Streaming de video, de tú a tú con TV de paga

La oferta de streaming de video en México tiene un precio promedio de 134 pesos al mes, de manera que adquirir el paquete más económico de televisión de paga de 239 pesos mensuales de Dish equivale a tener alrededor de dos servicios de televisión a través de internet.

Mientras el streaming brinda series y películas para consumir desde dispositivos con acceso a internet sin importar hora ni lugar, la televisión de paga tiene una oferta lineal.

“Desde el lado de la demanda varios consumidores tienen una diversidad de estos modelos a la mano, son usuarios de las plataformas en el día a día y no sólo de una de estas plataformas sino de varias que existen”, indicó Radamés Camargo, analista del sector en The Competitive Intelligence Unit (CIU).

El servicio más barato de televisión de paga por internet u OTT (Over The Top) es el Plan Premium de Blim de Televisa, con un precio de 109 pesos al mes, aunque cuenta con una versión gratuita donde los contenidos incluyen publicidad.

La televisora lanzará un nuevo servicio de streaming en alianza con Univision.

En segundo sitio se encuentra el servicio de Claro Video de América Móvil, con un costo de 115 pesos mensuales.

Entre la oferta de OTT’s extranjeros se encuentra HBO Max, que llegará el próximo mes al mercado mexicano, con un precio de 149 pesos mensuales y competirá con Netflix, cuyo paquete básico vale 139 pesos al mes, y con Disney+, con costo de 159 pesos mensuales.

Competencia feroz

Radamés Camargo, analista en The Competitive Intelligence Unit (CIU), comentó que se han dado anuncios relevantes de la llegada de empresas a la “guerra del streaming”.

“Diversos estudios cinematográficos están consolidando sus activos creativos, estas propiedades artísticas y creativas para fortalecer su posición competitiva en el mercado”, dijo Camargo.

Es una estrategia que lleva en ciernes una década, desde la compra de Marvel por parte de Disney, pero en los últimos meses se ha visto mucha información sobre estas consolidaciones.

Hay jugadores que de origen nacieron como distribuidores de contenidos o empresas de telecomunicaciones y que ahora tienen brazos consolidados de contenidos audiovisuales.

Sobre la entrada de HBO Max al mercado mexicano, Camargo mencionó que es un jugador que usará la modalidad con anuncios, bajando un poco el precio de la suscripción mensual para dar oportunidad a los usuarios de acceder a la plataforma.

Sobre el negocio de renta mensual como en ls servicios de Netflix, Claro Video, Blim, Amazon Prime y HBO Max, el analista destacó que hay cada vez más jugadores porque asegura ingresos de manera rápida.

CON INFORMACIÓN VÍA EL UNIVERSAL

Confinamiento dispara demanda por servicios de streaming

Con el confinamiento, las telecomunicaciones redoblaron su importancia para el trabajo y educación remotas, sin embargo, se vieron arrastradas por la contracción de 8.5 por ciento en la actividad económica del país. Los ingresos de este sector en México se redujeron 0.4 por ciento respecto de 2019, mostró The Competitive Intelligence Unit (The CIU).

La baja derivó de una disminución de 2.3 por ciento en el mercado móvil y de 5.6 por ciento en fijo, las cuales no fueron compensadas por el crecimiento de 9.6 por ciento en el segmento de televisión. En suma, los ingresos de las telecomunicaciones fueron 498 mil 322 millones de pesos en 2020, por debajo de los 500 mil 500 millones de un año antes.

Ernesto Piedras, director general de The CIU, explicó que el sector suele seguir la tendencia de la actividad económica del país. Cuando esta última crece, las telecomunicaciones lo hacen entre tres y seis veces más. El año pasado, por ejemplo, el producto interno bruto (PIB) cayó 21 veces más que la merma en los ingresos de la radiodifusión, la telefonía y el Internet.

Telecomunicaciones pueden crecer hasta 6.46 por ciento

Ante la perspectiva de que la economía mexicana crezca 4.8 por ciento este año, los ingresos de las telecomunicaciones podrían avanzar hasta 6.46 por ciento en un escenario positivo e incluso 3.46 por ciento en uno negativo. Todo depende de las restricciones a la movilidad y la penetración en conectividad, detalló la consultora.

Al revisar por tipo de servicio, la banda ancha fija creció todos los trimestres del año pasado, tan solo en el cuarto registró un crecimiento de 13.3 por ciento, el avance más alto en cuatro años; mientras los accesos de telefonía fija avanzaron 3.2 por ciento.

En el mercado móvil se llegó a una teledensidad –número de líneas por cada 100 habitantes– de 100 por ciento. Piedras detalló que en el resto de América Latina la teledensidad del 100 por ciento fue rebasada hace años.

Entre los operadores tradicionales, sólo Telcel registró un crecimiento de 1.1 por ciento en el número de líneas. Mientras los operadores móviles virtuales (OMV) avanzaron 64.6 por ciento el año pasado.

También con el confinamiento se disparó la adquisición de servicios de transmisión de contenido bajo demanda. Al cierre del año pasado las suscripciones a estos servicios aumentaron 18.2 por ciento anual. Y ya hay más de 30 plataformas en el mercado mexicano.

Al cierre de 2020 en México había 11 millones 100 mil suscriptores de estos servicios.

Con información vía La Jornada