Precio de los vehículos repunta por la escasez de semiconductores: Consultora J.D Power

La falta de inventario en las distribuidoras, por la escasez de semiconductores, provocó que el precio de los vehículos se eleve 14.6% durante el último año, en el que el costo promedio de un auto es de 399,000 pesos en México, informó Gerardo Gómez, director de la Consultora J.D Power.

“La industria automotriz está vendiendo menos autos, pero más caros”, aseguró el directivo.

En conferencia de prensa recordó que en los años atrás, previo a la pandemia del Covid-19 y la falta de abasto de partes automotrices, el incremento promedio anual de los precios en los autos era de 8%, abundó.

Al presentar el Indice de Satisfacción de Ventas en México 2022 de JD Power (SSI) Study, Gerardo Gómez comentó que la recuperación de ventas en México será lenta, puesto que estimó que tardará 5 años más para llegar a las cifras de comercialización alcanzadas en el 2016, uno de sus mejores años.

El precio promedio de un auto en México es de 399,000 pesos, cuando hace 6 años era de 286,000 pesos, lo que marca el aumento de 55% de costos en el lapso.

Mientras que al comparar los precios con el año 2005, cuando el promedio era de 161,000 pesos por unidad, contra el actual, se observa el aumentó de 148%, apuntó Gómez.

A pesar de que el inventario de vehículos en los distribuidores es más bajo de lo normal debido a las interrupciones de la cadena de suministro global, la satisfacción con la experiencia de ventas mejora de 869 a 876 (en una escala de 1000 puntos) en 2022.

“Los distribuidores superaron lo que podría ser una situación de ventas desafiante y mejoraron las áreas clave de satisfacción para los compradores”, dijo el director general de J.D. Power de México.

“Sin embargo, el trabajo de los distribuidores apenas comienza en el canal digital, ya que persisten oportunidades para mejorar la experiencia de usuario de su sitio web con particular enfoque en el inventario y la disponibilidad de precios.

Estas son dos áreas clave que harán que la experiencia de ventas sea aún mejor. Además, las instalaciones de los distribuidores son un elemento importante que cuidar a medida que aumentan las visitas en persona”, abundó.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Comisión Europea presenta Ley de Chips para combatir escasez y recuperar liderazgo tecnológico

Este martes 8 de febrero, la Comisión Europea (CE) propuso la Ley Europea de Chips, un conjunto de medidas que apuntan a garantizar la seguridad del suministro, la resiliencia y el liderazgo tecnológico de la Unión Europea en los semiconductores.

Según la CE, la Ley Europea de Chips reforzará la competitividad y resiliencia de Europa y ayudará a lograr la transición digital y ecológica. Esta se basará en las organizaciones y redes de investigación y tecnología, así como los fabricantes de equipos con que cuenta Europa, y busca abordar sus principales debilidades.

El proyecto busca desarrollar un ecosistema de semiconductores próspero desde la investigación hasta la producción y una cadena de suministro resistente. Y se propone movilizar más de 43 mil millones de euros en inversiones públicas y privadas para responder rápidamente a cualquier interrupción de las cadenas de suministro para cumplir el objetivo de la Unión Europea (UE) de duplicar su cuota de mercado actual hasta el 20 por ciento en 2030.

La Ley Europea de Chips es el instrumento con que la UE busca disponer de las herramientas, habilidades y capacidades tecnológicas para avanzar en su objetivo de convertirse en un líder de semiconductores, más allá de la investigación y la tecnología en el diseño, la fabricación y el empaquetado de chips avanzados, para asegurar su suministro y reducir su dependencia frente a Asia.

Sus componentes principales son: 

  • La iniciativa Chips para Europa, la cual, a través de la empresa conjunta Key Digital Technologies, brindará 11 mil millones de euros para el despliegue de herramientas avanzadas de semiconductores. 
  • Un nuevo marco para garantizar la seguridad del suministro y atraer inversiones y capacidades de producción. Además de un Fondo de Chips para financiar empresas emergentes y un mecanismo de inversión de capital en chips en el marco de InvestEU
  • Un mecanismo de coordinación entre los Estados miembros y la Comisión Europea para controlar el suministro de semiconductores, estimar la demanda y anticipar la escasez, que supervisará la cadena de valor y evaluará y coordinará las acciones para abordar emergencias. 

“Estamos movilizando una financiación pública considerable que ya está atrayendo una inversión privada sustancial. Y estamos poniendo todo en marcha para asegurar la cadena de suministro y evitar futuras conmociones en nuestra economía como la que estamos viendo con la actual escasez de suministro de chips”, declaró el Comisario de Mercado Interior, Thierry Breton.

“El desarrollo y la producción de chips en Europa beneficiará a nuestros actores económicos en cadenas de valor clave y nos ayudará a alcanzar nuestros ambiciosos objetivos en los sectores de construcción, transporte, energía y digital”, complementó la Comisaria de Innovación, Investigación, Cultura y Juventud, Mariya Gabriel.

Tras haber sido propuesta, ahora el Parlamento Europeo y los Estados miembros deberán debatir la Ley de Chips en el procedimiento legislativo ordinario. Y, si se adopta, el reglamento se aplicará directamente en toda la UE.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

Crisis de semiconductores “pega” al sector de telecomunicaciones: Canieti

Juan Carlos Martínez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnología de la Información (Canieti) noreste, dijo que todo el sector de electrónica ha sido afectado por la crisis de semiconductores y la escasez de ciertos componentes electrónicos, equipamientos, redes y dispositivos electrónicos han registrado retrasos en su producción y entrega.

“Se han dado fenómeno como compras de pánico o los mismos proveedores sugieren realizar pedidos anticipados al no garantizar el abasto para el próximo año, hemos tenido también situaciones donde el modelo que yo tenía (como empresa) homologado, tengo que cambiar a otra homologación, esto ha implicado nuevas inversiones para realizar dicha modificación, eso son los problemas que enfrentamos como sector en el día a día”, detalló.

Realmente el sector electrónico ha sufrido por ese desabasto y por las cadenas de suministro que han sido interrumpidas.

Comentó que es difícil cuantificar el impacto, ya que ha sido por rubro de diferente manera, pero la afectación se ha dado en retrasos de producción o entrega o prestación de servicio.

En conferencia de prensa para anunciar el evento “Aceleración digital 2021” que organiza la cámara, el dirigente también resaltó que la pandemia aceleró la transformación digital y algunas empresas resurgieron, otras cambiaron de giro.

“Todo esto está afectando, es bien sabido que la industria automotriz ha sufrido mucho con esta crisis de los semiconductores. Esto que estamos enfrentando es un fenómeno vivo donde no hay un patrón generalizado, ya que algunos precios se han incrementado por escasez, pero también han surgido otros alternativos ante este desabasto. Tenemos historias donde tenían los cheques de liquidación porque iban a cerrar y de repente no cerraron y se convirtió en el mejor año, y otras empresas que iban muy bien al final tuvieron que cerrar”.

Comentó que aun con el desabasto la industria creció un 25 por ciento, dado que se disparó la demanda de equipo, redes, sobre todo a nivel residencial, lo empresarial se detuvo unos meses y después retomó su dinamismo.

Realizarán evento virtual

Canieti informó que llevará a cabo un foro de negocios que se realizará del 1 al 3 de diciembre de 2021, de manera virtual, que pretende detonar la expansión de empresas de estos sectores y al mismo tiempo vincular a proveedores con potenciales clientes.

“Aceleración digital 2021” es el foro que reunirá a empresarios del ramo.

Canieti representa a más de mil 400 empresas a nivel nacional y en Nuevo León a más de 180, un sector que aporta más de 7 por ciento del PIB nacional, contribuye con el 30 por ciento del total de la inversión extranjera

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO

Importación mexicana de chips, por debajo de su nivel prepandemia

México importó semiconductores por un valor de 13,676 millones de dólares de enero a julio de 2021, lo que representa 3.9% por debajo del mismo periodo de 2019, antes de la pandemia de Covid-19, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía.

La carestía mundial de semiconductores ha propiciado una reducción en la producción de vehículos automotores en México, lo que a su vez ha desacelerado las exportaciones mexicanas de productos.

En comparación con igual periodo de 2020, las importaciones de semiconductores al mercado mexicano subieron 9.3 por ciento.

Durante los siete primeros meses del año actual, México importó estos productos principalmente de Malasia (4,418 millones de dólares), China (2,364 millones), Taiwán (1,643 millones), Vietnam (881 millones) y Estados Unidos (856 millones).

Además de loe vehículos automotores, México importa chips para incorporarlos a una amplia gama de bienes que produce, como teléfonos, computadoras, refrigeradores, componentes de aviones y televisores, entre otros.

Las importaciones mexicanas de semiconductores escalaron desde 14,847 millones de dólares en 2011 hasta un récord de 24,666 millones en 2019, para luego retroceder a 20,083 millones en 2020.

En particular, la creciente producción y consumo de semiconductores de China presenta tanto desafíos como oportunidades para la industria de equipos de fabricación de semiconductores.

China es el mayor consumidor de semiconductores del mundo. Como sitio de una gran cantidad de empresas internacionales que se especializan en la fabricación y ensamblaje de productos electrónicos para el mercado global (en particular, Foxconn, el fabricante de la electrónica de consumo insignia de Apple) y un mercado interno en crecimiento, el consumo de semiconductores de China se ha expandido mucho más rápido que su producción en los últimos años.

Algunas estimaciones indican que China fabrica 90% de los teléfonos inteligentes del mundo, 65% de las computadoras personales y 67% de los televisores inteligentes, productos que dependen en gran medida de los chips, destacó la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos.

Esta semana, Katherine Tai, representante comercial de la Casa Blanca, comentó que China ha invertido 150,000 millones de dólares en la industria de los semiconductores.

Vemos dinámicas preocupantes que se desarrollan hoy en día con la industria de los semiconductores. En 2014, China emitió un plan industrial para anunciar el objetivo de establecer una industria de semiconductores líder en el mundo para 2030”, agregó Tai.

La creciente producción de computadoras y productos relacionados con la conectividad de la red dispararon la demanda global de semiconductores, lo que impactó luego a la industria automotriz cuando ésta se recuperó de la pandemia.

A nivel mundial, según la empresa de autopartes Autoliv, la previsibilidad de la demanda de los clientes en la industria automotriz ha mejorado, pero sigue siendo limitada, especialmente en lo que respecta a la sostenibilidad de los niveles de demanda actuales, incluidos los efectos de la acumulación de inventarios de vehículos ligeros, los subsidios gubernamentales a los vehículos y los riesgos de infecciones por Covid-19.

Aunque a la empresa Autoliv no le afectan directamente los problemas actuales de suministro de semiconductores destacados por varios fabricantes de equipos originales (OEM, por su sigla en inglés), el problema ha impactado a la producción de vehículos ligeros. La empresa considera que parte de la producción perdida en el primer semestre del año podría recuperarse en el segundo.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Volkswagen suspende del 6 al 15 de octubre la producción del afamado Jetta por falta de chips

La unidad mexicana de Volkswagen extenderá el paro de producción en uno de sus segmentos de su planta en el central estado Puebla, del 6 al 15 de octubre, en medio de la escasez global de semiconductores.

El paro se realizará solo en el Segmento I, que produce el popular modelo Jetta, de acuerdo al documento. Las labores se reanudarán el 18 de octubre.

Volkswagen en México no respondió de inmediato a una consulta de Reuters sobre lo dicho por el sindicato.

La escasez global de semiconductores que se ha dado en medio de la pandemia de coronavirus debido a una mayor demanda para la fabricación de laptops, celulares y videojuegos, ha llevado a automotrices como General Motors, Volkswagen y Ford a suspender operaciones varias veces este año.

Para tratar de atajar el problema en América del Norte, Estados Unidos y México acordaron a inicios de septiembre crear un grupo de trabajo sobre cadenas de suministro de fabricantes de semiconductores para propiciar su correcto funcionamiento y reducir la vulnerabilidad de la región a la falta de los insumos.

CONJ INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

GM extiende paros técnicos en su planta de Ramos Arizpe

La escasez de semiconductores mantiene en una situación “compleja e incierta” a General Motors, puesto que anunció la extensión de los paros técnicos en su planta de Ramos Arizpe, Coahuila, por dos semanas más.

Al realizar una actualización de operaciones, la mayor fabricante de vehículos ligeros en México informó que la planta de Ensamble de Ramos Arizpe amplió dos semanas su paro técnico para la producción de Chevrolet Blazer, incluso durante la semana del 11 de octubre.

Además, como se anunció previamente, la producción de Chevrolet Equinox también estará en paro técnico durante la semana del 11 de octubre.

Desde septiembre, General Motors Company reportó que la planta de ensamble de Ramos Arizpe estaría dos semanas en paro técnico, y en el caso de Chevrolet Blazer fue a partir del 6 de septiembre y para Chevrolet Equinox a partir del 20 del mismo mes. Con la estimación, durante dicho mes, de que podría retomar actividades el 20 de septiembre y 4 de octubre, lo que no sucedió derivado de la escasez de semiconductores.

“Aunque la situación sigue siendo compleja e incierta, General Motors confía en la capacidad de su equipo de trabajo para encontrar soluciones que minimicen el impacto de la escasez de semiconductores en la producción de sus vehículos de mayor demanda”, comentó la automotriz a El Economista.

Durante abril y mayo del año en curso, la también llamada Gigante de Detroit, reportó cierre temporal en sus operaciones, situación que sigue siendo compleja y variable.

Refirió que los ajustes recientes de producción continúan siendo una consecuencia de las restricciones por COVID-19, que los proveedores de semiconductores están enfrentando, no solo en México sino en toda Norteamérica, y el resto del mundo.

Pese a los paros, en Ramos Arizpe se trabajará un turno como ocasión única el 4 y 5 de octubre para hacer un rebalanceo de la línea de producción, precisó GM.La compañía matriz de marcas como Chevrolet, GMC, Cadillac, adelantó en septiembre pasado que detendría temporalmente la producción de ocho de sus fábricas de América del Norte debido al desabasto de semiconductores que vive la industria automotriz a nivel mundial.

Las medidas han afectado a tres plantas en México: la de Ensamble de Silao, Guanajuato; Planta Ensamble de Ramos Arizpe, Coahuila: y Planta Ensamble de San Luis Potosí.

Los vehículos afectados incluyen Chevrolet Silverado, Cheyenne, Traverse, Equinox y Express; GMC Acadia, Sierra, Savana, Terrain y Canyon; Buick Enclave; y Cadillac XT5 y XT6.

Mientras en Estados Unidos, GM también ha parado producción en Fort Wayne, Indiana; Wentzville, Misuri; Spring Hill, Tennessee; y la histórica línea de producción de Lansing, Michigan. Así como en la Asamblea CAMI en Canadá, donde se arma la SUV Equinox.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

TENDENCIAS_ La industria de electrodomésticos quiere microchips hechos en México para solucionar la disrupción a sus cadenas de suministro

La crisis de semiconductores ha impactado a la industria automotriz de México. Y esta misma escasez está causando problemas a los fabricantes de electrodomésticos. Pero esta industria está buscando que México aumente la autosuficiencia de microchips para disminuir la dependencia con Asia, señaló Betsabé Rocha, directora general del clúster de electrodomésticos del Estado de Nuevo León.

Los productores de electrodomésticos también están enfrentando altos costos en insumos básicos como resinas y acero. Los cuellos de botella en China ocasionados por una política de tolerancia cero al Covid-19 están afectando a la cadena de suministro de esta industria.

«La demanda se fue al cielo, y las plantas actuales no se dan abasto con lo que tenemos», indicó Rocha. Por lo tanto, la industria manufacturera mexicana está volteando hacia la opción de aumentar la producción mexicana de microchips y otros insumos para depender menos de Asia.

«Las empresas se están dando cuenta que no pueden depender tanto de las compañías de Asia, de donde provienen el 60% de los insumos. Tienen que empezar a sustituir, reemplazar y buscar alternativas para salir adelante para buscar la continuidad de las operaciones», añadió.

Menor dependencia de Asia, para una industria mexicana altamente rentable

Rocha indicó que la demanda de microchips se mantendrá fuerte en los próximos años. Incluso Estados Unidos ya está planeando invertir en su capacidad para producir de semiconductores, debido a que tomaría por lo menos dos años solucionar el problema de suministro con China.

Y México se encuentra entre los cinco principales países exportadores de electrodomésticos. Una demanda que aumentó por la recuperación en Estados Unidos, el principal mercado destino, sobre todo por los estímulos fiscales que se otorgaron a las personas para salir de la crisis que ocasionó la pandemia. Esto logró mantener a flote a la industria de electrodomésticos en México a pesar de los problemas en las cadenas de suministro y el confinamiento sanitario de 2020.

«Este año no fue fácil, pero no fue tan malo para nosotros como lo fue para otros sectores», señaló Rocha. Aunque durante el «gran confinamiento» de abril y mayo de 2020 a causa de la pandemia, también redujeron su producción, lograron mantenerse activos debido a que sus productos son vistos como esenciales.

Por ejemplo, en productos como calefacción y aires acondicionados, que en algunas zonas son de uso básico por climas extremos. También se mantuvo como actividad esencial aquellas compañías que fabricaban equipos de refrigeración de uso médico. «Una vez que se recuperó la actividad en el resto de 2020, tuvimos meses que inclusive fueron mejores que en 2019», indicó.

CON INFORMACIÓN VÍA BUSINESS INSIDER MÉXICO