El IFT responde al gobierno federal de México: dice que su desaparición implicaría modificar el T-MEC y la Constitución

Luego de las declaraciones del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sobre su intención de desaparecer varios organismos autónomos, entre ellos el Instituto Federal de Telecomunicaciones, el IFT ha respondido con un extenso comunicado en el que resume algunos de los resultados que ha obtenido en los últimos siete años, y asegura que su desaparición debilitaría la democracia del país, e implicaría reformas a la Constitución y al Tratado de Libre Comercio de América del Norte en donde se establece que el instituto de telecomunicaciones debe ser desconcentrado del gobierno.

Para el IFT, es indispensable que el encargado de garantizar el acceso a Internet sea un órgano autónomo pues se trata de un derecho fundamental que a la vez facilita otros como la salud, educación, libertad de expresión, derecho a la información, y derechos políticos y de asociación. “Las telecomunicaciones y la radiofusión son pilares para la recuperación económica en la actual crisis sanitaria” dice también el IFT; por tanto, un cambio en las reglas implicaría afectaciones al proceso de crecimiento y recuperación económica del país, según el instituto.

En la conferencia matutina del gobierno federal hace un par de días, el presidente acusó a los comisionados del IFT de tener relaciones muy cercanas con los agentes preponderantes como Telcel, y cuestionó su eficacia toda vez que los agentes preponderantes siguen existiendo.

Los resultados del IFT

El IFT fue creado hace siete años, y entre sus características fundamentales está el que sea un órgano desconcentrado, con total autonomía de operación, “lo que le ha permitido no solo trascender gobiernos o presiones de agentes económicos, sino generar beneficios puntuales para toda la población” según se lee en el comunicado.

El IFT además ha tenido una tendencia a la baja en el presupuesto que se le ha otorgado año con año. Según el instituto, la tasa es del 38.2% durante el periodo de 2014 a 2020. Este año ejercerá 1,510 millones de pesos, pero por cobro de uso de frecuencias ingresó de enero a septiembre de 2020 más de 23,000 millones de pesos. Otros resultados que el instituto expone es la disminución del costo de servicios móviles en un 43.9% de 2013 a 2020 y la triplicación de la penetración de banda ancha móvil en el mismo periodo de siete años.

Además, el IFT ha contribuido a la apertura de una nueva cadena nacional de televisión, la ampliación de la cobertura con redes 4G que ahora llega a zonas donde vive el 90.8% de la población y el apagón analógico. Recientemente además dictó las nuevas medidas para el agente preponderante, como parte de una revisión que se hace cada dos años.

El IFT hizo un llamado a tener un “diálogo abierto” y dijo que está abierto a que se haga un análisis “serio” sobre la labor del órgano, uno en el que, pide, se haga un reconocimiento de los resultados y se identifiquen también tareas que deban mejorarse. El IFT no hace en el comunicado referencia alguna a las acusaciones que el presidente hizo directamente sobre los comisionados.

El presidente López Obrador dijo que su propuesta la presentará a las secretarias del gobierno federal el próximo lunes, para ir avanzando en una reforma que debe pasar por el Congreso.

Con información vía Xataca.com

SCT cambiará de nombre a Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) se llamará Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes, informó Jorge Arganis Díaz-Leal, titular de la dependencia.

“El cambio de nombre no afectará los objetivos y funciones asignadas a la dependencia y mucho menos las tareas que tiene encomendadas el Instituto Mexicano del Transporte“, indicó el funcionario.

En un comunicado, la dependencia a dio conocer la toma de posesión de Carlos Alfonso Lara Esparza como director general del Instituto Mexicano del Transporte (IMT).

En la toma de posesión, Arganis Díaz-Leal dijo que el compromiso es relanzar los servicios tecnológicos y promover intensamente las aplicaciones prácticas en los sectores público y privado, ampliando los horizontes del IMT.

Con información de El universal

Sindicato de telefonistas avala transformar al IFT

El Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) coincidió con la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien planteó que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) sea absorbido por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

La organización sindical señaló a través de un desplegado que la legislación actual y el regulador cooptado por una “concepción neoliberal” alineada a los intereses de televisoras y operadores transnacionales no favorece la mejora de la infraestructura en telecomunicaciones necesaria para la inclusión digital y para enfrentar la pandemia.

“Por ello, coincidimos plenamente con el planteamiento del presidente Andrés Manuel López Obrador y consideramos que su propuesta para transformar al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) es la mejor manera para evitar dispendios y generar las condiciones necesarias para incentivar el crecimiento del sector con la participación de todos los concesionarios”, expuso.

El sindicato destacó que se debe fortalecer la infraestructura en telecomunicaciones para superar la pandemia y recuperar el dinamismo de la economía.

“Para lograrlo es necesario tener una política de Estado donde todas las empresas del sector asuman sus responsabilidades para modernizar las telecomunicaciones y lograr la inclusión digital en todo el país”, puntualizó.

Agregó que es necesaria una política de Estado relacionada con las telecomunicaciones, así como la modificación del modelo de regulación y estructura del instituto que se logrará a través de un proyecto de reforma constitucional.

Lo anterior, “para conformar un nuevo regulador como punto de partida de una nueva ley de telecomunicaciones, una Agenda Digital y un Plan Nacional de Banda Ancha que promuevan la inversión, la modernización del sector, la generación de empleos de calidad y la conectividad universal”, agregó el STRM.

Para el sindicato, las políticas regulatorias del IFT buscan generar condiciones de competencia que favorecen a algunas empresas sin contemplar la función social de los servicios ni las necesidades del desarrollo nacional.

“Las políticas del IFT han dado lugar a un modelo de competencia depredador para beneficio de la principal televisora y algunas compañías transnacionales”.

Lo anterior queda de manifiesto porq

ue esas empresas sólo tienen presencia en las principales zonas urbanas y en los sectores de mayores ingresos, y dejan sin cobertura a zonas rurales y alejadas, afirmó la organización.

“Consideramos valiosa y atendible la postura del titular del Ejecutivo relativa a la transformación del IFT a fin de que su funcionamiento sea compatible con las necesidades y realidad económica del país”, manifestó.

Con información de El Universal

Sin acceso a internet, 22% de usuarios de celular, indica IFT

En México, 22% de los usuarios de telefonía móvil no tiene acceso a datos móviles, mientras que en zonas rurales la proporción aumenta a 33%, de acuerdo con el Reporte sobre perfiles de consumo de datos móviles, un análisis de la demanda de los usuarios y la oferta disponible del servicio de telefonía móvil 2019.

El análisis, realizado por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), encontró que entre los usuarios de telefonía celular que carecen de acceso a la red, 91% tiene contratado el servicio en prepago o recargas, que son de 66 pesos en promedio, con abonos que realizan alrededor de cada 20 días.

Del porcentaje de encuestados que cuentan con servicio de prepago y no se conectan a internet, 73% es cliente de Telcel, 18% de Movistar y 5% de AT&T. Además, 7% dijo tener contrato en pospago o plan con una renta mensual promedio de 229 pesos, informó el regulador en un comunicado.

Entre las principales razones mencionadas por los usuarios que dijeron no acceder a internet móvil están “porque no le interesa o no lo necesita” (31%), “no sabe utilizar internet” (23%) y “porque tiene un celular obsoleto” (17%). Además, 13% mencionó que no tiene acceso a la red desde su celular porque el precio del aparato es elevado, 4% dijo que no hay internet donde vive, 2% comentó que no ha tenido tiempo de ver el teléfono móvil y 3% no sabe o no respondió.

Los usuarios con un consumo bajo de internet móvil equivalen a 24% de los encuestados, “de éstos, 85% tiene contratado su servicio bajo la modalidad prepago y en promedio recarga 88 pesos con una frecuencia promedio de 21 días; 14% mencionó tener contratado el servicio bajo la modalidad pospago”, informó el IFT.

Con información vía El Universal

Internet de fibra óptica, la tecnología lejos de ser una realidad en México

Aunque en los últimos años los accesos a internet por fibra óptica crecieron de manera acelerada, la oferta de servicio de banda ancha fija a través de esta tecnología apenas alcanza un 24.5% del total de conexiones fijas en México.

Las cifras más recientes del Banco de Información de Telecomunicaciones (BIT) del IFT de finales de 2019 revelan que en el país, esta tecnología ocupa la tercera posición en el mercado local después del cable coaxial y del cable DSL.

Esto, podría deberse en principio a la falta de inversión de algunos operadores de telecomunicaciones y a la regulación asimétrica aplicada a América Móvil en su calidad de agente preponderante, comentó Jorge Bravo, director general de Digital, Policy & Law.

No existen incentivos para que se hagan despliegues de fibra óptica, ya que eso supondría una invitación a que el agente preponderante comparta su red con sus competidores

En un escenario así, los competidores llegarían con sus propias acometidas a la ultima milla beneficiándose de la infraestructura de Telmex, aseguró Bravo.

Hace apenas un par de años, el mercado de servicios fijos se reconfiguró luego de que Axtel vendiera su negocio de fibra óptica al hogar, primero una parte a Televisa y, posteriormente, otra parte a Megacable.

Al cierre de 2019, según los datos del BIT, América Móvil (a través de Telmex y Telnor) no domina los mercados de Sonora, Sinaloa, Querétaro, Nuevo León, Michoacán, Durango y Colima en el servicio de internet.

¿Una solución?

Para Bravo, la resolución de esta falta de inversión cae en la cancha regulatoria, pues, en su opinión, ésta tiene que ser un poco más flexible e inteligente.

El especialista considera que en aquellos mercados en donde hace falta competencia, es decir, en donde no hay varios jugadores, es en donde no debe compartirse la fibra, dado que es un mercado en donde regularmente un solo jugador el que está haciendo la inversión.

Por ello, considera que en ese caso el órgano regulador no debería exigir la compartición de fibra óptica, con el objetivo de incentivar que el resto de los jugadores inviertan.

El IFT debería determinar competencia efectiva por mercados y por localidades para estimular la inversión en fibra óptica

Lo que viene

Para The Competitive Intelligence Unit (CIU), la senda del sector de las telecomunicaciones para 2021 se vislumbra positiva, ante la llegada de la vacuna contra el COVID-19 y favorables proyecciones de crecimiento de la actividad económica en México.

En un análisis reciente, la consultora especializada apunta que se espera un repunte significativo en el sector, que incluso podría superar el crecimiento registrado durante 2019 (4.2%).

El principal factor de impulso de crecimiento sería la redinamización de la actividad económica y consecuentemente, la mayor capacidad de compra por parte de los usuarios mexicanos

En opinión de The CIU, la aceleración en la digitalización social generada por la crisis pandémica detonará el consumo de servicios de conectividad.

Con información vía DPL News

PERSPECTIVA: Acuérdense de conectar a los indígenas

Terminé de leer Cuando Moctezuma conoció a Cortés, de Matthew Restall (Taurus, 2019). El libro cuyo subtítulo es “La verdad del encuentro que cambió la historia”, recalca con crudeza lo que ya se sabe pero siempre se minimiza: pueblos enteros de indígenas fueron masacrados, quienes sobrevivieron fueron esclavizados y las mujeres fueron forzadas a la servidumbre sexual por los conquistadores. El 8 de noviembre de 2019 se recordarán 500 años de ese encuentro. A cinco siglos de distancia los pueblos originarios siguen siendo los damnificados de la traumática historia de México, ahora en derechos digitales, de conectividad y acceso a los servicios de telecomunicaciones.

El 9 de agosto fue el Día Internacional de los Pueblos Indígenas. En México, la población indígena es de 11.1 millones de personas (9.9% de la población del país), la cual cuenta con 88% de cobertura móvil en al menos una tecnología (2G, 3G o 4G). Este porcentaje es 11% superior al 77% de cobertura en 2017, según los diagnósticos de Cobertura del Servicio Móvil en los Pueblos Indígenas del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI).

Un dato más preciso señala que 82% del total de las localidades con presencia de población indígena cuenta con cobertura móvil 3G; pero sólo 40% de esas localidades tiene acceso a redes 4G. Si bien existe cobertura móvil, no significa que los indígenas estén suscritos o tengan acceso efectivo al servicio y sus beneficios. Además, carecer de redes 4G implica no tener Internet veloz ni acceso a aplicaciones, contenidos y servicios relevantes para sus comunidades.

Según el Consejo Nacional de Población (Conapo), 53.9% de las viviendas donde el jefe o jefa es hablante de lengua indígena cuenta con teléfono fijo o celular. Por cierto, es un mito que las viviendas de indígenas no tienen electricidad, pues 98% de ellas cuenta con el servicio.

Estas cifras indican que los operadores de telecomunicaciones han hecho su trabajo al desplegar e instalar redes en pueblos y comunidades indígenas. Pero falta el acceso efectivo a Tecnologías de la Información y la Comunicación como smartphones, a servicios de voz y datos, a redes Wi-Fi terrestres y satelitales, a programas de alfabetización digital y a servicios digitales de educación, salud, gobierno electrónico y proyectos de emprendimiento comunitario impulsados por las TIC.

Por eso llama la atención la demagogia de las instituciones en estudios que abordan el elemento indígena. El diagnóstico del IFT-INPI reconoce la “riqueza histórica y cultural que da sentido de pertenencia e identidad a la Nación”. Otros documentos de instancias nacionales e internacionales expresan ideas semejantes, pero las acciones han sido muy lentas para que los indígenas salgan de la pobreza y se sumen al desarrollo y la economía nacionales, que hoy tienen a Internet como su habilitador.

El reciente Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2018 del Coneval revela que 71.9% de la población indígena (8.3 millones de personas) se encontraban en situación de pobreza hasta 2016. Además, 85.1% de las mujeres indígenas en zonas rurales se encuentran en esa situación, así como 56.5% de jóvenes indígenas (12-29 años) en zonas rurales y 40.6% en zonas urbanas.

En cuanto a carencias sociales, 31.6% de la población indígena tiene rezago educativo, 15.1% no tiene acceso a servicios de salud y 77.6% carece de seguridad social. Además, 23.2% de los hablantes de lenguas indígenas son analfabetas; este porcentaje se eleva a 29.5% si son mujeres. ¿Por qué no utilizar las TIC para aliviar esos rezagos?

El Coneval recomienda “implementar políticas públicas dirigidas a los pueblos indígenas que contribuyan a mejorar sus capacidades para que compitan en el mercado laboral y así, además de impulsar el empleo de calidad, puedan acceder a la seguridad social”.

En materia de salud, el Coneval refiere: “implementar y escalar esquemas de atención que permitan reducir los obstáculos en el acceso a los servicios médicos con el objetivo de disminuir los rezagos en la satisfacción del derecho a la salud. Estos esquemas pueden considerar (…) tecnología de apoyo para el desarrollo de telemedicina”. ¿Por qué los “estrategas y planificadores digitales” no atienden las recomendaciones del Coneval?

Coincide que los estados con más pobreza, que a su vez tienen mayor población indígena, son los menos conectados. Oaxaca y Chiapas tienen un porcentaje de pobreza de 70.4 y 77.1%, su porcentaje de población indígena es de 65.7 y 36.1%, el de hablantes de lenguas indígenas de 32.2 y 27.9% y la penetración de telefonía móvil de apenas 70 y 65%, respectivamente.

El INPI cuenta con un Programa de Infraestructura Básica para la Atención de los Pueblos Indígenas. El objetivo es que “los habitantes de las localidades indígenas elegibles superen el aislamiento y dispongan de bienes y servicios básicos, mediante la construcción de obras de infraestructura básica en materia de comunicación terrestre, electrificación, agua potable y saneamiento”.

El INPI podría modificar las bases del programa y firmar acuerdos interinstitucionales para incorporar las telecomunicaciones móviles y de banda ancha como infraestructura básica. ¿Qué mejor servicio que las comunicaciones inalámbricas y el Internet móvil para superar el aislamiento? No sólo para la vida cotidiana, también para situaciones de emergencia y desastres naturales.

Los indígenas han demostrado habilidades innatas que no justifican su aislamiento y discriminación. Por ejemplo, son culturas orales; este simple hecho podría suponer que el tráfico de voz se incremente en dichas comunidades. La proliferación de teléfonos celulares en Finlandia hizo que sociedades tradicionalmente silenciosas se soltaran a hablar. En México, 7.3 millones de personas de tres años o más son hablantes de alguna lengua indígena, o sea, 6.5% de la población. Lo interesante es que de ese total, 7.1 millones también habla español, es decir, 81% de los indígenas son bilingües y otro tanto trilingües cuando emigran a Estados Unidos. Además son creativos y emprendedores, aunque actualmente sus negocios sean de supervivencia.

500 años de pisotear los derechos de quienes eran los legítimos dueños de estas tierras hoy mexicanas ya es más que suficiente. Desde 2013 además tienen el derecho de acceso a las TIC y la banda ancha. ¿También les vamos a arrebatar ese derecho?

Con información de Jorge Bravo vía El Economista

Cientos de empleados de Google forman un sindicato de trabajadores en EU

El 1 de noviembre de 2018, a las 11:10 a.m., unos 20.000 empleados de Google, junto con empleados de Waymo, Verily y otras empresas de Alphabet, dejaron de trabajar y abandonaron el trabajo en ciudades de todo el mundo.

Las personas que hablaron en las protestas de esa mañana relataron sus propias experiencias de acoso y discriminación en la empresa. En San Francisco, una mujer sostuvo un letrero en el que se leía: “Informé y él fue ascendido”. Otros leen: “Feliz de dejar de fumar por $90 millones, no se requiere acoso sexual” y “Los lugares de trabajo injustos crean plataformas injustas”.

Los trabajadores organizados en la empresa obligaron a los ejecutivos a abandonar Project Maven, el programa de inteligencia artificial de la compañía con el Pentágono, y el Proyecto Dragonfly, su plan para lanzar un motor de búsqueda censurado en China. Algunos de los subcontratistas de Alphabet ganaron un salario mínimo por hora de $15, licencia parental y seguro de salud después de una contratación de empleados. Y la práctica del arbitraje forzado para las reclamaciones de acoso sexual se puso fin después de la marcha de noviembre de 2018, aunque sólo para los empleados a tiempo completo, no para los contratistas. Unos meses más tarde, Google anunció que pondría fin al arbitraje forzado para los empleados para todas las reclamaciones.

A aquellos que son escépticos de los sindicatos o creen que las empresas tecnológicas son más innovadoras sin sindicatos, queremos señalar que estos y otros problemas más grandes persisten. La discriminación y el acoso continúan. Alphabet sigue reprimiendo a aquellos que se atreven a hablar y evitar que los trabajadores hablen sobre temas sensibles y de importancia pública, como la antimonopolio y el poder monopolístico. Para un puñado de ejecutivos ricos, esta discriminación y un entorno de trabajo poco ético están funcionando según lo previsto, a costa de los trabajadores con menos poder institucional, especialmente negros, marrones,, trans, discapacitados y mujeres trabajadoras. Cada vez que los trabajadores se organizan para exigir el cambio, los ejecutivos de Alphabet hacen promesas simbólicas, haciendo lo mínimo con la esperanza de aplacar a los trabajadores.

“Construimos Google. Esta no es la empresa para la que queremos trabajar.”

Un comunicado del nuevo grupo señala que “Somos los trabajadores que construyeron Alphabet. Escribimos código, limpiamos oficinas, servimos comida, conducimos autobuses, probamos autos autónomos y hacemos todo lo necesario para mantener este gigante funcionando. Nos unimos a Alphabet porque queríamos construir tecnología que mejorara el mundo. Una y otra vez, los líderes de la empresa han puesto los beneficios por delante de nuestras preocupaciones. Nos unimos (temps, proveedores, contratistas y empleados a tiempo completo) para crear una voz de trabajador unificada. Queremos que Alphabet sea una empresa donde los trabajadores tengan un poder significativo en las decisiones que nos afectan a nosotros y a las sociedades en las que vivimos.”

“Como miembros del sindicato, hemos creado una estructura de liderazgo y representación elegida con miembros que pagan cuotas. Nuestro sindicato estará abiertoa todos los trabajadores del alfabeto, independientemente de su clasificación. Aproximadamente la mitad de los trabajadores de Google son temporales, proveedores o contratistas. Se les paga salarios más bajos, reciben menos beneficios y tienen poca estabilidad laboral en comparación con los empleados a tiempo completo, a pesar de que a menudo hacen exactamente el mismo trabajo. “

“Todos en Alphabet, desde conductores de autobuses hasta programadores, desde vendedores hasta conserjes, desempeñan un papel fundamental en el desarrollo de nuestra tecnología. Pero en este momento, algunos ejecutivos ricos definen lo que la empresa produce y cómo se trata a sus trabajadores. Esta no es la compañía para la que queremos trabajar. Nos preocupamos profundamente por lo que construimos y para qué se utiliza. Somos responsables de la tecnología que traemos al mundo. Y reconocemos que sus implicaciones van mucho más allá de las paredes del alfabeto.”

