T-MEC_ Crean línea férrea que cruza los tres países del T-MEC

Canadian Pacific Railway se fusionará con la estadunidense Kansas City Southern (KCS) y crearán el primer ferrocarril que cruce de manera directa Canadá, Estados Unidos y México, países que forman el tratado comercial de América del Norte (T-MEC).

La firma canadiense llegó a un acuerdo de efectivo y acciones por 27 mil 200 millones de dólares para comprar Kansas City Southern, después de que Canadian National Railway admitiera que no podía salvar su propio acuerdo de 29 mil 600 millones por la empresa de ferrocarriles de Estados Unidos.

La fusión creará un ferrocarril directo que unirá Canadá, Estados Unidos y México, con una red que abarca 32 mil kilómetros y aproximadamente 8 mil 700 millones en ingresos anuales.

El acuerdo de efectivo y acciones de 300 dólares por papel que consiguió Canadian Pacific es más alto que el trato en efectivo y acciones de 275 dólares por título que había propuesto en marzo para comprar Kansas City Southern.

Ese acuerdo se canceló cuando Canadian National negoció con Kansas City Southern en mayo con una oferta de efectivo y acciones de 325 dólares por acción.

Canadian National sufrió un golpe cuando el regulador estadunidense del transporte de superficie (Surface Transportation Board, STB) rechazó el mes pasado una estructura temporal de “fideicomiso con derecho a voto”, que habría permitido a los accionistas de Kansas City Southern recibir la consideración del acuerdo sin tener que esperar la aprobación regulatoria completa.

Canadian Pacific ha obtenido la aprobación de su fideicomiso de voto propuesto por el STB, por lo que los accionistas de Kansas City Southern recibirán los 300 dólares por acción en efectivo y acciones, incluso si el regulador rechaza el acuerdo.

La certeza regulatoria que esto proporcionó convenció al directorio de Kansas City Southern de cambiar a un acuerdo con Canadian Pacific, a pesar de que su oferta era más baja que la de Canadian National.

Canadian National también se había enfrentado a la presión de algunos de sus inversores, incluido el fondo de cobertura TCI Management, para que abandonara su intento por comprar Kansas City Southern.

Las acciones de Canadian National subieron 3.7 por ciento el miércoles –el día que se dio a conocer el acuerdo– y quedaron en 150.97 dólares canadienses en la bolsa de valores de Toronto, ya que sus inversores expresaron alivio por el abandono del intento del acuerdo. Este jueves los títulos retrocedieron 0.64 por ciento a 146.85 dólares canadienses, mientras en la bolsa de Nueva York quedaron con una baja de 1.31 por ciento a 115.76 dólares por acción, pero en operaciones posteriores al cierre del mercado, retomaban la tendencia alcista, con un incremento de 0.03 por ciento a 115.80 dólares por acción.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

Canadian Pacific gana la carrera para quedarse con KCS

La empresa ferroviaria Kansas City Southern canceló un acuerdo de fusión que tenía con Canadian National Railway (CN) por más de 33,700 millones de dólares y tomará, en cambio, una oferta de más de 27,000 millones de dólares que hizo su competidora, Canadian Pacific (CP), luego de que la primera transacción enfrentara la negativa de la Junta de Transporte Terrestre de Estados Unidos el pasado 1 de septiembre.

“Nos complace alcanzar este importante hito y nuevamente perseguir esta asociación única en la vida”, comentó Keith Creel, director ejecutivo de Canadian Pacific, en un comunicado emitido ayer, domingo.

La propuesta de fusión valúa la acción de KCS a 300 dólares, lo que implica una prima de 34% respecto del precio de cierre de CP el 9 de agosto del 2021 y el precio de cierre de KCS el 19 de marzo del 2021, cuando CP planteó su primera oferta por KCS.

No obstante, la oferta es inferior a la de 325 dólares por acción que ofreció en su momento CN, que no pudo concretarse luego de que el regulador de transporte terrestre de Estados Unidos, negara la aprobación debido a que la operación podría generar “daños al interés público”.

El pasado 21 de marzo, CP ya había acordado la compra de KCS por 25,000 millones de dólares, pero su oferta fue mejorada por CN el 21 de mayo, con un monto de 33,700 millones. Posteriormente, el 10 de agosto CP anunció que elevaba su oferta de 275 a 300 dólares por acción.

Tan pronto como se anunció que la Junta de Transporte Terrestre de Estados Unidos rechazaba aprobar el acuerdo de KCS con CN, la primera desveló que recibió una propuesta no solicitada de CP reafirmando su interés por adquirirla.

La fusión entre KCS y CP se pagará en una combinación de acciones y efectivo y creará una red ferroviaria de 20,000 millas (unos 32,000 kilómetros), pasando por Estados Unidos, México y Canadá, con lo que sería la primera de carácter trinacional.

“Después del cierre en un fideicomiso con derecho a voto, común, los accionistas de KCS recibirán 2,884 acciones ordinarias de CP y 90 dólares en efectivo por cada acción ordinaria de KCS que posean. La transacción propuesta incluye la asunción de 3,800 millones de dólares de deuda pendiente de KCS”, informó CP ayer 12 de septiembre.

La empresa defendió su propuesta y afirmó que una transacción CP-KCS disminuiría la presión para la consolidación aguas abajo al preservar la estructura básica de seis ferrocarriles de la red ferroviaria de América del Norte: dos en el oeste, dos en el este y dos en Canadá, cada uno con acceso a la costa del Golfo de Estados Unidos. “Por el contrario, una transacción CN-KCS alteraría fundamentalmente este equilibrio”, afirmó.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Canadian Pacific da ultimátum a Kansas City Southern

El presidente ejecutivo de Canadian Pacific Railway dijo que los accionistas de Kansas City Southern (KCS), la empresa ferroviaria más extensa de Estados Unidos con operaciones también en Canadá y México, tienen hasta el 12 de septiembre para aceptar su oferta de adquisición después de que un fallo de un regulador puso en peligro el acuerdo de 30,000 millones de dólares del ferrocarril estadounidense con Canadian National Railway, y que su paciencia tiene límites.

Según Bloomberg, la oferta por 27,000 millones de dólares de Canadian Pacific debería considerarse superior, aunque es más baja, porque tiene “certeza de acuerdos”, dijo Keith Creel en una conferencia telefónica con analistas este miércoles.

Creel reafirmó su oferta después de que la Junta de Transporte de Superficie de Estados Unidos rechazara el martes la propuesta de fideicomiso de voto de Canadian National.

Grupo México Transportes, subsidiaria ferroviaria de Grupo México, que dijo que la fusión tendrá un enfoque para extender el alcance principalmente entre los mercados de México y Estados Unidos, prevé probable que algunas ferroviarias, principalmente del oeste de Estados Unidos, busquen un acercamiento para explorar oportunidades, que serían analizadas por la compañía mexicana.

Al cierre del mercado accionario en Nueva York, KCS, terminó con un alza de 3.84%, mientras que las compañías canadienses CNR y CPR subían 3.65 y 4.99% respectivamente.

Grupo México Transportes fue la única emisora que cerró a la baja 0.67% en la Bolsa Mexicana de Valores.

“Contar con una red ferroviaria que conecta a toda América del Norte debería beneficiar el crecimiento del comercio entre los países del T-MEC, ya que podría reducir costos, hacer más rápida y eficiente la circulación de mercancías, y facilitar el control de la cadena logística”, dijo Heriberto Sandoval, asesor en inversiones.

Por su parte, Carlos Hermosillo, especialista bursátil independiente dijo que las implicaciones de la fusión de KCS con alguno de sus competidores en Estados Unidos, implica más competencia en ese país y quizá una mayor generación de volumen para México.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA