El Salvador es el primer país del mundo en adoptar bitcoin como una moneda de curso legal

El Salvador se convirtió en el primer país del mundo en adoptar al bitcoin como moneda de curso legal, después de que el Congreso aprobó una propuesta del presidente Nayib Bukele para hacerlo.

Con 62 de 84 votos posibles, los legisladores dieron luz verde después de la medianoche del martes para crear la ley y para usar bitcoin, a pesar del impacto potencial en el programa de El Salvador con el Fondo Monetario Internacional.

El presidente salvadoreño ha promovido el uso de la criptomoneda por sus cualidades para ayudar a los salvadoreños que viven en el extranjero a enviar remesas de regreso a casa, al tiempo que asegura que el dólar también continuará como moneda de curso legal.

Buele, quien envió la iniciativa a los legisladores, dijo que esta ley ayudará a generar empleos en el corto plazo y favorecerá a la inclusión financiera de miles de personas que están fuera de la economía formal.

La norma aprobada establece que todos los precios podrán ser expresados en bitcóin y que todas las contribuciones tributarias podrán ser pagadas en la criptomoneda, pero que para fines contables, se mantendrá el dólar como moneda de referencia.

“La #LeyBitcoin es ambiciosa, pero sencilla, además está bien estructurada para que tenga riesgo cero (…)”, afirmó Bukele el martes por la noche en su cuenta de Twitter, y realizó otras publicaciones sobre la principal criptomoneda.

El uso como moneda de curso legal en El Salvador del bitcoin , que cotiza en 36,515 dólares, entrará en vigor en 90 días, con el tipo de cambio bitcóin-dólar fijado por el mercado.

Analistas consideran que la medida complicará las conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI), donde la nación centroamericana busca un programa de más de 1,000 millones de dólares.

“El mercado ahora se centrará en la adopción a través de El Salvador y si lo seguirán otras naciones”, indicó Richard Galvin, del fondo “cripto” Digital Asset Capital Management. “Esto podría ser un catalizador clave para el bitcóin durante los próximos dos o tres años”.

Remesas

Las economías emergentes, donde la penetración bancaria es mucho menor que en las desarrolladas y la dependencia de transferencias de dinero desde el exterior es mayor, han estado a la vanguardia durante la bonanza de las criptomonedas.

Fuera de Estados Unidos, las naciones con los mayores volúmenes de comercio y actividad minera son países en desarrollo, según Bank of America (BofA), incluidos China, Colombia, India, Kazajstán, Kenia, Nigeria, Sudáfrica, Ucrania y Vietnam.

Pero el uso de monedas digitales también puede representar riesgos para economías dolarizadas, como la salvadoreña, en materia de estabilidad macroeconómica y financiera, así como para la posible alza del costo de vida, agregó el banco.

“La causa fundamental de la dolarización es la alta inflación local, que también podría empeorar si las monedas digitales resultan inflacionarias”, explicó David Hauner, de BofA.

Datos del Banco Mundial mostraron que las remesas a El Salvador representaron casi 6,000 millones de dólares o alrededor de una quinta parte del PIB de 2019, una de las tasas más altas del mundo.

La criptomoneda ofrece, en teoría, una forma rápida y económica de enviar dinero a través de las fronteras sin depender de las empresas de remesas. Bukele dice que alrededor de 70% de las personas en El Salvador carecen de acceso a los servicios financieros tradicionales.

Aún así, el uso de la criptomoneda para las remesas a nivel mundial es irregular. La conversión de monedas locales hacia y desde bitcóin a menudo depende de corredores informales. Los precios son volátiles y la compraventa es un proceso complejo.

El Salvador “promoverá la capacitación y los mecanismos necesarios para que la población pueda acceder a las transacciones de bitcoines”, de acuerdo con la ley.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Bukele, sobre el caso Victoria: hay más víctimas y más agresores. “El drama humano es mayor”, dice

El Presidente de El Salvador, Nayib Bukele, señaló este lunes que en el caso de Victoria Esperanza Salazar, la salvadoreña que murió en manos de policías en México, “hay más agresores y también más víctimas“.

“Aún no podemos dar más información, pero el drama humano se extiende mucho más y deben haber varios cargos de misoginia y agresión (aparte del asesinato)”, publicó Bukele en su cuenta de Twitter.

El mandatario señaló que “hay más agresores en este caso, también más víctimas. No todos los culpables están arrestados, aún”.

Dicho caso ha generado consternación a nivel nacional e internacional y se han elevado varias voces exigiendo justicia, entre estas la de la madre de la víctima, Rosibel Arriaza.

“Siento indignación, me siento impotente, me siento frustrada. Yo hubiera querido estar ahí, como madre, pero no. Uno no puede estar en todos los lugares” y ella “no merecía esa muerte”, porque “fue un abuso de autoridad”, dijo a la prensa.Informe desde San Salvador: partido Nuevas Ideas de Bukele lidera conteo preliminar en legislativas

El Instituto Nacional de Migración (INM) informó este lunes que Victoria tenía residencia permanente en México tras obtener una visa por razones humanitarias.

Por su parte, la Fiscalía mexicana indicó que, de acuerdo con los resultados de la necropsia, la víctima presentaba “una fractura en la parte superior de la columna vertebral producida por la ruptura de la primera y segunda vértebra, lo que provocó la pérdida de la vida” el sábado en la tarde.

El suceso en el balneario turístico de Tulum, en el Caribe mexicano, ocurrió la tarde del sábado cuando la Policía la confrontó por supuesta alteración del orden público.

En las imágenes de un video difundido en redes sociales se observa cómo uno de los cuatro agentes coloca su rodilla en el cuello de la víctima, que solo alcanza a gemir.

Las autoridades mexicanas procesaron este lunes a cuatro policías por el delito de feminicidio tras el uso excesivo de la fuerza en contra de la salvadoreña.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo sentir “vergüenza” por el actuar de la policía y aseguró que se hará justicia.

Tanto ONU Mujeres como Amnistía Internacional han condenado también el suceso.

Con información vía Sin Embargo MX