TENDENCIAS_ Home office, impulso para la industria mueblera en crisis del Covid-19

La cadena de la industria de la madera y el mueble, desde el sector forestal, maquinaria y proveeduría, hasta la Industria 4.0 aplicada a la rama, resultó ser una de las grandes “ganadoras” por el confinamiento de la pandemia del Covid-19 y el aumento del home office, donde no sólo sus ventas repuntaron desde 4% hasta 15%, sino que lograron afianzar su liderazgo sobre los productos chinos.

De ser una industria artesanal y desarticulada, ahora el sector busca pasar a la vanguardia tecnológica y cuidado del medio ambiente, donde la madera tiene una re categoría mundial: ser de los mejores materiales, ser sustentable, así como socialmente incluyente.

El sector de la madera y mueble representa para México una gran oportunidad con el Tratado México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC) para crecer y expandirse, cuya apuesta es duplicar las exportaciones hacia el 2023, afirma Teresa Calderón, presidenta de la Asociación de Fabricantes de Muebles de Jalisco (Afamjal). “El incremento del 300% en los costos de los contenedores desde China, en el transporte ha representado una oportunidad para que México pueda convertirse en un proveedor directo de muebles de madera y otros materiales a Estados Unidos, además de las ventajas que nos ofrece el T-MEC , como socios de la región de Norteamérica”, sostiene la empresaria.

La industria de muebles de México es la segunda más importante en América Latina, después de Brasil, con un mercado de 2,470 millones de dólares y aunque tiene superávit comercial, la cadena de suministro de materias primas depende fuertemente de importaciones. En el año de la pandemia, el sector mueblero nacional exportó 129 millones de dólares, e importó 52 millones de dólares. Y Jalisco es el segundo estado con mayor producción, de acuerdo con el Observatorio Tecnológico de Jalisco.

La presidenta de la Asociación destaca que las exportaciones mexicanas de muebles de madera tienen nichos de oportunidad en el mercado europeo y el asiático, así como perspectivas positivas de los fabricantes de muebles para finales de este año, que se verán influidas por la oferta inmobiliaria y, por supuesto, por la voluntad de redecorar y adaptar los espacios a las nuevas necesidades por el home office.

El sector ha diseñado muebles ajustándose a los requerimientos y espacios de las familias, al hacer desde un escrito, que más tarde se hace cama, o mesas plegables, con apoyo de la tecnología, resalta Teresa Calderón.

“El e-commerce de muebles está en crecimiento sostenido del 4%, igualmente la realidad virtual será una herramienta a impulsar para mejorar la experiencia de compra por ese canal. El 15% de ventas globales son en línea, donde se busca confiabilidad, variedad y adaptabilidad”, abunda.

Para alcanzar los retos y cumplir con los compromisos del comercio internacional, la Afamjal y la Hannover Fairs México buscan  fortalecer la cadena de valor de la madera y mueble, para lo cual realizarán la Expo MEM Industrial y Tecno Mueble en Guadalajara, que tendrá énfasis en sustentabilidad (en pro de adoptar la economía circular); digitalización ( donde las empresas plasman su mueble y lo arman a través de robots) y diseño (que pretende destacar las capacidades, la calidad,  e innovación en el producto acorde a las necesidades post pandemia).

La apuesta es articular la cadena de valor, donde la tala de árboles no sea mal vista entre las nuevas generaciones que defienden la sustentabilidad, pero que se encuentran inmersas en la tecnología.

Bernd Rohde, director de la Hannover Fairs México, dijo que existe un gran potencial para desarrollar proyectos con comunidades del sur sureste, llevar tecnologías a los bosques e impulsar el consumo de maderas legal para promover a las comunidades rurales.

El futuro de la industria del mueble está en el bosque, en fabricar con lo natural para tener un alta productividad, sostuvo Jorge Castaños, director general de la Comisión Nacional Forestal (Conafor). Al respecto, Azul Ogazón, directora de MEM Industrial, afirma que México será punta de lanza para impulsar la digitalización de la industria de la madera.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA