Investiga el INE posible uso ilegal del listado de credenciales para votar

El Instituto Nacional Electoral (INE) investiga la posible comercialización del listado nominal a través de una página web, según se denunció la semana pasada en un foro sobre el mercado negro de los datos personales.

“De manera preliminar y con la información con que se cuenta al momento, se identifica que el corte de la información no sería de 2021. Podría tratarse, en cambio, de un corte de información de 2018, cuya exposición se ha estado investigando desde abril de 2020”, señaló el organismo.

Como parte de las primeras indagatorias y acciones que realizó el instituto, dio vista al Órgano Interno de Control del INE, a la Unidad Técnica de lo Contencioso y a la Dirección Ejecutiva de Administración para que procedan conforme a sus atribuciones, investiguen y, en su caso, se finque responsabilidad administrativa, electoral o laboral, respectivamente.

El organismo indicó que en la publicación difundida en el foro realizado sobre el mercado negro de la información “se observa que la estructura de los datos sospechosos puede corresponder con datos del padrón”, pero no de 2021.

Precisó que las primeras indagatorias revelan que “podría tratarse, en cambio, de un corte de información de 2018, cuya exposición se ha estado investigando desde abril de 2020”.

Al respecto, recordó que en su momento, cuando se detectó por primera vez este corte de información que ahora se está difundiendo, el INE promovió una denuncia ante la Fiscalía Especializada en materia de Delitos Electorales (Fisel) “por hechos que podrían constituir delitos por acceso y uso indebido de datos asociados al padrón electoral”.

La denuncia presentada ante la Fisel representó el inicio de una investigación que deberá llegar a sus últimas consecuencias, incluyendo, de ser el caso, el ejercicio de las acciones penales que tengan lugar, justificó el INE.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

TENDENCIAS. Datos, clave para regular redes, dicen especialistas

La regulación sobre la dominancia de las plataformas digitales y redes sociales no debe basarse en su tamaño de mercado, sino en la acumulación de datos que tienen, comentó Philippe Boulanger, presidente de la Asociación de Internet MX.

“Si vamos a hablar de concentración, no creo que sea de redes sociales. Sobre todo será de acumulación de datos, creo que es lo que está en juego”, subrayó.

El nuevo mercado se llama economía digital, agregó, y su producto es la información de los clientes.

En tanto, Armando Reyna, catedrático de CETYS, coincidió en que se deben realizar estudios serios, pues la empresa que tenga los datoscontará con una posición estratégica.

En febrero pasado, el diputado de Morena, Javier Hidalgo, propuso que las plataformas digitales sean reguladas por su tamaño de mercado como las telecomunicaciones y la radiodifusión, para que se consideren como preponderantes y se regulen de manera asimétrica.

“Se considerará como agente económico preponderante en razón de su participación nacional en la prestación de los servicios digital, de radiodifusión o telecomunicaciones, a cualquiera que cuente, directa o indirectamente, con una participación nacional mayor a 50%, medido este porcentaje ya sea por el número de usuarios, suscriptores, audiencia, por el tráfico en sus redes o por la capacidad utilizada de las mismas, de acuerdo con los datos con que disponga el instituto”, detalla la propuesta de Ley Federal de Protección al Usuario Digital.

Reglas claras

Sobre la propuesta del senador Ricardo Monreal para regular redes sociales, Reyna comentó que busca regular muchos aspectos, pero lo hace desde una perspectiva equivocada y no deben quedar huecos para una interpretación posterior o, incluso, una posible manipulación.

Al respecto, Boulanger destacó que lo importante de las redes sociales radica en que haya claridad sobre cómo funcionan estas plataformas.

“Por eso hablamos de economía de la data. ¿Cómo funcionan esas empresas, dónde ganan dinero, por qué sus productos son gratis?”, cuestionó el presidente de la AIMX.

Lo que los usuarios perciben como gratuito se debe a que las personas son el producto y no es malo, destacó Boulanger. Lo que quizá no es lo mejor son las letras pequeñas que nadie lee y que tienen las condiciones de uso.

Por otra parte, dijo que si se abordará el tema de las redes sociales, no puede ceñirse sólo a un diálogo entre el gobierno y las plataformas.

“Hablamos de toda una industria, de millones de mexicanos que están usando las plataformas digitales para sus negocios”, dijo.

Por su parte, Alejandro Herrera, head de América Latina en Hootsuite, comentó que en México más de 100 millones de personas con acceso a redes sociales y en la pandemia se sumaron 11 millones de nuevos usuarios.

Además, 59% de los mexicanos se pregunta si la información que ve es real o falsa, mientras a 43% les preocupan sus datos.

Con información vía EL UNIVERSAL