Sin contrato, 7 millones de empleados del sector formal

En el país, 7.2 millones de personas trabajan para empresas del sector formal, pero lo hacen sin contratos, sin derechos laborales y sin prestaciones.

De acuerdo con el informe laboral mensual de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), elaborado a partir de los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Inegi, en México hay 55 millones 836 personas ocupadas. El reporte, con datos recopilados al tercer trimestre del año pasado, establece que, de ellas, 31 millones 434 mil 243 están en el sector informal.

En tanto, de este grupo, 16 millones 7 mil 862 reportaron laborar en unidades de trabajo informales: un millón 265 mil 156 son “empleadores”, 8 millones 505 mil 526 trabajan “por cuenta propia”, 5 millones 164 mil 909 son “asalariados” y un millón 72 mil 271 no reciben sueldo, en su mayoría por atender un negocio familiar.

En otra categoría, la STPS recalca que 7 millones 205 mil 977 personas trabajan en “empresas del sector formal con empleo informal”, es decir, unidades de negocios registradas ante Hacienda, y que cuentan con trabajadores formales, pero al mismo tiempo sin contrato.

De esta cifra, sólo 467 mil 384 laboran sin pago, en su mayoría por ser familiares, mientras el resto son asalariados, pero sin prestaciones de ley.

Distintos organismos enfocados al derecho en la materia han explicado que en estos casos se encuentran, por ejemplo, meseros o repartidores, que laboran en restaurantes reportados como un negocio formal, pero que sólo contratan a su personal a nivel gerencial o en puestos claves.

Además, 6 millones 97 mil 209 de personas que se encuentran en la informalidad, están en el sector agropecuario informal. Casi la mitad lo hace por cuenta propia, y otro tanto como asalariados.

Mientras 2 millones 123 mil 195 personas son trabajadores domésticos, en su mayoría mujeres.

Por otra parte, el reporte más reciente del gobierno federal indica que tras llegar a 20 millones 933 mil 50 las fuentes de empleo formal registradas ante el Instituto Mexicano del Seguro Social, para diciembre bajaron a 20 millones 620 mil 148 trabajadores, producto de despidos masivos al cierre del año para evitar el pago de prestaciones.

Con todo y la reducción, la proporción de personas ocupadas en la informalidad se mantiene casi igual, y representan 56 por ciento de la fuerza laboral del país, frente a 37 por ciento que se encuentra en el sector formal.

Al tomar en cuenta a toda la población ocupada, tanto formales como informales, la mayoría labora en el área de “otros servicios”, donde se encuentran 18.7 millones de personas; seguido del comercio, 10.8 millones; la industria manufacturera, 9.1 millones; actividades agropecuarias, 6.9 millones, y la construcción, con 4.3 millones.

Sobre el ingreso, la mayoría, unos 21.4 millones de personas, ganan de uno a dos salarios mínimos, 11.9 millones perciben menos de uno, 10.9 millones ganan de dos a cinco. Además, poco más de un millón ganan de cinco a 10 salarios y 222 mil obtienen más de esa cantidad. El resto no lo especificó o no recibe.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

En diciembre se perdieron más de 300,000 empleos formales

A pesar de la reforma en materia de subcontratación “tuvimos problemas” con el empleo formal, pues se perdieron más de 300,000 puestos de trabajo por la cancelación de contratos en sectores como servicios educativos en donde el Tecnológico de Monterrey encabeza la lista.

Así lo dio a conocer el presidente Andrés Manuel López Obrador, tras señalar que el mes de diciembre en materia de empleo revela una práctica permanente de las empresas que acostumbran a dar de baja a sus trabajadores para evitar el pago de prestaciones laborales y en el mes de enero vuelven a contratar al personal.

“Es un mecanismo de despido a sus trabajadores y el primer lugar de este diciembre en este mecanismo de despido lo tuvo el Tec de Monterrey, y porqué lo digo, porque quiero que se polemice y estoy seguro de que el Patronato del Tec van a atender este asunto para que sus maestros sus trabajadores no sean despedidos y recontratados”.

Cabe señalar que cada año en el mes de diciembre, de manera estacional, se cancelan puestos de trabajo, en diciembre de 2020 se cancelaron 277,8000 plazas de trabajo; mientras que un año antes los empleos que se dieron de baja en el IMSS ascendieron a 382,200 puestos.

El gobierno federal apostó a reformar la Ley Federal de Trabajo en materia de subcontratación, pues consideró que eran quienes daban de baja a la mayoría de los trabajadores; no obstante, se trata de la terminación de contratos eventuales.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Tras reforma a ley de subcontratación, 962 mil empleos permanentes más

Hasta el pasado 9 de noviembre en el país se habían creado 962 mil empleos permanentes debido a la reforma legislativa que regula la subcontratación laboral y la recuperación económica del país, indicó el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit).

Desde esa fecha el número de plazas laborales ascendió a 20.7 millones, lo que representa una diferencia de 1.9 millones para alcanzar los niveles que se tenían antes de la pandemia.

En tanto, en el reporte económico trimestral correspondiente al periodo julio-septiembre, destacó que la economía del país y el mercado laboral están en recuperación, luego de que el producto interno bruto (PIB) registrara un crecimiento de 4.7 por ciento.

El instituto consideró que esto se encuentra asociado con los efectos positivos de la reapertura económica que han beneficiado, sobre todo, el alojamiento temporal y la preparación de alimentos y bebidas, así como en el comercio al mayoreo, actividades que aumentaron, en promedio, 67.4 por ciento y 10.9, respectivamente, en su comparación anual.

También indicó que la confianza del consumidor sigue su tendencia a la alza, por lo que ha subido al mes 0.1 puntos y con un acumulado anual de 5.9, al ubicarse –tanto en la situación económica del país y del hogar para los próximos 12 meses– por encima de las 50 unidades.

Con relación al mercado hipotecario, el Infonavit mencionó que entre enero y agosto de este año se observó una colocación de 666 mil 800 mil créditos, lo que significa 16.7 por ciento más respecto al mismo periodo del año pasado.

Agregó que esto también corresponde a la reducción en las tasas de interés, tanto en la banca comercial como del instituto. Desde junio, el organismo otorga préstamos para la adquisición de vivienda con una tasa diferencia por nivel salarial que va de 1.91 a 10.45 por ciento.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

Servicios arrastra déficit crónico en empleo formal

Si bien la recuperación post pandemia del empleo formal en el país se alcanzó en el mes de octubre, con la generación mensual de 172,668 plazas laborales, el sector servicios (empresas, personas y hogar) aún reporta un déficit de 441,400 plazas que no ha recuperado, de acuerdo con datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en su reporte mensual del décimo mes del año.

Especialistas apuntan dos factores fundamentales en la lenta recuperación del sector servicios, por un lado, se trata de la actividad económica que mayor impacto tuvo con las medidas de confinamiento dictadas por el gobierno para contrarrestar los efectos de la pandemia, y por otro lado, en abril se aprobó la reforma en materia de subcontratación que ha modificado la manera en cómo los patrones registran a sus trabajadores.

Al respecto, Héctor Márquez Pitol, presidente de la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (AMECH) comentó que “el sector servicios tiene cambios importantes, y es posible notar cómo el subsector Servicios Profesionales y Técnicos tuvo un crecimiento histórico en 2016 (más de 105,000 puestos de trabajo) que se ha revertido en 2020 y 2021 con una caída en más de 250,000 plazas”.

De acuerdo con el Clasificador de Empresas del IMSS, en el sector servicios se encuentran las agencias de colocación de personal o bolsas de trabajo, que actúan como intermediarios en los términos de la Ley Federal del Trabajo.

Por otra parte, el informe del IMSS destaca que hay 20 millones 767,587 puestos de trabajo; de éstos, el 86.9% son permanentes y el 13.1% son eventuales. “Con esta cifra, el número de puestos de trabajo afiliados al IMSS ha superado el nivel observado antes del inicio de la pandemia”, detalló.

Cabe recordar que en 2020 la pérdida más importante de empleos se dio entre los meses de marzo y julio de ese año y la caída fue de un millón 117,610 puestos de trabajo.

Al respecto, David Kaplan, especialista en Mercados Laborales del BID, comentó la recuperación del empleo se ha presentado de manera más rápida que en las crisis de 1995-1996, así como de la crisis de 2009-2010; no obstante, aún hay un rezago de plazas laborales “para el caso de las mujeres es de 322,952 plazas y en el caso de los hombres de 500,533 empleos”.

Kaplan añadió que para que el mercado laboral se recupere es indispensable que éste se incremente más de lo típico.

Eventuales siguen a la baja

Por otra parte, los empleos eventuales han ido disminuyendo, en el mes de julio se reportó una pérdida de 228,891 trabajos temporales. Para agosto sólo se crearon 2,904 oportunidades de este tipo, en septiembre otros 47,076, y en octubre 60,532, es decir, 28,277 puestos de trabajo menos que octubre de 2021.

Al respecto, el director general del IMSS, Zoé Robledo, apuntó que se ha mejorado la calidad, “cada vez tenemos más empleos permanentes y no eventuales, la cifra también es histórica para el Seguro Social, creemos que este comportamiento se debe en gran medida a la reforma a la Ley Federal del Trabajo en materia de subcontratación”.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Los negocios familiares son el motor del empleo formal; con 26% de las plazas nuevas creadas

Se estima que al corte de septiembre del 2021 en México se hayan creado 1 millón 46,084 empleos formales más que el año previo; de los cuales la mayoría serán generados por las micronegocios (26%) y pequeñas empresas (24 por ciento).

El incremento importante en el nivel de empleos formales nuevos también se liga con la recuperación del sector servicios, uno de los más afectados durante el 2020 por la crisis sanitaria Covid-19, de acuerdo con la desagregación sectorial del IGAE (Indicador Global de la Actividad Económica), un proyecto experimental del Inegi

Los servicios profesionales, científicos y técnicos son el grupo que, se espera, tendrá el crecimiento más importante de creación de empleos con entre 140,000 y 160,000 plazas más que el año pasado. 

Por su parte, el top tres de sectores generadores de empleo formal lo completarían los servicios turísticos y los servicios educativos, con entre 100,000 y 120,000 nuevos empleos registrados la seguridad social. 

Esta situación reflejaría un impacto positivo laboral de tres actividades que flexibilizaron restricciones después de un año de pandemia: el regreso paulatino a oficinas, el regreso de estudiantes a las aulas y la reactivación de turismo nacional e internacional. 

Las proyecciones del Inegi sobre empleo formal acumulado en los últimos 12 meses se alinean con las publicaciones mensuales del IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social), que durante los meses recientes ha anotado resultados positivos. Este noveno mes del 2021 fue el mejor septiembre histórico en términos de creación de empleos. 

Adicionalmente, la época decembrina es uno de los factores estacionales que incentivan con mayor fuerza el dinamismo del mercado laboral; aunque gran parte de estas plazas son temporales.

El dinamismo laboral dependerá también del comportamiento de la economía nacional, que se espera que cierre el 2021 con un rebote de entre 4 y 6 por ciento.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Agosto, mes en el que más se han creado empleos este año

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dio a conocer la creación de 128 mil 900 nuevos empleos para agosto, que se ha convertido en el incremento mensual más alto de 2021. Sin embargo, para Armando Leñero Llaca, presidente del Centro de Estudios del Empleo Formal (CEEF) «hay casi 55 por ciento de la fuerza laboral que se encuentra en la informalidad”.

Señaló que la recuperación del empleo ha sido lenta, ya que el gobierno federal aseguró que para marzo de 2021 se llegaría a la misma cifra de febrero de 2020 -previo a la pandemia-, de 20 millones, 613 mil, 532 plazas, pero señala que aún falta por recuperar más de 192 mil puestos de trabajo.

«Lo que ahora está haciendo este gobierno es festejar este crecimiento que hubo en agosto de más đe 119 mil empleos, y si bien es un crecimiento alto, comparativa ente con otros meses de agosto, no es algo espectacular, ya que en 2016 y 2017 el crecimiento estuvo cerca de los 120 mil, por lo que no es para estar echando las campanas al vuelo, ya que en esos años no había qué recuperar nada, porque no venían de una pandemia, pero este año sí.

«Este es un crecimiento normal y no significa recuperación y, por otro lado, este gobierno no ha creado ningún solo empleo formal en lo que va de la administración, no sólo durante la emergencia sanitaria, sino desde que inició el gobierno», expuso el también director de Retribuye, firma de Administración Operativa Empresarial.

Así también, comentó que la cifra del empleo durante agosto parece favorable para los trabajadores, pero este efecto es mayor para los colaboradores que se ubican en plazas permanentes, por lo que no se debe descuidar al 12.8 por ciento que se contrató de manera eventual.

«El crecimiento en los últimos 12 meses supera los 830 mil puestos de trabajo, y esta cifra no es mala per sé, ya que es similar a lo que se creció en un año entre 2017 y 2018. Sin embargo, difícilmente se puede calificar esto como un suceso extraordinario, ya que simplemente se trata de los niveles que debería mantener el país”, explicó el directivo.

El especialista señaló que este aumento de la tasa mensual de 0.6 por ciento, no resulta totalmente estable si se consideran los siguientes factores determinantes para el crecimiento económico y del empleo, «como lo es la Inversión Extranjera Directa (IED) hacia México tuvo un desplome de 23.2 por ciento durante el primer semestre de 2021, registrando el nivel más bajo de los últimos nueve años, según datos del Banco de México.

«El Gobierno no tiene una estrategia definida para combatir la crisis en el mercado laboral, el cual ya está marcado por el excesivo recorte presupuestal de programas para fomento del empleo, como el Programa de Apoyo al Empleo (PAE) de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS)», manifestó.

En esta línea dijo que es difícil recuperación en los ciclos laborales que se presentan cada año, ya que debe entenderse que estos impactarán en los próximos meses, en los que probablemente aumenten los empleos durante septiembre y octubre; no obstante, la tendencia ha mostrado que estos mismos se volverán a dar de baja durante diciembre.

«De acuerdo con proyecciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), los primeros cuatro años del presente sexenio serán los de menor crecimiento económico en México desde los años 80, esto debido a que el Producto Interno Bruto (PIB) acumulará un crecimiento de apenas 0.9 por ciento.

«Los niveles de la pobreza laboral, situación en la que el ingreso laboral de un hogar no es suficiente para adquirir la canasta básica, que actualmente impacta al 38.5 por ciento de la población, lo que es una consecuencia más de la informalidad laboral», concluyó.

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO

Mercado laboral, cerca de alcanzar niveles prepandemia

Después del impacto que tuvieron en el empleo las medidas de contingencia sanitaria para combatir la pandemia del covid-19, las mejoras en los distintos indicadores se observaron desde la segunda mitad de 2020, y hasta junio de 2021 ya se había recuperado 94.8 por ciento de la disminución de empleos durante la peor etapa de confinamiento, por lo que el mercado laboral se aproxima a niveles pre-pandemia, aseguró el gobierno federal.

De acuerdo con el Tercer Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, el número de personas ocupadas llegó a 55.1 millones, con lo cual se recuperó el 98.8 por ciento de puestos de trabajo previos a la pandemia y restan 678 mil puestos para alcanzar el mismo nivel.

En junio de 2021, la tasa de desocupación nacional se ubicó en 4 por ciento de la población económicamente activa, lo que equivale a 220 mil personas desocupadas más respecto al cierre de 2020, aunque se compara favorablemente con la tasa máxima alcanzada en 2020 de 5.5 por ciento.

Para el gobierno federal, esto da cuenta que en junio de 2021 se recuperaron 2.2 millones de empleos y creció la población económicamente activa (PEA) en 2.5 millones respecto a diciembre de 2020 y con la disipación de los efectos de desabasto de gas y la disminución en el número de contagios, de marzo a junio de 2021 se observó un aumento de poco más de 2 millones de personas en la fuerza laboral respecto al trimestre anterior.

Abundó en que la tasa de subocupación (personas con disponibilidad y necesidad de trabajar más tiempo) disminuyó, al pasar de un promedio de 15.2 por ciento en septiembre-diciembre de 2020 a 13.5 por ciento en enero-junio de 2021, lo que implicó una reducción en junio de 668 mil personas subocupadas, respecto a diciembre de 2020.

Empleo formal

Al cierre de 2020, de acuerdo con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), hubo una disminución anual de 647 mil 710 trabajadores; de los cuales, de enero a junio de 2021 se recuperaron 401 mil 648 (62 por ciento). La recuperación de empleos a junio fue sobre todo de empleos permanentes (82.9 por ciento del total).

De enero a junio de 2021, de los empleos formales recuperados, los asegurados en el IMSS con edades de entre 35 y 59 años casi recobraron su nivel prepandemia, mientras que siguen disminuyendo los ocupados mayores a los 59 años.

Al cierre de 2020, 73 por ciento de la reducción anual de empleos formales lo ocupaban personas menores de 35 años; de los cuales, en junio 2021 se recuperó 43.5 por ciento.

Por sectores de actividad, de enero a junio de 2021, la recuperación de empleos formales se observó en la mayoría de los sectores productivos: el sector manufacturero creció en 177 mil 299 empleos y los servicios de transportes en 25 mil 392 personas. También, el empleo en el comercio, los servicios sociales y el sector eléctrico recuperaron los niveles pre-pandemia.

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO

Outsourcing: Con reforma contratan a 2.5 millones de trabajadores, pero una cuarta parte gana menos

Al menos 2.5 millones de trabajadores que laboraban bajo el régimen de subcontratación se vieron beneficiados con la reforma al outsourcing.

Sin embargo, 575 mil trabajadores vieron reducidos sus salario cuando fueron migrados a los “patrones reales”, reveló el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El organismo identificó que 5 millones de personas están vinculadas o trabajan a través del esquema de la subcontratación u outsourcing. Hasta inicios de agosto, 2.55 millones de personas han sido reconocidas por las empresas.

No obstante, al 23 por ciento le redujeron el sueldo, es decir, casi una cuarta parte del personal contratado por las empresas.

Nunca falta el prietito en el arroz, un 23 por ciento han tenido decremento salarial”, dijo Norma Gabriela López Castañeda, directora de Incorporación y Recaudación del IMSS. “Este grupo de empresas involucradas serán analizadas y se tendrá un acercamiento para poder conocer la razón de este acto”, dijo la funcionaria, en el marco del Foro Nacional de Especialistas en Seguridad Social organizado por el Colegio de Contadores Públicos de México.

La directora señaló que con las empresas que están migrando trabajadores y no están presentando el aviso de sustitución patronal, se tendrá un acercamiento para poder determinar que la omisión no forma parte de una estrategia para disminuir la prima de riesgos de trabajo.

En tanto, el titular del IMSS, Zoé Robledo, explicó que se ha logrado identificar empresas de subcontratación en las que se concentran alrededor de 5 millones de trabajadores, de los cuales ya han migrado 2.55 millones a los patrones reales. En este universo de trabajadores el salario subió de 471.9 a 528.2 pesos en promedio, lo que equivale a un incremento del 12 por ciento.

De los 2.55 millones de trabajadores migrados, se identificó que a 1.3 millones tuvieron un incremento salarial mayor o igual al 10 por ciento, y 700 mil de estos tuvieron un incremento menor al 10 por ciento, dijo Robledo en un encuentro con el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

El director del IMSS explicó que de los 2.55 millones de trabajadores, 2.3 millones (91 por ciento) fueron migrados a una empresa en la misma región geográfica, mientras que 240 mil trabajadores fueron migrados a una zona geográfica diferente.

CON INFORMACIÓN VÍA EL FINANCIERO