Negocio en torres de Telecom sería de 30,000 millones de dólares

Las empresas operadoras de torres de telecomunicaciones están ganando terreno a medida de que se acelera el uso de datos móviles y se avanza en el despliegue de la red 5G. En el mercado accionario siete empresas de este negocio conjuntan un valor de mercado de 419,468 millones de dólares, entre ellas se ubican la mexicana Telesites, el gigante American Tower y la subsidiaria de Vodafone, Vantage Towers.

American Tower, la estadounidense que opera a nivel global y cuenta con 171,000 sitios de comunicación, es la de mayor valor en Bolsa, alcanzando 135,241 millones de dólares, seguida de la alemana Deutsche Telekom, que con su subsidiaria Deutsche Funkturm, opera una cartera de 32,800 torres.

Crown Castle mantiene una cartera de más de 40,000 torres de telefonía celular, vale en Bolsa 81,780 millones de dólares, colocándose como la tercera con mayor valor de mercado. Telesites, en contraparte, es la más pequeña respecto a sus pares internacionales en valor de mercado, con 2,907 millones de dólares, según Economática.

Incluso es la única emisora que acumula caídas en el precio de su acción en lo que va de este año, reflejando una minusvalía de 18.54 por ciento.

American Tower es la que mayor ganancia ha generado para sus acciones, puesto que sus papeles han repuntado 32.38% en el periodo citado y su par SBA Communications es la segunda con el mejor desempeño, avanzando cerca de 26%, seguida por la española Cellnex Telecom que gana en Bolsa 25.68 por ciento.

Un negocio creciente

La industria de torres de telecomunicaciones inalámbricas va cobrando relevancia a medida que las empresas de telefonía aumentan sus inversiones para mejorar la calidad y variedad de sus servicios para llegar al despliegue de la quinta generación de tecnologías móviles (5G).

Un estudio de Waplan Analytics indica que hacia 2025 los ingresos de los propietarios de torres en el mundo se duplicarán hasta los 33,000 millones de dólares, dado el impulso obtenido con la venta de emplazamientos o a través de movimientos para segregar sus torres en unidades independientes.

“En tan solo 10 años, los torreros en América latina y el caribe se han convertido en actores clave para la reducción de la brecha digital. Lo que empezó como un modelo de negocio basado en la tercerización de bienes raíces, ahora está consolidándose y sofisticándose con rapidez”, dijo Guillermo Mulville, encargado de dirigir el equipo de Telecomunicaciones, Medios y Tecnología (TMT) en BID Invest.

Incluso, una tendencia que se está gestando en este negocio es que los operadores de telecomunicaciones han redefinido su estrategia separando el negocio de servicios con los de infraestructura pasiva.

Un caso en México es América Móvil que en 2015 escindió a Telesites y cuyo mayor cliente es Telcel. Ahora replicará el mismo modelo pero con sus Torres en Latinoamérica, por lo que buscará crear una nueva empresa que cotice en Bolsa.

La nueva compañía, en caso de que lo aprueben los inversionistas el próximo 29 de septiembre, se llamará Sitios Latinoamérica  y tendrá un portafolio de 36,008 torres de telecomunicaciones que se ubican en 15 países de América Latina, como en Brasil y en Chile. Se estima que podría generar 7,000 millones de pesos en flujo operativo (EBITDA).

Telesites, por su parte, era propietaria, hasta junio de este año de 18,611 sitios en México; mientras que otros 322 sitios mantenía en distintas etapas de obra.

“Durante los últimos años la tendencia global en la industria de las telecomunicaciones era la expansión simultánea de clientes y redes. Se consideraba que el desarrollo de una infraestructura propia era una actividad estratégica para las empresas participantes, puesto que se estaba en los inicios del despliegue de redes móviles, y la cobertura era el gran factor diferenciador”, destacó en un informe América Móvil.

“Sin embargo, la evolución las telecomunicaciones móviles ha llevado a que los operadores de telecomunicaciones redefinan su estrategia hacia diferenciación en servicio y a independizar su infraestructura pasiva”, añadió en el reporte.

Otros ejemplos en América Latina han sido Entel que en 2019 vendió 1,980 torres en Chile y 1,262 en Perú a American Tower. En Europa, Telefónica vendió el negocio de torres de Telxius.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Tamaulipas recibirá torres inalámbricas para cobertura de internet en zonas rurales

Capital privado se encargará de ampliar en Tamaulipas la cobertura de internet durante los próximos dos años, como es el caso de American Tower, al invertir 160 millones de pesos en más de mil kilómetros de fibra óptica, cuyo proyecto se enfocará en municipios de la región norte de la entidad, y con beneficio para las zonas marginadas.

Claudina Garcíadirectora legal y de asuntos públicos de la compañía establecida en México, encargada de proporcionar la infraestructura inalámbrica, especificó que estos planes forman parte de un despliegue que abarca los municipios de MatamorosReynosaRío Bravo y Nuevo Laredo.

El objetivo es cerrar la brecha existente en comunicaciones entre los habitantes de la entidad. mismo plan a ejercerse en Guerrero en el mismo periodo. Al respecto, Carlos García González, secretario de Desarrollo Económico estatal, expuso que será de ayuda para la entidad ante la nueva normalidad por la pandemia del covid-19, donde muchas empresas han migrado a plataformas digitales.

«Este año tenemos un plan de despliegue de redes de telecomunicaciones en zonas rurales, particularmente en dos de los estados más importantes como Tamaulipas y Guerrero. En el caso del primero lo aplicaremos en comunidades de Nuevo Laredo, Reynosa, Río Bravo y Matamoros. Definiremos los detalles pero contribuiremos a cerrar esa brecha digital», aseguró Claudina.

Aporta al crecimiento

La labor de la empresa se enfoca principalmente en crear esa infraestructura basada en la distribución de antenasinstalación de fibra óptica e implementos de conexión inalámbrica a internet, el cual han desarrollado desde el 2011 en México. Tan sólo en el país, cuentan con más de 8 mil torres en operación.

«Con la infraestructura, más empresas de telecomunicaciones y sus proveedores podrán llegar a ofrecer sus servicios y extender la cobertura donde actualmente no existe. Esta oportunidad llevará a un esfuerzo en conjunto con las autoridades estatales y municipales para seguir con este crecimiento, quitando barreras regulatorias y hacerlos más eficaz”, destacó la directora.

Por el caso de Tamaulipas, el funcionario estatal expuso que la llegada de una compañía de telecomunicaciones traerá consigo “una ayuda para acercar a más gente el internet, necesario con los cambios establecidos por la pandemia del coronavirus”.

Con información vía MILENIO