¿Porque Starlink escogió Chile ante otro país de América Latina?

La Subsecretaría de Telecomunicaciones de Chile ha anunciado un acuerdo con la compañía estadounidense SpaceX que prestará el servicio de internet satelital de banda ancha Starlink en regiones apartadas de este país andino.

“Chile será el primer país de la región con servicios de SpaceX, quienes realizarán pilotos de carácter social en comunidades rurales o aisladas”, subrayan las autoridades chilenas.

Según el acuerdo, Starlink otorga una velocidad de descarga entre 50 y 150 Mb/s con latencia de 20 a 40 milisegundos.

¿Pero porque SpaceX de Elon Musk se fijó precisamente en Chile, dándole prioridad ante otros países de América Latina? Ni SpaceX, ni Santiago oficial lo dicen abiertamente, pero los científicos chilenos nos dan una pista:”Chile se ha convertido en un país líder a nivel mundial en el campo de la astronomía.

Las características climatológicas y geográficas del desierto de Atacama, en el norte de Chile, que aseguran claridad de sus cielos, sumado a la gran altura de la cordillera de los Andes brindan condiciones únicas en la Tierra“.

Starlink es un sistema satelital global que se está creando con el objetivo de brindar acceso a internet de banda ancha a suscriptores en cualquier parte del mundo. Por el momento, la constelación de satélites incluye 1.659 satélites.

En total, está previsto aumentar el número de naves espaciales a 12.000 satélites.Más de 10.000 personas participan en las pruebas beta de la red global de Starlink, cuya base son los dispositivos de comunicación en órbita baja.

CON INFORMACIÓN VÍA SPUTNIK MUNDO

Probarán Starlink en Chile

El multimillonario sudafricano Elon Musk probará su red de internet satelital Starlink, dotando del servicio durante un año a dos remotos y desconectados pueblos de Chile gracias a un acuerdo anunciado por el gobierno chileno.

Starlink, un proyecto de la empresa espacial SpaceX de propiedad de Musk, acordó con el gobierno chileno proporcionar internet satelital a comunidades rurales y/o aisladas con problemas de conectividad digital, mediante un permiso especial para que la empresa realice sus operaciones sin un fin comercial, indicó un comunicado de la subsecretaría de Telecomunicaciones.

“Starlink fue diseñado para comunidades remotas como las de Caleta Sierra y Sotomó”, dijo Gwynne Shotwell, presidenta y directora de operaciones de SpaceX, en el comunicado.

Para realizar la conexión, Starlink entregó kits satelitales que permitirán servicios gratuitos de internet durante un año. Transcurrido este tiempo, se acordó que el costo será absorbido por los municipios.

“En ocasiones nuestra geografía hace que sea complejo el despliegue de las redes tradicionales de banda ancha. Por ello, nos llena de orgullo que la empresa Starlink haya elegido a Chile como país pionero de Latinoamérica para iniciar el despliegue de su proyecto de internet satelital”, indicó Gloria Hutt la Ministra de Transportes y Telecomunicaciones.

Musk manifestó el miércoles pasado en Barcelona que invertirá hasta 30 mil millones de dólares en el proyecto Starlink, que ya desplegó más de mil 500 satélites y cuenta, en una docena de países, con más de 69 mil usuarios activos.

Starlink, un conjunto de satélites de órbita baja que ofrece conectividad de alta velocidad a personas que viven en zonas remotas, ya ofrece un servicio de prueba y dice que aspira a una cobertura casi total del mundo poblado este año.

En la actualidad, la red opera en una docena de países, a los que añade más cada mes, según Musk, que prevé que el número total de clientes alcance el medio millón en los próximos 12 meses.

Los escépticos se preguntan si el internet por satélite puede llegar a ser un modelo de negocio viable, porque el principal mercado al que se dirige es el de las personas que viven en zonas remotas, que son demasiado pocas para soportar los enormes costos de la inversión inicial.

“Hay una necesidad de conectividad en lugares que ahora no la tienen”, dijo Musk en una entrevista durante el Mobile World Congress, que se realizó la semana pasada.

CON INFORMACIÓN VÍA EL SOL DE MÉXICO

ACTUALIDAD. El cable de 10.000 kilómetros que conecta a Los Ángeles con Santiago de Chile y puede ayudar a detectar terremotos

¿Cuántas vidas se podrían salvar si se detectaran a tiempo los terremotos?

Es una pregunta que se repite especialmente durante estos días en que se cumplen 10 años del terremoto y posterior tsunami de Fukushima.

Durante décadas, especialistas en geología y geofísica han investigado cuál es la mejor manera de detectar anticipadamente los movimientos telúricos que ocasionan estas grandes tragedias.

La mayoría de los sismógrafos están en tierra y su construcción y mantenimiento son muy costosos, por lo que desde hace algunos años se viene experimentando con el millón de kilómetros de cable submarino que se utiliza para las comunicaciones alrededor del mundo.

Y uno de los mayores y más recientes acercamientos a ese objetivo lo ha logrado un equipo de geofísicos del Instituto de Tecnología de California (Caltech) liderado por el sismólogo Zhongwen Zhan.

El grupo de Caltech ha estado experimentando con un cable de 10.000 km de extensión recientemente instalado a lo largo de las costas del Pacífico, desde Los Ángeles hasta Santiago de Chile.

El ángulo de su investigación no tiene que ver con el cable en sí sino con lo que éste conduce, luz a través de la fibra óptica encendida.

Lo que vimos es que los cables pueden ser utilizados como sensores para detectar las anomalías en la luz que transportan, que se producen cuando ocurre un terremoto”, le dijo Zhan a la BBC.

“Y no solo esto, sino que también pueden funcionar como una forma más eficaz de informar a las posibles comunidades afectadas de la inminencia de un movimiento telúrico”, añadió.

Durante nueve meses de trabajo, el equipo de Zhan logró detectar 20 terremotos, incluido el que afectó a Jamaica en enero de 2020, simplemente analizando la oscilación de la luz que va por este extenso cable submarino.

Pero, ¿cómo es que realmente los cables submarinos se pueden convertir en detectores eficaces de detectores de terremotos?

Polarización electromagnética

El equipo de Zhan estuvo buscando la forma de utilizar el cable submarino como un sensor de movimientos de la corteza terrestre.

Para lograrlo, monitorearon una variable conocida como la polarización electromagnética, que es básicamente la orientación de la luz mientras se mueve en ondas.

“Lo que buscan los cables submarinos es transmitir la mayor cantidad de datos a través de la fibra óptica y la forma en que se monitorea que esto ocurra es analizando la estabilidad de los pulsos de luz que van dentro de estos cables”, señala el científico de Caltech.

En tierra cualquier perturbación como un trueno o un incluso un cambio de temperatura puede alterar esa polarización electromagnética dentro de un cable de fibra de óptica, pero en el fondo del mar, las cosas son distintas y la estabilidad es mucho mayor.

“Cualquier perturbación o cambio durante el monitoreo de la polarización electromagnética dentro de un cable submarino significa un sismo”, añade.

Pero no es la única ventaja de esta red. La velocidad juega un papel fundamental.

En este entramado de cables submarinos la luz también funciona como pulsos de información que pueden entregar datos a una velocidad de 200 mil kilómetros por segundo.

“Si percibe un cambio, puede transmitirlo a una velocidad increíble. O sea, puede ser una herramienta de prevención efectiva”, agrega el científico.

Una red ya lista

Sin embargo, para Zhan el gran aporte de esta investigación es que, para aplicar esta tecnología en la solución de un problema que lleva desvelando a los científicos desde hace mucho, no es necesario ni construir ni añadir una red de detección de terremotos, porque esas polarizaciones electromagnéticas ya se están monitoreando.

“Esta nueva forma de análisis puede convertir a la mayoría de los cables submarinos en sensores geofísicos de miles de kilómetros de largo para detectar terremotos y posiblemente tsunamis en el futuro”, dijo Zhan.

“Para nosotros este es el punto más importante de lo que publicamos: en comparación con algunas otras tecnologías, ésta no necesita agregar un nuevo equipo ni enviar nuevas piezas para ser instaladas”, agregó.

Sin embargo, los científicos son claros al señalar que quedan tareas pendientes, como determinar con exactitud la magnitud del terremoto que se identifica y establecer una manera estándar de medición que sea compatible con los sistemas de detección que están instalados en la superficie de la Tierra.

Además, el clima es una variable de la que necesitamos más datos para saber si influye en la estabilidad de los cables submarinos”, señala Zhan.

“Esta tecnología detecta muy bien los terremotos si están cerca del cable e incluso si hay algo de lluvia. Pero en el caso de un tsunami, por ejemplo, debido a que una ola puede durar un periodo muy largo, no sabemos aún si este instrumento lo puede detectar de igual manera”.

Con información vía BBC Mundo

Chile, México y Costa Rica ocupan primeros lugares por crecimiento de fibra óptica entre países de la OCDE

Aunque nuestra conectividad diaria es principalmente inalámbrica, la expansión de redes de fibra óptica es una condición necesaria para el aprovechamiento de nuevas redes móviles como 5G y Wi-Fi 6, así como la habilitación de nuevos servicios como el consumo multimedia. Según los últimos datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la expansión de fibra óptica entre los países miembros alcanzó una tasa promedio de 13.5 por ciento año con año hasta junio de 2020.

Chile y México se ubicaron entre los primeros diez lugares por crecimiento de conexiones de fibra óptica al hogar con tasas de 37.6 y 34.2 por ciento año con año, respectivamente, hasta junio de 2020. Israel se colocó como el líder, ya que prácticamente duplicó el número de conexiones durante el último año, seguido por el Reino Unido con una tasa de 69.3 por ciento e Irlanda con 58.8 por ciento.

Costa Rica, por su parte, en proceso de integrarse completamente a la OCDE, reportó también una fuerte tasa de crecimiento de 62.61 por ciento año con año.

Y aunque el crecimiento de fibra óptica en Colombia también se ubica por encima del promedio de la OCDE con 17.9 por ciento, es un nivel significativamente menor al de sus pares latinoamericanos.

Lo anterior, permitió también que México reportara un crecimiento de 1.12 puntos por penetración de conexiones de banda ancha fija por cada 100 habitantes, nivel similar al de la OCDE.

Sin embargo, cabe señalar que las tasas de crecimiento, aunque positivas, son aún insuficientes para expandir la penetración de conexiones de banda ancha fija (mediante todas las tecnologías) entre los hogares de la región, ya que las naciones latinoamericanas se ubican todavía al final de la tabla de entre los países de la OCDE.

Hasta junio de 2020, Colombia exhibía la penetración más baja por penetración de banda ancha fija con 15.25 conexiones por cada 100 habitantes, seguido por México con 16.21, Costa Rica con 18.8 y Chile con 18.82 conexiones. Suiza, Francia y Dinamarca se ubican como los líderes en esta categoría con tasas de penetración de 47.55, 44.58 y 44.21 conexiones, respectivamente.

Si se consideran únicamente conexiones mediante fibra óptica, Corea del Sur es el líder con 35.9 conexiones por cada 100 habitantes, seguida por Suecia (29.1) y Japón (26.6).

En el caso de la banda ancha móvil, destaca que todos los países latinoamericanos miembros de la Organización se ubicaron por debajo del promedio de crecimiento por penetración de los servicios. En promedio, la OCDE en su conjunto reportó una tasa de crecimiento de 3.3 puntos porcentuales en el número de conexiones móviles por cada 100 habitantes, Colombia se acercó con 3.13 puntos, seguida de Costa Rica con 2.94 y México con 2.71 puntos.

Aunque la tasa de crecimiento de Chile quedó lejos de sus pares al reportar sólo 0.79 puntos de crecimiento, el país exhibe la tasa de penetración de banda ancha móvil más alta en América Latina con 95 conexiones por cada 100 habitantes, dificultando el crecimiento conforme se expande el servicio a las áreas más marginadas o de menores ingresos.

Con Información vía DPL NEWS

Simbólico fin para el sistema privado de pensiones chileno

El avance legislativo que muestra un proyecto de ley para que los ahorrantes de pensiones puedan realizar un segundo retiro inmediato hasta de 10 por ciento de sus fondos acumulados, en respuesta a la emergencia económica derivada de la pandemia y la escasa ayuda del gobierno, marca definitivamente el fin del sistema privado de pensiones en Chile, señalan analistas.

El retiro de los fondos sustituye el ingreso para quienes no tienen acceso a subsidios, esos fondos van a entrar a la economía en demanda de bienes de primera necesidad y durables; pero desde el punto de vista macro esto tiene un significado simbólico: estamos en la víspera del fin del sistema de capitalización individual, dice Eugenio Rivera, director del área económica de la Fundación Chile 21.

Hay una decisión en la sociedad de buscar otro sistema y está abierta la puerta, en el proceso constituyente que se inicia, para definir los principios sobre los cuales se construirá el nuevo sistema de pensiones. Es un efecto político e ideológico de que Chile deje atrás el modelo neoliberal, explica.

La evidencia de que el gobierno de Sebastián Piñera no tiene planes de suficiente cuantía para prestar socorro financiero a 3 millones de trabajadores que perdieron sus ingresos en 2020, hizo que la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados aprobara y dejara lista para votarse en pleno, probablemente esta semana, una ley que dará acceso al equivalente de 10 por ciento acumulado, hasta un máximo de 5 mil 400 dólares. El proyecto pasará a continuación al Senado y quedaría vigente en diciembre.

El debate se da después que en julio se aprobara un plan similar. En esa fecha 9.7 millones de personas retiraron ahorros por 16 mil millones de dólares (aproximadamente 5 por ciento del producto interno bruto chileno), dinero que ha servido para frenar la caída del consumo privado (que bajó 6 por ciento este año) y la proyectada recesión de 7.5 por ciento, la peor en 35 años.

El sistema privado de pensiones, creado en 1980 en plena dictadura y basado en cuentas de capitalización individual, fue promovido en el mundo como la solución a las crisis de financiamiento de los modelos de ahorro generacional colectivo. Con el paso de los años, la promesa de una jubilación equivalente a 60 por ciento de los últimos salarios falló estrepitosamente: las pensiones privadas son miserables, en promedio de 150 dólares.

El sistema es tan nefasto que, considerando sus 11 millones de afiliados, más de 2 millones carecen de fondos para efectuar algún retiro y otros 2 millones quedarán en igual condición si retiran sus remanentes en esta ocasión.

La frustración colectiva convirtió a las administradoras de fondos de pensiones (AFP) –empresas a cargo de invertir las cotizaciones y que lucran a todo evento por la vía de comisiones– en objeto del desprecio colectivo. Tanto así que pensiones decentes y el fin de las AFP se convirtieron en la principal exigencia del movimiento social iniciado en Chile en octubre de 2019, que confluyen en la demanda de una constitución cuyo carácter sea no de asistencialismo, sino de garantías sociales responsabilidad del Estado.

Que 10 millones de personas pidieran la devolución de los fondos, revela la ilegitimidad del sistema, porque cuando desde el gobierno se les dice que si retiran sus fondos sus pensiones van a ser bajas, en realidad ellas ya saben que son bajas y prefieren tener su dinero en el bolsillo ante la eventualidad de fallecer u otra situación, dice Rivera.

La falta de respuesta, tanto en tiempos como en montos, del Estado a las carencias de la gente ha hecho que el mundo político, incluidos parlamentarios oficialistas, estén respaldando el segundo retiro.

“Piñera está groggy desde el estallido social, su programa fue desechado y no ha querido levantar un plan que se ponga a la cabeza de lo que está pasando, es incapaz de reconocer el resultado inapelable del plebiscito y no tiene una política, de modo que el segundo retiro es el resultado de un gobierno que está sin brújula y no sabe adónde ir y como no hace nada, los parlamentarios tratan de hacer algo para mantener cierto diálogo con la base”, explica.

Desde que estalló la peste del Covid-19, el Estado chileno asignó fondos equivalentes a 9 puntos del PIB para enfrentar las secuelas que dejó, pero de esa cifra sólo 2 puntos (6 mil millones de dólares) son ayudas directas a las personas.

El gobierno podría hacer mucho más, la deuda del sector público es baja, apenas llegará a 33 puntos del PIB y si se le restan los ahorros externos que el país tiene, es mucho menor, pero no hay voluntad política, dice.

Mientras tanto, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, enemigo acérrimo del retiro, hace cosas como solicitar a las AFPs que marquen a quienes solicitaron la primera devolución, so pretexto de estudios estadísticos, porque según él debe analizare si necesitaban esa plata y porque más de la mitad no habían perdido sus ingresos laborales.

Con información vía La Jornada

Ya hay un primer país en la región que liberó la banda de 6 GHz para Wi-Fi 6

La Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) de Chile resolvió poner a disposición 1200 MHz en la banda de 6 GHz (5925 a 7125 MHz) para el uso sin licencia de Wi-Fi 6, convirtiéndose así en el primer país de la región latinoamericana en tomar esa decisión.

Por medio de la resolución 1807, publicada en el Diario Oficial, se establece que se permitirá la operaciones de equipos, sin necesidad de concesión o permiso, con una potencia máxima radiada de 1 W y una densidad de potencia máxima radiada que no exceda 17 mW/MHz”.

El documento señala que los equipos de acceso de baja potencia que operen en la banda de 6 GHz deberán ser de uso exclusivo en interiores y cumplir con una PIRE (potencia isotrópica radiada equivalente) máxima de 30 dBm (decibelio-milivatio) y una densidad espectral no superior a 5 dBm/MHz.

Además, los dispositivos terminales de usuarios, asociados a los equipos de acceso, deberán funcionar con una PIRE máxima de 24 dBm y una densidad espectral no mayor a -1 dBm/MHz.

Chile siguió el camino de Estados Unidos, luego de que en abril el organismo regulador aprobó que 1200 MHz en dicha banda estén disponibles para el uso no licenciado de Wi-Fi 6. Corea del Sur también liberó la misma cantidad de frecuencias en octubre y el Reino Unido autorizó disponer de 500 MHz (5925-6425 MHz) para el mismo fin.

En América Latina, la Agencia Nacional de Telecomunicaciones de Brasil está buscando avanzar hacia esta dirección y el Ministerio de Transportes y Comunicaciones de Perú presentó hace unos días una propuesta para permitir que 500 MHz en la banda de 6 GHz sean usados por tecnologías como Wi-Fi.

Con información vía DPL News