Empleo formal en México recupera niveles precovid: Banxico

El Banco de México (Banxico) informó que el empleo afiliado al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha alcanzado nuevamente su nivel previo a la pandemia, aunque advirtió que esto se ha dado con una recuperación heterogénea entre regiones y sectores, donde el norte del país ha captado una parte del empleo formal.

De acuerdo con el Reporte sobre las Economías Regionales, Enero-Marzo 2022, sin considerar el efecto de la reforma de subcontratación laboral, mejor conocida como outsourcing, en febrero de 2022, el empleo formal solamente es 0.05 por ciento menor que en febrero de 2020.

El Banxico explicó que el empleo formal se redistribuyó hacia la región norte, desde el centro y el sur, con respecto a febrero de 2020. El sector de transformación en el norte y la construcción en el sur contribuyeron marcadamente a la recuperación, al generar nuevos empleos afiliados al IMSS y absorber a trabajadores de otros sectores y regiones.

Mercado de trabajo local

El mercado de trabajo local es un conjunto de municipios que se encuentran vinculados entre sí, debido a que los trabajadores que habitan en un mercado de trabajo local también laboran en el mismo conjunto de municipios.

En este sentido, apuntó el banco central, se distingue que los aumentos marcados en los seis mercados locales de la región norte representan la mayor parte del cambio en participación en el empleo nacional experimentado en esa región, aunque otros 45 mercados de trabajo locales también registraron aumentos en participación.

Solamente 38 de los 90 mercados de trabajo de la región norte experimentaron reducciones en participación en el empleo y en todas las regiones el empleo se redujo más en el sector servicios que en cualquier otro sector.

Sin embargo, en el centro norte estos trabajadores tendieron a reemplazarse dentro de la región, mientras que el centro y sur tendieron en mayor medida a salir del patrón del IMSS.

En este contexto, el banco central destacó la función que cumplen algunos mercados de trabajo locales al permitir que sus trabajadores se adaptaran a las nuevas condiciones del mercado de trabajo sin la necesidad pero, además, señaló, una cantidad importante de trabajadores sí cambio de región en el proceso de ajuste.

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO

Inflación no cede; en febrero se aceleró a 7.28%

Luego de dos meses consecutivos de registrados a la baja, en febrero pasado la inflación a los consumidores volvió a repuntar, y se ubicó por arriba del pronóstico del mercado, de acuerdo con los datos divulgados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En el mes del amor y la amistad, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) mostró un avance mensual de 0.83%, con lo que en su comparación anual los precios repuntaron 7.28 por ciento.

El dato superó la expectativa del mercado. De acuerdo con un sondeo de Reuters, si bien se esperaba que la inflación se acelerara, el pronóstico era una tasa anual de 7.23 por ciento.

Es la cuarta vez, de manera consecutiva, que la inflación se ubica por arriba del techo de 7.00%, además de cumplir un año por arriba del objetivo del Banco de México (Banxico) de 3% +/- 1 punto porcentual.

Por ello, se espera que la institución central continúe con el alza en su tasa de interés, la cual se ubica actualmente en 6.00 por ciento.

Mercancías siguen presionando

Si bien el alza en la inflación se debió a presiones en varios rubros, los precios de las mercancías continuaron como la mayor presión. 

En febrero, los precios de las mercancías aumentaron 8.34% en su comparación anual, mientras que los servicios mostraron un alza de 4.62 por ciento. 

Con ello, la inflación subyacente, que elimina de su cálculo los bienes y servicios con precios más volátiles, se ubicó en 6.59 por ciento. 

En el caso de la inflación no subyacente, el dato anual fue de 9.34 por ciento. Al interior, los agropecuarios fueron la mayor presión, con un alza de precios de 16.17 por ciento. 

En tanto, los energéticos y las tarifas autorizadas por el gobierno mostraron una tasa anual de 4.48 por ciento. 

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

PERSPECTIVAS_ México I Moneda digital explicada

El Banco de México (Banxico) anunció que en 2024 podría emitir una moneda digital. Qué significa.

Lo primero que hay que saber es que existe la Moneda Digital de un Banco Central, como la propuesta de Banxico, y las criptomonedas privadas como Bitcoin, Ether o Dogecoin.

Estas últimas surgieron como una forma de eludir los gobiernos. La entidad fundadora de Bitcoin en 2008 tras la crisis financiera, denominada Satoshi Nakamoto, explicaba que la criptomoneda era “un nuevo sistema de efectivo electrónico”, “completamente descentralizado sin servidor ni autoridad central”.

Las monedas digitales de los bancos centrales son dinero electrónico oficial. Es la versión virtual de los billetes y monedas de banco y tienen exactamente el mismo valor. Una moneda física de un peso equivale y tiene el mismo valor que un peso digital y puede comprar lo mismo que una moneda o billete físicos, a diferencia de un bitcoin que hoy 7 de enero tiene un precio de 863 mil 771.61 pesos. 

Para más claridad, una moneda digital de un banco central es dinero fiduciario, es decir, emitido y regulado por el gobierno, legal y confiable (fiducia significa confianza), sin riesgos, intercambiable en el mercado, depositable en bancos privados a través de medios electrónicos y reconocido en acuerdos internacionales.  

Hay que recordar que históricamente el Estado tiene la función exclusiva de acuñar monedas y emitir billetes a través del banco central. En México las entidades de la República no pueden hacerlo en ningún caso. Los salarios deben pagarse en moneda de curso legal y no puede sustituirse por mercancías, vales o fichas. Pagar un salario con bitcoin es ilegal.  

Cuando surgieron las criptomonedas, los gobiernos se alarmaron porque perdieron el monopolio de la emisión de divisas y recordó tiempos en los cuales entes privados emitían su propia moneda. Esta “pérdida” de la función exclusiva de acuñar monedas y emitir billetes -ahora en Internet- ha propiciado la aceptación y el interés de los bancos centrales por emitir su propia moneda digital. 

Mientras los billetes y las monedas se resguardan en las cajas fuertes de los bancos (o debajo del colchón), las monedas digitales son software y se preservan en libros de contabilidad electrónicos dentro del banco central, distribuidos de forma electrónica para que los bancos privados tengan acceso de forma remota, utilizando tecnología de blockchain bajo principios de interoperabilidad por protocolo y programación por diseño.

Las monedas digitales tienen varias ventajas: es una nueva tecnología, es una infraestructura de pagos de última generación y permite avanzar en la inclusión financiera, además de que “recuperaría” esa función exclusiva del Estado de emitir moneda legal. 

En efecto, se requiere una plataforma de Internet oficial de intermediación para hacer y recibir depósitos y uno de sus mayores beneficios es que contribuye a la inclusión financiera en poblaciones sin o con acceso insuficiente a servicios bancarios. Las transacciones locales y transfronterizas son rápidas, inmediatas y baratas. Al ser dinero electrónico, también es fácilmente rastreable, por lo que la moneda virtual contribuye a combatir la evasión fiscal, el lavado de dinero, el financiamiento ilegal y la corrupción.

Las monedas digitales de los bancos centrales también tienen su lado oscuro: las preocupaciones sobre la privacidad de los usuarios, la intromisión a sus datos personales, el rastreo de compras de bienes o servicios legales o ilegales, conocer el ahorro acumulado, la oportunidad de mercadotecnia para los publicistas y los problemas que pudiera ocasionar en términos de reputación e imagen de las personas por las transacciones que realicen, por lo que el “seudonimato” debería estar garantizado. 

¿Por qué hasta 2024 y no antes? Porque se requiere abrir el debate; preparar el entramado jurídico; el reconocimiento legal de la moneda digital; la preparación y adaptación financieras; definir la logística; desarrollar la plataforma tecnológica, incluida la billetera digital y la aplicación móvil oficiales a disposición de la población; las campañas de información y la alfabetización de los usuarios, sin mencionar la aceptación de la población a la moneda digital. 

También se requiere un periodo de adaptación, porque las monedas y los billetes físicos no desaparecerán de la noche a la mañana. Aunque es cierto que cada vez más personas usan menos efectivo y recurren cada vez más a tarjetas y pagos móviles a través de apps y plataformas digitales. 

