Critican estudiantes la reapertura del Museo Nacional de Antropología

Ayer, día de su reapertura, después de haber permanecido cerrado por casi ocho meses por la pandemia de covid-19, el Museo Nacional de Antropología e Historia recibió, de acuerdo con las cifras oficiales, 419 visitantes, nacionales y extranjeros.

Dado que el público asistió en un horario restringido de 10 a 17 horas, no fue posible apreciar la nueva iluminación, anunciada por Diego Prieto, director del INAH, cuando puntualizó que el MNA abriría nuevamente hasta que Ciudad de México estuviera en “semáforo amarillo” (MILENIO 8/09/2020). No obstante, la capital del país permanece aún en semáforo epidemiológico naranja.

CUESTIONAMIENTOS

Algunos alumnos de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH) cuestionaron que se abriera el recinto, pues consideraron que es un espacio de riesgo cuando el semáforo epidemiológico se encuentra en color naranja y se llevan contabilizados más de 95 mil fallecimientos por covid-19.

A partir de la crisis sanitaria, el alumnado de la ENAH, como todos en el país, tuvo que tomar clases virtuales, pero como dentro del programa educativo está la materia de etnología, el maestro Luis Eduardo convocó a sus alumnos para que acudieran al MNA, durante el día de su reapertura.

Pero la respuesta no fue la que esperaba. Según su propio testimonio: “El alumnado del turno de la tarde puso resistencia, pues cuestionó acudir al museo en plena pandemia en estos momentos en que permanecemos en semáforo epidemiológico naranja”.

Con información vía Milenio

Sindicatos del INAH y Cultura insisten en mayor presupuesto para el Ramo 48

A la par de la discusión este miércoles de las más de mil reservas presentadas para el proyecto del Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2021 (PEF 2021) en la Cámara de Diputados, la Unión de Sindicatos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) junto con el Sindicato Independiente de Trabajadores de la Secretaría de Cultura, que agrupa trabajadores de la ENAH, el INBAL, Radio Educación y la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas, insistió al Poder Legislativo a través de una carta pública a reconsiderar una redistribución del presupuesto destinado para el Ramo 48, Cultura, para garantizar la operatividad sustantiva de las instituciones que lo conforman.

Rechazó la aprobación en lo general del proyecto de decreto del PEF 2021 puesto que no toma en cuenta la propuesta de reasignación presupuestal para el sector efectuada desde la Comisión de Cultura y Cinematografía —misma de la que este diario informó en su edición del pasado 2 de noviembre—, donde se instaba a la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública a reasignar 1,969 millones 523,649 pesos del proyecto del Complejo Cultural Bosque de Chapultepec e inyectarlos en siete dependencias o proyectos del Ramo 48: INAH, INBAL, Imcine, Indautor, Inali, CCC y el Programa Apoyos a la Cultura.

Como alternativa, este colectivo gremial propuso la transferencia de 198 millones de pesos de los 3,508 millones destinados para el próximo año al proyecto Complejo Cultural Bosque de Chapultepec para el INAH, de manera que esto equilibre al menos la disminución del 2.5% para el instituto.

Asimismo, conminó a realizar ajustes al costo de permisos, licencias y derechos que maneja el INAH, en la Ley Federal de Derechos, que podría incrementar los recursos autogenerados del instituto hasta en 200 millones de pesos.

“Sin un presupuesto adecuado, se limita sustancialmente el ejercicio del derecho a la cultura y a los bienes y servicios culturales que ofrece el Estado a través de las instituciones de cultura, para los mexicanos, mandato de nuestra Carta Magna, también se favorece el deterioro de los monumentos paleontológicos, arqueológicos, artísticos e históricos del país, así como la red de museos y otras infraestructuras culturales dependientes del Sector Cultura y del INAH en particular. La gran mayoría de las zonas arqueológicas, museos y monumentos históricos del país, se encuentran en un avanzado estado de deterioro y requieren de mantenimiento urgente”, explicó el gremio..

Adicionalmente, detalló que el recorte del 75% en gasto operativo y servicios personales ordenado este año por decreto tiene paralizada la investigación en el Instituto, efectuada por 830 investigadores de base.

Todo esto, precisó, no es congruente con la obligación del Instituto para la conservación y restauración de 106,000 monumentos históricos, sus colindancias y 60 zonas de monumentos históricos en todo el país, con 192 Arquitectos de base que “cumplen con tareas como revisión y valoración de proyectos, elaboración de dictámenes, atención a denuncias, inspecciones y suspensiones de obras que afecten a los monumentos históricos, seguimiento a expedientes de obra, supervisión de obra, elaboración de fichas de catálogo y registro, así como atención a daños por sismos y lluvias en inmuebles históricos”.

En el caso de la labor de restauración y conservación de los bienes muebles asociados a bienes inmuebles existe una limitada plantilla de 160 restauradores, mismos que son insuficientes para la atención de las necesidades, sobre todo en el norte del país. Indicó que incluso los recortes afectan al programa sectorial de la Secretaría de Cultura y al plan nacional de desarrollo 2020-2024.

Detalló que los 2,640 trabajadores administrativos, técnicos y manuales son insuficientes para las necesidades que presentan los 162 museos, 193 zonas arqueológicas del país, tres escuelas y demás instituciones a su cargo, muchos de ellos, en franco deterioro. Explicó que hay condiciones similares para el caso del INBAL, Radio Educación y Culturas Populares.

Con información vía El Economista

Museo Nacional de Antropología reabre al 30% y en horario especial

El Museo Nacional de Antropología (MNA) reabre sus puertas al público bajo la nueva normalidad, a partir de este miércoles 11 de noviembre de 2020; el ingreso será de martes a sábado, en horario de 10 de la mañana a 5 de la tarde. Los domingos, el MNA permanecerá cerrado hasta nuevo aviso.

“Sin duda es una de las reaperturas más esperadas; es motivo de esperanza y de alegría que este recinto, que es uno de los más emblemáticos y visitados del país, reabra sus puertas para que el público mexicano y extranjero tenga de nueva cuenta la oportunidad de acercarse a toda la riqueza que encierran las culturas de nuestro país”, señaló la secretaria de Cultura Alejandra Frausto Guerrero.

Por su parte, el director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Diego Prieto Hernández, reiteró que en estos meses de contingencia sanitaria, “el museo ha trabajado atendiendo sus actividades esenciales, ineludibles e indispensables, como el cuidado de sus colecciones y el mantenimiento de sus instalaciones. Un ejemplo es el gran trabajo que se ha hecho en el estanque del patio principal, donde se rediseñó la iluminación, se implantó flora de humedales y un ajolotario”.

“Con horarios especiales y las estrictas medidas que marca la nueva normalidad, el INAH reanuda las visitas del público en este emblemático espacio de insoslayable valor para los mexicanos y el más visitado del país por público extranjero, como una forma de contribuir a que la sociedad se reencuentre con su patrimonio cultural”, señala la dependencia.

A fin de garantizar la seguridad y el bienestar de su personal operativo y de los visitantes, para el acceso al Museo Nacional de Antropología se seguirán las medidas preventivas de carácter obligatorio: aplicación de alcohol gel y toma de temperatura, así como el uso de tapete desinfectante, añade.

En el acceso y durante el recorrido, el uso del cubrebocas será obligatorio; en caso de que alguna persona presente síntomas relacionados con la Covid- 19 se canalizará  a los servicios médicos.

En una primera fase de apertura, el número de visitantes permitido corresponderá al 30%  del aforo promedio diario, es decir, un máximo de 1,500 personas por día. Se ha estipulado la cantidad de personas que podrá acceder a cada sala conforme las dimensiones de éstas y para regular el flujo de los visitantes se ha capacitado al personal de custodia.

Las visitas guiadas sólo permitirán grupos de máximo cinco personas, incluido el guía. La cafetería operará igualmente al 30% de su aforo.

Por el momento, queda suspendido el servicio de guardarropa, sólo se permite la entrada con un bolso pequeño. El INAH recomienda a los visitantes que mantengan la sana distancia de 1.5 metros.

Con información vía El Economista