15 claves del uso de Internet en México

1. Fuimos 88.6 millones de usuarios de Internet en 2021, equivalentes a 75.6% de la población de seis años o más, un crecimiento de 5.6 millones de usuarios o 4.1% más.

2. La más reciente Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) muestra tendencias, cambios y continuidades en el incremento de la conectividad en México, pero también extraños ajustes en las cifras.

3. La pandemia ha marcado inevitablemente el crecimiento de usuarios de Internet en México durante los primeros años del presidente López Obrador, que aceleró la transformación digital y la necesidad de estar conectados para trabajar, estudiar o tener acceso al esparcimiento. Pero el crecimiento sólo ha sido de 6% en tres años. 

4. La tendencia es que hay más usuarios de la red, más población con acceso, más personas conectadas de todas las edades, con un ascenso relevante en el grupo etario de 55 años y más que ya alcanzó 42.4% en 2021. 

5. Más Internet: también hay más usuarios de la red conectados todos los días de la semana (89.2%), cada vez más horas al día (4.8 horas en promedio), cada vez más a través de un smartphone (96.8%) y cada vez menos a través de una computadora portátil (31.8%) o de escritorio (15.4%).

6. Continúa sin cambios que los entornos urbanos (81.6%) siguen estando más conectados que los espacios rurales (56.5%).

7. Exclusión digital. Asimismo, los estados de la República con menos usuarios de Internet o más desconectados siguen siendo históricamente los mismos año con año: Chiapas (46.1%), Oaxaca (56.9%), Guerrero (61.4%) y Michoacán (66.8%).

8. Veracruz dio la sorpresa, pues de tener 58.9% de usuarios de Internet en 2020, creció 8.2 puntos porcentuales para ubicarse en 67.1% en 2021. 

9. La Ciudad de México, a pesar de tener la mayor infraestructura digital y un entorno competitivo vibrante con el mayor número de operadores de servicios de telecomunicaciones, sólo 88.3% de la población es usuaria de Internet, lo cual no le hace justicia a una entidad que concentra y centraliza la mayor cantidad de actividades de gobierno, empresariales y culturales. 

10. Nuevo León, que lideró la ENDUTIH hace un año, no sólo no creció sino incluso decreció en el número de usuarios de Internet (84.5% en 2020 vs. 84.2% en 2021) y fue superado por la CDMX, Baja California y Sonora. Lo anterior demuestra que el abandono de la política de inclusión digital en los estados afecta los niveles de conectividad y bienestar de la población, y que en materia TIC y de digitalización es muy fácil tanto estancarse y retroceder como remontar el desarrollo.

11. Durango se desplomó en sólo un año: pasó de 76.7% de usuarios de la red en 2020 a 70.9% en 2021.

12. Los principales usos de Internet siguen siendo para comunicarse (93.8%), para buscar información y acceder a redes sociales (89.9%) y para el entretenimiento (88.5%), sin novedad respecto de años precedentes. 

13. Vender (12.6%), hacer operaciones bancarias (24.5%) y pagar (25.6%) en línea son las actividades menos frecuentes de los usuarios de Internet, lo cual es una oportunidad para impulsar la inclusión financiera, la digitalización de las pymes, la confianza y la ciberseguridad de la red. 

14. Ajustes en las estadísticas: el Inegi realiza la encuesta en colaboración con el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), pero han realizado algunos ajustes al número de usuarios y hogares con acceso a Internet, según se aprecia de comparar las dos más recientes ENDUTIHs. 

15. ¿Cifras maquilladas? El año pasado difundieron que a finales de 2020 había 84.1 millones de usuarios de Internet, pero en el comunicado de prensa de este año en la gráfica se aprecia que en 2020 hubo 83 millones de usuarios, es decir, una diferencia ajustada a la baja de 1.1 millones de usuarios. 

Lo mismo se detecta en los hogares conectados. Hace un año se informó que a finales de 2020 había 21.8 millones de hogares con Internet, pero la información más reciente dada a conocer dice que en 2020 había 21.4 millones de hogares. Se trata de 400 mil hogares menos, pero hace un año era una cifra más esperanzadora. 

Hay que preguntarle tanto al Inegi como al IFT por qué ocurrió ese ajuste que no es menor y por qué no lo explica en su metodología y ficha técnica. 

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS Y JORGE BRAVO@beltmondi

Impreciso que ENDUTIH reporte 24.3 millones de hogares “conectados”

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2021, en México existen 24.3 millones de hogares con acceso a internet; sin embargo, desde la perspectiva del IDET, este dato es impreciso ya que considera equivocadamente como “hogar conectado” a aquél en el que uno de sus habitantes puede conectarse vía móvil.

“Los hogares que dependen de una conexión móvil, a diferencia de aquellos que cuentan con una conexión fija, se encuentran limitados en cuanto a las capacidades de navegación y accesibilidad a todas las herramientas y contenidos disponibles en la red, además de estar expuestos a períodos temporales de desconexión por falta de saldo o recarga suficiente para contar con internet de manera continua durante un mes”.

En un comunicado, el Instituto de Derecho de las Telecomunicaciones (IDET) explicó que esto es relevante en un país en el que del total de líneas celulares (91.7 millones), 79.7 por ciento corresponden a un esquema de prepago y tienen un gasto mensual de 148.2 pesos, monto que inhabilita el acceso a datos móviles durante todo ese periodo, además de que es limitativo en el acceso a herramientas, contenidos y aplicaciones disponibles en internet.

“Si bien, la ENDUTIH 2021 revela que 93.9 por ciento de los usuarios de telefonía celular tienen un smartphone, equipo que les permite conectarse a internet, se podría comenzar a advertir una nueva brecha de conectividad, atribuible al diferencial de capacidades y usos de internet que habilita el acceso a la red celular, frente a la disponibilidad de banda ancha fija en el hogar”.

En este sentido, la asociación civil señala que la publicación de la ENDUTIH es esencial como herramienta para la toma de decisiones de política pública en materia de conectividad y reconoce el esfuerzo para su levantamiento y publicación; no obstante, considera que se debe buscar la mejora continua en su elaboración a efecto de reflejar de manera más precisa y fidedigna la situación de nuestro país.

Asimismo, considera que para las próximas entregas de la encuesta debe hacerse un esfuerzo para que se recabe y se reporte información más relevante para la toma de decisiones en el contexto que impone la evolución tecnológica y el comportamiento de las personas, hogares y empresas.

Por ejemplo, recabar información sobre las velocidades promedio de acceso fijo con que cuentan los hogares, por segmento socioeconómico o decil de ingresos; en el caso de las conexiones móviles, un cambio cualitativo muy relevante sería poder conocer la cantidad de datos consumidos en promedio por usuario, de igual forma por nivel socioeconómico.

“Y sin duda alguna, dejar de considerar como ‘hogar conectado’ a aquellos cuyo acceso a Internet ocurre sólo porque alguno de los integrantes del hogar tiene acceso vía una línea móvil”.

Además, el IDET ve preocupante que en la ENDUTIH 2021 no se observe colaboración alguna por parte del gobierno federal, como sí sucedía en los años previos a través de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes.

“En virtud de todo lo anterior, el IDET exhorta de manera respetuosa a que las entidades públicas involucradas realicen los ajustes necesarios para que la ENDUTIH evolucione para que se convierta en un instrumento que brinde cada vez mejor información, no solo a autoridades sino también a investigadores, empresas, medios y ciudadanos en general”.

Más y mejores estadísticas, añadió, permitirán conocer sobre la disponibilidad y uso de las TIC en México, a efecto de que ello derive en la implementación de líneas de acción estratégicas para llevar la conectividad a los mexicanos que aún se encuentran desconectados.

CON INFORMACIÓN VÍA CONSUMO TIC

México | Número de usuarios de internet creció 6.74% en 2021: Inegi

Con información de El Economista

El número de usuarios de internet en México creció 6.74% en 2021, para alcanzar los 88.6 millones de mexicanos y mexicanas que cuentan con alguna forma de acceso a la red de redes, de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2021, realizada por el Inegi y el Instituto Federal de Telecomunicaciones.

El instituto de estadística de México y el regulador de las telecomunicaciones publicaron los resultados de la encuesta que sirve para conocer el acceso a tecnologías de la información en los hogares mexicanos y en la cual se advierte que 75.6% de la población con 6 años o más en México tiene acceso a internet, es decir cuatro puntos porcentuales más que en 2021, cuando había 83 millones de personas con acceso a internet en el país o 71.5 por ciento.

Brechas

Una mayor cantidad de hombres (76.5%) tienen acceso a internet en México frente a 74.8% de las mujeres, una constante en la medición por lo menos en las cinco encuestas más recientes. Los jóvenes de entre 18 y 24 años son quienes tienen mayor acceso a la red, con 93.4 por ciento. Le siguen los menores de entre 12 y 17 años y quienes tienen entre 25 y 34 años, con 90 por ciento. 

Las personas de entre 35 y 44 años tienen acceso a internet en 82.7% de los casos, mientras que quienes tienen un menor acceso a internet en México son quienes tienen más de 55 años, pues sólo 42.4% tiene acceso a internet. 

Aunque la brecha entre la población con acceso a internet en las ciudades y el campo se mantiene, ésta mostró una reducción de 2.1 puntos porcentuales respecto de los resultados de 2020. En 2021, 81.6% de la población de seis años o más con acceso a internet se concentró en las ciudades mientras que sólo 56.5% radica en el entorno rural.

Smartphone, el rey

La mayoría de quienes se conectaron a internet en México lo hicieron a través de un smartphone. Entre 2020 y 2021, el número de personas que se conectaron a internet a través de un teléfono celular pasó de 89.6 a 96.8%; mientras que el número de mexicanos que se conectó a través de un televisor inteligente (Smart TV) y de una consola de videojuegos también aumentaron considerablemente, al pasar de 12.4 a 25.7% y de 6.2 a 6.5%, respectivamente.

En sentido opuesto, las personas que se conectaron a la red a través de una computadora portátil, de una tablet o de una computadora de escritorio volvieron a registrar una caída por quinto año consecutivo, al disminuir en 10.4 y 17.7 puntos porcentuales, respectivamente.

Número de usuarios de internet en México creció 6.74% en 2021: Inegi

El número de usuarios de internet en México creció 6.74% en 2021, para alcanzar los 88.6 millones de mexicanos y mexicanas que cuentan con alguna forma de acceso a la red de redes, de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2021, realizada por el Inegi y el Instituto Federal de Telecomunicaciones.

El instituto de estadística de México y el regulador de las telecomunicaciones publicaron los resultados de la encuesta que sirve para conocer el acceso a tecnologías de la información en los hogares mexicanos y en la cual se advierte que 75.6% de la población con 6 años o más en México tiene acceso a internet, es decir cuatro puntos porcentuales más que en 2021, cuando había 83 millones de personas con acceso a internet en el país o 71.5 por ciento.

Brechas

Una mayor cantidad de hombres (76.5%) tienen acceso a internet en México frente a 74.8% de las mujeres, una constante en la medición por lo menos en las cinco encuestas más recientes. Los jóvenes de entre 18 y 24 años son quienes tienen mayor acceso a la red, con 93.4 por ciento. Le siguen los menores de entre 12 y 17 años y quienes tienen entre 25 y 34 años, con 90 por ciento. 

Las personas de entre 35 y 44 años tienen acceso a internet en 82.7% de los casos, mientras que quienes tienen un menor acceso a internet en México son quienes tienen más de 55 años, pues sólo 42.4% tiene acceso a internet. 

Aunque la brecha entre la población con acceso a internet en las ciudades y el campo se mantiene, ésta mostró una reducción de 2.1 puntos porcentuales respecto de los resultados de 2020. En 2021, 81.6% de la población de seis años o más con acceso a internet se concentró en las ciudades mientras que sólo 56.5% radica en el entorno rural.

Smartphone, el rey

La mayoría de quienes se conectaron a internet en México lo hicieron a través de un smartphone. Entre 2020 y 2021, el número de personas que se conectaron a internet a través de un teléfono celular pasó de 89.6 a 96.8%; mientras que el número de mexicanos que se conectó a través de un televisor inteligente (Smart TV) y de una consola de videojuegos también aumentaron considerablemente, al pasar de 12.4 a 25.7 % y de 6.2 a 6.5 %, respectivamente.

En sentido opuesto, las personas que se conectaron a la red a través de una computadora portátil, de una tablet o de una computadora de escritorio volvieron a registrar una caída por quinto año consecutivo, al disminuir en 10.4 y 17.7 puntos porcentuales, respectivamente.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

El derecho a la educación y a la conectividad

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) considera que “la educación es un derecho humano para todos, a lo largo de toda la vida, y que el acceso a la instrucción debe ir acompañado de la calidad”. En el caso mexicano, al tratarse de un derecho social fundamental establecido en el artículo 3º constitucional, además conlleva una obligación para el Estado mexicano de garantizarlo, protegerlo y promoverlo. De igual manera, se debe resaltar que además de otras importantes características, la Constitución señala que la educación debe ser inclusiva, sin embargo, esto no se ha logrado debido a un rezago histórico en la materia que, se debe decir, se ha intensificado por la pandemia que se vive

Aunado a lo anterior, el carácter habilitante que tiene este derecho hace que su correcto ejercicio sea sumamente relevante, pues de esta manera la persona se encontrará en posibilidad de ejercer correctamente otros derechos y finalmente desarrollarse. 

Pero ese correcto ejercicio de diversos derechos se ha visto limitado por la reciente necesidad de establecer como medida preventiva el distanciamiento social, buscando con ello reducir la tasa de contagios entre la población y generando de paso la imprevista decisión de acelerar el establecimiento del trabajo y la escuela desde la casa. 

Por lo que hace a la educación, los efectos negativos que la emergencia sanitaria ha producido aún no se conocen en su real magnitud. No obstante, según datos expuestos por la Asociación de Internet MX en el estudio Educación en línea en México 2021, la pandemia provocó que si antes de iniciar el confinamiento solo el 30% de estudiantes cursaban sus materias en línea y 11% en modalidad mixta, hoy este porcentaje es de un 85% y 10%, respectivamente. Asimismo, se espera que en los 12 meses por venir alrededor del 40% de las personas opte por la modalidad mixta y 35% por la modalidad en línea

Además se sabe que, de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares 2019 realizada en el Inegi, hasta pocos meses antes de que se conoció de la existencia de la pandemia (el tercer trimestre de dicho año), el 70.1% de la población de seis años o más era usuaria de internet.

La pandemia, además de causar los estragos hasta ahora conocidos en la salud de la población, vino a profundizar la brecha de desigualdad existente en México, pues a pesar de los recientes esfuerzos realizados por los sectores público y privado para facilitar el acceso a internet de toda la población, este fenómeno se presentó en un momento en el que subsanar estas carencias es por demás complejo en el corto plazo

Enfrentar este problema requerirá de medidas contundentes de parte de ambos sectores, en donde un pertinente diseño normativo y de política pública será indispensable, pero lo será más aún que la persecución de esos fines vaya acompañada de la voluntad y los recursos suficientes para llevar el acceso a internet a toda la población.

La tendencia originada a principios de 2020 del trabajo y la escuela a distancia requerirá de un esfuerzo sin precedentes de todos los países, siendo aquellos que logren una adaptación rápida y exitosa los que se encuentren en posibilidad de afrontar los retos globales crecientes siendo competitivos y procurando, de manera efectiva, el desarrollo de sus sociedades.

Tomar el camino de llevar a cabo un regreso improvisado a los centros de trabajo y a las aulas conlleva muchos riesgos, por lo que sacar provecho de aquella tendencia se volverá una opción siempre presente y viable, lo que precisará de una población conectada a internet y ejerciendo su derecho a la educación, un derecho social fundamental para el desarrollo.

CON INFORMACIÓN VÍA LA LISTA/THE GUARDIAN

MÉXICO TIENE 84.1 MILLONES DE CONECTADOS A INTERNET

En México, 84.1 millones de personas con seis años de edad o más tuvieron acceso a internet en 2020, es decir, 72% de la población total, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Al presentar la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH), el presidente del Inegi, Julio Santaella, dijo que la pandemia impactó la experiencia de los mexicanos con la tecnología, debido a que se puso en el centro de las actividades de la población.

Sobre la penetración de internet en los hogares, destacó que aumentó el acceso a la red, de 63% que había en 2019, a 67.6% el año pasado.

El presidente del Inegi comentó que hay una brecha importante en el uso de internet por grupos de edad, porque mientras 90% de las personas entre 18 y 24 años son usuarias de la red, la proporción se desinfla a 37.5% entre quienes tienen 55 años o más.

En cuanto a entidades federativas, detalló que Nuevo León, Ciudad de México, Baja California y Sonora son las que tienen mayor penetración de internet, donde más de 80% de la población utiliza el servicio.

En contraste, las entidades con menor participación son Chiapas, con 46%; Oaxaca, con 55%, y Veracruz, con 59%.

Arturo Blancas, director General de Estadísticas Económicas del Inegi, detalló que en las cifras de zonas urbanas respecto a las rurales también hay una brecha, puesto que mientras en las primeras 78.3% tienen internet, en las segundas sólo 50.4%, lo que significa una brecha de casi 30 puntos porcentuales.

Blancas indicó que el uso de internet para realizar compra de productos o servicios creció, al pasar de 22.1% a 27.7% en un año, mientras que el empleo para operaciones bancarias se incrementó de 16.8% a 21.7%.

El directivo del Inegi mencionó que se incrementó 6.61% la contratación de paquetes de servicios de telecomunicaciones que ofrecen internet.

En cuanto al uso de telefonía celular, el director del Inegi señaló que hay 88.2 millones de usuarios con este dispositivo, es decir, 75.5% de la población de seis años o más y nueve de cada 10 usuarios de teléfono celular cuentan con un smartphone.

Sobre el uso de computadoras, apuntó que va disminuyendo, pues 38% sí la utiliza contra 62% de la población que no la usa.

TRANSICIÓN A LA ECONOMÍA DIGITAL

Adolfo Cuevas Teja, presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), aseguró que existe una enorme oportunidad para que México transite hacia una economía digital.

“Una política asistencialista, por noble que parezca, no es una solución estructural ni de largo plazo”, subrayó Cuevas Teja.

Mencionó que —por primera vez— hay una nación que es completamente digital.

“Esta sociedad digital que ya somos nos coloca en la posibilidad de reorientar nuestra estrategia de desarrollo hacia la economía digital, puesto que las personas utilizan masivamente internet, lo tienen a su disposición en los aparatos móviles o en los hogares y el valor que tiene ahora el aumento del uso del smartphone”, dijo.

Carlos Morán Moguel, subsecretario de Transportes de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), comentó que se debe trabajar en políticas públicas para incrementar la cobertura y penetración de las redes de telecomunicaciones.

CON INFORMACIÓN VÍA EL UNIVERSAL