Aumento a minisalarios no afectará los créditos: Infonavit

Aunque el salario mínimo aumentó 15 por ciento con el inicio de este 2021, los créditos hipotecarios del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) otorgados en Veces el Salario Mínimo (VSM) tendrán un impacto de sólo 3.15 por ciento, detalló el organismo.

Recordó que desde 2016 se acordó que los créditos establecidos en VSM estarán ligados a la Unidad de Medida y Actualización (UMA) y no al minisalario.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía determinó que para 2021 el valor diario de la UMA tendrá un incremento de 3.15 por ciento, para establecerse en 89.62 pesos. Mientras que la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) estableció que en el presente año el salario mínimo es de 141.70 pesos diarios en casi todo el país y de 213.39 en la Zona Libre de la Frontera Norte.

No obstante, el ajuste de dicho indicador propicia una mayor contribución por parte de los patrones a las Subcuentas de Vivienda, lo que eleva el ahorro de los derechohabientes que aún no acceden a un crédito, permitiéndoles obtener un mayor monto de financiamiento, agregó.

El Infonavit subrayó además que mantiene el programa Responsabilidad Compartida para convertir los créditos en VSM a pesos, lo que anula las alzas que se registran cada año en las mensualidades hipotecarias.

Para acceder a esta modalidad, explicó, los acreditados pueden ingresar a Mi Cuenta Infonavit (micuenta.infonavit.org.mx) para revisar el estatus de su financiamiento, donde también pueden corroborar la mensualidad a pagar durante 2021.

A la par, adelantó que trabaja en un programa que permitirá, a todos los acreditados que así lo deseen, convertir a pesos los financiamientos tasados en VSM, solución financiera que se buscará llevar a cabo en el transcurso del presente año.

Con información vía La Jornada

Van contra caída estacional de empleo con campaña para evitar despidos “irregulares”

El gobierno federal inició una campaña, a través de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), para evitar que los patrones cancelen plazas laborales en el mes de diciembre con la intención de recontratarlas en enero, bajo el argumento de que es una práctica que rompe con los derechos laborales de los trabajadores.

En promedio, durante los meses de diciembre de la última década se han cancelado 277,000 puestos de trabajo, aunque el año pasado se alcanzó un nivel récord de 382,210 despidos, cifra que representó 53% de las contrataciones netas realizadas de enero a noviembre de ese año (724,287 plazas). Ese porcentaje fue mayor en 17 puntos porcentuales respecto del nivel del 2018, cuando se observaron 387,561 despidos, luego de contabilizarse un millón 39,471 contrataciones de enero a noviembre.

De acuerdo con la autoridad federal, al menos la mitad de los trabajadores despedidos en diciembre del año pasado fueron recontratados al inicio del 2020, “lo que da cuenta de las malas prácticas que se presentan, sólo para cortar la antigüedad de los trabajadores”.

La campaña del gobierno, en la que participan conjuntamente el IMSS, el Infonavit y la STPS, incluye llamadas a los centros de trabajo de grandes empleadores, así como el envío de cartas para que eviten cancelar el empleo al cierre de diciembre del 2020, si bien se esperan semanas complicadas debido a la vuelta de medidas de confinamiento ante el repunte en el número de casos de Covid-19.

“El gobierno de México ha identificado a patrones que durante el mes de diciembre están dando de baja a sus trabajadores ante el IMSS e Infonavit, mismos que históricamente son recontratados en enero del siguiente año. Las bajas injustificadas impactan negativamente en la continuidad de los derechos laborales, de seguridad social y de vivienda de los trabajadores”, indica un comunicado conjunto.

En este, detallaron que de los 382,210 puestos de trabajo dados de baja entre noviembre y diciembre del 2019, 65% correspondían a trabajadores registrados como permanentes, a pesar de que un argumento esgrimido por los empresarios para justificar la caída del empleo, es que se trata de puestos de trabajo de carácter eventual.

Las bajas no son todas por outsourcing

De acuerdo con firmas de recursos humanos consultadas, el despido estacional de trabajadores que están registrados ante el IMSS no es una práctica exclusiva de las empresas que utilizan la subcontratación laboral (outsourcing), como popularmente se cree.

En el 2019 el sector que tuvo más despidos entre noviembre y diciembre fue el de la construcción -que prácticamente no utiliza subcontratación laboral-, con 121,153 trabajadores dados de baja por obras temporales. Le siguió el sector de industrias de la transformación (110,565 despidos), servicios para empresas y personas (53,241 bajas), servicios sociales y comunales (53,241 bajas) y el comercio (49,286 despidos).

A nivel geográfico, hubo despidos en 30 de las 32 entidades federativas del país, concentrándose la mayor cantidad en los estados de: Ciudad de México con 70,765; Nuevo León con 38,916, y el Estado de México con una cancelación de 37,438 plazas.

Las autoridades laborales informaron que “la STPS, el IMSS y el Infonavit, enviamos cartas a los patrones que identificamos pudieran haber incurrido en estas prácticas, con el propósito de que revisen si el manejo de su plantilla laboral, se encuentra acorde al marco normativo vigente, y eviten realizar acciones que afecten los derechos de sus trabajadores mediante la elusión ilegal de las obligaciones en materia laboral y de seguridad social”.

Ricardo Martínez Rojas, especialista laboral del despacho D&M Abogados, comentó que si bien las acciones que ha tomado la autoridad laboral van en línea con el acuerdo que firmaron en semanas pasadas empresarios y sindicatos para regularizar la subcontratación laboral, “se vuelve un asunto muy complejo, sobre todo cuando volvemos a estar en semáforo rojo, que implica confinamiento, y tomar nuevos acuerdos con los trabajadores para poder mantener el empleo”.

El cierre de año trae un panorama complicado para muchos empleadores, además, la autoridad federal dejó en claro que el incumplimiento de obligaciones laborales y de seguridad social traerá consecuencias legales que pueden poner en riesgo las finanzas de las empresas e incluso llevar a los patrones a enfrentar responsabilidades de tipo penal y administrativo, afirmó el abogado.

Con información vía El Economista

STPS, IMSS e Infonavit llaman a no usar prácticas irregulares para despedir a personal en diciembre

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) hicieron un llamado a los patrones para no usar prácticas irregulares despedir a personal permanente en diciembre.

“El Gobierno de México ha identificado a patrones que durante el mes de diciembre están dando de baja a sus trabajadores ante el IMSS y ante el Infonavit, mismos que históricamente son recontratados en enero del siguiente año”, advirtieron la autoridad en un comunicado conjunto emitido este viernes.

Indicaron que las bajas “injustificadas” impactan negativamente en la continuidad de los derechos laborales, de seguridad social y de vivienda de los trabajadores.

Señalaron que entre noviembre y diciembre de 2019 se perdieron 382 mil 210 puestos de trabajo, de los cuales 65 por ciento corresponden a trabajadores registrados como permanentes. Durante enero de 2020, se recontrataron con la misma empresa 130 mil 359 trabajadores que fueron dados de baja en diciembre de 2019.

“Si bien existen contrataciones temporales legítimas, lo cierto es que muchos de los trabajadores dados de baja en diciembre y recontratados en enero están registrados por los patrones en el IMSS como permanentes. Estas bajas son una práctica totalmente irregular”, sostuvo la autoridad.

En virtud de los anterior, la STPS, el IMSS y el Infonavit enviaron cartas a los patrones que identificaron pudieran haber incurrido en esas prácticas, con el propósito de que revisen si el manejo de su plantilla laboral se encuentra acorde al marco normativo vigente y eviten realizar acciones que afecten los derechos de sus trabajadores mediante la elusión “ilegal” de las obligaciones en materia laboral y de seguridad social.

“Es importante enfatizar la relevancia de que los trabajadores y sus familias estén siempre protegidos con todas las prestaciones a las que tienen derecho y más aún en el contexto de la emergencia sanitaria por el COVID-19 que estamos enfrentando”, subrayaron.

El Gobierno de México advirtió que el incumplimiento de obligaciones laborales y de seguridad social tiene consecuencias legales que puede poner en riesgo las finanzas de las empresas e incluso llevar a los patrones a enfrentar responsabilidades administrativas y penales.

Las dependencias pusieron a disposición de los patrones los siguientes datos de contacto para cualquier duda:

En materia del IMSS: Teléfono 800 623 23 23 opción 5, luego opción 1.

En materia del Infonavit: Infonatel Patrones 91 71 50 50 CDMX y Zona Metropolitana, 800 008 3900 Lada sin costo.

En materia de derechos laborales: Profedet 800 717 29 42 y 800 911 7877.

Con información vía El Financiero

Infonavit ‘prepara el terreno’ para otorgamiento de créditos directos a trabajadores

El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) aseguró que la aprobación de la reforma al instituto en el Senado dará tranquilidad y autonomía a los trabajadores para recibir sus créditos de manera directa a partir de los próximos 120 días de ser promulgada por el Ejecutivo.

“Tenemos 120 días a partir de que se promulgue la reforma para traducirla en normas y productos financieros que materialicen la visión de un Infonavit que pone primero a sus trabajadores”, dijo Carlos Martínez, director general del Instituto, en el marco de su 122 Asamblea General Ordinaria.

Comentó que la reforma fue posible gracias al diálogo entre la iniciativa privada, el gobierno y los representantes de los trabajadores a través del tripartismo para atender las necesidades de aquellos afiliados que tienen deseos de autoconstruir, comprar un terreno o refinanciar sus deudas.

“Se abren nuevas posibilidades para que usen su dinero para incrementar su patrimonio con total libertad, sin intermediarios, y en la medida de sus necesidades. Los trabajadores decidirán cómo y dónde quieren vivir o construir su casa o remodelarla”, agregó.

Recordó que también los trabajadores podrán utilizar sus ahorros como garantía para otras operaciones financieras como el refinanciamiento de créditos con otras instituciones bancarias, incluso poder solicitar más de un crédito de manera subsecuente en la medida de sus posibilidades financieras.

“La reforma dará tranquilidad a los trabajadores de que recibirán su dinero directamente, de que estarán protegidos de intermediarios nocivos que generan publicidad engañosa. Se aprobó una reforma que da más seguridad, autonomía y libertad” insistió.

En México, dos de cada tres viviendas que existen se autoconstruyen, de acuerdo con Román Meyer Falcón, titular de la Sedatu, mientras que alrededor del 70 por ciento de la población que quiere mejorar su casa no tiene opciones de crédito o financiamiento institucional.

En ese sentido, el director general del Infonavit recordó que este año se lanzó el programa ConstruYO para la autoproducción de vivienda, además se ha beneficiado a más de 258 mil acreditados con el Programa de Responsabilidad Compartida.

Asimismo, se incrementaron los montos máximos de crédito, se crearon nuevas líneas de financiamiento como Unamos Crédito y se duplicó el monto máximo del crédito Mejoravit para abatir el rezago habitacional. Al mes de noviembre se habrían otorgado ya cerca de 400 mil créditos en el instituto con una derrama de 185 mil millones de pesos, de acuerdo con la Sedatu.

“Estamos por lanzar el nuevo producto de crédito en pesos con una tasa de interés mucho más baja, en condiciones que darán mucha tranquilidad a nuestros acreditados”, concluyó.

Con información vía El Financiero

Aprueban diputados reformas y adiciones a las leyes de Infonavit y Fovissste

Con objeto de garantizar el derecho a la vivienda digna y adecuada de los trabajadores derechohabientes del IMSS y del Issste, promovido por la iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó, en lo general y particular, por 463 votos a favor, uno en contra y cero abstenciones, el dictamen de reformas y adiciones a diversas disposiciones de la Ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores y de la Ley del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado.

En una nueva y maratónica sesión de 10 horas en el pleno cameral de San Lázaro –en medio de la pandemia de Covid 19–, en la que se aplicó la modalidad semipresencial, con 129 legisladores de todos los partidos, se aprobaron nueve dictámenes, y entre ellos la reforma a las leyes de ambas instancias de seguridad social. En el texto se puntualiza que el trabajador tendrá el derecho de elegir la vivienda nueva o usada con las características de su preferencia, o el suelo que sea destinado para construcción, reparación o ampliación de vivienda a los que se aplique el importe del crédito que reciba con cargo al Fondo Nacional de la Vivienda.

Con las modificaciones que se aplicarán a ambos ordenamientos, una vez que el Senado los ratifique, se garantiza al trabajador el ejercicio de su crédito de vivienda y el derecho a recibir información suficiente sobre las condiciones jurídicas y financieras del mismo, conocer directamente y sin intermediarios el estado de su crédito, siempre y cuando cumpla con los requisitos que al efecto establezca el Consejo de Administración mediante reglas de carácter general.

