GEOPOLÍTICA_ Apoyan estadunidenses protestas en China

Cientos de personas se congregaron ayer en el campus de la Universidad de Harvard y cerca de consulados chinos en Nueva York y Chicago para mostrar su apoyo a los manifestantes que han exigido la salida del presidente de China, Xi Jinping, por las estrictas restricciones para contener la propagación del covid-19, en lo que han sido las mayores protestas hacia Pekín en décadas.

Alrededor de 50 manifestantes, en su mayoría estudiantes de la universidad, entonaron canciones en inglés y chino; y gritaron consignas en ambos idiomas, tales como “No somos esclavos, somos ciudadanos”, “No queremos dictaduras, queremos elecciones” y “Renuncia, Xi Jinping”.

Muchos de los que se reunieron frente a la estatua de John Harvard portaban cubrebocas, y no debido al covid-19, sino por preocupación de que sus familiares en China pudieran enfrentar repercusiones en caso de ser reconocidos por las autoridades chinas.

En Nueva York, alrededor de 400 personas se reunieron del otro lado de la calle frente al consulado, portando pancartas con leyendas como “Dignidad y Libertad a los Ciudadanos” y “China Libre”.

En Chicago, unos 200 manifestantes se congregaron frente al consulado chino. Algunos de ellos gritaban: “No queremos pruebas de PCR, queremos comida” y “No queremos a un dictador, queremos votos”.

Los manifestantes llevaron flores, encendieron velas y se cubrieron los rostros con pancartas, mascarillas y hojas de papel en blanco, mismas que los manifestantes en China han utilizado como un símbolo contra de la censura del gobierno.

“Vine porque quería hacer todo lo que pudiera para ayudar a mi pueblo”, dijo una joven de 21 años vestida con un traje de protección contra materiales peligrosos, una referencia a los trajes que portan las personas que administran las pruebas diagnósticas obligatorias en China.

Pidió que se le identificara únicamente como una artista debido a que sus padres pertenecen al Partido Comunista y le preocupa que puedan ser detenidos en caso de que sea identificada.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

El teletrabajo impulsó más del 60 % de la subida del precio de la vivienda en EE.UU.

El teletrabajo impulsó más de la mitad del aumento de los precios de la vivienda y el alquiler en EE.UU. durante la pandemia del coronavirus y probablemente hará subir los costes y la inflación en el futuro, según un informe publicado este lunes por el Banco de la Reserva Federal de San Francisco.

El estudio detalla que el precio de la vivienda subió un 24 % en un período de noviembre de 2019 a noviembre de 2021. «La transición al trabajo a distancia a causa de la pandemia del covid-19 ha sido un motor clave del reciente aumento de los precios de la vivienda», señalan los expertos.

Así, según las estimaciones, más del 60 % del alza de los precios es atribuible al incremento del teletrabajo durante la pandemia, una tendencia que ha persistido, ya que el 30 % del trabajo se sigue realizando desde casa.

«Esto sugiere que los fundamentos de la demanda de vivienda han cambiado, de manera que la persistencia del trabajo a distancia probablemente afecte a la futura trayectoria de los precios inmobiliarios y la inflación», concluyeron los economistas. 

La inflación de EE.UU. en agosto alcanzó el 8,3 % anual frente al 8,1 % estimado. Los expertos pronostican que a finales de 2022 comenzará una recesión «severa, larga y fea» en el país y en todo el mundo.

CON INFORMACIÓN VÍA RT-NOVOSTI

Acuerdo laboral en EU evita huelga ferroviaria

Tras más de 20 horas seguidas de negociaciones, quedó conjurada la huelga de trabajadores ferrocarrileros de Estados Unidos, luego que las empresas ferroviarias y los sindicatos llegaron a un “acuerdo de principio”, para evitar la protesta que amenazaba con interrumpir los viajes y las cadenas de suministro, y que incluso orilló al presidente Joe Biden a recibir a los negociadores en el Despacho Oval de la Casa Blanca.

El acuerdo se logró después de conversaciones maratónicas en el Departamento de Trabajo en Washington, que comenzaron el miércoles y se prolongaron hasta altas horas de la noche, pues existía la posibilidad de que el viernes se iniciara una huelga que habría paralizado el transporte en las líneas férreas de todo el país.

Los trabajadores lograron un aumento salarial de 24 por ciento en los próximos cinco años, una mejora de sus condiciones de trabajo y un tope en el costo que los empleados del sector pagan por la asistencia sanitaria.

“Fueron más de 20 horas de negociaciones. En ningún momento nadie pudo irse a casa», dijo un alto funcionario a los periodistas. «A las 9 de la noche del miércoles, Biden llamó y su mensaje fue que había que llegar a un acuerdo, que un cierre era inaceptable, y que había que responder de buena fe».

El presidente pidió a los negociadores que tuvieran en cuenta los perjuicios a las familias, los agricultores y los negocios si se producía un paro.

Biden advirtió que una huelga nacional de los sindicatos ferroviarios paralizaría las cadenas de suministro y Estados Unidos enfrentaría una “verdadera crisis económica”. “Si, de hecho, ellos (los transportistas de carga) se hubieran puesto en huelga, las cadenas de suministro del país se habrían detenido de forma estrepitosa. Habríamos asistido a una verdadera crisis económica”, dijo el mandatario en una entrevista a la cadena CBS.

La huelga amenazaba con interrumpir el transporte de carga, incluidos alimentos y combustibles, así como el de pasajeros. Ello en momentos en que aún no se ha logrado establecer por completo las cadenas de suministro desde la pandemia de covid y cuando el país atraviesa por el nivel de inflación más alto en los últimos 40 años. También cuando faltan dos meses para las elecciones de medio mandato en las que el Partido Demócrata arriesga perder el control del Congreso.

La Asociación de Ferrocarriles Estadunidenses (ARA, por sus siglas en inglés), que representa a los trenes de carga del país, había advertido que la huelga detendría 7 mil trenes, con un costo de 2 mil millones de dólares al día.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

Estalla huelga de enfermeras del sector privado en EU

Unas 15 mil enfermeras en protesta por condiciones de trabajo abandonaron sus labores en Minnesotta en la huelga más grande de ese sector privado en la historia de Estados Unidos, mientras que se intensificaron negociaciones con más de 100 mil ferrocarrileros para evitar un paro nacional el viernes y maestros en Seattle continúan en huelga, todo a la vez que la ola de organización de nuevos sindicatos marcó nuevos triunfos en sectores de medios y hasta de jugadores de beisbol.

La huelga de la Asociación de Enfermeras de Minnesotta contra unos 16 hospitales programada para tres días es por falta de una solución empresarial a las condiciones de turnos excesivos y falta de personal que están afectando al sector por todo el país desde la pandemia. Por ello, esta huelga podría engendrar otras en varios puntos del país donde hay múltiples disputas parecidas.

La pandemia impactó a todos los trabajadores de salud abrumados por la falta de coordinación y preparación por empresas y autoridades locales y federales. Durante la pandemia, el sector perdió decenas de miles de trabajadores y según el Departamento del Trabajo, el número de trabajadores del sector salud, incluyendo enfermeras, hoy día es menor por 37 mil comparado con los niveles en febrero de 2020.

Las enfermeras, reconocidas como héroes durante la pandemia, están recibiendo amplio apoyo de sus comunidades como por algunos políticos nacionales. “Estoy en solidaridad con las 15 mil enfermeras en huelga…. son la columna vertebral de nuestro sistema de salud. Saben qué es lo mejor para sus pacientes”, tuiteó el senador federal Bernie Sanders.

Por otro lado, unos 115 mil trabajadores ferrocarrileros agremiados en 12 sindicatos están preparados para estallar en huelga nacional el próximo viernes -la primera en este sector en unas tres décadas- lo cual tendría un efecto masivo sobre la infraestructura nacional de transporte y varias ramas de la economía al congelar alrededor de un 30 por ciento de la carga de bienes en el país. Más aún, podría interrumpir los sistemas ferroviarios de pasajeros ya que, aunque la disputa laboral es sólo con empresas de carga, los trenes comparten las mismas vías.

El gobierno de Joe Biden está participando en las negociaciones y el propio presidente hizo llamadas a líderes de los sindicatos y de las empresas este lunes para impulsar un acuerdo, ya que una huelga de esas dimensiones sería una pesadilla política y económica para la Casa Blanca a un par de meses de las elecciones intermedias.

La disputa no es sólo por salarios, sino por la falta de días pagados por enfermedad o el uso de multas por no asistencia hasta en casos de emergencias familiares.

También, unos 6 mil maestros estallaron una huelga en Seattle siguiendo los pasos de sus contrapartes en Minneapolis, Chicago y Sacramento en las últimas semanas, todas los cuales culminaron en nuevo contratos.

Al mismo tiempo, el sindicato de unos 22 mil estibadores y trabajadores portuarios ILWU -históricamente entre los más progresistas del país- está negociando un nuevo contrato desde mayo en la costa oeste.

Junto con todo esto, continúa la ola de organización de nuevos sindicatos en cadenas como Starbucks (van más de 230 tiendas) y Amazon entre otras que están resucitando al movimiento laboral del país por primera vez en décadas.

El viernes pasado, unos 500 empleados del emporio de medios Conde Nast -que produce revistas como Vogue, Vanity Fair y GQ- ganaron el reconocimiento de su sindicato por la empresa.

Y ese mismo viernes, las Ligas Mayores de Beisbol -la asociación de dueños del beisbol profesional- anunciaron que reconocerán al sindicato de jugadores de las ligas mayores como representante de los más de 5 mil jugadores de las ligas menores.

El movimiento laboral ahora goza con un amplio apoyo: un 71 por ciento de los estadunidenses tiene una percepción favorable de los sindicatos, el nivel más alto registrado por Gallup desde 1965.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

Agencia laboral de EU denuncia que Starbucks amenazó a sus empleados por organizarse en sindicatos

La empresa de cafeterías envió una carta a los empleados para advertirles que si se unían a un sindicato, las negociaciones de su contrato colectivo podrían prolongare hasta un año y mientras tanto sus salarios quedarían «congelados».

La Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB, por sus siglas en inglés), una agencia independiente del Gobierno de Estados Unidos, denunció que la empresa Starbucks amenazó a los empleados de diez de sus tiendas en los estados de Washington y Oregón por el hecho de estar sindicalizados.

La dirección de la NLRB explicó que las cartas que recibieron los empleados de esta cadena de cafeterías presionándoles para que renunciaran a la posibilidad de sindicarse violan las leyes federales.

En ellas, se les advertía que si se unían al sindicato, las negociaciones con la empresa, si es que llegaban prosperar, podrían prolongare hasta un año y mientras tanto sus salarios quedarían “congelados”.

La empresa “ha estado interfiriendo, restringiendo y coaccionando a los empleados en el ejercicio de sus derechos, garantizados en las leyes laborales”, señala la denuncia de la NLRB, según cuenta la agencia de noticias Bloomberg.

La congelación de los beneficios durante las negociaciones contractuales ha sido un punto importante en la lucha entre la empresa y los sindicatos. En mayo, Starbucks anunció un paquete de nuevos aumentos salariales y beneficios que entran en vigor en agosto salvo para aquellas cafeterías que dispusieran de un sindicato, lo que supone una medida intimidación según estas organizaciones de trabajadores.

No obstante, los establecimientos en los estados de Washington y Oregón no son los únicos afectados, según denunciaron empleados de otras cafeterías en varias partes del país. Es el caso de Michelle Hejduk, una trabajadora de Arizona, que a través del Starbucks Workers United señaló que este tipo de cartas han sido enviadas a otras partes del país.

No es la primera vez que la NLRB pone el punto de mira sobre Starbucks por sus prácticas contra los sindicatos y el derecho de sus trabajadores a organizarse. A falta de acuerdos, las quejas pueden ser apeladas ante un juez federal. La empresa, que puede ordenar cambios en las políticas de la empresa, no puede hacer que los empresarios compensen los daños anteriores causados.

Por su parte, la empresa, que siempre ha negado estas prácticas, ha acusado esta semana también a la NLRB de confabularse en secreto con uno de los grupos que organiza a los trabajadores, el Starbucks Workers United, sindicato elegido en más de 220 de las 9 mil cafeterías que administra la empresa en Estados Unidos.

Starbucks Workers United, que ha ganado cerca del 80 por ciento de las elecciones en las que se ha presentado, calificó estas acusaciones de “absurdas” y como una forma de distraer la atención de las campañas antisindicales de la empresa.

CON INFORMACIÓN VÍA ARISTEGUI NOTICIAS

SINDICATOS_ EU experimenta el auge de los sindicatos

Tras años de declive, el movimiento obrero estadounidense está experimentando un resurgimiento, con el aumento de la popularidad de los sindicatos y de la organización de los trabajadores.

No obstante, la oposición de las empresas en Estados Unidos ha sido intensa y se ha producido en medio de acusaciones de destrucción de sindicatos y de brutales campañas para intentar disuadir a los trabajadores de sindicalizarse.

Una encuesta realizada por Gallup en agosto de 2021 reveló que el apoyo a los sindicatos se situaba en su punto más alto en Estados Unidos desde 1965, con un 68% de apoyo en este país. Los sindicatos fueron la única institución cuya aprobación por parte de los estadounidenses no disminuyó en el último año, en una encuesta realizada en junio sobre la confianza en 16 importantes instituciones estadounidenses.

Durante los primeros trimestres del año fiscal, la Junta Nacional de Relaciones Laborales (NLRB) informó sobre el aumento de las peticiones de elecciones sindicales en un 58%, aumentando de mil 197 a mil 892.

La NLRB actualmente está ejerciendo presión para que se aumenten los fondos para hacer frente al aumento de la actividad laboral. Sin embargo, la reforma de la legislación laboral no ha podido ser aprobada por el Senado de Estados Unidos, a pesar de haber sido aprobada en la Cámara de Representantes.

Algunas de las principales empresas y marcas estadounidenses han visto cómo los trabajadores se sindicalizan por primera vez.

Después de que la primera tienda de Starbucks en Estados Unidos ganara las elecciones sindicales en Búfalo en diciembre, alrededor de 200 tiendas han votado desde entonces a favor de la sindicalización, liderando el resurgimiento de las presentaciones de peticiones de elecciones sindicales.

Estas victorias han ocurrido a pesar de la agresiva oposición de Starbucks.

A principios de junio, Austin Locke, barista de Starbucks desde hace aproximadamente seis años, tres de ellos en el establecimiento de Ditmars, en Queens, Nueva York, denunció que un gerente lo golpeó para que completara un registro de Covid-19 antes de empezar su turno. Reportó el incidente a recursos humanos, quienes, afirmó él, se mostraron despectivos y a la defensiva.

Unas semanas después, poco después de que su establecimiento votara a favor de la sindicalización, le informaron sobre su despido, alegando que no había completado el registro de Covid-19 y que la denuncia del incidente que hizo ante recursos humanos en relación con el gerente era falsa.

Locke está tramitando un expediente de prácticas laborales injustas ante la Junta Nacional de Relaciones Laborales. Es uno de las varias docenas de trabajadores que lo han hecho en medio del aumento de la organización sindical en las sucursales de Starbucks.

El despido de Locke ha incitado a varios grupos locales, trabajadores y miembros de la comunidad a protestar contra su despido y a conseguir apoyo público a favor de los esfuerzos de organización sindical en Starbucks.

“Básicamente salimos a la calle todos los días para repartir folletos, para que todos los miembros de la comunidad y los clientes que entran en la tienda –los habituales que solía ver todos los días– sepan que fui despedido de forma ilegal”, añadió Locke.

Starbucks ha negado todas las acusaciones sobre el empleo de represalias contra los trabajadores implicados en la organización sindical, e indicó que no se produjo ningún altercado físico entre Locke y el gerente.

El primer almacén de Amazon ganó sus elecciones sindicales en Staten Island, Nueva York, en abril de este año, y las campañas de organización sindical se volvieron públicas en otros almacenes de Amazon en Carolina del Norte, Kentucky y el norte del estado de Nueva York.

Heather Goodall, comenzó a trabajar en un almacén de Amazon cerca de Albany, Nueva York, en febrero. “Al cabo de una semana, me sorprendió lo que encontré. No había suficientes arneses para las personas, no se podían ajustar, había lesiones, y simplemente era abrumador”, explicó Goodall.

Comenzó a preguntar a sus compañeros de trabajo qué opinaban sobre la formación de un sindicato, y descubrió que existía un gran interés, pero también miedo. Sin embargo, ese miedo comenzó a disiparse después del triunfo en el almacén de Staten Island y de que otros trabajadores vieran su éxito al defender a sus compañeros de trabajo respecto a sus problemas en Amazon.

Después de unirse al Amazon Labor Union, el sindicato independiente que ganó las elecciones sindicales en Staten Island, Goodall está ejerciendo presión para reunir suficientes firmas que permitan la celebración de elecciones sindicales ante la Junta Nacional de Relaciones Laborales en las próximas semanas. Amazon se opone a que los trabajadores hagan esto.

Por otra parte, la primera tienda minorista de Apple en Estados Unidos ganó sus elecciones sindicales en junio. Los trabajadores de dos tiendas Trader Joe’s, dos establecimientos de Chipotle y una tienda minorista de Lululemon recientemente presentaron solicitudes para realizar elecciones sindicales, en las que, si tienen éxito, serían los primeros establecimientos de estas empresas en sindicalizarse.

La primera tienda minorista de REI se sindicalizó con éxito en la ciudad de Nueva York en marzo, y una segunda tienda ubicada en Berkeley, California, llevará a cabo sus elecciones sindicales el 27 de julio.

Jules Gerlitz, empleada de la tienda que se encuentra en Berkeley, comentó que los clientes con frecuencia se sorprenden por la falta de representación sindical en REI, ya que la empresa es una cooperativa y se autodenomina progresista.

Gerlitz comentó que un argumento antisindical habitual de los directivos de REI consiste en afirmar que un contrato sindical no garantiza nada y que podría reducir el salario y las prestaciones de los trabajadores, lo cual, según indicó Gerlitz, era un argumento ilógico porque los trabajadores nunca aceptarían que eso formara parte de las negociaciones.

REI publicó información que pretende partir de una postura neutral. Pero su intención es evidentemente antisindical, en términos de generar este miedo o incertidumbre sobre todas estas cuestiones”, señaló Gerlitz.

Poco después de que la sucursal de Nueva York ganara las elecciones sindicales, la empresa REI anunció una serie de nuevos sueldos y prestaciones en toda la empresa, aunque REI ha negado que esta medida sea una respuesta a la victoria en las elecciones sindicales.

Los trabajadores también aseguran que los gerentes de otras tiendas trasladados a la tienda de Berkeley han estado proporcionando desinformación a los empleados respecto a los sindicatos.

REI ha negado las afirmaciones relativas a su oposición al sindicato. La empresa indicó que los gerentes de las tiendas externas fueron incorporados para apoyar en las funciones de la tienda y cubrir el tiempo libre de los gerentes. REI también afirmó que se habían resuelto los problemas de falta de personal de recursos humanos y que no tienen registro de quejas no atendidas procedentes de la tienda de Berkeley.

“Apoyaremos por completo el proceso de petición en Berkeley, incluyendo el derecho de cada empleado de votar a favor o en contra de la representación sindical”, indicó un vocero de REI en un correo electrónico.

El almacén de Amazon en Staten Island, Nueva York, ganó sus elecciones sindicales en abril de este año, no el año pasado como se indicaba en una versión anterior.

CON INFORMACIÓN VÍA LA LISTA/THE GUARDIAN

Empresarios con la 4T

Entre los 20 empresarios que estarán en Washington cuando el presidente López Obrador se entreviste hoy con el de EUA, Joe Biden, destacan dos nombres: el de Carlos Slim, presidente honorario de Grupo Carso, y el Antonio Del Valle, presidente del Consejo Mexicano de Negocios (CMN). Destacan porque son dos de los empresarios que no descalifican el proyecto político de la 4T.

Slim ha insistido en que los empresarios no han hecho su tarea al lado del gobierno; en marzo de este año, en un evento del Consejo Coordinador Empresarial, le recomendó a los dirigentes de la iniciativa privada que busquen la unidad y dejen de lado la desunión entre los empresarios y el gobierno; dijo que: “Lo peor que puede pasar, y que desgraciadamente está pasando, es el conflicto, la desunión, creo que es absurda, no ayuda en nada, cuando un gobierno es electo democráticamente hay que respetarlo y discutir con sus técnicos”.

Al padre de Antonio del Valle se le atribuye la autoría de un breve pero sustancioso texto que circuló en algunas redes y seguramente entre los empresarios bajo el encabezado “Luces y Sombras de la 4T”; está escrito en primera persona, y recuerda la mala impresión que había en su entorno de infancia acerca del gobierno de Lázaro Cárdenas, y cómo ahora reconoce que la prosperidad de México arrancó con el cardenismo.

La mayoría de la elite empresarial y de clases medias altas está furiosa con lo que representa la persona de López Obrador, con su aspecto, su modo de hablar y sus críticas a determinados sectores, y perciben peligros en su política económica aunque ni el gobierno ni los legisladores de Morena hayan afectado sus negocios; lo único con lo que se les ha molestado es que ahora sí tienen que pagar los impuestos que les correspondan y que antes evadían, o se les condonaban, no a todos, pero sí a los más grandes.

Destaca el discurso de los Del Valle y de Slim porque entienden que AMLO recibió un país gravemente dañado por la corrupción, la violencia, la pobreza, la desigualdad, la fragilidad financiera, la evasión fiscal y un sector energético en graves problemas, que no es un sector cualquiera sino uno clave de la soberanía en política económica y que la reforma de Peña Nieto entregó a intereses privados y extranjeros.

Las soluciones no son milagrosas sino que suponen procesos muy complejos en los que es indispensable el concurso del empresariado con el gobierno; muchos, por el contrario, prefieren repetir que el clima de las relaciones entre el gobierno y la iniciativa privada no favorece la confianza, y muchos de ellos esperan que el presidente Biden le exija hoy a López Obrador que libere plenamente la reforma energética, conforme al compromiso firmado en el T-MEC.

Por supuesto que a más de la mitad del sexenio ha habido luces y sombras en el gobierno de López Obrador, unas discutibles otras innegables en ambos lados de la ecuación, a pesar de lo cual, Antonio del Valle padre concluye que “una vez terminado este sexenio, aunque repita el gobierno de Morena o logre ganar algún otro partido de oposición, habrá un nuevo presidente con ‘estilo de gobernar diferente’ y un país más sólido económicamente y mucho menos corrupto”.

CON INFORMACIÓN VÍA EL FINANCIERO

PERSPECTIVAS_ Guerra, covid-19 y competencia comercial avivan el nearshoring

La guerra comercial entre Estados Unidos y China, las disrupciones en la cadena de suministros provocada por la pandemia del covid-19 y ahora el conflicto bélico en Ucrania han obligado a reconfigurar las cadenas globales de valor, por lo que el nearshoring ha surgido como una opción para lograr este fin y acabar con la escasez de algunos bienes.

Fernando Ruiz Huarte, director del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (Comce) comentó que “hay un movimiento de empresas que están regresando a producir América para no perder competitividad, eso es a lo que se le ha llamado nearshoring”.

Ignacio Martínez Cortés, coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (Lacen) de la UNAM señaló que este concepto no es nuevo, pues la estrategia de reubicar centros de producción cerca de los grandes polos de consumo lleva más de 100 años en términos geográficos.

El término nearshoring, que es considerado por la mayor parte de los especialistas como una relocalización o deslocalización de una compañía, se deriva del offshoring, un proceso por el cual una empresa traslada alguno de sus centros de producción a otra área geográfica, para pagar menos impuestos o por bajos costos.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en Perspectivas del Comercio Internacional de América Latina y el Caribe 2020 lo esboza como el traslado de la producción a los mercados finales de consumo. Aunque también menciona el reshoring, que es proceso mediante el cual se relocalizan ciertos segmentos de la cadena de valor al país de origen de la empresa que lidera la cadena.

Martínez Cortés explicó que en los pasados tres años el nearshoring ha cobrado relevancia a raíz del desabasto provocado por la pandemia del covid-19 en la proveeduría, principalmente en los centros de producción de Estados Unidos.

Relató que Wuhan, el epicentro de la contingencia sanitaria, era un centro de producción global, pues alimentaba a alrededor de 2 mil empresas trasnacionales, pero con el covid-19 detuvo su producción desde enero de 2020 y afectó el abastecimiento de insumos.

Indicó que antes de este suceso las cadenas de suministro ya tenían retrasos en su producción por la falta de componentes, como microprocesadores, pues no sólo eran altamente demandados por el sector automotor, sino también por las industrias electrónica, de electrodomésticos y de telecomunicaciones, entre otras.

A raíz del covid-19 “cobra nueva relevancia el concepto de localización de puntos cercanos a la proveeduría y se rescata ese concepto del nearshoring”, señaló.

Ruiz Huarte explicó que el concepto fue retomado por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, pero después por problemas como el alto costo de los fletes marítimos que provocó escasez de contenedores y que el costo del transporte por cada contenedor pasara de 2 mil dólares a 14 mil dólares.

Anotó que esta situación le pegó a toda la proveeduría de productos de Asia o de Europa que vienen a fabricarse en México, Estados Unidos o Canadá.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

Con visa de trabajo temporal, 90% de los mexicanos víctimas de trata

La organización estadunidense Polaris informó que de 2007 a la fecha se tienen datos de 10 mil víctimas de trata de origen mexicanos en ese país.

Andrea Rojas, directora de la Iniciativa Estratégica contra la Trata Laboral, destacó que sólo entre 2015 y 2020 se registraron 4 mil 20 personas de origen mexicano afectadas, 90 por ciento de las cuales tenían visa de trabajo temporal.

Al participar en la mesa Diálogo sobre reclutamiento responsable en México (de trabajadores agrícolas, migrantes y otros), organizada por el Senado, expuso que en 2020, durante la pandemia, fueron 826 los connacionales con visas de trabajo afectados por ese delito en el país vecino, además de que subió de 20 a 34 por ciento la cifra de paisanos a los que negaron atención médica durante la emergencia sanitaria, y todos sufrieron algún tipo de fraude pese a contar con ese documento.

Insistió en que las visas temporales de trabajo “pueden ser un mecanismo para migrar de manera regular, pero presentan fallas, lo que facilita el abuso y la trata de personas”. Consideró que el sistema de reclutamiento es la forma más simple para perpetrar ese delito, ya que en los empleadores hay un profundo origen racista, no respetan el derecho a la sindicalización y mantienen a los trabajadores amenazados.

Precisó que la trata de personas mediante ese mecanismo se da porque hay “poca supervisión durante el proceso de contratación, ya que los trabajadores no saben quién es responsable de su empleo, lo que disminuye la responsabilidad de sus patrones.

“Hay fraude, engaño, coerción y otros”, que constituyen fallas sistémicas en el sistema de reclutamiento para laborar en Estados Unidos. Indicó que de acuerdo con datos de esa organización, 50 por ciento de los trabajadores temporales fueron engañados o coercionados por los reclutadores.

A su vez, Pedro Furtado Oliveira, de la Organización Internacional del Trabajo para México y Cuba, llamó a usar herramientas para proteger los derechos de los trabajadores migratorios en el corredor México-Guatemala, donde “tratamos con los gobiernos local y federal, organizaciones de trabajadores, empresas y medios de comunicación para fomentar la contratación equitativa”.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

Estados Unidos investiga a TikTok por su impacto en la salud mental de jóvenes

Estados Unidos inició una investigación nacional bipartidista contra la red social TikTok, por su impacto en la salud mental de los niños y adolescentes.

La fiscal General de Massachusetts, Maura Healey, lanzó el 3 de marzo la investigación para determinar si TikTok diseña, opera y promociona su red social de forma que cause o exacerbe daños a la salud física y mental de niños, adolescentes y adultos jóvenes.

La investigación es liderada por una coalición bipartidista de fiscales generales de California, Florida, Kentucky, Massachusetts, Nebraska, Nueva Jersey, Tennessee y Vermont, la cual cuenta con el apoyo de un amplio grupo de fiscales generales de todo el país, quienes aseguraron están preocupados por la seguridad y el bienestar de los niños.

Fiscales generales de todo el país examinarán si la empresa violó las leyes estatales de protección al consumidor y puso en riesgo al público. “Los fiscales tienen el imperativo de proteger a los jóvenes y buscar más información sobre cómo las empresas como TikTok están influyendo en su vida diaria”, advirtió Healey.

Junto con sus colegas de todo el país, Healey ha expresado durante mucho tiempo su preocupación por los impactos negativos de las plataformas de redes sociales entre los habitantes más jóvenes de Massachusetts.

“Como los niños y adolescentes ya lidian con problemas de ansiedad, presión social y depresión, no podemos permitir que las redes sociales perjudiquen aún más su salud física y bienestar mental”, declaró Healey.

En los últimos meses, TikTok, la aplicación de más rápido crecimiento a nivel mundial, ha estado en el ojo del huracán debido a sus posibles implicaciones en la salud mental de sus usuarios. 

Una investigación reciente hecha por The Wall Street Journal reveló que el factor más determinante para el funcionamiento de la aplicación es el tiempo de retención, lo que significa que entre más tiempo dedique un usuario a ver un video, la plataforma lanzará más videos sobre ese tema, por lo que se produce un efecto conocido como rabbit hole, que en cuestiones como la depresión o la salud mental puede ser muy delicado, ya que ocasiona un efecto conocido como reforzamiento negativo.

TikTok ha dicho que ajustará su algoritmo para prevenir este efecto y diversificar más el contenido que ofrece a sus usuarios, además de actualizar sus Normas de la comunidad para garantizar que la plataforma sea un espacio seguro para todos.

La investigación analizará los daños que el uso de TikTok puede causar a los jóvenes y lo que la empresa sabía al respecto. Y se centrará, entre otras cosas, en los métodos y técnicas utilizados por la red social para impulsar la participación de los jóvenes, incluido el aumento de la duración del tiempo que pasan en la plataforma y su frecuencia de participación.

En mayo de 2021, una coalición bipartidista de 44 fiscales generales instó a Facebookv a abandonar sus planes de lanzar una versión de Instagram para niños menores de 13 años.
Y en noviembre, la procuradora Healey anunció que lideraría una investigación nacional sobre Meta, antes Facebook, por proporcionar su red social Instagram para niños.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS