PERSPECTIVA: El IFT es el peor ejemplo de lo que pudo haber sido la autonomía en beneficio del país.

Entrevista del Co. Francisco Hernández Juárez, Secretario General del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) con el periodista Javier Solórzano para El Heraldo de México.

Temas tratados:

  • Actualidad de las y trabajadores sindicalizados en el marco de la Pandemia por COVID-19.
  • La autonomía y utilidad de los Organismos Autónomos
  • Regulación y competencia en el Sector de las Telecomunicaciones
  • Propuesta del STRM a favor de planteamiento de objetivos que favorezcan la competencia, cobertura, universalización de servicios, la inversión todo en el marco de un proyecto integral

Fuente vía El Heraldo de México

STRM #EnLínea. “SINDICALISMO Y PROSPECTIVA EN MÉXICO” Dr. Víctor Pavón Villamayor

En YOUTUBE: https://youtu.be/sbpvAwR7Mk8

EN FACEBOOK: https://fb.watch/2QVgnhbUR7/

Víctor Pavón Villamayor ha sido consultor en materia de competencia económica y regulación para organismos internacionales como la OCDE, las Naciones Unidas y USAID, además de haber participado como experto económico en arbitrajes internacionales. Durante su trayectoria profesional, ha impartido cursos de economía y métodos cuantitativos en diversas instituciones educativas entre las que destacan Oxford UniversityLondon Metropolitan University, UNAM, ITAM y El Colegio de México.

Desde 2013 Víctor Pavón Villamayor funge como Presidente Ejecutivo de Oxford Competition Economics. En la actualidad, también es Vicepresidente de la Comisión de Competencia Económica de la International Chamber of Commerce (ICC), México.

Arturo Robles: México necesita una transformación digital para su recuperación económica

A México le urge una transformación digital para reactivar la economía.

Esa urgencia es muy clara para Arturo Robles, comisionado del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) de México, quien en entrevista con DPL News aseguró que la Hoja de Ruta 2020-2024 del regulador es precisamente el documento que busca ser el eje rector para que en el país se fomenten inversiones y se impulse una transformación digital que alcance a cada persona. 

Al cuestionarle sobre cómo el órgano regulador hará para convencer a todas las autoridades, -federales, estatales y municipales- para subirse al tren de la transformación digital, Arturo Robles fue contundente: no hay que convencer, los beneficios del desarrollo de las telecomunicaciones y las Tecnologías de la Información han sido muy evidentes, sobre todo durante la pandemia de Covid-19. 

“No es un tema de convencer, es evidente. Y aunque las señales no siempre han sido o son claras, creo que la evidencia y la realidad demuestra que requerimos esta transformación digital. En el IFT nuestro papel es habilitar desde el punto de vista regulatorio y ser coordinadores de esta agenda regulatoria digital, un plan estratégico digital, guiar y decir cuáles son los distintos componentes de la transformación digital.

“Se puso esta Hoja de Ruta a consulta pública para lograr la transformación digital del país. La necesidad que tenemos ahora, la propia pandemia hizo que se acelerara el uso y adopción de las tecnologías de la información y las telecomunicaciones, además propició que diversas actividades se incorporaran a la modalidad online”, dijo Robles Rovalo. 

Bienestar social

Para Robles el bienestar social es el objetivo principal de la transformación digital de México.

No se trata de que la brecha digital crezca con la adopción de tecnología y el desarrollo de las telecomunicaciones, sino de otorgarle también a los 40 millones de personas que hoy no tienen acceso, una oportunidad de acceso a la salud, educación, alimentación y al desarrollo económico en general. 

“Las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), específicamente las telecomunicaciones digitales, tienen un efecto multiplicador del bienestar. Si impulsamos un sector fuerte de telecomunicaciones logramos no sólo mejores redes y servicios, también es un efecto de bienestar social que permite que llegue a los demás sectores y reactivar la economía.

“Ello significa no sólo conseguir lo que el gobierno busca, que todos los mexicanos tengan acceso a bienestar y desarrollo y salud. También permite estar preparados para lograr que México se posicione a nivel mundial como generador de bienestar digital. La ola no se detiene y las dos opciones es dejar que nos arrastre con la inercia o subirnos a ella. 

“La Hoja de Ruta 2020-2024 propone esta estrategia digital regulatoria que permitirá subirse a esa ola de transformación digital”, aseveró el comisionado del órgano regulador mexicano. 

Aprovechar el T-MEC o dejar que otros lo hagan

Para Arturo Robles, México tiene dos opciones frente al Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC): prepararse para aprovecharlo y crecer, o ver cómo Estados Unidos y Canadá lo aprovechan sin que México haga algo. 

Al comisionado del IFT le queda claro que para que México lo aproveche es necesario contar con una regulación de telecomunicaciones flexible pero con objetivos claros. En el mundo ya se viven nuevas dinámicas de mercados y nuevos modelos de negocio basados en lo digital. MMéxico tiene que aprovechar si quiere crecer económicamente. 

Robles Rovalo aseguró durante la entrevista con DPL News que la Hoja de Ruta 2020-2024 tiene mucho en su ADN sobre el tratado comercial entre los tres países de América del Norte.   

“El T-MEC menciona que debe haber un regulador especializado que conozca y mantenga la competencia en un entorno digital. También incluye mercados digitales, intercambio internacional de datos y seguridad de las propias redes en distintas secciones. Todo esto se recogió para la Hoja de Ruta: es una visión de una nueva agenda regulatoria con condiciones que permitan a México avanzar a la transformación digital.

“El TMEC depende de nosotros estar preparados digitalmente para aprovecharlo o que otras naciones lo hagan”, afirmó. 

5G y las condiciones de inversión en México

Las nuevas redes móviles de quinta generación (5G) requieren de altas inversiones y éstas deben estar garantizadas con un entorno regulatorio de certidumbre, afirmó Arturo Robles. 

Recientemente, el Instituto Nacional de Geografía y Estadística dio a conocer que el Producto Interno Bruto de las telecomunicaciones tuvo un crecimiento anual al segundo trimestre de 2020 de alrededor de 7 por ciento. 

Ello, apuntó Robles Rovalo, es muestra de la certidumbre y garantías que se le han dado a las inversiones del sector en México. El camino debe continuar por ese rumbo, dijo el comisionado.

“Las redes 5G tienen componentes básicos que son mucha infraestructura, inversión, espectro suficiente y nuevos servicios. El IFT debe, por un lado, eliminar cualquier barrera regulatoria que inhiba el despliegue de infraestructura y, por el otro, facilitar el acceso al espectro. 

“La cuestión económica es cuánto se paga por el espectro y la otra es disponibilidad de espectro suficiente. Fuimos los primeros en liberar la banda de 600 MHz, ya tenemos en el mercado algunas bandas como la de 3.5 GHz que algunos concesionarios ya han avisado que van a hacer pruebas 5G”, comentó. 

Asimismo, aseguró que es importante que haya un aprovechamiento adecuado del espectro. El IFT buscará que se agilicen las licitaciones, cuidando siempre “no ahogar a los operadores dándoles espectro que aún no pueden usar”. 

El espectro no debe verse como recaudatorio

El Gobierno Federal no debe ver el espectro como un insumo recaudatorio, sino como uno que traerá beneficio social en el corto y mediano plazos, afirmó el comisionado Arturo Robles Rovalo. 

Explicó que es necesario que se reduzcan los derechos anuales por el espectro, aunque aclaró que se trata de una atribución directamente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. 

“No veamos al espectro como algo que le permite al Estado obtener recursos directamente por licitarlos y cobrar por su uso, sino algo que pone el Estado a disposición para lograr que sus ciudadanos tengan mejores servicios. 

Explicó que el IFT buscará alternativas como el uso de espectro libre, el cual persigue mayores servicios a usuarios finales.

Por un IFT especializado y autónomo

Así como lo han mencionado los comisionados Javier Juárez Mojica, Sóstenes Díaz y Ramiro Camacho en pláticas con DPL News, Arturo Robles también se pronunció porque el IFT se mantenga independiente y con alto grado de especialización. 

Al preguntarle sobre la propuesta del senador Ricardo Monreal de agrupar órganos reguladores como el IFT en una sola institución, el comisionado Robles comentó que se trata de un modelo que se probó en la época de la Comisión Federal de Telecomunicaciones y fracasó. 

Afirmó que el modelo actual del IFT se ha tratado de implementar en otros países debido a su efectividad. Incluso instituciones internacionales recomiendan que los órganos reguladores de las telecomunicaciones sean independientes. 

“Justamente en estos días se realizó el simposio global de reguladores de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) y fue el tema central. Se requiere un regulador especializado en los temas de telecomunicaciones y TIC que entienda cómo funcionan estas industrias, en específico las basadas en redes tecnológicas en distribución en contenidos digitales, con experiencia para sortear la crisis de Covid-19

“La industria y otros reguladores en Colombia y Chile mencionaron que han hecho ajustes para lograr el modelo de México. El modelo a seguir es el mexicano especializado en telecomunicaciones y radiodifusión con atribuciones en competencia económica. 

“Lo correcto es robustecer al regulador especializado y con experiencia más allá de buscar nuevos modelos, los cuales no han probado su éxito”, concluyó. 

Con información de DPLnews

López Obrador restablece el presidencialismo mexicano, dice defensora de DDHH

Ciudad de México, 26 jun (Sputnik).- El desmantelamiento de decenas de organismos autónomos e instituciones independientes del Estado, que impulsa el jefe del Ejecutivo, Andrés Manuel López Obrador, busca restablecer el antiguo régimen del presidencialismo mexicano todopoderoso, dijo a Sputnik la presidenta de la Asamblea Consultiva del Consejo Nacional para la Prevención de la Discriminación, (Conapred), Mariclaire Acosta Urquidi.

“Es un plan preestablecido del presidente para restablecer el antiguo presidencialismo, donde él sea otra vez, como en el viejo régimen, el que decida básicamente todo, y para ese proyecto los organismo autónomos le estorban muchísimo”, dijo la responsable de esta instancia independiente, que asesora al organismo descentralizado del Poder Ejecutivo, creado hace 17 años.

El líder de la izquierda nacionalista plantea que fue un exceso crear en el pasado tantos organismos autónomos, “sin beneficio para la gente”, que cuestan decenas de miles de dólares al erario.

El presidente sostiene que el combate al racismo puede ser encomendado a la secretaría de Gobernación, encargada de la política interior de su administración.

“Desde que lo conozco, a él nunca le han gustado las organizaciones de la sociedad civil, siempre les tuvo una enorme desconfianza”, prosiguió la fundadora la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de Derechos Humanos, creada en 1989.

El objetivo es establecer una especie de reforma del Estado, donde desparezca todo lo que no pueda controlar la presidencia, por la vida formal o informal, explica la experimentada defensora de víctimas de abusos del Estado.

“Conapred le estorba porque tiene una asamblea consultiva muy independiente”, creada por Gilberto Rincón Gallardo (1939-2008), militante y líder comunista con quien el presidente tenía diferencias, prosigue.

Desde la óptica de López Obrador, los organismos autónomos no tienen una función importante.

“Su narrativa es que son el resultado de componendas y negociaciones de la clase política, para cooptar y darle presupuesto a una serie de simuladores y vividores”, indica Acosta.

ENSAYO GENERAL

Según la autora de decenas de libros, exdiplomática, y primera representante de la Sección México de Amnistía Internacional (1977-1984), “desgraciadamente, el presidente utiliza a Conapred como ensayo general para desmantelar otras instituciones”.

Por otra parte, el jefe de Estado está “obsesionado con la austeridad en el tema presupuestal, con simplificar las instituciones del Estado para concentrar el gasto público en sus programas sociales”.

El papel Conapred, si desapareciera, la desempeñarían las fiscalías y las secretarías de Estado.

“Ese plan va en sentido contrario de lo que ha sido la construcción de la democracia mexicana, que permitió tres veces la alternancia en el Poder Ejecutivo en dos décadas, resultado de luchas de demandas de la ciudadanía”, dice la veterana luchadora social.

Sostiene que no es el papel de las fiscalías procurar la justicia.

“Es como un sueño guajiro, porque son responsables de la impunidad en más de 90 por ciento, es una ficción”, sentencia con un largo recuento.

El Conapred es un órgano que atiende unas 6.000 quejas al año, de particulares y grupos vulnerables, y Acosta sostiene que ha logrado contribuir a generar una cultura de combate a la discriminación.

“Curiosamente, el presidente se refiere a ese trabajo en términos muy despectivos, a pesar de que han formado parte de la Asamblea Consultiva miembros de su equipo cercano”, señala la entrevistada.

Menciona los ejemplos del publicista gubernamental Epigmenio Ibarra y del actual secretario federal de Educación, Esteban Moctezuma.

Las reservas del jefe de Estado sobre el papel de la organizaciones no gubernamentales tienen hondas raíces.

“La gran desconfianza del presidente sobre la sociedad civil tiene que ver con su formación política, en el PRI”, el Partido Revolucionario Institucional, que gobernó 71 años hasta el año 2000.

López Obrador militó 14 años en el PRI, hasta 1988, partido que volvió a la presidencia entre 2012 y 2018, con Enrique Peña Nieto.

Su concepción de la política “tiene una impronta fundamental de la cultura política del PRI, en particular del expresidente Luis Echeverría (1970-1976) de raigambre populista, donde el Jefe de Estado y de Gobierno decidía todo, dictaba órdenes y ponía sus piezas, allí se quedó”, sentencia Acosta.

CLAVES DEL ANTIGUO PRESIDENCIALISMO

Una noción subyace en el proyecto de López Obrador: el presidencialismo es bueno si el presidente es bueno y honesto.

“Esa vieja y larga tradición mexicana sugiere que si la persona que detenta el poder es buena y no es corrupta todo se va a resolver, es una visión bastante anacrónica, que no tiene nada que ver con el siglo XXI, ni con el complejo desarrollo democrático de la sociedad mexicana”, replica la defensora de víctimas.

El mandatario tiene en sus manos una bandera muy importante: el combate a la pobreza, la desigualdad y la corrupción, que le genera un gran apoyo

“Pero con sus métodos para conseguirlo no se puede lograr el objetivo”, señala.

Los organismos autónomos lograron arraigo en las últimas dos décadas: “le dan cauce a problemáticas y si funcionaran bien con presupuesto adecuado y autonomía real sería un aporte a las luchas”, puntualiza.

En el presupuesto de 2020, el oficialismo recortó los fondos a los entes autónomos en unos 180 millones de dólares. (Sputnik)