“Nuestro sindicato trabajará para asegurar que los trabajadores sepan en qué están trabajando y puedan hacer su trabajo con un salario justo, sin temor a abusos, represalias o discriminación. Cuando Google salió a bolsa en 2004, dijo que sería una empresa que “hace cosas buenas por el mundo, incluso si renunciamos a algunas ganancias a corto plazo”. Su lema solía ser “No seas malvado”.

“Viviremos según ese lema. Alphabet es una empresa poderosa, responsable de vastas franjas de internet. Es utilizado por miles de millones de personas en todo el mundo. Tiene la responsabilidad de priorizar el bien público. Tiene la responsabilidad de sus miles de trabajadores y miles de millones de usuarios para hacer del mundo un lugar mejor. Como trabajadores de Alphabet, podemos ayudar a construir ese mundo.”

Con información vía NY Times (Traducción de la redacción)

La dinámica de los segmentos telecom en 2020

En este pandémico 2020, medido por el valor de sus ingresos, el sector de las telecomunicaciones en su conjunto decrecerá 1.1% en promedio, al alcanzar un monto absoluto de 493,600 millones de pesos, año en que la conectividad se convirtió en una suerte de vacuna. Esta dinámica se enmarca con la expectativa de caída de 9.0% del PIB, conforme a la “Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado” publicada recientemente por el Banco de México.

A pesar de la mayor demanda de conectividad y servicios digitales para el teletrabajo y la teleeducación, esta y otras industrias integrantes del aparato productivo nacional, han sufrido los estragos de la pandemia en términos de su contribución económica.

No obstante, este impacto contiene comportamientos marcadamente contrastantes entre sus segmentos integrantes, a decir: televisión de paga y servicios convergentes, telecomunicaciones móviles (voz y datos) y telecomunicaciones fijas (telefonía y banda ancha fija).

TV de Paga al Alza. El único segmento que registraría un desempeño positivo durante 2020 es el de la TV de paga, que comprende el conjunto de servicios convergentes provistos por los operadores tradicionales de cable, triple (video, telefonía e internet) y cuádruple play (+móvil), que conjuntamente crecerán en términos anuales 7.5% en términos de ingresos, con un monto de $113.2 mmp y una contribución de 22.9 de cada 100 pesos al agregado sectorial.

La creciente preferencia y demanda por la contratación de servicios empaquetados (internet, telefonía, TV de paga y/o plataformas de contenidos bajo demanda), especialmente a partir de la implementación del eTrabajo, la eEducación, eEntretenimiento, eCultura, eCommerce, etcétera, todo en el hogar, conjuntamente han impulsado la dinámica de ingresos de estos operadores.

Segmento Móvil en Números Rojos. Por primera vez en muchos años, el segmento móvil registraría una contracción de ingresos, en esta ocasión de 2.6% anual, al acumular $286.0 mmp durante el año. La dinámica de este componente explica en buena medida la disminución de los ingresos sectoriales al aportar 6 de cada 10 pesos (57.9%) del total.

Sin embargo, es previsible que este segmento resulte en el de mayor repunte al superar la drástica caída de -18.2% registrada durante el 2T-2020. Este mercado fue impactado por dos frentes: el primero, al tener lugar una crisis económica, la propensión a gastar en servicios móviles por parte de los mexicanos fue menor; y el segundo, al restringirse la movilidad y el acceso a espacios públicos, se redujo de manera importante el tráfico de voz y datos cursado desde las redes celulares.

Telecom Fijas en Racha Negativa. El segmento que durante 2020 continuó con su trayectoria a la baja, a pesar de la creciente necesidad y preferencia por contar con acceso a la banda ancha en el hogar fue el de las telecomunicaciones fijas.

La reducción del consumo de servicios de voz, así como el continuado proceso de ajuste de tarifas a la baja provocarían ingresos 5.7% inferiores a los de 2019, con un monto de $94.4 mmp, es decir 2 de cada 10 pesos que se generan en el sector.

En términos agregados, se proyecta una recuperación de la acostumbrada dinámica sectorial durante 2021, ante la llegada de la vacuna contra el coronavirus y las optimistas proyecciones de crecimiento de la actividad económica mexicana.

La redinamización en la demanda por servicios móviles, acompañada del impulso que registró la adopción de la conectividad por la crisis pandémica, causarán un repunte en los ingresos de todos los segmentos, con la expectativa de que superen la dinámica registrada en 2019.

Con información vía El Economista

Santos Laguna demanda a Disney: acusa daño a derechos de TV por venta de Fox Sports

Santos Laguna se enfrentará a un gigante en su demanda contra Walt Disney, alegando incumplimiento de contrato en una denuncia presentada en Los Ángeles.

El club sostiene que Disney le dejó pocas opciones para poder televisar sus partidos en México luego de que la compañía de entretenimiento decidiera vender activos de transmisión para adquirir 21st Century Fox.

Disney acordó liquidar los activos mexicanos de FSLA Holdings, subsidiaria de Fox, que incluyen los derechos de transmisión de los partidos de Santos, para evitar que reguladores locales bloqueen la compra de Fox, según la denuncia.

“Consideramos que las afirmaciones no tienen ningún fundamento y nos defenderemos enérgicamente de ellas”, contestó un portavoz de Disney.

Santos afirma que se enfrenta a la posibilidad de perder su contrato por completo o bien, de ser adquirido por una empresa que no le daría acceso a una audiencia similar en una ‘venta de liquidación’.

De acuerdo con el club, ESPN, la única cadena de televisión deportiva en México que se le asemeja en importancia, es propiedad de Disney y esta acordó con los reguladores no comprar activos mexicanos descargados por la compañía de entretenimiento, según la denuncia.

“No hay otras cadenas deportivas internacionales importantes en México más allá de ESPN y FSLA, por lo tanto no habría terceros equivalentes que pudieran hacerse cargo de los acuerdos de FSLA”, argumentó el club en su denuncia contra FSLA, ahora conocida como TFCF Holdings.

Santos dice que Disney, FSLA y el regulador de telecomunicaciones de México continúan excluyendo al club del proceso de desinversión a pesar de que su contrato con FSLA lo prohíbe específicamente.

La denuncia fue presentada el miércoles en el Tribunal Superior del condado de Los Ángeles. Santos busca compensación por sus daños y declaraciones de sus derechos.

Con información vía El Financiero

TENDENCIAS: Mexicanos revisan redes sociales cada 10 o 30 minutos

En México, 28% de los usuarios de internet fijo revisa sus redes sociales cada 10 o 30 minutos durante el día; y esta mención fue mayor entre los hombres, de acuerdo con la Tercera Encuesta 2020, Usuarios de Servicios de Telecomunicaciones del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Entre los usuarios de internet fijo, 46.5% de los encuestados mencionó que revisan sus redes sociales principalmente en la noche; en esta categoría la proporción también fue mayor entre los hombres.

Entre los usuarios de telefonía móvil, 26% de los encuestados dijo revisan sus redes sociales cada tres horas o más.

Las principales redes sociales que utilizan los usuarios son Facebook con 95% de los usuarios de internet fijo y 93% de los usuarios de telefonía móvil; WhatsApp/Skype con 75% de los usuarios de internet fijo y 93% de los usuarios de telefonía móvil.

En tercer lugar está Instagram con 40% de los usuarios de internet fijo y 36% de los usuarios de telefonía móvil.

Los mexicanos comparten principalmente memes o imágenes graciosas y videos en WhatsApp/Skype y Facebook
Mientras que, en Instagram y Snapchat publican principalmente fotos suyas o de amigos y familiares.

En el caso de Twitter publican principalmente videos, artículos, noticias y deportes.

Aunque 71% de los usuarios mencionaron que tienen una configuración privada de su perfil en redes sociales, el estudio identificó que se perciben algunos aspectos que les desagradan o les preocupan que van desde factores intrínsecos de la herramienta como información falsa, publicaciones obscenas, hasta los riesgos a los que están expuestos como ciberbullying, ciberacoso y extorsión, entre otros.

Asimismo, los usuarios que mencionaron que acceden a redes sociales principalmente a través del celular con 89% de las respuestas fueron mujeres.

Por otra parte, los participantes de la encuesta sienten que “sus datos y publicaciones están seguros porque en sus redes sociales solo tienen a conocidos y en algunos casos su perfil es privado”.

El perfil privado es predominante entre los usuarios de Instagram y Twitter.

Con información vía El Universal