PERSPECTIVAS_ ¿Por qué Televisa calla con la solicitud de Claro TV en México?

En los recientes días hemos leído diversas opiniones y noticias sobre la solicitud de Claro TV para poder ofrecer el servicio de televisión restringida en México. 

La semana pasada el Pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) tomó la decisión, con tres votos de cinco, de rehacer el proyecto que negaba la autorización a la empresa de América Móvil, por lo que la firma de Carlos Slim aún mantiene la esperanza.   

Competidores indirectos en ese mercado, como AT&T, han emitido posturas pidiendo que haya cancha pareja y que no se otorgue la autorización. El tema escaló incluso hasta la USTR (Representante de Comercio de los Estados Unidos) quien le externó a la Secretaría de Economía de México su supuesta preocupación por la falta de competencia. 

Y tiene razón, aunque creo que no apuntó bien la mirilla. Digo que tiene razón porque efectivamente en el mercado de televisión de paga hace falta competencia pues es un jugador, Grupo Televisa, quien acapara las pantallas, sube las tarifas cuando quiere, y hasta comete abusos en contra de sus suscriptores.      

De acuerdo con los datos más recientes del Banco de Información de Telecomunicaciones (BIT) del IFT, Grupo Televisa tiene una participación del mercado de TV de paga en México del 63.98 por ciento. Su más cercano competidor es Megacable muy por detrás con apenas el 16.62 por ciento, una diferencia de 47.36 puntos porcentuales. 

Mónica Aspe, CEO de AT&T, dio la cara y realizó un pronunciamiento sobre la petición de América Móvil, así lo hicieron también varios opinadores, que sin siquiera conocer a la industria, celebraron la supuesta negativa a Clarovideo o Telmex, que por cierto, deben saber que ninguna de las dos fue quien pidió la autorización sino Claro TV. 

Pero ¿y Grupo Televisa? Ni sus luces. 

Y hace bien, porque ¿qué argumentos va a dar cuando sabe que tiene acaparado el mercado de televisión de paga? De hecho, Grupo Televisa tiene mayor participación de mercado, de la que la propia Telmex tiene, por ejemplo, en el mercado de internet fijo, en donde de acuerdo con el BIT tiene el 45.6 por ciento, mientras que Grupo Televisa en ese mismo mercado tiene casi el 25 por ciento. 

Por cierto, en el mercado de servicio de internet fijo hay 22 jugadores en todo el territorio nacional, mientras que en el mercado de televisión de paga, que insisto acapara Grupo Televisa, hay apenas siete grupos económicos, en total de acuerdo con el propio BIT del IFT.

Antes referí sobre abusos que Grupo Televisa comete contra sus usuarios de televisión restringida. Les cuento: hace unos días un servidor (y varios conocidos que les pasó lo mismo) recibió una llamada de servicio al cliente de Izzi, no para preguntarme sobre la calidad de mi servicio, y menos para ofrecerme alguna promoción. Al contrario, la llamada era para avisarme que mi contrato había vencido y que tenía que renovarlo, algo a lo que no está obligado el usuario, a menos que tenga alguna promoción. 

Palabras más, palabras menos, el empleado de Izzi o de su call center me dijo lo siguiente: “su contrato venció y le sugerimos que lo vuelva a renovar por 12 meses más, esto para que le respetemos la tarifa actual ya que durante el año los precios van a incrementar”. 

Desde mi punto de vista de usuario, eso fue un abuso y una agresión innecesaria, pudieron haberme ofrecido alguna promoción y quizá hubiera pensado en permanecer doce meses más con ellos, pero no amenazarme sobre el incremento de sus tarifas.

Por cierto, no olvidemos que Televisa fue declarada en noviembre del 2020 agente económico con poder sustancial en 35 mercados relevantes de televisión restringida, sin embargo, hasta el momento el IFT no ha impuesto medidas.

Los usuarios de TV restringida seguimos pagando tarifas caras, por lo que el hecho de que las autoridades autoricen una opción más para decidir con quién contratar no estaría mal. 

Hemos visto que mientras más competencia exista, más beneficios para los usuarios ¿o no es así?

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

PERSPECTIVAS_ Televisión para América Móvil

México es el único país de Iberoamérica que no tiene convergencia plena de servicios de telecomunicaciones.

La convergencia es la posibilidad tecnológica de prestar todos los servicios de voz, datos y video a través de una misma red y dispositivo. 

Más pronto que tarde América Móvil recibirá la autorización para ofrecer el servicio de televisión de paga. La pregunta es cuánto tiempo más queremos seguir en el atraso convergente.

Demorar la entrada de América Móvil a la TV de paga es una decisión política que favorece a sus competidores, pero daña el bienestar digital de los hogares, usuarios y consumidores mexicanos.

La Constitución dice que las telecomunicaciones son servicios públicos de interés general y que el Estado garantizará que sean prestados en condiciones de convergencia, pero llevamos casi nueve años faltando a un mandato constitucional.

La autorización del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) para que Claro TV (filial de América Móvil) ofrezca televisión restringida no pone en riesgo la competencia económica; al contrario, la dinamizará y ni el regulador ni el gobierno pueden estar en contra de ello.

Televisa concentra 64% del total de suscriptores de TV de paga. Megacable, Dish y Totalplay también ofrecen el servicio. 

La entrada de Claro TV al mercado generaría competencia convergente sin poner en riesgo el mercado, por la sencilla razón de que Televisa y otros tres proveedores lo acaparan. 

El índice de concentración del servicio de televisión restringida es el único que creció 16.6% desde junio de 2013 hasta diciembre de 2020. Los demás índices de telefonía móvil, fija y acceso a Internet decrecieron en el mismo periodo. 

El índice de precios de televisión de paga también se ha elevado 24.6% en el mismo lapso mientras que el de telefonía móvil ha bajado 43.9 por ciento.

La elevada concentración y la constante alza de precios en el servicio de TV de paga se explica por el proteccionismo político y regulatorio de impedir a América Móvil la entrada al mercado.

En noviembre de 2020 Televisa fue declarada con poder sustancial de mercado en televisión de paga; la mejor, más eficaz y más económica medida regulatoria y asimétrica que le puede imponer el IFT es colocarle a un competidor enfrente. 

La autorización para Claro TV reducirá los precios de los servicios de telecomunicaciones al ofrecerlos en paquetes convergentes de voz, datos y video. 

La convergencia y la TV restringida puede llegar a los hogares de escasos recursos con ofertas y paquetes que incluyan telefonía, banda ancha y televisión social. 

Los usuarios de los servicios de telecomunicaciones tienen derecho a elegir el servicio, proveedor, paquete, plan o tarifa que mejor se adapte a sus necesidades; la ausencia de convergencia plena restringe ese derecho básico y limita la innovación de planes tarifarios. 

América Móvil comprometió una inversión de 8 mil millones de pesos adicionales en caso de que se le otorgue la concesión para prestar el servicio de TV de paga. 

Esa inversión se destinaría para el despliegue de fibra óptica que permite el acceso a servicios de banda ancha y a un Internet más veloz.

Permitir la convergencia a América Móvil significa ampliar la cobertura de Internet y mejorar el acceso a la banda ancha en México con fibra.

Más fibra óptica prepara y hace más competitivo y atractivo al país para el futuro despliegue de la red 5G.  

Los competidores también se verían beneficiados porque tendrían acceso a la red de fibra óptica para competir en mercados donde actualmente no tienen presencia. 

El gobierno de la Cuarta Transformación y la Estrategia Digital Nacional deberían ver con buenos ojos la licencia para Claro TV, porque la inversión adicional y la convergencia favorecen la inclusión digital universal y la disminución de la brecha digital. 

Los competidores van a seguir oponiéndose a que América Móvil reciba la autorización y compita en TV de paga con ofertas convergentes y planes atractivos. 

Los comisionados del IFT deben liberarse de la presión de verse criticados por quienes controlan la televisión en México. Ningún comisionado está en contra de la convergencia. 

AT&T está detrás de las preocupaciones de la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés) para que se demore la entrada de América Móvil a la TV de paga.

Las presiones del gobierno de Estados Unidos y de AT&T a través de la USTR son una señal inequívoca de que la TV de paga y la convergencia plena están cada vez más cerca. 

AT&T presiona a través de la USTR cuando ni siquiera tiene presencia en el mercado de TV de paga. 

Estados Unidos es un mercado convergente y México no tiene por qué estar a la saga de su socio comercial. 

AT&T sabe que la TV de paga y la convergencia para Claro TV lo coloca en desventaja ante América Móvil, Televisa y los demás operadores fijos que participen en la subasta 5G, pero obligaría al proveedor estadounidense a reaccionar e invertir para no perder competitividad y mercado.

La convergencia no debe ser el privilegio de algunos operadores sino un derecho de todos los usuarios y consumidores en México.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

IFT niega concesión de televisión a Claro TV de Carlos Slim

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) resolvió esta tarde votar en contra de un proyecto de resolución que proponía negar una concesión de televisión de paga a la empresa Claro TV del empresario Carlos Slim.

La negativa al proyecto fue votada por tres de cinco comisionados que componen el pleno del IFT.

Estos tres funcionarios hallaron inconsistencias, deficiencias y dictámenes desactualizados en el proyecto de resolución, pues estos fueron realizados hace más de un año; de esta manera, ellos votaron por rechazar el proyecto y por tanto, no se logró mayoría para discutir el proyecto, dijo a El Economista una fuente con conocimiento directo del tema

Los otros dos comisionados del pleno del IFT votaron a favor de discutir y aprobar el proyecto de resolución que negaba la concesión a Claro TV.

En adelante, la Unidad de Concesiones y Servicios del IFT deberá establecer un nuevo proyecto de resolución y éste deberá conseguir la mayoría de votos de comisionados para autorizar o negar la concesión a Claro TV.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

América Móvil, abierta a discutir con EU la concesión de televisión de Claro TV; promete al IFT 33% más inversión a redes

El grupo de telecomunicaciones América Móvil (AMX) buscará un diálogo con la oficina de comercio de los Estados Unidos (USTR, por sus siglas en inglés), después de que esa entidad del gobierno estadounidense mostrara sus preocupaciones porque Claro TV, empresa propiedad de la familia Slim, pero no perteneciente de manera directa a AMX ni sujeta a política regulatoria alguna en este país, esté próxima a lograr una concesión que le permitirá vender paquetes de televisión de paga por todo México.

Carlos Slim Domit, presidente del consejo de administración de América Móvil, dijo que su compañía mantiene una postura abierta para aclarar las preocupaciones de la USTR, un órgano del gobierno de los Estados Unidos que promueve la competencia y concurrencia en las distintas industrias de ese país, pero que ha exhibido su intranquilidad porque una empresa como Claro TV y de reciente conformación pueda ampliar la competencia y convergencia en las telecomunicaciones mexicanas, donde participa la estadounidense AT&T desde el año 2015. 

“Iremos a buscarlos. Nuestra intención es buscar a la USTR para poder tener una reunión y allí intercambiar todos los argumentos. Que haya más competencia y cómo se puede conseguir un mercado con buenos precios, más actores y mayor inversión. Les iremos a platicar nuestros argumentos, para que se les vaya la preocupación”, dijo Slim Domit.

“Nosotros buscamos convergencia, porque la convergencia garantiza la conectividad y esto (Claro TV) aumentará la cobertura, para que no sólo lleguen servicios de entretenimiento, sino acceso a trabajo, a salud y educación por la infraestructura que estará disponible para todos”.

Slim Domit se presentó esta mañana acompañado de Daniel Hajj, director de América Móvil; de Alejandro Cantú, director jurídico de esa compañía, y de Oscar Von Hauske Solís, jefe de la división internacional de América Móvil, para reposicionar las versiones de su grupo económico respecto a que un posible ingreso de Claro TV al negocio del video en México puede aumentar la competencia en un sector muy peleado por MegacableDishTotalplay y las diversas marcas del Grupo Televisa, pero que a parecer de América Móvil hoy se encuentra “en deterioro” por una ralentización de las inversiones y alza continua de precios allí.

Estos directos, la plana mayor de América Móvil, trataron de aclarar un poco así las versiones que de manera coordinada se divulgaron este lunes en prensa y respecto a que la empresa AT&T estaría dispuesta a abandonar México, si el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) entrega una concesión de televisión de paga a Claro TV, y cuyos voceros en prensa además acusaron a Telmex/Telcel de ser los operadores con menor inversión en México, en proporción a los ingresos que generan anualmente.

Carlos Slim Domit negó esos dichos y recordó que AT&T aterrizó en México, aprovechando la política regulatoria de interconexión de voz que hasta hace poco establecía un pago de cero pesos para los competidores de Telcel. Esa política regulatoria, apodada como “tarifa cero”, fue derriba en la Suprema Corte por Telcel.

“AT&T fue nuestro socio por 25 años y en ese tiempo apoyaba la no preponderancia, pero prefirió competir contra nosotros y aprovechó una regulación conveniente y no dejó a ninguno de los directivos que estaban antes”, expuso el jefe de América Móvil.

“AT&T trajo nuevos directores y designó a funcionarios mediocres que en vez de atender su infraestructura, clientes y mercado, se han enfocado mejor en gestionar con reguladores y medios de prensa con argumentos que justifican su incapacidad, protegiendo sus ineficiencias. Por eso, tanto ellos como Telefónica, están saliendo de muchos países”, agregó Carlos Slim.

América Móvil prometió esta mañana que de conseguir la autorización para comercializar televisión de paga en México, lo hará “desde cero”. De esta manera, la compañía quiso atajar las versiones de la misma industria de telecomunicaciones de que una vez obtenida la concesión comprará a un tercer operador, por ejemplo el sistema de televisión satelital Dish. 

“La historia de América Móvil es una historia de inversión, por eso vamos desde cero (…) Invertiremos 8,000 millones de pesos de manera inicial y adicional a la inversión comprometida (de Telcel y Telmex)”.

De ser así, el grupo América Móvil estará elevando en 33% su promesa de inversión presentada en el año 2018 al entonces gobierno de Enrique Peña Nieto, después de que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes de ese año conoció de una promesa de inversión de 6,029 millones de pesos, si el gobierno entregaba a Claro TV la necesitada concesión. 

Los 8,000 millones de pesos prometidos ahora para México con Claro TV, 400 millones de dólares al tipo de cambio, representarían el 55% de lo que AMX invirtió hace un año en la compraventa de Nextel Brasil y más del 70% de sus inversiones recientes en América Central.

“Habrá una inversión en tecnología, con fibra óptica de alta velocidad y traerá cobertura y extenderá el mercado a otros oferentes. Habrá equilibrio y la última decisión la tiene el IFT”, dijo Carlos Slim. 

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA