Anticipa Inegi crecimiento en agosto de 5.7% en sector manufacturero

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reveló este miércoles que el Indicador Mensual Oportuno de la Actividad Manufacturera (Imoam) estimó anticipadamente un avance anual de la actividad manufacturera en México de 5.7 por ciento para agosto del presente año.

Las estimaciones consideradas presentan sus respectivos intervalos de confianza al 95 por ciento; correspondientemente, el Imoam anticipó un valor de 113.8 puntos en el nivel del sector manufacturero durante el octavo mes del año.

No obstante, los riesgos por las disrupciones a la cadena de suministro pudieron afectar al sector de la manufactura de manera mensual. Cabe recordar que las exportaciones de mercancías mexicanas registraron en agosto de 2021 su peor caída en poco más de un año (4.6 por ciento mensual), ante el retroceso en las manufacturas, particularmente en el sector automotriz, por la escasez de insumos electrónicos que han limitado su producción.

CON INFORMACIÓN VÍA LA JORNADA

Empleo, horas trabajadas y remuneraciones, sin cambio en manufactureras IMMEX: Inegi

La industria manufacturera de exportación se mantuvo en febrero casi sin cambios con respecto a enero en sus principales indicadores, ya que el personal ocupado y las horas trabajadas registraron un ligero incremento de 0.2 por ciento, en tanto que las remuneraciones reales pagadas se mantuvieron sin cambio, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De acuerdo con Indicadores del programa Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación (IMMEX) a tasa anual el personal ocupado total presentó un alza de 1.1 por ciento, las remuneraciones medias reales aumentaron 2.8 por ciento y las horas trabajadas cayeron 1.1 por ciento en febrero del año en curso.

El personal ocupado en este sector avanzó 0.2 por ciento en febrero, en tanto que los no manufactureros (que llevan a cabo actividades relativas a la agricultura, pesca, comercio y a los servicios) descendió 0.1 por ciento a tasa mensual.m{1374482}

En febrero, las horas trabajadas no reportaron cambio en los establecimientos manufactureros, crecieron 0.2 por ciento, mientras que en los no manufactureros retrocedieron 1.3 por ciento con series ajustadas por estacionalidad.

Comparado con enero, las remuneraciones para el personal del programa IMMEX se mantuvieron sin variación en febrero; en contraste, en las no manufactureras decrecieron 0.4 por ciento.

Conoce los principales indicadores de los establecimientos con Programa de la Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación #IMMEX, actualizados a febrero de 2021 https://t.co/eROEPPEK3p — INEGI INFORMA (@INEGI_INFORMA) April 30, 2021

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO

Sólo cinco estados del país aumentaron su nivel de producción manufacturera

SI bien la pandemia de Covid-19 mermó a la industria manufacturera nacional durante el año pasado, cinco entidades federativas mostraron una tendencia contraria al presentar crecimientos en sus niveles de producción: Colima, Sinaloa, Nayarit, Tabasco y Durango.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, la manufactura del país cayó 9.7% a tasa anual real; en este escenario, Colima registró el mayor aumento en el 2020, con una variación de 6.2 por ciento.

El grupo de entidades con aumentos manufactureros lo completaron Sinaloa (3.7%), Nayarit, Tabasco (2.9% cada uno) y Durango (0.7%); los cinco estados apenas representaron 2.7% de la producción nacional, la cual ascendió a 7.47 billones de pesos.

El común denominador de esta dinámica positiva que mostraron estos territorios, a excepción de Tabasco, fue gracias a la industria alimentaria, catalogada como actividad esencial durante la contingencia sanitaria por el Covid-19.

En Colima, esta industria aportó 60.4% del total manufacturero estatal; en el 2020 ascendió 11.9% a tasa anual real. Otro subsector importante en la entidad fue fabricación de productos a base de minerales no metálicos (24.4% de participación), con un alza de 12.4 por ciento.

Para Nayarit, la industria alimentaria, que contribuyó con 77.4% de su producción manufacturera, aumentó 11.8%, mientras en Sinaloa, con una colaboración de 65.5%, creció 8.2%; en este último estado también incrementaron su valor la industria del plástico (17.5%), fabricación de productos metálicos (2.5%) y fabricación de equipo de transporte (23.3 por ciento).

En el caso de Tabasco, su variación positiva en manufactura provino de la industria química, con una aportación de 74.2% del total, ya que subió su valor en 5.4 por ciento.

Por su parte, las entidades con las disminuciones más pronunciadas en su actividad manufacturera durante el año pasado fueron Hidalgo (-22.9% anual real), Oaxaca (-21.9%), Morelos (-19.2%), Veracruz (-17.1%) y Puebla (-14.9 por ciento).

En cuanto a montos, los estados con mayor valor de producción fueron Nuevo León (937,575 millones de pesos), Coahuila (871,164 millones), Estado de México (863,855 millones), Guanajuato (745,880 millones), Jalisco (494,997 millones), Puebla (429,587 millones), San Luis Potosí (357,269 millones), Querétaro (337,002 millones), Aguascalientes (299,219 millones) y Veracruz (288,985 millones).

Reconversión

Para Carlos Mortera, miembro del Consejo Consultivo de Expo Manufactura (que se realizará del 13 al 15 de abril en Cintermex) y director internacional en Latinoamérica de The Association for Manufacturing Technology (AMT), el 2021 representa el año de reconversión de los sistemas de trabajo en las industrias manufactureras, principalmente en maquinaria y hardware.

“A través de los proveedores de soluciones tecnológicas de automatización de la AMT, y que muchos están representados en Expo Manufactura, vemos que la caída en manufactura a nivel estatal es natural, ya que en el 2020 se pararon por 60 días las industrias no esenciales”, dijo.

“La industria alimentaria, al ser esencial, vio un despegue interesante en cuanto a consumo y demanda, así como también la parte de electrodomésticos, todo lo que tiene que ver con los frigoríficos, que van de la mano con los perecederos”, expresó.

El especialista reconoció que dentro de los estados industriales con una amplia cartera de composición de dispositivos médicos, “hubo nichos de mercado que también fueron favorecidos, porque la demanda creció en el orden de 120-200% contra los volúmenes originales que se tenían en muchos de los componentes para la industria de dispositivos médicos, Baja California, por ejemplo, es uno de ellos”.

“Tradicionalmente México, para la industria metalmecánica, importa y consume por año arriba de 2,500 millones de dólares de maquinaria y equipo que se coloca en las plantas industriales y el año pasado observamos una caída de 25%; ese consumo se desdobla en producción de bienes terminados y líneas de automatización que tiene que ver con farmacéutica, alimentaria”, ahondó.

Panorama 2021

Carlos Mortera indicó que el panorama de este año para los estados depende de la intensidad de las diferentes industrias, “por ejemplo, en automotriz liviano, Puebla, Estado de México, Guanajuato, Querétaro, Nuevo León, San Luis Potosí son fuertes, tienen una buena perspectiva porque el consumo automotriz liviano y de autopartes, pese a caer a nivel Norteamérica, vemos una recuperación acelerada”.

Sobre las entidades que aumentaron su producción manufacturera, señaló que “a través de la AMT vemos que en Sinaloa hay una iniciativa de reconversión industrial que tiene que ver con balancear su portafolio, no sólo de commodities, sino también estar en la parte de manufactura (…) hay estados que sí tienen una buena iniciativa de política industrial, Sinaloa es uno de ellos”.

“Los estados que van a la vanguardia son los que tuvieron la oportunidad de consolidación de unos cinco años antes de esta crisis sanitaria, como San Luis Potosí que ha tenido una política industrial bien encaminada, tienen una buena oportunidad de seguir creciendo, al igual que Guanajuato y Querétaro, y los estados tradicionales industriales como Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, donde ya existe una vocación muy fuerte”, añadió.

Con información vía El Economista

Industria manufacurera pierde ritmo de recuperación laboral

El mercado laboral dentro de la industria manufacturera se estancó nuevamente o penúltimo mes del 2020 después de mostrar importantes recuperaciones de trabajadores y remuneraciones. 

Durante los primeros meses de reactivación económica mostró un modesto regreso de trabajadores a sus puestos, para noviembre del año pasado el crecimiento en el personal ocupado fue de apenas 0.2% respecto de octubre, de acuerdo con cifras de la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera (EMIM) del Inegi. 

En la clasificación por tipo de personal, el grupo de trabajadores que ha logrado reinsertarse en el mercado laboral son los obreros de planta, este rubro registró una recuperación de 0.4% durante este lapso, mientras que el grupo de empleados presentó un retroceso de 0.3 por ciento. 

Aunque se reincorporó un número moderado de trabajadores en el sector manufacturero, el nivel de remuneraciones que perciben no mejoró durante este lapso. En general los sueldos, salarios y prestaciones en el sector cayeron 0.4 por ciento. 

Al interior de la media de remuneraciones en esta industria, los más golpeados por ingresos son los obreros de planta, que vieron sus salarios caer 0.9% en promedio respecto del mes previo. 

Los sueldos percibidos por los empleados más calificados apenas se mantuvo en terreno positivo con un incremento de 0.1 por ciento. 

Y las prestaciones sociales de ambos grupos, que incluyen seguridad social, vacaciones, aguinaldo e instituciones de salud, registraron una caída de 0.1% durante este lapso. Esta situación podría sugerir que la recuperación de trabajadores, que es aún muy modesta, simultáneamente podría estarse compensando con bajas en los ingresos percibidos por el mismo personal.

La industria manufacturera es uno de los subsectores de la industria más importantes para la economía nacional y una de las que mejor respondió a la etapa de reactivación económica; pese a ello ya para noviembre del 2020 se estancó y se prevé un freno mayor durante el último mes del año y el inicio del 2021 por las nuevas restricciones a la economía. 

Incluso comparando con niveles prepandémicos la manufactura en términos de mercado laboral todavía se mantiene por debajo: el personal ocupado total dentro de la industria cayó 1.9% en comparación con el mismo mes del 2019.

Con información vía El Economista