SINDICALISMO_ Apple y los sindicatos: en un audio filtrado, una vicepresidenta de la empresa disuade a empleados de unirse a un sindicato

Para nadie es un secreto que algunas tecnológicas están enfrentando corrientes internas a favor de crear o unirse a sindicatos, en busca de mejores condiciones laborales. Apple ha visto esa tendencia en algunas de sus tiendas y ahora, en un audio filtrado, se escucha a la vicepresidenta de retail, Deirdre O’Brien, disuadir a los empleados de sindicalizarse.

El audio proviene de un video que circula entre empleados en Estados Unidos y que fue filtrado a The Verge y a Motherboard, este último incluso subió una porción del audio a YouTube.

En el audio se escucha a O’Brien decir: «me preocupa lo que significaría poner a otra organización en medio de nuestra relación, una organización que no tiene profundo conocimiento de Apple o de nuestro negocio«.

Tres tiendas de Apple han buscado sindicalizarse, una en New York, una en Georgia y otra en Maryland

Una lluvia de argumentos contra la sindicalización

la ejecutiva de Apple dijo a sus empleados que la relación de la empresa con sus empleados «está basada en una participación abierta, colaborativa y directa, que creo que podría cambiar fundamentalmente si una tienda está representada por un sindicato bajo un acuerdo de negociación colectiva«, según se escucha en el audio filtrado. En el video de duración aproximada de seis minutos, O’Brien insinuó que los esfuerzos de sindicalización podrían retrasar mejoras laborales que Apple podría implementar por su propia cuenta.

«Apple se mueve increíblemente rápido» nuevamente se escucha decir a la ejecutiva, en referencia a que Apple podría mejorar condiciones laborales sin necesidad de uno o varios sindicatos de por medio.

«Estoy comprometido y orgulloso de nuestra capacidad de actuar rápido para apoyar a nuestros equipos, para apoyarlos a ustedes. Pero no sé si podríamos habernos movido tan rápido bajo un acuerdo de negociación colectiva, eso podría limitar nuestra capacidad de hacer cambios generalizados inmediatos para mejorar su experiencia, y creo que eso es lo que realmente está en juego aquí»

Deirdre O’Brien

Los empleados de Apple que han buscado sindicalizarse han coincidido en que las tareas que realizan en las tiendas se han visto aumentadas a raíz de la pandemia, pero no así sus sueldos. Los trabajadores enumeran entre sus razones para sindicalizarse la búsqueda de mayores beneficios y la normalización de horas de trabajo, pues aseguran que con cada lanzamiento las jornadas laborales suelen incrementarse, lo que no sucede con las compensaciones.

En el audio se escucha decir a O’Brien que es derecho de los trabajadores formar un sindicato, así como es igualmente su derecho no unirse a uno. «Quiero animarles a consultar a una amplia variedad de personas y fuentes para asegurarles de que entiendan qué significa trabajar en Apple bajo un convenio colectivo«, detalla.

Amazon es otra empresa que ha sido muy vocal respecto a que sus trabajadores «están mejor sin un sindicato«, según ha dicho su CEO, Andy Jassy. El tema escaló cuando The New York Times reportó en marzo pasado que Amazon habría despedido a un empleado en la organización en pro de un sindicato, lo que resultó en que la Junta Nacional de Relaciones Laborales demandara a Amazon y el empleado tuviera que ser restituido.

Hasta ahora, el caso de Apple había sido mucho menos ríspido, debido en parte a que la empresa ha tenido un perfil mucho más bajo al emitir postura en torno a los intentos de sindicalización.

CON INFORMACIÓN VÍA XATAKA MÉXICO

Preocupa la concentración de los gigantes digitales en México

Existe una alta concentración en Internet en México, especialmente preocupa en el área de motores de búsqueda, navegadores y redes sociales, dominados por Google y Facebook. Esta es una de las principales conclusiones del estudio ¿Hay concentración en América Latina? El caso de México, elaborado por el investigador Rodrigo Gómez para OBSERVACOM, con el apoyo de la Fundación Friedrich Ebert.

“Los servicios desregulados, tienden a una mayor concentración y están dominados por gigantes tecnológicos globales –pensemos en Google, Apple, Facebook, Amazon y Microsoft (GAFAM)–. Mientras que los servicios relacionados con el acceso, llámese internet fijo e internet móvil, al ser regulados hay una intervención técnica, por medio de medidas asimétricas, que busca disminuir la concentración y promover la libre concurrencia”, aseguró Gómez durante la presentación que se realizó el 22 de septiembre en forma virtual.

Junto a Gómez, para intercambiar opiniones sobre el trabajo estuvieron Beatriz Solis, ex Presidenta de la Asociación Mexicana de Defensorías de las Audiencias (AMDA) y actual Vicepresidenta de la Fundación Libertis; el académico Raúl Trejo; la ex comisionada del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), María Elena Estavillo; la Presidenta de Observatel, Irene Levy; la Directora General del Instituto Mexicano de la Radio (IMER), Aleida Calleja; y el Director Ejecutivo de la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D), Luis Fernando García.

El estudio elaborado por Rodrigo Gómez trabaja a partir del índice CR4, que mide el grado de concentración de las cuatro principales firmas en un determinado mercado, tomando en cuenta ocho indicadores: acceso a Internet fija y móvil; uso de navegadores, motores de búsqueda, redes sociales y mensajería instantánea; así como modos de acceso a las noticias y fuentes en Internet.

Gómez explicó que, en el caso de Internet fija, America Móvil cuenta casi con el 50% del mercado, seguido de Televisa (24,8%), Megacable (15,9%) y Total Play (9,6%). La compañía de Carlos Slim también lidera el mercado de Internet móvil con una participación superior al 70%, en tanto el 30% restante se reparte entre AT&T y Telefónica (16 y 10%, respectivamente).

Por su parte, en el mercado de navegadores y motores de búsuqeda, Alphabet/Google se erige como principal jugador ya que concentra el 77,3% y 96,4% respectivamente. En el caso de motores de búsqueda se evidencia una posición monopólica.

En cuanto a las redes sociales, Facebook a través del servicio homónimo y YouTube (Google) son las más utilizadas (80% en cada caso), seguido de Instagram (42%) -también propiedad de Facebook- y Twitter (32%), sostuvo Gómez.

El liderazgo de Facebook también se evidencia en el servicio de mensajería instantánea: WhatsApp (91.3%) y Facebook Messenger (79.4%).

Respecto de las formas de acceso a las noticias, Facebook (60%) es la principal vía, seguida de YouTube (37%), WhatsApp (35%) -también de Facebook-, Twitter (17%) e Instagram (13%).

Por último, en cuanto a las fuentes de noticias, hay una combinación entre medios tradicionales y digitales. El Universal aparece en primer lugar (30%), seguido del medio digital de Carlos Slim UnoTV (25%), el de la televisora TV Azteca (24%), el medio nacido en forma digital Aristegui Noticias (21%) y en quinto lugar aparece Televisa noticias (17%).

La vicepresidenta de Fundación Libertis (OBSERVACOM), Beatriz Solís, aseguró «el documento resulta una puesta a prueba de una serie de indicadores de concentración de internet que nos ayudar porque asumimos que Internet va a ser una herramienta para el ejercicio de múltiples derechos…(pero) al encontrarse concentrados los actores se agudizan las desigualdades… tener esta información para elaborar políticas públicas será de gran ayuda”.

El académico Raúl Trejo Delabre también celebró la presentación del documento y señaló que la regulación en México ha sido la herramienta que permitió reducir la presencia de Telmex en Internet fija, en cambio al no haber sido tan severa en el área de TV, permitió el crecimiento de Televisa en Internet.

Se refirió a la dificultad de contar con buenas fuentes de información para el sector de comunicaciones. “Es importante que en el caso de México se acuda a los pocos datos disponibles. Hoy tenemos información del IFT, que es bueno que exista, pero en Internet se usan fuentes de consultoras, a veces del INEGI.  Seguimos padeciendo un tristísimo déficit acerca de información de medios de comunicación, de internet y sus afluentes. No hay datos públicos abiertos, constantes y confiables”, aseguró.

Como líneas de trabajo futuras para seguir profundizando el estudio de concentración de OBSERVACOM, Trejo Delabre propuso que se realicen serie históricas y comparativas. Asimismo planteó la importancia de discutir cuestiones como la transparencia de las plataformas digitales sobre sus datos, cómo utilizan los algoritmos, la publicidad encubiertas, las noticias falsas, entre otros aspectos.

La Presidenta de Observatel, Irene Levy dijo que una novedad del trabajo es abordar el problema de la concentración desde la perspectiva de los derechos humanos, ya que es más frecuente ver trabajos sobre competencia económica.

“Me gustaría ver en una segunda parte: ¿Qué debe hacer el gobierno de México para mejorar la situación de concentración que vemos?”, planteó. Además propuso que se tenga en cuenta en próximos trabajo el análisis de la red compartida mayorista.

La ex comisionada del IFT, María Elena Estavillo, señaló que “uno de los méritos del estudio es ir a buscar los datos, reunirlos y sistematizarlos. Evidentemente nos confirma que existe concentración pero llegamos a esta conclusión con datos y esta es la mayor utilidad, porque así podemos diseñar políticas efectivas”.

“Existe una falsa idea que si el gobierno no regula hay libertad pero los lugares vacíos se llenan, en este caso, por un poder privado… hay que buscar formas de gobernanza multipartitas”, indicó.

Como línea de continuidad de la investigación, Estavillo propuso que “quisiera ver interpretación de este grupo de datos e indicadores desde las dimensiones de derechos humanos como privacidad, inclusión, acceso a la información, pluralidad, justicia, educación”.

Desde la sociedad civil, el Director de R3D, Luis Fernando García, consideró que “la participación de mercado no es el dato más relevante para ver cómo abusan de poder los gigantes digitales.  Hay que indagar sobre cuál es la afectación al interés publico y cómo abordarlo, cuál puede ser la respuesta regulatoria”.

Dijo que en México “aún teniendo todos los datos hay un problema de diseño institucional (para abordar a las plataformas), el IFT y COFECE se disputan la competencia… No tengo confianza ni en los órganos autónomos ni en el legislativo sobre cómo regular a los gigantes de Internet teniendo en cuenta sus actuaciones recientes”.

Por último, la Directora General del IMER, Aleida Calleja, señaló que “las herramientas tradicionales para medir la concentración se tienen que reinterpretar frente a estos mercados digitales”.

Dijo que las plataformas se han instalado como espacios privados de deliberación pública. “Regular o no regular, no vale esa dicotomía. Algunas cosas cabe regular, otras co-regular y otras auto-regular. No es decisión solo de los gobiernos sino que se tienen que involucrar múltiples actores. No se puede tener solo soluciones nacionales porque el problema es global”, concluyó.

CON INFORMACIÓN VÍA OBSERVACOM

TENDENCIAS_ Reportan cómo y cuándo Apple podría comenzar la producción de sus propios vehículos eléctricos

Han pasado 10 años desde que surgieron los primeros rumores de que Apple planeaba ingresar a las filas de los fabricantes de automóviles. Sin embargo, la información sobre este tema es vaga y aún no se ha hecho ningún anuncio oficial.

En diciembre pasado, Reuters reportó que el fabricante de iPhone tiene la intención de producir un vehículo eléctrico de pasajeros con «tecnología de batería revolucionaria» y tecnología de vehículos automatizados para 2024.

Un reciente informe de DigiTimes parece confirmar estos rumores. De acuerdo con el medio, Apple está en conversaciones con varios proveedores y fabricantes asiáticos para encontrar los mejores socios para la producción en masa de su Apple Car, cuyo comienzo estaría programado para 2024.

Según apunta el portal, teniendo en cuenta la prolongada escasez de microchips y semiconductores, la empresa aparentemente debería manejar su planificación con años de anticipación para asegurar los componentes necesarios para su vehículo eléctrico.

De acuerdo con algunas fuentes del medio, Apple ya se ha reunido con varios proveedores chinos que posiblemente podrían producir baterías para el Apple Car, pero no expresaron voluntad para satisfacer la demanda de la compañía sobre la fabricación de esos componentes en suelo estadounidense.

Como consecuencia, Apple ha cambiado su búsqueda de proveedores a Corea del Sur y Japón, donde supuestamente la compañía ya ha tenido contacto con Panasonic, LG, Samsung y otros.

Asimismo, también hay rumores de que la empresa estadounidense puede colaborar con un fabricante de automóviles tradicional como Toyota o Hyundai, que podría proporcionarle la experiencia necesaria en la producción masiva de diferentes vehículos. Sin embargo, la firma todavía no han ofrecido declaraciones oficiales. 

CON INFORMACIÓN VÍA RT NOVOSTI

Apple y Epic Games se enfrentan a juicio en la corte de California

El presidente ejecutivo de Epic Games, creador de Fortnite, declaró el lunes que sabía que estaba infringiendo las normas de la App Store de Apple Inc. al poner un sistema de pago dentro de la aplicación el año pasado, pero quería subrayar la influencia de Apple sobre los usuarios de iPhone de todo el mundo, que ahora suman 1,000 millones.

«Quería que el mundo viera que Apple ejerce un control total sobre todo el software de iOS, y que puede usar ese control para denegar el acceso de los usuarios a las aplicaciones», dijo Tim Sweeney, detrás de una capa de plexiglás en un tribunal federal de Oakland, en California, donde Epic Games comenzó un juicio antimonopolio de tres semanas contra Apple.

El juicio lleva a su punto álgido una demanda que Epic Games presentó el año pasado y que se centra en dos prácticas de Apple que son piedras angulares de su negocio: las exigencias de Apple de que prácticamente todo el software de terceros se distribuya a través de su App Store y de que los desarrolladores usen su sistema de compras, que cobra comisiones de hasta el 30 por ciento.

Epic rompió las reglas de Apple en agosto cuando introdujo su propio sistema de pago dentro de la aplicación en Fortnite para eludir las comisiones. En respuesta, el gigante de la tecnología expulsó a Epic de su tienda de aplicaciones.

Epic demandó a Apple, alegando que el fabricante del iPhone está abusando de su poder sobre los desarrolladores de aplicaciones con las normas de revisión de la App Store y requisitos de pago que perjudican la competencia en el mercado del software.

Epic también lanzó una agresiva campaña de relaciones públicas para llamar la atención sobre sus denuncias, justo en el momento en que las prácticas de Apple han sido objeto de escrutinio por parte de legisladores y reguladores en Estados Unidos y otros países.

En el alegato inicial, la abogada de Epic, Katherine Forrest, expuso que Apple ha convertido «ladrillo a ladrillo» su App Store en un «jardín amurallado» destinado a extraer comisiones de los desarrolladores que quieren acceder a los 1,000 millones de usuarios del iPhone de Apple.

Forrest argumentó que Apple ha encerrado a esos usuarios en su ecosistema con aplicaciones como iMessage, que permite a los usuarios de Apple enviar mensajes a otros dispositivos, pero tiene una funcionalidad limitada cuando se comunican con usuarios de Android.

Apple ha contrarrestado las acusaciones de Epic argumentando que sus normas de la App Store han hecho que los consumidores se sientan seguros al abrir sus billeteras a desarrolladores desconocidos, ayudando a crear un mercado masivo del que se han beneficiado todos.

Apple argumenta que Epic rompió intencionadamente sus contratos con Apple porque el fabricante de juegos quería no pagar en la plataforma del fabricante de iPhone.

En los argumentos de apertura para Apple, la abogada Karen Dunn señaló que Epic está pidiendo al juez que obligue a Apple a permitir que el software de terceros se instale en sus teléfonos fuera de la App Store, similar a la «carga lateral» que el sistema operativo Android ya permite.

«Epic está pidiendo la intervención del gobierno para eliminar una opción que los consumidores actualmente tienen», dijo Dunn al tribunal.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

PERSPECTIVAS_ El abogado de 33 años que desafía a las tecnológicas: “El problema de Europa no es la ley, es que se cumpla”

A los 23 años, de vuelta en casa tras estudiar un semestre de Derecho en California, Max Schrems (Salzburgo, Austria, 1987) solicitó a Facebook que le mandase toda la información que tuviera sobre él. Examinó los 1.200 folios que le entregaron y detectó varias posibles violaciones de su privacidad. Presentó 22 denuncias ante las autoridades de protección de datos de Irlanda, país en el que la red social tiene su cuartel general para Europa. Decidió volcar en internet toda la información de su litigio judicial por si le interesaba a algún periodista. “Dos o tres semanas después me llamaron de Facebook: querían verse conmigo. El proceso había salido en todos los periódicos. No me lo esperaba, sinceramente, y a veces me pregunto si hubiera hecho lo mismo sabiendo hasta dónde iba a llegar el asunto”, cuenta por videollamada.

Sus denuncias no obtuvieron resultados judiciales, pero generaron un importante debate en la UE. El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), la directiva europea que entró en vigor en 2018 y que exige a todas las empresas pedir el consentimiento del usuario antes de usar sus datos, está motivado en parte por el caso de Schrems, según reconoció la excomisaria de Justicia Viviane Reading a The New York Times. En 2013 inició un nuevo proceso contra Facebook, esta vez por enviar sus datos personales a EE UU, donde hay normativas de privacidad más laxas. Los tribunales le dieron la razón en 2015: nada de transferir información personal a otros países.

A finales del año pasado demandó a Apple, y la semana pasada a Google, por rastrear sin permiso los teléfonos móviles que funcionan con sus sistemas operativos. No hay sentencia todavía, pero la nueva actualización de Apple, que saldrá en las próximas semanas, da la opción por primera vez de aceptar o rechazar tener ese identificador.

Schrems lleva gran parte de su vida adulta peleando contra gigantes. La notoriedad que le dieron sus primeras escaramuzas contra Facebook le permitió fundar una ONG, Noyb (acrónimo de None of Your Business, No es asunto tuyo), que vive de donaciones y cuenta con un equipo de 10 abogados, seis de ellos permanentes. El joven jurista austriaco es el único que no cobra de la organización: “el origen de mis ingresos es un asunto privado, pero lo resumiría diciendo que no gasto mucho, alquilo apartamentos y doy charlas”. El equipo de Schrems trabaja ahora en un proyecto relacionado con las cookies(archivos digitales que se quedan en nuestros dispositivos cada vez que accedemos a una página y que recogen información de la navegación)que presentarán en unas semanas y del que todavía no puede dar detalles.

Pregunta. ¿Cómo enfocan su batalla contra las cookies?

Respuesta. Es un proyecto extenso, que en realidad tiene dos fases. La primera es la que iniciamos la semana pasada. En nuestra demanda contra los identificadores únicos de los teléfonos Android estamos demostrando que no son más que cookies, que encajan en esa definición. Buscamos jurisdicciones en las que las agencias de protección de datos vayan a actuar. Así dimos con Austria y Francia, un país este último que ya había multado anteriormente a Google. En la segunda fase del proyecto estamos detectando patrones de funcionamiento y cómo cada web trata de hacer que sea muy complicado rechazar las cookies. Hay estadísticas muy reveladoras: solo el 3% de la gente lee la información sobre cookies que salta al entrar en una web, y más del 90% da directamente al botón de estoy de acuerdo, aunque no lo esté. Muchos creen que estos estúpidos banners son culpa del RGPD, pero en realidad son una artimaña de la industria diseñada para que no rechacemos que nos puedan rastrear.

P. Apple va a sacar una nueva versión de su sistema operativo iOS que brindará la opción de aceptar o rechazar que se active el identificador único comercial del dispositivo (una especie de matrícula digital que permite rastrear al usuario). ¿Lo ve como una victoria?

R. No creo que sea una victoria que nos podamos atribuir. Es evidente también que algunas compañías se toman la privacidad más en serio que otras. Eso a menudo tiene que ver con el modelo de negocio: si vendes tus teléfonos por más 1.000 euros, entonces estás haciendo dinero y no necesitas poner cookies en ningún lado.

P. Todos los europeos nos beneficiamos de su trabajo. Un trabajo que en realidad deberían hacer las autoridades.

R. En un mundo ideal no existiríamos, pero ahora mismo el gran problema que tenemos en Europa no son las leyes, sino hacer que se cumplan. Las autoridades no tienen el dinero, la capacidad o el personal para hacerlas cumplir, y sobre todo les falta la voluntad para que eso suceda. Una de las cuestiones que más me atraen de todo esto es que, aunque siempre hemos sabido que algo raro sucede en nuestros teléfonos, se daba por supuesto que el derecho a la privacidad no se defendía porque no era relevante. Decir que no necesitas privacidad porque no tienes nada que esconder es como sostener que no necesitas la libertad de expresión porque no tienes nada que decir.

P. Cuando empezaron las redes sociales, la gente compartía su información personal muy a la ligera; hoy tendemos a ser más cuidadosos. ¿Nos preocupa más ahora la privacidad?

R. Mucho de lo que pasa en las redes –el análisis de tus gustos, tus amistades, tus ideas– sucede sin que hagas nada. En mi caso, por ejemplo, nunca hablé de mi orientación sexual en Facebook, pero aún así, al ver que muchos de mis amigos eran homosexuales, dedujo que yo también lo soy. La industria fue muy buena en destacar la parte de responsabilidad atribuible al usuario –no subas fotos tuyas desnudo– y en esconder la de las compañías. Es el mismo argumento que usaron en su momento las tabaqueras: lo que te mata es el hecho de fumar, no los cigarrillos. Llevo diez años estudiando y litigando con Facebook y todavía no entiendo del todo cómo funciona. No podemos pretender que una chica de 18 años comprenda exactamente qué implica usar Facebook, es absurdo. Nadie se lee las condiciones de privacidad. La respuesta de la industria ha sido inteligente: dan a la gente una falsa apariencia de que tienen el control, pero en realidad te hacen enfrentarte a unos 200 botones que no te vas a preocupar en pulsar.

P. Han pasado 10 años desde que empezó su batalla legal contra Facebook. ¿Está contento con el resultado?

R. He ganado experiencia, voy viendo qué funciona y qué no. Una de las ventajas del RGPD es que puedes elegir el país en el que quieres registrar la demanda, la jurisdicción que mejor te puede ir para cada caso. Una vez tienes cierta estabilidad financiera, como tenemos en Noyb, puedes pensar estrategias a largo plazo y aguantar retrasos que de otro modo te harían desistir. Afortunadamente, vemos que nuestro trabajo está dando resultados en la dirección adecuada, lo que te da más energía para seguir. Sabemos que las sentencias tardan años en dictarse y que esto es una carrera de fondo.

P. Se está enfrentando a algunas de las mayores empresas del mundo. ¿Ha sufrido amenazas o presiones para dejarlo?

R. Se han difundido rumores, como que mi único empeño es salir en los medios o que estoy a sueldo de una operadora alemana de telefonía. Me parece bastante obvio que es falso. Sé también que algunos periodistas han recibido presiones de Facebook para que retiren sus publicaciones sobre nuestro trabajo. Desde un punto de vista más personal, me da mucha tranquilidad saber que lo que hacemos está bien atado: es técnicamente correcto, está fundamentado y documentado. No nos pueden pillar por ahí. Me ayuda también el hecho de ser una persona a la que no le importan una mierda muchas cosas. Recuerdo que una vez, en pleno proceso contra Facebook, alguien me dijo que me iban a mandar a un asesino ruso. Me lo tomé a broma. ¿Quién va a querer matarme?

P. ¿No le han intentado comprar u ofrecido trabajo?

R. No, cuando hacen eso saben perfectamente con quién puede funcionar. No creo que necesiten a alguien que les diga que lo que hacen está mal.

P. ¿Se le han acercado trabajadores de grandes tecnológicas para darles información de utilidad para sus casos?

R. Por el momento no, pero estamos trabajando para que empiece a suceder. Vamos a poner en marcha un sistema de buzón anónimo y seguro para que la gente pueda dejarnos pistas. Creemos que tiene potencial porque muchos de los ingenieros que trabajan en las big tech a menudo no están de acuerdo con lo que ven.

P. ¿Qué opina del reconocimiento facial y de su regulación?

R. La gente está mucho más concienciada sobre esta forma de invasión de privacidad porque puedes ver la cámara. Pero, ¡sorpresa!, los móviles lo revelan todo sobre nosotros desde hace años. Sobre la tecnología en sí: es aterrador que te puedan reconocer según vas por la calle, que pierdas el anonimato. No creo que tenga cabida en Europa. El RGPD cubre la mayoría de los problemas que pueda plantear el reconocimiento facial porque establece que solo se pueden procesar los datos que el usuario accede a facilitar. Es como una normativa en bruto: no habla de tipos de tecnologías, sino de qué pasa con los datos. Está prohibido matar a la gente, da igual si lo haces a pedradas o atropellando con un Tesla. Se tiende a sacar una ley para cada tecnología, cuando quizás sea más sencillo crear normas comunes.

P. Tiene un buen concepto del RGPD.

R. Creo que es algo de lo que podemos sentirnos orgullosos. La suelo llamar la ley de privacidad menos estúpida del mundo: puede que técnicamente no sea maravillosa, pero desde el punto de vista político me parece un gran logro. Probablemente habrá que reformarlo varias veces hasta que funcione bien, pero estamos ahí.

CON INFORMACIÓN VÍA EL PAÍS

TENDENCIAS. La apuesta de Spotify en podcasts está dando frutos: Superará a Apple en su mayor mercado

En Estados Unidos (EEUU), la marca que domina prácticamente todos los mercados que estén  ligados a la tecnología es Apple. Sin embargo, de acuerdo con TechCrunch, está a solo unos meses de perder ante Spotify en un campo de batalla crucial: podcasts. Para finales del 2021, la plataforma de streaming de audio líder en el mundo finalmente superará a la tecnológica de Tim Cook en audiencia para estos contenidos. Ello, suponiendo que se mantenga la tendencia.

Dicho análisis fue dado a conocer por eMarketer. La firma de investigación señala que, al final de 2021, Spotify tendrá más de 28.2 millones de usuarios mensuales escuchando episodios de audio dentro de su plataforma. En comparación, Apple Podcasts cerraría el año con unos 28 millones de escuchas. Para el servicio sueco, significaría un crecimiento del 43.7 por ciento anual. Asimismo, se espera que la brecha entre ambas siga ensanchándose en el largo plazo.

Hay varios elementos que explican por qué Spotify está dejando atrás a su rival. En primer lugar, la plataforma sueca integra tanto sus episodios de audio como su librería de música en un solo lugar. En este sentido, es un servicio mucho más conveniente que los de Apple. A la vez, la inversión de Tim Cook en el sector se ha quedado atrás. Especialmente porque su rival ha apostado fuertemente en empoderar a sus creadores mediante varias herramientas nuevas.

La apuesta de Spotify en podcasts

Como apuntan los analistas de eMarketer, no es sorprendente que Apple se haya quedado atrás de Spotify, considerando la agresiva inversión de ésta en el segmento de podcasts. De acuerdo con The Motley Fool, en los últimos dos años se han gastado unos mil millones de dólares (mdd) para expandir su posición en este mercado a escala global. Este gasto ya ha tenido efectos claros sobre el mercado, y no solamente entre los consumidores de EEUU.

En datos de Variety, Spotify reportó que las horas de consumo de sus podcasts se duplicaron entre 2019 y 2020. No solo eso, sino que también parece que cada vez más usuarios de su plataforma están interesados en este formato de audio. Para finales del año pasado, también se había registrado que el 25 por ciento de sus suscriptores estaban interesados en este tipo de episodios. Una penetración significativamente por arriba del 16 por ciento de un año antes.

Si bien Spotify está convirtiéndose indudablemente en una líder de podcasts, no es claro para todos los agentes del mercado si la apuesta se está traduciendo directamente en ganancias. De acuerdo con Barrons, los gastos multimillonarios de la plataforma para traer creadores de contenido a su negocio no han tenido un rendimiento claro. Y más importante aún, tampoco están seguros los inversionistas que la apuesta ayude a apreciar el valor de sus acciones.

Apple y los episodios de audio

Mientras que Spotify está aparentemente superándola en este segmento, la compañía de Tim Cook está haciendo lo posible para mantenerse a la delantera en EEUU. Desde 2019 que se había rumorado que Apple quería aumentar su inversión en podcasts. En específico, buscaría la creación de contenidos originales y exclusivos. Sin embargo, por las estimaciones que hizo eMarketer ahora, es evidente que su apuesta no ha tenido realmente el efecto que deseaban.

Pero hay otras apuestas que tal vez sí beneficien a Apple y le ayuden a cerrar la brecha con Spotify. A inicios del año lanzó un proyecto llamado Podcasts Spotlight. Como el nombre lo sugiere, es un espacio dentro de su app para reconocer a creadores que no son tan conocidos entre su comunidad. Supuestamente, la idea es incrementar la audiencia de estos programas. Sin embargo, también podría convertirse, con el tiempo, en una oportunidad publicitaria.

Con información vía Merca2.0