ASSA y Aeromar alcanzan acuerdo contractual y salarial; huelga conjurada

La Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) de México y la empresa Aeromar llegaron a un acuerdo en la revisión contractual y salarial 2021, con lo cual queda conjurada la huelga prevista para el próximo 31 de agosto.

“Con una votación por mayoría” de los sobrecargos, la asamblea general extraordinaria aprobó la propuesta de incremento salarial de 2.9 por ciento directo al tabulador.

De igual forma, la ASSA informó que alcanzaron acuerdos en un 85 por ciento del pliego petitorio presentado a la aerolínea, “mejorando sustancialmente cláusulas” del contrato colectivo de trabajo en previsión social, calidad de vida y productividad.

El sindicato de sobrecargos de Aeromar señaló que la negociación se desarrolló “bajo un entorno económico y financiero difícil” para la industria del sector, debido a las afectaciones de la pandemia de Covid-19.

Sin embargo, apuntó que durante las mesas de trabajo con la empresa y la autoridad laboral, las negociaciones transitaron con el objetivo de “obtener el mayor beneficio para los sobrecargos y sus familias, buscando los equilibrios necesarios para la preservación de la fuente de empleo”.

En un comunicado, la ASSA agradeció a los dueños y directivos de la aerolínea “la sensibilidad y reconocimiento a sus sobrecargos”.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

En día crucial para Aeroméxico, se perfilan acuerdos con sindicatos

Hoy miércoles 27 de enero es el último día para que Grupo Aeroméxico presente una propuesta de cambio en sus contratos colectivos de trabajo, y es también el día en el que concluyen los proceso de votación que realizan las asociaciones sindicales de Pilotos Aviadores (ASPA) y de Sobrecargos de Aviación (ASSA) para aceptar o rechazar una nueva propuesta que contempla disminuciones salariales, permisos sin goce de sueldo y suspensión temporal de plazas.

Cabe recordar que este miércoles 27 concluye el último día de la prórroga que le otorgaron a Grupo Aeroméxico para llegar a un acuerdo de modificación de ambos Contratos Colectivos de Trabajo, como parte de la reorganización financiera bajo el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos.

En el caso de los pilotos el Comité Ejecutivo informó que la nueva propuesta contempla ahorros por 350 millones de dólares totales -no los 760 millones de dólares que les habían solicitado con anterioridad-; y además se agregó una temporalidad de cuatro años, lo que significa que los pilotos podrán revisar nuevamente dicho esquema. Los ahorros propuestos que contempla el contrato de pilotos, y que votarán 1,800 pilotos, conlleva una disminución salarial de 5%, pues quedarán congelados los incrementos hasta 2024; además de una reducción de descansos y jornadas laborales extendidas, a lo que se suma la liquidación de 124 pilotos de Aeroméxico Connect.

Cabe señalar que ambas propuestas se deben presentar en Asamblea a los trabajadores quienes decidirán por medio del voto directo, libre y secreto la aprobación o el rechazo a la propuesta; no obstante, se espera que haya resultados positivos, ya que en reuniones previas se vislumbró el apoyo de los trabajadores.

“Los pilotos de ASPA estamos en la negociación de un nuevo convenio, temporal y retributivo, para apoyar a Grupo Aeroméxico en su reestructura por Capítulo 11”, dijo José de Jesús Suárez, secretario de prensa de ASPA.

Para los sobrecargos, comentó Ricardo del Valle, secretario general de la ASSA, que “estaremos en votación y hasta el día de mañana -hoy 27 de enero- y concluyen a las 10 de la noche. Lo importante es que dentro del convenio se logró convenir que los 324 compañeros estuvieran en permiso sin goce de salario con algunas prestaciones de Seguridad Social”.

Cabe recordar que Grupo Aeroméxico solicitó la separación de 324 trabajadores sobrecargos, a quienes se les liquidaría a partir de este 27 de enero conforme a lo establecido en la Ley Federal del Trabajo.

De manera adicional, los sobrecargos deberán definir si están de acuerdo o no con la disminución del 20% de viáticos hasta el 31 de diciembre de 2024, disminución de los recesos en Europa y Asia a 24 horas y la cancelación de rotaciones a partir del primero de febrero de 2021.

Especialistas laborales comentaron que es vital que ASPA y ASSA aprueben los acuerdos para que continúe el apoyo del Fondo de Inversión Apollo con los 1,000 millones de dólares que permitirían apuntalar a la aerolínea, pues en caso contrario los riesgos son muy altos y se podría llegar a la quiebra tal y como ocurrió con Mexicana de Aviación.

De manera paralela, en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) se encuentra la solicitud que presentó la empresa para dar por concluidos los contratos colectivos de ambos sectores de trabajadores; y en caso de que no haya un resultado favorable, este proceso se reactiva y continúa su curso.

Con información vía El Economista

Un paro en Aeroméxico tirará 19% de conexiones

Grupo Aeroméxico, principal empresa del sector aeronáutico, se encuentra dentro de una de sus crisis más difíciles, derivado de la caída histórica en su ventas por la pandemia de covid-19, situación que se ha complicado ante la falta de acuerdos con su sindicato de pilotos y sobrecargos para concretar una reestructura y si por ello deja de operar, el país perderá 19.3 por ciento de su conectividad nacional e internacional.

Según la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC), de enero a noviembre de 2020 Aeroméxico representó 19.3 por ciento del mercado total (contando aerolíneas nacionales y extranjeras).

La Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) citó para hoy a sus agremiados a una manifestación en sus instalaciones y por medios virtuales para protestar contra la modificación del contrato colectivo propuesta por Aeroméxico para disminuir sus costos.

En un escenario catastrófico, si la línea no logra un acuerdo antes del 27 de enero, perderá la oportunidad de un financiamiento mil millones de dólares para su reestructura. Ante un eventual paro, México se quedará sin conectividad hacía 43 destinos nacionales, 20 en Estados Unidos, 18 en América Latina, las actuales rutas de la empresa.

Además, hay cinco países en Europa que pueden quedar con menos acceso de transporte aéreo, entre los que se encuentran Madrid, París, Londres y Ámsterdam; así como cuatro ciudades en Canadá y dos en Asia.

En junio de 2021, Aeroméxico informó que acudió al Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de EU, para iniciar con un proceso de reestructura financiera, ante las afectaciones por la pandemia.

El académico de la Universidad Panamericana Fernando Gómez Suárez comentó que si Aeroméxico dejará de operar por sus problemas financieros, sería un duro golpe para la aviación, por ser la línea insignia del país. 

“Es la línea aérea más importante por el valor de marca, su  historia y la antigüedad que tiene, además de la capacidad de flota con la que cuenta y su cobertura de rutas tanto nacionales como en el extranjero”, indicó.

Turismo, en punto muerto

La pandemia de covid-19 “llevó al turismo a un punto muerto casi de la noche a la mañana y ahora tenemos la oportunidad de reiniciarlo y repensar”, señaló el secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Zurab Pololikashvili, en una entrevista con Efe. 

“Antes de la crisis, como sector, estábamos haciendo un excelente progreso hacia la inclusividad y la sostenibilidad que ahora tenemos la oportunidad de profundizar y ampliar”. 

Información vía Milenio

Aeroméxico retoma pláticas con sindicatos

Aeroméxico reanudará hoy lunes las negociaciones con sus trabajadores sindicalizados para conseguir un acuerdo salarial que permita a la empresa conseguir una capitalización, en medio de su reestructura bajo la ley de bancarrotas de Estados Unidos.

“De común acuerdo con la administración de la Empresa Aeroméxico, el día de mañana 18 de enero del presente año hemos sido convocados para continuar las negociaciones respecto del inversionista Apollo con referencia al Chapter 11”, informó ayer la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación de México. Aeroméxico tiene hasta el 27 de enero para llegar a un acuerdo con sus sobrecargos y pilotos sindicalizados, de modo que pueda bajar sus costos laborales y acceder a una inyección de capital de 1,000 millones de dólares por parte del fondo Apollo Group.

Los recursos le permitirán a la empresa fortalecer su capital en medio de la reestructura que vive bajo el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de EU, a la que se acogió a finales de junio del año pasado, en medio de la crisis que desató en el sector aéreo de pasajeros el Covid-19.

Tras un primer fracaso en los esfuerzos para llegar a un acuerdo, la semana pasada, Aeroméxico anunció que solicitó la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje la finalización de sus contratos colectivos de trabajo con ASSA y con la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA), aduciendo causas de fuerza mayor.

Con información vía El Economista

¿Se avecina una huelga en Aeroméxico?

Si el gobierno autoriza a Aeroméxico finalizar los contratos colectivos con sus pilotos y sobrecargos, se desataría un conflicto laboral que terminaría en una huelga y con posibles problemas operativos, anticiparon expertos.

“Estaríamos ante un latente escenario de una huelga que dejaría a Aeroméxico en la imposibilidad de seguir operando”, señaló Rogelio Rodríguez, doctor en Derecho Aéreo y Espacial.

El lunes, la aerolínea comunicó a la BMV su petición a las autoridades laborales de dar por terminados los contratos colectivos de trabajo ante la falta de acuerdos que permitan llevar a cabo la reestructura de la empresa.

“La Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México es un brazo fuerte del sindicalismo de los últimos años, es un sindicato que haría valer figuras como el estallamiento de huelga, es decir, habría una huelga antes de que se declarara formalmente la inexistencia de los contratos y dejaría inviable la empresa”, dijo Rodríguez.

El desacuerdo entre Aeroméxico y los trabajadores podría afectar la operación de la aerolínea.

“La primera consecuencia puede ser un proceso de demoras en las operaciones ejecutadas por los sindicatos e inclusive cancelaciones de vuelo por falta de personal seguido de una huelga general, lo cual impactaría aún más la liquidez bastante ya frágil de la aerolínea”, aseguró René Armas Maes, vicepresidente Comercial y socio de MIDAS Aviation, una firma especializada de aviación en Londres.

La complicada situación financiera de Aeroméxico ha abierto la posibilidad de un emplazamiento a huelga para presionar a la aerolínea.

Armas Maes añadió que, debido a la pandemia, se espera que la demanda internacional se recupere a niveles prepandemia hasta 2025 y, por esto, es que Apollo, el fondo de inversión que capitalizó a Aeroméxico, insiste en reajustes y congelación de salarios.

Brian Rodríguez, analista del sector aéreo en Monex, dijo que los desacuerdos podrían beneficiar a otros jugadores de la industria.

Con información vía El Financiero

No dan tiempos a Aeroméxico para cancelar contratos con sindicatos

La Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) no había sido notificada, hasta el cierre de la edición, sobre la decisión de Grupo Aeroméxico de cancelar los contratos colectivos de trabajo; pero confían en que “un buen acuerdo” serviría para que la compañía aérea retirara dicha solicitud interpuesta ante las autoridades laborales competentes.

En entrevista, Ricardo del Valle, secretario general de la ASSA, expuso que el proceso que inició la compañía aérea llevará su propio tiempo, el cual no corresponde a la fecha límite del 27 de enero, que Aeroméxico logró como prórroga para llegar a un acuerdo con sus 2,113 sobrecargos y más de 1,000 pilotos para bajar sus costos laborales y poder acceder a una capitalización de la firma Apollo Gobal Management.

“Lo que estamos esperando es que haya sensibilidad por parte de la empresa; existe la disposición por parte de nuestros compañeros sobrecargos para que esto se resuelva de la mejor manera posible, con acuerdos equilibrados en los que se logre la estabilidad y paz laboral en el corto, mediano y largo plazo”, explicó. Destacó que buscan “acuerdos equilibrados que favorezcan a nuestros compañeros y a la empresa”.

Con información vía El Economista

Sobrecargos analizarán acciones legales contra propuesta de Aeroméxico

La Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) analizará las acciones legales que interpondrá como defensa ante la propuesta de Grupo Aeroméxico de terminar el contrato colectivo de trabajo, como parte de su proceso de reestructura financiera dentro del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos.

“Esta representación sindical en cuanto conozca la demanda laboral de la empresa procederemos a realizar las acciones legales correspondientes para diseñar a estrategia legal”, indicó ASSA en un comunicado.

La Asociación indicó que hasta el momento no han sido notificados por la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) de la existencia de este procedimiento promovido por la aerolínea.

Este día, Grupo Aeroméxico informó que ha solicitado ante las autoridades gubernamentales la terminación de los contratos colectivos de trabajo con ASSA y la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA), debido a la falta de acuerdos sobre reducción de costos laborales que le impide acceder a la totalidad de un crédito de mil millones de dólares para la mejora de sus finanzas.m{1185650}

En junio del año pasado, Aeroméxico se adhirió al Capitulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos con la finalidad de realizar una reestructura, debido a las afectaciones por la pandemia de coronavirus.

Con información vía Milenio

Sin acuerdo con trabajadores, peligra capitalización de Aeroméxico

Grupo Aeroméxico debe establecer un nuevo Acuerdo Laboral con sus trabajadores, sobrecargos y pilotos, antes del 27 de enero, para llevar a cabo una reestructura financiera que le permita hacer frente a los efectos adversos a la industria aérea a nivel global provocados por la pandemia.

La aerolínea ha presentado diversas propuestas a los trabajadores para lograr una reducción de los costos laborales sin que hasta el momento hayan sido satisfactorios, “lo que se pretende de fondo es modificar los contratos colectivos de trabajo, no sólo establecer un acuerdo temporal”, comentó José de Jesús Suárez, de la Asociación Sindical de Pilotos de Aviación (ASPA).

En un comunicado a la Bolsa Mexicana de Valores, Aeroméxico informó que “se han tenido avances significativos en las negociaciones de los Contratos Colectivos de Trabajo con la Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) y la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA). La compañía continuará trabajando de manera coordinada con los representantes de los sindicatos… y seguirá llevando de manera ordenada el proceso voluntario de reestructura de sus pasivos financieros bajo el procedimiento del Capítulo 11”.

No obstante, Ricardo del Valle, secretario general de la ASSA, informó que la empresa ha empezado a tomar medidas unilaterales, ya que informó que a partir del 8 de enero de 2021 se dejarán de pagar tres prestaciones a los trabajadores.

Por lo anterior, el dirigente de los sobrecargos expuso que “estas medidas unilaterales por parte de la administración de la empresa no favorecen el clima que debe construirse entre Aeroméxico y los sobrecargos, por lo que realizaremos una protesta formal y la haremos del conocimiento de las autoridades correspondientes”, indicó.

Con información vía El Economista

Sobrecargos rechazan congelar sus salarios

La Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) rechazó la propuesta de Grupo Aeroméxico consistente en congelar sus salarios por cinco años y cambios a sus prestaciones, con el argumento de una restructura bajo el amparo del Capítulo XI de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, y así enfrentar la crisis por la pandemia.

A través de una asamblea extraordinaria virtual que terminó la madrugada de ayer, se recibieron mil 866 votos, de los cuales mil 89 agremiados votaron contra las condiciones que presentó la empresa, 774 estuvieron a favor y se registraron tres votos anulados.

El sindicato informó a los sobrecargos que llevó a cabo la reunión por medio de una plataforma electrónica, en apego a las medidas de sana distancia impuestas por el gobierno de la Ciudad de México para la prevención del Covid-19.

La representación sindical presentó la requisición de restructuración del Contrato Colectivo de Trabajo por las reducciones operativas de la empresa y a la necesidad de una reingeniería que Grupo Aeroméxico necesita para seguir brindando sus servicios.

Con información La Jornada

ASSA llama a la unidad a sus agremiados para evitar que Aeroméxico cambie contrato

La Asociación Sindical de Sobrecargos de Aviación (ASSA) llamó a la unidad a sus agremiados para continuar dialogando con Grupo Aeroméxico, quien pretende modificar el contrato colectivo de trabajo, con la justificación de una restructura financiera bajo el amparo del Capítulo XI de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, para poder enfrentar la crisis financiera provocada por el Covid-19.

Al cierre de esta edición el sindicato de sobrecargos continuaba la asamblea extraordinaria vía remota, por la emergencia sanitaria, en la cual darían los resultados de la votación sobre si aceptaban los cambios propuestos por la aerolínea.

De acuerdo con algunos trabajadores, la reunión inició a las 16:45 horas, sin embargo, anunciaron un receso del que regresarían después de las 11 de la noche para seguir contando los sufragios.

En octubre pasado, la empresa presentó a la organización sindical la propuesta de modificación, donde Aeroméxico señaló que para seguir operando se tiene que implementar un acuerdo multianual de cinco años con diferentes condiciones para su sustentabilidad.

En el caso de ASSA, la aerolínea ofrece que los sobrecargos con contratación vigente mantengan sus salarios tabulares actuales de 2020 a 2024, el siguiente incremento salarial sería a partir del primero de junio de 2025, mismo que sería equivalente a la inflación que se reporte del primero de mayo de 2024 al 30 de abril de 2025.

Además, eliminaría el pago de tiempo extraordinario mensual que consiste en 10 horas para febrero y 15 para el resto de los meses, se homologarían los pagos de jornadas ordinarias a las condiciones que se aplican para los sobrecargos contratados después de septiembre de 2014, se eliminarían las compensaciones por tiempo nocturno, servicio radial de largo alcance, así como integración por tripulación.

Asimismo, desaparecerían los bonos de asistencia perfecta y profilaxis, vales de gasolina, ayuda de transporte. El aguinaldo sería equivalente a 15 días de salario tabular, el beneficio de despensa se homologaría a 30 días de salario mínimo vigente, y el fondo de ahorro a 8 por ciento del salario base. En cuanto a jubilaciones, se concluiría el Plan de Retiro Alternativo (liquidación) y seguirían con el esquema de cuentas individuales definido para tal efecto.

Con información vía La Jornada