Descargar dos veces todo el catálogo de Netflix en un segundo: con 319 Tbps, Japón establece nuevo récord de velocidad de internet

Investigadores del Instituto Nacional de Tecnologías de la Información y Comunicación de Japón (NICT por sus siglas en inglés) han establecido un nuevo récord mundial de velocidad de internet: 319 Tbps. Esta nueva marca es el doble del anterior récord de 178 Tbps establecido en 2020 por ingenieros de Japón y Reino Unido.

NICT explica que la prueba fue realizada en un laboratorio y el resultado se logró gracias al uso de tecnología avanzada de fibra óptica, una hebra experimental de cable de fibra óptica con cuatro núcleos, en vez de uno como es normal, en el mismo tamaño de una línea estándar de 0.125 mm. Además, el experimento también estableció una nueva marca en distancia de transmisión de datos, simulando transmisión de 3,001 km sin degradación de la señal ni velocidad.

Si tenemos en cuenta que la anterior marca de 178 Tbps permitía, en teoría, descargar todo el catálogo de Netflix en un segundo, el nuevo récord de 319 Tbps que dobla al anterior permitiría descargar todo el catálogo de Netflix, dos veces, en un segundo. Es decir, es una velocidad absurdamente rápida, pero que aún falta mucho trabajo para ver de manera cotidiana en hogares del mundo.

Tal y como Motherboard apunta, aún falta mucho tiempo siquiera para que la velocidad de internet de 319 Tbps pueda ser experimentada fuera de un laboratorio con todos los parámetros y aspectos controlados. El uso de un láser de 552 canales, disparado a múltiples longitudes de onda y empujado a través de amplificadores hechos de minerales de tierras raras, lo hacen una práctica costosa. A su vez, esto limitará su uso a aplicaciones industriales, por ejemplo el rápido envío de grandes cantidades de información a través de largas distancias, en vez de uso cotidiano como jugar o consumir contenido.

Sin embargo, el desarrollo de la nueva tecnología de fibra óptica utilizada para la prueba sí es importante para el uso del día a día. Con el mismo tamaño de un cable de fibra óptica tradicional, pero cuatro veces más capacidad, este nuevo cable podría ser «fácilmente implementado» en instalaciones ya existentes, lo cual permitiría a los proveedores de servicio dar un impulso de velocidad a los usuarios.

Pero, más allá de la velocidad, el detalle importante está en el aumento en la capacidad de transmisión de datos, necesario para conexiones más estables y nuevas formas de comunicación, explica NICT.

CON INFORMACIÓN VIA XATAKA MÉXICO

América Latina | La fibra óptica permite que la conectividad mueva al mundo, dice Furukawa

Desde marzo de 2020, la infraestructura de telecomunicaciones permitió nuevos modos de vida, interacción, trabajo y esparcimiento. Y de entre ella, la fibra óptica es el protagonista “silencioso” en la era de la pandemia, dijo Furukawa.

Un estudio de Research & Markets señaló que la tasa de crecimiento compuesta para el mercado de Fibra Óptica debe alcanzar el 8.5% anual hasta 2025, lo que significa que más industrias buscarán incorporar las soluciones y beneficios ofrecidos por esta tecnología de conectividad.

Desde los sistemas sanitarios, pasando por los diversos sectores productivos, hasta en el medio marino, el cable de fibra óptica es un componente crucial de la infraestructura de comunicaciones. 

¿Cuál es la capacidad real de este tipo de tecnología y cuál sería su alcance? Los cables de fibra óptica constan de uno o varios hilos delgados de vidrio, que están protegidos por una funda transparente y flexible. En lugar de utilizar pulsos eléctricos para transmitir información, esta tecnología utiliza pulsos de luz. Como resultado, ofrece capacidades de rendimiento técnicamente ilimitadas, dijo Dario de Menezes, director comercial de Furukawa Electric Latinoamérica.

Es por ello por lo que la capacidad puede ser incluso mayor de lo que se imagina. Por ejemplo, la revista National Geographic, hace un reporte e investigación que da a conocer que el cable transatlántico más nuevo es capaz de transmitir cien horas de video digital o 30 millones de llamadas telefónicas de un lado del océano al otro  en un intervalo de un solo segundo.  

Hay muchas aplicaciones para ensambles de cables de fibra óptica y sus usos solo están creciendo. Esta tecnología es la columna vertebral de las redes militares, las prácticas de imágenes médicas y láser, y las redes públicas y privadas para Cable e Internet. 

Si pronto nos enfrentaremos a un mundo post pandémico e hiperconectado, la cantidad de datos que se manejarán en esta nueva realidad será inmensa, y la pregunta por la seguridad de estos será habitual.  

Los cables de fibra han tenido un exponencial crecimiento y son ampliamente utilizados porque una de sus características es que son extremadamente seguros. Esta tecnología no contiene un campo electromagnético, por lo que los datos no se pueden interceptar, ralentizar ni mezclar con otras señales.

La velocidad y seguridad de la fibra óptica tiene un costo más alto en comparación con otras opciones de cables en el mercado. Pero en relación con los crecientes costos del cobre, que se utiliza en otras tecnologías de cable, sigue siendo un precio competitivo y abordable en el mercado.

Además, el cableado metálico es naturalmente más grueso, lo que reduce la capacidad de carga y dificulta la instalación en entornos más desafiantes. La fibra óptica proporciona la claridad y seguridad que los propietarios de viviendas y los líderes empresariales modernos esperan en los proyectos de infraestructura y comunicaciones. 

¿Es la fibra óptica un elemento de lo que hoy se denomina “Industrias Esenciales”? En realidad, los servicios de telecomunicaciones y en la nube no son sólo “esenciales” durante la pandemia, son vitales.

Por ejemplo, las redes de telecomunicaciones resultan fundamentales para recopilar, gestionar y difundir información médica. Por otro lado, esta tecnología también es crítica para la logística de envío y manejo de materiales y muchos otros fenómenos que se están incrementando debido a los procedimientos de antivirus. 

Además, las redes de telecomunicaciones experimentan un aumento de la carga debido a otros fenómenos relacionados con la pandemia. Las políticas corporativas de trabajo desde casa están aumentando el tráfico. El cambio de la educación en el aula a la educación por Internet también incrementa el consumo y transmisión de datos. Y las personas que se quedan en casa están utilizando más aplicaciones de Internet: redes sociales, servicios de videoconferencia, juegos en línea y videos de entretenimiento, por ejemplo.  

Con todo esto sucediendo, los operadores dicen que el uso de la red ha aumentado y con ello también los requisitos de ancho de banda. Esto significa activar más fibras y canales de longitud de onda, lo que a su vez contribuye a la demanda continua de conjuntos de cables y otros productos que incorporan terminaciones de fibra.  

Mirando hacia atrás, desde hace 20 a 30 años, la demanda de cables y componentes ópticos ha aumentado con tasas de crecimientos anuales importante, a menudo superiores al 10%. Los mercados de fibra óptica en general han crecido más rápidamente que otras industrias, incluso durante las recesiones económicas.

Es por esto por lo que, durante y post Covid-19, la fibra óptica está demostrando en los hechos ser un activo no solo de gran importancia para el nuevo mundo que se nos aproxima; sino que se ha transformado en el insumo y factor esencial que nos entrega el soporte cual columna vertebral, para que la humanidad siga avanzando, sean cuales sean las crisis que enfrentemos hoy y en el futuro.   

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

TENDENCIAS_ El despliegue de fibra impulsa la inversión de los gigantes en redes fijas

Los despliegues de infraestructura en el sector fijo de telecomunicaciones recuperaron su ritmo de inversión en el primer trimestre del 2021, después de un año crítico por la pandemia de coronavirus en que el Capex se cayó 19% y ante prometedoras proyecciones de que la economía mexicana crecerá 5.0% en el año, aunque en realidad será una recuperación, más que un crecimiento, porque el PIB mexicano se cayó 8.5% en 2020.

Otro aliciente significa el dato del Inegi y del IFT respecto a que el PIB de las telecomunicaciones creció 6.9% durante el confinamiento sanitario del primer semestre de 2020 por el teletrabajo y por la demanda de más entretenimiento multiplataforma en el hogar.

Entre enero y marzo pasados, prácticamente todos los actores de las redes fijas consiguieron aumentar sus inversiones en comparación con los mismos meses del 2020, aunque claramente fueron los gigantes del sector quienes empujaron la inversión hacia adelante, gracias a su músculo financiero que les permite hacer economías de escala y por la promesa de expertos y vendors de que el operador que más invierta en el tirado de fibra es el que conseguirá más oportunidades de negocio en el tiempo. 

Por ahora no está claro cuál fue el comportamiento de la inversión de los pequeños cableoperadores regionales —alrededor de 500 por todo el país—, ni de qué manera la pandemia impactó a sus operaciones.

El grado de la inversión para construir o mantener en estado óptimo a las redes fijas durante ese trimestre también obedeció al propio contexto de cada operador, pues mientras algunos actores tienen vedada la venta de algunos servicios, otros se disgregan en varias unidades para entregar rentabilidad a sus matrices y algunos más atrasan pagos de intereses para no comprometer más su operación. 

Invertir en redes fijas no sólo asegurará clientes de ese sector a las compañías, pues estas infraestructuras también se convierten en habilitadores para vender productos móviles y son necesarias para la expansión de otras tecnologías, como aquellas de quinta generación (5G).

La casa Analysys Mason estima que la inversión a redes fijas, sobre todo a redes sobre tecnología de fibra óptica, es la de mayor relevancia para los operadores, independientemente del servicio final que presten al consumidor a través de ellas. Según Analysys Mason, la cobertura de redes con tecnología de fibra óptica era de 43% en 2020 y será de 57% en 2026 a nivel mundial, una oportunidad de negocio para los vendors de este tipo de insumos, pero también posibilidades de futuros productos para aquellos operadores que desde ahora decidan apostar su inversión a la fibra óptica. La cobertura con fibra llegaría a 70% en el año 2030.

Analysys Mason ve que los operadores están dirigiendo sus inversiones en tres principales criterios: expansión de capacidad en la nube, robustez de su seguridad informática y construcción de red fija sobre fibra óptica. Esta firma de análisis cree que los operadores esperan monetizar en el mediano plazo más servicios digitales, también productos de industria 4.0 y desarrollar nuevos productos minoristas fijo/móvil de 5G sobre fibra, gracias a este tipo de inversiones. 

“Los operadores están comenzando a buscar nuevas fuentes de crecimiento de ingresos a la luz de la pandemia de Covid-19, por ello el destino de sus inversiones”, dijo la firma.

En la misma sintonía de pensamiento están los operadores mexicanos. De acuerdo con sus propios reportes financieros al primer trimestre del año, el grueso de sus inversiones en el periodo se dirigió a la construcción de anillos y redes de acceso con tecnología de fibra óptica. 

Por marcas, Izzi TelecomMegacable y Telmex fueron los tres grandes del sector con mayor grado de inversión durante el trimestre y respecto a sus propios datos del primero del 2020. Izzi incrementó en 56.6% su inversión entre enero y marzo del 2021 con respecto a enero-marzo de 2020; Megacable lo hizo en 50.5% y Telmex, en 19.3 por ciento.

En el combinado anual 2020, Telmex lideró las inversiones del sector, con 16,942 millones de pesos a la construcción y mantenimiento de redes. A Telmex le siguió Megacable, con 8,080 millones de pesos y seguidamente Izzi Telecom, con 3,655 millones de pesos. 

Destacan los casos de Axtel, que en un año redujo 60% sus inversiones y Maxcom, que lo hizo en 89.5 por ciento. Ambas empresas viven un contexto de aprietos. De la primera, su matriz busca comprador, mientras que de la segunda, sus compromisos financieros complican los desembolsos para inversión a redes.

Totalplay, el cuarto actor entre los grandes de las redes fijas, no ha esclarecido el dato su inversión para los tres primeros trimestres del 2020, por lo que no existe manera de hacer comparables sus inversiones con el resto de sus competidores y tocará también a los expertos del sector hacer el análisis fino sobre cuál es el operador que más dinero invierte en redes, respecto a su propia base de usuarios.

Todos estos operadores, los más reconocidos por los consumidores mexicanos, invirtieron un total de 9,243 millones de pesos en el primer trimestre del 2021, alrededor de 466 millones de dólares.

La industria, dice Gerardo Mantilla, analista en Artifex Consulting, se esforzó en mantener e incrementar la inversión en el arranque del año 2021. Queda, agregó, que el Estado mexicano, y particularmente el regulador sectorial, continúen trabajando para asegurar el dinamismo de las inversiones. 

“Los requerimientos de conexión a Internet en los hogares crecieron durante el primer trimestre, también como consecuencia de la pandemia. Que exista la disposición de seguir invirtiendo en el despliegue de fibra óptica es una excelente noticia. Este despliegue de fibra se convertirá en el soporte de las redes 5G y preparando el camino para que los operadores móviles puedan ofrecer mejores conexiones y servicios en México”, dijo Gerardo Mantilla.

“Esta disposición para la inversión por parte de los operadores fijos debe encontrar un mayor respaldo por parte del regulador y del gobierno mexicano, con el objetivo de mantener el ritmo de inversión que se requiere, el cual es bastante alto”.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Ingresos de operadores en España bajan, pero sigue expansión de la fibra óptica

Al cierre de 2020, los operadores en España no lograron revertir las caídas registradas en los trimestres previos, y sus ingresos continuaron bajando. Pero los usuarios de redes de nueva generación se incrementaron un 9.7 por ciento, de acuerdo con el más reciente reporte de la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia (CNMC).

Los ingresos de los principales operadores de telecomunicaciones de España decrecieron un 4.9 por ciento interanual en el cuarto trimestre de 2020, hasta 6 mil 072 millones de euros.

El único servicio que creció en ventas fue la banda ancha, cuyos ingresos se incrementaron un 2.4 por ciento en el cuarto trimestre.

Del total de las ventas, Movistar captó el 40 por ciento, mientras que Vodafone logró un 16.7 por ciento, y Orange un 15.9 por ciento.

Ingresos minoristas por operador 4T 2020

El total de accesos instalados (hogares pasados) de redes de nueva generación (NGA) llegó a 66.5 millones al cierre de 2020, un 5.8 por ciento más que un año atrás. De este grupo, los únicos accesos que subieron fueron los correspondientes a la fibra óptica al hogar, con casi 56 millones de acceso desplegados frente a los 52.2 millones que se habían registrado en diciembre de 2019.

Mientras que las conexiones activas de NGA supusieron 14 millones, con un incremento del 9.7 por ciento, año contra año. Nuevamente, las que más crecieron fueron las de fibra hasta el hogar, que sumaron 1.4 millones de accesos nuevos en un año hasta 11.7 millones.

En cuanto a la telefonía móvil, 2020 cerró con 55.6 millones de líneas, de las cuales el 86 por ciento tiene conexión a Internet. Movistar sigue siendo el operador líder en este segmento, con un 29.4 por ciento del mercado, medido en líneas, seguido por Orange (23%) y Vodafone (22%).

Con información vía DPL News

España alcanza 11.6 millones de líneas con fibra óptica

España continúa con su avance hacia la digitalización basada en tecnologías de última generación.

A finales de enero de 2021, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) reportó que en el país ibérico crecieron los accesos a banda ancha a través de fibra óptica y alcanzaron ya 11.6 millones.

La CNMC detalló que el crecimiento anual respecto a enero de 2020 fue de 1.3 millones de accesos con fibra óptica, tecnología que ha desplazado a otras más antiguas como el cable de cobre.

“A nivel anual, respecto a enero de 2020, destaca el aumento de 1.3 millones de líneas FTTH (fibra óptica) frente a la pérdida de 0.7 millones de líneas con tecnología DSL (cobre)”, señaló la Comisión.

El reporte indica que 82.1 por ciento del total de líneas se concentra en los tres principales operadores: Movistar, Orange (incluido Jazztel) y Vodafone (incluido Ono).

Por otra parte, respecto a las líneas móviles en España, en enero hubo un registro de 54.9 millones de líneas móviles, lo que supone un incremento de 0.3 por ciento comparado con finales de enero de 2020.

Además, las cifras revelan que las líneas Machine to Machine (M2M) que existen en España rondan los 7.8 millones, es decir 14.5 por ciento más que enero del año pasado.España anunció recientemente que ya se encuentra en la última etapa del Programa de Extensión de Banda Ancha de Nueva Generación (PEBA-NGA), que llevará banda ancha de ultra alta velocidad –a 100 Megabits por segundo (Mbps)– a 93 por ciento de su población.

Con información vía DPL News

Crece 34% los accesos a internet fijo por medio de fibra óptica en el último año

La necesidad de conexión dio un impulso a los servicios fijos de telecomunicaciones que se mantuvieron al alza, durante los primeros seis meses del 2020, a tasas de crecimiento mayores a las observadas durante 2019, informó el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

De acuerdo con la información del IFT, actualizada al segundo trimestre de 2020, los accesos del servicio fijo a internet por medio de fibra óptica aumentaron 1.4 millones al pasar de 4.1 a 5.5 millones.

En el caso de telefonía, desde diciembre de 2019 el número de líneas se incrementaron en 732 mil, es decir, un aumento de 3.3 por ciento en un semestre. En junio de 2020, las entidades federativas que concentraron la mayor cantidad de líneas fijas fueron la Ciudad de México (4.1 millones), el Estado de México (2.9 millones) y Jalisco (1.7 millones). Mientras que los estados con la menor cantidad fueron Campeche (106 mil), Colima (135 mil) y Tlaxcala (146 mil).

Para el mismo periodo, el total de accesos del servicio fijo de internet creció en más de un millón, un alza semestral de 5.3 por ciento.

Por otro lado, los accesos del servicio fijo de televisión restringida aumentaron en 50 mil, lo que corresponde al 0.2 por ciento. Mientras que los accesos de televisión restringida a través de IPTV terrestre llegaron a 1.3 millones, lo que representa un incremento anual de 37 por ciento.

“Lo anterior es una muestra de la respuesta oportuna de los operadores de estos servicios y de la resiliencia del sector de telecomunicaciones en su conjunto para atender a una mayor demanda de estos servicios causada por la emergencia sanitaria vivida”, informó el IFT por medio de un comunicado.

Con información vía Milenio

TENDENCIA: Despliegues de fibra óptica y radiobases son los negocios a seguir en México y América Latina durante 2021

En 2021, con la recuperación de las economías, se espera que la industria de telecomunicaciones retome sus planes de inversión de capital y en este contexto, las inversiones a la construcción y manutención de redes de fibra óptica y la instalación de torres para atender el crecimiento del tráfico, serán los nichos de negocio que llamarían más la atención en este sector económico, estimó la firma Analysys Mason.

Los argumentos de Analysys Mason para poner en perspectiva positiva a los negocios de la instalación de tendidos de fibra y radiobases, se basan en que México, como el resto de América Latina, se encuentra rezagado en el despliegue de ese tipo de infraestructura respecto a América del Norte, donde se halla su principal socio comercial.

La infraestructura fija de telecomunicaciones de México se ha quedado rezagada frente a Estados Unidos y el crecimiento del tráfico ha tenido obstáculos para su desfogue. El rezago ha sido compensado parcialmente por la expansión de la infraestructura para el mercado móvil, que ha tenido mayores posibilidades de inversión por su propia dinámica de negocio.

Pero ante la explosión del tráfico móvil y aquél que se genera en hogares por nuevos hábitos, en 2021 será necesario acelerar los despliegues de infraestructura de fibra óptica y con esa acción, los operadores de telecomunicaciones tendrán que valorar algún tipo de alianza con actores financieros o fabricantes de equipos para avanzar con los despliegues y para que las nuevas redes fijas también funcionen como respaldo para el transporte del tráfico móvil.

“Esperamos ver una sólida cartera de acuerdos en el sector de la fibra en la región. La infraestructura de línea fija en América Latina se ha quedado rezagada con respecto a América del Norte, pero esto fue parcialmente compensado por la dinámica de los mercados móviles. Esto ya no es sostenible en mercados tan competitivos y se espera que los operadores busquen cada vez más socios financieros o estratégicos para financiar sus ambiciones de expansión de fibra. Esto allanará el camino para los jugadores de infraestructura de fibra pura al por mayor, que sin duda serán interesantes para los inversores acostumbrados a los concurridos mercados estadounidenses y europeos”, dijo Analysys Mason.

Por ello, desde no hace mucho algunos actores de esos segmentos iniciaron procesos de consolidación, como el caso de Centurylink que se combinó con Level 3 Communications, para convertirse en un nuevo actor del transporte de tráfico por fibra, como los casos de MarcatelTelmexBestelMCM o Axtel.

Otros actores también han comprado los negocios de terceros, sean en áreas geográficas o nichos de consumo, acciones que le sirvieron de paso para expandir sus redes fijas de fibra y como ejemplo están las historias de Megacable y Televisa, que por separado, compraron activos de infraestructura de Maxcom y Axtel para robustecer sus redes fijas.

“El panorama de torres en América Latina siempre ha sido muy animado con una larga lista de desarrolladores de torres que han ampliado sus carteras con el tiempo. La alta fragmentación de la mayoría de los mercados de torres ofrece oportunidades de consolidación para agregadores como ATC, SBA, IHS, Phoenix Tower International y Digital Colony, mientras que la alta demanda de nuevos sitios también crea un entorno favorable para el surgimiento de nuevas oportunidades que los inversores financieros utilizarán como plataformas de crecimiento”, agregó Analysys Mason.

Un ejemplo en este rubro es el caso de Telesites, que decidió ir a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) para levantar capital que le permita continuar con el despliegue de radiobases para mantener óptimo el transporte del tráfico móvil, pero también hallar nuevos sitios donde se necesite inversión para el despliegue de infraestructura de las redes de quinta generación (5G). Telesites creó aquí un fideicomiso con su socio financiero Actinver.

De acuerdo con la fabricante de equipos de telecomunicaciones Furukawa, México tendría un tendido de 410,000 kilómetros de redes sobre fibra óptica y durante el año 2016 la expansión de las redes creció a razón de 32,000 kilómetros por año. El país, dijo la empresa en una entrevista, requería todavía de cuando menos 50,000 kilómetros de red para sostener el arranque de la tecnología 5G en el corto plazo y para que la conectividad también avance hacia regiones apartadas de México.

En 2020, la pandemia de coronavirus complicó los planes de inversión de las empresas. Sólo en el segundo trimestre del año, las caídas fueron de 19% en Capex. TelevisaAmérica Móvil y Axtel estuvieron entre las empresas con mayores impactos por la Covid-19.

Con información vía El Economista

Internet de fibra óptica, la tecnología lejos de ser una realidad en México

Aunque en los últimos años los accesos a internet por fibra óptica crecieron de manera acelerada, la oferta de servicio de banda ancha fija a través de esta tecnología apenas alcanza un 24.5% del total de conexiones fijas en México.

Las cifras más recientes del Banco de Información de Telecomunicaciones (BIT) del IFT de finales de 2019 revelan que en el país, esta tecnología ocupa la tercera posición en el mercado local después del cable coaxial y del cable DSL.

Esto, podría deberse en principio a la falta de inversión de algunos operadores de telecomunicaciones y a la regulación asimétrica aplicada a América Móvil en su calidad de agente preponderante, comentó Jorge Bravo, director general de Digital, Policy & Law.

No existen incentivos para que se hagan despliegues de fibra óptica, ya que eso supondría una invitación a que el agente preponderante comparta su red con sus competidores

En un escenario así, los competidores llegarían con sus propias acometidas a la ultima milla beneficiándose de la infraestructura de Telmex, aseguró Bravo.

Hace apenas un par de años, el mercado de servicios fijos se reconfiguró luego de que Axtel vendiera su negocio de fibra óptica al hogar, primero una parte a Televisa y, posteriormente, otra parte a Megacable.

Al cierre de 2019, según los datos del BIT, América Móvil (a través de Telmex y Telnor) no domina los mercados de Sonora, Sinaloa, Querétaro, Nuevo León, Michoacán, Durango y Colima en el servicio de internet.

¿Una solución?

Para Bravo, la resolución de esta falta de inversión cae en la cancha regulatoria, pues, en su opinión, ésta tiene que ser un poco más flexible e inteligente.

El especialista considera que en aquellos mercados en donde hace falta competencia, es decir, en donde no hay varios jugadores, es en donde no debe compartirse la fibra, dado que es un mercado en donde regularmente un solo jugador el que está haciendo la inversión.

Por ello, considera que en ese caso el órgano regulador no debería exigir la compartición de fibra óptica, con el objetivo de incentivar que el resto de los jugadores inviertan.

El IFT debería determinar competencia efectiva por mercados y por localidades para estimular la inversión en fibra óptica

Lo que viene

Para The Competitive Intelligence Unit (CIU), la senda del sector de las telecomunicaciones para 2021 se vislumbra positiva, ante la llegada de la vacuna contra el COVID-19 y favorables proyecciones de crecimiento de la actividad económica en México.

En un análisis reciente, la consultora especializada apunta que se espera un repunte significativo en el sector, que incluso podría superar el crecimiento registrado durante 2019 (4.2%).

El principal factor de impulso de crecimiento sería la redinamización de la actividad económica y consecuentemente, la mayor capacidad de compra por parte de los usuarios mexicanos

En opinión de The CIU, la aceleración en la digitalización social generada por la crisis pandémica detonará el consumo de servicios de conectividad.

Con información vía DPL News