Una encuesta del Banxico sobre medios de pago antes y durante la pandemia reveló que 86% de la población utilizó el efectivo, cuando antes de la pandemia el porcentaje fue de 93%. El uso de tarjetas de crédito y débito fue de 11 y 26%, respectivamente, pero antes del confinamiento fue de 14 y 28% en cada caso. El medio de pago con mayor crecimiento durante la pandemia fue transferencias por SPEI (Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios), el cual creció a 4% de la población cuando antes de la Covid-19 era de apenas 0.5%. 

La moneda digital podría significar la transformación disruptiva del propio Banxico, porque al emitir el peso digital, poner a disposición del público la plataforma tecnológica, permitir que el dinero circule, se intercambie y se transfiera electrónicamente e interactúe con los consumidores, Banxico se estaría convirtiendo en un banquero competidor de los bancos privados, en lugar de sólo regular y supervisar el sistema monetario y bancario como hasta ahora. 

Otro desafío es que el uso y cambio de monedas y billetes físicos no requiere de interfaces como un dispositivo terminal (teléfono inteligente o computadora), conexión a Internet y una plataforma digital. Eso significa que implementar seriamente una moneda digital de banco central requiere una robusta infraestructura de telecomunicaciones, garantizar el servicio universal a Internet, el acceso a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y ciberseguridad, situaciones no resueltas en el país.

La moneda digital del Banxico es un paso irreversible en el proceso de digitalización de México. Su planeación requiere múltiples etapas, garantizar condiciones, mucha colaboración y alcanzar acuerdos intersectoriales e internacionales. Como todo en Internet, la moneda digital también será disruptiva: destruirá muchas cosas como la forma de tener y usar dinero y construirá nuevas como aceptar un control total del gobierno sobre lo que se compra, se vende, se ahorra, se intercambia… 

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

México I Banxico perfila poner en circulación su moneda digital en 2024

La adopción de monedas digitales de bancos centrales (CBDC, por sus siglas en inglés) también es parte de la agenda de Banco de México (Banxico) que espera poner en circulación la suya a finales de 2024.

A casi dos años de la irrupción de la pandemia por el COVID-19 surgieron elementos para potencializar los pagos digitales,  dando lugar a las CBDC. Y a partir de este fenómeno los bancos centrales han puesto en marcha sus planes para diversificar el modo de pago entre las personas y empresas.Una CBDC es la forma digital de la moneda fiduciaria de un país que también es un derecho al banco central.

En lugar de imprimir dinero, el banco central emite monedas o cuentas electrónicas respaldadas por la plena fe y el crédito del gobierno, de acuerdo con Atlantic Council.En el caso de México, Banxico ha tomado el tema con mesura a diferencia de otros bancos centrales, pero el subgobernador Jonathan Heath estima que al cierre de 2024 pueda entrar en operaciones la CBDC de México.

“Estamos trabajando en un proyecto, hasta tenemos un timeline donde pensamos que quizá para finales de 2024 a más tardar ya la deberíamos tener operando perfectamente bien (la CBDC),” dijo Heath en una videoconferencia organizada por S&P Dow Jones Indices

Papel y moneda seguirán siendo los preponderantes

Heath refirió el impacto que ha tenido el SPEI (Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios), una plataforma que “muchos países no tienen y funciona bien” y que sobre esta misma considera que ya tienen un acercamiento a lo que puede ser una moneda digital.No obstante, la llegada de una moneda digital no desplazará automáticamente a los billetes y monedas, pues en México hay un alto índice de informalidad y una baja inclusión financiera, agregó Heath.

“Vamos a tener el uso del papel moneda como el pago preponderante a nivel nacional por mucho tiempo, entonces no queremos estar ausentes de estos avances tecnológicos; estamos ahí, lo vamos a hacer y vamos a estar trabajando,” planteó el subgobernador

Previamente, el gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León dijo que las instituciones financieras y el desarrollo tecnológico pueden ser la ‘piedra fundamental’ para la adopción de las CBDC.

“Las instituciones financieras tradicionales pueden tener un papel crucial promoviendo la infraestructura financiera de última generación. Nuevas tecnologías e infraestructura de pagos son opciones de gran valor para avanzar en la inclusión financiera y pueden ser la piedra fundamental de las mejores formas de dinero digital y monedas digitales en bancos centrales,”dijo Díaz de León hace unos meses en un foro del FMI

Situación mundial

Los proyectos sobre las CBDC han visto la luz en algunas economías y en otras están en pruebas piloto, según revela un estudio que contempla más de 85 países realizado por Atlantic Council.En total, en nueve economías circulan CBDC, en Bahamas se lanzó en 2020 el Sand Dollar.Por su parte, el Banco Central del Caribe Oriental (ECCB, por sus siglas en inglés) puso en circulación en marzo de este año el DCash en economías como Antigua y Barbuda, San Cristobal y Nieves, Santa Lucía y Granada.En agosto de este año el DCash aprobada para circular en San Vicente y las Granadinas; y en diciembre empezó a ser usada en Dominica y Montserrat.A esta lista de países del Caribe se suma Nigeria, que en octubre de 2021 lanzó su CBDC bajo el nombre e-Naira.

Según el reporte, en 14 economías se están haciendo pruebas piloto de las CBDC; en 16 están en fase de desarrollo; 40 en estudios; 7 están en pausa, 2 proyectos fueron cancelados.De las 14 en prueba piloto, China y Corea del Sur se perfilan a ser las siguientes economías en lanzar por completo su moneda digital.Las cifras contrastan con lo que se percibía hace unos meses, pues en mayo del 2020 solo 35 países consideraban la opción de implementar una CBDC y actualmente son 87 países —que representan más del 90% del PIB mundial— que ya pusieron en marcha sus proyectos.Además, de los cuatro bancos centrales más grandes como el Banco Central Europeo, Japón, Reino Unido y Estados Unidos, en este último se ve un mayor rezago.

“Sin nuevos estándares y coordinación internacional, el sistema financiero puede enfrentar un problema de interoperabilidad significativo en el futuro,” detalla el reporte

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

Nominación a BdeM y desempleo en EU movieron al peso, dicen analistas

La reacción que tuvo el tipo de cambio en México, al tocar un máximo de 21.5466 pesos por dólar en las primeras horas de la sesión de este miércoles, se suscitó por las dudas sobre el sesgo y la forma de gobernar el Banco de México de Victoria Rodríguez Ceja, la nueva nominación del presidente Andrés Manuel López Obrador para el cargo, y porque las solicitudes semanales de desempleo en Estados Unidos cayeron a mínimo desde 1969, dijeron analistas.

Janneth Quiroz, subdirectora de Análisis Económico de Monex, explicó que hubo dos razones principales por las que el peso mexicano tocó niveles máximos intradía del año, las cuales se dieron casi al mismo tiempo (entre las 7:30 y 8:00 de la mañana) y fue la nueva propuesta del Ejecutivo para el cargo de banquero central en México y el dato de las solicitudes de desempleo, que abre la puerta a que la Reserva Federal (Fed) acelere el retiro de los estímulos monetarios en Estados Unidos.

“La nominación de Victoria Rodríguez Ceja suscitó incertidumbre entre los inversionistas, ya que si bien tiene una trayectoria reconocida, ésta no ha sido desarrollada dentro del ámbito del banco central, ni con temas asociadas a la política monetaria.

“Se reconoce que tiene una formación económica, una licenciatura y una maestría, y tiene las bases para desempeñar el cargo, pero está provocando una alta incertidumbre, debido a que no es muy conocida dentro de la política monetaria, de ahí que genera dudas de cuál es su sesgo o la forma en la que gobernaría el Banco de México, al carecer de esa experiencia”, explicó Quiroz.

De acuerdo con Alejandro Saldaña, subdirector de Análisis de Ve por Más, la noticia de que Arturo Herrera no será el próximo gobernador de Banco de México generó incertidumbre en el mercado. Este año concluye el mandato de Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México.

Destacó que el rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años sube a 1.67 por ciento, mientras que el dólar se aprecia 0.3 por ciento de forma generalizada frente a la canasta de divisas.

La especialista de Monex destacó que el reporte de beneficio por desempleo en Estados Unidos, que sorpresivamente se redujo a un nivel de 199 mil, por debajo de lo que se esperaba y marcando el nivel más bajo no visto desde el 15 de noviembre de 1969.

“Este dato es importante porque sabemos que la Fed tiene como objetivo la estabilidad de precios, pero que la economía estadunidense registre pleno empleo. Al mostrar cifras tan positivas en la recuperación del sector laboral, vemos una reacción que se especula que sea necesario retirar más aceleradamente los estímulos monetarios que está implementando la Reserva (reducción más acelerada de la compra de activos y el mercado descuenta que la tasa de referencia la incremente a mediados de 2022)”, precisó Quiroz.

“El tipo de cambio en México recupera terreno después de un inicio de muchas presiones. En este contexto el interbancario cotiza a 21.48 por dólar”, detalló Vector Análisis.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

Peso cae arrastrado por una toma de utilidades en mercado del petróleo

El peso mexicano se depreció contra el dólar estadounidense este martes, en una jornada volátil. El tipo de cambio terminó las operaciones en 20.0050 unidades por dólar contra un registro de 19.8530 unidades ayer, con datos del Banco de México (Banxico).

El movimiento en la paridad significó para la moneda local una pérdida de 15.20 centavos, equivalentes a una variación de 0.77 por ciento. El par de divisas se movió en un rango con máximo de 20.0767 unidades y un mínimo de 19.7766 unidades.

El peso frente al dólar se desplazó en esta jornada de la mano de los precios del petróleo. Temprano, el crudo se apreciaba a niveles máximos de varios años y más tarde descendió debido a una toma de ganancias. El peso también abrió la sesión en positivo.

Productores de la organización conocida como OPEP+ no pudieron ponerse de acuerdo en los planes para elevar los suministros y responder al aumento de la demanda mundial de crudo. Esta posibilidad de un desbalance en el mercado presionó al alza los precios.

«El experimento OPEP+ no duraría para siempre. Todavía no tiene sentido que los Emiratos Árabes Unidos lo abandonen, pero seguro que se están preparando para la eventual batalla por la cuota de mercado», dijo Edward Moya, analista de OANDA.

Los inversionistas esperan mañana las minutas de la reciente reunión de la Reserva Federal (Fed). El Índice Dólar (DXY), que mide a la divisa estadounidense con una canasta de seis monedas de referencia, subía al cierre 0.36% hasta 92.55 unidades.

«El dólar se fortalece frente a las divisas latinoamericanas, las cuales se presionan por la posibilidad de que la Reserva Federal empiece a reducir su compra de activos y eso lleve a que suba los tipos de interés», explicó en un reporte la firma ActivTrades.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Autonomía del BdeM no significa privilegios ni opacidad: AMLO

Al reiterar su respeto por la autonomía del Banco de México, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que esa condición no debe significar privilegios u opacidad en materia de recursos económicos en control del banco central, como los remanentes a entregar al gobierno federal.

“Yo nada más quiero decir que debemos de respetar la autonomía del Banco de México, sin que esto signifique que sean una especie de casta divina, porque sí hay falta de información al pueblo de lo que hace el Banco de México”, dijo en conferencia de prensa.

Por ejemplo, precisó, si son reservas de más de 190 mil millones de dólares, sería importante saber quién maneja esas reservas y cuánto se cobra por el manejo de las mismas.

“O sea, estas informaciones que se desconocen, que sean públicas, que la gente sepa, que expliquen.

“Antes se decía ‘la política es asunto de los políticos’. No, es asunto de todos y los técnicos que a veces se creen científicos sostienen que la economía es asunto de los economistas, pues no, es asunto de todos y todos tenemos que tener información, que se garantice el derecho de información”.

En la conferencia de prensa se le planteó el tema de las altas pensiones y prestaciones de ex funcionarios de instituciones como el propio Banco, aun con antigüedad laboral corta.

El presidente respondió que el tema es en efecto un abuso pero antes, indicó, “en Banobras, por ejemplo, ahí el caso del expresidente del Presidente Calderón, llegan a Banobras y recibe un crédito para comprarse una casa porque estaba permitido, sí estaba permitido, pero esas prestaciones del mundo de la tecnocracia no se conocen, no se saben”.

Entonces, dijo, no estaría mal que se transparentara “y también pues yo entiendo que no nos ven a nosotros los del Banco de México con buenos ojos, aunque yo los respeto mucho y vamos a seguir, porque así conviene al país, respetando la autonomía del Banco de México”.

Sin embargo, comentó, en la pasada administración sí hubo remanentes, nada más que el director del Banco de México, con todo respeto, pues trabajaba en Hacienda, en Nacional Financiera, muy cercano a (José Antonio) Meade, a (Luis) Videgaray, pues ahora ya no es lo mismo.

“Pudieron destinar una parte del remanente para ayudar a vacunas, recursos etiquetados, además, de acuerdo a las situaciones legales, ese dinero se debe utilizar en pago de deuda, es decir, no es para que se derroche y pagar deuda significa ahorrar en el pago del servicio de la deuda.

«Pudieron haber hecho algo pero son otras circunstancias, afortunadamente nosotros tenemos finanzas públicas sanas y no necesitamos de el Banco de México, y no le vamos a pedir que nos den de las reservas, si acaso que informen cómo se manejan esos fondos, sería muy bueno, de manera sencilla, que explicaran cuánto se obtiene de intereses por ese dinero o cuánto se paga por el manejo del dinero porque es de todos los mexicanos, es de la nación”.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

Apostará México al T-MEC en despegue poscovid

La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) decidió por unanimidad mantener la tasa de interés de referencia en 4.0 por ciento y advirtió que el balance de riesgos para la inflación es al alza.

Analistas indicaron que en vista de las presiones inflacionarias en los últimos meses y el tono del comunicado, la posibilidad de recortes en la tasa de interés objetivo se ha cerrado y ahora es más probable que Banxico se incline a subir la tasa de interés en las próximas reuniones de política monetaria.

Esta es la segunda vez en este año que la autoridad monetaria mantiene sin cambios la tasa objetivo, luego de vislumbrar presiones en la inflación, la cual se ubicó en 6.08 por ciento en abril, su mayor nivel desde 2017. Antes de estas pausas el organismo central había recortado 425 puntos base el referencial desde agosto del 2019.


“En un entorno altamente incierto, los riesgos para la inflación, la actividad económica y los mercados financieros plantean retos importantes para la política monetaria. Ante los choques recientes que han afectado a la inflación es necesario que el ajuste de precios relativos sea ordenado y se eviten afectaciones en la formación de precios y las expectativas de inflación”, explicó Banxico en su reporte.

Agregó que el balance de los riesgos que podrían incidir en la trayectoria esperada de la inflación en el horizonte de pronóstico es al alza.

“En febrero de este año enfrentamos un balance de riesgos de inflación incierta y un balance de riesgos para el crecimiento sesgado a la baja. Ahora el balance para la inflación es al alza, mientras que el del crecimiento aparece equilibrado”, indicó en su cuenta de Twitter, Jonathan Heath, subgobernador del Banco de México.

Alberto Ramos, economista en jefe para Latinoamérica de Goldman Sachs, indicó que la posibilidad de más recortes se ha cerrado, y es probable que en la próxima junta algunos miembros se planteen la posibilidad de elevar la tasa.


Ernesto O’Farrill, presidente de Grupo Bursamétrica, coincidió en que, debido a las presiones en el nivel general de precios, es probable que se plantee una alza de tasas, aunque por el momento mantuvo su estimado de 4 por ciento para el cierre de este 2021.

“Por lo menos hay tres bancos centrales que ya empezaron a subir sus tasas; Brasil, Rusia y Turquía”, dijo, y señaló que para el año entrante es probable que más bancos centrales abandonen sus políticas de relajación.

Charles Seville, colíder de soberanos en América para Fitch Ratings, dijo que, aunque es reducida, se abre una posibilidad para aumentos en la tasa.

“Al mantener la tasa, Banxico admitió que la inflación había superado las proyecciones en el último informe trimestral, pero también enfatizó que la holgura económica persiste y aún ve la inflación regresando a la meta en 2022”, indicó el especialista.

Analistas de Oxford Economics estiman que en este año la tasa objetivo cerraría en 4.25 por ciento, y para el primer semestre del año entrante llegaría al 5 por ciento.

Expertos de Banorte indicaron que modificaron sus expectativas de política monetaria y esperan dos alzas para este año, en las reuniones de noviembre y diciembre, de 25 puntos cada año, con lo que la tasa cerrará en 4.5 por ciento.

James Salazar, subdirector de análisis económico de CIBanco, coincidió que es más probable que el ciclo de relajación haya terminado y aumente la posibilidad de ver alzas en la tasa.

Amín Vera, economista en jefe de BW Capital, ve muy probable que, dependiendo el resultado electoral de junio, Banxico realice un aumento de 25 puntos en la segunda mitad de este 2021.

Peso se recupera

El peso se mantuvo ayer en terreno positivo frente al dólar, en anticipación del anuncio de política monetaria de Banxico y finalizó con una recuperación de 0.71 por ciento.

El banco central informó que en operaciones interbancarias, el precio de la divisa estadounidense cerró en 19.967 pesos, 14.3 centavos menos que en la jornada previa.

“La apreciación del peso se debe a que el mercado anticipaba un cambio de lenguaje del Banco de México a uno de mayor cautela debido a los riesgos al alza para la inflación. Esto se confirmó en el comunicado, en donde la Junta de Gobierno señaló que el balance de riesgos que podrían incidir en la trayectoria esperada de la inflación en el horizonte de su pronóstico es al alza”, explicó Gabriela Siller, directora de análisis de Banco Base.

CON INFORMACIÓN VIA EL FINANCIERO

Acceso a servicios financieros digitales es imperativo: Banco de México

El Banco de México considera que tras la pandemia el acceso de servicios financieros por medios digitales se ha vuelto un imperativo de política pública.

“El reto es que la banca oriente sus esfuerzos al mayor uso de las redes de pago que ofrecen los mayores beneficios para sus usuarios y que también pueden tener un impacto decisivo en la inclusión financiera y llegar a más de 40 millones de mexicanos que tienen un teléfono inteligente y no cuentan con servicios bancarios”, consignó el gobernador del Banco de México, Alejandro Díaz de León.

Al participar en la inauguración de la 84 Convención Bancaria, en su primera edición digital, explicó que la tecnología facilitó que a pesar de la pandemia, muchas personas siguieran haciendo sus operaciones de manera remota, eficiente y segura.

Sin embargo, reconoció que quienes no disponen de dichos medios enfrentaron y encaran aún restricciones y riesgos importantes en sus actividades.

Para ilustrar la relevancia de estas operaciones digitales, evidenció que el año pasado se incrementó en 90.2% el volumen de pagos menores a 8,000 pesos a través del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI).

En 12 meses, en plena pandemia y durante el distanciamiento social, se realizaron 855 millones de operaciones por este monto, y el SPEI otorgó 99.99% de eficacia, sostuvo.

“Estos sistemas de pago han sido una herramienta clave para mitigar los efectos de la pandemia y evitar una paralización mayor en muchas actividades económicas. Además, fue especialmente útil en las transacciones de las pequeñas y medianas empresas, así como en los hogares”, aseguró.

Ante el secretario de Hacienda, Arturo Herrera y una audiencia de banqueros, el gobernador Díaz de León destacó el papel que han tenido las nuevas plataformas tecnológicas para la realización de operaciones remotas en la pandemia y el distanciamiento social.

Se refirió en particular al sistema de Cobro Digital (CoDi) que corre en la infraestructura del SPEI y que permite a cualquiera que cuenta con un teléfono inteligente y una cuenta bancaria, realizar pagos electrónicos las 24 horas del día, de manera gratuita y con los más altos estándares de seguridad.

A la fecha existen más de ocho millones de cuentas validadas para realizar pagos vía CoDi.

Apoyo a la banca

El gobernador también habló de las facilidades que puso a disposición el Banco de México para la banca desde abril de 2020 para apoyar a los acreditados durante el choque de la pandemia. En conjunto estos apoyos ascienden a 800,000 millones de pesos, que equivalen a 3.3% del PIB de 2019.

“Estas medidas extraordinarias han ayudado a tener un funcionamiento más ordenado del mercado financiero, al proveer un soporte de liquidez adicional y al emitir una señal de confianza a los intermediarios financieros que modificaron su comportamiento al poder disponer de dichas facilidades”, aseguró.

Debajo de niveles pre pandemia

Al hacer un diagnóstico de la situación económica, Díaz de León subrayó que las nuevas medidas de distanciamiento social adoptadas en diciembre y enero, volvieron a incidir en la actividad económica.

Dijo que Banxico mantiene como escenario central de crecimiento una tasa de 4.8% para el PIB este año.

En este contexto es indispensable tener un marco macroeconómico sólido que propicie un ajuste de la economía con estabilidad de precios y fortaleza en el sistema financiero, aseguró.

Por ello, dijo que “la estrategia de Banxico ha sido conducir la política monetaria de manera oportuna y prudente, buscando una convergencia consistente y sostenida de la inflación hacia su meta y contribuir a un ajuste ordenado en los mercados financieros nacionales y en la actividad económica”.

Con información vía El Economista

Pandemia implicó riesgos considerables para el sistema financiero: BdeM

La pandemia de Covid-19 implicó “riesgos considerables” para el sistema financiero, aseguró Alejandro Díaz de León, gobernador del Banco de México (BdeM), quien agregó que fueron necesarias medidas extraordinarias para mantener un comportamiento ordenado, proveer mayor liquidez y fortalecer el financiamiento.

En su participación durante la inauguración de la 84 Convención Bancaria, Díaz de León destacó que en 2020 el banco central inyectó al sistema financiero un total de 800 mil millones de pesos, equivalentes a 3 por ciento del producto interno bruto de 2019, lo que ayudó a un mejor comportamiento del sistema y a mejorar la confianza de las instituciones financieras.

Explicó que a raíz de la pandemia la economía mexicana enfrentó una combinación de tres choques: uno financiero, uno de oferta y otro más de demanda, por lo que el banco central tuvo que adaptar su estrategia para conducir la política monetaria del país de una manera oportuna y prudente.

No obstante, el gobernador del BdeM aceptó que el proceso de recuperación económica del país ha sido parcial y heterogéneo, esto como consecuencia de que la economía global no ha alcanzado los niveles de actividad que tenía antes de la pandemia.

En este sentido, explicó que la economía global y los mercados financieros continúan expuestos a riesgos importantes, sobre todo relacionados con una nueva evolución del Covid-19 o retrasos en la estrategia de vacunación a escala mundial.

Otro riesgo internacional, advirtió Díaz de León, es un aumento demasiado acelerado de las tasas de interés globales, esto en respuesta a los fuertes estímulos fiscales que ha aplicado Estados Unidos para impulsar su economía, los cuales suman 1.9 billones de dólares, poco más de 8 por ciento de su PIB.

También señaló que de prevalecer las marcadas diferencias entre la recuperación de unos países y otros, serán más marcados los episodios de volatilidad financiera.

Ante este escenario, destacó que el instituto central ha cumplido con su mandato de mantener una inflación baja y estable que se refleje en la calidad de vida de los mexicanos: “Ésa es la mejor contribución del banco al desarrollo nacional, y al objetivo de un crecimiento económico más vigoroso, equitativo y sostenido en el tiempo”.

En otro tema, el gobernador del BdeM aseguró que en México el uso de la tecnología ha sido clave para que empresas y personas sigan haciendo operaciones financieras de manera segura.

Por este motivo resaltó la puesta en marcha del CoDi, la red de pagos lanzada en octubre de 2019 y que ahora cuenta con un total de 8 millones de cuentas validadas, las cuales pueden hacer transacciones financieras desde el celular.

Aseguró que el reto de las instituciones financieras está en orientar sus esfuerzos hacia el mayor uso de las redes digitales de pago, de modo que sus usuarios se vean beneficiados y se tenga un impacto decisivo en la inclusión financiera para poder llegar a 40 millones de mexicanos con teléfono inteligente, pero aún sin servicios financieros.

Con información vía La Jornada