Crece brecha digital por caída en ventas de electrónicos durante pandemia

No existe duda de que la pandemia de coronavirus ha dejado en evidencia una brecha digital que sigue aumentando y que afecta principalmente a los países de bajos y medianos ingresos.

Esta pandemia también afectó las ventas de electrónica, provocando una caída del 30 por ciento durante los primeros trimestres de 2020, principalmente en los países con menos ingresos, según datos de un nuevo informe del programa de ciclos sostenibles (SCYCLE) de la Universidad de las Naciones Unidas (UNU).

En contraste, en los países más ricos del mundo el descenso en las ventas fue mucho menor, con apenas el 5 por ciento.

Las ventas de laptops, monitores y televisores fueron las que más cayeron entre un 6 y un 8 por ciento, seguido por electrodomésticos pesados, incluidos refrigeradores, lavadoras, hornos, sistemas de aire acondicionado, así como la venta de aspiradoras y lámparas.

No obstante, el consumo de equipos más pequeños como celulares, consolas de videojuegos, computadoras de escritorio e impresoras experimentaron una disminución menor en sus ventas en todo el mundo, de sólo 1.4 por ciento.

A pesar de esta caída, el consumo de electrónicos repuntó en el tercer trimestre del año pandémico, pero únicamente en los países de altos ingresos. De acuerdo con el informe, aquí es donde se evidenció en mayor medida la brecha digital.

El doctor Ruediger Kuehr, de la Universidad de las Naciones Unidas, dice que “la capacidad de adaptarse a la digitalización y ganarse la vida o simplemente de poseer y beneficiarse de la electrónica está disminuyendo en algunas partes del mundo. La Covid-19 también reveló una brecha digital en los países de altos ingresos, donde muchos pobres se quedan atrás”.

Sin embargo, los expertos afirman que no todo es malo, ya que el lado positivo de la reducción del consumo de electrónicos es que también se redujeron los flujos de desechos electrónicos, aunque es probablemente temporal.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

Pandemia elevó el gasto en servicios de telecomunicaciones

¿El home office y las clases virtuales terminaron por incrementar el costo de su paquete de Internet? De acuerdo con el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) esto podría considerarse como algo habitual, ya que con la llegada de la pandemia, los hogares mexicanos tuvieron que ampliar el ancho de banda y, en consecuencia, pagaron más por su servicio de Internet. En algunos casos también se incrementó el pago por la televisión por cable y el teléfono fijo. Todo ello independientemente del single, doble o triple play que las compañías de telecomunicaciones ofrecen a sus usuarios.

De acuerdo con el reporte Contratación y Patrones de Consumo de los Usuarios de Servicios de Telecomunicaciones Fijas Antes y Durante la Pandemia ocasionada por la Covid-19, publicado por el organismo autónomo, los mexicanos al buscar más velocidad en su Internet y más canales en su televisión, tuvieron que pagar una cantidad mayor.

“Debido al mayor número de usuarios que contratan sus servicios empaquetados, mayores velocidades y más canales, aumentó el monto promedio mensual que pagan por el servicio de Internet fijo (de 453 a 482 pesos) y Televisión de paga (de 348 a 430 pesos)”, especifica el reporte.

De acuerdo con datos del reporte, sin importar la modalidad de contratación, a finales del 2020, los usuarios de Internet fijo realizaron un pago mensual promedio de 482 pesos, lo cual representa un incremento de 39 pesos respecto a diciembre de 2018, que se ubicó en 443 pesos.

En cuanto a la televisión de paga, el organismo detalló que para finales del 2020, los usuarios de dicho servicio realizaron un pago mensual promedio de 430 pesos, el incremento fue de 102 pesos comparado con diciembre del 2018 cuando los usuarios pagaron en promedio 328 pesos, ello sin importar la forma de contratación.

La telefonía fija fue el servicio que tuvo un menor impacto en el bolsillo de los consumidores mexicanos. En diciembre pasado los usuarios de telefonía fija pagaron mensualmente en promedio 494 pesos, mientras que en diciembre del 2018 el pago que realizaron fue por 488 pesos, el incremento fue de seis pesos.

De acuerdo con las cifras arrojadas por el IFT, a finales del 2020, 38.4% de los usuarios mencionó utilizar el Internet fijo para la escuela y 20.6% para el trabajo, en tanto en el periodo de julio-agosto del 2019, estas cifras se encontraban en 20.4 y 17.4%, respectivamente.

Transacciones bancarias y compras en línea despegan

El reporte también detalla las principales actividades que realizaron los usuarios de Internet fijo en el periodo 2018-2020, entre las que destacan las transacciones bancarias, las compras por Internet y las videollamadas a través de redes sociales como Whatsapp, Skype o FaceTime.

En el primer caso, las cifras muestran que en diciembre del 2018 apenas 10.6% de los usuarios realizaba transacciones bancarias, para diciembre del 2020 se ubicó en 29.9 por ciento.

Las compras en línea registraron en diciembre del 2018  que 8.9% de los usuarios las usaban, para diciembre pasado fue 28.6 por ciento.

Respecto a las videollamadas, la actividad ya mantenía un alza en diciembre del 2018 con 54.6% de los usuarios de Internet fijo; para diciembre del 2020 y en el escenario de la pandemia donde las juntas de trabajo y clases optaron por este medio llevaron a una cifra de 75.7 por ciento.

Servicios OTT también cobraron fuerza

El reporte del IFT también arrojó que los servicios Over The Top (OTT) también presentaron un aumento en el porcentaje de usuarios con una cuenta, al pasar de 27.8% a 39.4 por ciento.

Entre las plataformas más mencionadas por los usuarios destacan Netflix (90.8%), Claro Video (11.0%), Blim (9.0%), Amazon Prime (7.3%), Disney+ (2.2%) y Apple TV (1.7 por ciento).

“A finales del 2020, 39.4% de los usuarios de Internet fijo mencionaron que poseen alguna cuenta que les permita ver contenidos por Internet como películas, series o documentales”, agrega el reporte.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

PANDEMIA: Cazaofertas ignoran riesgo de contagios

El remate de artículos anunciado por una tienda estadunidense de productos electrónicos y línea blanca generó que centros y plazas comerciales, donde se ubican las sucursales en la Ciudad de México, reportaran aglomeración de personas en busca de las ofertas, pese al aumento en los contagios de Covid-19.

El personal de seguridad privada en la plaza Paseo Acoxpa, que se encarga del control de ingreso de personas ,se vio rebasado para lograr que se respetara la distancia de metro y medio entre quienes esperaban la apertura del negocio.

Alrededor de las 10 de la mañana de ayer empezó el reporte de la llegada de personas que formó la fila sobre la avenida Acoxpa.

Trabajadores de los negocios de la referida plaza comercial informaron que luego de su ingreso, la línea alcanzó hasta la calle de Ejido, en la colonia Ex Hacienda Coapa de la alcaldía de Tlalpan.

Cerca del mediodía, los reportes señalaban varios centros comerciales con aglomeraciones debido a la liquidación de existencia de la cadena que decidió cerrar sus puertas en México a consecuencia de la crisis económica actual. La gente pasó por alto las recomendaciones de las autoridades sanitarias que pedían evitar reuniones y sitios concurridos para evitar la propagación de la pandemia que en la Ciudad de México está saturando los hospitales.

En Patio Universidad la situación era similar: largas filas y afluencia de personas en busca de las ofertas.

Para tratar de evitar que las personas formaran aglomeraciones en la vía pública del Eje 8 Sur Popocatépetl, efectivos de proximidad de la alcaldía de Benito Juárez recorrieron la zona y mediante perifoneo exhortaron a la gente a seguir las medidas sanitarias.

No obstante, ante la falta del control, personal de Protección Civil de la alcaldía acudió al centro comercial y tras una revisión colocó sellos de suspensión de actividades por no seguir los protocolos sanitarios, informaron la autoridades en redes sociales. Ante tales circunstancias, la cadena comercial decidió realizar el cierre adelantado de sus demás sucursales.

Con información vía La Jornada