Plantón de empleados de la salud de Oaxaca cumple 7 días frente a Palacio Nacional

Un grupo aproximado de 40 personas continúa en el campamento instalado, desde el jueves pasado, frente a Palacio Nacional para solicitar que sea habilitado el hospital en el que se encontraban trabajando en Juchitán y que se les vuelva a contratar.

“El día de hoy, el Presidente de la República nuevamente da su palabra que personal de primera línea iba a tener continuidad laboral, pero hasta el momento nosotros no hemos tenido ningún acercamiento para que nos hable sobre nuestro contrato, seguimos esperando un contrato en una institución de Juchitán de Zaragoza; hasta el momento no tenemos respuesta, seguimos igual; esperamos que realmente ya cumpla su palabra y que no solamente se diga, sino se accione”, exigió Ericka Alvarado, enfermera.

A pesar de los cambios climáticos, los empleados de la salud permanecen frente a Palacio Nacional, de donde aseguran que no se van a retirar hasta que se les dé una respuesta a sus peticiones.

“Hasta el momento nos sentimos defraudados porque no esperábamos que al término del contrato (íbamos a) quedar como si fuéramos personas desechables; servimos por un año dos meses y al final no tenemos ninguna respuesta y solamente nos dan largas”, explicó la enfermera.

Los afectados solicitan ser recontratados y que se habilite nuevamente el Hospital de Especialidades Materno Infantil de Juchitán, el cual estaba habilitado para atender casos de covid-19, ya que nuevamente los casos están en aumento y la pandemia aún no termina.

“Llevamos seis días, mañana hacemos una semana; vamos a permanecer aquí hasta que tengamos respuestas favorables, lo único que queremos es contratación inmediata en el Hospital Materno Infantil de la ciudad de Juchitán de Zaragoza”, pidió Álvarez.

De acuerdo con los manifestantes, desde el pasado jueves sólo han tenido acercamiento con el Coordinador de Recursos Humanos del Insabi.

“Únicamente tuvimos un acercamiento con el maestro Candelario, el día jueves que nosotros llegamos aquí y hace dos días de la misma manera con él, pero sigue en la misma postura que tenemos que esperar hasta que ellos tengan toda la base de datos de cada uno de nosotros”, explicó la enfermera.

Se prevé que más personal de primera línea de Oaxaca llegue al campamento; los integrantes de éste aseguran que hay algunos de ellos enfermos debido al cambio de clima, sin embargo, continuarán en espera de respuestas positivas.

En otra parte del Zócalo, frente a la Catedral Metropolitana, se encuentra otro campamento de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de Chiapas y Michoacán.

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO