Prevenir salud laboral aumenta 42% productividad: Telemedicina de México

Las empresas que se ocupan de la salud física y mental de sus trabajadores obtienen de ellos un grado de compromiso y pasión por lo que hacen, que se traduce en un aumento de 42% de su productividad, dijo a El Economista, el director operativo de Telemedicina de México, Juan Sánchez Hernández.

Durante 20 años de presencia en México, la compañía basada en Guadalajara ha trabajado con instituciones públicas y privadas en todo el país para acercar a la población los servicios de salud a través del uso de la tecnología.

Sin embargo, debido a la creciente demanda de atención médica y psicológica de la población económicamente activa por factores como la pandemia de Covid-19 y la entrada en vigor de la Norma Oficial Mexicana NOM-035 que obliga a las empresas a garantizar a sus trabajadores un entorno favorable y prevenir factores de riesgo psicosocial, Telemedicina de México puso sus servicios a disposición del sector empresarial del país a través de un convenio con la Confederación Nacional de Cámaras Industriales (Concamin).

“El propósito de la firma a nivel nacional con Concamin es tener el acercamiento con el sector industrial, y éste representa 37% del Producto Interno Bruto (PIB); yo creo que si empujamos este porcentaje a tener una expectativa de 42% más en su productividad, no solamente favorece a los empresarios, favorece también a la reactivación económica del país”, subrayó Sánchez Hernández.

Añadió que el costo promedio anual por ausentismo laboral es de 73,000 pesos por cada millón de pesos de la nómina de la empresa.

Comentó que la atención psicológica a la fuerza laboral se ha convertido en un factor determinante porque 92% de la gente no le gusta estar donde trabaja, 43% de los mexicanos padece estrés laboral y 40% sufre síndrome de burnout.

“Una persona que trabaja para cumplir un requisito y generar un ingreso a su casa, es un robot humano y su capacidad de gestión está limitada a su capacidad de ingreso; es directamente proporcional”, indicó el director operativo de Telemedicina.

Mediante el uso de la aplicación (app) eSalud, la compañía líder en América Latina en servicios médicos vía digital, ofrece un call center médico que cuenta con la historia clínica de los pacientes las 24 horas, orientación médica virtual, asistencia en caso de urgencias, acceso a médicos y psicólogos y seguimiento a patologías.

“Actualmente estamos dando servicio a nivel particular a afectados de Covid-19. Tenemos un cuestionario que el posible afectado rellena, nosotros sacamos porcentajes de probabilidad de que esté afectado o no, el que tiene un porcentaje elevado se le manda a hacer la prueba y si da positivo, se le da un seguimiento telefónico dirigido además a una atención psicológica.

Y le damos seguimiento a través de una app que nos informa el nivel de oxígeno, pulsaciones y temperatura. Con eso tenemos parámetros suficientes para determinar si necesita medicación o, inclusive, hospitalización”, señaló, por su parte, el director general de Telemedicina, Carlos Marquínez Cañete.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

PERSPECTIVAS_La ley, la pandemia y la tecnología cambiaron la forma de trabajar en México

En un mismo año quedaron aprobadas la reforma que regula el teletrabajo y la NOM 035 relativa a los factores psicosociales del entorno laboral. También, llegó la pandemia de Covid-19, por la que muchos trabajadores fueron despedidos, sus sueldos fueron rebajados o pasaron a trabajar desde casa; y la tecnología ayudó a salvar muchos de los obstáculos que, antes de la pandemia y el confinamiento, parecían todavía salvables para los trabajadores y sus empleadores.

Birth, una compañía de Inside Out Branding, que busca motivar la comunicación de las compañías desde sus entrañas, es decir sus miembros y equipos, solía llevar a cabo una feria de empleo llamada Meet & Birth, que hasta 2019 fue presencial y que en la mayoría de las ocasiones recibía unos cuantos postulantes sobre todo de Puebla y la Ciudad de México, a partir de 2021, en su segunda edición virtual, recibió más de 280 propuestas de toda la República Mexicana y del extranjero.   

Hasta antes de la pandemia, muchas personas provenientes del sureste mexicano trabajaban en las oficinas de Birth en Puebla, pero desde que comenzó a extenderse el virus, todos regresaron a sus ciudades y el trabajo remoto ha funcionado bien tanto para la empresa como para los trabajadores.  

“Ahora estamos contratando a gente de todos lados, inclusive fuera de México y nos ha ido bastante bien. Creo que cambiar la mentalidad a buscar objetivos y buscar el mejor talento más allá del cumplimiento de horas creo que ha sido nuestro éxito”, dijo Arturo Ortiz, director general de Birth Group.

Otra de las contribuciones de la descentralización, en palabras de Ortiz, es el acceso a empresas proveedoras fuera de las fronteras urbanas, estatales y nacionales, lo que amplía de forma importante la base de empresas con las que cualquiera puede colaborar.

“Esto nos ha abierto la puerta a clientes de Monterrey, el sureste, Aguascalientes, la Ciudad de México y fuera del país”, dijo y añadió que la reducción de costos que ha provocado esta descentralización les ha permitido contratar a más personas, que continuarán trabajando en un formato híbrido entre las oficinas y el hogar.       

NOM 035

Para Fernanda Zenizo, directora de Intelab, la tecnología ha ayudado a humanizar las estrategias de contratación y atracción de talento de las empresas a través de la adopción de una metodología basada en riesgos, que elimina la descalificación de las personas por cuestiones ajenas a sus capacidades o sus riesgos.

Intelab es una empresa mexicana de tecnología dedicada a la selección, gestión y prevención de riesgos alrededor del factor humano. A través de una plataforma tecnológica y de una metodología basada en riesgos, la compañía ayuda a otras empresas a hacer una selección inteligente de su personal. 

“La clasificación de las personas ya no viene por descalificación, ya no es que sea apto o no apto o bueno o malo; ni contratable o no contratable, porque quién soy yo para decidir eso, sino en base a riesgos que puedan presentar la persona y a que todas las personas tenemos riesgos. La mayoría de nuestros clientes contratan personas con riesgo y mitigan ese riesgo a través de la educación”, dijo . 

Gracias a la tecnología, Intelab también pudo automatizar la aplicación del cuestionario de la NOM 035, cuya segunda parte entró en vigor en octubre de 2020 y que tiene como objetivo identificar los factores de riesgo psicosocial en el entorno laboral. Esto permitió a la compañía, según su directora, hacer un cruce de datos entre los resultados del cuestionario de la nueva norma e información como indicadores de productividad, de estrés o sobre el trabajo en equipo o el liderazgo de la compañía. 

“Cuando puedes hacer el cruce de datos, te das cuenta de que la aplicación de la NOM 035 en el contexto en el que estamos viviendo, acaba siendo muy relevante; porque puedes ver no solamente lo que te dicen tus empleados, si están estresados o no, sino que vemos ahorita un tema de estrés por incertidumbre muy importante gracias a la automatización de esta norma”, dijo.

A partir de estos análisis, Intelab llegó a la conclusión de que si bien durante los tres primeros meses de la pandemia, la productividad en las empresas que comenzaron a operar de forma remota aumentó de forma considerable, después de ese tiempo los niveles de productividad se han ido normalizando y, en algunas empresas, han bajado. 

Automatización

Igual que Intelab automatiza los procesos de reclutamiento y la gestión del riesgo del factor humano dentro de las empresas, Rocketbot es una empresa de tecnología de origen chileno que se dedica al Robot Process Automation (RPA) o automatización robótica de procesos, una tecnología con la cual cualquier compañía puede automatizar aquellos procesos que son repetitivos, digitales y que están estructurados o semiestructurados.   

Rocketbot opera en ColombiaChilePerú y México. Éste último representa hasta 15% de la operación de la compañía, pero Juan Jorge Herrera, su director ejecutivo, está convencido de que el mercado mexicano será su mayor operación en América Latina. La mayoría de los procesos que se automatizan, según Herrera, conllevan un ahorro en su costo de hasta 70% respecto a la operación anterior.  

De acuerdo con el directivo, las actividades financieras y contables eran de las más rezagadas en México en lo que a automatización se refiere; no obstante, las posibilidades de automatización de operación, de atención al cliente, de logística, análisis de precios suponen que muchos de los procesos de una compañía pueden estar automatizados y podría implicar también que se desplazará a buena parte de la plantilla laboral. 

“Lo que hemos visto en la práctica y lo hemos visto en los cientos de proyectos que tenemos, no se despide a la gente. Se libera un porcentaje del trabajo de la persona y se coloca en otro proyecto”, dijo. 

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA