Conectividad universal tiene obstáculos para ser una realidad en el corto plazo

La conectividad universal es uno de los proyectos más ambiciosos del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, cuyo objetivo es que todo el país tenga acceso a internet antes de que termine su mandato.

Sin embargo, hay varios obstáculos en el camino que dificultan llegar a la meta, y algunos ‘baches’ que existen desde administraciones pasadas.

El alto pago de derechos por uso de espectro es el último de los temas que los jugadores de la industria de telecomunicaciones han puesto sobre la mesa como freno a la inversión y a una mayor cobertura en el país.

Pero no es lo único, pues el sector también enfrenta otros retos que frenan la conectividad universal como el despliegue de infraestructura, sobre todo en zonas remotas, la inexistencia de criterios y homologación de pagos por parte de gobiernos locales y hasta la delincuencia organizada.

Si bien la queja no es nueva, la pandemia agudizó algunas dificultades a las que se enfrentan los operadores para el despliegue, principalmente la Red Compartida.

El despliegue en áreas rurales requiere de alrededor de 8,000 torres, de las cuales la mayoría serán torres nuevas, por lo que los proveedores tendrán que enfrentarse a muchos trámites y permisos en municipios, dijo recientemente Isabel Prieto, directora corporativa de Altán Redes, en un foro organizado por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

A la fecha nos hemos encontrado con enormes trabas y una tramitología inmensa; en cada son distintos, no hay homologación ni unificación de tarifas, por lo que se deben tramitar permisos con hasta tres dependencias, dependiendo del estado Isabel Prieto, directora corporativa de Altán Redes.

Este escenario adverso para el despliegue arrastra consigo otro contra: aumenta los costos y los tiempos de despliegue dado que los tiempos de respuesta para la obtención de permisos municipales son amplios, sobre todo en localidades de alta plusvalía.

Pero no es todo. Prieto acusa que también se ha enfrentado a largos tiempos de respuesta para la obtención de permisos federales con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), por ejemplo,  en permisos para desplegar fibra en carreteras, autopistas, aeropuertos o cruces ferroviarios.

Por su parte Salomón Padilla, vicepresidente de la Asociación de Telecomunicaciones Independiente de México (ATIM), dijo que los gobiernos locales deben entender el beneficio de la digitalización en todos los sentidos del gobierno.

Por ello, considera que, en principio, debe de cambiar de forma de pensar a los municipios, de reconocer la digitalización es una herramienta para mejorar y transparentar, porque el gobierno digital facilita los datos suficientes para medir las necesidades.

La ATIM está trabajando con Altán para el despliegue local de la red, de la última milla, pero siguen enfrentando los mismos problemas, a pesar de que es un hecho que para el despliegue es necesario conectar.

En esa línea, Padilla sugiere a los municipios una regulación o un impulso hacia la construcción de ductos y registros de sus calles bajo una política de despliegues de torres y postes, dado que todo eso se requiere para llevar la capilaridad de las redes troncales.

Con información de Itzel Castañares vía El CEO/DPL News

Presidente mexicano plantea a la oposición referendo revocatorio en 2022 tras protestas

Ciudad de México, 1 jun (Sputnik).- El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obraor, planteó a la oposición prepararse para un referendo revocatorio de su mandato de seis años para el año 2022, después de las caravanas de automóviles en la capital y varias ciudades del país del sábado pasado, que exigieron la renuncia del gobernante.

“Nosotros mismos propusimos incluir la revocación del mandato en la Constitución”, una reforma que establece una consulta a principios de 2022, aunque la propuesta oficialista original era a mitad del sexenio, en diciembre de 2021.

El presidente López Obrador ganó las elecciones el 1 de julio de 2018 y asumió el mandato el 1 de diciembre de ese año, por lo que este lunes cumple un año y medio en el cargo.

“Creo que tienen derecho a manifestarse, la diferencia entre una dictadura y una democracias es que en democracia hay libre manifestación de las ideas, se garantizan las libertades y el derecho a disentir, no veo ningún problema (a las protestas), así es la democracia”, respondió el mandatario en conferencia de prensa a una pregunta sobre las protestas.

Alrededor de 300 automóviles y motocicletas recorrieron las principales arterias de la capital mexicana el sábado pasado.

Las protestas motorizadas se realizaron en una docena de las principales ciudades del país, como Guadalajara (oeste), donde fue la mayor movilización con unos 2.000 autos, además de Monterrey (norte), Cuernavaca (sur) y Veracruz (sureste).

“Fuera AMLO, vete ya”, fue la consigna más repetida con las iniciales del nombre del mandatario.

REGLAS DEL PLEBISCITO

La pregunta de la consulta indagará si los votantes quieren que el presidente continué en su cargo o sea destituido.

“El pueblo manda y decide en democracia, si la gente dice que renuncie, dejo la presidencia, no puedo estar gobernando sin el apoyo de los ciudadanos”, prosiguió el jefe de Estado.

Señaló también que para gobernar se requiere la aprobación del electorado.

“No comparto la idea que, si un gobernante tiene una aprobación de 20 por ciento, solo porque lo eligieron por seis años tiene que seguir en el cargo”, expresó el presidente.

Además, cuestionó que existan gobernantes impopulares que se mantengan en el cargo.

López Obrador considera que “un presidente sin respaldo popular no sirve para nada, nosotros estamos llevando a cabo una transformación, y el motor de ese cambio es el pueblo”.

Al mismo tiempo, se pronunció en contra de la reelección en el poder Ejecutivo.

“Si la gente decide que termine (el mandato), termino en el 2024, soy partidario del sufragio efectivo y la no reelección”, expresó.

El 16 de octubre pasado, el Senado aprobó una reforma constitucional para permitir la revocación de mandato del presidente y de los gobernadores mediante referendo.

En julio del año próximo se celebran comicios legislativos, y provinciales.

López Obrador dijo que el límite de las protestas es la violencia.

“Lo que tenemos que cuidar todos es que no haya violencia, nosotros luchamos durante varios años para cambiar el régimen de corrupción y de injusticias, y lo hicimos de manera pacífica, no rompimos ni un vidrio”, actuando de manera irresponsable, reseñó.

Según el presidente, la inconformidad de la oposición se explica porque “se está llevando a cabo una transformación” en este país.

El Gobierno “está limpiado los privilegios y hay quienes no quieren dejar de robar, mantener privilegios, que continúe el clasismo”, agregó.

Advirtió que las autoridades escucharán a todos los ciudadanos, sin embargo, le darán preferencia a los más humildes.

“Tienen derecho a manifestarse quienes quisieran que continuara el mismo régimen de corrupción y privilegios”, puntualizó.

Las protestas fueron organizadas por el Frente Nacional Anti AMLO, que alude a las iniciales del nombre del gobernante.

Las elecciones para renovar el Congreso están convocadas para julio del próximo 2021, y en marzo de 2022 se realizaría el referendo de revocación de mandato, si se reúnen la firmas necesarias para solicitarlo. (Sputnik)