Así, se entenderá por trabajador derechohabiente a toda persona que sea titular de depósitos constituidos a su favor en el instituto, y éste enunciará las condiciones para garantizar la libre elección del financiamiento que mejor convenga a los intereses del trabajador.

Si fuese el caso, que el trabajador aplique su crédito para la adquisición de suelo destinado para la construcción de su vivienda, estará sujeto a las condiciones que determine la Comisión Ejecutiva, en apego a las disposiciones establecidas en la presente ley y su reglamento.

Las normas se ajustan a esas condiciones, porque en 2018 había un millón 600 mil personas que reportaban vivir en hacinamiento y no contaban con agua entubada dentro de su vivienda. Además, 14 millones 800 mil habitan en viviendas con espacios reducidos y construidas con materiales endebles y de mala calidad, mientras 23.7 millones no cuentan con los servicios básicos en sus endebles y raquíticas viviendas.

Abanico de opciones

Con las modificaciones incluidas en el dictamen, se facilita la posibilidad de ejercer el crédito de manera directa, así como mayor libertad para emplear los recursos de la subcuenta de vivienda en mayor número de productos, no sólo en la compra de vivienda nueva o usada, sino de un abanico de opciones, como la adquisición de terrenos con uso de suelo habitacional debidamente legalizados, autoconstrucción, reparación y ampliación de vivienda, así como refinanciamiento, es decir, para pagar la hipoteca de alguna otra entidad financiera o, en su caso, el respaldo financiero poniendo a la subcuenta de vivienda como garantía de un crédito hipotecario.

Con información vía La Jornada

Listo dictamen con el que se busca eliminar intermediarios en créditos de vivienda

La Comisión de Vivienda de la Cámara de Diputados tiene listo el dictamen que discutirán este martes 13 sus integrantes para aprobar la iniciativa que hizo llegar el presidente Andrés Manuel López Obrador con la que se reforman disposiciones de ley del Infonavit y el Fovissste, permitiéndole a los trabajadores recibir directamente y sin intermediarios los créditos de vivienda, así como fomentar la autoconstrucción.

El documento fue entregado el jueves pasado y turnado de inmediato por la Mesa Directiva para su análisis a la Comisión de Vivienda, la cual determinó el sentido positivo a la propuesta que modificará la Ley del Infonavit para que en su artículo 41 se disponga que “el trabajador o derechohabiente tendrá el derecho de elegir la vivienda nueva o usada con las características de su preferencia, o el suelo que sea destinado para construcción, reparación o ampliación de vivienda a los que se aplique el importe del crédito que reciba con cargo al Fondo Nacional de la Vivienda, así como recibir directamente y sin intermediarios el crédito mencionado”.

La diferencia estriba en que, en la actualidad, el instituto otorga el crédito a la entidad inmobiliaria o propietario que vende la vivienda al trabajador.

“Al agregar específicamente el derecho de recibir el monto del crédito sin intermediarios, el trabajador podrá elegir de qué manera utilizar su crédito en ejercicio de su autonomía como persona y su capacidad de ejercicio como ciudadano, al disponer de manera directa de esos recursos para erogarlos en la adquisición, construcción, ampliación o reparación de vivienda, así como la adquisición de terrenos destinados a vivienda, además de que reducirá los trámites que al efecto tenga que realizar el beneficiario pues ya no se encontraría obligado a actuar a través de un intermediario”, se subraya en los considerandos del dictamen.

Se señala, además, que los créditos podrán destinarse para la adquisición en propiedad de habitaciones o suelo que sea destinado a la construcción de vivienda; para la construcción o autoproducción de vivienda en suelo que sea de su propiedad;

También para la reparación, ampliación o mejoras de habitaciones, así como al pago de pasivos adquiridos por cualquiera de los conceptos anteriores, y al refinanciamiento de un crédito ya adquirido con alguna otra institución financiera.

Adicionalmente, se establece que el trabajador o derechohabiente tendrá derecho a recibir créditos subsecuentes, siempre y cuando liquide efectivamente el anterior.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (NIGH)23, en 2010 el parque habitacional era de 28.5 millones de viviendas particulares habitadas, de las cuales, 20.3 millones (71.2%) eran propias o estaban siendo pagadas por los propietarios.

De las viviendas propias 7.3 millones de sus propietarios (36.1%) las mandaron construir; 6.8 millones (33.4% las construyeron ellos mismos; y 5.3 millones (25.9%) compró la vivienda construida, y el resto fue obtenido por los propietarios de otro modo.

Con estas cifras, se remarca que más del 50 por ciento de la población en México, prefiere construir su propia casa: con las dimensiones que realmente necesita, a comprar casas de interés social con el mínimo de metraje.

La Comisión de Vivienda tiene mayoría de diputados de Morena (20 de los 40 que la integran) por lo que se anticipa que este martes se votará a favor y se turnará a la Mesa Directiva para su análisis y posterior turno a discusión en el pleno.

PRD VIGILANTE

Sobre esta iniciativa de reforma a la Ley del Infonavit, el PRD anticipó que será vigilante de su discusión para que el Estado Mexicano no se deslinde de su obligación de garantizar el derecho a la vivienda de los trabajadores.

“La iniciativa se plantea como un avance en este sentido, pero en realidad no corrige los problemas estructurales del sector, como las prácticas de corrupción en el Infonavit, los abusos de las constructoras permitidas por las propias autoridades, el alto costo de las viviendas, las unidades de viviendas lejos de las zonas urbanas y fuentes de empleo, la falta de servicio básicos y transporte, así como la inseguridad”, advirtió la Coordinadora perredista, Verónica Juárez Piña.

La legisladora federal recordó que el responsable de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto, informó en marzo de este año que se investiga un caso de fraude al Infonavit por más de cinco mil millones de pesos.

“Hay un grave problema de corrupción en el sector, pero esta medida parcial no lo va a resolver y tal vez al final quienes resulten más perjudicados sean los trabajadores”.

El argumento principal es que se va a eliminar el intermediarismo para dar mayor libertad a los trabajadores para usar su dinero como más les convenga.

“Pero el problema central no es ese, la cuestión es que los montos ahorrados durante años por los trabajadores están muy por debajo del precio de las viviendas o de los terrenos y para poder tener la posibilidad de adquirir una es necesario que las autoridades ofrezcan otras alternativas”, añadió Juárez Piña.

Dijo que varias las reformas que se quieren impulsar tienen muchos años que se aplican en el sector, como el que el trabajador pueda usar su crédito para comprar un terreno o suelo, autoproducir su casa en un terreno de su propiedad, pagar pasivos relacionados con vivienda, refinanciar un crédito ya adquirido con alguna otra institución financiera o gestionar créditos mancomunados.

De acuerdo con el Programa Nacional de Vivienda 2019-2024, de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), cerca de 7 millones y medio de viviendas en México, de 34 millones que hay, están construidas con materiales precarios; además, casi 6.4 millones requieren mejoras o una ampliación.

Según la dependencia, en total, 9.4 millones de viviendas están en calidad de rezago habitacional, es decir, carecen de drenaje, tienen materiales precarios o presentan hacinamiento.

Con información de Excélsior

“Infonavit llegará a nuevos sectores con reforma”

El eje principal de la reforma es otorgar crédito de manera directa y sin intermediarios; destaca la participación de la banca y la reducción en las tasas.

En caso de aprobarse la reforma a la ley del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), este organismo llegaría a segmentos donde hoy no participa, además, tendría una colaboración particular con la banca y los beneficios de la iniciativa, se conjugarían con la reducción de tasas que prevé la dirección del organismo para el 2021.

Carlos Martínez Velázquez, director general del Infonavit, habló en entrevista sobre los puntos sustanciales de la iniciativa de reforma a la ley del organismo enviada la semana pasada por el Ejecutivo al Legislativo, misma que tiene el sentido de otorgar crédito de manera directa y sin intermediarios, además de darle la libertad al trabajador para hacer uso de esos recursos, por ejemplo, para la adquisición de suelo para el desarrollo progresivo de vivienda.

Según datos del organismo, 75% de los derechohabientes que califican para un crédito, no tiene la capacidad de compra para adquirir menos de 50% de la oferta de vivienda disponible. Con la reforma, esto se podría mitigar.

Lee el resto de la entrevista vía El Economista