Familias de mineros de Pasta de Conchos piden dialogar con el Gobierno

Familiares de los 65 mineros fallecidos por el colapso en 2006 del yacimiento Pasta de Conchos, en el  Coahuila, pidieron a la CIDH una reunión para analizar un cambio en la pauta del diálogo con el Gobierno, ante los avances anunciados en el rescate de los cuerpos después de 15 años.

En un comunicado emitido este jueves por su defensa, las familias –madres, padres, hijos e hijas, viudas o hermanos– reconocieron que el Presidente Andrés Manuel López Obrador “ha confirmado su compromiso con el rescate”, pero pidieron a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) una reunión, “en lo posible presencial y en la mina”, para dialogar sobre los acuerdos con el Estado de México.

El 19 de febrero de 2006, 65 trabajadores murieron en un accidente en la mina Pasta de Conchos y solo dos cuerpos fueron recuperados, el resto se quedó sepultado por considerar que su rescate era de alto riesgo.

La CIDH anunció en 2018 la evaluación de la responsabilidad de las autoridades mexicanas en la muerte de los 65 mineros, ocho años después de que los familiares llevaron el caso al organismo.

Dos años después, las familias y el Estado acordaron iniciar la reparación integral, que comprende el pago de indemnizaciones, ejecución de obras públicas, un memorial en honor a las víctimas y un diálogo para concretar una “solución amistosa”, en apego a lo que estableció el Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

BÚSQUEDA DE SOLUCIÓN AMISTOSA

Los familiares hacen ahora la petición de la reunión, luego de la notificación del Estado mexicano a la CIDH “sobre su deseo de llegar a la solución amistosa en el caso”.

“En caso de que hubiera una interlocución en la que se garantice el acceso, información y participación a todos los peticionarios, se podría explorar una solución amistosa que cumpla con los estándares interamericanos en materia de reparación integral”, señalaron los parientes de las víctimas.

Las familias expusieron que el proceso de diálogo “se ha visto entorpecido” por una “exclusión injusta” al “definir arbitrariamente como víctimas solamente a las viudas”.

Explicaron que el resultado de esa distinción ha sido que en las reuniones, consultas y compromisos hechos por el Gobierno no se les ha permitido estar presentes a todos los familiares ni a las organizaciones acompañantes y no se les ha tomado en cuenta como interlocutores.

Además, recordaron que no se les entregó la información acordada sobre los estudios que hizo el Servicio Geológico Mexicano y que fueron enviados a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), empresa estatal encargada de recuperar los cuerpos.

Tampoco se les ha proporcionado información sobre los “supuestos avances” y no han recibido respuesta a una carta entregada al director de CFE, Manuel Bartlett, en la que le pidieron una reunión para tratar dos temas: establecer una ruta crítica para el rescate y la no repetición de siniestros evitables en las minas de carbón.

Este jueves, López Obrador aseguró que ya comenzaron los trabajos para rescatar los cuerpos de la mina colapsada y que han invertido más de 2.000 millones de pesos (unos 100 millones de dólares).

“No hay límite cuando se trata de garantizar justicia para víctimas, no hay límite”, dijo en conferencia de prensa.

CON INFORMACIÓN VÍA SIN EMBARGO MX

Si no respetan la ley, se revocarán concesiones a mineras: López Obrador

Al mencionar que hay problemas con algunas empresas mineras canadienses, el presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió que el gobierno puede revocar concesiones si estas compañías no respetan la ley.

En conferencia de prensa se le planteó el conflicto laboral en la mina San Rafael, ubicada en Cosalá, Sinaloa, y en El Magistral, también en esa entidad, donde la compañía se niega a pagar a los ejidatarios, según la exposición del reportero.

El Presidente solicitó al canciller Marcelo Ebrard, comunicarse con el gobierno de Canadá para abordar el tema.

“Que no se vaya a entender como amenaza, ni siquiera como advertencia, pero si no se respeta la legalidad, el gobierno puede revocar la concesión a la empresa, y no va a faltar otra empresa que quiera, cumpliendo la ley, llevar a cabo los trabajos de explotación minera”, señaló.

La mina San Rafael es operada por la canadiense Americas Gold and Silver y sus directivos en México rechazan la validez del recuento que dio la titularidad al sindicato minero.

López Obrador dijo que hay empresas extranjeras ejemplares como la minera Mazapil, en Zacatecas, “pero hay otras que no siguen el ejemplo”.

Recordó que en el sexenio de Vicente Fox una minera destruyó, con el apoyo de autoridades estatales y federales, el cerro de San Pedro, en San Luis Potosí, símbolo del escudo de la entidad, y hasta fue asesinado el presidente municipal, en el afán de sacar el oro en el subsuelo del pueblo.

De los casos actuales expuso que en Cosalá había dos sindicatos en disputa pero el que ganó el contrato “no es del agrado” de la empresa y por esa causa no quieren reiniciar actividades, lo cual significa un desacato a los resolutivos de la Secretaría del Trabajo, aseguró.

Mencionó también a otra canadiense con operaciones en Tayoltita, Durango, la cual no quiere pagar impuestos y buscan demandar ante tribunales internacionales.

“Pues también un llamado a las autoridades de Canadá para que nos ayuden y que estas empresas hagan lo mismo que hacen en Canadá. No queremos que hagan más que eso, que paguen impuestos como pagan en Canadá, que traten bien a los trabajadores como sucede en Canadá y que cuiden el medio ambiente, que no destruyan el territorio como están obligados en Canadá”.

Confió en alcanzar un acuerdo con la mediación de la cancillería y el gobierno de aquella nación, porque “de lo contrario, vamos a actuar legalmente”.

Sin embargo aclaró que mencionó problemas en dos mineras de un centenar que opera en el país.

Con información vía La Jornada

Las minas están igual o peor, a 15 años de la tragedia de Pasta de Conchos: activista

A 15 años de la explosión en la carbonera Pasta de Conchos, la situación laboral para los mineros no cambió, pues las condiciones de inseguridad y los contratos a modo para favorecer a empresarios del sector se mantienen intactos, advirtió la activista Cristina Auerbach, de la organización Familia Pasta de Conchos, que reúne a deudos de los 65 trabajadores que murieron en febrero de 2006.

Recordó el compromiso del presidente Andrés Manuel López Obrador para concretar el rescate de los 63 restos humanos de los obreros que fueron dejados dentro de la mina. “Hasta ahora todo sigue igual”, lamentó.

“Me da mucho pesar y se siente en las familias. Parece increíble que después de 15 años, ves las denuncias y las minas están igual o peor. Ni siquiera hay ese cambio en la actitud de tomar medidas de no repetición, ni siquiera eso se está cumpliendo”, señaló.

Uno de los compromisos esenciales de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) con las familias de los mineros fue asignar contratos de compraventa del mineral a empresas seguras, constituidas y con documentación en orden ante el IMSS, considerando que los mineros de Pasta de Conchos trabajaban en condiciones inseguras y con sueldos bajos.

“Al final, aunque CFE investigó para definir que se dieran contratos a quienes tuvieran minas seguras, al final quedaron los mismos. Si yo subo una foto de una mina de ayer, a una de hace dos años, ocho o 15, la verdad es que no hay diferencia de cuál corresponde a la 4T, a Peña y a Calderón; son todas iguales”, puntualizó.

“Hay una inercia en la región porque hay un fuerte desprecio a la vida de los mineros. Ahora lo hacen en nombre de la soberanía energética y después del apagón de esta semana, los empresarios del carbón dicen: nosotros podemos surtir más carbón para con eso generar más empleos. Sí, pero generan empleos muy precarios, en condiciones infrahumanas de trabajo”, sostuvo.

Este viernes, en la conmemoración de 15 años de la muerte de los trabajadores, habrá una misa que oficiarán el obispo emérito de Saltillo, Raúl Vera López, y el sacerdote jesuita Pedro Antonio Reyes Linares.

Con información vía La Jornada