“Urge al gobierno” acelerar vacunación; imposible detenerla

Al gobierno federal “le urge” acelerar la aplicación de la vacuna contra el Covid-19. Es un proceso que no se debe detener, por lo cual a los adultos mayores se les administrará el biológico de Pfizer, el cual está disponible y cada mes llegarán lotes más grandes. En febrero serán más de 1.8 millones de dosis que no se pueden guardar y tampoco es factible esperar a ver si llega la vacuna china o alguna otra que sea de una sola dosis para facilitar la estrategia de aplicación en las localidades más apartadas del país, afirmaron funcionarios del sector salud.

La decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador es que después del personal de salud que atiende a enfermos de coronavirus, se vacune a las personas de más de 60 años y empezar con quienes viven en las zonas rurales; llevar el biológico hasta donde se encuentren.

Sobre los retos que implica el traslado de la vacuna de Pfizer porque requiere ultracongelación además de que son dos dosis, los funcionarios comentaron que el mecanismo se afinará durante enero con las brigadas que irán a los hospitales Covid a vacunar a los trabajadores de salud.

La operación de mil brigadas en cada uno de los nosocomios distribuidos en el país, donde se atiende a los enfermos de coronavirus, será el ensayo de lo que a finales de este mes debe iniciar en las comunidades rurales más apartadas, explicaron.

De acuerdo con el plan de entregas de la vacuna desarrollada por Pfizer en colaboración con la empresa BioNTech, para marzo llegarán al país un millón 833 mil 975 dosis, en abril serán 2 millones 901 mil 725, en mayo 3 millones 750 mil y así sucesivamente, de tal manera que en diciembre, el corporativo habrá cumplido el compromiso de traer a México 34.4 millones de vacunas.

Está en proceso la fabricación del producto del laboratorio Astra Zeneca, desarrollado en colaboración con la Universidad de Oxford, cuyo uso de emergencia en México ya fue autorizado y se prevé comprar 77.4 millones de dosis.

Otros biológicos que también adquirirá México y podrían llegar en los siguientes meses son el de la empresa china CanSino Biologics y el fabricado por el Instituto Gamaleya de Rusia, Sputnik V. Sobre el primero aún se esperan los resultados del ensayo clínico fase 3 y la revisión de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Se debe corroborar que la vacuna china es segura y sobre todo su nivel de eficacia, pues en días recientes circuló información respecto a que tendría una menor efectividad en adultos mayores.

Respecto de Sputnik V, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, informó sobre un preacuerdo para adquirir 24 millones de dosis. El expediente ya está en revisión por parte de la Cofepris.

Mientras eso pasa, la estrategia de inmunización debe continuar. Tal como se vacunará a los trabajadores de salud en enero, con brigadas y por regiones, con los adultos mayores se hará algo similar.

Con el mismo mecanismo, las brigadas regresarán a las comunidades rurales para administrar la segunda dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech.

Los entrevistados resaltaron que fue idea y decisión de López Obrador tomar como base los centros integradores que es donde las personas reciben los apoyos de los programas sociales, en este caso, la pensión de adultos mayores. En cada municipio existe un padrón de beneficiarios y cuando sea el momento se les convocará para que acudan a recibir su vacuna.

De acuerdo con esta información, en el gobierno federal “hay optimismo” de que el plan funcionará y se podrá vacunar a todas las personas nacionales y extranjeros que vivan en el país. Incluso está contemplada la inmunización de los médicos cubanos que están en México para apoyar en la atención de los enfermos de Covid-19.

En la siguiente fase, el biológico se administrará a las personas con enfermedades crónicas. De manera paralela se organizarán las brigadas para avanzar en las ciudades de tamaño medio y después en las más grandes, donde a pesar de que la densidad poblacional es mayor, se cuentan con más opciones para facilitar la operación del plan de inmunización.

Con información vía La Jornada

Aumenta en 2021 la pensión del gobierno para adultos mayores y discapacitados

Las pensiones del gobierno federal para personas adultas mayores y con discapacidad tendrán un aumento en el ejercicio fiscal 2021, al pasar de 2 mil 550 pesos bimestrales, que se entregaban desde 2019, a 2 mil 700, de acuerdo con las reglas de operación de ambos programas, publicadas ayer en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Según las reglas del programa Pensión para el bienestar de las personas adultas mayores para 2021, el monto del apoyo será de mil 350 pesos mensuales pagaderos bimestralmente para las personas incorporadas en el padrón de derechohabientes y que no se encuentren en algún supuesto de retención, suspensión o baja.

Este programa atiende a adultos mayores mexicanos por nacimiento o naturalización, con domicilio en el país. En el caso de adultos mayores en municipios indígenas o afrodescendientes, la pensión se otorga a partir de los 65 años, en el resto, de los 68 años.

Las reglas de operación del programa Pensión para el bienestar de las personas con discapacidad permanente indican que el monto del apoyo será, igualmente, de mil 350 pesos mensuales, pagaderos bimestralmente.

La población objetivo de este programa son niños, adolescentes y jóvenes discapacitados de cero a 29 años de edad; personas de 30 a 64 años que habiten en municipios o localidades indígenas o afromexicanas, así como personas adultas de 30 a 67 años que habiten en municipios y localidades con alto y muy alto grado de marginación, diferentes a los municipios o localidades indígenas o afromexicanas.

En ambos casos, para los incorporados en el padrón de derechohabientes y que no se encuentren en algún supuesto de retención, suspensión o baja, los montos de las pensiones se actualizarán a partir de 2022, de acuerdo con los documentos publicados en el DOF.

Con información vía La Jornada

Hasta 2021 regresarán a actividades dependencias públicas y tribunales

A partir de mañana y hasta el 15 de enero de 2021 quedarán suspendidos –en términos y plazos inherentes a los procedimientos administrativos– todos los trámites y servicios de las dependencias, órganos desconcentrados y entidades, así como de las alcaldías, precisó el Gobierno de la Ciudad de México.

En el acuerdo publicado en la Gaceta Oficial, señala que se incluye a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, mientras el Consejo de la Judicatura avisó que se suspenden labores y trámites procesales en el Poder Judicial local, por lo que las labores se reanudarán hasta el próximo 7 de enero.

También quedan suspendidas las actividades relacionadas con las labores administrativas presenciales en universidades públicas y privadas.

Como parte de las medidas ante el incremento de contagios por el Covid-19, la Secretaría de Gobierno informó que no se permitirá la instalación de romerías en los perímetros A y B del Centro Histórico, así como en los mercados públicos, que tradicionalmente lo hacen durante las festividades decembrinas.

Además, los restaurantes y establecimientos que tienen como giro la venta de alimentos preparados, centros y plazas comerciales, centros de convenciones, al igual que las tiendas departamentales, no podrán realizar eventos, colocar pistas de hielo, casetas o foros para tomar fotografías con Santaclós o los Reyes Magos, así como cualquier otra actividad relacionada con las festividades que implique la aglomeración de personas.

Por separado, el Consejo de la Judicatura estableció que en el periodo de suspensión de labores y de términos procesales, que va del 7 al 15 de diciembre, operará la oficina virtual de la oficialía de partes común civil, cuantía menor, oralidad, familiar y sección de salas del Tribunal Superior de Justicia; sin embargo, aclaró que las promociones electrónicas presentadas se acordarán a partir del 7 de enero del próximo año.

Con información vía La Jornada