México se estanca en sus exportaciones a pesar de guerra comercial EU-China

Las exportaciones de México a Estados Unidos se mantuvieron en el primer semestre de 2022 en una proporción prácticamente igual al que tenía antes de que iniciará en marzo de 2018 la guerra comercial entre Estados Unidos y China.

De enero a junio del año en curso, las ventas de productos de México al mercado estadounidense fueron de 224,057 millones de dólares, lo que representó 13.8% del total de importaciones estadounidenses en el mismo lapso, una cuota de mercado apenas mayor a la de 13.7% que obtuvo en la primera mitad tanto de 2017 como de 2018.

Al mismo tiempo, según informó la Oficina del Censo este jueves, las exportaciones chinas a Estados Unidos totalizaron 271,742 millones de dólares en el primer semestre de 2022, lo que supone una cuota de 16.7%, mucho menor frente a la de 20.2% que alcanzó 2018.

China se ubicó como el primer proveedor externo de mercancías de Estados Unidos de enero a junio de 2022 y México ocupó la segunda posición.

La guerra comercial comenzó luego de que la Representación Comercial de Estados Unidos (USTR) concluyó que China se dedica a la transferencia forzada de tecnología, al robo por medios cibernéticos de la propiedad intelectual y los secretos comerciales de Estados Unidos, a las prácticas de concesión de licencias discriminatorias y ajenas al mercado, y a las adquisiciones estratégicas de activos estadounidenses financiadas por el Estado.

La USTR impuso en consecuencia cuatro rondas de aranceles, con tasas de entre 7.5 y 25% sobre un valor estimado de 250,000 millones de dólares en importaciones estadounidenses procedentes de China. A su vez, China respondió con cuatro rondas de aranceles sobre productos estadounidenses importados por valor de 110,000 millones de dólares. Ambas partes han concedido algunas excepciones, pero la mayoría de los aranceles siguen vigentes.

Por su parte, Canadá ha tenido un mejor desempeño, impulsado principalmente por los mayores precios de productos energéticos y materias primas, donde basa parte de su competitividad. En la primera mitad de 2022, se colocó en el tercer lugar como proveedor de mercancías de Estados Unidos y se afianzó como su primer socio comercial.

Las exportaciones de productos de Canadá a su vecino del norte totalizaron 222,695 millones de dólares, un nivel muy cercano al de México, y representaron 13.7% del total de importaciones estadounidenses en ese periodo.

En términos interanuales, teniendo como mercado de destino a Estados Unidos, las exportaciones mexicanas crecieron 20.2% en el primer semestre de 2022, mientras que las chinas subieron 18.9% y las canadienses 32.1 por ciento.https://eb731999adaa5a50caf8c220b33f4243.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html?n=0

En total, las importaciones estadounidenses de bienes escalaron a una tasa anual de 21.6% en la primera mitad del año actual, a 1 billón 335,264 millones de dólares.

Según un análisis del Congreso estadounidense, la Administración del presidente Joe Biden está consolidando una compleja mezcla de iniciativas políticas de la Administración Trump con las suyas para defenderse de las políticas económicas “injustas” de China y de las amenazas a la seguridad nacional de Estados Unidos.

La Administración Biden ha señalado que sus prioridades son asegurar las cadenas de suministro estadounidenses, impulsar la competitividad de Estados Unidos y coordinarse con sus aliados y socios.

Otros factores han influido en el comercio internacional, como la carestía de chips semiconductores, afectaciones en el suministro de ciertos metales (paladio, rodio) o gases químicos (neón, criptón) por la invasión de Rusia a Ucrania, y problemas logísticos sobre todo en China derivados de la pandemia de Covid-19.

Considerando sólo el mes de junio, las exportaciones mexicanas a Estados Unidos crecieron 19.5% (a 39,432 millones de dólares), las chinas se incrementaron 22.1% (a 48,625 millones) y las canadienses avanzaron 26.2% (a 40,606 millones), a tasas anuales.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

En exportación, el bloque T-MEC pierde terreno frente a la Gran China

Los miembros del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) han erosionado progresivamente su participación en forma conjunta en el total de exportaciones de productos del mundo en las últimas dos décadas.

La cobertura correspondiente de estos tres países se redujo de 17.2% en 2002 a 12.8% en 2021, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

En 2019, su participación era de 13.6%, por lo que América del Norte también ha perdido competitividad reciente. Ese fue el año anterior a la pandemia de Covid-19 y también el año previo al inicio del T-MEC, que entró en vigor el 1 de julio de 2020, de modo que este viernes cumplirá dos años.

Por el contrario, la región denominada la Gran China (República Popular de China, Hong Kong, Taiwán y Macao) incrementó su porción en el total de exportaciones de mercancías de 10.3% en 2002 a 19.3% en 2021.

La República Popular de China tiene dos regiones administrativas especiales -Hong Kong y Macao- y espera que la comunidad internacional acceda a sus deseos sobre Taiwán y se adhiera a las políticas de «una sola China» (que la mayoría de los países han aceptado formalmente), en tanto que Taiwán considera que debe tener legitimidad internacional porque es una democracia con poder económico.

Además, la integración de la región del T-MEC a las cadenas mundiales de valor se ha visto disminuida por la salida de Estados Unidos del Tratado de Asociación Transpacífico (TPP, antecesor del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico -TIPAT, integrado por 11 naciones).

En cambio, China pactó la Asociación Regional Económica Integral (RCEP) con Filipinas, Malasia, Indonesia, Singapur, Tailandia, Brunei, Vietnam, Laos, Birmania, Camboya, Japón, Corea del Sur, Australia, India y Nueva Zelanda. Y solicitó integrarse al TIPAT.

El TIPAT y otros acuerdos comerciales regionales que no involucran a los Estados Unidos, como la RCEP, pueden perjudicar el comercio de los Estados Unidos con los miembros, ya que los participantes reducen sus barreras comerciales a otros miembros, pero no a los Estados Unidos, y posiblemente establezca reglas que pueden no alinearse con los intereses estadounidenses.

Frente a frente

En particular, comparando 2002 con 2021, China incrementó su participación en las exportaciones mundiales de productos de 5.1 a 14.1%, mientras que la rebanada correspondiente a México bajó de 2.5 a 2.3%, respectivamente.

El TIPAT involucra a tres de los cuatro principales socios comerciales de Estados Unidos y puede expandirse a otras economías importantes, lo que podría conducir a una mayor integración económica y liberalización comercial entre las partes.

Estados Unidos sigue con interés los acuerdos de China, porque ambos países tienen posiciones contrastantes en asuntos como las empresas de propiedad estatal y las disciplinas comerciales digitales.

De acuerdo con la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), la política comercial tuvo efectos importantes en la resiliencia del comercio internacional durante la pandemia. En promedio, el comercio sujeto a acuerdos comerciales profundos disminuyó 4 puntos porcentuales menos que los promedios mundiales.

Una posible razón es que los acuerdos comerciales con un alcance que va más allá de las concesiones de acceso mutuo al mercado a menudo reducen la incertidumbre de las transacciones transfronterizas porque prevén compromisos políticos más estrictos, un marco legal más desarrollado y una convergencia regulatoria mejorada.

China tuvo su mejor desempeño en la participación del comercio global en 2020, porque fue el país con más resiliencia frente a la pandemia de Covid-19 en ese año, al tiempo que gran parte del resto del mundo tuvo graves afectaciones por disrupciones en las cadenas de suministro, cierres de plantas y problemas logísticos.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Amago a inspector abre frente entre EU y México

Las importaciones de Estados Unidos de nuevas cosechas de aguacate mexicano permanecerán suspendidas “el tiempo que sea necesario” para garantizar la seguridad de los inspectores que fueron amenazados verbalmente en el occidental estado Michoacán, dijo el lunes el Departamento de Agricultura de EU.

La interrupción de las revisiones de exportación el 11 de febrero por parte del Servicio de Inspección de Salud Animal y Vegetal (APHIS, por su sigla en inglés) marca otra fuente de tensión comercial entre Washington y Ciudad de México.

Todas las cosechas de aguacate destinadas a Estados Unidos deben ser inspeccionadas en cuanto a su seguridad y las aprobadas antes del 11 de febrero podrían seguir siendo exportadas, dijo la agencia.

El USDA dijo que la suspensión fue ordenada «tras un incidente de seguridad (amenaza verbal) que involucró a nuestros empleados. La suspensión se mantendrá por el tiempo que sea necesario para asegurar que se tomen las acciones apropiadas, para garantizar la seguridad del personal del APHIS que trabaja en México».

Por su parte, ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que ya investigan la amenaza hecha al inspector estadounidense. Sin embargo, acusó que hay intereses económicos, políticos y de competencia en el caso.

“En todo esto hay también muchos intereses económicos, políticos, hay competencia, no quisieran que el aguacate mexicano entrará a Estados Unidos o predominará por su calidad en Estados Unidos, hay otros países interesados en vender el aguacate y así pasa en otros casos”, dijo AMLO.

EU, principal consumidor

De acuerdo a datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura en 2018, la producción mundial de aguacate fue de aproximadamente 6.5 millones de toneladas, de ese total mundial, México aportó el 34%, según los datos más recientes de la Secretaría de Agricultura.

En 2020 la producción de aguacate en México fue de 2.39 millones de toneladas, 4.0% más que un año antes, aunque es el crecimiento más bajo en seis años, vale señalar en entre 2010 y 2020, la producción de aguacate en el país pasó de 1.11 a 2.39 millones de toneladas, un promedio de crecimiento de 8.1% cada año en dicho lapso.

El mercado del aguacate mexicano es sin duda de exportación; EU es el principal comprador con ventas por 2,210 millones de dólares, seguido por Canadá y Japón con 199.0 y 156.0 millones de dólares, respectivamente.

De los proveedores al mercado de Estados Unidos, México destaca con el 83.6% de la oferta total, le sigue la oferta local de California y Perú con el 9.0% y 6.8 por ciento.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

México registra nivel récord en sus envíos a China

México exportó productos a China por un valor de 5,325 millones de dólares de enero a julio, lo que representó un alza interanual de 32.9% y un récord, según datos de la Secretaría de Economía.

También ese monto implicó un aumento de 40.1% en comparación con el mismo periodo de 2019, antes de la pandemia de Covid-19.

Detrás de Estados Unidos, China se ubicó como el segundo mayor importador de productos del mundo en todo 2020, con 2.06 billones de dólares y una caída interanual de 1%, de acuerdo con estadísticas de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

Para México, China es su tercer mercado de exportación, superado por Estados Unidos y Canadá (a quien superará de continuar las tendencias).

China es hoy una gran potencia en el mundo, un indicador estratégico a la hora de imaginar un nuevo y diversificado horizonte de oportunidades para nuestro país”, ha dicho Sergio Ley, exembajador de México en China.

Tomando en cuenta los periodos de enero a julio de cada año, de todas las exportaciones de mercancías de México, las dirigidas a China abarcaron 1.9%, una porción mayor a la de 1.8% de 2020 y un máximo histórico.

En la primera mitad de año actual, destacaron las exportaciones mexicanas al mercado chino de minerales de cobre por 1,857 millones de dólares (un aumento de 67.4%), minerales de plomo por 391 millones (un alza de 119.7%) y cajas de velocidades por 132 millones (un avance de 112.9 por ciento).

En 2021, México logró la apertura del mercado chino para las exportaciones mexicanas de sorgo y continúa las negociaciones para concluir los protocolos sanitarios de vísceras de cerdo y bovino, así como para la habilitación de plantas cárnicas mexicanas. De igual forma, analiza con el gobierno chino el acceso de productos pesqueros mexicanos.

Asimismo, entre el 1 de septiembre de 2020 y el 30 de junio de 2021 se evaluaron 15 granjas productoras de cerdo para engorda de tres empresas ubicadas en los estados de Sonora y Puebla, siendo aprobadas como elegibles para proveer a los rastros Tipo Inspección Federal (TIF) autorizados para exportar carne de cerdo a China.

Al mismo tiempo, los establecimientos TIF de México exportaron a los diferentes países con los que se tiene acuerdos comerciales, un total de 213,440 toneladas de productos y subproductos de origen animal de las especies: aviar, apícola, bovino, porcino, equino, caprino, ovino y productos combinados. Los principales tres países de destino son Estados Unidos de América con 38%, China con 24% y Japón con 21 por ciento.

Los envíos de carne de cerdo de México a China fueron de 119 millones de dólares en el primer semestre de 2021, un crecimiento de 2.6%; a la vez, las exportaciones de autos en esa misma dirección totalizaron 148 millones de dólares, un descenso de 15.4%, a tasas anuales.

En la última década, las ventas externas de mercancías de México a China han escalado desde los 3,152 millones de dólares en el periodo de enero a julio de 2011, esto es un alza acumulada de 68.9 por ciento.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Exportaciones se desaceleraron en noviembre tras 5 meses de alzas

En noviembre la balanza comercial de México tuvo un superávit anual de 3 mil 032 millones de dólares, aunque las exportaciones retrocedieron 1.85 por ciento respecto al mes previo, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En los primeros 11 meses del año, el saldo del comercio externo del país también mostró un superávit de 28 mil 214 millones de dólares en su variación anual, a pesar de la contracción de 11.3 y 17.5 por ciento en las comercialización de bienes a otros países e importaciones.

Las exportaciones observaron un descenso respecto a octubre, por lo que se desaceleró el crecimiento mostrado en los últimos cinco meses.

Así, con series ajustadas por estacionalidad, el retroceso fue de 1.85 por ciento mensual, originado por la caída de 2.4 por ciento en las exportaciones no petroleras.

La comercialización de mercancías en el periodo referido fue de 38 mil 320 millones de dólares, que significó crecimiento de 2.3 por ciento respecto al mismo mes del año pasado.

Del valor total, las exportaciones no petroleras aportaron 36 mil 791 millones de dólares, mientras que las petroleras mil 529 millones de dólares.

El Inegi destacó que el crecimiento total de las exportaciones se integró por el aumento de 3.3 por ciento en la comercialización de mercancías no petroleras, mientras que las derivadas del petróleo disminuyeron 17.1 por ciento.

Las exportaciones no petroleras que se dirigen a Estados Unidos crecieron 3.2 por ciento a tasa anual, mientras que las canalizadas al resto del mundo aumentaron 3.7 por ciento.

El valor de las importaciones sumó 35 mil 288 millones de dólares, monto que implicó una reducción anual de 3.9 por ciento.

El resultado se explicó por el descenso de 1.2 por ciento en las importaciones no petroleras y de 28.2 por ciento en las petroleras.

Por tipo de bien, las importaciones de bienes de consumo cayeron 16.3, las de bienes de uso intermedio disminuyeron 0.4 por ciento y las de bienes de capital se contrajeron 12.9.

Julio Santaella, presidente del Inegi, destacó en su cuenta de Twitter que las importaciones mexicanas de bienes de consumo tuvieron un importante aumento de 17.7 por ciento mensual, aunque siguen estando por debajo de sus niveles de 2019.

Apuntó que las importaciones de bienes de capital se incrementaron 2.3 por ciento respecto al mes anterior inmediato, pero todavía quedaron en niveles muy inferiores comparados con los de 2018 y 2019.

Con cifras ajustadas por estacionalidad, las importaciones totales registraron un ascenso mensual de 5.95 por ciento derivado del incremento de 6.34 por ciento en las importaciones de mercancías no petroleras.

Con información vía La Jornada