PERSPECTIVAS_ Virtualización, la clave para hacer del 2022 el año del 5G

Es indudable que en los últimos años la digitalización ha avanzado a pasos agigantados alrededor del mundo. Con una transición masiva al trabajo y aprendizaje en línea, la conectividad se convirtió en una preocupación imperativa a nivel global; considerando que para 2020 se calculaba la existencia de más de 21 mil 500 millones de dispositivos conectados a nivel global, con una expectativa de que este número creciera un 90.7 por ciento para 2025, es totalmente comprensible que nos caigamos de las videollamadas una que otra vez.

Con cada vez más equipos, usuarios, aplicaciones y datos desenvolviéndose en el entorno digital, las redes necesitan modernizarse para poder cumplir con los requerimientos de la actualidad. Una de las estrategias más relevantes para evolucionar la conectividad recae en la migración a nuevos estándares de conectividad, siendo el 5G uno de los protocolos más conocidos.

Es decir, cuando hablamos de 5G nos referimos a una nueva generación de redes móviles basada primordialmente en tecnologías de nube, las cuales si bien empezaron pruebas de implementación en Latinoamérica hace más de cinco años, recién, en la década del 2020, empiezan a convertirse en algo plausible.

En México observamos dos hitos de despliegue en los últimos meses: la autorización del IFT, como un eje administrativo en la asignación y licitación de estos servicios, abriendo a subasta las concesiones dentro del espectro de 3450 a 3550 MHz, 2.5MHz, así como la Banda L (1500 MHz); y, por otro lado, los anuncios de los gigantes de las telecomunicaciones en el país para empezar a implementar estas tecnologías en su infraestructura.

Tales planes de acción plantean que, en el caso del proveedor mexicano, 90 por ciento de la cobertura contaría con este tipo de servicios para el cierre de 2022, es decir, más de 20 países, la mitad de los cuales forman parte de América Latina, representando la estrategia de 5G más grande a nivel regional. Para el carrier proveniente de Dallas, la estrategia se extenderá durante los próximos tres años, incluyendo la inauguración de un Laboratorio para pruebas y validaciones dentro de este ecosistema de red, orientado a generar nuevas y mejores experiencias para los clientes locales y de otros mercados emergentes.

Con esto en mente, observamos un agresivo plan de inversión por parte de dos de los proveedores de servicios de telecomunicaciones más grandes del mundo, pero ¿Por qué?

Más de uno ve en la tecnología 5G el futuro de las redes, con miras a que su adopción representé 14 por ciento de las conexiones móviles en la región, es decir, 67.9 millones de usuarios, más de la mitad de los cuales provendrían de México y Brasil.

Para lograr esto, la virtualización se vuelve un factor sustancial, partiendo de la naturaleza misma de las redes 5G: las soluciones de nube. Esto hace que, si bien la infraestructura física es primordial para su despliegue, los centros de datos, servidores y el software de gestión son el corazón de su operación, habilitando a esta generación de redes móviles, junto con el WiFi 6 y la conectividad por fibra óptica, como los estándares óptimos para la economía de datos.

Esto atiende las demandas de desempeño, estabilidad, velocidad e inteligencia que requiere un mundo que genera en un año 44 ZBs de contenido, el equivalente a 28 millones de horas o 3 mil 196 años de reproducción ininterrumpida de contenido multimedia en UHD.

Más allá de los beneficios de experiencia y navegación para el usuario final, algunas proyecciones indican que las aplicaciones de 5G podrían llevar la industria local al siguiente nivel. Algunas proyecciones indican que su aplicación en el sector mexicano de manufactura resultaría en un valor de 740 mil millones de dólares para 2030, mejorando la operación de esta vertical al tiempo que disminuye su huella de carbono.

Ante tal densidad de datos, las redes virtualizadas ofrecen a los proveedores de telecomunicaciones mayor control en términos de rendimiento, gasto y visibilidad, destinando parte de las funciones administrativas a la nube, centralizando la administración de red de forma más inteligente y eficaz. Para alcanzar estos objetivos, las redes virtualizadas se postulan como una estrategia crítica para hacer un despliegue rápido y simplificado del 5G.

En este escenario, los procesadores, servidores y la infraestructura tecnológica en general juegan un papel preponderante para construir las redes del futuro, por lo que los fabricantes de hardware tenemos la labor fundamental de proporcionar hoy las soluciones seguras, poderosas y escalables, que soporten las demandas de procesamiento y transmisión de información de un mundo que experimentará una explosión de datos sin precedentes en los próximos cinco años. Lo anterior no será suficiente si estás soluciones no ayudan a reducir el consumo energético y, por ende, la huella de carbono, lo que se ha convertido en una responsabilidad ética de todos, ya que hoy día la industria de telecomunicaciones consume entre 2.0 y 3.0 por ciento de la energía global.

Si bien se ha tomado el primer paso hacia la era del 5G, es en este 2022 que veremos un verdadero desarrollo en el sector, con el establecimiento de redes que a su vez incentiven la productividad y flexibilidad de personas y empresas, dando un salto evolutivo crítico para la economía local.

CON INFORMACIÓN VÍA EL FINANCIERO

América Móvil encenderá sus redes 5G este 2022 en América Latina

Este 2022 será el año en el que América Móvil (AMX) encenderá el switch de sus redes 5G en América Latina y reforzará sus inversiones para el despliegue de dicha tecnología en la mayoría de los países donde opera, incluido México, reveló Daniel Hajj, CEO de la compañía.

El ejecutivo de América Móvil comentó durante su conferencia trimestral con analistas, que invertirán alrededor de 8 mil millones de dólares en toda la región, además de los cerca de mil 100 millones que invirtieron durante 2021, principalmente en espectro para el mercado brasileño y también en México.

Afirmó que será este mismo año cuando comiencen las operaciones de sus redes 5G en los mercados latinoamericanos.

“Creo que en la mayoría (de los países de América Latina) tenemos espectro. Respecto al lanzamiento, puedo decir en el 90 por ciento de los lugares donde operamos en 2022”, comentó Hajj.

De acuerdo con el reporte correspondiente al cuarto trimestre de 2021, América Móvil tuvo ingresos consolidados por 211 mil 145 millones de pesos mexicanos (10.2 mil millones de dólares), lo que significó un aumento de 7 por ciento respecto al cuarto periodo de 2020.

Además, sus  ingresos anuales también crecieron 1.9 por ciento a 855.5 mil millones de pesos.

América Móvil reportó también un incremento en las suscripciones casi en todos los países, situación a la que también se refirió Daniel Hajj durante su llamada con analistas.

“Nuestra base de pospago subió 10.1 por ciento. Brasil fue el líder en términos de adiciones de pospago con 1.1 millones, seguido por Colombia con 357 mil y Austria con 202 mil. Por su parte, México contribuyó con casi la mitad de las adiciones de prepago, mientras que Colombia aportó 349 mil y Argentina 294 mil”, detalló Hajj.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

Planea IFT trabajar 34 proyectos en 2022

El Programa Anual de Trabajo (PAT) 2022 del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) consta de 34 proyectos, relacionados con los objetivos de despliegue de redes y competencia económica, pero también con la búsqueda del empoderamiento de usuarios en lenguas indígenas y en generar un canal de comunicación con pequeños operadores.

Del total, nueve de los proyectos serán responsabilidad de la Unidad de Espectro Radioeléctrico, ya que se encuentran dentro del Objetivo 1, que es promover el despliegue, desarrollo y uso eficiente de redes e infraestructura que faciliten el desarrollo del ecosistema digital y fomenten la inclusión digital.

Entre ellos están la Licitación IFT-12 Servicio de acceso inalámbrico, nuevo proyecto; y los que se agregaron del PAT 2021, como la Licitación IFT-10 Servicio de acceso inalámbrico; Disposiciones Regulatorias en materia de comunicación vía satélite, Determinación de uso de la banda de frecuencias 5925-7125 MHz; la Licitación IFT-8, Frecuencias para radiodifusión sonora; y la Licitación IFT-11, Servicio de radiocomunicación especializada de flotillas.

En los alineados al Objetivo 2, relativos a la competencia, hay nuevos proyectos, entre ellos, la determinación de obligaciones específicas aplicables al agente económico con poder sustancial en la provisión del servicio de televisión y audio restringidos en nueve mercados relevantes, y los Lineamientos sobre el uso de medios electrónicos para la sustanciación de procedimientos y trámites a cargo de la Unidad de Competencia Económica (UCE) del IFT.

Tres fueron heredados del PAT 2021: Revisión de la regulación asimétrica en el sector de radiodifusión; Revisión y actualización de Indicadores Clave de Desempeño, y el de Determinación de obligaciones específicas aplicables al agente económico con poder sustancial en la provisión del servicio de televisión y audio restringidos en 35 mercados relevantes.

Actualización de las metodologías, términos y condiciones para llevar a cabo las pruebas de replicabilidad económica, así como de sus modelos asociados; Revisión del sistema de precios tope de los títulos de concesión de Telmex y Telnor; y la Tercera revisión bienal en el sector de telecomunicaciones forman parte de este paquete de proyectos.

Como parte del objetivo transversal el IFT delineó 6 proyectos: el Programa de Mejora Administrativa del Instituto Federal de Telecomunicaciones 2022-2023; se creará un Comité de Pequeños Operadores; la Modificación de los Lineamientos para integrar el Acervo Estadístico del IFT.

El instituto prevé crear un comité de carácter consultivo integrado por los pequeños operadores de telecomunicaciones en México, para el cuarto trimestre del año, como un canal de comunicación.

El objetivo será conocer las propuestas e inquietudes, en temas tales como: mejora en la regulación, simplificación administrativa, detección de nuevas tecnologías o necesidades de capacitación, así como la incorporación de medidas para estimular la calidad en la prestación de sus servicios. 

Mientras que otros ocho proyectos estarán alineados al Objetivo 4, que busca asegurar la calidad, diversidad y pluralidad de los servicios de TyR y fortalecer los derechos de usuarios y audiencias en el ecosistema digital.

Cuatro fueron integrados este año: Premio a las buenas prácticas de la industria; Empoderamiento de usuarios en lenguas indígenas 2022; Modificación de los lineamientos generales para el acceso a la multiprogramación; y el Concurso nacional de video. Yo conozco mis derechos digitales.

Para el empoderamiento de los usuarios de lenguas indígenas, se realizará un taller de traducción para difundir temas relevantes, como los derechos mínimos de los usuarios de servicios de telecomunicaciones, los mecanismos de protección para garantizarlos y las herramientas habilitadas por el instituto.

Se considerarán las lenguas que no han sido contempladas en ediciones anteriores, el número de población integrante del pueblo, la disponibilidad y acceso al servicio móvil, a fin de tener el mayor impacto posible. 

En mesas de trabajo se diseñarán los materiales a traducir que aborden las temáticas revisadas y se solicitará el apoyo del Instituto Nacional de Lenguas Indígenas para su difusión y promoción.

CON INFORMACIÓN VÍA CONSUMO TIC

Demanda de servicios de telefonía fija recobra vigor

El repunte en la contratación de servicios fijos de telecomunicaciones es el fenómeno que este 2022 dará la vuelta al panorama observado en los últimos años, en donde ha destacado el crecimiento constante de las líneas de telefonía móvil, con la creciente adopción de smartphones, servicios empaquetados con canastas de minutos y la llegada de nuevos competidores en el segmento de los Operadores Móviles Virtuales (OMV).

Las líneas de telefonía fija podrían superar 27 millones en diciembre de este año, en el mejor de los escenarios, de acuerdo con los Pronósticos de Servicios de Telecomunicaciones, realizado por la Coordinación General de Planeación Estratégica del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), basado en un modelo de aprendizaje automático que utiliza datos históricos desde junio del 2013.

La adopción de los servicios fijos se ha reforzado a partir de la pandemia, ya que las conexiones fijas han permitido a las personas continuar con sus actividades diarias, ya sea a través del teletrabajo, la educación remota, así como para servicios de telemedicina, e-commerce y entretenimiento vía streaming.

“Los servicios fijos se han convertido en una red universal de servicios integrados, esto debido al incremento en el número de usuarios que han contratado y optado por adquirirlos de manera empaquetada, principalmente mediante la modalidad de doble play”, explicó Jorge Ponce, director de Prospectiva del IFT.

De acuerdo con la serie histórica de las líneas del servicio fijo de telefonía, su dinámica repunta a partir del 2019, lo cual podría atribuirse al empaquetamiento con otros servicios de telecomunicaciones, ello tomando en cuenta que el pronóstico presenta una relación estadística positiva con el número de accesos del servicio fijo de acceso a Internet.

Considerando el mes de diciembre de cada año, la demanda de líneas fijas permaneció practicamente estancada, pues lo registros de 2013 señalan solo 19.3 millones, un año más tarde (2014) un ligero crecimiento a 19.4 millones; 19.6 millones en 2015; 20 millones en 2016, cifra que se repitió para el 2017.

A partir del 2018 el crecimiento fue más marcado, pues se alcanzaron 21 millones, y para 2019 subir a 22 millones; con la pandemia, en el 2020, las líneas llegaron a 23.9 millones y mantuvieron ese ritmo en el 2021, cuando se reportaron 24.9 millones. Para el cierre del presente año el IFT estima que habrá 25.7, aunque con un intervalo de confianza que eleva la cifra hasta 27.7 millones de unidades en operación.

Es decir, para diciembre de 2022, se podrían adicionar conservadoramente 832 mil 365 de líneas, lo que significaría una tasa de crecimiento anual 3.3 por ciento.

El documento del IFT subraya que en el mes de marzo de 2020, cuando iniciaron las medidas de confinamiento más severas en México, se registró el incrementó más pronunciado del volumen de datos cursados por las redes fijas y móviles con una clara propensión al uso de redes fijas

En este sentido, el servicio fijo de Internet es uno de los servicios que podría experimentar la mayor tasa crecimiento en 2022, al alcanzar 27.3 millones (con un intervalo de confianza que estima 28.8 millones), con 2.6 millones de accesos adicionales y una tasa de crecimiento de 10.9 por ciento respecto al 2021.

A diciembre del 2020, el número de accesos del servicio fijo de Internet fue de 21.9 millones, cifra que se espera que ascienda a 24.6 en 2021, con 2.7 millones de accesos adicionales que representan una tasa de crecimiento de 12.6 por ciento.

“Algunas de las razones identificadas son la tendencia en el consumo de datos y servicios OTT, así como las características técnicas de la banda ancha fija, que en comparación con las tecnologías móviles alcanza conexiones de mayor velocidad y estabilidad, razón por la cual se utilizan para transportes de datos que requieren alto desempeño”.

En términos generales el reporte del IFT destaca que la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), ha señalado que el despliegue de infraestructura, la ampliación del acceso y la provisión de contenidos y servicios incrementaron sustancialmente su dinámica, “progresando más rápido en un mes que en un año antes de la pandemia”.

La fase crítica del confinamiento sanitario también resaltó el papel fundamental de las telecomunicaciones para mantener conectadas y operando a las empresas, los gobiernos y las sociedades, aunque también hay datos como los del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que hablan que pese al aumento de redes de banda ancha en la región de América Latina y el Caribe, hay pocas actividades que pueden realizarse remotamente por ausencia de conectividad de un número significativo de personas o por la dificultad de muchos usuarios para acelerar su transformación digital.

CON INFORMACIÓN VÍA CONSUMO TIC

TENDENCIAS_ Los temas que ocuparán la agenda laboral y de capital humano en 2022

Si el 2021 ha sido un año desafiante en materia de gestión de talento, el 2022 no será la excepción. La recuperación del mercado laboral, las tendencias en la gestión de talento, la puesta en marcha de las nuevas regulaciones federales y las reformas que podrían ver la luz el próximo año mantendrán una agenda de trabajo cargada para las empresas en asuntos vinculados a las relaciones laborales.

Valeria Moy, directora general del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), expuso que entre los retos que enfrenta el mercado de trabajo para el 2022 y que implican un desafío importante para las áreas de Recursos Humanos se encuentran el avance de la flexibilidad laboral, la demanda de un nuevo liderazgo, el desarrollo y atracción de talento cada vez más especializado, y el cuidado de la salud mental.

“Ya no podemos pedirle a los trabajadores que estén en horarios fijos de oficina, tenemos que adaptarnos a trabajos desde casa, nuevas formas de trabajo a distancia, mercado laboral híbrido y eso no es trivial porque requiere una integración tecnológica, que no necesariamente todas las empresas están listas para hacerlo”, señaló la especialista durante el panel Perspectivas 2022 organizado por la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh).

A decir de la directora general del IMCO, la pandemia de covid-19 se presentó en un momento en el que la economía mexicana se encontraba estancada y la factura para el mercado laboral fue una pérdida de más de 12 millones de puestos de trabajo. La recuperación del empleo ha pasado por distintos baches y las plazas reactivadas no son de buena calidad.

El avance del mercado laboral hacia empleos de calidad es uno de los desafíos que tiene el país para el siguiente año, también la incorporación de más mujeres a la economía y el cierre de la brecha salarial.

“Las mujeres enfrentan peores condiciones laborales que los hombres, muy pocas llegan a puestos clave en la toma de decisiones y hay más mujeres en la informalidad que hombres. México es uno de los países en los que menos mujeres participan en la actividad económica”, apuntó Valeria Moy.

Las personas que aún no logran recuperar su empleo o quienes han retornado al mercado de trabajo con una remuneración baja son temas que afectan directamente a la economía, expuso Ángel García-Lascurain, presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF). “Eso ha impactado el consumo de las familias, de las personas y como motor de la recuperación económica hacia adelante”.

En ese sentido, afirmó que el consumo no se ha recuperado en los niveles previos al impacto de la pandemia. “Esto refleja la cantidad de personas que sigue sin empleo y la caída en el ingreso promedio de la población”.

La recuperación del mercado laboral y sus matices, así como sus repercusiones económicas, son temas que deben considerar las empresas en el 2022. Pero más allá de eso, los gestores de talento deben tomar en cuenta que el mundo del trabajo están cambiando.

“Más allá de que baje el PIB o suba el PIB, tengamos formales e informales, porque sin duda es una realidad que vive el país, creo que las personas encargadas de Recursos Humanos enfrentan un momento bien difícil. Las cosas están cambiando, las generaciones son distintas, los jóvenes reaccionan muy distinto, la preparación es diferente, las actitudes frente al empleo son bien distintas”, puntualizó Valeria Moy.

Regulaciones y actividad legislativa

En tanto, la operación de las nuevas regulaciones federales en materia laboral y el cumplimiento de los compromisos asumidos por México en el marco del T-MEC se perfilan como los temas que generarán una agenda de trabajo más cargada el próximo año.

“En los últimos dos años nos hemos dado cuenta que los temas laborales no son aspectos exclusivos de las áreas de Recursos Humanos o de relaciones laborales. La incidencia, la importancia y el impacto de algunos cambios ha requerido que en esto se involucren desde la dirección general, las áreas de operación, de compras. Los aspectos laborales recobran una importancia en toda la organización”, señaló Alfredo Kupfer, socio de la firma Sánchez Devanny.

En ese sentido, el especialista, quien también es panelista del Mecanismo de Respuesta Rápida del T-MEC para disputas en materia laboral entre México y Canadá, opinó que los temas de cumplimiento normativo en los que deben poner atención las empresas en 2022 son:

  1. Teletrabajo. A medida que las restricciones de movilidad se levanten y las personas puedan retornar a las empresas, mantener el trabajo remoto dejará de ser un asunto por causa de fuerza mayor y, por lo tanto, los empleadores deben cumplir con las nuevas reglas para la implementación de esta modalidad.
  2. NOM de teletrabajo. El siguiente año se publicará la norma del teletrabajo, un instrumento que establecerá las condiciones de seguridad y salud que deben observarse en el home office. Esta regulación requerirá que las empresas se adapten a nuevas disposiciones.
  3. Outsourcing. La reforma de subcontratación implicó nuevas reglas para las organizaciones y cumplir con ellas es importante porque la reforma entrará a su etapa de inspección.
  4. Proveedores. En línea con la reforma de outsourcing, las empresas deben cerciorarse que los negocios a los que les subcontraten servicios especializados estén cumpliendo las nuevas reglas, pues los clientes son solidariamente responsables de las obligaciones laborales, seguridad social y fiscales de sus proveedores.
  5. Reparto de utilidades. Como parte de las modificaciones legales al esquema de subcontratación, el siguiente año se aplicarán por primera vez los cambios al modelo de cálculo del PTU.
  6. Salario mínimo. Aunque aún se desconoce la proporción del incremento que tendrá el salario mínimo en el 2022, especialistas y empresas prevén que este pueda estar ente 15 y 20%, en línea con los últimos ajustes. Pero es un hecho que el aumento debe ser considerado en los planes de algunas industrias.
  7. Nueva autoridad. A partir de este mes, el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral es el encargado de los depósitos de todos los contratos colectivos, registros sindicales y reglamentos internos de trabajo. En ese sentido, las organizaciones tienen que adaptarse a los nuevos procedimientos del organismo.
  8. Legitimaciones. En el 2022 se puede seguir realizando la legitimación de los contratos colectivos y las organizaciones deben tener en cuenta que, en caso de no legitimarse las condiciones contractuales, el contrato colectivo desaparecerá, pero las prestaciones establecidas en éste quedarán protegidas en contratos individuales.
  9. Revisión de contratos colectivos. En línea con la implementación de la reforma laboral de 2019, las revisiones de contratos colectivos ahora se realizarán bajo el voto libre, personal, directo y secreto de los trabajadores, algo que nunca se había visto y lo que requiere que las empresas tengan un modelo de relaciones laborales totalmente diferente.
  10. Presiones externas. Es una realidad la participación de sindicatos extranjeros en las actividades y movimientos sindicales en el país, sobre todo en algunos sectores, señaló el especialista. “Eso lo debemos de ver como un reto, es una realidad, incluso el T-MEC ha abierto esa posibilidad para esta interacción y fusión de esfuerzos a través de la región en materia colectiva”.
  11. Nuevos liderazgos. El mundo del sindicalismo tiene nuevos jugadores y están abarcando áreas que antes no estaban sindicalizadas, un panorama que deben considerar las empresas para el siguiente año porque también marcará un desafío en las relaciones laborales.
  12. Reglas del T-MEC. La cereza del pastel en la agenda laboral 2022 la representan los compromisos que asumió México en el marco del T-MEC y el mecanismo de respuesta rápida para dirimir posibles controversias, sobre todo en temas de negación de derechos laborales, libertad de asociación y negociación colectiva.

“Más que riesgos, deberíamos de ver todos estos temas como oportunidades de poder generar la diferencia entre las empresas, los competidores y marcar cierto rumbo de las industrias, porque vamos a tener aspectos que van a incidir directamente en el desarrollo personal y profesional de nuestras organizaciones”, puntualizó Alfredo Kupfer.

Por otra parte, el especialista advirtió que el próximo año continuará la actividad legislativa para modificar el marco regulatorio laboral. “Tendremos que continuar monitoreando durante 2022 las iniciativas que sean impulsadas, porque así como en materia laboral parecía que era prácticamente imposible tocar la legislación hace algunos años, ahora pareciera que tenemos todos los años actualizaciones, modificaciones y sobre todo adaptaciones a las nuevas realidades”.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

TENDENCIAS_ Los 5 ejes de la agenda de política laboral que deben considerar las empresas en 2022

El 2022 no será la excepción, la agenda laboral se mantendrá como una prioridad para las organizaciones y será más robusta por los cambios legales en materia de subcontratación y la continuidad de temas como la negociación colectiva o la Norma Oficial 035 sobre prevención de riesgos psicosociales en el trabajo.

Además de los cambios impulsados por la pandemia, como un mayor foco en la salud y seguridad de los trabajadores o nuevas dinámicas laborales, las regulaciones en México ponen en el centro de la gestión empresarial los temas laborales.

De acuerdo con la consultora EY, los temas prioritarios en la agenda de políticas laborales que deben tomar en cuenta las empresas en 2022 son:

1. Negociación colectiva

En mayo del próximo año los sindicatos entrarán en la recta final para legitimar los contratos colectivos, un procedimiento establecido en la reforma laboral 2019 que tiene como propósito que los trabajadores conozcan sus condiciones laborales y las avalen o rechacen mediante voto personal, libre, directo y secreto.

En ese sentido, los especialistas de EY recordaron que el papel de las empresas en este procedimiento es asegurarse que los trabajadores cuenten con una copia de su contrato colectivo y conozcan sus términos.

En la legitimación de cada contrato colectivo, los empleadores deben tener presente que si las condiciones contractuales son rechazadas por la mayoría de los trabajadores, éste desaparecerá, pero las prestaciones y beneficios alcanzados previamente quedarán protegidos en contratos individuales.

2. Servicios especializados

Éste es quizá uno de los renglones donde habrá más atención. Es en términos prácticos la continuidad de la reforma de subcontratación que prohibió el outsourcing basado en suministro de personal y que estableció nuevas reglas para la tercerización de servicios especializados.

A partir de septiembre, las empresas que subcontraten un servicio especializado deben verificar que el contratista cuenta con su inscripción al Registro de Prestadoras de Servicios Especializados u Obras Especializadas (Repse) que coordina la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Además, los especialistas sugieren incluir en contratos de prestación de servicios especializados cláusulas de salida (por ejemplo, por cancelación o revocación del Aviso de Registro) y garantías para el caso de incumplimiento.

“Es de suma importancia contar con la creación de un archivo de defensa de cada proveedor –ya sea o no especializado– con la finalidad de vigilar el cumplimiento puntual de sus obligaciones”, señaló en conferencia de prensa Jacqueline Álvarez, socia de EY Law – Laboral en México.

En el caso de las empresas que se dedicarán a los servicios especializados, adicional al cumplimiento de derechos laborales con su fuerza de trabajo, deben hacer un análisis de las actividades que ofrecerán al mercado para saber si requieren o no Repse, y estar al pendiente de la renovación del registro ante la STPS.

A esto hay que agregarle todas las reglas ya establecidas con la reforma de subcontratación, como la presentación de informes cuatrimestrales ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto Nacional del Fondo para la Vivienda de los Trabajadores (Infonavit).

3. Reparto de utilidades

La Participación de los Trabajadores en las Utilidades (PTU) es un tema ligado a la reforma de subcontratación. Al desaparecer los esquemas de outsourcing o insourcing, el próximo año los trabajadores que antes no recibían un monto por concepto de reparto de utilidades, ahora participarán en las ganancias generadas.

La Secretaría del Trabajo estima que en 2022 se repartirá entre los trabajadores 157,050 millones de pesos por concepto de PTU, monto, 2.7 veces superior a lo que se distribuyó este año. La reforma de subcontratación incrementará de 2.8 a 7.7% el porcentaje de ganancia que compartirán las empresas con su fuerza laboral.

En este tenor, los especialistas de EY recordaron que el monto que deberán repartir por cada trabajador está topado a tres meses de salario por cada empleado, o bien el promedio de los últimos tres años. Entre estas dos opciones de cálculo, el pago de PTU que recibirá cada persona es el que resulte más favorable.

Por ello, la firma recomendó a las empresas revisar que la Comisión Mixta para el reparto de utilidades esté constituida y evaluar las políticas de bonos o incentivos de desempeño, tomando en cuenta nuevas reglas para el PTU.

4. Mecanismo de respuesta rápida

Este tema es prioritario, en especial para las empresas con exportación a Estados Unidos.El Mecanismo Laboral de Rrespuesta Rápida es una vía expedita para corregir denegación de derechos laborales y evitar perder preferencias arancelarias, sanciones y en casos extremos, el bloqueo de exportaciones.

El nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) contempló uno de los capítulos laborales más robustos. Con éste, nuestro país asumió compromisos como la erradicación del trabajo infantil, garantizar la libertad de asociación y negociación colectiva, prohibir la importación de productos elaborados con trabajo forzoso en otro país, eliminar la discriminación, el trabajo forzoso y mejorar las condiciones laborales como el salario mínimo, la seguridad y salud en el trabajo y la jornada laboral.

El mecanismo de respuesta rápida se activa a solicitud de un gobierno y las autoridades del país donde se reporta la violación a derechos tiene un período para investigar y dar una respuesta para determina si efectivamente hubo una denegación de derechos o no y, en su caso, informar la ruta de reparación de daños.

5. NOM-035 sobre riesgos psicosociales

La pandemia hizo más evidente la importancia del cuidado de la salud mental de los trabajadores y en este contexto, la NOM-035 seguirá siendo un tema relevante en la agenda de trabajo de las empresas para el siguiente año. Esta norma tiene como objetivo evaluar los riesgos psicosociales en el centro de trabajo que podrían afectar el bienestar de los empleados e implementar acciones para atenderlos.

Esta norma de carácter preventivo entró en vigor en dos etapas. Desde el 23 de octubre del 2019 están vigentes las disposiciones preventivas y a partir del 23 de octubre de 2020 las empresas están obligadas a realizar el diagnóstico de riesgos psicosociales y la evaluación del entorno organizacional.

La NOM-035 contempló disposiciones diferenciadas por tamaño de empresas. Por ejemplo, los negocios con menos de 16 trabajadores sólo deben implementar acciones preventivas de factores de riesgos psicosocial como sobrecargas de trabajo, liderazgos negativos o jornadas laborales extensas, además de promover el entorno organizacional favorable. Las organizaciones que tienen una plantilla de más de 16 empleados deben cumplir con todo lo anterior, además de realizar un diagnóstico de las condiciones de trabajo y con base en los resultados, aplicar políticas internas.

Aunque la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) ha enfatizado que no tiene contemplado por ahora realizar inspecciones especiales de la NOM-035, no es un escenario que se descarte a futuro y la propia dependencia ha reiterado que las inspecciones de seguridad y salud en el trabajo ya contemplan la verificación del cumplimiento de esta norma.

Estos cinco elementos de política pública se suman a los cambios en el mercado laboral impulsados por la pandemia, como la implementación del trabajo y el impulso a los esquemas flexibles e híbridos. Además, el retorno al trabajo presencial seguirá siendo central, ejercicio en el que no pueden descuidarse las medidas sanitarias establecidas por las autoridades.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA