Informalidad podría pasar a niveles de 70%

La desaparición de la figura del outsourcing por servicios especializados como lo pretende el gobierno federal provocará que la informalidad pase de un nivel de 56% al 70% de la población ocupada, y la pérdida de 200,000 empleos adicionales cada año, advirtió Enoch Castellanos, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), quien adelantó que a cambio se propone un registro nacional de empresas y liderado por sindicatos.

Luego de que la semana pasada se reunió un grupo especializado en materia laboral del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y los responsables de la política laboral del gobierno federal, se alcanzó un acuerdo de topar el PTU (utilidades al trabajador) entre 30 y 60 días, sin embargo, la postura sobre la figura de la subcontratación es eliminarla. “La figura desaparece y tiene que haber un registro nacional de empresas, y debe entrar en vigor inmediatamente. Nosotros estamos por el no, (mejor) regula, supervisa y castiga a quien haga mal uso, como cualquier otro delito. Pero no va a lograr recaudación adicional, porque el outsourcing ha incorporado a la economía formal desde el 2012 alrededor de 200,000 personas por año”.

El próximo miércoles se discutirá la iniciativa de reforma a la subcontratación en la Cámara de Diputados, por lo que el sector privado mantendrá su cabildeo con el legislativo para que se regulen los vicios y se cierre cualquier tipo de ventana que permita el uso abusivo o irregular del outsourcing. Aunque prevén que la discusión se empantane por las posiciones en contra de un gran número de sectores.

El gobierno federal apuesta a que los sindicatos sean quienes operen el negocio de servicios especializados, y “que sí te puedan proveer estos servicios los sindicatos, pero ¡no..!, nosotros propusimos es que sí se sindicalicen los trabajadores en el centro de trabajo, o en la compañía”, comentó Castellanos a El Economista.

Otro de los temas que se puso en la mesa de discusión, es que, si se quiere abatir la evasión fiscal, entonces la subcontratación a la hora que entre la factura, que no lleve IVA sino que sirva como un servicio y le impacte al ISR, refirió.

Con información vía El Economista

Se recupera el empleo, pero 93% es informal

El empleo se recupera, pero principalmente en la economía informal, que se caracteriza por bajos salarios, no tener acceso a instituciones de salud y carecer de prestaciones laborales como vacaciones y aguinaldo, elevando así el nivel de precarización del mercado laboral del país.

De abril a octubre, la población ocupada aumentó en 9.7 millones de personas, de los cuales casi 9 millones (93%) lo hicieron en la economía informal, indican datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo nueva edición del Inegi.

El empleo se recupera, pero principalmente en la economía informal, que se caracteriza por bajos salarios, no tener acceso a instituciones de salud y carecer de prestaciones laborales como vacaciones y aguinaldo, elevando así el nivel de precarización del mercado laboral del país.

De abril a octubre, la población ocupada aumentó en 9.7 millones de personas, de los cuales casi 9 millones (93%) lo hicieron en la economía informal, indican datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo nueva edición del Inegi.

Independientemente de la gestión de la pandemia en México o la recomendación de las autoridades, cada vez más gente sale a buscar trabajo.

De los 12 millones de personas que salieron de la población económicamente activa en abril, casi 10.2 millones regresaron al mercado laboral para octubre.

La población que si cuenta con un empleo pasó de 43.3 millones en abril a 53 millones de personas en octubre, de este total la ocupación informal llegó a 29.7 millones, con lo que la tasa de informalidad laboral se situó en 56%, cifra superior en 8.3 puntos porcentuales a la existente en el cuarto mes del año.

Sólo durante octubre, la recuperación de la población ocupada llegó a 1.9 millones de personas, de los cuales 1.6 millones se ubicó en el sector servicios.

En su interior destaca la ocupación en el comercio, con 574 mil personas; servicios diversos, 459 mil personas; servicios profesionales, financieros y corporativos, 285 mil, y restaurantes y servicios de alojamiento, 236 mil más que en el mes previo.

Sobre los salarios, estos nuevamente se concentraron en la parte baja de la distribución, con el rango entre menos de uno y hasta dos salarios mínimos, sumando 1.4 millones.

Población subocupada
 

Por su parte, el segmento de personas con la necesidad y disponibilidad de ofertar más tiempo de trabajo de lo que su actividad actual les demanda, pasaron de 8 millones en septiembre a 7.9 millones en octubre, 15% de la población ocupada.

“La tasa de subocupación se mantuvo relativamente elevada, resintiendo algunas peculiaridades de la pandemia. Algunas de estas incluyen las medidas de distanciamiento social, las cuales impiden la reanudación total de ciertas actividades.

“Considerando esto, es probable que esta se mantenga un tanto alta hasta que no veamos una normalización más clara en la actividad”, comentó Juan Carlos Alderete, director de análisis económico de Banorte.

La Población No Económicamente Activa (PNEA) disponible para trabajar, es decir, personas que no trabajaron ni buscaron, pero que aceptaría uno si se lo ofrecieran, fue de 8.9 millones, en totol 21.6% del segmento.

En comparación con septiembre de 2020, la situación este grupo disponible para trabajar disminuyó en 1.6 millones de personas durante octubre.

“Dada la fragilidad de la recuperación registrada en la economía doméstica, los riesgos para el empleo (principalmente en manufacturas y servicios turísticos) se han acentuado ante la posibilidad de observar un freno en la actividad global.

“Sobre todo, si el nuevo presidente de Estados Unidos implementa medidas más severas para contener el Covid-19 entre la población de su país”, comentó Ricardo Aguilar, analista económico de Invex.

Con información vía El Universal