Sindicatos agilizan revisiones salariales previo a legitimación de contratos colectivos de trabajo

El Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral informó que en los últimos meses se ha presentado un «boom de las revisiones salariales”, las cuales atribuyen al interés de las organizaciones sindicales para, antes de someter el contrato colectivo de trabajo a legitimación, ofrecer mejores condiciones a los trabajadores que representan.

El director del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL), Alfredo Domínguez Marrufo, informó que en los últimos meses se ha presentado un «boom de las revisiones salariales”, las cuales atribuyen al interés de las organizaciones sindicales para, antes de someter el contrato colectivo de trabajo a legitimación, ofrecer mejores condiciones a los trabajadores que representan.

“Muchos sindicatos están en este momento revisando salarialmente y contractualmente los contratos colectivos, sobre todo salarialmente; lo que nos dicen los líderes es que pueden tener un gran universo de empresas y contratos, y dado que hay algunos muy pequeños necesitan antes mejorarlos, ‘si nos vamos a poner a decisión de los trabajadores no nos van a aprobar’”, explicó Domínguez Marrufo.

Para el director del Centro Federal Laboral, quien informó que quedan 100 días para cumplir con la legitimación del contrato vigente y que esperan haya una mayor demanda en abril, explicó que “ahorita lo que tenemos son demandas inusitadas de revisiones salariales, entendemos que quieren mejorar sus salarios y contratos y estamos optimistas que ello resultará en mejores condiciones de salarios y prestaciones”.

Datos del Centro Federal Laboral apuntan que entre el 18 de noviembre y 31 de diciembre de 2022, hubo un total de 108,953 trámites; de los cuales, 67,076 tuvieron un convenio, sobre todos salarial; pero en los casos en los que hubo de por medio un procedimiento conciliatorio fueron 24,763 y se ratificaron 42,313; “con lo que se tiene un 70.86% de eficiencia.

Considerando los datos estadísticos de la Secretaría de Trabajo; noviembre y diciembre tuvieron 111% más revisiones del salario contractual en la jurisdicción federal, comparado con el mismo periodo de 2021.

Respecto al número de trabajadores que se han beneficiado, la cifra es 140% mayor que la que se dio en el mismo periodo de 2021; pues 133,328 trabajadores han logrado un incremento salarial.

De acuerdo con la secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde Luján, se ha comprobado que las organizaciones sindicales que ya realizaron el trámite de legitimación han logrado mejoras salariales de 5.7% mayor en comparación con los que no han realizado el proceso que es obligatorio.

El “boom de las revisiones salariales”, explicó Domínguez Marrufo es una herramienta para los sindicatos que buscan, en este nuevo modelo laboral, “acercarse con los trabajadores y ofrecerles mejores condiciones laborales, sobre todo si se comparan con otros contratos de la misma industria”.

De lo que se trata, dijo, es reducir ese 80% de los contratos que son considerados fantasma. “Había pocos contratos que contaban con el respaldo de los trabajadores. Esto ha puesto en evidencia una realidad del país que data de muchos años, y que ya no se vivirá en el futuro dadas las nuevas reglas: el voto de los trabajadores; la Constancia de Representatividad y el elemento más importante que es la consulta”.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Telefonistas avalan nuevo esquema de pensiones

Después de un largo proceso de negociación, que pasó incluso por el estallamiento de huelga en julio del 2022, el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana aprobó por mayoría la propuesta que presentó la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) como parte del arbitraje, en el que se contempla un nuevo esquema en su régimen de jubilaciones y pensiones para los trabajadores de nuevo ingreso.

Por medio del voto libre, secreto y directo de aproximadamente 30,250 trabajadores activos y jubilados, se admitió elevar la edad de jubilación y una disminución del porcentaje con el que habrá de cubrirse la pensión.

El planteamiento que las autoridades laborales presentaron contempla en la Cláusula 149 Quater que los trabajadores ingresen a Teléfonos de México después del 31 de diciembre del 2022 se les aplicarán nuevas reglas en los años de servicio y en el cálculo que se les habrá de pagar.

La edad establecida de jubilación, en esta nueva propuesta, es 29 años de servicio con 30% de pensión; mientras que con 35 años de servicio será de 60%; según el contrato colectivo vigente, los trabajadores que ingresaron hasta el 25 de abril del 2009 podían jubilarse a los 25 años de servicio y con una pensión del 50 por ciento.

Además, establece que esta cláusula sólo considera a quienes ingresen a partir del 1 de enero de 2023 y solo tendrá efectos de jubilación. Asimismo, al momento de jubilarse dichos trabajadores gozarán como prestaciones adicionales un aguinaldo anual equivalente a 63 días de salario; por concepto de ayuda para gastos educacionales 10 días de salario y por concepto de fondo de ahorro la Empresa descontará el 11.53% de salario, sobresalario y salario de substitución, acreditando mensualmente la Empresa a cada trabajador la cantidad total descontada de su pensión durante el mes, más otra cantidad igual al 100% de la descontada.

Respecto a la cobertura de plazas se acordó cubrir las 100 plazas en las que los aspirantes ya habían cubierto los requisitos de ingreso, conforme a la Cláusula 149 Ter del Contrato Colectivo de Trabajo a más tardar el 31 de enero de 2023.

Empresa y Sindicato acordaron que, en los 30 días siguientes a la firma del acuerdo, iniciarán el proceso de contratación de 1,942 plazas conforme a la Cláusula 149 Quater del Contrato Colectivo de Trabajo.

La firma de este nuevo convenio se llevará a cabo este lunes en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, con la participación de los titulares de la empresa y del sindicato.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

REFORMA LABORAL_ Desaparición de contratos colectivos y activismo sindical, desafíos para RH en 2023

El próximo año vence el plazo para legitimar contratos colectivos y, por ende, se espera la eliminación de los acuerdos que no obtengan el respaldo de los trabajadores, lo que tendrá un impacto en las relaciones laborales y la gestión del talento en las empresas.

“Si estamos pensando que el 95% de las empresas después del 1 de mayo de 2023 no van a tener contrato colectivo, vamos a entrar a una realidad para la cual no estamos listos”, expresó Luis Monsalvo, socio codirector de la firma Monsalvo Duclaud. La percepción del especialista se vincula con las estimaciones de las propias autoridades laborales: es probable que más poco más del 90% de los contratos colectivos de trabajo (CCT) registrados en el país no se legitimen.

La legitimación de los CCT es una obligación que se estableció con la reforma laboral de 2019, el próximo año vence el plazo de cuatro años establecido para cumplirla. Los contratos que no se legitimen o que sean rechazados por la mayoría de los trabajadores desaparecerán y las condiciones laborales serán protegidas en contratos individuales.

Este escenario, consideró Luis Monsalvo, implica que las empresas a través de sus áreas de Recursos Humanos tengan mayor contacto con las personas para retornar a lo básico: saber cómo están y qué les preocupa. «Tal vez hemos tenido demasiado miedo a preguntar, porque siempre había el riesgo de que cualquier sindicato podía llegar, aunque acabaras de abrir la empresa o todos en tu restaurante fueran tus familiares, y decirte ‘estos con mis afiliados y aquí está tu emplazamiento a huelga’, pero eso ya cambió”.

Para Alfredo Kupfer, socio de la firma Sánchez Devanny, en este escenario, un desafío para las áreas de capital humano el siguiente año es el crecimiento de nuevos liderazgos sindicales y el impulso de los sindicatos independientes.

“Hay una transformación del sistema sindical. Las grandes centrales están dejando las puertas abiertas y no hay infraestructura para atender esos 500,000 contratos colectivos que existen. Esos espacios se van a llenar con nuevos liderazgos y que quizá aún no los vemos. A lo mejor y se están gestando dentro de las empresas y por eso es tan importante tener lecturas constantes hacia el interior de lo que está pasando en la empresa”, afirmó.

Durante el foro Perspectivas 2023 de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh), el especialista destacó que los departamentos de relaciones laborales necesitan revisar el cumplimiento de todas las disposiciones legales.

“Hoy tenemos a Estados Unidos exigiéndole al gobierno de México que aumente las inspecciones, que las haga más profundas y que las multas sean mayores. La recomendación para el siguiente año es revisar todo el cumplimiento de todo lo que tenemos que hacer en materia individual, en el tema de teletrabajo, de subcontratación y en el aspecto colectivo. Falta conocimiento en el manejo de relaciones laborales y se requiere de mucha capacitación, hay que preparar a los equipos para llevar las relaciones con los sindicatos”, apuntó Alfredo Kupfer.

En este sentido, Luis Monsalvo reconoció que el activismo sindical en una empresa se relaciona con carencias y desvinculación de las empresas con los trabajadores. “Quién va a tomar el liderazgo en tu empresa. Las empresas tendrían que estar formando cuadros de relaciones laborales para tener ese contacto con la gente para saber qué les está pasando y qué les está preocupando”.

La presión del mecanismo de respuesta rápida

Los especialistas convocados por Amedirh también enfatizaron el papel del mecanismo de respuesta rápida del T-MEC para resolver controversias y su impacto en las relaciones laborales en México. En este sentido, Alfredo Kupfer explicó que este medio no sólo se limita a las empresas de exportación.

“No es sólo para las empresas de exportación, el propio mecanismo refiere que, aunque hay ciertos sectores prioritarios, éstos serán incrementados año con año, pero, además, es sólo una lista enunciativa, puede aplicar a cualquier industria e incluso abre la puerta al sector de servicios. Esto realmente sí les debe preocupar a todos los responsables de Recursos Humanos”, señaló.

El mecanismo de respuesta rápida es un modelo que se incorporó en el T-MEC para resolver quejas por denegación de derechos fundamentales como la libertad de asociación sindical o negociación colectiva.

Por ello, Alfredo Kupfer recomendó a las empresas revisar sus políticas internas y medidas para verificar que no se interpreten como acciones que el mecanismo reconoce como denegación de derechos.

“Tenemos que ser cuidadosos en la manera en cómo llevamos la relación con nuestros sindicatos, porque alguna acción nos puede poner en ese supuesto, en el que no se está llevando una negociación colectiva efectiva y que las acciones se interpreten como una limitante o prohibición de ese derecho que tienen los trabajadores para elegir a su sindicato. En Recursos Humanos debemos tener esto súper claro”, apuntó el especialista.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Sindicato de Audi acuerda mejora en prestaciones y se evita huelga por cláusula transitoria

El Sindicato Independiente de Trabajadores de Audi México (Sitaudi) y la empresa armadora de vehículos acordaron mejoras en prestaciones para más de 3 mil 800 técnicos, como parte de la negociación sobre la cláusula tercera transitoria del Contrato Colectivo de Trabajo (CCT), con lo que se evita la huelga que fue emplazada para el 16 de noviembre.

Después de una semana de reuniones en el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, así como en el Tribunal Laboral Federal de Asuntos Colectivos, en la Ciudad de México, sindicato y empresa acordaron que, ante el nivel inflacionario, se aplicará una mejora en prestaciones para los trabajadores.

El Sitaudi dio a conocer la creación de una nueva prestación de mil 700 pesos por concepto de «ayuda para útiles escolares», lo cual, se pagará en la segunda quincena de agosto de cada año, a partir del 2023.

Esta concepto aplicará para el 100 por ciento de los trabajadores sin importar si tienen hijos o no en edad escolar.

A lo anterior se agrega el pago de 200 pesos adicionales en vales de despensa para cada técnico sindicalizado y dos días más de aguinaldo.

Además, establece que el 15 de septiembre se tomará como día festivo en el CCT.

En un comunicado, el Sitaudi que encabeza César Orta Briones expuso que el cumplimiento de la cláusula transitoria se aplicará en prestaciones, ya que es en este concepto «donde nos hace falta fortalecer y enriquecer nuestro Contrato Colectivo de Trabajo en favor de la economía de los trabajadores».

La representación sindical indicó que este acuerdo «formará parte de nuestro contrato colectivo de trabajo y desde luego, se convertirán en derechos y conquistas laborales que se quedarán con nosotros de manera permanente sin importar si la inflación baja».

El pasado 4 de noviembre, el Sitaudi emplazó a huelga a la empresa de autos de lujo, con sede en San José Chiapa, Puebla, para exigir el cumplimiento de la cláusula tercera transitoria del CCT, que establece que ambas partes pueden renegociar las condiciones de salario y prestaciones si durante tres trimestres consecutivos en el año calendario el índice inflacionario supera el 6 por ciento.

Tras el acuerdo logrado este lunes 14 de noviembre, la representación sindical reconoció a la empresa por contribuir a un punto de acuerdo, así como a la autoridad laboral por su disposición y cooperación en el tema.

Por último, el gremio destacó que este acuerdo permitirá trazar un punto de partida para el acuerdo salarial 2023 que está por venir, en el que se demandará un alza de 18 por ciento.

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO

REFORMA LABORAL_ En proceso de revisión contractual, despiden a 20 en Monte de Piedad

Nacional Monte de Piedad despidió a 20 trabajadores sindicalizados, denunció Arturo Zayún González dirigente del gremio, quien acusa a la patronal de cumplir “su amenaza” de empezar a liquidar a la organización y desaparecer su contrato colectivo (CCT).

En entrevista, señaló que la institución de asistencia privada amagó con despedir a delegados sindi-cales si validaban el CCT en el proceso de los pasados 25 y 26 de octubre, lo cual sucedió con 89 por ciento de votos de los trabajadores (2 mil 203).

Esa decisión, explicó, provocó que la empresa interpusiera recursos legales en contra de los trabajadores sindicalizados “sin sustento”, pese a que la consulta es una obligación establecida en la ley laboral.

El dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores del Nacional Monte de Piedad y de Empresas de Préstamo Prendario dijo que la institución rescindió del CCT a 20 secretarios generales de las 52 secciones que conforman es-ta organización.

Indicó que el lunes por la mañana “los mandaron llamar a la gerencia y ante un notario y el jurídico del Monte de Piedad les dijeron que quedaban rescindidos del contrato colectivo”. Adelantó que interpondrán las respectivas demandas por despido injustificado, en las que se exigirá su reinstalación.

Zayún González añadió que la empresa envió un oficio a cada trabajador, donde les indica que a partir del 1º de diciembre van a cerrar 18 sucursales de manera permanente y liquidarán a los empleados. En su página web, Nacional Monte de Piedad informa del cierre de sucursales en entidades como la Ciudad de México, Tabasco, Morelos, Sonora y Sinaloa.

El dirigente señaló que se trata de un conflicto de naturaleza económica en la que la administración de la institución, a cargo de Javier de la Calle, argumenta que “no hay suficiente dinero para pagar pensiones y jubilaciones”. Aunque el fondo, sostuvo, es lograr la firma de contratos individuales con prestaciones mínimas de ley, como las que ofrecen en otras casas de empeño.

El sindicato mantiene un emplazamiento a huelga para el 16 de noviembre como parte de la revisión anual en la que solicitan 18 por ciento de incremento salarial.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

REFORMA LABORAL_ Liga Sindical Obrera Mexicana negociará CCT con 3M

Una vez más, un sindicato independiente puso fin a más de dos décadas de dominio que tuvo la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en la empresa de origen estadounidense 3M, con sede en San Luis Potosí, luego de que la Liga Sindical Obrera Mexicana (LSOM) obtuvo la constancia de representatividad que le permitirá negociar la firma de un nuevo contrato colectivo (CCT) con mejores condiciones laborales.

Marco Saucedo y Francisco Retama, delegado especial y asesor político de la LSOM, señalaron que la constancia que expide el Centro Federal Laboral se otorgó por primera vez sin un recuento en el que dos organizaciones tuvieran disputar el documento.

Sólo una organización, la Liga Sindical, logró el respaldo de al menos 30 por ciento de los trabajadores y tendrá seis meses para negociar un nuevo CCT. En el camino, dijeron, se quedó el Sindicato Único de Trabajadores de la Empresa 3M Purification, de la CTM, que dirige Jesús Quintanilla, indicaron.

Los trabajadores de 3M realizaron en enero pasado su proceso de legitimación y por mayoría rechazaron avalar el CCT que ostentó el sindicato cetemista desde que se instaló la planta, hace aproximadamente 28 años.

La pérdida de ese contrato colectivo, se suma a los que esa central corporativa ha perdido en las plantas de General Motors, en Guanajuato; Panasonic, en Tamaulipas; y la empresa Manufacturas VU, en Coahuila, entre otros.

“Lo que revela el caso 3M es interesante para muchos casos que se van a ir presentando, porque lo que hay de fondo es un enorme descontento, desconfianza y falta de credibilidad en los sindicatos tradicionales”, apuntó Retana.

Serán los trabajadores de la planta los que conformarán su propio Comité y quienes negociarán su nuevo contrato colectivo de trabajo, sostuvo Julieta Morales García, quien encabeza la Liga Sindical Obrera Mexicana.

Saucedo, trabajador activo desde hace 22 años en 3M, coincidió en que la Liga acompañará este proceso y los empleados expondrán sus demandas para elaborar un nuevo contrato colectivo. Señaló que entre las mejoras, se buscará una recuperación salarial acorde a los niveles de inflación, ya que las negociaciones en ese rubro no superaron el 4 por ciento durante la administración de la CTM.

En abril pasado, trabajadores de 3M pidieron a la subsecretaria del Trabajo de Estados Unidos, Julie Sue, durante su visita a México, que interviniera para que la empresa se mantuviera neutral y les permitiera la libertad de organizarse.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

A siete meses del plazo, se disparan solicitudes de legitimación de CCT

A siete meses de que venza el plazo legal, el número de solicitudes para la legitimación de contratos colectivos de trabajo (CCT) se intensificó por parte de las organizaciones sindicales. Para lo que resta del año están programadas al menos mil 500 consultas, cifra por encima del promedio de las 400 registradas en el último trimestre de 2021, de acuerdo con datos oficiales.

Los procesos se llevarán a cabo en empresas de distintos sectores, como automotriz, aseguradoras, universidades, turismo, hotelera, alimenticia, y autoservicio, entre otras, cuyos sindicatos de todo el país están obligados a legitimar los CCT que mantienen vigentes antes del 1º de mayo de 2023.

De las más de mil 500 consultas previstas para validar o no un CCT por parte de los trabajadores, 648 se realizarán conforme al artículo 18 del protocolo en la materia. Es decir, este supuesto es aplicable si un sindicato tiene más de 2 mil afiliados o si se requiere realizar la consulta en dos o más lugares o en dos o más jornadas, por lo que podrá proponer al Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral los procedimientos y reglas para realizar la consulta.

Cabe aclarar que los datos del centro federal son variables conforme avancen los procesos de solicitud e inscripción por parte de los sindicatos.

Uno de los gremios que realizará su consulta la semana entrante es el Nacional de Trabajadores del Nacional Monte de Piedad y de Empresas de Préstamo Prendario, cuyos empleados han manifestado su rechazo a la liquidación del contrato colectivo que pretende realizar la administración nacional de la institución de asistencia privada.

Otros que se aproximan son los procesos de votación en algunas tiendas de Walmart, empresa que deberán realizar distintas legitimaciones debido a que en cada centro de trabajo existe un CCT, algunos bajo la titularidad de la Confederación de Trabajadores de México y otros de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos.

De acuerdo con el centro federal de conciliación, hasta el momento más de 2 millones de trabajadores han votado de manera “personal, libre, secreta y directa” para la legitimación de 7 mil 908 CCT, de los 500 mil que se estima hay a nivel federal.

Para las autoridades laborales es previsible que ese universo de contratos no se alcancen a legitimar, pues se prevé que sólo sean validados alrededor de 15 mil documentos. El objetivo es depurar los CCT de protección o inactivos, que fueron depositados ante las Juntas de Conciliación y Arbitraje.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

STPS pide a empresas empujar legitimaciones de contratos colectivos

Los 7,548 contratos legitimados hasta el momento representan alrededor de 50% de la meta de legitimaciones de la autoridad, en el escenario más optimista, la cual es de 15,000 instrumentos.

En tres años se ha logrado legitimar 7,548 contratos colectivos de trabajo en México, por lo que se hace necesario que sectores como el maquilador, aceleren los procesos pues quedan seis meses para cumplir con lo estipulado en la reforma laboral y en el acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

En conferencia magistral, en el marco del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index), que representa a más del 80% de la fuerza laboral en la industria de exportación, la secretaria de Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Lujan, hizo un llamado a cumplir con esta obligación, pues en caso contrario los contratos colectivos quedarán sin efecto y las empresas tendrán, en principio, que promover contratos individuales, pero respetando todos los derechos laborales adquiridos.

Puntualizó la existencia de un límite máximo de tiempo, el 1 de mayo próximo para el vencimiento de los cuatro años que se establecieron para legitimar los contratos colectivos. “Prácticamente son seis meses para concluir y aunque es un proceso que corresponde a los sindicatos, también deben involucrarse las empresas”, señaló.

Los 7,548 contratos legitimados hasta el momento representan alrededor de 50% de la meta de legitimaciones de la autoridad, en el escenario más optimista, la cual es de 15,000 instrumentos.

Los contratos colectivos que no se legitimen, explicó Luisa María Alcalde, se dan por terminados y la empresa debe respetar todas las cláusulas, así como los derechos y prestaciones que estaban en el contrato colectivo, pero ahora, de manera individual, además de la posibilidad de incluir a un sindicato o más, situación ante la que se debe adoptar una actitud de neutralidad.

Agregó que el reto no es solamente el proceso de legitimación, después vendrá un segundo reto, con son las revisiones integrales realizadas a través de consultas a los trabajadores y para que sean exitosas, se necesitan líderes sindicales que le generen confianza, para evitar rechazos de lo acordado.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Sindicato Telmex aceptaría algunos recortes al plan de retiro

El sindicato que representa a los trabajadores de la unidad de telefonía fija de Telmex, propiedad de América Móvil SAB, que estalló en huelga por un día este verano, pero amenaza con otra, está dispuesto a aceptar algunos recortes en el plan de retiro de la empresa.

La compañía, controlada por el multimillonario Carlos Slim, estaría buscando reducir los pagos de jubilación al 70% del salario final de un trabajador, más los beneficios, para los nuevos empleados, según Francisco Hernández, líder del sindicato de telefonistas de México. Eso estaría por debajo del nivel actual de alrededor del 104%, dijo en una entrevista con Bloomberg News.

Sin embargo, el principal punto de discordia entre Telmex y el sindicato es que este último no quiere que nada del paquete provenga de las pensiones de México, conocidas como Afores, que deducen las contribuciones de los salarios de los trabajadores durante su ciclo laboral para financiar la jubilación. Actualmente, los trabajadores retirados de Telmex reciben pagos del propio plan de pensiones de la compañía, además de los ahorros que hicieron con las Afores.

De no llegar a un acuerdo, un nuevo enfrentamiento sería inminente. El 27 de julio, casi 30.000 trabajadores de Telmex en todo México se declararon en huelga. Si bien solo duró varias horas, se trató de la primera vez que los trabajadores sindicalizados de la compañía interrumpieron sus actividades desde 1985, y la primera huelga que enfrentó Slim desde que tomó el control de la empresa después de una privatización en 1990.

Por su parte, Telmex ha insistido en que el sistema nacional de Afore debe formar parte del plan de jubilación, mientras que Hernández argumenta que la cantidad que recibirán los trabajadores de las inversiones de Afore no es confiable. El sistema, que es similar al sistema de pensiones utilizado en Chile, ha sido criticado por ser insuficiente para respaldar la jubilación de los ahorradores.

“Sí estamos de acuerdo con hacer una jubilación menos costosa, pero no sobre la base del Afore, o sea, eso no puede ser parte del acuerdo”, dijo Hernández.

En los últimos años, las empresas se han enfrentado a un movimiento laboral cada vez más poderoso. En México, la actividad sindical se ha visto reforzada por un acuerdo comercial regional de 2020 que mejoró la protección de los derechos laborales. Las disposiciones se han centrado principalmente en la gran industria automotriz del país, lo que llevó a empresas como General Motors Co. a aceptar una mejora en las condiciones de los trabajadores en las plantas, pero otros sectores también han visto un aumento en los conflictos laborales.

Los representantes de Telmex se negaron a comentar. La empresa manifestó que su propuesta al sindicato incluye bonos para los trabajadores que se jubilan, mientras que los nuevos empleados recibirían pensiones equivalentes al 100% de su pago neto final luego de que los pagos de Afore se incluyan en el total.

El sindicato lo ha cuestionado. Si Telmex no cambia su propuesta durante la reunión prevista para la próxima semana con la Secretaría del Trabajo de México, el sindicato considerará convocar otra huelga, que según Hernández podría prolongarse.

Otra solución, dijo Hernández, sería que la empresa distribuya acciones de Telmex a los trabajadores a cambio de una parte de sus obligaciones laborales.

Hernández acusó a Telmex de tener una ventaja injusta en las negociaciones, citando la estrecha relación del presidente Andrés Manuel López Obrador con Slim, la persona más rica de México.

“Tiene muy buena relación con él”, dijo Hernández. “Siempre es una desventaja que él tenga la oportunidad de darle su versión al presidente y nosotros no”.

AMLO, como se conoce al presidente, elogió a Slim en julio en una conferencia de prensa mientras los trabajadores de Telmex estaban en huelga. También instó a la empresa y su sindicato a llegar a un acuerdo.

Hernández dijo que la Secretaría del Trabajo le pidió al sindicato que hiciera un esfuerzo para “bajar sus condiciones”.

CON INFORMACIÓN VÍA: Telmex Union Would Accept Some Retirement Cuts to End Dispute bloomberg.com

Telefonistas analizan recurrir a un arbitraje de la STPS en caso de no llegar a un acuerdo sobre su contrato colectivo

El largo conflicto del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) por la defensa de su contrato colectivo de trabajo con la directiva de Teléfonos de México (Telmex) podría tener un fin, un arbitraje con la intervención de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS).

Así lo informó Francisco Hernández Juárez, secretario general de los Telefonistas, tras señalar que cuando se levantó la huelga, se tomó como acuerdo la creación de una Mesa Técnica Tripartita, cuyo fin era evaluar las condiciones y las propuestas, pero en caso de no se llegaran a acuerdos, como ha ocurrido, se realizaría un arbitraje que determine lo más adecuado para las partes.

Dicho arbitraje, permitiría a la STPS determinar si el peso de las vacantes ponen en riesgo la viabilidad de la empresa o no y sí se tienen que aplicar los criterios que se pactaron o nuevas condiciones y sí se incluye o no la complementariedad (que elimina el sistema de pensiones para los trabajadores de nuevo ingreso).

Se espera que la próxima semana se dé una respuesta o se mantengan las negociaciones; pues el STRM ya acreditó que el costo del ingreso de 1,942 nuevos trabajadores no es un tema que provoque un impacto importante en el fondo de pensiones y jubilaciones.

Hernández Juárez explicó que el costo de esta prestación es de unos 300 millones de pesos y no 19,000 millones de pesos como lo ha calculado la empresa.

El líder de los telefonistas dijo que Telmex presentó un nuevo planteamiento en el que insiste en considerar la pensión pública IMSS/AFORE como parte de la jubilación contractual, por lo que incumple lo acordado y “coloca la negociación en un ámbito de estancamiento que no ayuda a cumplir los objetivos que se han venido planteando a través de la Mesa Técnica Tripartita”.

Destacó que en todo momento el Sindicato está dispuesto a discutir las condiciones sobre el porcentaje que la empresa pondrá para la jubilación; pero si no hay avance, entonces la STPS deberá emitir un arbitraje.

«En caso de que no tuviéramos acuerdos, se emitirá un arbitraje que también estaría sujeto en acuerdo con las partes; la Secretaría tendría que decir el peso de las vacantes, si pueden o no poner en riesgo la viabilidad de la empresa”.

Cabe destacar que en su XLVII Convención Nacional Ordinaria Democrática, uno de los resolutivos fue que en caso de que las negociaciones no avancen, se determinaría la fecha del emplazamiento a huelga considerando el mejor escenario estratégico para el STRM.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA