las tasas de desocupación.

“No puede haber una verdadera recuperación de esta pandemia sin una amplia recuperación del mercado del trabajo. Y, para ser sostenible, esta recuperación debe basarse en los principios de trabajo decente, con inclusión de salud y seguridad, igualdad, protección social y diálogo social”, expresó Guy Ryder.

Esta situación se espera que se extienda hasta 2023 en todas las regiones del mundo y que el mayor rezago se observe en América Latina y el Caribe y en Asia Sudoriental. Europa, por su parte, sería la que más pronto regresaría a sus niveles de ocupación prepandemia. En suma, se estima que el próximo año se perderá el equivalente a 27 millones de empleos de tiempo completo.

“Las perspectivas del mercado de trabajo mundial se han deteriorado desde las últimas proyecciones de la OIT; es probable que en los próximos años siga siendo difícil para gran parte del mundo volver al rendimiento previo a la pandemia”, se puntualiza en el documento.

En el recuento de las afectaciones laborales por la Covid-19 a nivel global, el año de mayor impacto fue en 2020 debido al cierre masivo de actividades económicas no esenciales para frenar los contagios, espacio en el que se perdieron 258 millones de empleos de tiempo completo; en 2021 esta merma fue de 125 millones de plazas.