En Chihuahua, el feminicidio es ya delito grave e imprescriptible

Integrantes de la actual legislatura reformaron el Código Penal del estado de Chihuahua, en su artículo 105 párrafo segundo, para incorporar el feminicidio dentro de los delitos considerados graves e imprescriptibles.

El diputado por Ciudad Juárez, Benjamín Carrera, leyó el dictamen de decreto, en el que se establece que la prescripción en el proceso penal que se sigue a los acusados de feminicidio, no tendrá un plazo determinado para juzgarlos y dictarles sentencia.

Además, quedó establecido que la pena para esta transgresión es de 40 años como mínimo y 60 máximo, lo que da un promedio de 50 años de cárcel a quien asesine a una mujer, y con agravantes como violencia sexual y otros, para llegar a la pena máxima.

Al presentar la propuesta, el legislador explicó que, en materia de derechos humanos la san-ción de las violaciones graves de éstos resulta esencial para garantizar el respeto y la protección de los mismos, así como también de su bien jurídico protegido, que es, la dignidad del ser humano.

Recordó que el Poder Legislativo de Chihuahua, el 20 de octubre de 2020 aprobó el dictamen de decreto para establecer el tipo penal de feminicidio dentro del Código Penal del estado, el cual fue publicado el 5 de diciembre, en el Periódico Oficial del estado.

La aprobación sumó 24 votos a favor para integrar el feminicidio a otras conductas delictivas que son imprescriptibles en la entidad.

En el dictamen que se presentó para ser analizado por los diputados que votaron se menciona que la prescripción era de 20 años.

Crimen de Estado

Carrera aseguró que se registra un feminicidio cuando el Estado no da garantías a las mujeres y no crea condiciones de seguridad para sus vidas en la comunidad, en la casa, ni en los espacios de trabajo de tránsito o de esparcimiento, si el gobierno falla, se crea impunidad, la delincuencia prolifera y el feminicidio no llega a su fin. Por eso es un crimen de Estado.

De enero a mayo de este año se han registrado 75 homicidios de mujeres en Juárez de los cuales sólo seis son considerados feminicidios por la Fiscalía del Estado de Chihuahua y son más de 100 los crímenes de género registrados en la entidad.

Además, Sonora y Guanajuato cuentan con esta disposición legal de excluir la prescripción en materia de feminicidio, por ello, la importancia de contar con él dentro del ordenamiento, señalaron los congresistas.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

Falta de preparación en México provoca impunidad en feminicidios: especialista

En 2020 se registraron 3 mil 723 asesinatos violentos a mujeres, de los cuales ni un 30 por ciento son registrados e investigados como feminicidio por culpa de la inexperiencia en temas de género del sistema de seguridad mexicano lo que provoca que todos estos casos queden impunes, señaló la abogada y especialista en temas de género, Blanca Ivonne Olvera.

Como lo mencionó el presidente Andrés Manuel López Obrador en su segundo informe de gobierno, en 2020 solo fueron registrados 940 feminicidios, lo que equivaldría a dos o tres diarios, pero se registró un aumento en los homicidios dolosos a las mujeres con 2 mil 873 casos.

“Cuando se tiene conocimiento de un acto delictivo debemos de llamar a un policía, quien tiene que registrar si es un homicidio o un feminicidio, ese registro es el que aparecerá en el informe y con el que se llevará a cabo la carpeta de investigación que será enviada al secretariado ejecutivo de seguridad. El policía hace este registro por falta de capacitación en perspectiva de género, así como en el sistema de justicia penal”, condenó

La también Investigadora del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe) con la línea de investigación en feminicidio, señaló que solo un policía capacitado en la materia podría identificar las circunstancias para identificar cómo calificar a un caso como posible feminicidio y estos errores logran la impunidad en los casos mexicanos, pues por ley no es el mismo seguimiento en un caso de feminicidio que en uno de homicidio.

“Es como una bolita de nieve, que va escalando y finalmente lleva a estas estadísticas, lo que provocan que sean invisibilizados cuántos asesinatos violentos de mujer equivalente a feminicidios hay en el país porque nos vamos con la idea de que ‘Ah, en 2020 solo hubo 940 feminicidios’, no, esos solo fueron estudiados como feminicidios”.

Pero los policías no son los únicos que no tienen la capacidad para el estudio de estos casos, según la especialista, también el Ministerio Público es causante de estos errores en la búsqueda de justicia de las víctimas y víctimas colaterales de feminicidio, pues requiere mucho papeleo el cambiar y reclasificar el homicidio doloso de mujer a feminicidio.

“Un ejemplo claro es el caso de Yesenia Zamudio, quien después de cinco años pudo lograr que se investigue el caso de su hija. No hay avances en el caso de Marichuy porque fue calificado como homicidio doloso de mujer, fue hasta hace unos meses cuando fue reclasificado, las investigaciones empezaran desde ahorita por protocolo”, afirmó

Este problema no ha disminuido en 2021, pues a pesar de que según los datos oficiales mexicanos en enero se registraron 67 feminicidios y 240 homicidios dolosos de mujer, lo que significaría que bajaron las muertes violentas de mujeres a nueve u ocho casos diarios, pero el único delito que no bajó fue el de la violencia familiar, que puede escalar a un feminicidio.

“Tal es el caso de Abril (…) y ahora qué cuentas le podemos dar a ella, pues que las cosas siguen igual porque su probable victimario, que fue su esposo aún no es sentenciado, el juez que tiene parte de responsabilidad no fue sancionado, esa es la impunidad que se refleja en las manifestaciones, el reclamo de justicia”, condenó

En 2020 fueron denunciadas 220 mil 28 delitos de violencia familiar, al dividir esta cifra entre los 365 días del año, equivalen a 603 mujeres que diario fueron violentadas en sus hogares. Pero para la especialista Blanca Olvera, esta cifra es solo “la punta de la montaña”, pues según datos del Inegi solo el 7 por ciento de los delitos que ocurren en el país se denuncian.

“Esta cifra de 603 mujeres diario, que es toda una masacre resulta que tuvieron que batallar con lo de la pandemia, salir de sus casas, reconocerse violentadas y hacer la denuncia, y al llegar al ministerio público también batallaron con esa falta de perspectiva de género, pues les dicen ‘regrese mañana, porque qué tal que se en contenta con su marido y se arrepiente’”.

Diferencias entre feminicidio y homicidio

El artículo 325 del Código Penal Federal marca siete circunstancias para poder identificar y estudiar un caso como posible feminicidio, los cuales son:

– Que la víctima presente signos de violencia sexual, de cualquier tipo

-Que tenga lesiones o mutilaciones previas o posteriores a su muerte

-Antecedentes o datos de violencia familiar, escolar o laboral contra la victima

-Que haya existido una relación sentimental, familiar o de confianza de la victima contra el victimario

-Amenazas de muerte o contra la integridad, como acoso

-Que la víctima haya sido incomunicada

-Que el cuerpo de la víctima sea expuesto o exhibido en un lugar público

En cambio un homicidio solo es la privación de la vida de una persona, sin tomar en cuenta todos los demás agravantes contra su integridad antes y después del delito, que principalmente les ocurre a las mujeres.

Por ley la seguridad pública de todos los mexicanos depende del Estado mexicano, y los encargados a esta seguridad también recaen en la Guardia Nacional y las Fuerzas Armadas.

“Faltaría que a ellos también se les capacitara con esta perspectiva de género. La insistencia de esta capacitación es porque Instancias Internacionales así nos lo han hecho saber, que toda muerte de mujer tiene que investigarse con perspectiva de género, ese es un reto que tiene el estado”, afirmó

En el país hay cerca de 384 mil policías, la especialista ve como un problema que no se informe cuántos han sido capacitados en perspectiva de género, pues para ella el que las autoridades digan que se siguen capacitando a estos elementos es como no decir nada.

“El 25 de noviembre que se celebró el día contra la violencia a la mujer, la secretaria de gobernación dijo ‘en perspectiva de género se han capacitado a muchos policías’, pero pues cuántos son muchos, porque para todos los policías que hay en el país se necesitaría un gran programa”, afirmó.

Errores también perjudican programas sociales

Según la especialista Olvera, estas fallas en el Estado no solo provocan que los casos no sean estudiados como feminicidios, si no que no haya programas adecuados para combatir la violencia de género en el país

“No conocemos realmente la dimensión del problema, por eso no se puede dar solución, solo se le da solución a lo que se conoce, derivado de las cifras es como surgen los programas para prevenir y abatir los delitos. Es muy distinto hacer un programa para 940 feminicidios que hacer uno para 3 mil 723, ahí el Estado cae en irregularidades, la estrategia falla y genera impunidad”, explicó.

También afirmó que no han funcionado otros programas preventivos como la alerta de género, así como los pocos refugios para mujeres que existen en el país, por lo que las mujeres no pueden dejar estas afectaciones diarias. Por lo que condenó que el plan nacional de desarrollo de esta administración no contempló ninguna estrategia para las mujeres hasta noviembre de 2020, con el programa “pro igualdad hombres y mujeres”, que aún no tiene resultados.

“Son 70 refugios, la estancia de una mujer maltratada en un refugio es hasta de tres meses, y el refugio que más puede albergar a mujeres es de 20 mujeres con sus hijos, significa que el más grande solo podría albergar a 120 mujeres al año. Es insuficiente para las mujeres que sufren violencia familiar”.

Con información vía MILENIO

Entregan en Palacio Nacional 18 mil firmas para exigir alto a feminicidios

En vísperas del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemora hoy, madres de víctimas de feminicidio entregaron al presidente Andrés Manuel López Obrador una carta con 18 mil firmas para exigir justicia y alto a los asesinatos de mujeres.

La misiva fue entregada por la periodista Soledad Jarquín, madre de María del Sol, asesinada en junio de 2018 en Oaxaca. En la conferencia matutina del jefe del Ejecutivo, con voz entre cortada y visiblemente afectada narró que a la fecha siguen detenidas las investigaciones sobre la muerte de su hija. El Presidente instruyó a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, atender la denuncia.

El mandatario anunció que hoy Sánchez Cordero presentará un informe general sobre la violencia contra las mujeres y también por el caso de María del Sol. En todo lo que nosotros podamos apoyar lo vamos a hacer por convicción, le dijo a Jarquín.

Ésta expuso que cuenta con seis carpetas de investigación, algunas por delito electoral y feminicidio, pero todas han sido pasadas por la corrupción, la impunidad, la omisión del gobierno de Oaxaca, porque estoy peleando contra priístas.

Agregó que su hija fue asesinada en un contexto electoral en el que usted (Presidente) ganó, por cierto, pero en Oaxaca no nos está respondiendo. Añadió que pidió a la Fiscalía General de la República (FGR) que atrajera el caso por ser su hija fotoperiodista y la situación en la que fue asesinada, con armas de alto poder.

Las otras madres de víctimas de feminicidio, entre ellas Irinea Buendía y Araceli Osorio, que junto con Jarquín y el Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidio entregaron las firmas, aguardaron fuera de Palacio Nacional, donde demandaron al Presidente y a la FGR garantías de acceso a la justicia.

Las familias seguimos esperando justicia, mientras los asesinos de nuestras hijas son cubiertos con el velo de la impunidad, destacaron. En este 2020, añadieron, han sido asesinadas 2 mil 874 mujeres y niñas, y sólo 724 se están investigando como feminicidio. Cada día al menos 10 hombres truncan un proyecto de vida debido a su machismo y a su misoginia.

Por otro lado, colectivas feministas se manifestaron ante instalaciones de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México en respaldo a las 13 jóvenes citadas a declarar por acusaciones de robo y daño a propiedad ajena y a inmuebles. Las manifestantes, que forman parte de Resistencia Radical, Bloque Negro y Obsidiana, entre otras, calificaron esta acción de cacería de brujas. Las autoridades muestran su juego criminalizando a quien proteste y se manifieste, aseguraron.

En el contexto del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, organizaciones feministas convocaron hoy a una movilización en diversos estados del país.

Con información vía La Jornada

La mitad de los feminicidios y el 90% de los homicidios dolosos quedan impunes mientras su incidencia se dispara

En México, la incidencia y la impunidad en los asesinatos siguen alcanzando cifras sin precedentes en el país, pues se estima que sólo 5 de cada 10 feminicidios son esclarecidos, mientras que los homicidios dolosos alcanzan un 89.6% de impunidad.

A través del informe Impunidad en homicidio doloso y feminicidio en México: Reporte 2020, la organización Impunidad Cero advirtió que, en cinco años, las víctimas de feminicidio han aumentado en 137%; con una tasa de impunidad en los casos de 51.4% durante 2019.

Con Baja California Sur como la entidad con mayor impunidad en feminicidio, ya que durante el año pasado no resolvió ningún caso de feminicidio; seguida del estado de Guerrero, con 93.8% de impunidad, y Jalisco con 86.7 por ciento.

Asimismo, se dijo, que Veracruz encabeza los niveles de feminicidio en el país, seguido del Estado de México, la Ciudad de México, Nuevo León y Jalisco, las cuales, en conjunto, concentran casi la mitad de los feminicidios del país.

Durante la presentación del informe, Guillermo Raúl Zepeda Lecuona, uno de los autores de la investigación, consideró que estos datos se deben tomar con reserva, pues hay estados en los que puede haber un subregistro en la clasificación de feminicidios como homicidios dolosos, lo que puede impactar directamente en el nivel de impunidad de cada entidad.

Aunque, recordó que todo asesinato violento contra una mujer se debe procesarse bajo la categoría de feminicidio, para luego, tras las investigaciones descartar o confirmar el delito, ello como forma de evitar la pérdida de pruebas y material necesario.

Por su parte, el documento detalla que durante 2019 se registraron en México 1,012 víctimas de feminicidio, dando lugar al inicio de 983 carpetas de investigación a nivel nacional, sin embargo, se dijo que la cifra de víctimas aumenta a 3,834 mujeres, si se suman los homicidios de mujeres que no fueron tipificadas como feminicidio pero que murieron por hechos violentos.

México, el sexto país más violento

En su informe, Impunidad cero señaló que en 2019 se reportó la incidencia de homicidio doloso más alta, con 34,608 víctimas, lo cual convirtió a México en el sexto país más violento en términos de homicidios. En 5 años se ha visto un incremento de 93.5% para este delito.

Mientras que el promedio de impunidad en los asesinatos fue de 89.6%, con 8 estados que rebasan el 95% de impunidad, debido a que menos de 1 de cada 20 homicidios se logra esclarecer.

“México se ubica como el sexto país más violento del mundo en términos de homicidios. En 2019 se estimó una tasa de homicidios en México de 27.3 homicidios por cada 100,000 habitantes, entre 2006 y 2018 pasamos de la posición 37 a la sexta posición, entre los países con tasas más altas de homicidio doloso”, señaló Paola Jiménez, investigadora y autora del informe.

Los tres estados con mayor impunidad en homicidio doloso son: Morelos (99.6%), Oaxaca (99.4%) y Guerrero (98.8 por ciento).

“Los homicidios y feminicidios en el país siguen alcanzando niveles de incidencia e impunidad sin precedentes. Es responsabilidad de las autoridades crear las estrategias necesarias para, particularmente, lograr disminuirlos y para mejorar las capacidades de investigación y garantizar justicia a los que ya se cometieron”, señalan los investigadores.

Se dijo, además, que las tasas más altas de homicidio doloso por cada 100,000 habitantes las tienen estados como Colima con 96.9, Baja California con 80 y Chihuahua con 67.8, logrando tasas de homicidio doloso por cada 100 mil habitantes superiores a El Salvador, el país más violento del mundo.

En 2018, del total de homicidios en el mundo, 7.8% ocurrieron en México.

Finalmente, se indicó que la impunidad es uno de los principales problemas en México, aunado a los crecientes niveles de violencia que han sumido al país en una crisis compleja de seguridad y falta de confianza en las instituciones.

Por lo que en esta edición se incluye un análisis de 23 la capacidad de investigación que tienen las fiscalías de los estados del país para hacer frente a la incidencia delictiva en general. Entre los hallazgos se documentó que Chihuahua es la entidad que tiene más ministerios públicos por cada 100 mil habitantes, con 29.4, seguido de Quintana Roo (17.5), Ciudad de México (16.6), Yucatán (15.8) y Guerrero (14.3).

Mientras que 15 entidades del país se ubican por debajo de la media a nivel nacional de este indicador, que es de 9.6. El último lugar lo ocupa Nuevo León con 4.1, seguido de Jalisco (5.1), el Estado de México (5.4), Puebla (5.8) y Veracruz (5.9).

También se reportó que, a nivel nacional, la carga de trabajo para cada agente del ministerio público es de 155.5 carpetas de investigación, con Nuevo León como la entidad donde existe mayor carga de trabajo, pues cada ministerio público atiende 352.1 carpetas al año en promedio.

Asimismo, se indicó que a nivel nacional, hay 8.2 policías de investigación por cada 100,000 habitantes.

Con información vía El Economista

A balazos dispersan protesta por feminicidio en Cancún; dos heridos

Elementos de la Policía Quintana Roo, que aglutina a las 11 corporaciones municipales como parte del mando único, dispersaron con disparos de armas de fuego a decenas de manifestantes, principalmente mujeres, que se encontraban en la Plaza de la Reforma, frente a la sede del ayuntamiento de Benito Juárez (Cancún), para exigir justicia por el asesinato de Alexis, una joven de 20 años que desapareció el sábado y fue encontrada muerta al día siguiente.

Dos reporteros que cubrían la protesta, Cecilia Solís y Roberto Becerril, sufrieron heridas. El fotógrafo Santiago Rodas aseguró que recibió un impacto de bala de goma en la cabeza. Selene Hidrogo, comunicadora de Sipse, televisora local, denunció que uno de los uniformados le propinó un macanazo.

Un número indeterminado de personas fueron golpeadas por los agentes y a otras les dañaron los celulares con los que transmitían en vivo. Extraoficialmente se informó de personas detenidas, pero al cierre de esta edición no hubo autoridad que lo confirmara.

La Secretaría de Gobernación federal demandó a las autoridades municipales y estatales investigar hasta las últimas consecuencias la represión y la agresión armada contra la manifestación feminista.

En esta ciudad turística, gobernada por la alcaldesa Mara Lezama, de Morena, se perpetraron dos feminicidios el pasado fin de semana. La localidad se ubica en el lugar número 19 en la lista de las 100 primeras de México con el mayor índice de ese delito.

Luego del asesinato de Alexis surgió en redes sociales la convocatoria para marchar y realizar mítines, con las consignas ni una más y vivas las queremos en Cancún, Playa del Carmen, Tulum, Felipe Carrillo Puerto y Chetumal.

En las manifestaciones exigieron las renuncias del fiscal Óscar Montes de Oca y del secretario estatal de Seguridad Pública, Alberto Capella, por su mal desempeño para hacer frente a este problema.

Reclamaron que se ponga alto a la violencia contra las mujeres y no permitir la impunidad de los 12 feminicidios cometidos en el año en la entidad, gobernada por Carlos Joaquín, postulado por los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática.

La mayoría de las protestas fueron pacíficas; sin embargo, en Cancún, escalaron a la realización de pintas, quema de mantas y carteles y destrozos en algunos inmuebles.

Una veintena de hombres y mujeres protestaron frente a la fiscalía, donde hicieron pintas, destrozaron el escudo y el nombre de la dependencia, arrojaron piedras y quemaron una manta.

Minutos después se trasladaron al palacio municipal de Benito Juárez, donde rompieron ventanas y grafitearon la planta baja; fue entonces cuando los efectivos de la Policía Quintana Roo rodearon el edificio y arremetieron contra los manifestantes; algunos de los uniformados hicieron disparos al aire con armas largas. Los inconformes echaron a correr hacia distintos puntos.

Alberto Capella, quien encabeza el mando único, reprobó la actuación de los agentes: Lo acontecido es en todos sentidos inaceptable. Estoy ordenando una investigación interna y poniendo a disposición de la fiscalía toda la información para que haga lo propio. Admitió que los uniformados violaron los protocolos establecidos.

Con información vía La Jornada