El T-MEC apuntala IED para industria acerera

México captó 2,100 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED) para la construcción de dos plantas de producción de acero que comenzarán operaciones en el segundo semestre del 2021 y el primer semestre del 2022.

Como parte de esas inversiones, México recibió 975 millones de dólares en la primera mitad del año actual en la fabricación de productos de hierro y acero, un récord para un periodo similar.

En un primer caso, ArcelorMittal concluirá a finales de 2021 una planta de producción de lámina caliente de acero en Lázaro Cárdenas, Michoacán, con una capacidad de producción de 2.5 millones de toneladas por año.

En el otro, durante 2020, las inversiones de capital de Ternium en el segmento de acero en México ascendieron a 361.7 millones de dólares y se relacionaron principalmente con su proyecto de construcción de un nuevo tren de laminación en caliente en su unidad Pesquería, en Nuevo León. La nueva línea tendrá una capacidad de producción anual de 4.4 millones de toneladas con una inversión total de aproximadamente 1,000 millones de dólares.

Al respecto, el gobierno federal informó que dos inversiones en la industria siderúrgica por más de 2,100 millones de dólares se llevan a cabo en México para nuevas plantas de fabricación de lámina caliente de acero, y que con ello se atenderán requerimientos de consumidores de acero, entre los que destaca la industria automotriz, que debe cumplir con una regla de origen más estricta, de 70%, para gozar del arancel cero dentro del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (T-MEC).

Para ponderar el monto de las nuevas inversiones: México captó 9,952 millones de dólares de IED de 1993 al primer semestre de 2021 en la fabricación de productos de hierro y acero, según datos de la Secretaría de Economía.

El 28 de septiembre de 2017, ArcelorMittal anunció un importante programa de inversión de 1,000 millones de dólares en sus operaciones mexicanas, que se centra en desarrollar las capacidades downstream de ArcelorMittal México, mantener la competitividad de sus operaciones mineras y modernizar su base de activos existente.

El programa está diseñado para permitir que ArcelorMittal México cumpla con la capacidad para atender una mayor demanda de los clientes nacionales, alcance una capacidad de producción de 5.3 millones de toneladas y mejore significativamente la proporción de productos de mayor valor agregado en su mezcla de productos.

La principal inversión será la construcción de un nuevo tren de bandas en caliente. Una vez finalizado, el proyecto permitirá a ArcelorMittal México producir aproximadamente 2.5 millones de toneladas de acero laminado plano, 1.8 millones de toneladas de acero largo y el resto estaría compuesto por planchones semiacabados.

Las bobinas del nuevo laminador de bandas en caliente se suministrarán a clientes nacionales, no automotrices, de la industria general.

El proyecto del tren de bandas en caliente comenzó a fines del cuarto trimestre de 2017 y se espera que se complete a fines del año en curso.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Agosto, mes en el que más se han creado empleos este año

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dio a conocer la creación de 128 mil 900 nuevos empleos para agosto, que se ha convertido en el incremento mensual más alto de 2021. Sin embargo, para Armando Leñero Llaca, presidente del Centro de Estudios del Empleo Formal (CEEF) “hay casi 55 por ciento de la fuerza laboral que se encuentra en la informalidad”.

Señaló que la recuperación del empleo ha sido lenta, ya que el gobierno federal aseguró que para marzo de 2021 se llegaría a la misma cifra de febrero de 2020 -previo a la pandemia-, de 20 millones, 613 mil, 532 plazas, pero señala que aún falta por recuperar más de 192 mil puestos de trabajo.

“Lo que ahora está haciendo este gobierno es festejar este crecimiento que hubo en agosto de más đe 119 mil empleos, y si bien es un crecimiento alto, comparativa ente con otros meses de agosto, no es algo espectacular, ya que en 2016 y 2017 el crecimiento estuvo cerca de los 120 mil, por lo que no es para estar echando las campanas al vuelo, ya que en esos años no había qué recuperar nada, porque no venían de una pandemia, pero este año sí.

“Este es un crecimiento normal y no significa recuperación y, por otro lado, este gobierno no ha creado ningún solo empleo formal en lo que va de la administración, no sólo durante la emergencia sanitaria, sino desde que inició el gobierno”, expuso el también director de Retribuye, firma de Administración Operativa Empresarial.

Así también, comentó que la cifra del empleo durante agosto parece favorable para los trabajadores, pero este efecto es mayor para los colaboradores que se ubican en plazas permanentes, por lo que no se debe descuidar al 12.8 por ciento que se contrató de manera eventual.

“El crecimiento en los últimos 12 meses supera los 830 mil puestos de trabajo, y esta cifra no es mala per sé, ya que es similar a lo que se creció en un año entre 2017 y 2018. Sin embargo, difícilmente se puede calificar esto como un suceso extraordinario, ya que simplemente se trata de los niveles que debería mantener el país”, explicó el directivo.

El especialista señaló que este aumento de la tasa mensual de 0.6 por ciento, no resulta totalmente estable si se consideran los siguientes factores determinantes para el crecimiento económico y del empleo, “como lo es la Inversión Extranjera Directa (IED) hacia México tuvo un desplome de 23.2 por ciento durante el primer semestre de 2021, registrando el nivel más bajo de los últimos nueve años, según datos del Banco de México.

“El Gobierno no tiene una estrategia definida para combatir la crisis en el mercado laboral, el cual ya está marcado por el excesivo recorte presupuestal de programas para fomento del empleo, como el Programa de Apoyo al Empleo (PAE) de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS)”, manifestó.

En esta línea dijo que es difícil recuperación en los ciclos laborales que se presentan cada año, ya que debe entenderse que estos impactarán en los próximos meses, en los que probablemente aumenten los empleos durante septiembre y octubre; no obstante, la tendencia ha mostrado que estos mismos se volverán a dar de baja durante diciembre.

“De acuerdo con proyecciones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), los primeros cuatro años del presente sexenio serán los de menor crecimiento económico en México desde los años 80, esto debido a que el Producto Interno Bruto (PIB) acumulará un crecimiento de apenas 0.9 por ciento.

“Los niveles de la pobreza laboral, situación en la que el ingreso laboral de un hogar no es suficiente para adquirir la canasta básica, que actualmente impacta al 38.5 por ciento de la población, lo que es una consecuencia más de la informalidad laboral”, concluyó.

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO