Conapred ve avance en derechos laborales

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) consideró como un avance la inclusión de los trabajadores del hogar y jornaleros en la Tabla de Salarios Mínimos Profesionales.

El Conapred señaló que históricamente estos grupos han sido discriminados, por lo que considera que al recibir al menos un salario mínimo “es un primer logro hacia la garantía de un trabajo digno y decente para dichos sectores, en congruencia con los estándares internacionales de derechos humanos”.

El pronunciamiento del consejo se dio luego de que la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) acordó un aumento de 15% en el sueldo mínimo mexicano. El menor salario para un trabajador del hogar quedó en 154 pesos y 160 pesos para empleados agrícolas.

El Conapred urgió a las autoridades a garantizar otros derechos a estas poblaciones: acceso a prestaciones sociales, servicios de salud, condiciones seguras de movilidad y horarios laborales.

“El Conapred hace un llamado a los grupos empresariales y personas empleadoras a sumarse al esfuerzo de construir los estándares dignos de vida y en el empleo de más de 5 millones de trabajadores en México, y considerar los tabuladores salariales establecidos, no como un techo, sino como un piso mínimo de ingreso para ambas ocupaciones”, señaló el consejo en un comunicado.

La institución mencionó que ya existe la “Norma Mexicana en Igualdad Laboral y No Discriminación”, donde se coordinan el Instituto Nacional de las Mujeres y la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, con el objetivo de ayudar a estas dos poblaciones y garantizar que no se vulneren sus derechos.

Según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), hasta el pasado mes de septiembre 11 millones 992 mil personas recibían su salario mínimo y eran susceptibles de verse beneficiadas con el incremento dictado por la Conasami.

Con información vía El Universal

Aumentan despidos de empleados con Covid o con padecimientos de riesgo, señala Conapred

Los despidos de trabajadores que enferman de Covid-19 y de los que tienen algún padecimiento que en caso de contagiarse del virus corren mayor riesgo de complicarse su salud, continúan. Las quejas recibidas en el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) dan cuenta de ello, ya que en los pasados meses han llegado casos de este tipo.

A finales de octubre, un trabajador de una escuela privada, ubicada en el estado de México, denunció que fue despedido por su condición de salud, ya que tiene diabetes, lo que fue considerado por sus empleadores como un factor de riesgo ante el Covid-19. De igual manera, sucedió con un trabajador de una empresa privada, en Puebla, que perdió su empleo por el tumor que tiene en la garganta.

En la Ciudad de México otro hombre señaló que en la empresa privada donde laboraba lo despidieron debido a que vive con VIH, pues el médico de la compañía consideró que era un factor de riesgo.

Del 19 de marzo al 20 de noviembre, el Conapred ha recibido 453 quejas relacionadas con la pandemia, los hechos denunciados sobre todo se relacionan con la obligación de trabajar estando en situación personal de riesgo, de hacerlo de manera presencial, la negación u obstaculización de un servicio privado y el desempleo, negación de contratación, despido, disminución o suspensión de salarios.

Las personas afectadas han sido trabajadores, clientes de prestadores de servicios privados, empleados en unidades médicas, ciudadanos en general, personas adultas mayores, médicos y personal de enfermería.

Con información vía La Jornada