Legitima STPS contrato colectivo de trabajo de la General Motors en Silao

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social resolvió en definitiva el proceso de legitimación del contrato colectivo de trabajo (CCT) de la planta de General Motors en Silao, Guanajuato, y avaló que el contrato firmado por el sindicato Miguel Trujillo López, afiliado a la Confederación de Trabajadores de México (CTM), dejó de tener efecto como resultado de la consulta de los pasados 17 y 18 de agosto.

La empresa está obligada a “garantizar, en beneficio de los trabajadores, el respeto de todos los derechos y prestaciones adquiridas en el contrato colectivo”, ahora con contratos individuales. A partir de este momento se inicia una fase en que se podrán formalizar nuevos sindicatos y aspirar a la titularidad del CCT.

Por medio de un comunicado, la dependencia federal explicó que en el proceso de legitimación participaron más de 90 por ciento de los trabajadores sindicalizados. Como resultado se registraron 3 mil 214 votos en contra y 2 mil 623 votos a favor de ratificar el acuerdo laboral vigente encabezado por el gremio cetemista.

“En consecuencia, las relaciones laborales se regirán por contratos individuales hasta la firma de un nuevo contrato colectivo, para lo cual todo sindicato interesado deberá acreditar el respaldo mayoritario de los trabajadores y solicitar ante el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral una constancia de representatividad”, explicó la dependencia.

La resolución también ordena al Sindicato Miguel Trujillo López “a seguir cumpliendo con las obligaciones existentes y trasladar o saldar los compromisos que tenga con los trabajadores hasta que surta efecto la terminación del contrato”.

Para ello la Secretaría del Trabajo solicitó la intervención de la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo y de la Inspección Federal del Trabajo para vigilar que los trabajadores “no sean objeto de intimidación, amenazas, represalias o despidos”, así como garantizar que se mantengan sus derechos adquiridos.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

GM México respeta la decisión de trabajadores en Silao; prestaciones se mantendrán vigentes

General Motors México informó que reconoce el resultado de la legitimación del contrato colectivo en la planta automotriz, en su sede de SilaoGuanajuato, publicado por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), por lo que la planta seguirá operando bajo las condiciones del contrato colectivo vigente hasta que sea sustituido.

A través de un comunicado, la empresa expuso: “General Motors reitera que respeta el resultado de este proceso y que los beneficios y prestaciones de los trabajadores se mantendrán vigentes. Por lo tanto, GM Silao continuará sus operaciones bajo las condiciones del contrato colectivo actual mientras que uno nuevo es negociado y aprobado por mayoría de votos”.

La mayor fabricante de vehículos ligeros en México comentó que se encuentra pendiente de la resolución final de la elección sindical, por lo que seguirá colaborando con las autoridades competentes que lo requieran en las siguientes etapas del proceso.

“General Motors reconoce que el proceso de legitimación del contrato colectivo de GM Silao se realizó con una alta participación y sin incidentes reportados por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS)”, acotó.

La gigante de Detroit calificó como “importante” que sus trabajadores hayan podido ejercer sus derechos de manera personal, libre, secreta y directa, dijo, luego de que el resultado reportado por la Secretaría del Trabajo es que el contrato colectivo de GM Silao no se legitimó.

Agradeció la colaboración de los gobiernos de México y Estados Unidos, así como la asistencia de los observadores y autoridades que supervisaron el ejercicio.

“GM continuará al pendiente de la resolución definitiva que emita la STPS, para lo cual cuenta con un plazo de 20 días hábiles y de igual forma seguirá colaborando con las autoridades competentes en las siguientes etapas del proceso”, abundó.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Hoy anuncian resultado sobre la votación del CCT de GM en Silao

Después de 34 horas de votaciones ininterrumpidas, la consulta del proceso de legitimación del contrato colectivo de trabajo (CCT) que regirá las relaciones laborales en la planta General Motors, de Silao, Guanajuato, concluyó anoche. Será este jueves cuando la autoridad laboral dé a conocer los resultados.

Un grupo de trabajadores activos y ex empleados de la planta –agrupados en la organización disidente Generando Movimiento (GM)–, sostuvo que, con base en un sondeo entre sus compañeros, la mayoría de los obreros rechazó mantener el CCT vigente, cuya titularidad pertenece desde hace 15 años al sindicato Miguel Trujillo López, que encabeza Tereso Medina, afiliado a la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

En tanto que el sindicato cetemista no emitió posicionamiento, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) expuso que la segunda jornada de votaciones se desarrolló sin incidentes y con alta afluencia de los trabajadores. Un notario dio fe de la conclusión del proceso y se selló el material electoral. Hasta el cierre de esta edición, el conteo de los sufragios se llevaba a cabo en presencia de los observadores internacionales.

Si la mayoría de los 6 mil 494 trabajadores del padrón votan a favor, el contrato colectivo continuará vigente y el sindicato Miguel Trujillo López mantendrá la representación en futuras revisiones. En caso contrario, el convenio se dará por terminado, pero los trabajadores no perderán ningún derecho adquirido y conservarán las mismas prestaciones y condiciones laborales.

Héctor de la Cueva, asesor de los trabajadores, denunció que durante la consulta se negó votar a algunos empleados de las líneas de producción para no detener las operaciones, debido a que no había quién cubriera el puesto.

Además hubo quienes tienen sus descansos durante los dos días de votación. En ambos casos, señaló, se sabrá si se subsanaron ambos incidentes, al tener certeza de cuántos empleados sufragaron.

Añadió que en caso de que la mayoría de los trabajadores voten por el no, un nuevo sindicato, conformado incluso entre los mismos trabajadores activos, tendría que disputar la titularidad del CCT.

Al respecto, Carlos Martínez, uno de los coordinadores de Generando Movimiento, afirmó que no buscarían representar a los trabajadores, pero recalcó que ya se están moviendo cinco planillas, encabezadas por delegados allegados al sindicato cetemista que buscarían la titularidad del contrato colectivo.

De acuerdo con las autoridades laborales, tanto los trabajadores como el sindicato pueden inconformarse por los resultados y para ello tendrán un periodo de cinco días, para después de concluida esta etapa emitir una resolución final.

El ejercicio representa un punto clave de la nueva reforma laboral y del mecanismo de respuesta rápida del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), relativo a la libertad sindical. Tras presentarse denuncias de irregularidades en un primer intento de legitimización de contrato en esta empresa en abril pasado, este mecanismo dio pie a una negociación entre el gobierno mexicano y el estadunidense para acordar una reparación del proceso.

Fue también uno de los procesos de su tipo más vigilados, en el que participaron unos 50 inspectores y observadores, entre personal de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, de la Organización Internacional del Trabajo y del Instituto Nacional Electoral.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

Secretaría del Trabajo reporta gran afluencia en consulta de General Motors

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) reportó una gran afluencia por la noche durante consulta de legitimación del contrato colectivo de trabajo celebrado con la empresa General Motors México, en la planta automotriz de Silao, Guanajuato.

De igual manera, organizaciones y opositores a la Confederación de Trabajadores de México (CTM), que mantienen un campamento afuera de la planta automotriz, informaron que hasta ahora se ha mantenido el orden y la afluencia de trabajadores en el ejercicio para validar o rechazar el contrato, que titula el sindicato Miguel Trujillo.

La STPS precisó que más de 40 funcionarios de diversas áreas supervisan el desarrollo de la consulta, y recordó que los únicos autorizados para realizar la labor de observación son el Instituto Nacional Electoral (INE) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Indicó que en los cambio de turno es cuándo se presenta el aumento del flujo de trabajadoras votantes. “Con una la alta afluencia en las urnas, las y los trabajadores del turno nocturno ejercen su derecho a la democracia sindical”, indicó.

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO

Minimiza CTM consulta sindical en GM Silao

El secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en Guanajuato, Hugo Varela, advirtió que, en caso de que los trabajadores de General Motors (GM) en Silao rechacen el actual contrato colectivo de trabajo, su organización buscaría de nuevo la titularidad.

Entrevistado en la capital de la entidad, el también diputado local, minimizó la importancia de la consulta sindical de hoy y mañana en la armadora.

“En el supuesto (de un “no”) cualquier sindicato podrá hacer labor para firmar un nuevo contrato colectivo de trabajo que llene las aspiraciones, incluyendo el que está en este momento”.

“Eso ha generado confusión y eso es lo que hay que aclarar; es un proceso única y exclusivamente para preguntarle al trabajador si está o no de acuerdo con su contrato colectivo, nada más tiene que ver, todo lo demás es grilla”, expresó.

Actualmente, el sindicato Miguel Trujillo, adherido a la CTM, es quien tiene la titularidad del CCT, de la mayoría de los más de 6 mil trabajadores de GM.

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO

Señalan intimidación en votación de GM en Silao

La empresa General Motors de Silao (GM) y la Confederación de Trabajadores de México (CTM) amagaron con cerrar la planta si no son beneficiados en la votación para la legitimación del contrato colectivo de trabajo, afirmaron representantes de Federación de Sindicatos Independientes de las Industrial Automotriz, Autopartes, Aeroespacial y del Neumático (FESIIAAAN).

“La empresa y el sindicato están asustando a la gente de que se van a quedar sin empleo, que el contrato colectivo va a desaparecer, le están apostando al miedo de los trabajadores, pero los trabajadores hoy van a dar la sorpresa”, aseguró el secretario general del sindicato de General Tire de México, Juan Pablo Hernández Lara.

La federación está integrada por siete organizaciones independientes del sector, entre ellas General Tire, Volkswagen y Audi y agrupa a unos 17 mil trabajadores.

Junto con Hernández Lara, el secretario del Interior, Federico González y el secretario de Mediación del Trabajo, Alberto Espinoza Rocha, del sindicato de General Tire de México, aseveraron que previo a la votación hubo actos de intimidación para que la CTM conserve el contrato colectivo de trabajo.

Agregaron que los trabajadores también son amagados con perder derechos laborales, tener cambios de área, ser castigados, y han acelerado los procesos de producción para evitar que los obreros se organicen.

“Además difunden mensajes falsos en páginas de Facebook y en redes sociales del sindicato de la CTM. Por otra parte, el paro técnico en la semana previa a la votación ha impedido la publicidad de la convocatoria y el padrón de votantes”, sostuvo Alberto Espinoza.

Estas acciones han enrarecido el proceso de votación y ha favorecido la dispersión de avisos falsos, recriminó.

Ante esta situación, pidieron a la secretaria del Trabajo Luisa María Alcalde Lujan, la guarda y custodia de todos los materiales de votación, que el conteo de los votos sea abierto con la presencia de observadores de esa dependencia, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el Instituto Nacional Electoral (INE) y de trabajadores.

También solicitaron que se publique la foto y el nombre de los enviados de la CTM que estarán presentes en la votación para evitar la intervención de personas ajenas al proceso y que se garantice la seguridad de los trabajadores, voceros y asesores.

“En caso de que gane el ‘No’, lo que procede es que los trabajadores organicen su propio sindicato, la reforma del 2019 facilita este proceso, antes estaba dado para que los vividores del sindicalismo controlaran las organizaciones”, señaló Alberto Espinoza.

Los representantes de FESIIAAAN comentaron que no tienen la intención de representar a los trabajadores de la GM, pero los apoyarán jurídicamente si ellos lo piden.

A las 12 del día, de este martes, inició la votación del proceso de legitimación del contrato colectivo de trabajo firmado por la CTM, misma que terminará el miércoles a las 10 de la noche, y “no sabemos si hay una hora en particular en que den los resultados”, comentó Hernández Lara.

Por su parte, Héctor de la Cueva, asesor de los trabajadores de la planta automotriz, señaló que este proceso es parte del Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), por medio del cual se acordó un “curso de reparación”, por lo que esta queja “sigue su curso y una vez que termine la consulta se revisará si está satisfecha” con respecto a las violaciones a los derechos de los trabajadores relativos a la libertad sindical.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

Votan trabajadores de GM en Silao sobre su contrato colectivo

Al punto del medio día de este martes arrancarán las votaciones en los que 6 mil 494 trabajadores de la planta General Motors (GM) en Silao, Guanajuato, decidirán si avalan o no el contrato colectivo (CCT) vigente, cuya titularidad pertenece al sindicato “Miguel Trujillo López”, de la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

La consulta es parte de la reposición del proceso de legitimación del CCT y será de las más vigiladas por autoridades laborales nacionales e internacionales, a fin de evitar irregularidades como las que acreditó la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) en un primer ejercicio realizado en abril pasado.

Las nuevas votaciones que iniciarán hoy “de manera ininterrumpida” a partir de las 12 horas y concluirán mañana a las 22 horas, también forman parte del “plan de reparación”, conformado por 20 compromisos que acordaron los gobiernos de México y Estados Unidos el pasado 8 de julio, tras la queja que presentó la Casa Blanca que invocó el capítulo laboral del Tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), por la “denegación” de derechos de los trabajadores de la planta relativos a la libertad sindical.

Este hecho significó la activación, por primera vez de manera oficial, del Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida, y representó el primer curso de remediación.

Sindicato de GM en América Latina exige libertad sindical

Sobre el particular, la Red de Trabajadores de General Motors en América Latina, afiliados a Industrial Global Unión, exigieron que se respete la libertad sindical durante la nueva votación en las instalaciones de la armadora.

En una carta dirigida al presidente de GM, Mark Reuss, le solicitan trabajar “de manera proactiva” con las autoridades mexicanas y estadunidenses “para lograr una votación secreta, justa, transparente y sin obstáculos, y que se respete la decisión de los trabajadores”.

La Red de trabajadores de General Motors en Argentina, Brasil, Colombia y México también denunció que el sindicato “Miguel Trujillo López” intenta actualmente “presionar para que los trabajadores voten afirmativamente para mantener el actual CCT de protección patronal.

Indicó que “les promete rifas, dinero en efectivo, prometiendo dadivas y amenazando con que GM se va a ir en caso de que voten por el “no” y que perderán los beneficios que tienen”.

“Todo listo”, señala la STPS

Este martes, la Secretaría del Trabajo aseguró que está “todo listo” para realizar el nuevo proceso de legitimación del CCT de la planta GM, en Guanajuato. El ejercicio se realizará “de manera personal, libre, directa y secreta”, como lo establece la reforma laboral de 2019.

Indicó que hasta este martes más de 40 personas de diversas áreas de esta dependencia supervisarán el desarrollo de la jornada de votación. Además, como informó La Jornada el pasado 15 de julio, hay presencia de decenas de trabajadores del Instituto Nacional Electoral (INE) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), invitados por el gobierno de México “como únicos autorizados para realizar la labor de observación”.

Detalló que los lugares asignados para la votación están ubicados en “espacios apartados de las oficinas del Sindicato y las oficinas administrativas. Y afirmó que sólo se permitirá sufragar a aquellos trabajadores que se encuentren listados en el padrón utilizado en la consulta de abril pasado”.

La dependencia recordó que para “garantizar el derecho de los 6 mil 494 trabajadores de emitir su sufragio de manera libre e informada”, desde el 9 de julio envió inspectores que realizaron entrevistas aleatorias a los empleados para “verificar que el ambiente esté libre de coerción e intimidación”. Además, se distribuyeron 7 mil folletos informativos señalando los derechos de los trabajadores e informando las consecuencias de votar por el sí o por el no.

La STPS puntualizó que si la mayoría de los trabajadores vota a favor del contrato colectivo, éste mantendrá su vigencia y el sindicato titular, afiliado a la CTM, lo seguirá representando en futuras revisiones. Si la mayoría rechaza el contrato, éste se dará por terminado, pero “los trabajadores no perderán ningún derecho adquirido y conservarán las mismas prestaciones y condiciones laborales”.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

Conflicto en GM Silao, el puente entre el viejo y el nuevo sistema laboral

Llegó el día: personal de General Motors (GM) en Silao, Guanajuato, votará para legitimar, o no, su contrato colectivo de trabajo (CCT). Es el segundo intento. La historia parece muy local, pero es en realidad “un caso paradigmático, crucial” para el mundo del trabajo en México, como lo describe Graciela Bensusán, profesora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Más allá de los resultados de la consulta, la manera en la que ésta se desarrolle mostrará que “el pasado no es posible en el futuro”, dice la especialista en entrevista aludiendo al viejo “esquema corporativo, autoritario, de control vertical”, que operan no sólo sindicatos, sino empresas. Para la investigadora, los procesos de legitimación de los CCT son “el puente entre el viejo y el nuevo modelo laboral”.

Enrique Larios, presidente del Colegio de Profesores de Derecho del Trabajo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), encuentra un antiguo refrán para expresarse: “Cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar”, ironiza. Lo que ocurre en la armadora es un mensaje para otras empresas y sindicatos, advierte.

En abril pasado, más de 6,000 trabajadoras y trabajadores de GM Silao fueron convocados por el Sindicato Miguel Trujillo López a votar por el CCT. Ese contrato fue negociado por dicha organización gremial, la cual pertenece a la Confederación de Trabajadores de México (CTM).

Uno de los grandes objetivos de la reforma a la Constitución en 2017 y a la Ley Federal del Trabajo (LFT) en 2019 fue el reconocimiento de la libertad sindical y la negociación colectiva. “Devolver el sindicato a los trabajadores” y quitarlo de las manos de las dirigencias, como lo explica Enrique Larios.

Las dirigencias sindicales están ahora obligadas a poner consideración de todos sus agremiados el contrato que negociaron con los empleadores. Es decir, a legitimarlo.

Dudas antes de la votación

En el proceso para la legitimación del CCT en la planta de GM en Silao estaban hace unos meses, pero la votación fue suspendida por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) luego de dar cuenta de la quema de boletas. Pero también de otras irregularidades, como la presión del sindicato y de la propia automotriz para que el voto fuera por el “sí”.

Por esos hechos, el 12 de mayo el gobierno de Estados Unidos presentó una queja contra GM Silao, mediante el Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida (MLRR), por la probable violación a los derechos sindicales. Ese instrumento de resolución de controversias está contemplado en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

El MLRR es una forma de garantizar la transición democrática, pues en México había mucha resistencia, explica Graciela Bensusán, quien también forma parte de los panelistas laborales mexicanos para controversias bajo el T-MEC. La democratización en el mundo laboral es algo que se había pedido desde hace más de siete décadas. En los años 50, el movimiento ferrocarrilero, o en los 70, el movimiento de insurgencia sindical, son algunos de esos momentos importantes.

Con la ayuda de “los amigos del norte”, pero también de un gobierno federal en México que tiene un claro compromiso con la democracia y la libertad sindical, finalmente se logró, expresa.

El 8 de julio, el gobierno estadounidense informó los resultados de las negociaciones con la empresa y el gobierno mexicano para solucionar el conflicto. En el documento Curso de remediación para abordar la denegación de derechos en relación con el proceso de legitimación en General Motors en Silao acordado entre los Estados Unidos y México se detallan los 20 compromisos para las autoridades de nuestro país y la armadora estadounidense. Entre ellos, las condiciones en las que se repondría la consulta.

La votación se realizará a este martes 17 y miércoles 18. Y lo que verdaderamente “está en pugna es el derecho de los trabajadores a sindicalizarse”, en GM y en otras empresas, señala Enrique Larios, integrantes del panel laboral del T-MEC.

Para Patricia Juan Pineda, asesora legal de la disidencia sindical en GM, en los días previos no se dieron las mejores condiciones. La empresa decretó un paro técnico debido a la falta de insumos para armar los autos, como los chips. Éstos llegan desde Estados Unidos, pero una nueva ola de contagios de covid-19 frenó el suministro.

El CCT permite, ante este tipo de circunstancias, que GM mande al personal a casa a cuenta de sus vacaciones. Esta situación “obstaculizó la comunicación entre los trabajadores”, en un momento en el que deben informarse y discutir sobre las condiciones laborales que establece su contrato, indica.

Por otro lado, el acuerdo señala que el lugar donde se lleve a cabo la consulta debe tener condiciones de “seguridad, accesibilidad y neutralidad”, indica el plan de remediación. “Pero al hacerlas dentro de la planta, no se cumple con la garantía de neutralidad”, asegura la abogada laboral.

También era “vital que la convocatoria indicara clara y expresamente que el conteo de votos se realizará al final de la jornada, por todo lo que ocurrió la vez anterior”. Una de las denuncias de la disidencia es que los delegados sindicales abrieron las urnas desde el primer día para saber la tendencia de la votación. Al darse cuenta que no les favorecía, quemaron los votos que decían “No” al contrato colectivo.

Tal parece que están dadas las condiciones para un proceso equitativo, personal del Instituto Nacional Electoral (INE) y de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) observarán su ejecución, considera. Además de que desde hace algunos días hay presencia de verificadores e inspectores de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), recuerda.

Ahora lo que se espera es que la empresa y el sindicato “estén a la altura”.

Un camino desconocido: La democracia

Los sindicatos de todo el país tienen hasta mayo de 2023 para legitimar sus CCT. Pero “Guanajuato es una plaza muy conservadora, la parte patronal no está acostumbrada a la democracia y le regatea a los trabajadores el derecho de resolver sus problemas sindicales. Por eso hacen sus propios sindicatos, o bien, corrompen a los ya conformados para tenerlos controlados”, sostiene Enrique Larios.

“Lo que pasa en Silao es que los patrones no quieren ceder la facilidad de seguir contratando trabajadores con un sindicato como la CTM, una organización corrompida”. Pero el mensaje es para el resto de las organizaciones gremiales y de las empresas, dice.

En diciembre de 2018, la Confederación Sindical Internacional (CSI) expulsó de sus filas a la CTM y a la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC) por considerar que actúan en contra de los derechos de las personas trabajadoras. Este diario buscó la postura de la CTM y el Sindicato Miguel Trujillo López para este reportaje, sin embargo, no respondieron.

El proceso de legitimación de los CCT representa la transición a la democracia y al Estado de derecho en el mundo del trabajo, opina Graciela Bensusán. Por eso el caso de GM es emblemático, apunta. Se trata de ese puente, insiste, para pasar a un modelo democrático, participativo, transparente, de rendición de cuentas que ayudará a poner fin a la corrupción en el mundo laboral.

Ese mundo está integrado también por empresas que operan con esquemas ilegales de outsourcing y que funcionaban al amparo de dirigencias corrompidas, agrega. O de compañías que ofrecen salarios indignos, México tiene “el ingreso más bajo de la región, sino es que del mundo. La distribución del Producto Interno Bruto (PIB) es de las más desiguales, 30% para los trabajadores y 70% para los empleadores”.

Por supuesto, es algo sistémico, la legitimación de contratos es sólo una parte, pondera. “Las empresas deben entender que no se puede garantizar la gobernabilidad en el mundo del trabajo por los viejos métodos. Ahora es la inclusión, el consenso, la negociación transparente y abierta con los sindicatos el método para conseguir la paz laboral”.

Lo que está a punto de suceder en Silao, un municipio de Guanajuato, en el Bajío, “nos tiene que enseñar a todos los actores que el pasado con las formas viejas de control debe desaparecer. Este caso, bien llevado, mostrará que ésta es la forma de transitar a la vía democrática”. Y esa forma es la institucional, concluye.

CON INFORMACIÓN VÍA EL FINANCIERO

Repondrán proceso de votación sindical en GM Silao el 17 y 18 de agosto

Después de la suspensión del proceso en abril pasado por diversas irregularidades y una queja laboral de parte del gobierno de Estados Unidos, los trabajadores de la planta de General Motors en Silao, Guanajuato, realizarán el 17 y 18 de agosto la votación para definir si legitiman o no el contrato colectivo (CCT) vigente.

El sindicato Miguel Trujillo López, titular del CCT y perteneciente a la Confederación de Trabajadores de México (CTM), emitió la convocatoria para reponer durante la tercera semana de agosto el proceso para la consulta de legitimación del acuerdo gremial, informó la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) en un comunicado. El ejercicio se realizará en un horario ininterrumpido entre el mediodía del lunes 17 y hasta las 20:00 horas del martes 18 de agosto.

La reposición del proceso de legitimación es parte de los acuerdos realizados por México después de que el gobierno de Estados Unidos interpuso una queja laboral y activó el Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida contemplado dentro del T-MEC por la posible violación a los derechos sindicales en la votación de abril, hechos que fueron ratificados tras la investigación de la STPS.

“Esta consulta se realizará en cumplimiento de las resoluciones emitidas por la STPS el 11 de mayo y 21 de junio, respectivamente, así como del Acuerdo de reparación acordado entre los gobiernos de México y Estados Unidos el 13 de julio de 2021, para reponer el procedimiento de legitimación realizado el pasado mes de abril, el cual fue anulado tras acreditarse irregularidades graves que afectaron el desarrollo de la consulta y los resultados de la votación”, detalló la dependencia encabezada por Luisa María Alcalde Luján.

El proceso será observado por representantes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y del Instituto Nacional Electoral (INE), así como por inspectores de la STPS, quienes se encuentran desde el 9 de julio de forma permanente en la planta en Silao “para vigilar que no existan actos de intimidación, coacción, desinformación o compra del voto, así como garantizar la máxima difusión del proceso”.

La legitimación de los contratos colectivos de trabajo es un requisito contemplado en la reforma labora del 2019, que contempló nuevos principios de democracia sindical y negociación colectiva. Este proceso busca depurar todos los instrumentos gremiales activos  en el país y eliminar los contratos de protección, los cuales la STPS calcula que representan aproximadamente 85% de los más de 500,000 CCT vigentes en el país.

Además, detalló la dependencia, es una vía para que los trabajadores decidan si están de acuerdo con las condiciones contempladas en su contrato colectivo.

“Si la mayoría de trabajadores vota a favor del contrato colectivo, éste mantendrá su vigencia y el sindicato titular los seguirá representando en futuras revisiones. Si la mayoría rechaza el contrato, éste se dará por terminado, pero los trabajadores no perderán ningún derecho adquirido y conservarán las mismas prestaciones y condiciones laborales”, puntualizó la STPS.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Acuerdan México y EU plan para legitimar CCT en planta de GM en Silao

Los gobiernos de México y Estados Unidos acordaron este jueves un plan de reparación respecto a la reposición del proceso de legitimación del contrato colectivo de trabajo en la planta General Motors en Silao, Guanajuato, el cual evita la eventual imposición de sanciones comerciales, informó la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

Lo anterior se da en respuesta a la solicitud de revisión presentada el pasado 12 de mayo por el gobierno de Estados Unidos, a través de su representante Comercial, Katherine Tai, para que México investigara la posible “denegación de derechos” y violaciones a la libertad sindical de los trabajadores.

Este hecho significa el primer curso de remediación del Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida.

El acuerdo consiste en que la consulta se reponga antes del 20 de agosto –como ya había anunciado la dependencia el pasado 21 de junio-, “asegurando que los trabajadores puedan votar en un ambiente democrático y seguro”.

También se determinó la presencia de inspectores federales de la dependencia a partir de esta semana, para prevenir y atender cualquier intimidación. Además, la “presencia robusta” de observadores internacionales de la Organización Internacional del Trabajo en las instalaciones y de observadores de un organismo autónomo mexicano antes y durante la nueva votación.

Así, se “evita la instalación de un panel de arbitraje internacional y la eventual imposición de sanciones comerciales. De implementarse adecuadamente, la empresa seguirá gozando de los beneficios comerciales de pertenecer” al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Cabe recordar que la STPS canceló y posteriormente ordenó en mayo pasado la reposición del proceso de consulta, luego de acreditar “irregularidades graves que afectaron el desarrollo y resultados de la votación”. Estableció 30 días hábiles para hacer lo propio; no obstante el plazo venció el pasado 11 de junio.

Días después informó que amplió hasta el 20 de agosto el periodo, a solicitud del propio sindicato cetemista “Miguel Trujillo López” para que éste reponga el proceso de votación.

En caso de incumplir dicho proceso, puntualizó la STPS, el contrato colectivo se dará por terminado, conservando en beneficio de las y los trabajadores las prestaciones y condiciones de trabajo reconocidos en el mismo.

El gobierno de Estados Unidos, a través de su representante comercial, Katherine Tai, solicitó por primera vez de manera oficial a México revisar si a los empleados de la planta de GM en Silao, Guanajuato se les negó el derecho de libre asociación y negociación colectiva.

El gobierno mexicano fue notificado ayer del requerimiento y de inmediato inició una investigación por la posible “denegación” de derechos laborales de los trabajadores.

Este jueves, en seguimiento a la solicitud de revisión antes mencionada en el marco del Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida del TMEC, se alcanzó un acuerdo bilateral el cual “se construye sobre la base de las determinaciones que la STPS tomó con anterioridad sobre el caso, y contribuye a reforzar las condiciones democráticas de la reposición de la consulta mediante mecanismos de observación internacional a cargo de expertos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT); con el compromiso de la empresa a desempeñar un papel neutral y de respeto a los resultados”.

En un comunicado, la dependencia señaló que el plan de reparación consensuado “es resultado del compromiso de los actores involucrados y representa un triunfo para los trabajadores de la planta, para la empresa y para la agenda laboral en la región”.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA