Aeroméxico busca ahorrar con outsourcing

Grupo Aeroméxico recibió autorización de la Corte del Distrito Sur de Nueva York para llevar a cabo los despidos de 1,105 empleados de tierra, entre sindicalizados y no sindicalizados, y recontratarlos por esquemas de outsourcing, esto de acuerdo con documentos presentados en el marco de su Capítulo 11 y personal de la misma compañía.

Los cambios en la plantilla de Grupo Aeroméxico iniciarían a partir de agosto, y se prevé que los primeros despidos tengan lugar entre el personal de la aerolínea en los aeropuertos de Campeche, Ciudad del Carmen, Zihuatanejo y Mexicali. Sin embargo, en el mediano plazo, la aerolínea planea ofrecer a terceros sus operaciones de tierra en 36 bases a lo largo del país, dejando intactos únicamente sus centros principales, como Ciudad de México, Monterrey, Cancún y Tijuana.

Los despidos forman parte de las modificaciones laborales que ha llevado a cabo Aeroméxico en el marco de su reestructura bajo el Capítulo 11 de la Ley estadounidense, y que le han permitido renovar sus Contratos Colectivos de Trabajo (CBA) con los cuatro sindicatos que engloban a la mayor parte de sus empleados, así como generar ahorros por 86 millones de dólares al año, de acuerdo con la misma aerolínea.

De tal forma “como parte del nuevo CBA con el sindicato Independencia, los Deudores (Aeroméxico) e Independencia acordaron, entre otras cosas, que los Deudores pueden pasar ciertos empleos en terminales de aeropuertos y tierra a contratistas independientes especializados”, indicó la aerolínea en su documento presentado ante la Corte.

Varias compañías, entre las que se incluyen Mantenimiento para equipos de Aviación (MEA) o Swissport se encuentran interesadas en participar en la nueva tercerización de los servicios de tierra de Aeroméxico.

La línea del caballero águila prevé despedir 365 empleados sindicalizados y uno no sindicalizado, pagando aproximadamente 9.38 millones de dólares en indemnizaciones, con un promedio de 25,669 dólares por persona.

Asimismo, la empresa Sistem, una contratista de Grupo Aeroméxico y que no forma parte del Capítulo 11 de la aerolínea mexicana, planea despedir 515 empleados sindicalizados y 224 no sindicalizados, pagando un total de 5.94 millones y 4.02 millones de dólares respectivamente. Esto generaría un ahorro para ambas empresas por 895 millones de dólares anuales.

Por su parte, empleados de tierra que están viendo su futuro en riesgo, señalaron a A21 que Aeroméxico está ofreciendo su recontratación bajo un esquema de outsourcing, pero que las condiciones de trabajo no son aceptables, por lo que un buen número de personas no está aceptando.

“El 24 de agosto va a ser un desastre en Mexicali pues no tienen personal que saque la operación. No han podido contratar gente exterior porque el sueldo es muy bajo, sin prestaciones, con seis días de trabajo y uno de descanso sin generar antigüedad”, señaló un empleado con conocimiento del tema, que solicitó el anonimato.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Tribunal pide a Corte conocer caso de piloto que debe pagar 30 mdp a Aeroméxico

Un Tribunal Federal solicitó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) atraer el caso del capitán José Manuel Fernández Aguirre, quien fue condenado al pago de más de 30 millones de pesos a favor de Aeroméxico y Aerolitoral, para reparar el daño que provocó por el paro de pilotos en 2017.

A principios de este año la Quinta Sala Civil del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJ de CdMx) emitió la sentencia, porque el paro afectó a más de 10 mil pasajeros por la cancelación de vuelos.

Ante esta situación, el piloto despedido promovió un amparo directo, último recurso que tiene para evitar la condena.

Por tratarse de un tema de interés y trascendencia, el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Civil solicitó al Pleno de la Corte que se pronuncie respecto al artículo 1916 del Código Civil de la Ciudad de México, impugnado por el capitán José Manuel Fernández.

La petición ya ingresó a la Corte, pero aún falta que sea votada en alguna de las dos Salas para determinar si se analiza el caso.

El piloto reclamó del artículo el tema relacionado con los derechos libertad de expresión y asociación, libertad de información frente a la censura en el juicio ordinario civil (determinación de actuar ilegal en relación con la suspensión de labores por parte de pilotos).

El paro de pilotos se realizó el 28 de noviembre de 2017, lo que propició la cancelación de 61 vuelos.

El Tribunal que condenó al piloto dejó claro que, en caso de no tenga los recursos económicos para pagar a las aerolíneas, procederá el embargo de bienes. De acuerdo con testimonios, José Manuel Fernández convocó al paro de labores por el despido del capitán José Manuel Orduño.

Días después, Aeroméxico decidió terminar su relación laboral de 15 años con el capitán José Manuel Fernández, entonces secretario de Trabajo de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA).

Asimismo, comenzó una investigación contra siete miembros de ASPA por su posible responsabilidad; a tres de ellos se les aceptó su renuncia en el Comité Ejecutivo.

Por su parte, Mario González, secretario general de ASPA, aseguró que el sindicato no respaldó el paro de pilotos de Aeroméxico. Dijo que ésta no era la forma de actuar del sindicato, porque la forma de actuar de ASPA es agotar la negociación antes de tomar cualquier medida, “siempre buscamos no afectar a los pasajeros”.

En abril , Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, juez de control del Centro de Justicia Penal Federal en el Reclusorio Sur, en la Ciudad de México, sentenció a nueve meses de prisión al capitán por ser penalmente responsable del delito de ataques a las vías generales de comunicación.

También se ordenó la suspensión de sus derechos políticos, además de que le prohibió acudir durante un año a las instalaciones de Aeroméxico y la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores, y el pago de una multa.

CON INFORMACIÓN DE EL FINANCIERO

ASPA vende su claim a Barclays como parte de reestructura de Aeroméxico

La venta de una porción de los derechos de acreedores de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA) a Barclays Bank, como parte de la reorganización financiera bajo el Capítulo 11 de Grupo Aeroméxico es parte del proceso normal de una reestructura y una prueba del trabajo de reconocimiento de las aportaciones laborales de los trabajadores de la aerolínea, señalaron fuentes con conocimiento del tema.

Recientemente, ASPA informó de una transferencia por una parte de sus derechos de acreedores a un precio no especificado, pero que fue calificado de “castigadísimo” por diversos especialistas. Sin embargo, “este tipo de transacciones son totalmente comunes y esperadas durante un Capítulo 11, y existen un poco más de 30 antecedentes en las que esto ha sucedido, y de manera específica, durante bancarrotas del sector aéreo”, indicó una fuente que solicitó el anonimato.

Por su parte, ASPA señaló que se concretó la venta de una parte del claim (deuda) que los pilotos tienen reconocido como acreedores en el proceso de Capítulo 11 que lleva Grupo Aeroméxico.

“Respecto del porcentaje restante, nos encontramos estudiando los escenarios con el objetivo de proteger los intereses de nuestros pilotos, pero manteniendo el respaldo que hemos dado a nuestras aerolíneas en este proceso del cual, estamos seguros, saldrán fortalecidas”, añadió el sindicato a pregunta expresa de A21.

El monto vendido es parte del claim laboral de la deuda que Aeroméxico reconoce con ASPA y que se deriva de los convenios firmados entre ambas partes durante 2020 y 2021 y que ayudaron a la reestructura de la aerolínea del caballero águila.

Lo que hizo ASPA fue vender una parte de ese reconocimiento de la deuda a Barclays con el fin de recuperar una parte de lo que se cedió durante la negociación con Aeroméxico y repartirlo entre los pilotos, señaló la fuente. ASPA mantiene como posibilidad vender más parte de su deuda reconocida. 

Asimismo, el único claim laboral reconocido en América Latina es el de los pilotos de ASPA y gracias a lo que nosotros lo conseguimos se le cedió a otros sindicatos en México.

“Fuera del claim laboral de ASPA, no hay otro entre las aerolíneas de América Latina. Esto surge gracias a que se dieron cuenta de que lo que aportan los trabajadores debe ser reconocido. Esto es algo que no sucedía en prácticas anteriores”, indicaron.

En los procesos de Capítulo 11 de Avianca y LATAM, ninguno de los grupos de trabajadores fueron mencionados durante la petición, ni sus contribuciones para la reorganización de las aerolíneas fueron reconocidos.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Acuerdos extrajudiciales ahorran a Aeroméxico casi 5 millones de dólares

Grupo Aeroméxico ha llegado a acuerdos extrajudiciales con 72 empresas, autoridades y personas físicas en México, Japón, Estados Unidos, Corea del Sur y Colombia, que le han permitido ahorrar casi cinco millones de dólares (mdd), como mínimo, en su proceso de reorganización financiera bajo el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos.

De acuerdo con un análisis realizado con los documentos del retiro de reclamo de deuda por parte de acreedores de Grupo Aeroméxico, la aerolínea ha logrado renegociar el pago de 67.3 millones de pesos (cerca de 3.4 millones de dólares), así como 1.2 millones de dólares y 1.1 millones de wones surcoreanos (aproximadamente 1,050 dólares).

Entre las empresas con las que Grupo Aeroméxico ha llegado a distintos acuerdos se encuentran tres grupos aeroportuarios mexicanos: del Pacífico, GAP; del Centro Norte, OMA y del Sureste, ASUR. Sin embargo, el monto que estos tres acreedores reclamaban a la aerolínea ya no es conocido, de acuerdo con los documentos disponibles en el portal web  del Capítulo 11 de Grupo Aeroméxico.

Que Aeroméxico llegue a acuerdos extrajudiciales con sus acreedores es importante, porque disminuye el monto total que declara Aeroméxico en su reporte de deuda, lo que a su vez modifica el valor de la valuación de la empresa para el plan de reestructura y valoriza los montos adeudados restantes, al ser menor el valor de la reclamación actual, señaló una fuente cercana con conocimiento del tema.

Sin embargo, el monto que Aeroméxico ha logrado negociar fuera de la corte es bajo, sobre todo porque la misma compañía estimó que la deuda que mantiene con acreedores no asegurados (como por ejemplo OMA, ASUR y GAP) oscilaba entre los tres mil 257 millones y los tres mil 958 millones de dólares hasta abril del 2021. En este sentido, el monto no asegurado más alto por un acreedor pertenece al Banco de Nueva York, por 411 millones de dólares.

Asimismo, ya hay varios reclamos por parte de acreedores que han sido rechazados por la corte estadounidense, como es el caso del que solicitaba el Departamento de Transporte de Estados Unidos, por un monto de casi 600 mil dólares. En contraparte, hay otros que aún se mantienen, como el que Aeroméxico tiene con la Dirección General de Aviación Civil de Francia por 260 mil dólares.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Aeroméxico obtiene prórroga de 75 días para presentar plan de reestructura

Grupo Aeroméxico informó que la Corte de Quiebras de Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York le aprobó el martes una extensión de 75 días al período de exclusividad para que la firma presente su plan de reestructura.

Apenas la semana pasada, la aerolínea había pedido extender la presentación de este documento por 122 días, para así darlo a conocer el 25 de octubre del año en curso; sin embargo, tras lograr importantes avances pidió reducir el plazo. 

Aeroméxico, la principal línea aérea del país atraviesa por un proceso voluntario de reestructura bajo el Capítulo 11 de la legislación estadunidense.

Grupo Aeroméxico indicó su deuda total es de aproximadamente 5 mil millones de dólares, donde se incluye adeudos de rentas, impuestos y pasivos con el Aeropuerto internacional de la Ciudad de México (AICM) por concepto de tarifa de uso aeroportuario (TUA).

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO

Tráfico de pasajeros de Aeroméxico bajó 2% en enero respecto a diciembre

El tráfico de pasajeros del Grupo Aeroméxico, que opera la mayor aerolínea del país, se redujo en enero un 2.1% respecto a diciembre y representó un 66.2% del total de viajeros del mismo mes de 2020, informó el lunes la compañía, inmersa en un proceso de reestructura financiera desde hace meses.

Aeroméxico dijo en un comunicado que en enero transportó 1.09 millones de pasajeros y que su oferta, medida en asientos-kilómetro disponibles (ASKs), se incrementó un 4.9% en comparación con diciembre de 2020 y representó el 61.9% de la capacidad de enero de 2020.

Con información vía El Economista

Un paro en Aeroméxico tirará 19% de conexiones

Grupo Aeroméxico, principal empresa del sector aeronáutico, se encuentra dentro de una de sus crisis más difíciles, derivado de la caída histórica en su ventas por la pandemia de covid-19, situación que se ha complicado ante la falta de acuerdos con su sindicato de pilotos y sobrecargos para concretar una reestructura y si por ello deja de operar, el país perderá 19.3 por ciento de su conectividad nacional e internacional.

Según la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), de enero a noviembre de 2020 Aeroméxico representó 19.3 por ciento del mercado total (contando aerolíneas nacionales y extranjeras).

La Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) citó para hoy a sus agremiados a una manifestación en sus instalaciones y por medios virtuales para protestar contra la modificación del contrato colectivo propuesta por Aeroméxico para disminuir sus costos.

En un escenario catastrófico, si la línea no logra un acuerdo antes del 27 de enero, perderá la oportunidad de un financiamiento mil millones de dólares para su reestructura. Ante un eventual paro, México se quedará sin conectividad hacía 43 destinos nacionales, 20 en Estados Unidos, 18 en América Latina, las actuales rutas de la empresa.

Además, hay cinco países en Europa que pueden quedar con menos acceso de transporte aéreo, entre los que se encuentran Madrid, París, Londres y Ámsterdam; así como cuatro ciudades en Canadá y dos en Asia.

En junio de 2021, Aeroméxico informó que acudió al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de EU, para iniciar con un proceso de reestructura financiera, ante las afectaciones por la pandemia.

El académico de la Universidad Panamericana Fernando Gómez Suárez comentó que si Aeroméxico dejará de operar por sus problemas financieros, sería un duro golpe para la aviación, por ser la línea insignia del país. 

“Es la línea aérea más importante por el valor de marca, su  historia y la antigüedad que tiene, además de la capacidad de flota con la que cuenta y su cobertura de rutas tanto nacionales como en el extranjero”, indicó.

Turismo, en punto muerto

La pandemia de covid-19 “llevó al turismo a un punto muerto casi de la noche a la mañana y ahora tenemos la oportunidad de reiniciarlo y repensar”, señaló el secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Zurab Pololikashvili, en una entrevista con Efe. 

“Antes de la crisis, como sector, estábamos haciendo un excelente progreso hacia la inclusividad y la sostenibilidad que ahora tenemos la oportunidad de profundizar y ampliar”. 

Información vía Milenio

Aeroméxico retoma pláticas con sindicatos

Aeroméxico reanudará hoy lunes las negociaciones con sus trabajadores sindicalizados para conseguir un acuerdo salarial que permita a la empresa conseguir una capitalización, en medio de su reestructura bajo la ley de bancarrotas de Estados Unidos.

“De común acuerdo con la administración de la Empresa Aeroméxico, el día de mañana 18 de enero del presente año hemos sido convocados para continuar las negociaciones respecto del inversionista Apollo con referencia al Chapter 11”, informó ayer la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación de México. Aeroméxico tiene hasta el 27 de enero para llegar a un acuerdo con sus sobrecargos y pilotos sindicalizados, de modo que pueda bajar sus costos laborales y acceder a una inyección de capital de 1,000 millones de dólares por parte del fondo Apollo Group.

Los recursos le permitirán a la empresa fortalecer su capital en medio de la reestructura que vive bajo el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de EU, a la que se acogió a finales de junio del año pasado, en medio de la crisis que desató en el sector aéreo de pasajeros el Covid-19.

Tras un primer fracaso en los esfuerzos para llegar a un acuerdo, la semana pasada, Aeroméxico anunció que solicitó la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje la finalización de sus contratos colectivos de trabajo con ASSA y con la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA), aduciendo causas de fuerza mayor.

Con información vía El Economista

¿Se avecina una huelga en Aeroméxico?

Si el gobierno autoriza a Aeroméxico finalizar los contratos colectivos con sus pilotos y sobrecargos, se desataría un conflicto laboral que terminaría en una huelga y con posibles problemas operativos, anticiparon expertos.

“Estaríamos ante un latente escenario de una huelga que dejaría a Aeroméxico en la imposibilidad de seguir operando”, señaló Rogelio Rodríguez, doctor en Derecho Aéreo y Espacial.

El lunes, la aerolínea comunicó a la BMV su petición a las autoridades laborales de dar por terminados los contratos colectivos de trabajo ante la falta de acuerdos que permitan llevar a cabo la reestructura de la empresa.

“La Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México es un brazo fuerte del sindicalismo de los últimos años, es un sindicato que haría valer figuras como el estallamiento de huelga, es decir, habría una huelga antes de que se declarara formalmente la inexistencia de los contratos y dejaría inviable la empresa”, dijo Rodríguez.

El desacuerdo entre Aeroméxico y los trabajadores podría afectar la operación de la aerolínea.

“La primera consecuencia puede ser un proceso de demoras en las operaciones ejecutadas por los sindicatos e inclusive cancelaciones de vuelo por falta de personal seguido de una huelga general, lo cual impactaría aún más la liquidez bastante ya frágil de la aerolínea”, aseguró René Armas Maes, vicepresidente Comercial y socio de MIDAS Aviation, una firma especializada de aviación en Londres.

La complicada situación financiera de Aeroméxico ha abierto la posibilidad de un emplazamiento a huelga para presionar a la aerolínea.

Armas Maes añadió que, debido a la pandemia, se espera que la demanda internacional se recupere a niveles prepandemia hasta 2025 y, por esto, es que Apollo, el fondo de inversión que capitalizó a Aeroméxico, insiste en reajustes y congelación de salarios.

Brian Rodríguez, analista del sector aéreo en Monex, dijo que los desacuerdos podrían beneficiar a otros jugadores de la industria.

Con información vía El Financiero

No dan tiempos a Aeroméxico para cancelar contratos con sindicatos

La Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) no había sido notificada, hasta el cierre de la edición, sobre la decisión de Grupo Aeroméxico de cancelar los contratos colectivos de trabajo; pero confían en que “un buen acuerdo” serviría para que la compañía aérea retirara dicha solicitud interpuesta ante las autoridades laborales competentes.

En entrevista, Ricardo del Valle, secretario general de la ASSA, expuso que el proceso que inició la compañía aérea llevará su propio tiempo, el cual no corresponde a la fecha límite del 27 de enero, que Aeroméxico logró como prórroga para llegar a un acuerdo con sus 2,113 sobrecargos y más de 1,000 pilotos para bajar sus costos laborales y poder acceder a una capitalización de la firma Apollo Gobal Management.

“Lo que estamos esperando es que haya sensibilidad por parte de la empresa; existe la disposición por parte de nuestros compañeros sobrecargos para que esto se resuelva de la mejor manera posible, con acuerdos equilibrados en los que se logre la estabilidad y paz laboral en el corto, mediano y largo plazo”, explicó. Destacó que buscan “acuerdos equilibrados que favorezcan a nuestros compañeros y a la empresa”.

Con información vía El Economista