STPS llama a terminar con rezago laboral en las juntas de conciliación, cerrarán sus puertas el 3 de octubre

Las Juntas de Conciliación y Arbitraje dejarán de recibir demandas y sólo funcionarán para terminar con el rezago existente, por lo que la secretaria de Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján, hizo un llamado a realizar un trabajo que dé fin al rezago con apego a la justicia y el derecho.

Todavía quedará un tiempo para poder dar por concluido este trabajo de la Junta, por lo que vale la pena levantar la cabeza y demostrar el beneficio de esta Institución, que quede en alto el nombre de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje y ese prestigio se tiene que ganar a pulso”, destacó.

Al participar en la Reunión Nacional de Presidentes de Juntas v2022, la titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) reconoció el trabajo de la institución sobre todo ante la crisis por la pandemia de Covid-19, teniendo muy presente que no podía parar la impartición de justicia, mucho menos en un tema como el laboral.

A 95 años de vida esta institución, expuso, estamos viviendo tiempos inéditos para el mundo del trabajo, donde se pone en el centro a los trabajadores y esto debe ser un hecho en la nueva etapa para la Junta, que es atender todo el rezago que se presenta alrededor del país.

Añadió que “los ojos estarán puestos en lo nuevo, aunque lo nuevo es la esperanza, es la posibilidad de que la justicia laboral sea mucho más expedita, pero también los ojos estarán depositados en lo anterior, en lo que persiste todavía, que es la actuación de los Tribunales y de las Juntas Federales”.

Por ello, “tenemos una gran oportunidad de trabajar en equipo. Una vez cerradas las ventanillas, debemos adecuarnos y entender muy bien dónde están las necesidades para poder apoyar y desahogar más fácil, para enfocar, dirigir nuestro esfuerzo, alcanzar el objetivo que es concluir con todos los asuntos que tenemos en trámite”.

Por su parte, la presidenta de la Junta, María Eugenia Navarrete, destacó ante los presidentes de las 66 juntas especiales los 95 años de vida de la institución, “casi un siglo de ser para nuestro país un juez imparcial, conciliador, justo y agente activo del equilibrio entre capital y el trabajo, entre los empleadores y trabajadores, entre sindicatos y empresas, organismos de seguridad social y asegurados. Lo que los ha llevado a elegirse como un baluarte de prestigio de la paz social de nuestro país”.

El próximo 3 de octubre las Juntas de Conciliación y Arbitraje cierran sus puertas para recibir nuevos asuntos y “la mejor forma de honrar la vida en institucional, es lograr que su cierre sea digno y acorde a sus históricos metas conseguidas, por ello, este claroscuro que enfrentamos, de celebrar su existencia y preparar su cierre, implica que quienes trabajamos en ella, tengamos un compromiso que cumplir: actuar con la mayor de las diligencias para resolver en el menor tiempo posible, con absoluta imparcialidad y apego a derecho, en un ambiente y trato humano el rezago”.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Un millón de trabajadores cortan “cordón umbilical” con el outsourcing y pasan a sus empresas reales

Debido a los cambios en la ley para regular el outsourcing, al día de hoy ya suman alrededor de 1 millón de trabajadores los que han sido recuperados por sus patrones originales, es decir, que “cortaron el cordón umbilical” con las empresas de outsourcing o insourcing en las que se encontraban y pasaron a las que verdaderamente pertenecen, afirmó Alejandro Salafranca.

El titular de la Unidad de Trabajo Digno de la Secretaría de Trabajo convocó a las empresas a realizar la sustitución patronal para recuperar las plantillas de trabajadores que se encuentran en outsourcing o insourcing y para lo cual tienen de plazo hasta el 24 de julio, conforme a la reforma en materia de subcontratación.

Advirtió que una de las consecuencias de no hacer este proceso y continuar con esquemas de subcontratación después del 24 de julio será incurrir en una ilegalidad.

“Este proceso la ley lo mandata en 90 días, termina el 24 de julio y estamos a poco de que el tiempo concluya. Actualmente la ley da muchas facilidades para que este proceso se lleve a cabo, por el IMSS y las Juntas de Conciliación”, destacó en el conversatorio “Avances en la implementación de la Reforma en materia de Subcontratación”, organizado por la Secretaría de Trabajo y Fomento al Empleo del Gobierno de la Ciudad de México.

Dijo que para realizar el proceso de sustitución patronal no se requiere estar en el Registro de Servicios Especializados u Obras Especializadas (REPSE) porque son procesos totalmente independientes.

“Los trabajadores no se mueven, siguen trabajando donde siempre, pero su patrón no va a ser un tercero, una empresa de recursos humanos, sino la empresa productiva real para la que han trabajado siempre”, detalló.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA