TENDENCIAS: Infraestructura privada LTE y 5G alcanzará casi 6 mil mdd en cuatro años

Un nuevo informe de IDC proyecta que los ingresos mundiales en el mercado de infraestructura privada LTE y 5G llegarán a 5 mil 700 millones de dólares hacia 2024, reflejando una tasa de crecimiento anual de 43.4 por ciento.

El mercado se verá beneficiado de la demanda y las inversiones por parte de organizaciones de misión crítica, quienes buscan implementar redes privadas para no compartir recursos con terceros.

De acuerdo con la consultora, ha aumentado el interés en utilizar soluciones LTE o 5G privadas como base para la conectividad de diferentes empresas. En el caso de las unidades de misión críticas, las eligen porque necesitan conexiones activas para mejorar sus resultados operativos y comerciales.

Las organizaciones industriales buscan la automatización de los procesos dentro de la Industria 4.0, lo cual implica tener comunicación de baja latencia, de alta capacidad, ultra confiable y sensible.

Además, en el mercado también están presentes las empresas tradicionales que requieren redes inalámbricas deterministas más allá del Wi-Fi, para habilitar diferentes aplicaciones críticas para el negocio.

En el 2019, el mercado de infraestructura privada LTE, cuando 5G era todavía muy incipiente, obtuvo ganancias por 945 millones de dólares, por lo que se espera que el salto para el 2024 sea de mayor magnitud a medida que incrementen los despliegues de redes de este tipo.

Otros análisis coinciden en que las redes privadas ganarán impulso en los años siguientes. Por ejemplo, la firma Mobile Experts pronostica que el mercado de equipos y servicios LTE y 5G privados reportará un valor de 10 mil millones de dólares para el 2025.

Con información vía DPL News

Nokia y Telefónica dicen que la tecnología de 5G es más eficiente en el consumo de energía eléctrica

Un estudio de Nokia y Telefónica determinó que las redes 5G son hasta 90% más eficientes en el consumo de energía por unidad de tráfico que las redes 4G-LTE. La investigación, con duración de tres meses, se focalizó en el consumo de energía de la Red de Radio Acceso (RAN) en la red de Telefónica.

El despliegue de las redes 5G está diseñado para aumentar drásticamente el tráfico, por lo que resulta crítico que el gasto de energía no aumente al mismo ritmo. Los hallazgos destacan el compromiso de ambas empresas en su lucha contra el cambio climático, dijeron las empresas.

A través de pruebas fueron examinados 11 escenarios distintos de carga de tráfico predefinidos que midieron el gasto de energía por Mbps en función de la distribución de dicha carga. Los resultados destacaron que la tecnología 5G RAN es significativamente más eficiente que las tecnologías anteriores en lo que se refiere al consumo de energía comparado con capacidad de tráfico de datos, gracias a diversas características de hardware y software que ayudan a ahorrar energía.

El estudio, que utilizó el portafolio AirScale de Nokia, incluyendo las estaciones base AirScale y las soluciones AirScale Massive MIMO Active Antenna, combinó lecturas reales de consumo energético del sitio de la estación base en distintos escenarios de carga de tráfico, que van del 0% al 100%, así como monitoreo remoto del consumo de energía real a través de los sistemas de gestión de la red.

El 5G es una tecnología más ecológica con más bits de datos por kilowatt de energía que cualquier otra generación de tecnología inalámbrica previa. Sin embargo, las redes 5G requieren de más acciones para mejorar la eficiencia energética y minimizar las emisiones de CO2 que se presentarán con el tráfico de datos que crecerá exponencialmente.

Hay varias características de ahorro de energía en la radio base y en los niveles de red, tales como el ahorro de energía en 5G, despliegue de small cells, y una nueva arquitectura y protocolos 5G que se pueden combinar para mejorar significativamente el consumo de las redes inalámbricas.

Ambas compañías están alineadas en el objetivo de limitar el calentamiento global a 1.5 grados Celsius. En 2019, Nokia entregó productos de cero emisiones a más de 150 clientes en todo el mundo y sigue comprometida en reducir las emisiones de sus operaciones hasta un 41% en 2030. En promedio, se utilizó 46% menos energía en los sitios de las radio bases de los clientes que Nokia modernizó en 2019, a comparación de aquellos donde sus clientes no se actualizaron.

Nokia y Telefónica también están desarrollando una infraestructura de red de energía inteligente, así como funciones de ahorro de energía basadas en el aprendizaje automático y la inteligencia artificial. Las dos compañías también están colaborando para construir redes ecológicas 5G.

Juan Manuel Caro, director de transformación operativa en el Global CTIO de Telefónica, dijo que “estamos comprometidos en apoyar acciones contra el cambio climático y generar una cultura sustentable en toda nuestra compañía. Estamos orgullosos de trabajar en colaboración con Nokia en este y otros proyectos para atender diversas iniciativas que incluyan impulsar la eficiencia energética en la era 5G”.

A su vez, Tommi Uitto, presidente de redes móviles en Nokia, platicó que “nuestra mayor contribución para superar los retos en sustentabilidad del mundo es mediante las soluciones y la tecnología que desarrollamos y ofrecemos. Le damos gran importancia a esto”.

“La tecnología de Nokia está diseñada para ser energéticamente eficiente durante su uso, pero también requiere menos energía durante su fabricación. Este importante estudio destaca cómo es que los operadores móviles pueden compensar las ganancias de energía durante sus despliegues, ayudándoles a ser más responsables con el medio ambiente al mismo tiempo que les permite lograr importantes ahorros en sus costos”, añadió.

Con información de Nicolás Lucas vía El Economista

TENDENCIAS: 5G logra crecer durante 2020 lo que a 4G le tomó cuatro años

Entre septiembre del 2019 al tercer trimestre de este año, las suscripciones 5G llegaron a 225 millones en todo el mundo, reflejando un crecimiento que a las redes 4G LTE les llevó cuatro años alcanzar, revela un nuevo informe de 5G Americas con base en datos de Omdia.

Hasta lo que va de diciembre, se han contabilizado 229 millones de usuarios 5G (66% más respecto al trimestre anterior) y la organización prevé finalizar el 2020 con 236 millones de abonados.

A pesar de las dificultades impuestas por la pandemia de Covid-19 a las economías y la industria de telecomunicaciones, el reporte señala que no sólo han aumentado las suscripciones a la nueva tecnología, sino que han seguido incrementando los despliegues de redes 5G.

Un total de 143 redes de quinta generación ya se han implementado en el mundo a diciembre de este año, 29 más de las que estaban activas hasta septiembre. Y sólo en América Latina y el Caribe existen 11.

Para el final de este 2020, 5G Americas proyecta que habrá 180 redes comerciales de nueva generación y se expandirá aún más la disponibilidad de dispositivos con capacidad 5G, tanto para los usuarios finales como para la industria.

Mientras la tecnología de quinta generación sigue en ascenso, las redes 4G LTE también han crecido hasta 680, y 330 las LTE Advanced. Además, las conexiones llegaron a 5 mil 800 millones a septiembre pasado a nivel mundial.

Si bien la implementación de 5G ha tenido una adopción más lenta en la región latinoamericana, la Asociación advierte que las conexiones continuarán aumentando gracias a Brasil, y visualiza un panorama de mayor crecimiento futuro con las próximas asignaciones de espectro que se avecinan en Chile, República Dominicana y Perú.

Con información vía DPL News

El Gobierno creará una lista de proveedores seguros de 5G pero no vetará a Huawei

El Gobierno elaborará una lista de suministradores tecnológicos para las redes de la nueva telefonía móvil 5G que identificará el nivel de riesgo (bajo, medio o alto) de las compañías proveedoras, que podrán ver restringida su presencia en alguna parte o la totalidad de las redes de la nueva tecnología en función de la categoría en la que hayan sido incluidas. De esta forma, se descarta vetar a priori a ninguna firma tecnológica y, en particular, a la china Huawei, como han hecho otros países bajo la presión de Estados Unidos.

Así se recoge en el anteproyecto de la Ley de Ciberseguridad 5G, que se prevé aprobar este verano, y que obligará a los operadores a realizar un análisis de gestión de riesgos cada dos años y a la Administración, al menos cada seis, para fijar los requisitos de ciberseguridad específicos para el despliegue y la explotación de redes de 5G.PUBLICIDAD

El anteproyecto busca desarrollar la llamada telefonía móvil de quinta generación en España en un entorno de confianza que permita al país situarse en una posición avanzada en esta nueva tecnología que cambiará no solo el mundo de las comunicaciones sino el entorno industrial gracias a sus aplicaciones instantáneas a distancia, según han informado este lunes fuentes de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones.

Con esta ley, el Gobierno español sortea de forma diplomática el posible veto a Huawei, ya que el anteproyecto no establece “vetos apriorísticos” a ningún operador, y dependerá del nivel de riesgo en que se categorice al fabricante chino para decidir en cada momento sobre la idoneidad de contratar sus redes y equipos para el despliegue del 5G, según las fuentes citadas de la Administración.

Estados Unidos ha presionado fuertemente a los países aliados para que veten como proveedor tecnológico a Huawei, empresa a la que acusa de poner al servicio de la dictadura china y del Partido Comunista gobernante en el país asiático las redes de 5G desplegadas en todo el mundo con fines de espionaje industrial y militar. Unas acusaciones que ha negado reiteradamente el gigante chino acusando a su vez a la Administración estadounidense de falta de pruebas. La UE decidió dar libertad a los países miembros para que adoptaran una postura al respecto. Algunos como Reino Unido adoptaron la postura más drástica prohibiendo contratar con Huawei.Otros como Alemania y Francia han optado por comprometerse a una vigilancia estricta de la firma asiática pero sin postular su veto expresamente. Una solución muy similar a la que quiere adoptar el Gobierno español.PUBLICIDAD

La propuesta de norma incluye principalmente medidas destinadas a los operadores de redes y servicios 5G, pero también a suministradores, fabricantes y a determinados usuarios corporativos que el texto identifica, así como los procedimientos que se deben seguir en el ámbito público para garantizar la seguridad en el despliegue.

Los operadores de redes (Telefónica, Orange, Vodafone, MásMóvil, Euskaltel y otros) deberán analizar su dependencia en la cadena de suministros y estarán obligados a elaborar e informar de la ejecución de una estrategia de diversificación de suministradores, teniendo que adoptar medidas para limitar la dependencia de un solo suministrador y restricciones para los proveedores que sean calificados de alto riesgo.

Por su parte, el Gobierno adoptará, por Real Decreto, el Esquema de Seguridad de Redes y Servicios 5G, con el cual se realizará un tratamiento integral de la seguridad en las redes y servicios 5G nacionales. Dentro del esquema, se priorizarán los riesgos y las medidas para mitigarlos que deberán tener en cuenta los operadores.

Para la elaboración del mismo se tendrán en cuenta los análisis realizados por los operadores, incluyendo las vulnerabilidades de la cadena de suministros. El borrador establece de modo transparente los factores a considerar en el análisis de la cadena de suministros, desde la garantía técnica de funcionamiento y protección frente a ataques, hasta la limitación de su exposición a injerencias de terceros, según las mismas fuentes.

Análisis de riesgo

En función del análisis de riesgos de la cadena de suministros, y previo informe del Consejo de Seguridad Nacional, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital podrá promover un Acuerdo del Consejo de Ministros para calificar el nivel de riesgo (bajo, medio o alto) de los distintos suministradores.

Una vez se decida la inclusión de un suministrador en una de las categorías fijadas, esto tendrá consecuencias para dicha compañía en un proceso posterior en el que, en función del riesgo correspondiente, se podría ver excluido de una parte o de la totalidad de la red 5G, según fuentes de la Secretaría de Estado.

Para evaluar el nivel de riesgo de un operador se realizarán dos tipos de análisis, uno que abordará cuestiones puramente técnicas y otro dedicado a identificar riesgos adicionales, como pueden ser la estructura de la sociedad o la capacidad de injerencia de un Gobierno extranjero en la empresa.

El anteproyecto realiza la traslación al marco legal español de las medidas estratégicas, técnicas y de apoyo para mitigar los riesgos de seguridad, contenidas en la llamada caja de herramientas (tool box) consensuada entre los Estados Miembros de la Unión Europea. La caja de herramientas identifica las principales amenazas y sus fuentes, los activos más sensibles, las principales vulnerabilidades y una serie de riesgos estratégicos en el despliegue de redes 5G.

Con información de El País

México aferrado en redes 2G y 3G y entrampada 5G

El gran salto digital… Las medidas de confinamiento para mantener a raya a la voraz pandemia derivada del Covid-19, aceleraron las tendencias digitales como el comercio electrónico, las tecnologías compartidas y las plataformas de video, música e información.

Nunca antes la necesidad de estar conectado fue tan apremiante como lo es ahora. Sólo en el tercer trimestre de este año se generaron 11 millones de suscripciones móviles en el orbe, por lo que se podría cerrar el año con cerca de 7 mil 900 millones de personas enlazadas a los servicios de la red.

Además, de acuerdo con el estudio “Ericsson Mobility Report” de la especialista en telecomunicaciones que comanda Börje Ekholm, hacia el 2026 el planeta podría contar con más 8 mil 800 millones de líneas móviles, es decir, que habrá más celulares y dispositivos que humanos en el planeta…

“Ciber-autopistas”… En el futuro, el mundo como lo conocíamos habrá cambiado de rostro. En los siguientes años la evolución de las fintechs, telemedicina, cibereducación y el trabajo en casa acrecentará demanda de Gigas.

En ese contexto, la llegada del 5G o la 5a generación tecnológica resulta crucial. Esta nueva ola representa un auténtico salto para las redes de comunicación al dotar a los aparatos de una gran rapidez.

El 5G permite una velocidad de descarga de 20GB por segundo, desde 1GB por segundo que sostiene hoy la infraestructura 4G; es decir, que en teoría una persona podría bajar una película de 3 horas en menos de un segundo, lo que dejaría en el olvido los tiempos de búfer y pausas en los servicios de streaming.

Pero más allá del entretenimiento, la red 5G tiene una capacidad disruptiva sin precedentes, pues podría habilitar las capacidades de comunicaciones entre aparatos, el internet de las cosas y dar a luz a ciudades inteligentes, con vehículos autónomos o incluso cirugías a distancia…

Última llamada para el tren del futuro… Actualmente 15% de la población mundial ya habita en zonas con cobertura 5G, por lo que no se descarta terminar el 2020 con 218 millones de suscripciones móviles de este tipo.

En 2026, 40% de todas las conexiones se sustentarán en esa tecnología; es decir, cerca de 3 mil 500 millones de dispositivos.

Sin embargo, en AL y México el retraso es evidente, un 25% de las líneas de celular utilizan tecnología 2G, es decir, son meramente teléfonos sin capacidades de video o de navegación; a su vez, poco más del 15% emplea la red 3G y sólo 59% dio el salto a la ya añeja red 4G.

Sólo Brasil y Colombia ofrecen ya servicios comerciales 5G, mientras que en México la burocracia podría retrasar dicho proceso hasta la segunda mitad de 2021.

Bajo ese contexto, para 2026 apenas 26% de las suscripciones serán 5G, mientras que un elevado 11% de la población seguirá atrapada en las redes 2G y 3G. Así que en ese frente a paso de tortuga…

Precios al alza en 9 de cada 10 “gustitos”

Más allá… del dato de inflación persisten algunos productos que presionan el gasto.

De acuerdo con datos de la especialista en mercados Kantar Worldpanel, que encabeza Fabián Ghirardelly, durante el tercer trimestre 87%, 9 de cada 10 productos del canasto de indulgencias incrementaron sus precios por arriba de la inflación, una situación que se agudizó en particular en artículos de cuidado personal. Otro apretón al bolsillo…

Con información vía DPL News

Excluir a China del despliegue de la red 5G, sugiere EU a México

Estados Unidos llamó al gobierno de México y a la industria de telecomunicaciones mexicana a adherirse a la iniciativa Clean Network (Red Limpia), impulsada por el gobierno de Donald Trump, y la cual busca limitar la participación de China en el despliegue de infraestructura 5G, así como de servicios de nube e incluso de aplicaciones.

Confiamos en que México tomará la decisión correcta para sus ciudadanos, empresas y en última instancia para su seguridad nacional, subrayó Christopher Landau, embajador de Estados Unidos en México durante el foro México 5G, convocado por la industria. El diplomático consideró que Red Limpia ayudaría al país a atraer inversión regional y por tanto a promover el crecimiento económico.

El programa Clean Network fue anunciado en agosto y descrito por el secretario de Estado, Mike Pompeo, como un enfoque integral para salvaguardar los activos de la nación, incluida la privacidad de los ciudadanos y la información más sensible de las empresas, frente a intrusiones agresivas de actores malignos, como el Partido Comunista Chino. A la fecha se han adherido 50 países.

En el foro México 5G también participó Ricardo Monreal, líder de Morena en el Senado, quien reconoció la importancia que tienen las telecomunicaciones en la coyuntura actual y en el futuro. La regulación en este tema es de muy delicados equilibrios, se necesita un marco legal acorde con la transformación digital, dijo, al tiempo de invitar a la industria a mantener mesas de diálogo para afinar la reglamentación.

Marylena Méndez, secretaria ejecutiva de la Asociación Interamericana de Empresas de Telecomunicaciones, subrayó que el despliegue de esta tecnología requiere un política de Estado y no sólo priorizar los ingresos fiscales.

No es congruente que un servicio esencial pague impuestos de lujo por conectividad o dispositivos, cargos onerosos por el espectro, o que sea más sencillo obtener los permisos para una carretera física que para la infraestructura digital, apuntó.

En ese sentido, Gabriel Székely, director general de la Asociación Nacional de Telecomunicaciones, agregó que las telecomunicaciones no están en el discurso político y que los impuestos que paga la industria van a una bolsa general y no garantizan más inversión en infraestructura digital.

En México, ante la falta de incentivos suficientes y la falta de mayor alineamiento de las políticas pública, las empresas han invertido en promedio durante cinco años, 31 dólares por habitante, en Chile 87; también con los pares regionales el país se encuentra lejos, Estados Unidos ha invertido 277 dólares per cápita y Canadá 245.

Adolfo Cuevas, presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones, advirtió que es necesaria una política de Estado en telecomunicaciones porque, según estudios, si México despliega la 5G en la próxima década, se traduciría en uno por ciento del producto interno bruto (PIB) adicional cada año, lo que significa de 200 a 250 mil empleos formales más.

Por su parte, Jorge Negrete, director de Digital Policy Law, subrayó que el impulso a las telecomunicaciones no sólo implicaría reducir de forma acelerada los indicadores de pobreza extrema en el país, sino que es un negocio más rentable que otros que son prioridad en la administración actual, y explicó: la utilidad del negocio de tecnologías de la información fue de 24 mil millones de dólares; de las telecomunicaciones, 29 mil millones, y 28 mil millones de dólares adicionales generó el e-commerce. En suma, 81 mil millones de dólares, que superan los 74 mil millones en ingresos de Petróleos Mexicanos.

Con información vía La Jornada

UIT estima una inversión de US$ 428.000 millones para achicar la brecha digital antes de 2030

Entre los trabajos en materia de desarrollo social realizados a nivel global por organismos internacionales sobresalen los relacionados a reducir la brecha digital. En ese sentido, además de las diferentes autoridades a nivel global, la Unión Internación de Telecomunicaciones (UIT) trabaja para aumentar la cantidad de habitantes conectados en el globo.

De acuerdo con ese organismo internacional se necesitan alrededor de 428.000 millones de dólares hasta 2030 para conectar a más de 3.000 millones de personas que aún no tienen acceso. La estimación pertenece al estudio «Connecting Humanity – Assessing investment needs of connecting humanity to the Internet by 2030». El informe reconoce que en 2019 casi la mitad de la población adulta mundial no estaba conectada a Internet.

Del monto económico que se estima necesario para poder cerrar la brecha, la mayoría debe ser destinada a la infraestructura, incluyendo unos 104.000 millones de dólares para gastos de capital (Capex) en redes móviles, lo que supone 2,6 millones de radio bases nuevas, y 70.000 millones de dólares en red de transporte (backhaul y backbone de fibra óptica), en total unos 700.000 kilómetros. En tanto que los gastos operativos (Opex) estimados son de 140.000 millones de dólares.

Del total de estas inversiones estimadas por UIT, el 90% deberán ser destinadas directamente a la implantación y mantenimiento de redes. En tanto que el 40% de lo estipulado para el Capex deberá destinarse a redes de última milla para conectar al menos al 90% de la población.

El estudio explica que la región que demandará mayor inversión es Asia Meridional, con 135.000 millones de dólares. En segundo lugar estaría África Subsahariana con 97.000 millones de dólares, seguida por Asia-Pacífico con 83.000 millones, las Américas con 51.000 millones, Europa y Asia Central con 33.000 millones y el Norte de África y Oriente medio con 28.000 millones.

El estudio explica que para que esas inversiones se realicen es necesario que las administraciones de la región propiocien un ambiente regulatorio y de políticas públicas que permita previsibilidad y, como consecuencia, la atracción de inversiones a largo plazo para apoyar la economía digital, en particular en los países de baja renta. Así las cosas, el estudio Connecting Humanity pretende crear una hoja de ruta para que los responsables políticos tengan una guía sobre la cual brindar mejores condiciones para alcanzar servicios digitales más accesibles, asequibles, fiables y seguros.

El estudio también analiza los costos relacionados con infraestructura, marcos normativos y reglamentarios que son más aptos, los conocimientos básicos y la generación de contenido tanto a nivel local como regional. También aborda la forma en que se deben financiar las zonas que hasta el momento no son atendidas por este tipo de redes y servicios.

Otro punto que remarca el informe es la forma en que la pandemia del Covid-19 puso en evidencia las desigualdades que existen en el acceso a banda ancha tanto en la comparación entre países, como dentro de una región o en un mismo país. Fundamentalmente destacan aquellas en materia de la desigualdad de acceso, la asequibilidad y la utilización de Internet. Esta situación se agravó a partir de la gran cantidad de servicios que se llevaron adelante por medio de Internet de banda ancha, desde algunos esenciales como la educación, a otros muy importante para la economía como el comercio electrónico o el teletrabajo.

Por último, el estudio remarca dos brechas: una relacionadas con las personas que viven en lugares remotos y otra de género. En la primera se explica que al menos el 12 por ciento de la población mundial no conectada vive en zonas de difícil acceso, la mayoría de esas personas en África y Asia meridional. En tanto que la brecha de género muestra una marcada diferencia entre las mujeres con acceso (48%) en relación a los hombres (58%).

Con información vía Brecha Cero

La conectividad después de la Covid es el desafío de la tecnología 5G, dice Furukawa

Tras la pandemia de Covid-19, el consumo a nivel mundial del tráfico de datos aumentó 30% debido a cambios de hábitos de consumo en Internet. El mayor consumo detectado ocurrió en plataformas de entretenimiento como Netflix y también en aplicaciones como Microsoft Teams, Zoom o Google Meet. Este incremento obedeció al teletrabajo y el home office, y también por la educación llevada a cabo en plataformas virtuales.

Después de algunas medidas de flexibilización durante la cuarentena, el tráfico ha tenido una tendencia a la baja, y aunque esto ayudó a que la presión se reduzca, se mantiene un porcentaje alto en todas las regiones del globo, estimó Furukawa.

Esta demanda de la nueva realidad generó que los proveedores globales de servicios repiensen el camino tecnológico a tomar para crecer de una forma eficiente a costos estables

Furukawa indicó también que han crecido las conexiones de redes móviles, ya sea 3G, 4G y hasta 5G. Esto se dará de este año al 2024, ya que tanto el tráfico a través de redes móviles como la cantidad de dispositivos móviles conectados a la misma, serán los que continuarán en el tiempo y tendrán la mayor cantidad de usuarios conectados en masa.

A partir del año 2022 habrá un crecimiento considerable en la cantidad de los dispositivos conectados, sin embargo, la red 5G tiene pocos de ellos en la etapa inicial, pero igual demandará mucho tráfico de conectividad. Hablamos acerca de 500 MB por segundo de tráfico “pico” por usuario.

“Esto irá creciendo a medida que las nuevas tendencias de conectividad se vayan popularizando. Las principales aplicaciones que en la primera etapa estarán referenciadas en la red 5G son movilidad, servicios en la nube, manufactura, retail, gaming online, logística y transporte”, estimó Renato Ohno, gerente de la division de soluciones de banda ancha de Furukawa América Latina.

5G y el diseño de redes

La 5G generará demasiada presión en la forma en la que se diseñan y transportan las redes. Durante el uso de 2G, 3G y 4G típicamente se utilizan arquitectura de RAN centralizadas, en donde a cada RAN, principalmente la BBU, las antenas están normalmente ubicadas en un sitio cercano y desde la BBU se utilizan interfaces de un 1G o 10G ETH para hacer la conectividad.

“Posteriormente evolucionamos hacia arquitectura de RAN centralizadas en donde ya se instala en un central office o data center, y desde ahí la BBU conecta hacia las antenas a través de interfaces CPR u OBSAI, pero se utilizan normalmente interfaces de 1G o 10G ETH”, dijo Renato Ohno.

Podemos ver que hay también una evolución muy grande en la red 5G dado que la arquitectura RAN de 5G plantea varias estrategias y metodologías, cada una de ellas con sus ventajas y desventajas, y esto nos lleva a tener un nuevo reto, porque un 5G redefine la manera en cómo se transportan los datos a través de un sistema óptico.

Inicialmente la red 5G permitirá arquitectura de RAN distribuida tradicional, RAN centralizada, RAN distribuida Cloud y RAN centralizada Cloud. Cada una de estas arquitecturas presenta desafíos distintos.

La densificación de antenas móviles requiere mucha más fibra: 25x de 3G a 4G y 16x a 5G. El mayor desafío en este caso es la conectividad del fronthaul: ¿Cómo afrontar la conectividad de estas antenas a un costo eficiente?

Fibra óptica y espectro

Es importante la densificación de la fibra óptica en cuanto al espectro. Hay una correlación directa al espectro RF que utilizará el 5G. Se plantea que el 5G va a tener una parte de las antenas en la banda media entre los 3GHZ y otra parte en la banda alta de 30GHz, dijo Ohno.

Hay una relación inversa en la que a más frecuencia voy a tener menos cobertura, pero a mayor frecuencia también lograría más ancho de banda. Este 5G presenta un nuevo reto en donde hay que verificar: las antenas de más alto espectro van a demandar mucha más conectividad y tráfico mientras en la banda media se obtendrá una red mucho más simple con una cobertura mayor, pero con menor cantidad de banda ancha.

Se podría decir que los desafíos que plantea la red 5G es cumplir con los siguientes requerimientos:

  • Ultra alta velocidad, ancho de banda y escalabilidad
  • Ultra baja latencia
  • Amplio alcance y cobertura para conectar las nuevas celdas
  • Capacidad de procesamiento
  • Requerimientos de sincronismo para las aplicaciones que demanden
  • Inmunidad electromagnética para garantizar confiabilidad
  • Que la construcción minimice el Capex.

El objetivo es que las redes nuevas que se construyan sean multiservicios, es decir que se pueda explotar de diversas formas.

Con información de Nicolás Lucas vía El Economista

“Level up” para operadores gracias al 5G y juegos en la nube

Las redes móviles 5G potenciarán el desarrollo y consumo de plataformas de videojuegos en la nube, por lo que le darán un “level up” a los operadores y sus ingresos.

El estudio The Global Telco 5G Cloud Gaming Opportunity, hecho por SAPIO Research, afirma que los operadores que proveen el servicio de Internet a través de 5G tendrán nuevos ingresos por alrededor de 150 mil millones de dólares al año a nivel global.

SAPIO Reserarch dijo que a nivel global existen alrededor de 2 mil 700 millones de videojugadores, por lo que son clientes potenciales que requieren que el ecosistema pueda ofrecerles una mejor experiencia de juego desde los desarrolladores, fabricantes de hardware, así como los operadores que proveen el servicio de Internet.

El estudio afirma que existe una relación directa entre la calidad en la experiencia de los videojuegos en la nube, con la latencia, velocidad y resiliencia de la conectividad a Internet.

Asimismo, reveló que el 58 por ciento de los videojugadores pagan por un servicio premium a su proveedor para tener una mejor experiencia, en tanto que el 60 por ciento de las personas consultadas están dispuestas a pagar hasta 50 por ciento más en sus conexiones en casa y móviles para tener mejor experiencia.

El estudio revela que el 79 por ciento de los videojugadores han dicho que estarían dispuestos a cambiar su conexión fija por una móvil 5G si esta última les dará una mejor experiencia.

Incluso, reveló que hay un nicho de mercado para los proveedores de banda ancha fija, pues 58 por ciento de los gamers están dispuestos a contratar algún paquete especial con alta calidad del servicio.

“Con base en la extrapolación de los datos de esta encuesta y los pronósticos del mercado de juegos disponibles públicamente de Newzoo, la oportunidad incremental de proporcionar conectividad de alto rendimiento, a través de la nube 5G para jugadores, podría valer más de 150 mil millones anuales para los operadores que implementan 5G”, afirma el estudio.

Actualmente, los gamers pagan un promedio de 84 dólares al mes por una conexión de banda ancha, sin embargo, el ticket promedio podría incrementarse a 126 dólares mensuales con las redes 5G.

Con información vía DPL News

¿Cuándo la red 5G estará disponible en México?

“Los despliegues de nuevas generaciones de tecnología toman alrededor de 10 años. México tradicionalmente va dos años retrasado en adoptar e implementar nuevas tecnologías, podríamos esperar todavía hasta 2023 o 2024 el año de 5G en México”, estimó el gerente de Select, empresa especializada de mercados en la industria de TIC, Erick de la Cruz.

Aunque el 21 de octubre el Instituto Federal de Telecomunicaciones mexicano (IFT) publicó las bases para licitar en 2021 la banda de 3,4 GHz contemplada para el despliegue de redes comerciales de 5G, Select consideró que el éxito de ese proceso dependerá mucho de la resolución sobre el incremento del costo por el derecho del espectro radioeléctrico, debido a que los únicos operadores que concursarán son AT&T y Telcel.

El IFT exhortó al Senado a considerar menores montos por los derechos del espectro radioeléctrico de las bandas 3400-3450 MHz, pues los precios contemplados (186% superiores a los propuestos por el órgano regulador de telecomunicaciones) por el uso del espectro radioeléctrico pueden inhibir tanto la inversión, como el despliegue y el crecimiento de redes por parte de los operadores establecidos, o de participantes nuevos en el mercado mexicano.

“El Estado podría ver reducida la recaudación en lugar de incrementarla, tanto por la falta de participación en licitaciones como por nuevas devoluciones de espectro por parte de los actuales concesionarios”, advirtió el IFT en octubre.

Por otra parte, el IFT destacó que, a fin de asegurar el despliegue de la tecnología 5G en el país latinoamericano se requerirá 10 veces más espectro del que se tiene concesionado actualmente para servicios móviles, ya que las empresas Telcel, AT&T y Axtel cuentan con bandas 3,5 MHz.

El acceso a suficiente espectro radioeléctrico constituye un reto para la industria de las telecomunicaciones en América Latina. Según un estudio de la organización 5G Americas, la implementación de esta tecnología permitirá el uso de nuevas bandas de frecuencia dentro del rango de los 24,25 – 86 GHz.

En su reporte Bandas de ondas milimétricas (mmWave) para 5G en América Latina y el Caribe, 5G Americas sostuvo que para desarrollar las redes de este tipo en la región se requerirá desplegar más fibra óptica y small cells en las ciudades más densamente pobladas.

No obstante, en su conferencia con analistas del tercer cuarto de 2020, América Móvil advirtió que el aumento del costo en el uso del espectro radioeléctrico mexicano podría generar retrasos en el despliegue de infraestructura para las redes 5G, prolongando las pruebas de esta tecnología hasta mediados de 2021.

Con información vía Sputnik Mundo