Tribunal pide a Corte conocer caso de piloto que debe pagar 30 mdp a Aeroméxico

Un Tribunal Federal solicitó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) atraer el caso del capitán José Manuel Fernández Aguirre, quien fue condenado al pago de más de 30 millones de pesos a favor de Aeroméxico y Aerolitoral, para reparar el daño que provocó por el paro de pilotos en 2017.

A principios de este año la Quinta Sala Civil del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJ de CdMx) emitió la sentencia, porque el paro afectó a más de 10 mil pasajeros por la cancelación de vuelos.

Ante esta situación, el piloto despedido promovió un amparo directo, último recurso que tiene para evitar la condena.

Por tratarse de un tema de interés y trascendencia, el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Civil solicitó al Pleno de la Corte que se pronuncie respecto al artículo 1916 del Código Civil de la Ciudad de México, impugnado por el capitán José Manuel Fernández.

La petición ya ingresó a la Corte, pero aún falta que sea votada en alguna de las dos Salas para determinar si se analiza el caso.

El piloto reclamó del artículo el tema relacionado con los derechos libertad de expresión y asociación, libertad de información frente a la censura en el juicio ordinario civil (determinación de actuar ilegal en relación con la suspensión de labores por parte de pilotos).

El paro de pilotos se realizó el 28 de noviembre de 2017, lo que propició la cancelación de 61 vuelos.

El Tribunal que condenó al piloto dejó claro que, en caso de no tenga los recursos económicos para pagar a las aerolíneas, procederá el embargo de bienes. De acuerdo con testimonios, José Manuel Fernández convocó al paro de labores por el despido del capitán José Manuel Orduño.

Días después, Aeroméxico decidió terminar su relación laboral de 15 años con el capitán José Manuel Fernández, entonces secretario de Trabajo de la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores de México (ASPA).

Asimismo, comenzó una investigación contra siete miembros de ASPA por su posible responsabilidad; a tres de ellos se les aceptó su renuncia en el Comité Ejecutivo.

Por su parte, Mario González, secretario general de ASPA, aseguró que el sindicato no respaldó el paro de pilotos de Aeroméxico. Dijo que ésta no era la forma de actuar del sindicato, porque la forma de actuar de ASPA es agotar la negociación antes de tomar cualquier medida, “siempre buscamos no afectar a los pasajeros”.

En abril , Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, juez de control del Centro de Justicia Penal Federal en el Reclusorio Sur, en la Ciudad de México, sentenció a nueve meses de prisión al capitán por ser penalmente responsable del delito de ataques a las vías generales de comunicación.

También se ordenó la suspensión de sus derechos políticos, además de que le prohibió acudir durante un año a las instalaciones de Aeroméxico y la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores, y el pago de una multa.

CON INFORMACIÓN DE EL FINANCIERO

Un millón de trabajadores cortan “cordón umbilical” con el outsourcing y pasan a sus empresas reales

Debido a los cambios en la ley para regular el outsourcing, al día de hoy ya suman alrededor de 1 millón de trabajadores los que han sido recuperados por sus patrones originales, es decir, que “cortaron el cordón umbilical” con las empresas de outsourcing o insourcing en las que se encontraban y pasaron a las que verdaderamente pertenecen, afirmó Alejandro Salafranca.

El titular de la Unidad de Trabajo Digno de la Secretaría de Trabajo convocó a las empresas a realizar la sustitución patronal para recuperar las plantillas de trabajadores que se encuentran en outsourcing o insourcing y para lo cual tienen de plazo hasta el 24 de julio, conforme a la reforma en materia de subcontratación.

Advirtió que una de las consecuencias de no hacer este proceso y continuar con esquemas de subcontratación después del 24 de julio será incurrir en una ilegalidad.

“Este proceso la ley lo mandata en 90 días, termina el 24 de julio y estamos a poco de que el tiempo concluya. Actualmente la ley da muchas facilidades para que este proceso se lleve a cabo, por el IMSS y las Juntas de Conciliación”, destacó en el conversatorio “Avances en la implementación de la Reforma en materia de Subcontratación”, organizado por la Secretaría de Trabajo y Fomento al Empleo del Gobierno de la Ciudad de México.

