Asociación gremial abordará crisis en universidades con gobiernos federal y estatales

Representantes sindicales de trabajadores universitarios aceptaron la propuesta de la Secretaría de Educación Pública (SEP) de revisar de manera profunda y amplia con los rectores y los gobiernos federal y estatales la situación de aquellas universidades que enfrentan crisis financieras.

En sesión permanente, la asamblea de la Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios (Contu) expresó el deseo de que en 2021 se resuelva de fondo la crisis que desde hace varios años, de manera recurrente, enfrentan varias universidades públicas estatales.

Además, aprobó el envío de una comisión especial de delegados a la Universidad Autónoma de Nayarit (UAN), única institución que no ha pagado las últimas quincenas y prestaciones de fin de año de 2020. Se informó que el gobierno del estado no ha aportado los recursos.

Enrique Levet Gorozpe, secretario general de la Contu, que agrupa a los principales sindicatos universitarios del país, entre ellos los de instituciones públicas estatales, se pronunció a favor de sentarse a la mesa y analizar junto con los gobiernos de los estados, la Federación, los rectores y los representantes laborales cada situación en particular para resolver los problemas de manera definitiva.

De acuerdo con su versión, las autoridades educativas federales plantearon a la Contu revisar de manera amplia la situación en estas casas de estudio, con el fin de resolver de fondo el problema financiero.

En cuanto a la universidad nayarita, se publicará un desplegado para denunciar la falta de pago a los trabajadores y para exigir al gobernador del estado que otorgue los recursos adeudados.

Luis Manuel Hernández Escobedo, secretario general del Sindicato de Empleados y Trabajadores de la UAN, recordó que debido a los problemas de la administración estatal no han cobrado las quincenas desde noviembre.

Con información vía La Jornada

El gobierno federal ya ofreció examinar la crisis en universidades, dice líder sindical

Ante la crisis financiera que viven las universidades públicas del país, la Secretaría de Educación Pública (SEP) ofreció revisar, desde el inicio de 2021, la situación de estas instituciones de manera integral, a fin de trazar una ruta de solución de largo plazo, reveló el secretario general de la Confederación Nacional de Sindicatos Universitarios (Contu), Enrique Levet Gorozpe.

Hasta este momento, las universidades autónomas de los estados de Sinaloa, Morelos y Nayarit, además de la Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, no han podido cubrir la totalidad de las quincenas de diciembre y el pago de prestaciones de fin de año a sus trabajadores docentes y administrativos.

Al cierre del pasado 30 de noviembre, el gobierno federal había transferido la totalidad del subsidio a todas las universidades del país, incluyendo estas cuatro instituciones. Los gobiernos de Sinaloa y Nayarit también notificaron la entrega del subsidio previsto en el presupuesto estatal, pero en los casos de Michoacán y Morelos reportaban a esa fecha un adeudo 106.1 y 5 millones de pesos, respectivamente, de acuerdo con datos de la página de transparencia de la SEP.

Para Levet, el problema financiero de las universidades no radica principalmente en la entrega del subsidio, ya sea federal o estatal a estas instituciones de educación superior, sino al déficit que arrastran desde hace años, agravado por la disminución permanente, desde hace unos cinco años, de los llamados fondos extraordinarios que hoy prácticamente han desaparecido del presupuesto federal.

Esta es una muestra evidente de que la crisis de las universidades es estructural, pues desde el inicio del año, cuando se asignan los recursos, se sabe que no alcanzarán para todo el año, dijo el líder gremial.

Advirtió que la suspensión de actividades virtuales, acordada por la Contu hace dos semanas, sigue en pie en caso de que no sean cubiertos los salarios y prestaciones en estas cuatro universidades.

“Sí hay una tendencia a que crezca el número de universidades que enfrentan este problema financiero, pero ya existe el compromiso de la SEP para que desde el inicio del año que entra se revisen todos los casos, de todas las universidades, para ver cómo se están comportando las estructuras financieras y tener la oportunidad de trazar una ruta de largo plazo para resolver la problemática”, señaló en entrevista.

Agregó que en este encuentro también debe estar presente una representación de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, los sindicatos y autoridades universitarias, además de legisladores de ambas cámaras, a fin de tomar las acciones necesarias para “darle viabilidad financiera a las universidades y no estar atravesando estos diciembres negros”.

Con información vía La Jornada