Alemania podría tener un «invierno de furia» por la caída del nivel de vida

Alemania está viviendo un auge del descontento popular debido a una serie de dificultades, aseguró el presidente de la Oficina de Protección de la Constitución de la región de Turingia, Stefan Kramer, en comentarios a la cadena local ZDF.

«Tanto el conflicto en Ucrania, como el miedo económico existencial debido a la crisis energética y el descontento general con todo y con todos están jugando un papel cada vez más importante (…) Mi colega Müller, de Brandeburgo, se refirió acertadamente al llamado ‘invierno de furia’ que la gente espera. Esto es exactamente lo que registramos y observamos ahora», explicó Stefan Kramer.

Entre los problemas que amenazan a Alemania en un futuro próximo, Kramer mencionó la escasez de gas, las dificultades de abastecimiento, la alta probabilidad de recesión y el aumento del desempleo. El político prestó especial atención al empobrecimiento de la clase media alemana, que considera una peligrosa señal de una futura exacerbación de las protestas en el país.

«La experiencia de los últimos meses muestra un aumento de la agresividad hasta el punto de llamar a la violencia. Así que tenemos que estar preparados para que una situación de crisis emocional y existencial afecte a una gran parte de la población. Sabine Werth, fundadora de los bancos de alimentos Tafel en Berlín, declaró recientemente que cada vez son más las personas de clase media que llegan a los comedores e intentan conseguir comida aquí como clientes porque ya no pueden permitirse comprarla. Esta es otra señal preocupante, incluso la llamada clase media está en apuros y se siente amenazada», concluyó Kramer.

La inflación en Alemania alcanzó los 7,5% en julio, contra los 7,6% registrados el mes anterior. En palabras del director de la Oficina Federal de Estadística de Alemania (Destatis), Georg Thiel, esto se debe principalmente a los altos precios de la energía.

«La principal causa de la elevada inflación sigue siendo el aumento de los precios de la energía. Desde junio de 2022, dos medidas del paquete de simplificación redujeron ligeramente la inflación global: el abono de transporte público de 9 euros y la rebaja del combustible. En julio de 2022 también se canceló la contribución ambiental», declaró Thiel.

A pesar de las consecuencias, Alemania sigue imponiendo sanciones a Rusia. El 16% de las empresas industriales se sienten obligadas a reaccionar ante la crisis energética actual reduciendo la producción o cediendo al menos parcialmente áreas de negocio. Casi una cuarta parte ya lo han hecho y otra cuarta parte está en proceso de hacerlo. Aproximadamente la mitad de estas empresas afirman que todavía están planeando los pasos correspondientes.

Mientras tanto, la compañía energética alemana RWE admitió pérdidas por casi 750 millones de euros por las sanciones de la Unión Europea que prohíben las importaciones de carbón ruso. RWE precisó que había cerrado contratos futuros de carbón ruso con precios muy inferiores a los actuales.

«Ahora debemos compensar las cantidades de carbón perdidas con adquisiciones a terceras partes en condiciones menos favorables para poder cumplir los contratos con nuestros clientes», consignó.

Para resolver estos problemas el Gobierno de Alemania adoptará el año que viene las nuevas medidas de apoyo a la población para aliviar el impacto del drástico aumento de los precios del gas, declaró el ministro de Finanzas, Christian Lindner.

Por ejemplo, Lindner, anunció las compensaciones para los ciudadanos a partir del 1 de enero debido al aumento de los precios del gas y la energía. Los planes incluyen la creación de un sistema para cofinanciar los gastos de mantenimiento de las viviendas debido al aumento de los precios de los servicios públicos, así como la asignación de nuevos seguros para ayudar a las personas en situaciones vitales difíciles.

CON INFORMACIÓN VÍA SPUTNIK NEWS

Gobierno alemán urge a la población a prepararse para una larga crisis de energía

El canciller alemán, Olaf Scholz, advirtió ayer a sus conciudadanos que será necesario adoptar medidas contra la escasez de energía más allá del próximo invierno.

“Estos días nos preocupa la seguridad de nuestro suministro energético. Y así será durante las próximas semanas, meses e incluso años”, expresó el jefe de gobierno en un mensaje de video.

Scholz subrayó que el gobierno ha tomado muchas decisiones en corto tiempo para que Alemania esté bien preparada “para la escasez, por ejemplo en lo que respecta al gas”.

“Estamos construyendo ductos, terminales de gas natural licuado. Nos aseguramos de que el combustible se almacene en nuestros depósitos. Y nos aseguramos de que las centrales eléctricas de carbón se utilicen ahora para que podamos ahorrar gas”, destacó.

El pasado lunes, el canciller advirtió que la población debía alistarse para una larga crisis energética con precios elevados.

El ministro alemán de Economía, Robert Habeck, advirtió que la ciudadanía debe considerar, aunque no suceda, el peor escenario en cuanto al suministro del energético ruso.

“Todo es posible. Puede pasar cualquier cosa. Es posible que el gas vuelva a fluir, incluso más que antes”, indicó el político de Los Verdes a la emisora Deutschland-funk en alusión al inminente corte de suministro de gas ruso por razones de mantenimiento en el gasoducto Nordstream 1.

Si este escenario se hace realidad, Habeck pronosticó que se generarán acalorados debates. “También sobre mi ministerio, sobre mi persona”, aclaró quien es uno de los políticos más populares en las encuestas. “Esto someterá a Alemania a una prueba que no hemos tenido durante mucho tiempo”.

Sin embargo, subrayó que el Ejecutivo actuará para paliar la situación social y precisó que lo hará en el marco de la llamada “acción concertada”, un formato de diálogo social en el que el canciller Scholz aborda la crisis junto con sindicatos y empleadores.

Los precios del combustible seguirán siendo altos, alertó el director de la Agencia Federal de Redes de Electricidad, Gas, Telecomunicaciones, Correos y Ferrocarriles, Klaus Müller, en entrevista con la revista de noticias Focus.

Añadió que las consecuencias de la actual escasez de gas aún no han llegado a los consumidores en términos de precios. “Para una familia, esto puede suponer rápidamente una carga adicional de 2 mil 40 a 3 mil 50 dólares al año. A menudo no será posible costear el próximo viaje de vacaciones”.

El presidente de la Asociación de Cámaras de Industria y Comercio alemanas, Peter Adrian, alertó también de que el corte del suministro de gas podría provocar una recesión. Adrian no descarta que ante esta situación la producción económica pueda caer incluso 10 por ciento o más durante los meses de invierno (europeo). Por ello, instó al gobierno federal a que levante las restricciones para quelas empresas puedan utilizar alternativas a la energía del gas.

En tanto, la iluminación nocturna de la famosa Puerta de Brandeburgo y otros edificios emblemáticos de Berlín podría reducirse para ahorrar energía, propuso el jefe de la bancada parlamentaria del Partido Liberal en el Parlamento regional berlinés, Sebastian Czaja.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

La crisis energética de China amenaza con exacerbar el déficit mundial

Aproximadamente 20 provincias chinas han sido afectadas por cortes de energía y se ha introducido un racionamiento del consumo de electricidad en 16 provincias. En la provincia de Guangdong, la región industrial más grande de China, casi 150.000 empresas se han visto afectadas por problemas de suministro de energía y muchos empresarios creen que el racionamiento podría persistir durante meses.

Las autoridades chinas están dando prioridad al suministro de energía a las empresas que producen bienes de alto costo, así como a los edificios residenciales en vísperas del invierno.John Mulely, un experto de la empresa de reclutamiento de Hong Kong, Robert Walters, dijo a The Times que ahora se necesita el doble de tiempo para producir bienes: «El impacto se puede ver ya en el norte del país, donde las fábricas que producen materias primas y materiales como el acero enfrentan dificultades que llevarán a desabastecimientos en otros negocios que necesitan estos materiales para producir productos terminados. A finales de noviembre todo será muy difícil con esto».

Según los analistas de ING, las interrupciones en el suministro de bienes de China «persistirán durante una parte significativa de 2022, lo que conducirá a precios más altos para los bienes populares, una disminución en la producción y una desaceleración en la recuperación de la producción». Como señaló Gary Grant, director de The Entertainer, que compra juguetes en China, «los productos que deberían producirse ahora podrían esperarse aquí en febrero. Pero debido a estas interrupciones en la producción, los tiempos de entrega se alargan entre 60 y 90 días, por lo que definitivamente tendremos una escasez de productos que tienen demanda a principios del verano».

En su opinión, el costo de los bienes de China crecerá entre un 10 y un 12%. Los minoristas de ropa esperan que las colecciones de la próxima primavera y veranose vean muy afectadas.

CON INFORMACIÓN VÍA SPUTNIK MUNDO

TENDENCIAS_ Economía de China paga la factura de la crisis energética

La economía de China se desaceleró en el tercer trimestre del 2021, afectada por la crisis energética y los problemas del sector inmobiliario.

En el trimestre de julio a septiembre, la economía del país asiático creció 4.9% comparado con el mismo periodo del año previo, por debajo de 7.9% del segundo trimestre.

Tras aquel crecimiento vertiginoso de 18.3% registrado en el primer trimestre del 2021, la actividad económica perdió fuerza.

El presidente Xi Jinping ha emprendido una campaña para realizar cambios estructurales entre los que incluye medidas de control para el sector inmobiliario y los gigantes tecnológicos, así como recortes de las emisiones de carbono, medidas que parecen ya estar teniendo un efecto en la economía.

Escasez de energía inyecta presión

La escasez de energía y el aumento de los precios del carbón amenazan con provocar más daños a la industria china y a las cadenas de suministro mundiales.

Las empresas en Europa han recortado sus perspectivas en medio de cuellos de botella globales, con los precios del gas mostrando alzas de más de 350% respecto a los de inicios del 2021.

En China, algunas fábricas experimentaron apagones eléctricos en semanas anteriores, lo que las obligó a interrumpir operaciones o reajustar sus horarios productivos.

Para aliviar la crisis en China, Pekín ha tomado una serie de medidas que consistieron en impulsar la producción de carbón, que alimenta alrededor de 60% de sus centrales eléctricas. Pero datos divulgados el lunes mostraron que esos pasos estaban tardando en dar frutos. La demanda sigue rebasando por mucho la reacción del gobierno para aumentar la oferta.

“El gobierno chino está perdiendo la batalla para controlar los crecientes precios del carbón”, dijo Alex Whitworth, jefe de investigación de energía y energías renovables de Asia Pacífico en Wood Mackenzie.

La producción de carbón de China fue de 334.1 millones de toneladas el mes pasado, por debajo de los 335.24 millones de toneladas en agosto y 0.9% menos que un año antes, mostraron datos oficiales.

La escasez de carbón nacional ha elevado los precios del combustible para los generadores de energía chinos, lo que ha provocado que las empresas no rentables racionen la energía a los usuarios industriales y haya obligado a algunas fábricas a suspender la producción, interrumpiendo las cadenas de suministro mundiales.

Bajan expectativas

Los analistas de Barclays recortaron su pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para el cuarto trimestre del 2021 en 1.2 puntos porcentuales, a 3.5%, tras los decepcionantes datos. Analistas de ANZ recortaron su expectativa a 8% desde el previo 8.3 por ciento.

Las autoridades deberán equilibrar ahora el impacto de los cambios estructurales implementados con medidas que protejan la economía y controlen otros riesgos, como los generados por el gigante inmobiliario Evergrande.

Las cifras del PIB hicieron caer al yuan y a la mayoría de las bolsas asiáticas, en medio de preocupaciones sobre la recuperación económica mundial.

“En respuesta a las cifras de crecimiento que esperamos en los próximos meses, creemos que las autoridades darán más pasos para animar el crecimiento, incluida la garantía de una amplia liquidez en el mercado interbancario, la aceleración del desarrollo de infraestructura y la relajación de algunos aspectos de las políticas generales de crédito y bienes raíces”, dijo Louis Kuijs, de Oxford Economics.

En Europa, acciones de lujo expuestas a China como LVMH , Kering y Hermes cerraron la sesión bursátil del lunes con caídas de alrededor de 2%, perjudicadas por el llamado de Xi a un impuesto al consumo.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Gobiernos dejaron en la quiebra a la CFE: consejero

Las políticas y reformas puestas en marcha por los gobiernos anteriores en el sector energético tenían como fin dejar a las empresas nacionales en una situación de quiebra y después malbaratarlas y “a eso se enfrenta hoy la Comisión Federal de Electricidad (CFE)”, aseguró Héctor Sánchez López, miembro independiente del consejo de administración de la empresa productiva del Estado.

En una entrevista con La Jornada el consejero detalló que la industria eléctrica se enfrenta a una situación similar a la de Petróleos Mexicanos (Pemex), pues hay problemas financieros, de generación y de transmisión, dado que se dejaron atrás las inversiones y se generó con los entes privados “un monopolio de generación eléctrica.

“Dejaron de invertir en mantenimiento y generación, y al no haber nada de esto, dejaron a CFE con plantas en chatarra e ineficiencia y para después con ese pretexto, señalarla como una carga para el erario, venderla y malbaratarla, a eso iban”, sostuvo.

Dado que actualmente la empresa productiva del Estado genera 37 por ciento de la electricidad de forma directo y las empresas privadas 63 por ciento, la iniciativa de reforma para la modificar la Ley de la Industria Eléctrica propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador busca “poner orden en medio de todo el desorden que hay.

“La reforma busca resarcir los daños que se ocasionaron a la CFE, pues se le dejó toda la carga de transmisión, distribución de los particulares, con precios irrisorios de estos servicios, y hoy se busca rescatar y fortalecer a la empresa”, consideró.

Sánchez López detalla que si bien la propuesta del Ejecutivo podría ser fortalecida, lo que pretende es que el sistema eléctrico nacional opere en condiciones confiables, continuas y seguras, que haya libre competencia. “Si no garantizamos que haya un sistema eléctrico nacional confiable y que tenga continuidad, en cualquier momento podemos tener apagones y problemas de suministro de energía y esto es en base a que el Estado garantice el suministro eléctrico a toda la población, lo cual sólo puede materializarse si se atiende este principal objetivo”, precisó.

En lo que respecta al sector privado, refiere, la CFE hoy cuenta con gastos grandes por concesiones que se les dieron de forma fraudulenta, pues supuestamente se autoabastecen de electricidad pero la empresa productiva debe transmitirles la energía hasta el punto en el que están, por lo que ahora se pretende revisar estas concesiones de autoabastecimiento y ver si en efecto es así o son productores con socios simulados.

De modificar esto, “la CFE contará con más recursos”, agregó.

Otro lastre para la empresa productiva es que se otorgaron concesiones de generación “de manera indiscriminada”, sobre todo para las energías limpias, que fueron calificadas como “intermitentes” por Sánchez López.

Con información vía La Jornada