Asegura Monreal que extraordinario no está muerto; insiste en aplazar entrada de outsourcing

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal Ávila, lamentó que no se haya logrado la mayoría calificada para convocar a un periodo extraordinario en ambas cámaras para reformar los transitorios de la entrada en vigor de la ley de outsourcing, lo cual dijo crea una “crisis institucional”, así como no se logró que la Cámara de Diputados se erija en jurado de procedencia para desaforar a los diputados  de Morena, Saúl Huerta, acusado de abuso sexual de menores; y Mauricio Toledo, del PT, investigado por enriquecimiento ilícito.

En rueda de prensa luego de que concluyó la sesión de la Comisión Permanente del Congreso donde no se logró la mayoría calificada, al tener sólo 20 votos a favor y 12 en contra, de  estos últimos dos de Morena, así como el PT y Movimiento Ciudadano que votaron en contra y se registraron  3 abstenciones, cuando se requerían 25 sufragios para la mayoría calificada, justificó la decisión de morenistas y petista en contra del extraordinario para desaforar a los legisladores, pero dijo que la realización del mismo “no está muerto”.

“El PT es nuestro aliado, los respetamos y ellos hicieron lo que consideraron conveniente a su estrategia, nosotros los respetamos”, dijo Monreal quien también prefirió no entrar en controversia con dos legisladoras de Morena que se opusieron al extraordinario.

Sin embargo, dijo que por fortuna la Mesa Directiva envió de nueva cuenta a comisiones el dictamen, “no está muerto y no está definitivamente concluido. Voy a seguir comentando con los grupos parlamentarios para ver si logramos en los próximos días algún acuerdo y logramos sacar adelante el periodo extraordinario”.

“Está vivo el asunto desde el punto de vista legislativo, está en comisiones y el presidente de la Mesa puede convocar a un extraordinario”, apuntó y exhortó a quienes votaron en contra a reconstruir un acuerdo para dejar el outsourcing para darle certeza a los empresarios

Comentó que la consecuencia jurídica de no aprobar el periodo extraordinario es que la ley en materia laboral, en materia de outsourcing, queda los plazos firmes que la reforma dispone hasta el día 1 de agosto, para el registro de empresas ante la Secretaría del Trabajo, para darse de alta en el IMSS, para registrarse ante el SAT e iniciar sus obligaciones fiscales.

“La oposición no quiso conceder este periodo extraordinario a las empresas, pero tampoco a los otros temas que son tres de declaratoria de procedencia. El del fiscal de Morelos, el del diputado Huerta, y el diputado Mauricio Toledo. Tampoco se logra periodo extraordinario para que la Cámara de Diputados se erija en jurado popular y por tanto esta situación queda simplemente sin definición”.

El coordinador de Morena indicó que en lo personal le preocupan los temas de los empresarios que es una iniciativa mía, porque no sé si tendrán el tiempo suficiente para cumplir con las obligaciones de los transitorios señalan en la reforma en materia de outsourcing.

Expuso que lo urgente es el tema del outsourcing, porque la ratificación  del secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, aunque es indispensable, puede fungir como encargado de despacho. “Los demás temas podrían discutirse en un extraordinario o después”.

Cuestionado sobre lo señalado por el director del IMSS, Zoé Robledo, en el sentido de que por decreto el Ejecutivo Federal puede prorrogar los plazos de la entrada en vigor de la reforma del outsourcing, Monreal subrayó que no puede mediante decreto invalidar una ley creada por el Legislativo, aunque se trate de un artículo transitorio.

CON INFORMACIÓN VÍA EL UNIVERSAL