TENDENCIAS_ Trabajo en casa o híbrido: así una empresa puede ayudar a empleados a volver a la «normalidad»

La pandemia de Covid-19 planteó un formato que pocas empresas habían experimentado: el trabajo en casa. Sin embargo, debido a las reaperturas, el regreso a las oficinas se convirtió en un desafío a vencer.

La razón: las plantillas laborales de diversos sectores descubrieron que podían mantener sus tareas sin necesidad de trasladarse a sus centros laborales, lo que ayudó en su calidad de vida.

Por diversos motivos, las compañías decidieron retomar una parte de la «vida de antes», con modelos híbridos; unos días se realizan trabajos en casa y otros es desde su oficina. En otros casos, el regreso presencial fue inminente.

¿Qué está pasando en ambos casos? Carlos Caballero, subsidiary product marketing manager de Microsoft, explica cuáles son las estrategias que deben seguir tanto las empresas como las personas para adaptarse en esta nueva era laboral.

Cambios que deben hacerse para tener éxito en trabajo en casa o híbrido

Caballero considera que las empresas, especialmente los líderes, deben laborar «mano a mano» con la gente respecto al trabajo en casa (de tiempo completo) o el formato híbrido.

El jefe «debe ser un facilitador ante un cambio tan abrupto. De la noche a la mañana lo sufrimos. El primero fue mucha gente en un formato (laboral) remoto; hubo algunas personas que iban (a las oficinas) y estaban separados. Fue abrupto y no tuvimos opción; era un tema de salud. Ahora iremos manejando este (ajuste)», asegura.

Para ello, el experto de Microsoft recomienda mostrar a las personas los beneficios tanto del trabajo híbrido o en casa como el presencial, con el fin de que se sienta cómoda.

«En Microsoft, los gerentes fungen como coaches, modelos preocupados por nosotros. Cuando platicas con tu (jefe), lo primero que te pregunta es ‘¿cómo estás?’ y abre un puerto de confianza. Debe abrir un espacio para ello y entender un poco que el cambio se dio (rápidamente), encontrando balance y entendiendo las necesidades de la gente para sacar lo mejor de cada persona», asevera.

Esto, indica Caballero, ayudará a forjar empleados exitosos y, por ende, llevará a tener una compañía que triunfe.

«El líder debe ser un motor de cambio para que la gente sea exitosa y se sienta cómoda. (En ello abona) la flexibilidad (…); es uno de los cambios que cada compañía debe ir moldeando y adaptando a la cultura. Eso ha sido revelador», destaca.

¿Qué pasa con las personas trabajadoras?

Sobre la plantilla laboral, el experto detalla que lo primordial es considerar si tienen o no un espacio de trabajo adecuado en casa.

«Debemos ser claros: no todo el mundo tiene, quizá, el espacio físico para trabajar», menciona como un primer aspecto.

En ese rubro, se debe englobar la salud mental y el aprender a poner límites a los tiempos de trabajo y personales.

«Sin embargo, el que la gente tenga un espacio (en el hogar) es el ideal (…). Me parece que es una buena práctica y, si hay una barrera física, mejor. Así puedo dejar el trabajo y después hacer mi vida personal y familiar», asevera.

En otro tema, la conexión a internet es esencial para llevar a cabo las tareas sin contratiempo.

«Estamos teniendo mayor velocidad, pero hay que considerar que tenemos cada vez más dispositivos conectados y eso puede afectar a la velocidad», comenta.

A ello se suman las herramientas digitales, como Teams, que se convirtió en una de las más populares durante las restricciones más fuertes por Covid.

«Creamos Together mode (en Temas), que te permite tenerlos en una especie de auditorio. Vas reduciendo un poco la fatiga de los dos lados; de quien está en la sala de reuniones como en lo remoto. Las empresas tecnológicas tenemos que adaptar nuestros productos», dice.

Reglas de «etiqueta» y acuerdos para el trabajo en casa o híbrido

Para el subsidiary product marketing manager de Microsoft, el trabajo en casa o híbrido debe contar con algunas reglas de «etiqueta», con el fin de que el empleador mantenga una relación saludable con su plantilla laboral.

Por ejemplo, refiere Caballero, a él le piden que, cuando esté fuera de la oficina laborando, prenda su cámara.

Otra sugerencia es no hacer varias cosas a la vez. «Esto tiene que permear y ser parte del modelo de trabajo híbrido. Es muy difícil colocarlo en un marco legal, pero pueden existir estas reglas ‘de etiqueta’», afirma.

Algo esencial en esta nueva era es llegar a acuerdos entre los jefes y los trabajadores.

«Hay que ser (honestos) con las expectativas de estar conectados (…). Recuerdo cuando era niño y veía a mi papá llegar del trabajo. Salía y le podían llamar a la casa, pero era algo extraordinario; solo si pasaba algo muy grave. Ahora estamos conectados todo el tiempo. Estamos en la fila del supermercado contestando correos (…). Debemos ser claros en las expectativas tanto del lado del empleador como del empleado», destaca.

CON INFORMACIÓN VÍA BUSINESS INSIDER

TENDENCIAS_ Farmacias, ferreterías y ventas online ganan durante pandemia

A casi dos años desde la llegada del Covid-19 a México y el inicio del golpe que dio a la economía, el comercio electrónico, las farmacias, ferreterías, tiendas de motocicletas y de autoservicio son los pocos actores del comercio minorista que ya consiguieron rebasar su nivel de ventas previo a la pandemia, de acuerdo con cifras reportadas ayer por el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

En el 2021, las ventas minoristas de México crecieron 7.7%, rebote que no fue suficiente para revertir la caída de 9.2% que tuvieron en el 2020, por lo que se quedaron 2.2% por debajo del nivel del 2019.

Sin embargo, en seis de las 22 categorías de mercancía y canales de venta que reporta el Inegi, se observaron variaciones positivas con relación al año previo a la pandemia.

Es el caso de las ventas por Internet y a través de catálogo, que tuvieron un crecimiento explosivo durante el confinamiento anti Covid-19, al avanzar 92.2% con relación al 2019.

Le siguieron las ventas de productos para el cuidado de la salud, que crecieron 14.2% en el mismo lapso impulsadas por las propias necesidades detonadas por la emergencia sanitaria; las de productos de ferretería (+7.4%), las de motocicletas (+6.8%), las ventas en tiendas de autoservicio (+4%) y las refacciones para automóviles (+0.4 por ciento).

Detrás del desempeño de estas categorías también se encuentran las condiciones de consumo excepcionales que impuso el Covid-19, como lo son las mayores necesidades asociadas a una mayor estancia en el hogar (productos de ferretería) o el auge en el sector de entregas a domicilio debido a los confinamientos, lo que coincide con el alza en la venta de motocicletas.

Por el contrario, la categoría de mercancía más rezagada en ventas el cierre del año pasado fue la de productos de papelería, libros y periódicos, que tuvo una discreta alza anual de 4% y se quedó todavía 29.5% por debajo del nivel del 2019, seguida por ropa y accesorios, con -21.2% versus el 2019.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

El comercio mundial de servicios creció 25% en el tercer trimestre de 2021

El comercio mundial de servicios creció a una tasa anual de 25% en el tercer trimestre de 2021, informó la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Se trató de la segunda alza consecutiva, tras avanzar 26% en el segundo trimestre del año pasado, y su impulso esta vez obedeció sobre todo a las elevadas tarifas del transporte marítimo y los servicios digitales.

Antes, el comercio mundial de servicios pasó por un desplome, con caídas interanuales en cinco trimestres consecutivos y su peor racha en el segundo trimestre de 2020, cuando tuvo un descenso de 30.2 por ciento.

Con la última estadística, la recuperación sigue su curso. Ahora la OMC indicó que los servicios prestados digitalmente, como los servicios de informática, los servicios financieros y los servicios prestados a las empresas, fueron los principales motores del crecimiento del comercio, así como el transporte, que se vio impulsado por el aumento de las tarifas del transporte marítimo.

Sin embargo, el aumento no representa todavía una recuperación total con respecto a los niveles anteriores a la pandemia, dado que el comercio de servicios sigue siendo 5% inferior a los niveles registrados en el tercer trimestre de 2019.

La distribución desigual de las vacunas contra Covid-19, la aparición de nuevas variantes y las restricciones en frontera siguen afectando a los viajes internacionales.

El crecimiento del comercio de servicios del tercer trimestre ha seguido el ritmo del crecimiento del comercio de bienes (24%) en el mismo período. Los servicios de transporte mundial, en particular, aumentaron 45% interanual en el tercer trimestre de 2021 y 12% en comparación con el mismo período de 2019.

La recuperación se vio impulsada por la creciente demanda de bienes de los consumidores debido a los cierres, el cambio de servicios que requieren proximidad física y medidas de estímulo fiscal en economías avanzadas.

El aumento de la demanda, junto con las restricciones relacionadas con la pandemia, dio como resultado cuellos de botella en los puertos, mala asignación de contenedores en todo el mundo y demoras, lo que provocó un fuerte aumento en las tarifas de envío.

En el tercer trimestre de 2021, las exportaciones de transporte de Asia aumentaron 71% interanual y 46% en comparación con el tercer trimestre de 2019.

Por el contrario, la recuperación del transporte aéreo de pasajeros siguió rezagada debido a las restricciones, manteniéndose muy por debajo de los niveles anteriores a la crisis.

El gasto global de los viajeros internacionales en el tercer trimestre de 2021 creció 54% interanual desde una base muy baja en 2020.

Pero permaneció 52% por debajo del valor del tercer trimestre de 2019, antes de la pandemia.

Los países europeos experimentaron los descensos más bajos (-32%) en comparación con los niveles anteriores a la crisis, ya que las restricciones de viaje se relajaron en el continente en el verano y el movimiento transfronterizo se vio facilitado por los pases de vacunación contra el Covid-19.

Las exportaciones de viajes de Asia, en comparación, estaban 8% por debajo de los valores previos a la pandemia, ya que varios países permanecieron cerrados. 

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Lentitud en la recuperación de las actividades productivas provocó disminución de la actividad económica de diciembre en México

La actividad económica de México se contrajo en diciembre por una ralentización de la recuperación de la productividad tras el impacto de la pandemia, mostraron este martes cifras del Inegi.

El Indicador Oportuno de la Actividad Económica (IOAE) estimó un descenso interanual de 0.2% de la segunda mayor economía de Latinoamérica durante el último mes de 2021. En noviembre, el IOAE arrojó un crecimiento de 1.2% frente a igual mes del 2020.

La actividad económica en México se contrae por la crisis en la cadena de suministro

En su reporte del martes, el Inegi indicó que las actividades secundarias presentaron un aumento de 0.4% en diciembre contra la comparación interanual; mientras que las actividades terciarias bajaron 1.3%.

La economía mexicana sufrió una caída de 8.5% en 2020, su peor desempeño desde la década de 1930. Sin embargo, la recuperación ha perdido impulso en los últimos meses debido a los cuellos de botella de la cadena de suministro global. Con ello, se obstaculiza la actividad de las empresas. 

Los aspectos que pueden detener la actividad económica en México

Si los dos años que llevamos en pandemia fueron difíciles, Credit Suisse no espera algo mejor. «2022 será otro año de decepcionante en crecimiento para México. Proyectamos que el crecimiento del PIB real sorprenderá a los
inconveniente y que dejará a México como uno de los pocos países a nivel mundial cuyo PIB real en 2022 se mantendrá por debajo de los niveles previos a la pandemia, pero débil», aseguró en un análisis.

Tambi´én, Credit Suisse anticipó que el presidente Andrés Manuel López Obrador usará su popularidad para «asegurar la aprobación del Congreso a la reforma eléctrica que propuso».

Agregó que la oposición intentará hacer cambios pero si estos son «sustanciales o cosméticos» tendrá impacto en la evaluación de la confianza de los inversionistas.

También, en su análisis la institución financiera señaló que el manejo de la pandemia en el país es «decepcionante» y se compara «desfavorablemente con la región».

CON INFORMACIÓN VÍA BUSINESS INSIDER

Economía se recupera aún con ómicron: López Obrador

Aun con la variante ómicron de covid, “la economía mexicana sigue creciendo; nos vamos recuperando en lo económico. Estamos optimistas y pensamos que ya pasó lo peor”, sostuvo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

En su conferencia de prensa matutina respondió al cuestionamiento sobre una probable baja en la expectativa de crecimiento de la economía:

“Todavía tenemos que esperar a tener la cifra de crecimiento del año pasado. Y a partir de ahí haremos el pronóstico. Ya hay expertos , organizaciones financieras que están haciendo proyecciones pero todavía no sabemos.

“Le voy a pedir al secretario de Hacienda que esté aquí para informar las previsiones, nuestro cálculo de crecimiento de 2021, y que se estima para el 2022, aún cuando en la Ley de Ingresos y en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) ya hay una estimación, que él reafirme o modifique esa previsión.”

El tabasqueños subrayó entonces que aun, con la nueva variante la economía mexicana sigue creciendo.

“Ayer me dieron el dato sobre el consumo de combustible, a partir de la venta de Pemex y está creciendo como no se veía antes. Hay otros indicadores que muestran que vamos recuperándonos en lo económico . Estamos optimistas de que ya pasó lo peor y vamos a seguir creciendo, se van a seguir creando empleos y garantizando el bienestar a todos”.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

La recuperación del mercado laboral se estancó y presenta riesgos a la baja: OIT

La recuperación del empleo tras el impacto de las primeras olas de covid-19 se estancó a nivel global y el progreso logrado ha acrecentado las brechas entre las naciones avanzadas y las que están en desarrollo, deteriorando el panorama de mediano plazo para el mundo laboral, advirtió la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Al presentar la octava edición del Observatorio de la OIT: La covid-19 y el mundo del trabajo, el organismo revisó a la baja sus proyecciones sobre las afectaciones de la emergencia en el mercado laboral. De esta manera, estima que en 2021 se perderá el equivalente a 125 millones de empleos, 25 millones de plazas más que el cálculo presentado en junio pasado, y lo que representa una merma de 4.3% en las horas laboradas a nivel mundial.

“Pese a la reanudación del desarrollo económico a escala mundial, la recuperación general en términos de horas de trabajo se ha estancado y registra valores muy inferiores a los anteriores a la pandemia, con amplias diferencias entre países, según su nivel de ingresos. En la presente edición del Observatorio se realiza una amplia revisión a la baja de las anteriores previsiones que realizó la OIT para 2021, habida cuenta de la evolución lentadisparineficaz e incierta de los mercados de trabajo”, se puntualiza en el reporte.

Las vacunas contra la covid-19 han ayudado a mitigar un impacto mayor en la recuperación del empleo. Los especialistas del organismo estiman que por cada 14 personas que concluyen el plan de inoculación se crea un puesto de trabajo de tiempo completo. Esto explica por qué los países que más rápido han avanzado en este proceso han registrado un mayor ritmo de mejora en su mercado laboral.

Además, el avance en los planes de vacunación se ha convertido en un elemento clave para el retorno a las oficinas. Hasta el inicio de octubre, la proporción de personas plenamente vacunadas llegó a 34.5% en el mundo. Sin embargo, a la analizar este dato por nivel de ingreso de los países, el avance es de 59.8% en las naciones avanzadas y de 1-6% en las naciones en desarrollo.

“La trayectoria actual de los mercados de trabajo es de una recuperación estancada, con la aparición de importantes riesgos a la baja, y una gran divergencia entre las economías desarrolladas y en desarrollo”, expresó el director general de la OIT, Guy Ryder. “Es dramático que estas tendencias vengan determinadas por la desigualdad de la distribución de las vacunas y de la capacidad fiscal, y es acuciante solucionar ambos aspectos”.

Por regiones, la mayor afectación en la pérdida de empleos en 2021 la registrarán los Estados Árabes y el continente americano, con caídas anuales en las horas de trabajo de 6.17 y 5.5%, respectivamente. El menor impacto se proyecta en Europa y Asia Central, con una baja de 3.12 por ciento.

Brecha de productividad al alza

Otro elemento que destaca la OIT en su reporte tiene que ver con el incremento atípico de la productividad laboral a nivel global. Esto se debe a que los más afectados por las medidas de confinamiento que se emprendieron el año pasado para frenar los contagios de covid-19 fueron las empresas menos productivas y los trabajadores con los salarios más bajos.

De esta manera, en 2020 la productividad laboral por hora en el mundo aumentó más del doble del valor promedio a largo plazo, a un nivel de 4.9% —el índice promedio anual entre 2005 y 2019 fue de 2.4%—. “La incidencia de la pandemia de covid-19 dio lugar a una inestable evolución sin precedentes del nivel de productividad laboral a escala mundial”, detalla la OIT.

Este efecto no solamente fue atípico, sino que también incrementó la brecha de productividad entre las naciones con altos y bajos ingresos a su nivel más alto en las últimas dos décadas. En 2020, detalla el organismo, cada trabajador de una economía avanzada produjo 17.5 veces más, en promedio, que uno de una economía en desarrollo. Para 2021 se estima que esta proporción aumente a un monto histórico de 18, “la mayor brecha desde 2005”.

Ante este contexto, la OIT recomienda mantener los programas de apoyo y estímulo para la preservación de los empleos. Por cada punto del Producto Interno Bruto (PIB) que se aumenten los incentivos fiscales para el aparato productivo, estima el organismo, la cantidad de horas de trabajo aumenta 0.3 por ciento.

“Si bien es necesario planificar adecuadamente el diseño y la adaptación de los paquetes de estímulos a fin de lograr los resultados más eficaces posibles en una coyuntura que evoluciona a un ritmo muy rápido, la supresión prematura del apoyo fiscal podría exacerbar los efectos adversos en el mercado laboral o ralentizar la recuperación del empleo. La experiencia demuestra la importancia que reviste mantener sólidos incentivos”, puntualiza la OIT.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

TENDENCIAS_ La deserción escolar tiene un alto costo

El abandono o deserción escolar por la pandemia de Covid-19 que hasta ahora alcanza a 847 mil 072 estudiantes, desde preescolares hasta universitarios, ha significado una inversión desaprovechada de 27 mil 127 millones de pesos, según cálculos hechos con cifras de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Para especialistas del sector educativo, este monto es “una cara chiquita” debido a que el costo mayor será a futuro, “incalculable”, porque “al tener ciclos escolares truncos su futuro es sombrío” en el sector laboral y social. Aunque consideraron que la estimación hecha por este medio es una “medida aproximada” del impacto en el sector.

Manuel Gil Antón, investigador de El Colegio de México, dijo que “al multiplicar el costo por alumno por los que abandonaron la escuela, tenemos una medida aproximada que se puede usar como analogía de la realidad”.

Aunque añadió que “el costo es incalculable pues la desafiliación de la escuela tiene un costo incalculable, en la medida que los procesos de aprendizaje y los huecos en la socialización son ‘pagaderos’ a futuro, por la merma en el desarrollo de talento y capacidad de relacionarse con otras y otros”.

En su Informe de Actividades 2021, la SEP informó que por la pandemia 656 mil 072 alumnos de preescolar, primaria y secundaria abandonaron la escuela. En ese mismo periodo el Gobierno federal estimó una inversión de 28 mil 600 pesos por estudiante, lo que implica una inversión desaprovechada de más de 18 mil 763 millones de pesos.

En bachillerato, donde 160 mil adolescentes abandonaron sus estudios, la inversión por cada uno fue de 35 mil 900 pesos. Esto significa un total de cinco mil 744 millones.

Y en el sistema universitario el abandono alcanzó a 31 mil jóvenes, para los cuales se había destinado en promedio 84 mil 500 pesos, lo que suma dos mil 619 millones de pesos.

Marco Fernández, investigador del Tec de Monterrey y de México Evalúa, aseguró que previo a la pandemia había un problema serio en la desigualdad en el aprendizaje y en el acceso a las oportunidades educativas. En este contexto, la pandemia provocó “un problema serio adicional que tendrá impacto en la competitividad de esos estudiantes en el futuro, en la calidad de su trabajo y que serán parte de una fuerza laboral poco educada”.

El investigador aseguró que eso termina provocando que el país “deje de ser competitivo, jalar más inversiones y tener mejor calidad de trabajo para los ciudadanos. Si México tiene estos problemas de fuerza laboral poco educada, con pocas posibilidades analíticas no se vuelve, en la competencia global, un lugar atractivo para las empresas, al identificar a profesionales capacitados y con pensamiento crítico”.

Aseguró que “lo que es una tragedia es que si hay una política social que por excelencia tendría que atender la pobreza y la desigualdad es la educación, por eso sorprende que el gobierno haya sido incapaz de establecer una estrategia para tratar de minimizar… los impactos negativos derivados de la pandemia en materia educativa”.

Comentó que previo a la pandemia ya había signos del mal diseño de la política educativa de este gobierno. “Tan es así que, pese a que habían hecho una política generalizada de becas, se les cayó la matricula 1.8 por ciento: cerca de 90 mil jóvenes dejaron de estudiar”. Esto fue un año antes de la pandemia de Covid-19.

“Esto es porque uno de los problemas de este gobierno es que desprecian el uso de la evidencia para poder guiar sus decisiones en diversos ámbitos, uno de ellos es la educación”.

Fernández indicó que este problema no sólo se resuelve con dar becas. “Los chicos que no aprenden empiezan a sentir que están perdiendo el tiempo. Si no tienen en casa, por la escolaridad de los padres, a alguien que les acerque la información de por qué es súper importante para su futuro seguir estudiando, todo eso se conjunta y termina haciendo que muchos chicos frustrados por la falta de aprendizaje abandonen la escuela”.

Por eso, este gobierno necesitó “haber apostado a tutorías y acompañamiento docente para estos chicos que estábamos viendo que estaban teniendo problemas y con claros signos de abandono escolar, pero este gobierno pichicateó el recurso, no hubo recurso para tutoría y acompañamiento y facilitar el contacto con los maestros y ahora vimos que Aprende en Casa tuvo serias limitaciones”.

CON INFORMACIÓN VÍA EL SOL DE MÉXICO

Importación mexicana de chips, por debajo de su nivel prepandemia

México importó semiconductores por un valor de 13,676 millones de dólares de enero a julio de 2021, lo que representa 3.9% por debajo del mismo periodo de 2019, antes de la pandemia de Covid-19, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía.

La carestía mundial de semiconductores ha propiciado una reducción en la producción de vehículos automotores en México, lo que a su vez ha desacelerado las exportaciones mexicanas de productos.

En comparación con igual periodo de 2020, las importaciones de semiconductores al mercado mexicano subieron 9.3 por ciento.

Durante los siete primeros meses del año actual, México importó estos productos principalmente de Malasia (4,418 millones de dólares), China (2,364 millones), Taiwán (1,643 millones), Vietnam (881 millones) y Estados Unidos (856 millones).

Además de loe vehículos automotores, México importa chips para incorporarlos a una amplia gama de bienes que produce, como teléfonos, computadoras, refrigeradores, componentes de aviones y televisores, entre otros.

Las importaciones mexicanas de semiconductores escalaron desde 14,847 millones de dólares en 2011 hasta un récord de 24,666 millones en 2019, para luego retroceder a 20,083 millones en 2020.

En particular, la creciente producción y consumo de semiconductores de China presenta tanto desafíos como oportunidades para la industria de equipos de fabricación de semiconductores.

China es el mayor consumidor de semiconductores del mundo. Como sitio de una gran cantidad de empresas internacionales que se especializan en la fabricación y ensamblaje de productos electrónicos para el mercado global (en particular, Foxconn, el fabricante de la electrónica de consumo insignia de Apple) y un mercado interno en crecimiento, el consumo de semiconductores de China se ha expandido mucho más rápido que su producción en los últimos años.

Algunas estimaciones indican que China fabrica 90% de los teléfonos inteligentes del mundo, 65% de las computadoras personales y 67% de los televisores inteligentes, productos que dependen en gran medida de los chips, destacó la Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos.

Esta semana, Katherine Tai, representante comercial de la Casa Blanca, comentó que China ha invertido 150,000 millones de dólares en la industria de los semiconductores.

Vemos dinámicas preocupantes que se desarrollan hoy en día con la industria de los semiconductores. En 2014, China emitió un plan industrial para anunciar el objetivo de establecer una industria de semiconductores líder en el mundo para 2030”, agregó Tai.

La creciente producción de computadoras y productos relacionados con la conectividad de la red dispararon la demanda global de semiconductores, lo que impactó luego a la industria automotriz cuando ésta se recuperó de la pandemia.

A nivel mundial, según la empresa de autopartes Autoliv, la previsibilidad de la demanda de los clientes en la industria automotriz ha mejorado, pero sigue siendo limitada, especialmente en lo que respecta a la sostenibilidad de los niveles de demanda actuales, incluidos los efectos de la acumulación de inventarios de vehículos ligeros, los subsidios gubernamentales a los vehículos y los riesgos de infecciones por Covid-19.

Aunque a la empresa Autoliv no le afectan directamente los problemas actuales de suministro de semiconductores destacados por varios fabricantes de equipos originales (OEM, por su sigla en inglés), el problema ha impactado a la producción de vehículos ligeros. La empresa considera que parte de la producción perdida en el primer semestre del año podría recuperarse en el segundo.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

TENDENCIAS_ La industria de electrodomésticos quiere microchips hechos en México para solucionar la disrupción a sus cadenas de suministro

La crisis de semiconductores ha impactado a la industria automotriz de México. Y esta misma escasez está causando problemas a los fabricantes de electrodomésticos. Pero esta industria está buscando que México aumente la autosuficiencia de microchips para disminuir la dependencia con Asia, señaló Betsabé Rocha, directora general del clúster de electrodomésticos del Estado de Nuevo León.

Los productores de electrodomésticos también están enfrentando altos costos en insumos básicos como resinas y acero. Los cuellos de botella en China ocasionados por una política de tolerancia cero al Covid-19 están afectando a la cadena de suministro de esta industria.

«La demanda se fue al cielo, y las plantas actuales no se dan abasto con lo que tenemos», indicó Rocha. Por lo tanto, la industria manufacturera mexicana está volteando hacia la opción de aumentar la producción mexicana de microchips y otros insumos para depender menos de Asia.

«Las empresas se están dando cuenta que no pueden depender tanto de las compañías de Asia, de donde provienen el 60% de los insumos. Tienen que empezar a sustituir, reemplazar y buscar alternativas para salir adelante para buscar la continuidad de las operaciones», añadió.

Menor dependencia de Asia, para una industria mexicana altamente rentable

Rocha indicó que la demanda de microchips se mantendrá fuerte en los próximos años. Incluso Estados Unidos ya está planeando invertir en su capacidad para producir de semiconductores, debido a que tomaría por lo menos dos años solucionar el problema de suministro con China.

Y México se encuentra entre los cinco principales países exportadores de electrodomésticos. Una demanda que aumentó por la recuperación en Estados Unidos, el principal mercado destino, sobre todo por los estímulos fiscales que se otorgaron a las personas para salir de la crisis que ocasionó la pandemia. Esto logró mantener a flote a la industria de electrodomésticos en México a pesar de los problemas en las cadenas de suministro y el confinamiento sanitario de 2020.

«Este año no fue fácil, pero no fue tan malo para nosotros como lo fue para otros sectores», señaló Rocha. Aunque durante el «gran confinamiento» de abril y mayo de 2020 a causa de la pandemia, también redujeron su producción, lograron mantenerse activos debido a que sus productos son vistos como esenciales.

Por ejemplo, en productos como calefacción y aires acondicionados, que en algunas zonas son de uso básico por climas extremos. También se mantuvo como actividad esencial aquellas compañías que fabricaban equipos de refrigeración de uso médico. «Una vez que se recuperó la actividad en el resto de 2020, tuvimos meses que inclusive fueron mejores que en 2019», indicó.

CON INFORMACIÓN VÍA BUSINESS INSIDER MÉXICO

ACTUALIDAD_ Atención emocional, reto de maestros ante regreso a clases presenciales

Este lunes miles, quizá millones, de estudiantes de educación básica regresan a las aulas y muchos cargarán problemas psicoemocionales derivados de los efectos de pandemia de covid-19, que los docentes deberán afrontar como primera barrera para avanzar en la recuperación de aprendizajes.

No obstante, los recursos humanos y materiales son pocos. Las Unidades de Apoyo a la Educación Regular (USAER) son las instancias encargadas de brindar apoyo a las escuelas y docentes para atender no solo casos de educación especial, sino problemas psicológicos y de contención emocional.

Pero en el país sólo existen 4 mil 600 USAER, en su mayoría en las zonas urbanas, para atender a las más de 200 mil escuelas de educación básica en el país.

De éstas, el 45 por ciento, unas 2 mil 70, cuentan con la estructura completa para atender de manera integral a las escuelas: director, maestro de educación especial, psicólogo, maestra de comunicación y trabajadora social; de acuerdo con un análisis de la organización Mexicanos Primero.

Si bien los docentes siempre han atendido en aulas las problemáticas de comportamiento y reciben capacitación para procurar conductas y ambientes saludables, los saldos de la pandemia son fuertes entre los niños y jóvenes, pues cargan con procesos de duelo por la pérdida de algún familiar, violencia intrafamiliar, estrés y ansiedades, anticipó Laura María Ramírez Mejía, directora de activación de agentes de Mexicanos Primero.

En una encuesta realizada recientemente por esta organización entre 2 mil hogares del sur del país, se encontró que el 92 por ciento de las familias reportó haber perdido algún familiar como consecuencia de la pandemia, lo que impactó en la salud emocional de los estudiantes.

En tanto, el 33 por ciento de los estudiantes que dijeron sentirse deprimidos está cursando el segundo de primaria, de éstos, el 23 por ciento son niñas.

“Están empezando su trayectoria académica, empezaron la primaria cuando empezó la pandemia y ahora en su segundo año de primaria se sienten deprimidos. El impacto que tiene a futuro, vamos a tener que intervenir para que esta generación de niños y jóvenes darles contención. Y en el presente, los niños tienen que volver a su rutina, tareas, aprendizaje”, explicó Ramírez Mejía.

El estudio “Equidad y regreso” también encontró que 25 por ciento de los padres de familia identificaron que sus hijos tienen dificultad para concentrarse; el 92 por ciento de los niños  y jóvenes reportó sentirse preocupado de que suceda algo malo en la familia; el 65 por ciento reportó tener miedo; el 31 por ciento manifestó no sentirse seguro; 16 por ciento contestó que “nadie los quiere”; y el 2.4 por ciento respondió “me odio”.

La especialista en educación expuso que el rezago en las USAER proviene desde antes de la pandemia, no obstante, pese a la emergencia sanitaria, la autoridad educativa federal no las fortaleció con más personal o recursos.

Lo ideal, expuso la directora, es que existiera una USAER por cada supervisión escolar y en el país hay 15 mil supervisiones.

“Hacen falta más de 10 mil unidades para atender de manera adecuada a las escuelas del país y a sus docentes y alumnos, así como sus necesidades emocionales y de educación especial”, dijo.

“Es mucha incertidumbre, no sabemos cómo van a llegar los alumnos”

En los 11 años que la maestra en educación especial Claudia Segura  tiene como integrante de la Unidad de Educación Especial y Educación Inclusiva (UDEEI) número 50, ubicada en San Lorenzo Tezonco, alcaldía Iztapalapa, jamás había atendido, en poco más de un año, a 40 estudiantes que tuvieron problemas de conducta y actitudes depresivas por la pérdida de un familiar a consecuencia del covid-19.

La UDEEI, como se le denomina a la USAER en la Ciudad de México, ha sido una herramienta fundamental para brindar apoyo a los docentes y las familias de los estudiantes en esta época de pandemia. Pero su unidad está incompleta, carece de psicólogos, maestros del lenguaje y director; sólo es ella con seis maestras más en educación especial que atienden a siete escuelas de la zona, con importante nivel de marginación.

Pese al confinamiento escolar, la profesora nunca dejó de dar apoyo emocional. Ante la creciente demanda de atención, las guías de orientación que le brindó la Secretaría de Educación Pública (SEP) no fueron suficientes y recurrió a cursos de tanatología y otras capacitaciones que cubrió con su propio dinero.

“Hablan de cursos en línea, pero cuando uno se tiene que enfrentar a casos graves faltan las herramientas para brindar una adecuada atención, es por eso que siempre buscamos cursos, cada quien busca sus libros, en internet, lo que encuentra”, lamentó.

Sólo así pudo ayudar a Diana, una niña de sexto año de primaria, cuyo padre falleció por covid-19, tras lo cual se retrajo.

La mamá debió seguir saliendo a trabajar, la hermana mayor se dedicó también a trabajar y estudiar, por lo que Diana comenzó a quedarse sola, dejó de entrar a sus clases y hacer tareas. Cuando la maestra llamó la atención a su madre, ésta advirtió que la niña ya presentaba conductas suicidas, pues la niña presentaba laceraciones en sus brazos.

“Se hizo la canalización con un especialista y poco a poco hemos visto mejoría, también para la mamá, ahora la niña habla más del tema y sus emociones”, relató.

Héctor Manilla, director de la USAER 89 en Tepanco de López, en Puebla, vive la misma situación. Sin psicólogos, maestros de comunicación ni trabajadora social, debe atender a seis primarias y dos telesecundarias, en las cuales los estudiantes han tenido que enfrentar pérdidas de familiares, divorcios y maltratos.

“Es mucha incertidumbre, no sabemos a qué realidad nos vamos a enfrentar, cómo van a llegar los alumnos. Tratamos de prepararnos, pero el reto es grande. Las USAER sobrevivimos de la caridad y la buena voluntad de la gente. Si ustedes preguntan a maestros, seguramente le dirán que somos los maestros que trabaja en la bodeguita, debajo de las escaleras, porque en algunas escuelas no tenemos ni una oficina para planear, atender”, contó.

El profesor atiende escuelas en una zona donde la mayoría de los padres de familia se dedican al campo y no cuentan con recursos para aportar a los planteles, por lo que los docentes deben poner de su bolsillo para adquirir libros y capacitación adicional.

Lizeth Vidal, es la única psicóloga para atender diez escuelas en Santiago Miahuatlán, Puebla. Integrante de la USAER 70, la profesional también ha tenido que atender decenas de casos de estudiantes en duelo, así como manifestaciones de ideas suicidas, a quienes les ha procurado la adecuada canalización.

“En este regreso, lo primero será atender la parte emocional para dar paso a la recuperación de aprendizajes, porque para poder aprender, es necesario estar bien mentalmente, estar bien con mis emociones”, afirmó.

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO