Gabriel Contreras, excomisionado del IFT, se suma a AT&T México como General Counsel y VP Legal y Asuntos Externos

Gabriel Contreras Saldívar, quien fuera comisionado presidente del Instituto Federal de Comunicaciones (IFT) por cerca de siete años hasta finales de febrero de 2020, se suma a las filas de AT&T México como General Counsel y vicepresidente Legal y de Asuntos Externos.

La compañía de telecomunicaciones liderada en México por Mónica Aspe Bernal confirmó a EL CEO la llegada del abogado a la empresa, quien se incorporó recientemente.

Sabemos que su conocimiento y experiencia en derecho, economía y políticas públicas enriquecerá a todo el equipo. Tanto AT&T como Gabriel hemos sido cuidadosos con el proceso de contratación, asegurándonos de cumplir cabalmente con la normatividad aplicable

Luego de tomarse un año sabático tras su salida del IFT, Contreras Saldívar se sumó como nuevo miembro de la firma DLA Piper Gallastegui y Lozano, despacho de abogados cuya matriz cuenta con más de 40 oficinas alrededor del mundo. 

CON INFORMACIÓN VÍA EL CEO

Usuarios de Telcel y AT&T prefieren las recargas para hacer frente a inflación

Ricardo Pantoja es cliente de AT&T y desde hace dos años y medio se decantó por el modelo de prepago. Mensualmente abona a su celular 200 pesos con los cuales puede acceder a sus redes sociales e internet. Que es justo lo que necesita.

“Las recargas me funcionan bien y creo que obtengo los mismos beneficios que da un plan, la única diferencia es que con las recargas tienes que seguir abonando cada mes”, asegura el consumidor. «No me animo a un plan porque no sé si voy a tener el dinero para seguir pagándolo», añade.

El modelo de prepago –o recargas– en el sector de telefonía móvil empieza a cobrar más fuerza en el país: 82.8% de los mexicanos que cuenta con una línea telefónica prefiere realizar una recarga antes que adherirse a un plan tarifario . Incluso, las personas que actualmente cuentan con un plan buscan migrar al modelo de prepago, según datos de la consultora The Ciu.

Al cuarto trimestre de 2021, Telcel registró una caída de 0.5% en el número de líneas asociadas a planes tarifarios. AT&T registró un descenso de 6.4%, mientras que Telefónica creció 8%, según reportes financieros de las empresas. En contraste, la empresa de Carlos Slim aumentó 4.3% el número de líneas asociadas a un paquete de prepago en el mismo periodo, mientras que AT&T registró un alza de 12.7%. Telefónica cayó 6%.

Expertos señalan que la creciente preferencia por las recargas en el mercado mexicano se debe a la inflación –que ocasiona un aumento los precios de la canasta básica y de combustibles–, pero también a la falta de equipos por la escasez de chips.

“Los consumidores tienen que redistribuir su ingreso de acuerdo y las recargas están siendo más usadas porque dan mayor flexibilidad. Si antes las personas hacían una recarga de 100 pesos tal vez ahora recarguen 80 pesos”, comentó Rolando Alamilla, gerente de investigación de mercado de la consultora The Ciu.

CON INFORMACIÓN VÍA EXPANSIÓN

PERSPECTIVAS_ 5G avanza en México

Difícil el entorno de competencia. Esta semana el IFT le notificó a Telcel las autorizaciones de los cambios de sus títulos de concesión de las bandas que opera en los segmentos 3,350-3,450 y 3450-3550 MHz, con la finalidad de que pueda proporcionar el servicio de acceso inalámbrico en su modalidad móvil, ya que sólo tenía autorizada la modalidad de acceso inalámbrico fijo.

Ha trascendido que esta misma semana o, tal vez la siguiente (justo cuando comienza el Abierto de Tenis), Telcel encenderá una parte de su infraestructura construida para ofrecer señal 5G.  Se trata de mil antenas de tres mil que han desarrollado en los últimos dos años y medio (las otras quedarán encendidas en este mismo año) con una inversión cercana a los 200 millones de dólares. Como le dije la semana pasada, parece un rebase por la izquierda en materia de competencia de telecomunicaciones y no dude que habrá crítica fuerte incluyendo de la USTR a la decisión adoptada, pero ojalá que sirva para que su competidor, AT&T, encienda más radio bases de las que está operando y cuente para ello con el apoyo de su casa matriz.

México va tarde en el despliegue observado en otras localidades y los equipos que han sido presentados por Samsung y Apple, así como el despliegue de plataformas de conexión de toda clase de servicios y actividades hacen necesario dicho esfuerzo. Debería ser un esfuerzo coordinado, pero es evidente que, en política de telecomunicaciones, la 4T tiene de todo, menos una idea clara de que requiere el país. Fíjese, Chile encendió su red 5G hace un mes con el presidente Piñera de testigo. Licitó hace casi un año y enciende un año después. Brasil Licitó en noviembre y encenderá en unos meses más.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

México | Los Operadores Móviles Virtuales dan un nuevo impulso al esquema de ‘recargas’

La pandemia produjo cambios en los hábitos de consumo, uno de ellos fue el regreso a las “recargas” de teléfono, que cobraron sentido para aquellos usuarios que pasan la mayor parte del tiempo conectados al WiFi de su casa.

Esta tendencia se asocia con la llegada de los Operadores Móviles Virtuales (OMV) al mercado mexicano, quienes empezaron a ofertar planes de prepago más accesibles para los usuarios y con una bolsa de datos equiparable a la de los grandes operadores como Telcel o AT&T.

“Ha sucedido un fenómeno bastante interesante: lo que veíamos hace algunos años era que el prepago (recargas) era mucho más caro que el pospago (plan de telefonía), pero en los últimos años, con la llegada de algunos operadores móviles, vemos que en ciertos rangos de precio (200 pesos en adelante) es más barato hacer recargas que contratar un plan”, afirma Rolando Alamilla, gerente de investigación de mercado para la consultora The CIU.

El especialista explica que la preferencia de los usuarios por comprar prepago, respecto a un plan de telefonía móvil obedece a las circunstancias económicas por las que atraviesa el país, en donde un porcentaje de los consumidores se ven imposibilitados para pagar de manera mensual un plan.

Además, el modo prepago (o recargas) no obliga a los usuarios a estar supeditados a un contrato anual para una línea con un equipo, lo que les permite pagar por la cantidad de datos que requieren en un momento determinado.

Más allá del costo, qué es mejor: ¿plan o recargas?

Los usuarios y especialistas consultados por Expansión coinciden en que la conveniencia de una modalidad u otra depende, entre otras cosas, de la cantidad de datos que se requieran y de si se está conectado la mayor parte del tiempo a una red WiFi. Una persona que descarga mucho contenido, pero lo hace la mayor parte del tiempo conectado a la red de su casa u oficina, no necesitará un gran plan de datos.

Este es el caso de Eduardo García, quien explica que el modelo de prepago, o recargas, se ajusta más a sus necesidades de conectividad, además de que es más cómodo, ya que él decide cuándo comprar tiempo aire.

“Me gusta disponer de mi dinero y me parece más cómodo recargar. Además, ahora, siempre estoy conectado a WiFi, por eso no necesito tanta descarga de datos, a menos que deba salir”, asegura García, quien gasta en promedio 200 pesos mensuales en recargas móviles, las cuales le permiten navegar en redes sociales, le dan acceso a internet y le permiten realizar descargas.

Ana Hernández es otra usuaria que siempre ha optado por comprar recargas debido a que no tiene la costumbre de hacer muchas descargas, “sólo cuando sí es muy necesario”. Al mes gasta en recargas 150 pesos, incluso menos, ya que desde que empezó la pandemia siempre está conectada a su red WiFi.

“No tengo mucha necesidad de descargar datos y cuando lo hago generalmente me conecto a los sitios wifi gratuitos. Solo cuando debo regresar tarde o voy a lugares lejanos es cuando hago una recarga para pedir un Uber”, detalla Hernández.

Aquellos usuarios que no tienen una buena señal de WiFi y que requieren tener datos de “respaldo”, se han decantado por la contratación de un plan de telefonía. Este es el caso de Laura Gutiérrez, quien paga 200 pesos al mes por su esquema de pospago. “Estoy contenta con mi plan porque no es caro y los datos me sirven en caso de emergencia como cuando se va internet y debo conectarme a zoom”, declara.

Una tendencia en el mercado

Mientras que los usuarios con planes de pospago accesibles -inferiores a los 500 pesos- dicen sentirse “cómodos” con el esquema, hay otros que están en el siguiente escalón -entre 600 y 800 pesos- que consideran dejar su plan por el esquema de recargas.

Este es el caso de Emma González, quien tiene contratado un plan de datos, por el que paga casi 600 pesos al mes, lo cual a veces le resulta complicado. “Aún no termina el contrato anual pero creo que lo voy a dar de baja porque no estoy utilizando tanto los datos, ya que sigo trabajando desde casa”, refiere.

Este movimiento se empieza a notar en los reportes de los operadores de telecomunicaciones. En el cuarto trimestre de 2021, Telcel registró una base de suscriptores de 80.5 millones, 3.5% más que al año anterior tras haber sumado 1.2 millones de adiciones netas en el trimestre, casi todas de prepago.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones estima que hay 124.7 millones de líneas móviles, de las cuales -de acuerdo con Alamilla- 82.1% están bajo el esquema de recargas y solo 17.9% en el de plan pospago.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

PERSPECTIVAS_ Televisión para América Móvil

México es el único país de Iberoamérica que no tiene convergencia plena de servicios de telecomunicaciones.

La convergencia es la posibilidad tecnológica de prestar todos los servicios de voz, datos y video a través de una misma red y dispositivo. 

Más pronto que tarde América Móvil recibirá la autorización para ofrecer el servicio de televisión de paga. La pregunta es cuánto tiempo más queremos seguir en el atraso convergente.

Demorar la entrada de América Móvil a la TV de paga es una decisión política que favorece a sus competidores, pero daña el bienestar digital de los hogares, usuarios y consumidores mexicanos.

La Constitución dice que las telecomunicaciones son servicios públicos de interés general y que el Estado garantizará que sean prestados en condiciones de convergencia, pero llevamos casi nueve años faltando a un mandato constitucional.

La autorización del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para que Claro TV (filial de América Móvil) ofrezca televisión restringida no pone en riesgo la competencia económica; al contrario, la dinamizará y ni el regulador ni el gobierno pueden estar en contra de ello.

Televisa concentra 64% del total de suscriptores de TV de paga. Megacable, Dish y Totalplay también ofrecen el servicio. 

La entrada de Claro TV al mercado generaría competencia convergente sin poner en riesgo el mercado, por la sencilla razón de que Televisa y otros tres proveedores lo acaparan. 

El índice de concentración del servicio de televisión restringida es el único que creció 16.6% desde junio de 2013 hasta diciembre de 2020. Los demás índices de telefonía móvil, fija y acceso a Internet decrecieron en el mismo periodo. 

El índice de precios de televisión de paga también se ha elevado 24.6% en el mismo lapso mientras que el de telefonía móvil ha bajado 43.9 por ciento.

La elevada concentración y la constante alza de precios en el servicio de TV de paga se explica por el proteccionismo político y regulatorio de impedir a América Móvil la entrada al mercado.

En noviembre de 2020 Televisa fue declarada con poder sustancial de mercado en televisión de paga; la mejor, más eficaz y más económica medida regulatoria y asimétrica que le puede imponer el IFT es colocarle a un competidor enfrente. 

La autorización para Claro TV reducirá los precios de los servicios de telecomunicaciones al ofrecerlos en paquetes convergentes de voz, datos y video. 

La convergencia y la TV restringida puede llegar a los hogares de escasos recursos con ofertas y paquetes que incluyan telefonía, banda ancha y televisión social. 

Los usuarios de los servicios de telecomunicaciones tienen derecho a elegir el servicio, proveedor, paquete, plan o tarifa que mejor se adapte a sus necesidades; la ausencia de convergencia plena restringe ese derecho básico y limita la innovación de planes tarifarios. 

América Móvil comprometió una inversión de 8 mil millones de pesos adicionales en caso de que se le otorgue la concesión para prestar el servicio de TV de paga. 

Esa inversión se destinaría para el despliegue de fibra óptica que permite el acceso a servicios de banda ancha y a un Internet más veloz.

Permitir la convergencia a América Móvil significa ampliar la cobertura de Internet y mejorar el acceso a la banda ancha en México con fibra.

Más fibra óptica prepara y hace más competitivo y atractivo al país para el futuro despliegue de la red 5G.  

Los competidores también se verían beneficiados porque tendrían acceso a la red de fibra óptica para competir en mercados donde actualmente no tienen presencia. 

El gobierno de la Cuarta Transformación y la Estrategia Digital Nacional deberían ver con buenos ojos la licencia para Claro TV, porque la inversión adicional y la convergencia favorecen la inclusión digital universal y la disminución de la brecha digital. 

Los competidores van a seguir oponiéndose a que América Móvil reciba la autorización y compita en TV de paga con ofertas convergentes y planes atractivos. 

Los comisionados del IFT deben liberarse de la presión de verse criticados por quienes controlan la televisión en México. Ningún comisionado está en contra de la convergencia. 

AT&T está detrás de las preocupaciones de la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés) para que se demore la entrada de América Móvil a la TV de paga.

Las presiones del gobierno de Estados Unidos y de AT&T a través de la USTR son una señal inequívoca de que la TV de paga y la convergencia plena están cada vez más cerca. 

AT&T presiona a través de la USTR cuando ni siquiera tiene presencia en el mercado de TV de paga. 

Estados Unidos es un mercado convergente y México no tiene por qué estar a la saga de su socio comercial. 

AT&T sabe que la TV de paga y la convergencia para Claro TV lo coloca en desventaja ante América Móvil, Televisa y los demás operadores fijos que participen en la subasta 5G, pero obligaría al proveedor estadounidense a reaccionar e invertir para no perder competitividad y mercado.

La convergencia no debe ser el privilegio de algunos operadores sino un derecho de todos los usuarios y consumidores en México.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

México | AT&T niega que esté pensando en salir de México

La empresa de telecomunicaciones AT&T México negó que esté avaluando su salida del país, luego de que circulara información sobre el descontento de la compañía ante la falta de competencia que existe en el mercado de telefonía móvil.

AT&T, presidida en el país por Mónica Aspe, ha señalado en diversas ocasiones que no existe un ambiente idóneo para la competencia en el sector, pese a que hay medidas de regulación para el Agente Económico Preponderante, América Móvil.

De acuerdo con datos de la consultora The Ciu, la empresa de origen estadounidense ostenta el 15% de participación en el mercado de líneas móviles, mientas que Telcel cuenta con el 61.1%.

Pese a ello, y que no es no es la primera vez que se especula sobre la salida de AT&T del país, la compañía dijo a Expansión que desconoce el origen de los rumores y que, por ahora, está enfocada en incrementar su cobertura en México, a través de la adquisición de bandas de espectro, como las 814-824 MHz y 849-869 MHz, las cuales sirven para dotar de servicios de telefonía e internet.

“Desde su llegada al país, AT&T México ha invertido cerca de 10,000 millones de dólares, expandiendo la infraestructura de telecomunicaciones para crear una red que hoy cubre a más de 100 millones de mexicanos”, informó la compañía en meses pasados.

Además, en diciembre de 2021, inició sus primeras pruebas de la quinta generación en la Torre Diana y en la colonia Nápoles, en donde habilitó 50 dispositivos móviles.

Al tercer trimestre del año pasado, AT&T reportó un total de 19.47 millones de suscriptores.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

AT&T acepta retrasar sus despliegue de 5G alrededor de los aeropuertos en EU

El operador de telefonía móvil AT&T anunció este martes que va a retrasar el despliegue de la red 5G alrededor de «ciertos aeropuertos» para seguir trabajando junto a las autoridades de la aviación sobre el impacto de esta nueva tecnología de internet ultrarrápido en la seguridad aérea.

Los jefes de diez empresas de transporte aéreo advirtieron el lunes del potencial «caos» que representaría el despliegue de la red 5G por parte de AT&T y Verizon alrededor de los aeropuertos, previsto para mañana miércoles. Verizon, en tanto, no respondió de inmediato.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Movistar supera en velocidad de red a AT&T en México

Telefónica Movistar superó en México por primera vez a AT&T en velocidad promedio de su red móvil durante el tercer trimestre de 2021, reveló la firma Speedtest.

De acuerdo con su más reciente reporte, Speedtest reveló que Telcel repitió como el operador con mayor velocidad de red con un promedio de 46.79 puntos, mientras que el segundo sitio fue para Movistar con 25.31 puntos, seguido por AT&T con 19.24, mientras que Altán Redes logró un promedio de 18.35 puntos.

Speedtest también mide la calidad del servicio en un concepto al que llama Consistency Score, en el que Telcel una vez más logró agenciarse el liderato, pero en este rubro también Movistar se colocó en segundo lugar.

En este segmento, Telcel logró 89.7 por ciento, Movistar 78.5, e incluso Altán superó a AT&T al obtener 67.2 por ciento, mientras que la firma que dirige en México Mónica Aspe tuvo un promedio de calidad del 65.2 por ciento.

Pero no en todas las mediciones Movistar logró colocarse en el segundo puesto durante el tercer trimestre. De hecho, en la latencia, la empresa de origen español quedó en el último puesto en México, al tener un promedio de 61 milisegundos.

En este rubro, AT&T logró reponerse, ya que su red tuvo un promedio de latencia de 41 milisegundos, por lo que ocupó el primer sitio, seguido por Telcel con 43 milisegundos y Altán Redes con 57 milisegundos.

Los smartphones más rápidos

Speedtest también realizó pruebas de velocidad, calidad y latencia de redes con distintas marcas de teléfonos en México.

El top 5 está conformado por Apple, Samsung, Huawei, Xiaomi y Motorola, en ese orden.

La marca de la manzana tuvo un promedio de 47.59 Megabits por segundo (Mbps) de descarga, 14.02 Mbps de subida y 47 milisegundos de latencia.

Samsung obtuvo 35.98 Mbps de descarga, 13.60 de carga y 45 milisegundos de latencia.

Huawei alcanzó 28.68 Mbps de bajada, 12.81 Mbps de subida y 45 milisegundos de latencia.

El promedio de Xiaomi fue de 26.41 Mbps de bajada, 12.29 Mbps de subida y 48 milisegundos de latencia.

Finalmente, Motorola alcanzó un promedio de 25.13 Mbps de descarga,11.10 de subida y 46 milisegundos de latencia.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

Telcel, AT&T y los OMV ganan líneas, pero Movistar las pierde como nunca en 2021: tiene dos millones de líneas menos en México

El saldo del 2021 con corte a septiembre pasado es positivo en casi todos los casos: Telcel es el absoluto ganador con 2.5 millones de adiciones de líneas, le siguen los OMV con 1.2 millones, y por último está AT&T con medio millón. Movistar sin embargo ha caído estrepitosamente pues perdió dos millones de líneas en los primeros nueve meses del año.

El dato se ve a detalle en la siguiente gráfica hecha por el Instituto Federal de Telecomunicaciones con datos reportados por los operadores:

2021 12 21 09 54 54 Nt 3t Cc Y 10 Paginas Mas Personal Microsoft Edge

Telcel sigue en primer lugar, muy lejos del resto

La caída de Movistar de dos millones de líneas perdidas en nueve meses es una sin comparación en los últimos tres años. Como se ve en la gráfica, la mayor pérdida ocurre del segundo al tercer trimestre, aunque, como ha pasado antes, el cambio en números puede deberse a un reajuste administrativo. De cualquier manera, Movistar reportó haber tenido casi dos millones de líneas menos al término del tercer trimestre del 2021 comparado con el segundo trimestre. 

La participación de mercado queda de la siguiente manera: 63 de cada 100 líneas en México son de Telcel, 18 de Movistar, 15 de AT&T y tres de los operadores móviles virtuales. Al ritmo que va Movistar pronto AT&T se convertirá en el segundo lugar por cuota de mercado en el país. 

En México ya hay 125.3 millones de líneas con corte a septiembre del 2021, según el IFT

Si las líneas se segregan solo por aquellas que tienen servicio de internet la gráfica se modifican para ser de la siguiente manera: 

2021 12 21 10 00 39 Nt 3t Cc Y 12 Paginas Mas Personal Microsoft Edge

En cuanto a servicio de internet fijo ya son 24.6 millones los hogares conectados. 44 de cada 100 accesos son de América Móvil, 25 de Grupo Televisa, 13 de Totalplay, 13 de Megacable, uno de Telefónica y cuatro de otros servicios.

CON INFORMACIÓN VÍA XATAKA MÉXICO

Licitación de espectro para 4G que ganaron Telcel y AT&T también atrajo otros dos interesados que no pudieron proseguir

La licitación de 41 lotes de espectro disponibles en distintas bandas radioeléctricas para crecer y mejorar la calidad de servicios 4G-LTE en el país y que ahora está próxima a la etapa de entrega de títulos de concesión a las empresas AT&T y Telcel como únicos dos participantes ganadores, también atrajo a otras dos compañías interesadas en comprar frecuencias, pero que no pudieron reunir a tiempo la documentación necesaria para continuar en el proceso ni presentarse con oportunidad en los tiempos establecidos.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) dijo en un documento que al proceso de licitación de espectro identificado como IFT-10 llegaron otros actores que presentaron una manifestación de interés, cumpliendo así con etapa oficial que los acreditaba como interesados para seguir adelante en el concurso.

En esa ocasión sí se recibieron otros dos interesados, pero que no entregaron información; quienes no entregaron información de acuerdo a las propias bases del proceso pierden automáticamente su calidad de interesados, por lo cual ya no hay posibilidad de que ningún otro interesado pudiera participar en esta licitación”, se lee en un documento del IFT.

Debido a que esos participantes no pudieron reunir la documentación, la autoridad no pudo emitirles una constancia de participación para que más adelante, en septiembre, presentaran ofertas económicas por algún lote de espectro. Por confidencialidad, el regulador no desveló el nombre de esos dos interesados que no pudieron continuar en el concurso.

Fue entonces que el IFT entregó en septiembre solamente dos constancias de participación y no cuatro: una a la empresa Radiomóvil Dipsa (Telcel) y otra a AT&T Comunicaciones Digitales (AT&T), y definió desde ese momento las cuotas de espectro que cada una de esas dos compañías telefónicas podría comprar, esto con base su propio volumen de frecuencias que ya habían comprado en procesos de licitación anteriores.

De esta manera quedan refutadas las versiones vertidas en la industria de telecomunicaciones respecto a que la licitación de espectro “cascajo” por su diversidad de lotes, tamaños y coberturas, no captó la atención de actores más allá de Telcel y AT&T.

El IFT reconoció que la medianía del éxito conseguido por la IFT-10 obedeció a que la Secretaría de Hacienda y el Congreso de la Unión son los actores que complican la colocación de bandas en el mercado móvil, por la elevada carga impositiva que se impone a las empresas ganadoras por explotar frecuencias de espectro en servicios como telefonía e internet, más no por el proceso de licitación en sí, porque existen operadores regionales que han manifestado interés por comprar bandas para crear o completar coberturas 4G-LTE en lugares muy particulares del país. 

En la IFT-10 de espectro móvil, las empresas Telcel y AT&T ofertaron un total de 1,350 millones 852,000 pesos para explotar tres bloques de espectro que les permitirán mejorar la calidad y cobertura de sus redes celulares 4G-LTE en los mercados de la Ciudad de México y regiones particulares del resto de la República Mexicana. 

La empresa AT&T se interesó por un bloque en la banda de 800 MHz, con cobertura en los estados de Baja California y Baja California Sur; en Sonora y Sinaloa, y en Chihuahua, Durango, Nuevo León, Coahuila y Tamaulipas. Por este bloque, la compañía ofertó 374 millones de pesos. El otro bloque que AT&T adquirió, también se ubica en los 800 MHz y ofrece cobertura en las ciudades de México, Puebla, León, Guadalajara, Cancún, Veracruz y Mérida. Debido al mercado que representa ese bloque en especial, aquí AT&T pujó con 706 millones 852,000 pesos para hacerse con ese espectro.

Telcel sólo se interesó por un bloque de la banda de los 2.5 GHz, con cobertura en diversos municipios y otras áreas locales de esa banda y que en el pasado fue un espectro concesionado a empresas que no pudieron explotarlas en servicios de telefonía e internet móviles, y por lo que el IFT inició un proceso de recuperación de señales para su puesta en una nueva licitación, como ahora fue el caso.

Telcel pagó por esas frecuencias, conocidas como el bloque C1 dentro de la Licitación IFT-10, un total de 270 millones de pesos y son estas algunas de las frecuencias que le hacían falta a Telcel para poder configurar definitivamente una red celular sobre la banda de los 2.5 GHz, entre las más idóneas para servicios 4G-LTE por su poder de capacidad y cobertura en zonas densamente pobladas.

No hubo ofertas por bloques de espectro regionales y nacionales en las bandas de 1.7/2.1 GHz (AWS) y de 1900 MHz (PCS), que también estuvieron en concurso.

El 26 de octubre, el Instituto Federal de Telecomunicaciones presentó tres propuestas relacionadas con una redefinición de cobros por el uso de las bandas de 850 MHz y de 600 MHz y 3.5 GHz, para así llevar cobertura social a regiones desconectadas y para llevar a México a las redes de quinta generación (5G). 

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA