Reducir brecha de género en STEM, el objetivo

De acuerdo con cifras de la OCDE, sólo el 3% de las mujeres que llegan a cursar la Universidad se inclinan hacia una carrera STEM (relacionadas con ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) y aunque son las profesiones del futuro, la brecha de género aún es grande en este rubro.

Ante estos números, Mercado Libre lanzó la iniciativa Conectadas en la región América Latina, con el objetivo de disminuir la brecha de género en la industria apoyando la formación académica de jóvenes en el mundo de la tecnología “hay una deuda histórica de que las mujeres no servimos para carreras enfocadas en ciencia y tecnología, solo el 10% de los programadores en Latinoamérica son mujeres, nosotros queremos demostrar que una mujer puede lograr lo que quiere en el ámbito que desee”, comentó en entrevista Sandra Velasco, gerente de sustentabilidad de Mercado Libre.

El programa tendrá, de 10 encuentros con un total de 30 horas, tendrá tres ediciones en el año, a través del mismo número de convocatorias con el objetivo de alcanzar hasta 1,200 chicas de siete países en la región América Latina:  Brasil, Argentina, Chile, Perú, Uruguay, Colombia y México.

Debido a la pandemia el proceso se llevará a cabo a distancia, por lo que el requisito indispensable es contar con un dispositivo conectado a internet para seguir los videos transmitidos y que reciban la asesoría que requieran. La primera convocatoria cerró el pasado 7 de mayo, pero quienes deseen pueden registrarse para la siguiente convocatoria que será del 24 de junio al 8 de julio y la tercera será del 2 al 16 de septiembre a través de la página https://conectadaslatam.la/es/home.

CON INFORMACIÓN VÍA EL ECONOMISTA

Colombia y México, los socios latinoamericanos de la OCDE que más invirtieron en el agro

En la más reciente entrega del informe anual de ‘Seguimiento y Evaluación de las Políticas Agrícolas’, elaborado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), se evidenció que Noruega es el país de la OCDE que más invierte en apoyos para los agricultores, con una destinación de 59% del total de los ingresos agrícolas brutos del país.

Allí, el Gobierno, en alianza con el sector, desarrolló un plan de acción para la implementación de la estrategia nacional de bioeconomía y se está trabajando para desarrollar una estrategia sobre economía circular.

En segundo lugar, se ubicó Islandia, con un aporte que representa 57% de los ingresos agrícolas brutos totales y una destinación de 96% a solventar la crisis de los agricultores.

En Islandia, la estrategia implica mantener aranceles elevados que, a su vez, suben los precios internos y, por lo tanto, dan lugar a una gran transferencia de los consumidores hacia los productores agrícolas locales.

En el continente asiático, Corea y Japón repuntan en los niveles de inversión en el agro, allí se otorga 47.9% y 41%, respectivamente, respecto al total de sus ingresos agrícolas brutos. Las dos economías de estos países han optado por implementar un sistema de pagos directos que desvincula las grandes sumas para la producción y aumenta el capital destinado al apoyo de agricultores.

Cerrando el mapa global de los países de la OCDE que más aportan al rubro de la agricultura está Israel. Allí, el monto destinado a este sector corresponde a 16%, muy pegado al promedio de la organización, que estipula que la inversión en materia de agro debe estar en 16.8% sobre el total de los ingresos agrícolas brutos de cada país.

Debido al clima político del país, durante los últimos cuatro años no hubo cambios drásticos en la política de agricultura. Sin embargo, el Gobierno continuó implementando la reforma de los precios del agua para la agricultura, y los productores afectados por el aumento excesivo de los precios fueron compensados con donaciones y contribuciones a las inversiones en agua.

En América Latina, México también fue destacado dentro del informe, aunque con resultados muy por debajo del promedio de inversión de la OCDE. Los países que más invierten en esta materia son Colombia, con una inversión de 11.5%; Estados Unidos, que alcanzó 11% sobre el monto total de los ingresos agrícolas; seguido de México, con una inversión cercana a 9.4%, y Costa Rica, que muy por debajo logra invertir 5.8 por ciento.

Simona Paulero, secretaria de agroindustria de Argentina, dijo que “es el momento de reducir el apoyo agrícola distorsionador en la región y reconducir los esfuerzos y los limitados recursos a fin de obtener mejores resultados para la agricultura y la sociedad en su conjunto, empezando por un aumento en la inversión de los países”.

El estudio también reveló que, desde 2017, la inversión en el sector de la agricultura de los miembros de la organización ha venido presentando retrocesos paulatinos, que se profundizaron con la llegada de la pandemia y la redistribución de los recursos hacia la emergencia.

De acuerdo con el estudio de la OCDE, entre 2017 y 2020, la inversión en agricultura de los países miembros fue de 319,000 millones de dólares, de los cuales 72%, que representan cerca de 231,000 millones de dólares, se dieron como apoyo a productores del sector. Dicho apoyo, entregado durante los cuatro años, correspondió a 17.6% de los ingresos agrícolas brutos totales de la zona OCDE, que hasta finales de 2020 fueron de 708,000 millones de dólares.

Ahora bien, en el contexto de la pandemia Covid-19, que atravesó al mundo durante 2020, los gobiernos establecieron un amplio conjunto de políticas públicas enfocadas a mitigar el impacto del virus en el sector.

Por ejemplo, la prestación de apoyo económico a los agricultores y a otros agentes de la cadena alimentaria, la puesta en marcha de iniciativas para mantener la actividad de las cadenas de suministro de alimentos y de productos agrícolas, y la prestación de apoyo a consumidores y poblaciones vulnerables.

Sin embargo, mientras algunos países adoptaron medidas activas para facilitar el comercio, otros introdujeron restricciones a las exportaciones en un intento por garantizar la disponibilidad de alimentos en los mercados internos.

“Los gobiernos deben invertir en sistemas alimentarios que funcionen bien, pero actualmente la mayor parte del apoyo a la agricultura resulta inútil o, incluso, perjudicial, pues los países tienen que trabajar con presupuestos sobrecargados debido al Covid-19”, resaltó Ken Ash, director de comercio y agricultura de la OCDE.

La organización recomendó a los gobiernos del mundo acelerar la producción en materia de políticas públicas que empujen el desarrollo de los agricultores. De la misma manera, hizo un llamado urgente para que los gobiernos eliminen lo antes posible las restricciones comerciales impuestas en el contexto de la pandemia. Según el organismo internacional, esto permitiría al mercado desempeñar su función de distribución.

El organismo dijo que era muy importante integrar a las familias dedicadas a la agricultura en los sistemas de seguridad social para poder reducir el gasto en ayuda económica específica para la agricultura.

La OCDE señaló que los gobiernos deberían conocer mejor la situación financiera de las familias dedicadas a la agricultura y centrarse en las fallas del mercado que provocan ingresos bajos de manera persistente en el sector agrícola. La organización también incitó a los gobiernos a aprender de las extremas condiciones de la pandemia.

Con información vía El Economista

OCDE pide a México respetar compromisos

El gobierno de mexicano debe mantener regulaciones estables y respetar los compromisos adquiridos previamente para atraer inversiones, aseguró José Ángel Gurría Treviño, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico­­s (OCDE) ante miembros de la Cámara Española de Comercio en México (Camescom).

Durante una reunión virtual que sostuvo el directivo del organismo internacional con empresarios afiliados, señaló que tanto el país como el mundo están atravesando por la primera crisis verdaderamente mundial y global por el grado de afectación observado en todos los sectores y las secuelas económicas y sociales que serán duraderas.

Las empresas españolas que invertimos, seguimos apostado por México, pero en el panorama actual nos encontramos con decisiones que no favorecen esta apuesta. Nuestra intención es aportar valor de forma constructiva y positiva para el desarrollo de la sociedad mexicana, dijo Antonio Basagoiti, presidente de la Camescom.

Sin inversiones el crecimiento a largo y mediano plazos no será el que queremos, las inversiones son el crecimiento de mañana. Para atraer inversión México debe tener regulaciones estables, predecibles y de manera importante, respetar los compromisos adquiridos previamente, respondió Gurría Treviño.

La única forma de salir de esta crisis es en asociación con el sector privado, con planes de negocios y de desarrollo de las autoridades con un crecimiento incluyente y sostenible, apuntó el dirigente de la organización, que ajustó el crecimiento del país para 2021, el cual pasó de 3.6 a 4.5 por ciento.

Gurría indicó que se ha producido una gran pérdida en los avances logrados en materia de empleo y en la lucha contra la pobreza en México.

Señaló que es preciso impulsar nuevamente las inversiones que desde antes de la pandemia se encontraban rezagadas, derivado de las tensiones comerciales y la incertidumbre presente en el mercado.

Añadió que la recuperación de México es posible y también atraer inversión, pues las exportaciones son dinámicas, cuenta con tratados comerciales y tiene margen en políticas macroeconómicas, entre otros factores. Hay que ir con cuidado con qué inversión se atrae, dijo.

México deberá promover inversiones que privilegien la responsabilidad social corporativa, con la promoción de nuevos empresarios comprometidos y conscientes, agregó.

Los afiliados de Camescom expresaron su interés en el sector energético, así como la necesidad de crear un diálogo con el gobierno mexicano.

Ante ello, Gurría Treviño recomendó a las empresas españolas mantenerse competitivas y con un particular apoyo a las pequeñas y medianas empresas, mantener canales de conexión con las cadenas globales de valor y crear una verdadera alianza empresarial iberoamericana.

Con información vía La Jornada

OCDE mejora pronóstico para PIB de México en 2021; ajusta de 3.6% a 4.5%

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) mejoró este martes el pronóstico sobre el crecimiento en 2021 de la economía de México a 4.5 por ciento, comparado con el 3.6 por ciento previsto en diciembre pasado.

Esto, principalmente por el efecto cascada del Plan de Rescate de Estados Unidos, que se prevé impulse al PIB de ese país en 3 puntos porcentuales para alcanzar una tasa de crecimiento de 6.5 por ciento este año.

Sin embargo, para el 2022 el estimado se ajustó a la baja en 0.4 puntos a 3.0 por ciento.

“En los Estados Unidos, un fuerte apoyo fiscal debería fortalecer sustancialmente la demanda y permitir una recuperación más sólida de la pandemia, con efectos secundarios beneficiosos para otras economías, particularmente Canadá y México”, expone el informe presentado este martes en París, Francia.

El estímulo fiscal planeado en Estados Unidos, establecido en el Plan de Rescate de Estados Unidos, proporcionará un impulso significativo a corto plazo a la actividad si se promulga en su totalidad. En total, se prevé que las nuevas medidas tengan un valor de hasta 1.9 billones de dólares.

Las medidas propuestas podrían aumentar la producción estadounidense en alrededor de un 3 a 4 por ciento en promedio en el primer año completo del paquete, del segundo trimestre del 2021 al segundo tercio del 2022, en términos generales equivalente a la capacidad disponible que se estima que existe actualmente en la economía de Estados Unidos.

“Esto ayuda a estimular la demanda en otras economías, con un aumento de la producción entre 0.5 y 1.0 punto porcentual en Canadá y México, y entre 0.25 y 0.5 puntos porcentuales en la zona del euro y China”, estima la OCDE.

Economía global podría crecer 5.6% este año

Las perspectivas económicas mundiales han mejorado, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) aumentó su pronóstico para el crecimiento del PIB mundial en 2021 a 5.6 por ciento, 1.4 puntos más que lo previsto en diciembre pasado y para el año 2022, su nuevo estimado es de 4 por ciento, desde 3.07 por ciento.

“Las perspectivas económicas mundiales han mejorado notablemente en los últimos meses, gracias al despliegue gradual de vacunas eficaces, los anuncios de apoyo fiscal adicional en algunos países y las señales de que las economías están afrontando mejor las medidas para reprimir el virus”, expone en su reporte Perspectiva Económicas Interinas.

El PIB global podría estar arriba de los niveles prepandemia a mediados del 2021, aunque esto no es el caso en todos los países. Hay una considerable heterogeneidad en el desarrollo de corto plazo entre economías avanzadas y mercados emergentes, así como entre regiones.

El estimado del crecimiento del PIB entre los países del G20 se mejoró a 6.2 por ciento, 1.5 puntos porcentuales más que las Perspectivas Económicas presentadas en diciembre y para el 2022, el pronóstico de crecimiento es de 4.1 por ciento, 0.4 puntos más.

Los pronósticos sobre el PIB de Estados Unidos tuvieron una significativa mejoría, de 3.3 puntos para alcanzar 6.5 por ciento al cierre del 2021 y de 0.5 puntos en 2022 para crecer 4.0 por ciento.

Junto con Estados Unidos, la India fue el país con el mayor ajuste alcista de expectativas, la OCDE estima un repunte en su PIB del 12.6 por ciento este año, comparado con 7.9 por ciento previsto tres meses atrás.

A pesar de la mejora de las perspectivas mundiales, la producción y los ingresos en muchos países se mantendrán por debajo del nivel esperado antes de la pandemia a fines de 2022.

Para los países de la Zona Euro, los estimados mejoraron en 0.3 y 0.5 puntos porcentuales a 3.9 por ciento en 2021 y 3.8 por ciento en 2022, respectivamente. Mientras que para Alemania y España hubo una mejoría en los números, ocurrió lo contrario para Francia e Italia.

El PIB de Japón se estima crezca 2.7 por ciento este año, 0.4 puntos mejor de lo previsto en diciembre y sobre China, el estimado se ajustó a la baja en 0.2 puntos porcentuales a 7.8 por ciento en 2021.

En la región de América Latina, Argentina encabeza el crecimiento estimado en 4.6 por ciento, con una mejora de 0.9 puntos, seguido de México con un PIB que repuntará 4.5 por ciento, también 0.9 puntos más alto que el estimado previo. Para Brasil el pronóstico consideró una mejoría de 1.1 puntos a una tasa de 3.7 por ciento.

En su reporte, la OCDE advierte que estas proyecciones están condicionadas a la evolución de la pandemia, los juicios sobre el ritmo al que se pueden aplicar las vacunas y el impacto económico de una reapertura gradual de las economías en el transcurso de 2021 y 22.

La distribución de riesgos se ha equilibrado mejor en los últimos meses, pero sigue siendo posible una amplia gama de resultados. Por el lado positivo, un progreso más rápido en el despliegue de vacunas eficaces en todo el mundo y una amplia aceptación entre la población elegible mejoraría el ritmo al que se pueden relajar las medidas de contención y proporcionaría un impulso más fuerte a la confianza de los consumidores y las empresas.

Con información vía El Financiero

Chile, México y Costa Rica ocupan primeros lugares por crecimiento de fibra óptica entre países de la OCDE

Aunque nuestra conectividad diaria es principalmente inalámbrica, la expansión de redes de fibra óptica es una condición necesaria para el aprovechamiento de nuevas redes móviles como 5G y Wi-Fi 6, así como la habilitación de nuevos servicios como el consumo multimedia. Según los últimos datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la expansión de fibra óptica entre los países miembros alcanzó una tasa promedio de 13.5 por ciento año con año hasta junio de 2020.

Chile y México se ubicaron entre los primeros diez lugares por crecimiento de conexiones de fibra óptica al hogar con tasas de 37.6 y 34.2 por ciento año con año, respectivamente, hasta junio de 2020. Israel se colocó como el líder, ya que prácticamente duplicó el número de conexiones durante el último año, seguido por el Reino Unido con una tasa de 69.3 por ciento e Irlanda con 58.8 por ciento.

Costa Rica, por su parte, en proceso de integrarse completamente a la OCDE, reportó también una fuerte tasa de crecimiento de 62.61 por ciento año con año.

Y aunque el crecimiento de fibra óptica en Colombia también se ubica por encima del promedio de la OCDE con 17.9 por ciento, es un nivel significativamente menor al de sus pares latinoamericanos.

Lo anterior, permitió también que México reportara un crecimiento de 1.12 puntos por penetración de conexiones de banda ancha fija por cada 100 habitantes, nivel similar al de la OCDE.

Sin embargo, cabe señalar que las tasas de crecimiento, aunque positivas, son aún insuficientes para expandir la penetración de conexiones de banda ancha fija (mediante todas las tecnologías) entre los hogares de la región, ya que las naciones latinoamericanas se ubican todavía al final de la tabla de entre los países de la OCDE.

Hasta junio de 2020, Colombia exhibía la penetración más baja por penetración de banda ancha fija con 15.25 conexiones por cada 100 habitantes, seguido por México con 16.21, Costa Rica con 18.8 y Chile con 18.82 conexiones. Suiza, Francia y Dinamarca se ubican como los líderes en esta categoría con tasas de penetración de 47.55, 44.58 y 44.21 conexiones, respectivamente.

Si se consideran únicamente conexiones mediante fibra óptica, Corea del Sur es el líder con 35.9 conexiones por cada 100 habitantes, seguida por Suecia (29.1) y Japón (26.6).

En el caso de la banda ancha móvil, destaca que todos los países latinoamericanos miembros de la Organización se ubicaron por debajo del promedio de crecimiento por penetración de los servicios. En promedio, la OCDE en su conjunto reportó una tasa de crecimiento de 3.3 puntos porcentuales en el número de conexiones móviles por cada 100 habitantes, Colombia se acercó con 3.13 puntos, seguida de Costa Rica con 2.94 y México con 2.71 puntos.

Aunque la tasa de crecimiento de Chile quedó lejos de sus pares al reportar sólo 0.79 puntos de crecimiento, el país exhibe la tasa de penetración de banda ancha móvil más alta en América Latina con 95 conexiones por cada 100 habitantes, dificultando el crecimiento conforme se expande el servicio a las áreas más marginadas o de menores ingresos.

Con Información vía DPL NEWS

México, con la sexta mayor caída del ingreso en la OCDE

México registró la sexta caída más profunda del ingreso por habitante, producto de la crisis mundial por Covid-19. Datos para países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) muestran que tras Islandia, Grecia, Colombia, España y Reino Unido, el país tuvo una caída de 8.7 por ciento en el producto interno bruto (PIB) per cápita entre enero y septiembre del año pasado.

Los cierres de negocios y confinamientos del año pasado resultaron en que el ingreso por habitante disminuyera en 38 de los 41 países que registra la OCDE, y que supone un grupo con las economías más sólidas del mundo. Para algunas, los avances registrados en el PIB per cápita de 2007 a 2019 amortiguaron la crisis de Covid-19. En ocho naciones el ingreso por habitante es menor que hace 13 años, entre ellas México.

Las estadística de la OCDE muestran que el indicador del PIB per cápita en México es 1.12 puntos porcentuales menor que en 2007. Esto fue efecto de la crisis por sí misma y del avance de 8.27 puntos porcentuales que había registrado hasta diciembre, cuando se dio el primer brote de SARS-CoV-2. En perspectiva, a lo largo de ese tiempo el mismo indicador creció 56.69 en Polonia y 0.58 por ciento en Luxemburgo.

Como resultado, en Finlandia, Islandia, Reino Unido, España y Luxemburgo, la caída en la actividad económica por la pandemia no logró compensar el crecimiento de la población y se llegó a niveles menores a los de 2007. En Italia y Grecia, donde la medición ya había caído por debajo de 2007 antes y durante la crisis económica mundial, el coronavirus hundió más el indicador.

La misma baja se reflejó en el gasto de consumo de los hogares per cápita. En México se mantuvieron los apoyos a la población de menores ingresos, pero no hubo un apoyo directo a quienes perdieron sus empleos ni a los subocupados. De acuerdo con los datos más recientes, el país tuvo una de las mayores caídas en este indicador.

En Israel el consumo de las familias se redujo 4 por ciento entre enero y septiembre del año pasado; en México fue de 3.7 por ciento y este deterioro es mayor al registrado en Colombia, España y los otros 36 países que registra la OCDE. Para Japón no se reportaron datos.

Con información vía La Jornada

México, penúltimo de OCDE en las compras en línea

Previo a la pandemia y al confinamiento por el Covid-19, sólo 16% de los mexicanos realizó compra de productos o servicios por internet, lo que ubicó al país como penúltimo de 38 naciones analizadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).PUBLICIDAD

Los datos mostraron que en 2010 apenas 1.6% de la población realizaba compras en línea.

De acuerdo con el OECD Digital Economy Outlook 2020, publicado a finales de noviembre, México se ubicó sólo encima de Colombia, donde 10.2% de las personas han realizados compras por internet.

El promedio de la OCDE en individuos que han realizado compras en línea fue de 59.5%, es decir, un aumento de 38 puntos porcentuales desde 2010.

“Es probable que continúe la tendencia hacia las compras en línea, especialmente a la luz de la pandemia”, destacó.

Detalló que un mayor número de personas compran a través de dispositivos móviles como smartphones y tabletas.

“La proporción de personas que compran en línea aún varía mucho entre países, así como en diferentes categorías de productos, edad, educación, ingresos y experiencia”, indicó el análisis.

Mientras en Dinamarca, Países Bajos y Reino Unido más de 80% de los adultos compra en una tienda en línea, en Turquía y Costa Rica el porcentaje es de 25%, y en México y Colombia se ubica en 16% y 7%, respectivamente, mencionó la OCDE.

Del porcentaje de personas que venden productos o servicios en línea, México se ubicó en penúltimo sitio de 35 países, con 7.7% de individuos que realizan esta actividad por internet; el promedio OCDE fue de 18.5%.

Barreras de entrada

Hebert Hernández, experto en marketing digital y CEO de Extendo, explicó que una de las principales barreras que enfrentan los mexicanos para comprar en línea es el acceso a internet.

De acuerdo con el organismo internacional, 15.39 de cada 100 habitantes en México tienen acceso a internet fijo, ubicándose en el sitio 36 de 37 países.

“De la OCDE quizá somos de los países que tenemos menor porcentaje de penetración de internet y eso reduce las posibilidades porque hace más chico el mercado digital”, explicó.

Otra barrera es que se debe estar bancarizado, pero pide abrir la mente a que las tarjetas son formas de pago, ya que existen otras como pagos en tiendas de conveniencia o el prepago.

Con información vía El Universal

El choque económico y laboral de la COVID-19 aumenta la presión sobre las pensiones, advierte OCDE

El choque económico y laboral de la crisis del coronavirus está aumentando la presión sobre la financiación de las pensiones, advierte la OCDE, que recuerda que ya estaban bajo tensión por tendencias de fondo como el envejecimiento demográfico.

“La COVID-19 ha provocado una fuerte perturbación de los mercados laborales, con efectos en cascada en los ahorros para la jubilación y en las pensiones”, explica la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en un informe publicado este lunes y dedicado en su mayor parte a los sistemas de capitalización.

Ese documento avisa de que la crisis sanitaria y económica aumenta la probabilidad de que se prolonguen y agudicen problemas como el desequilibrio entre un número de jubilados creciente cuyas pensiones deben ser financiadas por unas generaciones jóvenes menos numerosas que entran en el mercado de trabajo.

Además, ante las dificultades para encontrar un empleo, para mantenerlo o por la baja remuneración en algunos puestos de trabajo, mucha gente será incapaz de ahorrar para su jubilación.

DEUDA COVID PESARÁ EN PENSIONES

Por si fuera poco, la nueva deuda acumulada por los Estados para afrontar la recesión con ayuda masivas para las empresas o los trabajadores (los ERTE) “va a poner presión a la financiación de las pensiones, que ya están en tensión por los cambios demográficos”.

Por su parte, la mayor mortalidad generada por el coronavirus “se espera que reduzca el gasto en las pensiones actuales y futuras solo ligeramente”.

En 24 países europeos donde se ha hecho una contabilidad conjunta del “exceso” de mortalidad por la epidemia en los nueve primeros meses del año, se ha calculado que el incremento ha sido del 6 por ciento.

De seguir esa dinámica, al final de 2020 se habrá reducido allí el número de los mayores de 65 años en un 0.2 por ciento y el ahorro en retribuciones de jubilación en un porcentaje similar.

Dado que las pensiones suponen de media en los países de la OCDE el 8 por ciento de su producto interior bruto (PIB), ese 0.2 representaría un 0.016 del PIB.

Una gota de agua cuando se sabe que el déficit público en los países de la organización, en razón de los planes de salvamento económico, va a dispararse del 3 por ciento del PIB en 2019 a cerca del 11.5 este año, y seguirá siendo muy elevado en 2021 (8.5) y 2022 (5.9).

Pablo Antolín, jefe del equipo que ha dirigido el estudio, explica a Efe que “en las pensiones de reparto, la COVID va a tener un impacto muy fuerte, pero ese impacto es para mañana, no para hoy”.

En un sistema como el español, en el que domina el reparto, de momento la pérdida de empleos y de salarios acarrean una reducción de las cotizaciones de la Seguridad Social que el Estado amortigua con un incremento de la deuda pública. Pero no se sabe cómo se afrontará esa cuestión a medio y largo plazo.

IMPACTO INMEDIATO EN PENSIONES

En los sistemas por capitalización, el impacto de la crisis será más inmediato por las fuertes fluctuaciones de los mercados financieros en los que están invertidos en gran medida los ahorros para la jubilación.

Para esos ahorros, la primera gran recomendación en el actual contexto, subraya Antolín, es que “no se materialicen las pérdidas” porque hay que tener en cuenta que los mercados se caracterizan muchas veces, precisamente, por esas marcadas variaciones.

La prueba es que en el primer trimestre de este año los activos de los fondos de pensiones se depreciaron un 10 por ciento en la OCDE a causa sobre todo del hundimiento de los mercados financieros, y pasaron de representar 49.2 billones de dólares al terminar 2019 a 44.3 billones a finales de marzo.

Sin embargo, a finales del tercer trimestre, la recuperación ya había permitido volver a niveles precrisis.

La OCDE destaca que en la última crisis financiera global se tardó dos años en recuperar el nivel que había en 2007, antes de que estallara.

Otro de los grandes consejos es que la posibilidad de recuperar de forma anticipada los ahorros depositados para la pensión “debe permitirse pero en circunstancias excepcionales” porque por esa vía lo que se hace para afrontar necesidades inmediatas es “poner en peligro la jubilación de mañana”.

Los autores del estudio señalan que en México y Nueva Zelanda, donde se ha dado el acceso a esos fondos para la jubilación, se han producido importantes retiradas de dinero.

Información via Sin Embargo

Mejora OCDE pronóstico para México, pero recomienda más apoyos fiscales

Las perspectivas de la economía han mejorado con el avance en el desarrollo de vacunas; sin embargo, en México, la gravedad de la recesión justifica un mayor apoyo a la política fiscal, recomendó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Sostuvo que en el país la pandemia provocó un aumento significativo de la pobreza, las desigualdades y las brechas de género, por lo que, pese al reducido espacio fiscal, se recomienda extender apoyo en ingreso y capacitación a los trabajadores más afectados por la crisis.

En el reporte Perspectivas económicas, liberado este martes, la OCDE mejoró el estimado del producto interno bruto (PIB) en México. En septiembre se proyectó una contracción anual de 10.2 por ciento para todo 2020, que ahora se prevé de 9.2 por ciento.

Agregó que después de la fuerte caída en 2020, se proyecta que el próximo año el PIB crezca 3.6 por ciento, también por arriba del 3 por ciento reportado a mediados de agosto, y que en 2022 lo haga a una tasa de 3.4 por ciento liderado por el crecimiento de las exportaciones manufactureras.

Manifestó que el consumo privado se fortalecerá debido a las remesas, un mercado laboral que mejora lentamente y el impulso en la confianza que dé el desarrollo y distribución de una vacuna eficaz. Esto frente a una inversión que se mantiene 17 por ciento por debajo de 2019.

El organismo reconoció que las medidas fiscales en México, aunque menores a las de otras economías, van en la dirección correcta; entre ellas destacó la reasignación de gasto a salud, préstamos directos, pagos anticipados de pensiones, adelanto de licitaciones públicas y rembolsos del impuesto al valor agregado.

Sin embargo, consideró que se podría necesitar más, al ser México uno de los países con un mayor número de víctimas de Covid-19.

La OCDE recalcó que contener nuevos brotes sigue siendo la prioridad inminente, que requiere mejoras en las pruebas, el rastreo y el aislamiento, mientras se continúa fortaleciendo el sistema de salud.

Subrayó que dado el manejo de la deuda pública en los meses recientes dan espacio a un apoyo fiscal adicional, que se dirija a las personas y empresas más afectadas por la pandemia. Esto puede verse facilitado por ingresos fiscales mejores de lo esperado, gracias a los recientes éxitos de la administración tributaria para combatir la evasión fiscal, subrayó.

Agregó que los paquetes de infraestructura de la iniciativa privada, que se han acordado con el gobierno, así como tasas de interés más bajas, tendrían que contribuir a la recuperación parcial de la inversión.

A escala global, se prevé que el PIB regrese a niveles previos al pandemia a fines de 2021. En septiembre pasado, la OCDE proyectó una caída de la economía mundial en 2020 de 4.5 por ciento, y ahora la redujo a 4.2 por ciento. Para el siguiente año estima que crezca 4.2 por ciento, un tercio de ese avance será a cargo de China y 3.7 por ciento en 2022.

Proyectamos que la recuperación será desigual entre países, lo que podría conducir a cambios duraderos en la economía mundial. A pesar de la enorme ayuda de la política e incluso en un escenario alcista, la pandemia habrá dañado el tejido socioeconómico de los países de todo el mundo, advirtió Laurence Boone, economista en jefe de la OCDE.

Con información vía La Jornada

OCDE insta a Brasil una reforma regulatoria y de políticas para su transformación digital

La OCDE señala que la conectividad es la columna vertebral de la transformación digital y, como tal, las políticas y medidas regulatorias que fomenten el acceso a servicios de comunicación de alta calidad a precios competitivos son clave.

En este contexto, describe que en Brasil persisten varias debilidades importantes como la falta de un diseño institucional adaptado a un entorno cada vez más convergente, el alto nivel de impuestos y tarifas por los servicios de comunicación, entre otros.

La evaluación de la OCDE fue publicada en el estudio Telecomunicaciones y Radiodifusión en Brasil, que contó con la participación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MCTI), el Ministerio de Comunicaciones (Minicom) y la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel).

En el documento se apunta que la geografía de Brasil crea un desafío para la transformación digital inclusiva, con sus 8.5 millones de kilómetros cuadrados y el 60 por ciento de la selva amazónica dentro de sus fronteras, lo cual dificulta la expansión de las redes de comunicación en áreas rurales y remotas.

Las suscripciones a los servicios de comunicación en el país han seguido aumentando; sin embargo, aún está por detrás del promedio de la OCDE en una serie de indicadores clave como la penetración de la banda ancha fija y móvil, y la calidad del servicio.

Recomendaciones

Con base en sus hallazgos, el informe recomienda acciones en cinco áreas clave: 

  • mejorar el marco político y regulatorio;
  • reformar el marco fiscal, arancelario y tarifario;
  • mejorar las condiciones del mercado;
  • fomentar la competencia en los mercados de la comunicación y la radiodifusión; y
  • el fortalecimiento de las políticas nacionales y la formulación de políticas basadas en pruebas.

Según la OCDE, estas áreas deben abordarse simultáneamente para que la reforma se lleve a cabo de manera eficaz.

Con información de Itzel Carreño vía DPL News