Dijo que para realizar el proceso de sustitución patronal no se requiere estar en el Registro de Servicios Especializados u Obras Especializadas (REPSE) porque son procesos totalmente independientes.

“Los trabajadores no se mueven, siguen trabajando donde siempre, pero su patrón no va a ser un tercero, una empresa de recursos humanos, sino la empresa productiva real para la que han trabajado siempre”, detalló.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

México recupera 400,000 empleos formales en los primeros seis meses del año: IMSS

La economía mexicana recuperó más de 400 mil empleos formales en el primer semestre de 2021, pero aún falta una cantidad igual para recobrar los más de 1.1 millones que perdió por la pandemia, reveló este lunes el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

México creó 65 mil 936 empleos formales en junio, un aumento mensual de 0.3 por ciento y uno anual de 3.5 por ciento frente a junio de 2020, pero el país no alcanzó la meta del Presidente, Andrés Manuel López Obrador, de una recuperación total para la primera mitad del año.

«Sostengo que en junio, a finales, ya estamos en normalidad económica, ya vamos a tener el mayor crecimiento, recuperación de la actividad industrial, sobre todo en el turismo, que fue muy afectado, y para entonces ya vamos a estar en empleos igual que como estábamos antes de la pandemia», prometió en marzo.

Sin embargo, todavía falta recuperar más de 400 mil plazas formales para alcanzar las 20.6 millones registradas en el IMSS en febrero de 2020, antes de la llegada de la COVID-19 al país.

Debido a la pandemia, México perdió casi 1.19 millones de puestos formales entre el 13 de marzo y julio de 2020. Después recuperó 555 mil 600, de agosto a noviembre, pero volvió a perder 277 mil 820 en diciembre.

El dato de junio representa un repunte del ritmo de recuperación que se había ralentizado en los últimos meses, con 38 mil 961 empleos formales creados en mayo y 44 mil 774 en abril, frente a las cifras de 88 mil 771 en marzo, 115 mil 287 en febrero y 47 mil 919 en enero.

LA «PUNTA DEL ICEBERG»

“Los empleos formales en el IMSS no se han recuperado y son, además, solo la punta del iceberg, porque el trabajo formal en México es solo un pedazo del mundo del trabajo”, advirtió en una entrevista Rogelio Gómez Hermosillo, coordinador de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

Aunque el IMSS da el principal indicador del trabajo formal en México, cerca del 55 por ciento de la fuerza laboral es informal, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La tasa de desempleo en México se situó en 4.4 por ciento de la población económicamente activa (PEA) en el primer trimestre de 2021.

Pero, independientemente de la cifra absoluta de empleos, Gómez Hermosillo advirtió de una recuperación desigual que ha afectado más a informales, a puestos de bajos ingresos, a mujeres y a jóvenes.

Organismos públicos y privados han advertido de que el mercado laboral tardará años en recuperar el ritmo que tenía antes de 2020. Foto: Cuartoscuro

La pobreza laboral, de trabajadores con un ingreso inferior al valor de la canasta alimentaria, creció de 35.6 por ciento en el primer trimestre de 2020 a 39.4 por ciento en el mismo periodo de 2021, informó este lunes el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

“Lamentablemente no hubo ninguna medida, contracíclica o de protección al empleo, entonces pensamos que se requiere una reactivación económica que ponga la remuneración y los derechos laborales en el centro”, argumentó Gómez Hermosillo.

NUEVA PROMESA

A pesar del panorama, el Presidente López Obrador afirmó la semana pasada que julio muestra un crecimiento «atípico» con más de 200 mil empleos formales creados en los primeros cinco días.

«Ojalá sea lo que estamos imaginando porque, si es así, en dos meses más ya estamos con el número de empleos que teníamos antes de la pandemia», comentó en su rueda de prensa del 7 de julio.

Además de casi 2.6 millones de casos y 235 mil muertes por COVID-19, la cuarta cifra más alta del mundo en números absolutos, la pandemia provocó una contracción histórica de 8.2 por ciento del PIB en 2020.

Ahora el Gobierno pronostica un repunte mayor al seis por ciento anclado al comercio exterior y al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Debido a la pandemia del coronavirus, México perdió casi 1.19 millones de puestos formales entre el 13 de marzo y julio de 2020. Foto: Cuartoscuro

De hecho, el IMSS destacó que los sectores económicos con el mayor crecimiento anual en puestos de trabajo son el de construcción con ocho por ciento, transformación (manufactura) con 6.5 por ciento, y transportes y comunicaciones con 4.7 por ciento.

Pero organismos públicos y privados han advertido de que el mercado laboral tardará años en recuperar el ritmo que tenía antes de 2020.

«Regresar a los niveles anteriores a la pandemia no es consuelo porque teníamos una situación laboral muy deteriorada desde antes, lo que necesitamos es una reactivación que no solo modifique el número de personas trabajando, sino las condiciones”, indicó Gómez Hermosillo.

CON INFORMACIÓN VÍA SIN EMBARGO MX

Con puesto formal y digno, uno de cada 5 trabajadores en México, destaca estudio

De las 20 millones de personas en edad y condición de trabajar que viven en la región sur-sureste del país, 11 millones laboran en condiciones precarias, sin ingresos suficientes y “marginadas de la seguridad social”, indica un estudio de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

Rogelio Gómez Hermosillo, coordinador de la organización, detalló que del total sólo 1.6 millones de personas cuentan con un trabajo formal y digno, con seguridad social e ingresos suficientes para comprar dos canastas básicas (canasta familiar). Esto significa que menos de 10 por ciento de la población en esa zona “tiene condiciones básicas y trabajo para salir de la pobreza”.

En tanto que 7.1 millones “están totalmente excluidas” del mercado laboral. Se trata de personas que están buscando de manera activa y no encuentran trabajo, y otras que no pueden trabajar porque realizan labores sin remuneración en el hogar; en esta zona del país, 97 por ciento de quienes están en esa condición son mujeres.

En videoconferencia de prensa, Gómez Hermosillo dio a conocer los resultados del Semáforo de Trabajo Digno para la región sur-sureste, que comprende los estados de Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán; fue elaborado con base en el análisis de los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Inegi.

El estudio revela que, sin contar a estudiantes, pensionados y personas con impedimentos graves, México tiene una población de casi 75 millones de personas en edad y condiciones de trabajar, pero sólo están ocupados 50 millones. Del total, sólo 9 millones tienen un trabajo digno, “esto es menos de la quinta parte de las personas ocupadas en México”, subrayó.

Mientras que 35.3 millones trabajan sin alcanzar un salario suficiente y carecen de seguridad social. En tanto que 24.6 millones quedan fuera del mercado laboral por desempleo o porque realizan “quehaceres de cuidados o del hogar. A nivel nacional, de esta última cifra, 95 por ciento son mujeres. El documento refiere que cada año hay un déficit de cerca de 700 mil empleos.

De los estados antes mencionados, Campeche es de los que cuentan con un menor número de personas con trabajo formal, con 69 mil; seguido de Guerrero, con 105 mil; Tabasco, 134 mil, y Oaxaca, con 172 mil empleos dignos.

“El semáforo del trabajo digno es un llamado de atención, los datos confirman que el mercado laboral sigue siendo una fábrica de pobreza y que las condiciones en el sur del país son las más precarias, las que generan mayor carencia. La correlación entre la mayor pobreza de muchos de los estados del sur-sureste y la precariedad del trabajo es totalmente directa”, expuso Gómez Hermosillo.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

¿Otra vez? México cae en el ranking de Competitividad Mundial por segundo año consecutivo

Por segundo año consecutivo México cayó en el ranking de Competitividad Mundial de la IMD Business School. En la edición 2021 bajó al sitio 55 desde el 53 entre un total de 64 economías analizadas, debido a factores sobre la eficiencia en la legislación para los negocios, educación, e infraestructura tecnológica.

“Mejorar el entorno empresarial, menor incertidumbre y mejor marco de justicia, seguridad y democracia”, fueron parte de los retos que México debe enfrentar según el reporte, en el que también reconoce la necesidad de implementar políticas rápidas económicas, sociales y de salud para una recuperación acelerada de los efectos de la pandemia de Covid-19.

“Promover un mayor crecimiento del PIB de entre 3 a 4 por ciento, promoviendo el crecimiento del mercado interno a través de la innovación: mercados mexicanos para productos mexicanos; mejorar la relación con las economías relevantes del mundo y promover reformas estructurales en educación y energías limpias”, agrega el documento.

De los cuatro pilares que componen el índice, en desempeño económico el factor más débil fue el comercio internacional (lugar 56); en eficiencia gubernamental, la legislación para los negocios cayó al sitio 62 desde el 58 el año anterior, y estuvo a dos lugares del último puesto de todo el ranking, y lo mismo ocurrió con el factor de educación dentro del pilar de infraestructura. Respecto a la eficiencia de los negocios, el de acceso a financiamiento se ubicó en el lugar 55.

Energía, el talón de Aquiles

Sobre el tema, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) recomendó volver a una política de competencia en el sector energético.

“Me parece generoso el comentario de IMD de ‘crear mercados mexicanos para los productos mexicanos’, eso implica dejar de castigar fiscalmente al que produce o trabaja formalmente, y volver a una política de competencia que permita la participación de empresas de todo el mundo, especialmente en electricidad y energía”, dijo Manuel Molano, economista en Jefe del IMCO.

En este sentido, explicó que las empresas productivas del Estado requieren reformas internas para poder participar en un mercado competido, y no cerrar el mercado para ellos.

“CFE y Pemex están teniendo problemas y necesitan reformas internas para enfrentar a los competidores, mismas que el sindicato y la burocracia no quieren hacer”, apuntó a El Financiero.

CON INFORMACIÓN VÍA EL FINANCIERO BLOOMBERG

Ancianos piden a AMLO que interceda ante Walmart para recobrar empleos

Más de medio centenar de adultos mayores se manifestaron ayer frente a Palacio Nacional para solicitar al presidente Andrés Manuel López Obrador que interceda ante el incumplimiento de la empresa Walmart de reincorporarlos en sus tiendas como empacadores voluntarios, tras permanecer 14 meses desempleados por la pandemia de Covid-19.

Se trata del grupo de ancianos que desde hace por lo menos un mes ha salido a las calles para expresar su inconformidad por la pérdida de su principal fuente de ingresos, luego de que la cadena de supermercados más grande en la nación cancelara el convenio con el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam).

Este hecho dejó en la vulnerabilidad a alrededor de 35 mil adultos mayores que laboraban como empacadores voluntarios en las más de 2 mil 500 tiendas de Walmart, lo que los orilló a que buscaran alternativas para costear sus necesidades, como botear en diversas calles de la Ciudad de México, pese a la emergencia sanitaria.

Sabedores de que a usted le desagrada cualquier injusticia, apelamos a su máxima autoridad, al ser comunidad vulnerable, jefas y jefes de familia, para solicitarle interceder ante la empresa trasnacional Walmart, después de 14 meses de empobrecimiento, indica el escrito dirigido al presidente López Obrador y que recibió la oficina de Atención Ciudadana.

En la misiva, también agradecen al titular del Ejecutivo federal por el apoyo que les brinda con la pensión universal que muchos adultos mayores ya disfrutamos, pero no es suficiente para cubrir las necesidades de nuestras familias.

Procedentes de distintas partes de la Ciudad de México y su zona conurbada, el clima gélido de las 5:30 de la mañana no impidió que los ancianos llegaran al centro de la capital. Poco a poco salían de la estación del Metro Zócalo, frente a la Catedral Metropolitana; varios acompañados de algún familiar y otros sólo apoyados en sus bastones, con visibles condiciones de discapacidad.

Se apostaron afuera de Palacio Nacional y con pancartas como Adultos mayores, traicionados, lanzaron un unísono clamor: ¡Walmart, queremos trabajar!.

El corporativo no oye a los empacadores voluntarios

Carlos Ezcurdia, adulto mayor y ex empleado que encabeza el colectivo Empacadores Voluntarios Adultos Mayores –conformado por alrededor de 200 ex empacadores del valle de México– comentó que han solicitado ser escuchados por Walmart pero no tuvimos éxito cuando fuimos a sus oficinas corporativas, en el norte de la capital.

Visiblemente agotado por no poder permanecer de pie por tiempo prolongado, añadió que ha habido buena comunicación con el Gobierno de la Ciudad de México, nos han propuesto alternativas en tiendas de otras cadenas, pero en ellas ya tienen sus propios empacadores y son pocos los espacios.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

TENDENCIAS_ Aumenta la brecha laboral; mujeres, las más afectadas

La brecha laboral se mantiene en aumento en tiempos de pandemia y, actualmente, 45 por ciento de las mujeres en edad de trabajar se encuentran fuera de la vida económica; mientras que 76 por ciento de los hombres están participando en diferentes actividades laborales.

Durante el webinar “La igualdad entre mujeres y hombres como estrategia empresarial”, organizado por la Universidad de las Américas Puebla (Udlap) y la Udlap Jenkins Graduate School, Aída Cerda Cristerna, consultora especialista en género, economía e igualdad laboral, explicó que las acciones por la igualdad laboral entre mujeres y hombres es un pendiente en las empresas, las sociedades, el gobierno y la academia.

A pesar de que en México la matrícula universitaria es paritaria, es decir, es 50 por ciento de los estudiantes en las instituciones de educación superior son mujeres y 50 por ciento son hombres, en el mercado laboral todavía no se reflejan los mismos porcentajes, explicó.

La realidad de México está lejos de ser igualitaria como lo reflejan los datos otorgados por la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo 2020 del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), que revelan que se mantiene la desigualdad y una brecha del 30 por ciento de participación en la economía.

“Solamente, 45 por ciento de las mujeres en edad de trabajar están en la vida económica del país; mientras que en el caso de los hombres la participación es de 76 por ciento; es decir, hay todavía una brecha de 30 por ciento en la participación entre mujeres y hombres”, destacó la especialista.

Las mujeres que logran entrar al mercado laboral lo hacen por los salarios más bajos y la tercera parte de ellas trabajan por un salario mínimo en comparación con una quinta parte de los hombres, expresó la especialista.

“El problema es mayor en el momento de la jubilación, solo 12 por ciento de las mujeres tendrán una pensión respecto a 29 por ciento de los hombres, situación que revela los retos que enfrenta la sociedad en general”, apuntó.

En el ámbito empresarial, aunque las mujeres pongan su propio negocio o trabajen en el mundo corporativo enfrentan desigualdad: del total de personas empleadoras en México, sólo dos de cada 10 son mujeres, es decir, ocho de cada 10 son hombres.

Las mujeres empresarias enfrentan retos mayores en cuanto a la inserción, los negocios exitosos y un crecimiento que les permita desarrollarse: en el mundo corporativo, se registra una presencia de 37 por ciento de mujeres contra un 63 por ciento de los hombres.

“¿Qué es lo que pasa si la mitad de la matrícula universitaria son mujeres, porqué después no están en los puestos jerárquicos? ¿Por qué a la hora de llegar al nivel más alto de la empresa? Hay sólo un ocho por ciento de mujeres CEO contra un 92 por ciento de los hombres”, apuntó.

Para Cerda Cristerna, una primera barrera que enfrentan las mujeres para acceder al trabajo remunerado es entrar al mercado laboral porque hay estereotipos y sesgos desde el reclutamiento.

“Hoy en día en las entrevista de trabajo todavía se hacen preguntas distintas a mujeres y hombres, una de ellas por ejemplo, son: tiene hijos o hijas, tienes quién te ayude a cuidarles, piensas tener hijos o hijas, piensas casarte pronto, planeas dejar de trabajar al casarte, entre otras”, expresó.

Los retos que enfrenta la sociedad para alcanzar la igualdad entre mujeres y hombres son tan grandes que se necesita abordarlos desde las políticas públicas, la educación, los sindicatos, los hogares y desde las empresas, explicó.

“Tenemos que trabajar desde muchos ejes para que cambiemos esta sociedad a una donde de verdad mujeres y hombres tengamos las mismas oportunidades y el mismo ejercicio de derechos”, afirmó la consultora.

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO

PERSPECTIVAS_ Más empleos formales, menos ingreso reales

Mientras continúa la tendencia optimista en torno al crecimiento de la economía mexicana en 2021 luego de la caída profunda de 2020, en el mes de mayo se dieron dos datos que representan una metáfora de lo que pasa con el trabajo. Por un lado, en mayo se recuperaron 38 mil 961 empleos formales, lo que representa la cifra más importante para dicho mes en los últimos siete años, según los registros del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). En el mismo mes, se dio un retroceso real de 1.45 por ciento en el salario de los trabajadores, de acuerdo a los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En 2020 se perdieron -debido a la pandemia- cerca de 2 millones de empleos, entre formales e informales. Esto profundizó la crisis de un segmento de la población acostumbrado a vivir en las penurias desde la pobreza, la misma que alcanza a más de la mitad de la población mexicana, en distintos grados que van desde la carencia moderada hasta la imposibilidad de alimentarse mínimamente bien. Cuando se inicia la recuperación económica, que tiene como principal viento a favor el impulso de Estados Unidos y su creciente demanda de productos, los números grandes se muestran muy alentadores en cuanto a producción de riqueza pero no dan muchas certezas en cuanto a la distribución.

Si pensamos el empleo en el contexto del repunte, los datos de la recuperación de puestos de trabajo que se dan al mismo tiempo que el retroceso real del salario nos pintan un problema conocido: la generación de puestos en cantidad permite que muchas personas vuelvan al trabajo pero la falta de calidad de los empleos hace que los ingresos sean insuficientes para atender las necesidades de las personas. Y aunque se trata de números del mes de mayo que sólo representan a los indicadores de dicho mes, en un sentido más amplio parecen una pintura de un mercado laboral que crece en ocupaciones pero no mejora en la misma medida en cuanto a los salarios, el poder adquisitivo y la posibilidad real de que los trabajadores mejoren sus condiciones de vida a partir de lo que perciben.

Mientras que entre noviembre de 2018 y marzo de 2021 hubo una mejora continua del poder adquisitivo de los trabajadores -porque los salarios se incrementaron más que los precios-, durante la pandemia no sólo se perdieron e inactivaron millones de empleos, sino que la precariedad se profundizó, lo que significa que las ocupaciones se volvieron más inestables, más inciertas, con ingresos menos previsibles y todavía lejos de las prestaciones. Y como prueba de esta lucha entre mejorías y retrocesos en el empleo, ahí está la pobreza que alcanza a millones de trabajadores que por más que se esfuercen siguen viviendo con limitaciones.

El reto de fondo en el mercado de trabajo es mejorar la calidad del empleo a un punto tal que los ingresos de los trabajadores les permitan bienestar, seguridad y certeza. Y esto se notará cuando disminuyan la pobreza y la desigualdad. Y cuando el trabajo y los buenos salarios dejen de estar divorciados.

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO

Recuperación del empleo, más lenta para las mujeres, dicen en foro

Especialistas en materia laboral afirmaron que los efectos que ha tenido la pandemia en este sector muestran que el país requiere reformular las políticas públicas para establecer una seguridad social universal que no esté enfocada sólo a la atención médica, sino a un bienestar general. Durante un foro organizado por Ethos Laboratorio de Políticas Públicas, alertaron que la recuperación de fuentes de empleo ha sido más lenta para las mujeres.

Por separado, un estudio de la consultora Global Boston y la plataforma de empleo en línea OccMundial, evidenció que la emergencia sanitaria cambió significativamente las preferencias de empleo de los mexicanos.

El ejercicio arrojó que sólo 5 por ciento de los trabajadores elegiría regresar a las oficinas y 62 por ciento lo haría de manera híbrida, al combinar el trabajo en casa con el presencial, una vez que mejoren las condiciones sanitarias y se reactive la movilidad económica.

Al participar en el foro organizado por Ethos Laboratorio de Políticas Públicas, Annabelle Sulmont, coordinadora del Proyecto de Políticas Generales del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), expuso que, para la mayoría de trabajadores, quienes están en la informalidad, quedarse en casa no es opción ya que les generaría no percibir ingresos, pero en caso de contagiarse de coronavirus o cualquier enfermedad, la afectación económica es mayor, ya que no cuentan con ningún tipo de protección social.

Graciela Teruel, directora de Equide, y Rogelio Gómez, de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, alertaron que hasta marzo no había mejoría notoria en cuanto a recuperación laboral, debido a que ésta se ha acentuado en empleos con bajos salarios.

Además, en este periodo las familias han puesto en riesgo su patrimonio y 24 por ciento ha tenido que recurrir a préstamos para hacer frente a la crisis económica. Para ofrecer una mejor atención a los trabajadores, propusieron una revisión integral de la seguridad social, que incluya a toda la población sin importar la relación laboral que tengan.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

Crisis del mercado laboral se prolongará por lo menos hasta 2023, advierte la OIT

La crisis del mercado laboral provocada por la pandemia de Covid-19 se prolongará por lo menos hasta 2023. Este 2021, se estima que al menos 220 millones de personas continuarán desempleadas en todo el mundo, advirtió la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Al mismo tiempo, el organismo destacó que 100 millones de asalariados quedarán en la pobreza, debido a que la pérdida de horas de trabajo y el déficit de puestos de buena calidad, “se ha traducido en una reducción drástica de los ingresos laborales”. Ello se explica por el “lento avance de las campañas de vacunación, junto con el resurgimiento de la pandemia a principios de 2021”.

De acuerdo con el reporte Perspectivas Sociales y del Empleo en el Mundo, el déficit mundial de empleo aumentó en 144 millones de puestos de trabajo el año anterior, mientras que en 2021 se reducirán a 75 millones y para 2022, se tendrá un déficit de 23 millones.

La OIT indica que “el crecimiento previsto del empleo será demasiado débil para ofrecer suficientes oportunidades de a quienes lo perdieron o abandonaron la fuerza de trabajo durante la pandemia”. En consecuencia, muchos trabajadores que estaban inactivos se incorporarán a la fuerza de trabajo, pero no podrán encontrar empleo.

Esto dará lugar a un “aumento sostenido y pronunciado del desempleo”, que pasará de 187 millones en 2019 a 220 millones en 2020; también 220 millones en 2021, y 205 millones en 2022. Antes de la crisis del Covid-19, la tasa de desempleo prevista para 2022 fue de 5.7 por ciento, una cifra que se registró por última vez en 2013.

De igual forma, aunque se prevé que durante la segunda mitad del año se acelerará la recuperación del empleo, esto no será suficiente para compensar la pérdida de 255 millones de trabajos que se registró en 2020.

El informe también subraya que uno de los sectores más afectados es el de los jóvenes, ya que sus niveles de empleo se redujeron en 8.7 por ciento en 2020 con respecto al 3.7 por ciento del los adultos. También, las mujeres han tenido un impacto fuerte, con una reducción del empleo de 5 por ciento.

“Sin un esfuerzo para acelerar la creación de empleos decentes y apoyar a los integrantes más vulnerables de las sociedades y la reactivación de los sectores económicos más afectados, los efectos de la pandemia del Covid-19 podrían sufrirse durante años bajo la forma de pérdida de potencial humano y económico y mayor pobreza y desigualdad”, señala.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA