Empleo, horas trabajadas y remuneraciones, sin cambio en manufactureras IMMEX: Inegi

La industria manufacturera de exportación se mantuvo en febrero casi sin cambios con respecto a enero en sus principales indicadores, ya que el personal ocupado y las horas trabajadas registraron un ligero incremento de 0.2 por ciento, en tanto que las remuneraciones reales pagadas se mantuvieron sin cambio, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De acuerdo con Indicadores del programa Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación (IMMEX) a tasa anual el personal ocupado total presentó un alza de 1.1 por ciento, las remuneraciones medias reales aumentaron 2.8 por ciento y las horas trabajadas cayeron 1.1 por ciento en febrero del año en curso.

El personal ocupado en este sector avanzó 0.2 por ciento en febrero, en tanto que los no manufactureros (que llevan a cabo actividades relativas a la agricultura, pesca, comercio y a los servicios) descendió 0.1 por ciento a tasa mensual.m{1374482}

En febrero, las horas trabajadas no reportaron cambio en los establecimientos manufactureros, crecieron 0.2 por ciento, mientras que en los no manufactureros retrocedieron 1.3 por ciento con series ajustadas por estacionalidad.

Comparado con enero, las remuneraciones para el personal del programa IMMEX se mantuvieron sin variación en febrero; en contraste, en las no manufactureras decrecieron 0.4 por ciento.

Conoce los principales indicadores de los establecimientos con Programa de la Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación #IMMEX, actualizados a febrero de 2021 https://t.co/eROEPPEK3p — INEGI INFORMA (@INEGI_INFORMA) April 30, 2021

CON INFORMACIÓN VÍA MILENIO

Mujeres en la maquila, un fuerte impacto en el empleo ante la pandemia de Covid-19

La pandemia de Covid-19 sigue afectando de manera progresiva la vida de las trabajadoras en distintos ámbitos; el sector de la maquila es un claro ejemplo de las condiciones precarias del empleo, en donde el salario y las jornadas laborales no terminan por tomar su ritmo; sobre todo porque uno de los principales problemas es la situación económica y la carga de los cuidados.

Así lo dio a conocer Blanca Velázquez Díaz, autora del estudio “Las trabajadoras de la maquila ante el COVID-19: testimonios de su dura realidad”, en donde da a conocer los testimonios de las mujeres que tuvieron que irse a su casa, no a hacer home office, sino a esperar que las empresas volviera a llamarlas a un empleo.

Para la especialista las modificaciones a la Ley Federal del Trabajo y la inclusión de un capítulo laboral en el T-MEC, “aún está muy lejano”, porque la mayoría de las trabajadoras desconoce los derechos que les da la ley, como es el caso de contar con mejores salarios.

De acuerdo con Aleida Hernández, especialista laboral, hay un fuerte compromiso del gobierno mexicano para eliminar la discriminación de las mujeres en materia de empleo y/o ocupación; “los Estados (México, Estados Unidos y Canadá) tendrán que garantizar a las mujeres trabajadoras el derecho a la no discriminación, esto es, que las condiciones de empleo y ocupación no existan distinciones, exclusiones p preferencias  que anulen su derecho a las mismas oportunidades y trato”.

En el sector de la maquila, las mayores afectaciones por la pandemia han sido los despidos injustificados además de que una de las mayores preocupaciones de las y los trabajadores es cómo generar ingresos inmediatos y de largo plazo, ya que la situación actual del empleo se vislumbra cada vez más difícil.

“La salud mental y emocional de las trabajadoras parece ser una constante que viven, especialmente por los bajos recursos económicos y sacar adelante a sus familias, a lo que se suma el temor que sienten por la exposición al contagio de Covid-19 al salir a buscar ingresos, son riesgos inminentes en el transporte público, en los centros de trabajo no se descartan los riesgos y no existe hasta ahora, ninguna seguridad”.

A lo anterior, agregó, se suma a esta situación la doble y triple jornada laboral. La escuela en casa de sus hijos e hijas menores de edad, les está generando muchas más horas de trabajo y estrés permanente. Un trabajo invisibilizado, no reconocido y no retribuido el que realizan las mujeres, que hoy sabemos se han potenciado esas cargas para ellas en la reclusión de sus casas.

Con información vía El Economista

Empleo en maquila mexicana, bajo la lupa de unión de sindicatos de EU

Richard Trumka, presidente de la AFL-CIO, la organización sindical más grande de Estados Unidos, declaró que “es hora de terminar con la explotación y miseria de las maquiladoras en México” y una herramienta para hacerlo es el tratado comercial, T-MEC; esto luego de dar su respaldo total a la líder sindical Susana Prieto, quien ha demandado el pago de cuotas sindicales a la empresa Tridonex en Matamoros, Tamaulipas.

En un comunicado de prensa, Trumka pretende evidenciar que en Tamaulipas hay una violación constante a los derechos laborales y de la libertad de sindicalización; dijo “los trabajadores mexicanos deben ganar salarios decentes y ser capaces de ejercer sus derechos en el lugar de trabajo”, y agregó que el presidente electo Joe Biden está de acuerdo con los planteamientos de la AFL-CIO.

Los trabajadores de Tridonex, una subsidiaria de la empresa Cardone Industries basada en Philadelphia, manufacturan autopartes para el mercado estadounidense. De acuerdo con Trumka, Tridonex se ha negado a la solicitud lícita de los trabajadores de transferir sus cuotas sindicales al sindicato independiente. En su lugar, la empresa continúa apoyando al sindicato de protección. Tridonex ha despedido a más de 600 trabajadores que apoyan a SNITIS, sindicato que fue creado luego de que la protesta obrera en 2019 obligara a las maquiladoras en Matamoros a aumentar los salarios”.

“Los obreros de Tridonex sufren a manos de un líder sindical corrupto y criminal, protegido por la empresa para continuar precarizando su salario y condiciones generales de trabajo”, dijo la líder sindical Susana Prieto.

Consultados al respecto, Héctor de la Cruz, socio de la firma de abogados De la Vega & Martínez, comentó que la AFL-CIO debería someter sus quejas a las autoridades mexicanas, “existen mecanismos previstos en la Ley Federal del Trabajo y los mecanismos de respuesta rápida del T-MEC, mediante los cuales se podría resolver de manera legal la defensa de los derechos de los trabajadores”.

Pablo Franco, presidente de la Unión de Juristas de México, dijo que “urge que el gobierno federal sea proactivo ante la conducta de las empresas que se oponen a la libertad sindical”, y destacó que en la Ley Federal del Trabajo se prevé en el Artículo 149 Ter. que se aplicará sanción de uno a tres años de prisión o de 150 a 300 días de trabajo a favor de la comunidad y hasta doscientos días de multa a quien niegue o restrinja derechos laborales.

Con información vía El Economista