REFORMA LABORAL_ CTM y CROC mantienen liderazgo en contratos laborales legitimados

Los sindicatos afiliados a la que sigue siendo la mayor central obrera del país participan con 20% de los casi 8,800 contratos que se han legitimado hasta la fecha, si bien se estima que perderán un número importante de vínculos que no pasarán a votación.

La central obrera que tiene el primer lugar en legitimaciones de contratos colectivos de trabajo, con el 20.3%, es la Confederación de Trabajadores de México (CTM), quien hasta el mes de noviembre de 2022 había registrado 1,793 procesos con 297 sindicatos; seguida con la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), central que, con 55 sindicatos, ha realizado 992 legitimaciones.

Muy abajo aparecen centrales sindicales como la Confederación de Trabajadores y Campesinos (CTC) que apenas reporta –desde el 2021– la legitimación de 21 contratos colectivos de trabajo con 9 organizaciones sindicales; en tanto, la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (CATEM) sólo se tiene el registro de 2 contratos.

La CTM tiene la legitimación de contratos colectivos en sectores como tiendas de autoservicio, industria automotriz, cementera o de bebidas; mientras que la CROC, tiene la mayor presencia con las tiendas Soriana, Liverpool y Comercial Mexicana, además de una fuerte contratación en el hotelería.

El Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL) informó que, hasta el 11 de noviembre de 2022, había un registro de 8,797 contratos colectivos de trabajo legitimados en todo el país; pese a que la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) informó de la existencia de alrededor de 500,000, mismos que deben cumplir con el proceso de legitimación y cuyo plazo vence dentro de cinco meses.

Cabe señalar que en cada proceso de legitimación son los trabajadores quienes validan o no la existencia del contrato colectivo de trabajo, pues la autoridad laboral busca que desaparezcan los contratos de protección patronal.

De acuerdo con datos del Centro Federal Laboral (CFCRL) el Sindicato Industrial Revolucionario de Obreros de la Construcción, Conexos y Similares de la República Mexicana (CROC), ha realizado el proceso de legitimación de 477 contratos, todos en el sector de servicios en donde hay principalmente hoteles como el Hotel Grand Fiesta Americana Coral Beach Cancun Resort & Spa o Hotel Nizuc Resort & Spa (Operadora Hotelera Punta Nizuc S.A De C.V).

En el caso de la CTM, la organización sindical que más procesos de legitimación ha realizado es el Sindicato Nacional de Empleados y Trabajadores de Supermercados, Centros Comerciales, Similares y Conexos de la República Mexicana, C.T.M. con 130 legitimaciones para razones sociales como: Nueva Walmart de México, Operadora Walmart y un proceso para Alen del Norte y uno para Hazak Seguridad Privada.

Le sigue el Sindicato de Trabajadores de la Industria Embotelladora de Aguas Gaseosas, Refrescos, Aguas Naturales, Cervezas y de las Bebidas Envasadas en General, Similares y Conexos de la República Mexicana con 129 procesos para empresas como: Cervecería Modelo, Embotelladora Aga, Distribuidora Arca Continental, Bebidas Mundiales y la gran mayoría para Bebidas Purificadas.

En el sector automotriz está, con mayoría de legitimaciones, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Automotriz y Servicios en General, Similares y Conexos de los Estados Unidos Mexicanos, C.T.M. quien realizó una veintena de legitimaciones para BMW SLP; Draexlmaier Components Automotive de México.

Mientras que el Sindicato de Trabajadores de la Industria del Cemento, Cal, Asbesto, Yeso, Envases y sus Productos Similares y Conexos de la República Mexicana tiene registrados 48 procesos de legitimación de contratos con empresas como Holcim México Operaciones y con Cemex.

Control y pérdidas

La diputada Susana Prieto Terrazas, quien ha disputado contratos colectivos a la CTM, sobre todo en el sector automotriz, sostuvo que la legitimación de contratos en el país es muy baja: apenas representa 1.8% del total de contratos que deben pasar por este proceso.

Es lógico que la central que mayor número de contratos ha legitimado sea la CTM, porque es la que más tiene, porque logró un control absoluto del mercado laboral con el PRI y PAN y ha aprendido a cabildear con Morena; pero también es a la que más se le van a declarar terminados, porque también es la que tiene más contratos de protección”, dijo la también secretaria de la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados.

Prieto Terrazas destacó que en las próximas semanas habrá muchas más legitimaciones, dado que concluye el plazo para presentarlas tal y como lo establece la reforma laboral de 2019 y el capítulo laboral del T-MEC; “el riesgo es que como están tan juntos, la CTM engaña a sus trabajadores para que voten a favor de la legitimación”.

En tanto, Esteban Martínez, titular de la Unidad de Enlace para la Reforma al Sistema de Justicia Laboral, informó recientemente que, a casi cinco meses de cumplirse el plazo para la legitimación de los contratos colectivos de trabajo, se han realizado 18,962 consultas en el país, en las que han participado 2 millones 142,664 personas trabajadoras.

Sostuvo que “los sindicatos tienen hasta el 1 de mayo del 2023 para realizar este procedimiento y los que no se legitimen en el plazo desaparecerán”, lo que traería consigo, la existencia de nuevas relaciones individuales de trabajo con el reconocimiento de derechos adquiridos en el contrato colectivo.

Nueva queja, en juego

Sindicato pide reconocimiento a VU Manufacturing

A pesar de haber logrado la mayoría en las elecciones en el mes de septiembre de este año y de haber interpuesto una queja laboral en el marco del T-MEC, en el que se presentó un acuerdo de remediación, la Liga Sindical Obrera Mexicana (LSOM) no ha logrado establecer una mesa de negociación con la empresa VU Manufacturing para firmar el primer contrato colectivo de trabajo.

De acuerdo con el representante legal del sindicato, Pablo Franco, se ha entregado un escrito a la empresa en donde se hace un “extrañamiento» por no haber respetado el cronograma para la negociación colectiva y no haber manifestado de manera oficial ninguna observación a la propuesta inicial.

Franco explicó que “la empresa atenta contra nuestra calidad de organización más representativa, promoviendo actos de agresión y divisionismo en contra de esta Liga Sindical. Consideramos que la actitud de la empresa incumple las medidas de remediación acordadas con motivo del Mecanismo de Respuesta Rápida previsto en el Anexo 31 A del TMEC”.

En ese sentido, explicó que existen dos vías que pueden ser utilizadas por los trabajadores, ya sea el estallamiento de huelga, e incluso promover el incumplimiento del acuerdo de remediación que presentó la Secretaría del Trabajo y Previsión Social para atender lo que fue la quinta queja en materia laboral al gobierno de México por las violaciones a los derechos laborales.

Asimismo, hay una campaña importante en Troy Michigan, donde se ubica la matriz de la empresa VU Manufacturing, en donde integrantes de la organización sindical Socialistas Democráticos de América (DSA por su sigla en inglés) acudieron para llamar la atención sobre las negociaciones de contrato colectivo de trabajo que realiza de manera independiente la Liga y que no ha logrado respuesta de la empresa.

En los próximos días los trabajadores tomarán acciones, ya que VU Manufacturing es señalada por constantes violaciones laborales, las cuales van desde pago de salarios precarios, jornadas laborales extenuantes; a lo que se suma “su favoritismo a la CTM”.

“A pesar de haber perdido la votación de la consulta por la constancia de representatividad, la CTM ha recibido el apoyo de la empresa, para actuar al interior de la fábrica”, dijo Franco.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

REFORMA LABORAL_ Centro de Conciliación Laboral CdMx logra 930 resoluciones a un mes de operación

A un mes de operación, el Centro de Conciliación Laboral de la Ciudad de México ha logrado un porcentaje de conciliación del 82.15 por ciento, al lograr 930 resoluciones en beneficio de mil 707 trabajadores, lo que equivale a un monto de 75 millones 170 mil 845 pesos por convenios pagados, informó el gobierno capitalino.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, advirtió que el porcentaje de conciliación demuestra que el nuevo modelo de justicia laboral que se implementó en la Ciudad de México funciona ya que prioriza los acuerdos entre trabajadores y patrones.

El secretario del Trabajo y Fomento al Empleo, José Luis Rodríguez Díaz de León, detalló que luego de que entró en funciones el Centro de Conciliación Laboral, del 3 al 31 de octubre, ha brindando atención a 10 mil 735 ciudadanos que requirieron asistencia en materia laboral, ya sea informes, asesoría jurídica laboral, solicitud de inicio de procedimiento prejudicial de conciliación y audiencias de conciliación.

Añadió que el porcentaje de conciliación del 82.15 por ciento coloca a la Ciudad de México entre las cinco entidades del país que superaron el porcentaje de efectividad.

En el Centro de Conciliación Laboral capitalino los trabajadores no requieren de un abogado, ya que reciben asesoría gratuita por parte de personas conciliadoras calificadas, profesionales y honestas, y si así lo deciden, pueden iniciar el proceso de conciliación, donde se notificará a su empleador y, en menos de 45 días, deberá concluir la etapa conciliatoria.

El Centro de Conciliación Laboral de la Ciudad de México se encuentra en la calle Dr. Andrade 45, en la colonia Doctores, alcaldía Cuauhtémoc. El horario de atención al público es de 08:00 a 15:00 horas, de lunes a viernes.

Presume CdMx creación de empleos

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum presumió que de acuerdo con cifras reportadas por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la Ciudad de México fue la entidad que mayor empleo generó, ya que en lo que va del año se han creado 114 mil 470 empleos formales.

“Va bien la recuperación económica de la ciudad y se van a generar todavía más empleos”, señaló.

Respecto a la creación de 114 mil 470 nuevos empleos, el titular de la STYFE, puntualizó que tan solo en octubre se generaron 29 mil 732 empleos, de los que 88 por ciento son empleos de carácter permanente y solo el 12 por ciento son empleos que se consideran de carácter eventual, pero también formales.

“Justo tienen que ver con el proceso de reactivación económica de la Ciudad de México, eso implica que en nuestra ciudad existen más de 3 millones 427 mil 062 empleos”, dijo.

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO

Más de 2 millones de trabajadores en el país ya legitimaron 8 mil contratos colectivos de trabajo

A seis meses de que venza el plazo para la legitimación de los contratos colectivos de trabajo, son ya dos millones 94 mil 162 los trabajadores que respaldaron, a esta fecha, ocho mil 83 de estos documentos esenciales en la vida laboral.

Este jueves verificó este procedimiento el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, al concluir la consulta en el Sindicato del Nacional Monte de Piedad.

Se informa que de un padrón de 2 mil 553 afiliados, fueron 2 mil 203, esto es el 97% de los trabajadores de esta institución quienes votaron a favor de la legitimación de su contrato colectivo de trabajo vigente. Fueron 278 los votos en contra.

El Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL) da a conocer que así concluyó este proceso que se llevó a cabo el martes 25 y miércoles 26 de octubre, sin que hubiera incidente alguno.

La consulta de acuerdo a la Ley, se verificó por el Centro Federal.

Estos procesos de legitimación, tienen por objeto garantizar que las y los trabajadores conozcan el contenido de su contrato colectivo de trabajo y ejerzan su derecho de avalarlo o rechazarlo.

Y detalla que es responsabilidad de los sindicatos llevar a cabo este procedimiento. Recordó que el plazo para hacer la legitimación de los contratos colectivos de trabajo vence el primero de mayo de 2023.

CON INFORMACIÓN VÍA EL SOL DE MÉXICO

Reforma laboral: 87 contratos colectivos se han cancelado por el voto de los trabajadores

Datos del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL) indican que los contratos rechazados representan apenas el 1.1% de los contratos que han pasado por un proceso de voto libre, secreto y directo de los trabajadores.

El acuerdo establecido en la reforma laboral y en el Capítulo 23 del T-MEC, indica que en cuatro años, a partir de 2019, todos los contratos colectivos de trabajo deben ser reconocidos por los trabajadores como existentes y vigentes, de lo contrato, estos deben desaparecer e iniciar uno nuevo; hasta ahora 87 contratos se han dado por terminados.

Datos del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL) indican que hasta la fecha se han realizado 7,908 procesos de legitimación de contratos, de los cuales 87 fueron cancelados, ya que la decisión de los trabajadores mostró que no conocían su contrato.

Los contratos rechazados representan apenas el 1.1% de los contratos que han pasado por un proceso de voto libre, secreto y directo de los trabajadores de empresas como Nueva Walmart de México, en donde el Sindicato Nacional de Trabajadores y Empleados «Joaquin Del Olmo» de las Actividades Administrativas, Fiduciarias y Prestadoras de Servicios de la República Mexicana, no logró la mayoría de los votos.

Lo mismo ocurrió con los trabajadores de Liverpool en Colima, el pasado 13 de octubre, pues no apoyaron el contrato que representa el Sindicato Nacional «Presidente Adolfo Lopez Mateos» de Trabajadores y Empleados del Comercio en General y Escuelas Particulares, Similares y Conexos de la República Mexicana.

Esta misma situación ocurrió en la planta de Panasonic Automotive Systems de México, en donde los trabajadores, afiliados al Sindicato de Trabajadores al Servicio de Panasonic Automotive Systems de México, en donde se emitieron 1,538 votos y hubo 643 a favor y 888 en contra, por lo que el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral informó que este contrato fue dado por terminado.

Este lunes están programados 55 procesos de legitimación de contrato, por lo que trabajadores de empresas como Laboratorios Senosian, la Cementera Moctezuma o Nueva Walmart de México, deberán emitir su voto para decidir sobre el futuro de su contrato colectivo.

El proceso de legitimación termina el primero de mayo de 2023, y aquellos contratos que no se hayan legitimado se darán por terminados.

Hasta el último corte, se han realizado 7,908 legitimaciones en el país, con la participación de 2,079.477 trabajadores.

Depende de la legitimación la estrategia laboral de la empresa

Luis Manuel Guaida, abogado laboral de la firma Guaida y Asociados, destacó que “parecería que aún hay tiempo suficiente, pero la complicación que se puede experimentar es que hay un gran cúmulo de actividad en el Centro de Conciliación, el cual ya está saturado de procedimientos de validación. La decisión de cada empresa es validar o no el contrato colectivo, determinación dependiente de muchos factores y circunstancias, particulares de cada organización. Pero la toma de decisiones es necesaria realizarla ya, y es muy importante porque de ésta depende el futuro de la estrategia laboral de la empresa y de su seguridad legal y financiera”.

Guaida afirma que “es imperativo prevenir y evitar la discontinuidad de la actividad por un ataque externo sindical”.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

A siete meses del plazo, se disparan solicitudes de legitimación de CCT

A siete meses de que venza el plazo legal, el número de solicitudes para la legitimación de contratos colectivos de trabajo (CCT) se intensificó por parte de las organizaciones sindicales. Para lo que resta del año están programadas al menos mil 500 consultas, cifra por encima del promedio de las 400 registradas en el último trimestre de 2021, de acuerdo con datos oficiales.

Los procesos se llevarán a cabo en empresas de distintos sectores, como automotriz, aseguradoras, universidades, turismo, hotelera, alimenticia, y autoservicio, entre otras, cuyos sindicatos de todo el país están obligados a legitimar los CCT que mantienen vigentes antes del 1º de mayo de 2023.

De las más de mil 500 consultas previstas para validar o no un CCT por parte de los trabajadores, 648 se realizarán conforme al artículo 18 del protocolo en la materia. Es decir, este supuesto es aplicable si un sindicato tiene más de 2 mil afiliados o si se requiere realizar la consulta en dos o más lugares o en dos o más jornadas, por lo que podrá proponer al Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral los procedimientos y reglas para realizar la consulta.

Cabe aclarar que los datos del centro federal son variables conforme avancen los procesos de solicitud e inscripción por parte de los sindicatos.

Uno de los gremios que realizará su consulta la semana entrante es el Nacional de Trabajadores del Nacional Monte de Piedad y de Empresas de Préstamo Prendario, cuyos empleados han manifestado su rechazo a la liquidación del contrato colectivo que pretende realizar la administración nacional de la institución de asistencia privada.

Otros que se aproximan son los procesos de votación en algunas tiendas de Walmart, empresa que deberán realizar distintas legitimaciones debido a que en cada centro de trabajo existe un CCT, algunos bajo la titularidad de la Confederación de Trabajadores de México y otros de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos.

De acuerdo con el centro federal de conciliación, hasta el momento más de 2 millones de trabajadores han votado de manera “personal, libre, secreta y directa” para la legitimación de 7 mil 908 CCT, de los 500 mil que se estima hay a nivel federal.

Para las autoridades laborales es previsible que ese universo de contratos no se alcancen a legitimar, pues se prevé que sólo sean validados alrededor de 15 mil documentos. El objetivo es depurar los CCT de protección o inactivos, que fueron depositados ante las Juntas de Conciliación y Arbitraje.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

7 claves para entender el nuevo modelo para resolver conflictos del mundo laboral

A partir de este mes, las personas trabajadoras de todo el país cuentan con un nuevo modelo para resolver los conflictos con sus empleadores, pero hay varios cambios en el proceso que se deben tener presentes, como a qué instancia acudir o qué asuntos están exentos de conciliar.

El nuevo modelo de justicia laboral ya opera en todo el país y promete soluciones más rápidas a los conflictos entre las personas trabajadoras y los empleadores. De acuerdo con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), el 75% de los casos bajo este esquema se resuelven a través de la conciliación y los que llegan a juicio, en promedio, obtienen una sentencia en 6 meses.

Lo primero que tienes que saber, es que este nuevo modelo se implementó en tres etapas. La primera fase inició en noviembre de 2020 y conllevó desafíos importantes por la pandemia, de hecho, se incluyeron conciliaciones remotas en respuesta a las medidas de distanciamiento social por la emergencia sanitaria de Covid-19. La segunda fase arrancó en noviembre de 2021 y la tercera, a principios de este mes.

Entre la creación de las nuevas autoridades laborales, su costo de operación y mantener las Juntas de Conciliación y Arbitraje para abatir el rezago de expedientes sin resolver, la reforma al sistema de justicia laboral ha implicado hasta ahora un presupuesto de más de 10,000 millones de pesos, contemplando los 2,548.1 millones de pesos proyectados para el 2023.

Pero si aún tienes dudas sobre el nuevo modelo de justicia para la solución de conflictos entre patrones y trabajadores, éstas son 7 claves para entenderla:

» 1. Fuerte apuesta en la conciliación

Seguro en los últimos años has escuchado el término conciliación de manera frecuente, esto es porque el nuevo modelo de justicia laboral tiene una gran apuesta en esta opción como vía para alcanzar soluciones de manera más expedita.

En este sentido, la conciliación se estableció como una etapa prejudicial obligatoria, esto significa que debe agotarse esta fase antes de iniciar un juicio en un tribunal laboral. No es obligatorio conciliar, pero sí intentarlo.

Bajo esta dinámica, las personas deben acudir primero a la instancia conciliatoria para intentar resolver el conflicto. En caso de no lograrlo, se les otorga una constancia de no conciliación con la que pueden comenzar el juicio. Este punto es clave porque es lo que evitará que los tribunales laborales se saturen y ocurra lo mismo con las juntas de conciliación: que la resolución demore años.

» 2. No todo es conciliable

Algo que debes saber sobre el nuevo modelo, es que no todos los asuntos están obligados a agotar la etapa de conciliación. La Ley Federal del Trabajo (LFT) contempla por lo menos nueve casos en los que las personas trabajadoras pueden iniciar directamente un juicio laboral. Son los siguientes:

  1. Discriminación en el empleo y ocupación por embarazo, así como por razones de sexo, orientación sexual, raza, religión, origen étnico o condición social.
  2. Acoso u hostigamiento laboral.
  3. Designación de beneficiarios por muerte.
  4. Prestaciones de seguridad social por riesgos de trabajo, maternidad, enfermedades, invalidez, vida, guarderías y prestaciones en especie y accidentes de trabajo.
  5. Vulneración a la libertad de asociación, libertad sindical y el reconocimiento efectivo de la negociación colectiva.
  6. Trata laboral o trabajo forzoso.
  7. Trabajo infantil.
  8. Disputa de la titularidad de contratos colectivos o contratos ley.
  9. Impugnación de los estatus de los sindicatos o su modificación.

El resto de los conflictos, como los despidos injustificados, la falta de pago de aguinaldo o prima vacacional, son parte de los casos que deberán agotar primero el proceso de conciliación antes de poder iniciar un juicio.

Recientemente la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que los casos vinculados con pensiones deben agotar la etapa de conciliación prejudicial.

» 3. Nuevas autoridades y a dónde acudir

Otra de las claves para entender el nuevo mecanismo de justicia, y que en la práctica será indispensable, es la intervención de nuevas autoridades encargadas de la solución de los conflictos, hablamos del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL) —organismo público descentralizado de la STPS—, los centros de conciliación y los tribunales laborales federales y locales, dependientes del Poder Judicial.

Seguro te preguntarás, ¿cuál es el bueno para resolver un asunto? Eso depende, en primera instancia de la causa del conflicto y, en segundo lugar, de la industria a la que pertenezca el empleador con el que se generó el asunto.

Es decir, los centros de conciliación y los tribunales federales sólo atenderán casos que se hayan presentado en una de las 22 las industrias calificadas como federales en el artículo 123, fracción 31 de la Constitución. Algunos ejemplos son la textil, cinematográfica, minera, hidrocarburos, automotriz, producción de alimentos o servicios de banca.

En tanto, los asuntos que se presenten en el resto de las industrias, como la hotelera, restaurantera o tiendas de autoservicio, por citar algunas, se tendrán que resolver ante los centros de conciliación y tribunales locales.

» 4. Tiempo para la resolución de conflictos

La conciliación no puede demorar más de 45 días hábiles, y los juicios en los tribunales laborales tienen que resolverse en un máximo seis meses. De esta manera las soluciones de conflicto se reducirán de cinco años, en promedio, a menos de 8 meses.

La conciliación es una etapa en la que las dos partes acuden a una audiencia, no es un juicio, y con la guía de un funcionario conciliador reconocen sus derechos y llegan a un acuerdo.

Por otra parte, los nuevos juicios laborales se tratan de audiencias orales, donde ambas partes aportan pruebas, cuentan con una representación legal y un juez resuelve.

» 5. El papel de la representación legal

Si hasta ahora te sigues preguntando cuál es el rol de los abogados en toda esta ecuación, las autoridades han enfatizado que no se requiere el acompañamiento de un asesor legal durante la etapa de conciliación. Sin embargo, el propio CFCRL reconoce que las personas trabajadoras pueden acudir acompañadas de un abogado en calidad de acompañante de confianza.

Pero la participación en la etapa prejudicial de los abogados es acotada. Al tratarse de una conciliación y no de un juicio, no pueden hablar en representación de los trabajadores y tampoco tomar decisiones por ellos.

En todos los centros de conciliación hay personal de la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet) que puede orientar a los trabajadores antes de la conciliación e incluso pueden acompañarlos como persona de confianza. En el caso de los juicios, la Profedet también puede brindar el servicio de representación legal gratuita, al igual que el Instituto Federal de la Defensoría Pública (IFDP).

» 6. ¿Qué onda con las juntas de conciliación?

El viernes 30 de septiembre fue el último día en el que las juntas de conciliación recibieron asuntos. Aunque seguirán abiertas, pero únicamente para resolver los asuntos pendientes.

La Secretaría del Trabajo estima que hay por lo menos 1.5 millones de expedientes pendientes de resolver en las juntas de conciliación. Esta es la razón por la cual, estas instancias de resolución de conflictos continuarán abiertas, sólo bajaron la cortina para recibir nuevos casos.

» 7. Reforma laboral, antecedentes e interés de EUA

En las negociaciones del nuevo tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), nuestro país se comprometió a respetar los derechos fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), uno de ellos fue el derecho colectivo. Esto formó parte de las exigencias de los estadounidenses que derivaron en la reforma Constitucional de 2017, que sentó las bases, y la reforma a la Ley Federal del Trabajo (LFT) de 2019, que dio vida al nuevo sistema de justicia y reglas más claras en democracia sindical y negociación colectiva.

El gobierno de Estados Unidos ha aportado cerca de 320 millones de dólares para la correcta implementación de la reforma laboral en México, recursos adicionales a los que ha asignado el gobierno federal. Sin embargo, estos recursos no han sido administrados por el gobierno, estos han ayudado a organizaciones para apoyar en las tareas de capacitación.

Democracia sindical, el trámite pendiente

La reforma al sistema de justicia laboral no es lo único que debes tener presente. En 2019 hubo un cambio importante también en las reglas de democracia sindical y el voto libre, personal, directo y secreto se estableció como un elemento fundamental de los procesos de elección y negociación en las organizaciones gremiales.

Esto significa que si tienes la representación de un sindicato, ahora tendrás una participación más activa en las decisiones, tú y tus compañeros votarán, como si fuesen elecciones presidenciales, para elegir a sus representantes. El sufragio también lo ejercerás para legitimar o no el contrato colectivo que te ampare.

Aunque este mes concluyó la implementación del sistema de justicia laboral, todavía continua lo que corresponde a las nuevas reglas de democracia sindical. La reforma de 2019 estableció un plazo para que todos los sindicatos legitimen sus contratos colectivos mediante una consulta a sus afiliados para saber si respaldan o no sus condiciones laborales actuales.

Los sindicatos tienen hasta el 1 mayo del 2023 para cumplir con esta disposición. Posteriormente, los contratos colectivos que no se hayan legitimado, ya sea por no tener el respaldo de la mayoría de los trabajadores o porque no se realizó la consulta, desaparecerán.

Pero si llega esta fecha y tu sindicato nunca realizó la consulta, no debes preocuparte, todas las prestaciones superiores a la ley que contemple tu contrato colectivo quedarán salvaguardadas en un contrato individual.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

TENDENCIAS_ El voto electrónico otorga transparencia y legitimidad a los contratos colectivos de trabajo en México

A raíz del uso del voto electrónico en México para renovar dirigencias sindicales, muchas empresas y uniones lo han colocado en un lugar preponderante de su agenda.

A raíz del uso del voto electrónico en México para renovar dirigencias sindicales, muchas empresas y uniones lo han colocado en un lugar preponderante de su agenda.

El pionero en esta práctica fue el Sindicado de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), cuando en marzo pasado alrededor de 72,000 trabajadores eligieron a sus líderes.

Recientemente le siguió la Asociación Nacional de Actores (ANDA), donde sus más de 1,000 agremiados eligieron a los integrantes de su nuevo Comité Ejecutivo.

En ambos casos se utilizó La modalidad de voto electrónico, y se tomaron como base los Lineamientos Generales para los Procedimientos de Democracia Sindical, establecidos por el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL), cuyo propósito es implementar los criterios para la atención, verificación y organización de los procesos de votación laboral. Entre éstos destaca la legitimización de los contratos colectivos de trabajo, revisiones y elecciones de directivos sindicales.

Votaciones libres y secretas

Específicamente, lograr consensos alrededor de los convenios laborales es un requisito que las empresas y sindicatos tendrán que cumplir en el marco del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), a partir de la Reforma Laboral y de acuerdo con la Ley del Federal del Trabajo, los trabajadores tendrán que votar para legitimar los contratos colectivos y ratificar que los conocen.

Teniendo como plazo el 1 de mayo de 2023, esta disposición debe cumplirse y garantizar que la votación se realice de forma segura, directa, personal, libre y secreta.

Desde la perspectiva de Luis Pardo Montarelo, Gerente de Procesos Electorales de Minsait, una compañía de Indra, realizar una votación de esta naturaleza dentro de las empresas radicadas en el país puede ser bastante complejo. “Se requieren recursos económicos importantes y amplia movilización de personal para realizar una votación en la que se garantice la seguridad, preservando el voto personal, libre y secreto, así como la libertad de expresión de los trabajadores”, afirma.

En este contexto, el uso del voto electrónico se consolida como una forma sencilla, ágil, segura y menos onerosa en comparación con la votación presencial. Cada trabajador, explica el ejecutivo, debe ser incluido en el padrón que proporciona el sindicado, de modo que puede emitir su voto desde cualquier lugar y dispositivo, sin requerir de descargar software o una aplicación en particular.

Es responsabilidad del sindicato, en primera instancia, optar por este mecanismo, al igual que proveer la información pertinente a sus agremiados. Y lo más importante, hacer de su conocimiento los pormenores de qué se votará: ratificación o revisión del contrato de trabajo, su contenido, los nombres de los candidatos a liderar la unión y sus planes de trabajo.

La legitimización de los contratos colectivos de trabajo aplica para todas las empresas del país, pero también es un requisito para intercambiar productos y servicios con los socios comerciales en el marco del T-MEC. De incumplirse, serán las empresas las que estarán sujetas a sanciones más no los sindicatos. De ahí la importancia que exista una colaboración y comunicación estrechas entre ambas partes, y motivar la participación de los trabajadores.

Si bien se ha utilizado una solución de voto electrónico desarrollada por los organismos laborales oficiales, los gremios tienen a su disposición plataformas que se han utilizado con éxito en México y otros países, las cuales cumplen con las medidas de seguridad exigidas por el CFCRL.

“Las soluciones tecnológicas de Minsait permiten llevar a cabo procesos de legitimación de contratos colectivos y revisiones, de modo que los trabajadores puedan emitir un voto seguro, directo, personal, libre, secreto y ágil”, asegura Pardo.

Al estar hospedada en la nube, explica, la solución puede configurarse rápidamente, además de formular en ella distintos tipos de preguntas y contar con una interfaz sencilla que puede utilizarse en cualquier dispositivo electrónico, ya sean celulares, laptops, tabletas y computadoras de escritorio.

“Una de las características relevantes es que cuenta con los algoritmos para garantizar que el voto sea anónimo y secreto. No hay manera de relacionar a una persona con su voto”, indica. “Además de brindar transparencia al garantizar que una persona vota solamente una vez, siempre y cuando esté registrada en el padrón”.

La seguridad, crucial

Una de las fortalezas de un sistema basado en tecnología es la autenticación de doble factor, la cual evita que un tercero emita un voto por la persona registrada, además de que se utiliza la tecnología Blockchain para evitar cualquier alteración en el proceso. A esto se suma el hecho de que cada voto se cifra y firma utilizando algoritmos criptográficos de última generación, asegurando la seguridad y privacidad del voto.

“Las medidas de seguridad son muy importantes en un evento de esta naturaleza”, asegura Luis Pardo. “Y se ha puesto un énfasis particular en ella. Una vez emitidos los votos se resguardan en una bóveda custodiada por representantes autorizados quienes tienen una llave, y debe reunirse un número mínimo de estas personas para tener acceso a dicha bóveda”, añade.

El ejecutivo destaca otros beneficios del voto electrónico, como potenciar la participación de los trabajadores, quienes pueden hacerlo desde sus casas y dispositivos personales; incluso hacerlo dentro de la empresa si así lo desea. Asimismo, la votación puede realizarse durante varios días, lo que ofrece ventaja sobre un proceso presencial, en el que tienen que montarse las urnas y desplegarse el personal y los materiales necesarios.

“Y el factor económico tiene un gran peso en el momento de elegir una plataforma de voto electrónico”, asegura el ejecutivo. “Incluso es algo que el gobierno mexicano ha promovido, pues no requiere de grandes presupuestos, algo que encaja con su política de austeridad, y previene prácticas de intimidación y coerción, señala.

En los próximos años se sumarán, sin duda más casos de uso, como las elecciones estatales y federales en el país. En el ámbito sindical, se prevé la implementación del voto electrónico en las próximas elecciones del Sindicato de Trabajadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (STUNAM).

Si bien persiste el debate alrededor del voto electrónico, lo cierto es que será una práctica que gane terreno a medida que la transformación digital continúe con la inercia que tomó a raíz de la pandemia.

Con información de Nicolás Lucas. VÍA EL ECONOMISTA

Tercera etapa de la reforma laboral arranca con 1.5 millones de litigios laborales pendientes

Hoy inicia la tercera etapa de la Reforma Laboral que se promulgó en 2019 como parte de la renegociación del Tratado de Libre Comercio entre México, Estados Unidos y Canadá, ahora conocido como T-MEC, con el cierre de las Juntas federal y locales de Conciliación y Arbitraje para dar paso a un nuevo modelo que acerque la justicia a los trabajadores y de certeza a las empresas, dijo Luisa María Alcalde Luján, secretaria del Trabajo y Previsión Social (STyPS).

En entrevista con El Sol de México, Alcalde Luján señaló que la Reforma Laboral promulgada el 1 de mayo de 2019 busca sepultar un modelo opaco, corrompido y secuestrado por el litigio, coyotaje y la chicana, y acabar con el ambiente de impunidad que se respiró durante décadas.

La Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) cierra sus puertas tras 95 años de ser el tribunal encargado de la justicia laboral y ahora tendrá que agotar el rezago de 1.5 millones de juicios atorados en todas las Juntas. A partir de hoy, 3 de octubre, entran en operación 151 Centros de Conciliación con 802 especialistas y 148 Tribunales Laborales con 317 jueces en total en todo el país.

La titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social adelantó que ya se legitimaron cerca de siete mil contratos colectivos de trabajo. “Esto significa que dos millones de trabajadores participaron ya en este proceso” de reforma laboral derivada del tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

¿Cómo se va a enfrentar el reto de la tercera etapa de la implementación de la Reforma Laboral cuando son los estados más grandes y más complejos?

Sin lugar a dudas es lo más retador; pero tenemos la confianza de la primera y segunda etapas. Y también porque se evalúan los avances.

Con los estados, mensualmente estamos en reuniones con los responsables del Poder Judicial de las entidades y los secretarios de Trabajo y vemos que están listos para este lunes 3 de octubre, dar inicio a este nuevo modelo de justicia y dejar atrás, por lo menos para los nuevos conflictos laborales un modelo opaco, muy corrompido y secuestrado por el litigio, abogados, intermediarios, coyotaje y la chicana por delante.

Estamos muy contentos. Nos da mucho gusto. Finalmente, logramos después de tres años de esfuerzos y a pesar de la pandemia, consolidar y hacer realidad un sistema que acerca la justicia a los trabajadores pero que también a las empresas les da mucha mayor certeza, certidumbre y confianza.

¿Cómo superar las corruptelas entre empresas y las Juntas de Conciliación y Arbitraje?

Todos los días se escucha a conocidos, familiares, redes sociales, medios de comunicación, que se violentan los derechos laborales y que muchos trabajadores desconocen a dónde acudir o consideran que es caro el contratar abogado o verse involucrado en un juicio muy largo en lugar de conseguir otro trabajo. Son muchos obstáculos enfrente para no defender sus derechos.

Por eso se respiró un ambiente de impunidad durante las últimas décadas. Por eso, este nuevo sistema de justicia no es sólo un asunto de recortar tiempos sino de ejercer la defensa de derechos.

Y para las empresas considero que es fundamental, porque antes buscaban todos los medios para evadir su responsabilidad laboral. Por ejemplo, contratos por honorarios, por outsourcing, por cualquier vía que no reconociera la relación laboral, por el miedo de verse secuestrados por este “túnel sin salida” que eran los juicios en las Juntas de Conciliación. El hecho de que ahora exista la posibilidad de que en menos de 45 días, pones fin a un pleito, creo que le da mucho más certeza, confianza y más reconocimiento a las nuevas relaciones laborales.

¿En esta tercera fase que se inicia hoy, todos los Centros de Conciliación y los Tribunales Laborales van a estar en operación?

Sí. A partir del primero de octubre, absolutamente todas las Juntas de Conciliación federales y locales cerrarán sus puertas y los Tribunales Laborales y los Centros de Conciliación tanto a nivel federal como a nivel local en todo el país estarán operando. Para dar una idea de la dimensión: Serán en total en operación en todo el país 151 Centros de Conciliación, con 802 conciliadores y 148 Tribunales Laborales con 317 jueces en operación.

Esto da idea de la dimensión. Todos estarán en operación. Algunos ya operan. Esta es la magnitud del esfuerzo institucional que se hace para realmente tener un sistema de justicia laboral acorde con la realidad actual.

¿Se cierra este capítulo, con cuántos años de ejercicio?

La Junta Federal de Conciliación y Arbitraje cumplió 95 años. No es que vaya a extinguirse el lunes (hoy), pero habrá concluido la etapa de ser el tribunal encargado de la justicia laboral. Y ahora, tendrá que agotar el rezago que se mantiene tanto en la JFCA como en las Juntas locales.

¿Qué va a pasar con todo el rezago de juicios pendientes?

Se trata de 1.5 millones de juicios, es la dimensión de todo lo que quedó atorado en estas Juntas.

Trabajamos para que a la par que inicia esta nueva realidad laboral en materia de justicia, también se hagan esfuerzos institucionales para poder concluir con todos estos juicios en trámite. Promoviendo, porque hay grandes atorones en notificaciones, en exhortos y ahí mismo buscar la conciliación, pero ya con una visión de agotar todos estos juicios atorados.

¿Es un gran lastre?

Pues sí. Diría que es un modelo agotado que ya no tenía cabida en la nueva realidad laboral. Para poder construir un país más justo, con menos desigualdad, con menos pobreza, necesitamos dos cosas: que haya mejores salarios y que se respeten los derechos de los trabajadores. Que existan equilibrios.

Y estos equilibrios no nada más benefician a las mujeres y hombres que viven de su trabajo sino a las propias empresas que les dan certeza, certidumbre y en ese sentido sus inversiones pueden crecer y prosperar en el país.

Con certidumbre saben que a partir de ahora, estas son las reglas del juego, los derechos y las obligaciones que tienen y también en manera colectiva, porque no nada más es tema individual sino el respeto a la libertad sindical, a la posibilidad de que los trabajadores se organicen o también decidan no tener, no pertenecer a ningún sindicato, pero que no se impongan el corporativismo y los contratos de protección.

Sobre los señalamientos de Estados Unidos de supuestas violaciones en materia laboral de empresas asentadas en México ya van cinco y parece que otra viene en camino; pero no hemos visto la misma actividad de México, sólo el señalamiento de mejores condiciones para los trabajadores agrícolas en EU.

¿Cómo se percibe esto en la STPS?

En efecto, ha habido cinco quejas que hemos recibido hasta hoy. También recordar que fueron muchísimas las quejas que se supondría habrían de llegar, “Va a haber una avalancha de quejas”, dijeron.

Hasta la fecha hemos recibido cinco. En ninguno de los casos se han llegado a paneles, sino que se concluyeron a través de planes de reparación construidos con las propias empresas. La primera fue General Motors (GM) Silao; pero también Tridonex, Panasonic, Teksid y la última fue VU de Piedras Negras.

¿Al parecer hay una sexta en camino, por la AFL-CIO por presunta colusiones en la empresa Saint Gobain, en Cuautla?

Por lo pronto no tenemos información de que vaya a llegar una sexta. Esperemos que no, pero creo que da cuenta este tipo de quejas de que sí existen áreas de oportunidad para que las empresas adopten la Reforma Laboral, que no es nada más un punto normativo sino que tiene que haber una adopción de todos sus principios, en todas las cadenas y actuaciones de los directivos de las empresas.

Porque en estas quejas ubicamos que en un caso intervinieron y se robaron el material electoral para no permitir que los trabajadores eligieran sobre la legitimación de sus contratos.

En otros casos, identificamos prácticas como que la empresa había firmado un contrato federal como un local sobre los mismos trabajadores para impedir el reconocimiento del sindicato.

Ubicamos también, prácticas de preferencia de un sindicato sobre otro. A unos sí les permitían entrar a los trabajadores en horario de comida y a otros les impedían la entrada. Ubicamos también despidos de empleados cuando decidieron unirse a otra organización.

Esto da cuenta de que obviamente el reto de la Reforma Laboral implica un compromiso firme y también de capacitación de las propias empresas.

¿Los empresarios comprenden los alcances que tiene la Reforma Laboral y los beneficios para ellos?

Considero que sí. Que las empresas una vez que adoptan las nuevas reglas y modalidades se han visto fortalecidas, independientemente de que haya otro sindicato o sea el mismo, ahora tienen la certeza de que están frente a un sindicato con la legitimidad debida para llevar a cabo las revisiones. Considero que si todas las empresas tienen este mismo compromiso, no tendríamos porque estar recibiendo quejas internacionales. Esperamos no recibirlas. Y por supuesto, de nosotros ubicar alguna empresa en los EU que violente derechos de los trabajadores agrícolas, pues también, la posibilidad de armar nuestros casos y presentar las quejas. No se descarta esa posibilidad sí llegáramos a tener un caso que consideramos relevante.

¿Para eso está el Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida (MLRR)?

Para eso está el MLRR del T-MEC. Y por supuesto también siempre siendo muy celosos y vigilantes de que este mecanismo no sea mal utilizado y que se presente cuando realmente hay posibles violaciones de derechos, no como un mecanismo utilizado de mala fe. Si nosotros ubicáramos eso, por supuesto que no sólo lo denunciaríamos sino que no daríamos pie al inicio de la queja.

¿Cómo va la legitimación de los contratos?

Bien. Ya estamos cercanos a los siete mil contratos colectivos legitimados. Eso significa que más de dos millones de trabajadores han participado. Un elemento importante. Si se comparan los CCT que ya se legitimaron con los que no lo han hecho, en la misma industria y en el mismo estado, los legitimados lograron mejoras contractuales y salariales del seis por ciento. Esto da cuenta de este proceso y también significa limpiar, eliminar de una vez por todas los contratos de protección y los falsos sindicatos.

Y también el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral (CFCRL), ahora que legitima los contratos colectivos, hace un nuevo diagnóstico de realmente cuántos existían en el país. Se había hablado de medio millón, era lo que reportaban las entidades federativas; pero ahora el CFCRL hace diagnóstico de que no haya duplicidad y saber realmente cuál era el bosque, el total de contratos.

¿Eso significa que para el 1 de mayo de 2023 se habrán legitimado la gran mayoría?

No, pero nuestra proyección es que para mayo del próximo año se estén legitimando entre 15 mil y 20 mil, muy probablemente 20 mil contratos colectivos. Esos son los que alcanzaron la mayoría y que habrán de subsistir el primero de mayo más los nuevos que se firmen bajo las nuevas reglas. Pero ya al conocer el total, podremos tener más certeza de qué porcentaje significa.

Lo que sí sabemos es que más del medio millón estaba plagado de datos equivocados proporcionados por las autoridades. Es muy anticipado poderte decir qué porcentaje (20 por ciento), pero ya lo deberemos de saber más adelante.

CON INFORMACIÓN VÍA EL SOL DE MÉXICO

STPS llama a terminar con rezago laboral en las juntas de conciliación, cerrarán sus puertas el 3 de octubre

Las Juntas de Conciliación y Arbitraje dejarán de recibir demandas y sólo funcionarán para terminar con el rezago existente, por lo que la secretaria de Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján, hizo un llamado a realizar un trabajo que dé fin al rezago con apego a la justicia y el derecho.

Todavía quedará un tiempo para poder dar por concluido este trabajo de la Junta, por lo que vale la pena levantar la cabeza y demostrar el beneficio de esta Institución, que quede en alto el nombre de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje y ese prestigio se tiene que ganar a pulso”, destacó.

Al participar en la Reunión Nacional de Presidentes de Juntas v2022, la titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) reconoció el trabajo de la institución sobre todo ante la crisis por la pandemia de Covid-19, teniendo muy presente que no podía parar la impartición de justicia, mucho menos en un tema como el laboral.

A 95 años de vida esta institución, expuso, estamos viviendo tiempos inéditos para el mundo del trabajo, donde se pone en el centro a los trabajadores y esto debe ser un hecho en la nueva etapa para la Junta, que es atender todo el rezago que se presenta alrededor del país.

Añadió que “los ojos estarán puestos en lo nuevo, aunque lo nuevo es la esperanza, es la posibilidad de que la justicia laboral sea mucho más expedita, pero también los ojos estarán depositados en lo anterior, en lo que persiste todavía, que es la actuación de los Tribunales y de las Juntas Federales”.

Por ello, “tenemos una gran oportunidad de trabajar en equipo. Una vez cerradas las ventanillas, debemos adecuarnos y entender muy bien dónde están las necesidades para poder apoyar y desahogar más fácil, para enfocar, dirigir nuestro esfuerzo, alcanzar el objetivo que es concluir con todos los asuntos que tenemos en trámite”.

Por su parte, la presidenta de la Junta, María Eugenia Navarrete, destacó ante los presidentes de las 66 juntas especiales los 95 años de vida de la institución, “casi un siglo de ser para nuestro país un juez imparcial, conciliador, justo y agente activo del equilibrio entre capital y el trabajo, entre los empleadores y trabajadores, entre sindicatos y empresas, organismos de seguridad social y asegurados. Lo que los ha llevado a elegirse como un baluarte de prestigio de la paz social de nuestro país”.

El próximo 3 de octubre las Juntas de Conciliación y Arbitraje cierran sus puertas para recibir nuevos asuntos y “la mejor forma de honrar la vida en institucional, es lograr que su cierre sea digno y acorde a sus históricos metas conseguidas, por ello, este claroscuro que enfrentamos, de celebrar su existencia y preparar su cierre, implica que quienes trabajamos en ella, tengamos un compromiso que cumplir: actuar con la mayor de las diligencias para resolver en el menor tiempo posible, con absoluta imparcialidad y apego a derecho, en un ambiente y trato humano el rezago”.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Prevé STPS invertir 2.5 mil millones para nuevo modelo laboral en 2023

Para 2023, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) perfila una inversión de 2 mil 503 millones 107 mil pesos con el fin de avanzar en el cumplimiento del nuevo modelo laboral, que prevé la negociación colectiva, conciliación entre empleadores y sindicatos, así como impartición y procuración de justicia en la materia.

Dentro del proyecto de Presupuesto de Egresos para 2023, se prevé una asignación de 861 millones 737 mil 841 pesos para el programa Subsidio a las Entidades Federativas para la Implementación de la Reforma al Sistema de Justicia Laboral –que este año tiene asignados 711 millones 292 mil pesos–; se trata de un incremento de 21.1 por ciento respecto a lo aprobado en 2022.

En el caso del Servicio de Conciliación Federal y Registros Laborales tendría un incremento de 8.7 por ciento, al pasar de 577 millones 55 mil 526 a 627 mil 281 766 pesos.

A través de estos dos programas presupuestarios, la Unidad de Enlace para la Reforma al Sistema de Justicia Laboral y el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral orientarán sus acciones para dar cumplimiento a la reforma constitucional de 2017 y a las modificaciones de la Ley Federal del Trabajo de 2019.

El próximo 3 de octubre se pondrá en marcha la tercera y última etapa de esa reforma en 11 estados, que concentran el 60 por ciento de los litigios, ya que registran la mayor conflictividad laboral, entre ellos Nuevo León, Jalisco y la Ciudad de México.

De acuerdo con el proyecto, el presupuesto de la STPS ascendería a 27 mil 118 millones 736 mil 621 pesos, un incremento de 1.7 por ciento, respecto a los 25 mil 384 millones 375 mil 970 pesos, aprobado en 2022.

El gasto propuesto a la Cámara de Diputados destaca un paquete de mil 14 millones de pesos para la impartición y procuración de justicia laboral. Del total, 788 millones 51 mil 382 correspondería a la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, un ligero incremento respecto a los 743 millones 845 mil 647 pesos de este año.

También se proyecta la asignación de recursos de 629 millones 326 mil 928 para la ejecución nacional de acciones de promoción y vigilancia de los derechos laborales, así como 45 millones para conciliación entre empleadores y sindicatos, y 31 millones 747 mil para el registro de agrupaciones sindicales.

Para Jóvenes Construyendo el Futuro, uno de los programas insignia de la presente administración, se solicitan 23 mil 90 millones 451 mil pesos, por encima de los 21 mil 196 millones previstos en este año. La Comisión Nacional de Salarios Mínimos alcanzará 40 mil 62 millones.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA