¿Se avecina una huelga en Aeroméxico?

Si el gobierno autoriza a Aeroméxico finalizar los contratos colectivos con sus pilotos y sobrecargos, se desataría un conflicto laboral que terminaría en una huelga y con posibles problemas operativos, anticiparon expertos.

“Estaríamos ante un latente escenario de una huelga que dejaría a Aeroméxico en la imposibilidad de seguir operando”, señaló Rogelio Rodríguez, doctor en Derecho Aéreo y Espacial.

El lunes, la aerolínea comunicó a la BMV su petición a las autoridades laborales de dar por terminados los contratos colectivos de trabajo ante la falta de acuerdos que permitan llevar a cabo la reestructura de la empresa.

“La Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México es un brazo fuerte del sindicalismo de los últimos años, es un sindicato que haría valer figuras como el estallamiento de huelga, es decir, habría una huelga antes de que se declarara formalmente la inexistencia de los contratos y dejaría inviable la empresa”, dijo Rodríguez.

El desacuerdo entre Aeroméxico y los trabajadores podría afectar la operación de la aerolínea.

“La primera consecuencia puede ser un proceso de demoras en las operaciones ejecutadas por los sindicatos e inclusive cancelaciones de vuelo por falta de personal seguido de una huelga general, lo cual impactaría aún más la liquidez bastante ya frágil de la aerolínea”, aseguró René Armas Maes, vicepresidente Comercial y socio de MIDAS Aviation, una firma especializada de aviación en Londres.

La complicada situación financiera de Aeroméxico ha abierto la posibilidad de un emplazamiento a huelga para presionar a la aerolínea.

Armas Maes añadió que, debido a la pandemia, se espera que la demanda internacional se recupere a niveles prepandemia hasta 2025 y, por esto, es que Apollo, el fondo de inversión que capitalizó a Aeroméxico, insiste en reajustes y congelación de salarios.

Brian Rodríguez, analista del sector aéreo en Monex, dijo que los desacuerdos podrían beneficiar a otros jugadores de la industria.

Con información vía El Financiero

No dan tiempos a Aeroméxico para cancelar contratos con sindicatos

La Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) no había sido notificada, hasta el cierre de la edición, sobre la decisión de Grupo Aeroméxico de cancelar los contratos colectivos de trabajo; pero confían en que “un buen acuerdo” serviría para que la compañía aérea retirara dicha solicitud interpuesta ante las autoridades laborales competentes.

En entrevista, Ricardo del Valle, secretario general de la ASSA, expuso que el proceso que inició la compañía aérea llevará su propio tiempo, el cual no corresponde a la fecha límite del 27 de enero, que Aeroméxico logró como prórroga para llegar a un acuerdo con sus 2,113 sobrecargos y más de 1,000 pilotos para bajar sus costos laborales y poder acceder a una capitalización de la firma Apollo Gobal Management.

“Lo que estamos esperando es que haya sensibilidad por parte de la empresa; existe la disposición por parte de nuestros compañeros sobrecargos para que esto se resuelva de la mejor manera posible, con acuerdos equilibrados en los que se logre la estabilidad y paz laboral en el corto, mediano y largo plazo”, explicó. Destacó que buscan “acuerdos equilibrados que favorezcan a nuestros compañeros y a la empresa”.

Con información vía El Economista

Sobrecargos analizarán acciones legales contra propuesta de Aeroméxico

La Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) analizará las acciones legales que interpondrá como defensa ante la propuesta de Grupo Aeroméxico de terminar el contrato colectivo de trabajo, como parte de su proceso de reestructura financiera dentro del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos.

“Esta representación sindical en cuanto conozca la demanda laboral de la empresa procederemos a realizar las acciones legales correspondientes para diseñar a estrategia legal”, indicó ASSA en un comunicado.

La Asociación indicó que hasta el momento no han sido notificados por la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) de la existencia de este procedimiento promovido por la aerolínea.

Este día, Grupo Aeroméxico informó que ha solicitado ante las autoridades gubernamentales la terminación de los contratos colectivos de trabajo con ASSA y la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA), debido a la falta de acuerdos sobre reducción de costos laborales que le impide acceder a la totalidad de un crédito de mil millones de dólares para la mejora de sus finanzas.m{1185650}

En junio del año pasado, Aeroméxico se adhirió al Capitulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos con la finalidad de realizar una reestructura, debido a las afectaciones por la pandemia de coronavirus.

Con información vía Milenio

Aeroméxico pide finalizar contratos con sindicatos de pilotos y sobrecargos

La aerolínea Aeroméxico solicitó a las autoridades laborales dar por terminados los contratos colectivos de trabajo (CCT) que se tienen con pilotos y sobrecargos, debido a la situación que enfrenta por la pandemia de Covid-19.

En un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, la empresa dio a conocer que necesita tener acceso rápido y oportuno a los fondos para hacer frente a sus pagos y compromisos con proveedores claves, autoridades y colaboradores.

“Hemos decidido solicitar dar por terminados, con motivo del hecho notorio de fuerza mayor que indubitablemente nos afecta, los actuales CCT con nuestros sindicatos ASPA (Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México ) y ASSA (Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación de México), lo cual ha sido debidamente presentado, en esta fecha, a las autoridades laborales competentes en pleno cumplimiento a las disposiciones aplicables de la Ley Federal del Trabajo”, refirió.

Aeroméxico puntualizó que la aceptación por parte de dichos sindicatos de los ajustes presentados por la compañía a los contratos es estrictamente “indispensable para hacer frente a los efectos adversos de carácter financiero, operativos y estructurales provocados a nivel global a la industria aérea por la pandemia del Covid-19”.

Señaló que, además de cumplir con los compromisos y objetivos contractualmente requeridos por los fondeadores bajo el financiamiento preferencial garantizado, que fue obtenido dentro del proceso voluntario de restructuración financiera bajo el capítulo 11 de la legislación de Estados Unidos y de lograr las condiciones necesarias para tener acceso al siguiente desembolso bajo el tramo 2, los recursos son indispensables no sólo para preservar el negocio en marcha sino para evitar incumplimientos generalizados en las obligaciones de Aeroméxico con los acreedores financieros.

“Con base en la situación de fuerza mayor en la que se encuentra Aeroméxico, se ha solicitado dar por terminada la relación colectiva de trabajo, así como la individual con un determinado número de pilotos y sobrecargos a fin de reflejar la nueva realidad operativa de la compañía”, apuntó la aerolínea.

Aclaró que ante la actual situación, la firma se ha visto obligada a realizar una reducción colectiva de trabajo como consecuencia de una menor cantidad de actividades.

“Aeroméxico reitera que está en la mejor disposición de continuar las conversaciones tanto con ASPA como con ASSA, dentro del plazo señalado antes, buscando encontrar esquemas que cumplan con las condiciones necesarias para continuar accediendo a los recursos disponibles”, añadió.

No hay notificación de la Junta Federal: ASPA y ASSA

En relación con el anunció de Aeroméxico, ASPA de México señaló que no ha sido notificada por la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) de ningún procedimiento legal que haya solicitado Aeroméxico para dar por terminado el contrato colectivo de trabajo celebrado con la empresa, por lo que desconoce la peticiones y términos planteados por la aerolínea. “No hay motivo legal ni económico para dar por terminados el contrato ni las relaciones de trabajo de los pilotos. ASPA manifestó de nuevo su disposición de continuar pláticas conciliatorias con Aeroméxico, y subraya que ha dado apoyos ‘importantes’ a la empresa en los últimos meses, que significaron la reducción de los ingresos de los pilotos en 50 por ciento con repercusiones de hasta 65 por ciento durante los meses de abril, mayo y junio, del 37.5 durante julio, agosto y septiembre, y del 30 durante los meses de octubre, noviembre y diciembre.”

El 30 de diciembre, ASPA rechazó por mayoría de votos la propuesta alternativa que presentarían a Grupo Aeroméxico, consistente en ahorros de 22 por ciento por cuatro años, incluido congelar sus salarios durante este periodo como medida para apoyar el proceso de restructura de la aerolínea.

Por la noche, ASSA aseveró que de manera oficial no ha sido notificado de la petición de Aeroméxico por la JFCA, pero en cuanto conozca la demanda laboral de la aerolínea procederá a realizar las acciones legales para diseñar la estrategia a seguir.

“Los sobrecargos, por historia hemos apoyado a nuestra empresa, pero de manera particular durante esta pandemia, exigimos que se vea el esfuerzo que hemos realizado y que sean equilibrados los acuerdos”, agregó.

Con información vía La Jornada

Sin acuerdo con trabajadores, peligra capitalización de Aeroméxico

Grupo Aeroméxico debe establecer un nuevo Acuerdo Laboral con sus trabajadores, sobrecargos y pilotos, antes del 27 de enero, para llevar a cabo una reestructura financiera que le permita hacer frente a los efectos adversos a la industria aérea a nivel global provocados por la pandemia.

La aerolínea ha presentado diversas propuestas a los trabajadores para lograr una reducción de los costos laborales sin que hasta el momento hayan sido satisfactorios, “lo que se pretende de fondo es modificar los contratos colectivos de trabajo, no sólo establecer un acuerdo temporal”, comentó José de Jesús Suárez, de la Asociación Sindical de Pilotos de Aviación (ASPA).

En un comunicado a la Bolsa Mexicana de Valores, Aeroméxico informó que “se han tenido avances significativos en las negociaciones de los Contratos Colectivos de Trabajo con la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) y la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA). La compañía continuará trabajando de manera coordinada con los representantes de los sindicatos… y seguirá llevando de manera ordenada el proceso voluntario de reestructura de sus pasivos financieros bajo el procedimiento del Capítulo 11”.

No obstante, Ricardo del Valle, secretario general de la ASSA, informó que la empresa ha empezado a tomar medidas unilaterales, ya que informó que a partir del 8 de enero de 2021 se dejarán de pagar tres prestaciones a los trabajadores.

Por lo anterior, el dirigente de los sobrecargos expuso que “estas medidas unilaterales por parte de la administración de la empresa no favorecen el clima que debe construirse entre Aeroméxico y los sobrecargos, por lo que realizaremos una protesta formal y la haremos del conocimiento de las autoridades correspondientes”, indicó.

Con información vía El Economista

Sobrecargos rechazan congelar sus salarios

La Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) rechazó la propuesta de Grupo Aeroméxico consistente en congelar sus salarios por cinco años y cambios a sus prestaciones, con el argumento de una restructura bajo el amparo del Capítulo XI de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, y así enfrentar la crisis por la pandemia.

A través de una asamblea extraordinaria virtual que terminó la madrugada de ayer, se recibieron mil 866 votos, de los cuales mil 89 agremiados votaron contra las condiciones que presentó la empresa, 774 estuvieron a favor y se registraron tres votos anulados.

El sindicato informó a los sobrecargos que llevó a cabo la reunión por medio de una plataforma electrónica, en apego a las medidas de sana distancia impuestas por el gobierno de la Ciudad de México para la prevención del Covid-19.

La representación sindical presentó la requisición de restructuración del Contrato Colectivo de Trabajo por las reducciones operativas de la empresa y a la necesidad de una reingeniería que Grupo Aeroméxico necesita para seguir brindando sus servicios.

Con información La Jornada

ASSA llama a la unidad a sus agremiados para evitar que Aeroméxico cambie contrato

La Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) llamó a la unidad a sus agremiados para continuar dialogando con Grupo Aeroméxico, quien pretende modificar el contrato colectivo de trabajo, con la justificación de una restructura financiera bajo el amparo del Capítulo XI de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, para poder enfrentar la crisis financiera provocada por el Covid-19.

Al cierre de esta edición el sindicato de sobrecargos continuaba la asamblea extraordinaria vía remota, por la emergencia sanitaria, en la cual darían los resultados de la votación sobre si aceptaban los cambios propuestos por la aerolínea.

De acuerdo con algunos trabajadores, la reunión inició a las 16:45 horas, sin embargo, anunciaron un receso del que regresarían después de las 11 de la noche para seguir contando los sufragios.

En octubre pasado, la empresa presentó a la organización sindical la propuesta de modificación, donde Aeroméxico señaló que para seguir operando se tiene que implementar un acuerdo multianual de cinco años con diferentes condiciones para su sustentabilidad.

En el caso de ASSA, la aerolínea ofrece que los sobrecargos con contratación vigente mantengan sus salarios tabulares actuales de 2020 a 2024, el siguiente incremento salarial sería a partir del primero de junio de 2025, mismo que sería equivalente a la inflación que se reporte del primero de mayo de 2024 al 30 de abril de 2025.

Además, eliminaría el pago de tiempo extraordinario mensual que consiste en 10 horas para febrero y 15 para el resto de los meses, se homologarían los pagos de jornadas ordinarias a las condiciones que se aplican para los sobrecargos contratados después de septiembre de 2014, se eliminarían las compensaciones por tiempo nocturno, servicio radial de largo alcance, así como integración por tripulación.

Asimismo, desaparecerían los bonos de asistencia perfecta y profilaxis, vales de gasolina, ayuda de transporte. El aguinaldo sería equivalente a 15 días de salario tabular, el beneficio de despensa se homologaría a 30 días de salario mínimo vigente, y el fondo de ahorro a 8 por ciento del salario base. En cuanto a jubilaciones, se concluiría el Plan de Retiro Alternativo (liquidación) y seguirían con el esquema de cuentas individuales definido para tal efecto.

Con información vía La Jornada

Aeroméxico busca que pilotos pongan más de la mitad del préstamo por bancarrota

Aeroméxico tiene la intención de que sus pilotos reduzcan sus salarios y prestaciones para cubrir más de la mitad del préstamo de mil millones de dólares que el fondo de inversión Apollo otorgó a la aerolínea, que se encuentra en proceso de bancarrota.

Una fuente con conocimiento de las negociaciones entre la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA) y la aerolínea dirigida por Andrés Conesa, detalló que la firma aérea propuso una reducción salarial que superaría los 500 millones de dólares, una cifra que los pilotos del ‘Caballero Águila’ no están dispuestos a ceder.

“La administración pide que los pilotos cedan más de la mitad del préstamo de Apollo, lo cual es difícil de alcanzar. Por más que se han buscado mecanismos de llegar (a ese monto), ceder más de la mitad de lo que le está pidiendo el inversionista solo del grupo de pilotos, realmente es agresivo”, dijo la fuente a El Financiero.

Las negociaciones entre pilotos y Aeroméxico se han complicado debido a que la empresa busca hacer modificaciones permanentes al Contrato Colectivo de Trabajo, una situación con la que los capitanes no están de acuerdo.

Además, los pilotos han mostrado su descontento debido a que la aerolínea otorgó bonos millonarios a altos ejecutivos al inicio del proceso de bancarrota bajo el capítulo 11.

Un acuerdo salarial entre las dos partes es vital no solo para que Apollo inyecte el resto de los mil millones de dólares que se comprometió a invertir, sino para mantener la viabilidad financiera de la empresa.

De no concretarse a más tardar el jueves, día en que concluye el periodo de gracia, el inversionista podría pactar con Aeroméxico una prórroga, y, de forma paralela, el sindicato de pilotos podría emplazar a una huelga para presionar a la línea aérea.

Por ahora, los negociadores de los pilotos y de Aeroméxico continúan en las mesas de diálogo para poder concretar un plan de reestructura que no le corte las alas al ‘Caballero Águila’.

Con información vía El Financiero

Crece tensión en conflictos sindicales

Las negociaciones laborales que llevan a cabo los sindicatos de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) y el de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA) enfrentan una mayor tensión, ya que se se oponen a modificar el contenido de los contratos colectivos de trabajo para ajustarse por el impacto que trajo la pandemia en este año.

De acuerdo con el secretario general de ASPA, Rafael Díaz Covarrubias, los pilotos ya firmaron dos convenios -y están en la búsqueda de un tercero- para apoyar a la empresa y enfrentar el efecto negativo de la pandemia; sin embargo, “la administración de Grupo Aeroméxico pretende modificar de manera permanente los contratos colectivos de trabajo, situación que no es transitable para ASPA debido a que esto no abona a los esquemas de ahorro que pretende lograr la compañía”.

A principios de diciembre, se hizo público que Grupo Aeroméxico solicitó a la Corte de Nueva York recursos millonarios para un segmento de su personal administrativo; días después la aerolínea incumplió con un aumento salarial pactado con su planta de Aeroméxico Connect; todo esto mientras se mantenía una negociación en la que se pidió a los pilotos recortar sustancialmente los contratos colectivos de trabajo, entre otros conceptos.

“Con las aportaciones de los pilotos durante los próximos cinco años se paguen tres cuartas partes del préstamo del inversionista Apollo Global, lo cual es inverosímil, además de que Apollo solicitó un convenio por cuatro años y la aerolínea plantea un acuerdo por cinco; en suma, no sólo están pidiendo recortes económicos sino eliminar logros laborales alcanzados en los últimos 60 años”, señaló Díaz Covarrubias.

En ese sentido, expuso que ASPA se dio a la tarea de desarrollar una propuesta alineada -la cual está a votación de los pilotos hasta este 30 de diciembre- que cumple con las necesidades del inversionista; “se trata de un paquete temporal de ayuda con mejoras a la productividad y reducción de costos (20%) y si el proyecto se aprueba, se llevará, para su consideración, a la Corte encargada del Capítulo 11 de Grupo Aeroméxico”.

Levantan telefonistas mesa de negociación

Por su parte, el líder sindical de los Telefonistas, Francisco Hernández Juárez, declaró que se tomó la decisión de cambiar el esquema de negociación con Teléfonos de México, mismo que llevan desde septiembre, “porque la empresa argumenta que enfrenta problemas financieros, lo que suena más a chantaje, y considera que esa es una razón suficiente para incumplir con su responsabilidad del contrato colectivo de trabajo”.

Hernández Juárez expuso que en el fondo se pretende cambiar el esquema de jubilación que tienen los trabajadores en Telmex, pero “no lo vamos a permitir y vamos a luchar con todo lo que tenemos con sindicato para defender nuestros derechos, pero hemos decidido hacer una pausa el fin de año y retomarlo en el mes de enero con mayor fuerza”.

Añadió que se han hecho varias propuestas, “que permiten a la empresa mejorar su situación; pero por el contrario han incumplido”, ya que no ha cubierto las vacantes que se había comprometido a contratar.

Por ello, el Sindicato de Telefonistas canceló la mesa actual de negociaciones, y tomó por acuerdo en Asamblea hacer una prórroga para enero, “retirar de la mesa de negociaciones el tema del pasivo laboral, y no lo haremos hasta que la empresa no cumpla sus compromisos de carácter laboral. Además de colocar mantas en los centros de trabajo para dejar en claro la posición del sindicato”.

Las propuestas de los pilotos a Aeroméxico

ASPA trabaja en una propuesta alterna para mejorar las finanzas de Aeroméxico, la cual incluye:

  • Plan de Ahorro que representa un costo menor entre 22 y 25%
  • Salario congelado para todos los pilotos por cuatro años
  • No se harán ajustes salariales ni por inflación o antigüedad
  • No se aplicarían pagos extras para uniformes, maletas y otras prestaciones
  • Los viáticos no tendrán incrementos, ni ajustes por cuatro años
  • Esquema de retiros voluntarios para quienes deseen acogerse de manera voluntaria.

Con información vía El Economista

Recuperación de las aerolíneas podría darse en diciembre

El paro de actividades que se dio en abril y mayo por la pandemia de covid-19 puso a las aerolíneas en México contra la pared, siendo uno de los sectores más golpeados por los efectos causados por la emergencia sanitaria.

A casi siete meses de retornar actividades gradualmente, todo indica que “lo peor de la crisis para las aerolíneas” ha pasado, aunque existen desafíos por enfrentar, dado que regresar a los niveles previos a la pandemia llevará todo el 2021 y quizás una parte del 2022.

De acuerdo con analistas de sector, las aerolíneas conocidas como de bajo costo han salido fortalecidas y serán las que podrán ver una recuperación que puede cristalizarse en diciembre cuando la gente empiece a viajar.

Jorge Casares, profesor del departamento de Contabilidad y Finanzas del Tecnológico de Monterrey, consideró que las aerolíneas de bajo costo serán las que se recuperen más rápido, por ejemplo, Volaris y VivaAerobus y después las tradicionales como Aeroméxico e Interjet.

Éstas atienden más el mercado de negocios, un nicho que tardará en recuperarse, dado que en este momento no hay eventos y congresos presenciales, hay poca movilidad y las empresas han recortado gastos.

“Es un segmento (viajero de negocios) que está estancado y seguirá en el corto plazo. Se estima que el mercado de turismo será el que repunte y la gran prueba será ahora en diciembre”.

Los estadunidenses van a querer viajar y lo harán a México, de igual manera que los mexicanos que estarán viajando al interior del país, sobre todo destinos de playa.

De acuerdo con el especialista, Aeroméxico e Interjet estarán reduciendo sus flotas para operar de una manera más eficiente y se enfocarán más hacia el transporte de carga como una manera de compensar la caída en el flujo de pasajeros.

Dado que hasta el momento el transporte de carga representa el 6 por ciento de sus ingresos.

Señaló que esta situación indudablemente que afectará a las aerolíneas en su participación de mercado, donde sí se verá una reconfiguración y donde Volaris y VivaAerobus puedan ganar terreno.

Durante estos meses se vio que Volaris vio bajar su flujo de pasajeros en un 35 por ciento, mientras que Aeroméxico bajó un 67 por ciento, Interjet cayó 90 por ciento.

Para Julián Fernández, analista de Bursamétrica, lo peor de la crisis de las aerolíneas ha pasado.

Aeroméxico ha disminuido su flotilla y se está enfocando a los destinos internacionales de mayor demanda, dejando a un lado otras rutas.

“Es posible que en el corto plazo se pueda ver una alianza de cooperación entre VivaAerobus, Interjet y Volaris (…) Vemos que algunos jugadores del mercado se achiquen, como el caso de Aeroméxico, Volaris más grande”.

Consideró que Aeroméxico ha podido sortear muy bien la crisis, al realizar desinversión de activos (flotilla), aunque sigue con una deuda elevada, pero la emisión de deuda le dio “respiro”.

 En el caso de Volaris, la tomó mejor posicionada financieramente, entonces su caída no ha sido tan severa.

El analista de Bursamétrica estimó que el turismo recreativo o entretenimiento será el primero que repunte, considerando que los mexicanos están ávidos por salir de viaje, y si este escenario se cumple se estaría recuperando en el primer trimestre de 2021. 

Panorama

A casi siete meses de retornar actividades gradualmente, todo indica que “lo peor de la crisis para las aerolíneas” ha pasado, aunque existen desafíos por enfrentar, dado que regresar a los niveles previos a la pandemia llevará todo el 2021.

Cambios

Aeroméxico e Interjet estarán reduciendo sus flotas para operar de una manera más eficiente y se enfocarán más hacia el transporte de carga como una manera de compensar la caída en el flujo de pasajeros.

Con información vía Milenio