México | El IFT pide a vender teléfonos con un sistema de alerta de sismos y huracanes

Los operadores de telefonía móvil como Telcel, AT&T, Telefónica y operadores móviles virtuales (OMV) deberán verificar que los celulares que vendan cuenten con el sistema Cell Broadcast Service (CBS), para que se puedan enviar mensajes de alerta a los usuarios en caso de sismos, huracanes e inundaciones.

La tecnología CBS para el servicio móvil está diseñada para dar prioridad a la transmisión oportuna y sin alteraciones de las comunicaciones y mensajes de alerta por riesgo o situaciones de emergencia.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) explicó que si las empresas de telefonía móvil no verifican que los smartphones que comercializan tienen el sistema CBS para emitir las alertas de emergencia, serán multadas conforme al artículo 128 de la Ley Federal de Telecomunicaciones, el cual establece que, por contravenir las disposiciones sobre homologación de equipos y cableados, las compañías son acreedoras a multas equivalentes de 0.01% hasta 0.75% de los ingresos del concesionario autorizado.

“Si no cumplen, no se les otorgará un certificado de conformidad y no podrían homologarse, y entonces no se podrían conectar a una red pública o utilizar el espectro radioeléctrico; del lado de los operadores, que tienen los lineamientos, si no cumplen con la obligación de enviar las alertas recibirán sanciones conforme a la ley”, advirtió Javier Juárez Mojica, presidente interino del IFT en entrevista con medios.

Las ventajas del sistema CBS es que los mensajes pueden llegar en segundos a millones de dispositivos, y además puede focalizar el envío de alertas; por ejemplo, en caso de riesgo de inundaciones, los mensajes sólo irían para las entidades o poblaciones que se verían afectadas.

Los usuarios podrán identificar los mensajes a través de un formato de visualización, sonido y vibración. Los relojes inteligentes (o smartwatch) quedarán exentos de las disposiciones técnicas del IFT, en tanto que cuentan con una SIM o eSIM y son compatibles con el CBS.

“No obstante, podrán recibir y procesar alguna forma de mensajes de alerta porque la visualización de los mensajes, el sonido y la vibración podrán ser distintos a los que reciban y procesen los teléfonos celulares”, agregó.

Al segundo trimestre de 2022, en México existen 134.2 millones de líneas, 4.8% más respecto al mismo lapso del año pasado. Del número total de usuarios móviles, el 94.6% cuenta con un dispositivo inteligente, es decir, un smartphone, mientras que el 5.4% accede a teléfonos 3G, de acuerdo con datos de la consultora The Ciu.

CON INFORMACIÓN VÍA DPL NEWS

El espectro que Movistar devolvió al IFT irá a concurso en la primera licitación 5G de México

Telefónica Movistar cerró junio con la devolución del último paquete de frecuencias de espectro que utilizaba para la prestación de sus servicios de telefonía e Internet móviles en la región celular 2 de Sonora y Sinaloa, y con esta acción terminó de deshacerse de todas sus señales radioeléctricas que poseía en México para enfocarse en el uso de la red de AT&T como uno de sus insumos esenciales para seguir comercializando sus servicios en el país, después de un convenio firmado entre ambas compañías en los últimos días de 2019.

En ese año, Telefónica anunció que gradualmente, entre 2019 y 2022, iría desprendiéndose de todas las frecuencias radioeléctricas para comunicaciones celulares que había comprado aquí en el pasado. Se trababa entonces de una devolución de distintos bloques de espectro en tamaño y con diferente cobertura territorial que regresarían a posesión del Estado mexicano por lo oneroso que resultaba a Movistar explotarlos.

La compañía dijo que se ahorraría hasta 5,000 millones de pesos a partir de octubre del 2022 por el convenio con AT&T y el gobierno ya dejó de percibir unos 550 millones de dólares anuales por los pagos de derechos que Movistar estaba obligada a pagar por usar las frecuencias.

Movistar ha dejado ahora disponible diversas frecuencias en las bandas de 850 MHz, en los 1.9 GHz (PCS) y en los 2.5 GHz. Son bloques con tamaños de 10, 20 o 40 Megahertz y con alcance nacional o regional, y todavía de mayor tamaño y para Internet de alta velocidad o llamadas celulares con amplia cobertura, según la región celular donde se ubiquen.

Las frecuencias retornadas son aquellas designadas para comunicaciones celulares, pues Telefónica Movistar todavía cuenta con señales en otras bandas como en los 7, 10, 15, 18, 23 y 38 GHz para mantener en estado óptimo sus operaciones. Pero las anteriores, las de 850 MHz, 1.9 GHz y 2.5 GHz, volverán a colocarse en el mercado en nuevos procesos licitatorios para desarrollar distintas áreas de servicio y operadores de carácter regional.

En principio, las frecuencias que Telefónica Movistar ya devolvió en la banda de 850 MHz, diversos bloques regionales de 20 y 21 MHz de ancho de banda y que cubren el 51% de México, se concursarán en la venidera Licitación IFT-12, sea para crear servicios de quinta generación (5G) o para que los operadores crezcan las coberturas de 4G-LTE ya existentes, afirmó Alejandro Navarrete Torres, director de la Unidad de Espectro Radioeléctrico del Instituto Federal de Telecomunicaciones:

Tras la devolución de toda su banda de 2.5 GHz, Telefónica contaba todavía con el 8.3% de todas las bandas disponibles en México para comunicaciones celulares, si se contabilizaba su tenencia en 850 MHz y PCS… Con el último paquete devuelto en junio, ¿queda en ceros la compañía en cuanto espectro y no puede quedar en desventaja por no contar con señales propias?

—Telefónica tiene todavía concesiones en otras bandas; algunas son para enlaces, para punto a punto; para sus operaciones. Pero las que terminó de devolver en junio están en los 850 MHz, en PCS y 2.5 GHz.

Movistar ha dicho que su convenio establecido con AT&T, que no es exclusivo, le permite ir compitiendo por separado y con ofertas diferenciadas y que todas las nuevas ampliaciones de cobertura y de tecnología que logre AT&T con su red también va a beneficiar a los usuarios de Telefónica. Movistar creció sustancialmente su cobertura con este convenio y los usuarios se vieron favorecidos. Pero estos altos costos del espectro lo convierten en un desincentivo y una barrera artificial para los operadores.

¿Es posible que algunas de estas bandas estén en tiempo de integrarse todavía al Programa Anual de Uso y Aprovechamiento de Bandas de Frecuencias del año 2023 y que alguien las compre?

Sí, es posible. De hecho, el espectro que ya devolvió Telefónica en la banda de los 850 MHz son frecuencias que estamos pensando incluir en la Licitación IFT-12, que es la licitación que va a traer con otras bandas los futuros servicios de 5G. Ellos, Movistar, tenían espectro en las regiones celulares 1-4 y ese es el mismo espectro que ésta propuesto, que tenemos contemplado para ser incluido en la IFT-12.

Nosotros ya teníamos la disponibilidad de este espectro, porque la renuncia de Movistar se dio desde 2019 con efectos a diferentes fechas; a 2020, 2021 y ahora a junio de 2022. No era una especulación, sino que ya era una realidad que íbamos a contar con ese espectro y así lo proponemos. Cierto es que para junio del 2022, Telefónica terminó de devolver los 20 MHz que le faltaban en la región 2; eran los últimos que estaban  pendiente de devolver y a partir de julio ya están completamente disponibles.

En cuanto las bandas de PCS y 2.5 GHz, esas aún no han sido consideradas en un programa anual de banda de frecuencias, pero pudiera ser, pudiera ser, y lo que determine el pleno de IFT e incluirlas en el Programa Anual de Uso y Aprovechamiento de Bandas de Frecuencias del año 2023. Pudiera ser.

Con el resultado de la pasada Licitación IFT-10… ¿De qué manera pudiera colocarse ese espectro de 850 MHz para dotarlo de mayor atractivo ante los operadores interesados, nuevos y actuales?

—Nosotros ya estamos evaluando diferentes esquemas que incluyen los tamaños de bloques que se van a licitar y las coberturas geográficas que se pueden considerar; pueden ser estos bloques de coberturas regionales o nacionales.

El espectro que se puso a disposición del mercado en los 800 MHz fue en función de las Áreas Básicas de Servicio (ABS), en lugar de bloques regionales o nacionales y esto fue con la intención de promover la entrada de nuevos jugadores regionales o locales.

Esta dinámica la vamos a seguir promoviendo. Creemos que está claro que los grandes operadores tienen el espectro que necesitan en esas bandas bajas de 800 MHz y 850 MHz, porque así lo demostraron en la pasada Licitación IFT-10; porque no se llevaron más que lo que estrictamente necesario. Si todo ese espectro lo ponemos como un solo bloque a nivel región celular, pudiera ser poco atractivo, porque no habría interés de nuevos actores nacionales. Pero estos potenciales nuevos actores pequeños y locales van a tener interés mayor de participar si las regiones geográficas son más acotadas, de manera que las inversiones por pago de derechos como despliegue de infraestructura son menores.

¿Qué tanto, más allá de las ABS, se puede “fraccionar” una frecuencia para hacerla preciada a ojos de los operadores y qué tan posible es que las bandas que fueron de Movistar en 2.5 GHz acaben así?

—Como están definidas las regiones geográficas, de lo más grande a lo más chico, una sería cobertura nacional, la siguiente es región celular y luego vienen las 65 Áreas Básicas de Servicio, y todavía más abajo en división están los 2,446 municipios del país. Ahí es donde tenemos un área de oportunidad. Me refiero a que en el futuro se pudieran contemplar regiones intermedias, entre una ABS y un municipio, y esto pudiera ser útil para seguir promoviendo la entrada de nuevos actores muy locales. Pero sí tenemos que tener cuidado en que las regiones geográficas sean del tamaño y convivencia adecuada para proporcionar el servicio sin interferencias.

Teniendo cuidado en cómo se puede todavía subdividir una ABS en regiones aún menores y considerando las cuestiones socioeconómicas y de interoperabilidad técnica, es posible que en un futuro podríamos tener una nueva subdivisión que permita el acceso a prestadores de servicio de menor tamaño y más locales. Esa parte de actores nacionales ya tenemos y con esas dimensiones, y no parece que vaya a haber más interesados en querer competir contra AT&T y Telcel.

Para no tener una actuación unilateral, se pueden poner bloques mínimos de 5 más 5 Megahertz en diferentes regiones y dejemos que el mercado tome lo que necesita. Pongamos como ejemplo una región donde un operador necesita 5 más 5 MHz, pues se lleva 10 Megahertz, pero otros dicen que se llevan dos bloques de 5 más 5 MHz por cuestiones de mercado. Entonces tenemos que tener cuidado de que haya una diversidad de tamaños y coberturas geográficas que le permita al mercado tener flexibilidad para escoger lo que convenga a su plan de negocios. Las bandas de 2.5 GHz y de PCS es una posibilidad de que tendrán que evaluarse así.

¿Sigue firme la intención del IFT respecto a que la Licitación IFT-12 empieza su vida en noviembre de 2022?

—Estamos ya en la etapa de diseño. Estamos viendo para las diferentes frecuencias cuáles serían los tamaños de bloques y las coberturas que se van a poner a disposición del mercado. Ya tenemos un primer ejercicio que estamos trabajando al interior de la Unidad de Espectro Radioeléctrico. El principio es que haya una oferta diversa en tamaños de bloques de espectro y coberturas geográficas.

Por ejemplo, en la banda de 600 MHz estamos pensando… Allí tenemos 35 MHz de subida y 35 MHz de bajada, en total 70 Megahertz. Podríamos disponer de tres bloques nacionales: dos bloques de 10 MHz nacionales y uno de 5 MHz más 5 MHz regional y luego dos bloques de 5 MHz más 5 MHz en Área Básica de Servicio, como para jugar un poco con la oferta en dimensión geográfica y cantidad de espectro para que haya una oferta, en términos culinarios un menú que promueve la mayor concurrencia posible.

Y trabajamos con la Secretaría de Hacienda para que los costos del espectro no representen más una barrera artificial a la entada de nuevos operadores y por eso ya hicimos propuestas para que se modifique Ley Federal de Derechos. No queremos que esta sea dedicada una licitación a sólo dos grandes operadores.

¿Confía en que a pesar del ingenioso diseño para colocar más fácilmente bandas, esa IFT-12 para 5G no quede deslucida como la IFT-10?

—Pues 5G no nada más se trata de servicios para personas. Se trata también de espectro para servicios, como para Internet de las cosas (IoT); para comunicaciones máquina-máquina; de espectro para vehículos conectados y de espectro para cubrir diferentes expectativas, no sólo para personas, sino para procesos industriales, para telemedicina o teleeducación.

Confiamos porque no tenemos vetado a nadie interesado en participar y la banda de 3.5 GHz, a concurso, es la banda que está teniendo mayor despliegue con 5G y si finalmente conseguimos de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes agregar espectro en los 3.3 GHz, esa licitación seguramente sería bastante atractiva, porque hay valores del ecosistema tecnológico y más de 40 países que ha elegido ese rango para 5G. En 3.5 GHz hay disponibles 100 Megahertz de frecuencias, pero pudieran llegar a ser hasta 150 MHz.

Otra relevancia que tendrá la IFT-12 es la banda de 600 MHz y si bien su ecosistema no es tan maduro, porque no hay muchos países que la hayan licitado, para México es importante porque tanto Canadá como Estados Unidos acaban de licitarla y para México es estratégico desde el punto de vista regional por hacer sentido una convivencia.

En cuanto las bandas de 800 MHz y 850 MHz, las que fueron de Movistar, estarán disponibles para todos nuevos operadores y pudieran usarla para 4G-LTE, para conectividad. Y la Banda L se conjunta muy bien con 3.5 GHz, por lo que pudiera ser atractiva para quien tenga interés en la 3.5.

La licitación empieza en el último trimestre de este año, cuando saquemos a consulta las pre-bases y materialmente la estaremos lanzando formalmente en 2023.

Nada de telecomunicaciones, pero sí de radiodifusión: ¿Han pensado en el IFT colocar inclusive como disponible este mismo año el canal de televisión que Compañía Internacional de Radio y Televisión perdió en la Ciudad de México?

—Hacia septiembre ya se publicará el Programa Anual de Uso y Aprovechamiento de Bandas de Frecuencias de 2023 en materia de radiodifusión y allí pudiera aparecer algo. El canal está allí, disponible. Pero si no hubiera una manifestación seria de interés, no lo consideramos.

Con información de El Economista

Comité de Pequeños Operadores dará “dosis de realidad” al IFT

La presencia de operadores “pirata”, la inseguridad pública que afecta el despliegue y mantenimiento de las redes de telecomunicaciones y hasta extorsiones por parte de presidencias municipales, son algunos de los problemas que enfrentan los pequeños operadores del país, y que bien podrían ser parte de la agenda del Comité Técnico que el IFT planea integrar este año.

En opinión de Salomón Padilla, vicepresidente de la Asociación de Telecomunicaciones Independientes de México (ATIM), aunque por el momento se tiene poca información sobre el Comité Técnico de Pequeños Operadores propuesto en el Programa Anual de Trabajo del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), es una “idea sensacional” para que el regulador conozca de primera mano las inquietudes de este sector.

“Este comité podría dar una dosis de realidad de las cosas al IFT, y el instituto podría ser una voz tanto en la industria como dentro del gobierno federal para que quien no esté haciendo su trabajo lo haga, porque a nosotros nos exigen impuestos y para ello tenemos que trabajar y generar”.

Para el especialista, la creación de dicho comité es una iniciativa interesante para visibilizar las barreras regulatorias, administrativas e incluso políticas que sigue enfrentando la industria y que permitiría dar mayor dinamismo, ejecución y legalidad a aspectos clave del mercado como la capacidad de desplegar más y mejores redes de telecomunicaciones.

“Este comité podría ser una forma de retomar un tema que le correspondía a la extinta subsecretaría de Comunicaciones, y que en teoría le correspondería en este momento a la Coordinación de Estrategia Digital, pero si el IFT logra tomar ese liderazgo y pone el ejemplo de cómo se debería de resolver, podría ser muy positivo para el país porque resolveríamos muchos problemas y evitaríamos otros”.

Y es que dijo, en la actualidad existe una gran cantidad de operadores “pirata”, que a pesar de ser denunciados, ni la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ni el propio IFT han tomado cartas en el asunto.

“Lo primero que debería de establecer el IFT con relación a los pequeños operadores es una política de todos coludos o todos rabones, porque se exige despliegue, calidad, información y sin embargo, todo eso cuesta. La inacción tanto de Profeco como del IFT genera que los concesionarios cautivos no puedan competir con un operador que no paga impuestos, no da recibos, no tiene elementos de protección del consumidor y no da calidad de servicio al consumidor”.

Contar con un Comité de Operadores, expuso, también serviría para que el IFT tenga una “dosis de realidad” y observe cómo la inseguridad pública que afecta a todo el país impacta en el adecuado despliegue y mantenimiento de las redes de telecomunicaciones.

“Tenemos redes de fibra óptica baleadas y eso provoca fallas en el servicio, hay un problema de seguridad pública muy grave en todo el país, tenemos situaciones en las que no podemos arriesgar la vida de un técnico porque se suba a un poste”.

Y por si eso fuera poco, los pequeños operadores que en algunas poblaciones son la única opción de comunicación y conectividad, enfrentan la extorsión de presidencias municipales a cambio de dejarlos entrar a una determinada localidad.

“Tenemos también el problema de las presidencias municipales que extorsionan a los operadores para poder operar dentro de los municipios y que por lo menos los que yo represento, no acceden a eso, y pasan años para que les resuelvan una denuncia de esas extorsiones”.

En este contexto, afirmó, es fundamental que el IFT retome su liderazgo, y para ello, lo primero que tiene que suceder es que opere con un Pleno completo y que vaya directo por los problemas que afectan el desarrollo del sector.

“Tengo críticas muy fuertes a la anterior presidencia interina, y espero que no se repitan los mismos errores y que se logre realmente darle estructura, acción y motivo al IFT, todo eso se perdió anteriormente… Esta presidencia tiene un reto enorme porque recibe un IFT desecho, desanimado, desorientado, y ojalá tenga la capacidad de llevarlo a buen puerto… el IFT abdicó en sus funciones en cierta forma y si logra reencauzarlo será en beneficio de todos”.

De acuerdo con lo establecido en el Programa Anual de Trabajo (PAT) 2022, el Comité de Pequeños Operadores tendrá un carácter consultivo y se creará a fin de que el instituto conozca directamente las propuestas e inquietudes en temas como la mejora en la regulación, simplificación administrativa, detección de nuevas tecnologías o necesidades de capacitación; así como la incorporación de medidas para estimular la calidad en la prestación de sus servicios.

El calendario de Consultas Públicas estima que en mayo próximo se presentará una disposición normativa que especifique los objetivos, competencias, composición y funcionamiento del Comité, a efecto de involucrar desde un inicio a cualquier interesado.

Con los comentarios del proceso consultivo se robustecerá el proyecto final que será puesto a consideración del Pleno del Instituto para su aprobación, y posteriormente se publicará la primera convocatoria para la integración de este espacio colaborativo.

“Con este proyecto se asegurará un canal de comunicación sistemático entre el Instituto y los pequeños operadores de servicios de telecomunicaciones en México, a fin de fomentar el desarrollo de estos con un enfoque incluyente y pro competitivo. De igual manera, se busca que las actividades a cargo del Comité generen un mejor entorno operativo-regulatorio para los pequeños proveedores de estos servicios”.

CON INFORMACIÓN VÍA CONSUMO TIC

Telmex, Izzi y Megacable son los operadores con más quejas por 100,000 usuarios en México, en lo que va de 2021: IFT

Hay nuevo reporte de quejas presentadas ante Profeco vía la plataforma de Soy Usuario hecha en colaboración con el Instituto Federal de Telecomunicaciones. Entre los hallazgos está que Telmex es el operador de internet fijo con más quejas en proporción a base de usuarios, Megacable es el operador de televisión más reportado, y la portabilidad no consentida no ha desaparecido, y en el primer trimestre del 2021 Movistar fue el más afectado.

Los números de Soy Usuario siempre dan un panorama de qué tan inconformes están los mexicanos con sus servicios de telecomunicaciones. Ahora, en los primeros tres meses del año, se recibieron un total de 7,204 quejas a través de este mecanismo, un 3% menos respecto al trimestre anterior a decir del informe. La gran mayoría de los reportes provienen de Ciudad de México, Estado de México, Nuevo León, Jalisco y Puebla.

El operador con más quejas por alguno de los servicios que ofrece es Megacable, en cuanto a telefonía móvil. En suma acumula 13.17 quejas por cada 100,000 usuarios. Le siguen Telmex con 11.42 quejas por cada 100,000 usuarios solo por servicio de internet fijo y el tercer lugar lo tiene Izzi con 8.9 quejas por cada 100,000 usuarios también de internet fijo.

De hecho, las quejas para operadores móviles son bastante bajas respecto al segmento de internet en casa. El primer lugar de quejas lo tiene Megacable de nuevo pues tiene 13.17 quejas por cada 100,000 usuarios, aunque en números absolutos solo tiene ocho inconformidades recibidas. No obstante su base total de usuarios se estima en 60,739.

Más allá de Megacable, el segundo lugar lo tiene AT&T, pues acumuló 2.66 quejas por cada 100,000 usuarios en el primer trimestre de 2021.

El análisis por problemática refleja que cerca de dos de cada tres quejas tienen que ver con fallas en el servicio. En el resto de razones para levantar una queja están, en orden descendente por número de quejas, cargos saldos y bonificaciones, portabilidad, contrataciones, desbloqueo de celulares, cambios de plan o paquete, publicidad, promociones, accesibilidad, garantía y cambio de modalidad.

Caso interesante es el de portabilidad no consentida, cuyos reportes no han cesado (aunque sí disminuido) a pesar de que se dijo que ajustes hechos a las reglas de portabilidad debieron haber acabado con el fraude desde 2019.

Un fraude que no termina

En el primer trimestre del año se contabilizaron 47 quejas de portabilidad no consentida a Movistar, 41 a AT&T y 19 a Telcel. No obstante, las quejas aquí se redirigen al operador con que el usuario desea permanecer, luego de que se le haya sido portado. Los operadores deberían ofrecer entonces iniciar un proceso de «reversión de portabilidad», aunque no todos lo hacen. Esa es la razón por la que las quejas apuntan a que Movistar fue en el primer trimestre el más afectado en torno a portabilidad no consentida.

El menos afectado de los tres grandes operadores por portabilidad no consentida fue Telcel.

El tiempo promedio de atención en cuanto a quejas de servicios móviles fue de 14.6 días hábiles. Telcel atendió las quejas en un promedio de 4.9 días hábiles y Movistar en 5.2, al igual que AT&T. El más lento en atender quejas fueron Weex con 28 días hábiles y Virgin Mobile con 28.6.

En servicios fijos el promedio de atención fue menor, con 9.3 días hábiles. Los más rápidos fueron Nueva Red Internet de México con dos días, Totalplay con 2.2 y Telnor con 2.9. Los más lentos fueron Maya Telecom con 17 días, Lantointernet con 21 y Riagatech con 26.

CON INFORMACIÓN VÍA XATACA

Clases en línea y home office benefician ingresos de Megacable en tercer trimestre

Megacable, la empresa de telecomunicaciones del empresario Enrique Yamuni, se benefició durante el tercer trimestre del año por la demanda del servicio de internet para el trabajo en casa y las clases en línea impulsadas por la pandemia.

En este periodo la empresa reportó un flujo operativo de 2.7 mdp, un aumento de 12 por ciento en comparación con los 2.4 que obtuvo en el mismo periodo de 2019, y un ingreso total de 5.6 mdp en el tercer trimestre del año, que representan un incremento de 4 por ciento en comparación con los 5.4 obtenidos el año pasado.

“La compañía continuó observando un incremento en la demanda de sus servicios del mercado masivo, resultado de las medidas de confinamiento que continúan durante el periodo y aunado a la temporada de regreso a clases”, informó Megacable en su reporte financiero enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

La empresa proveedora del servicio triple play (TV de paga, internet y telefonía) cerró en septiembre con 9.3 millones de suscriptores totales, que representan un incremento de 12 por ciento frente a los 8.3 reportados durante el mismo periodo del año pasado.

En particular, en el segmento de internet llegó a 3.4 millones de suscriptores, un crecimiento de 11.3 por ciento en comparación al mismo periodo de 2019. En cuanto a TV de paga, alcanzó 3.3 millones de suscriptores, que se traducen a un crecimiento de 4.3 por ciento respecto a lo reportado el año pasado.

En el servicio de telefonía móvil, recién estrenado a finales del año pasado, Megacable registró al cierre del trimestre 108 mil suscriptores de servicios móviles, lo que representa 64 mil adiciones netas durante el trimestre, y en el segmento de telefonía fija finalizó con 2.5 millones de suscriptores, que representan un incremento de 21.1 por ciento frente a los reportados hace un año.

Megacable cerró el trimestre con una utilidad neta de 1.07 mdp, lo que representa un crecimiento de 7.7 por ciento en comparación con el tercer trimestre de 2019, debido a la disminución en costos y gastos de la compañía.

En este trimestre la empresa invirtió 1.7 mdp como parte del proyecto de evolución de su red, que representan el 31.7 por ciento sobre los ingresos del periodo.

Con información de Milenio Áxel Martínez

Abel Hibert, exasesor de AMLO, llega a AT&T México como vicepresidente adjunto de Asuntos Públicos

Abel Hibert Sánchez, quien fuera asesor económico del presidente Andrés Manuel López Obrador, asumió recientemente el cargo de vicepresidente adjunto de Asuntos Públicos de AT&T México, confirmó a EL CEO la propia compañía de telecomunicaciones.

Abel Hibert se ha integrado al equipo de AT&T en México como Vicepresidente Adjunto de Asuntos Públicos. Su experiencia en el sector será un activo valioso en nuestro objetivo de impulsar la inclusión digital en el país señaló AT&T México

Hibert, licenciado en Economía por el ITAM y maestro en Economía Aplicada por el Tec de Monterrey, fue uno los principales asesores de López Obrador incluso antes de fuera electo como presidente de México el 1 de julio de 2018, al estar especializado en el sector de telecomunicaciones.

El ahora exasesor fue de los primeros en hablar de las prioridades en materia de conectividad del gobierno que estaba por llegar. Tras la victoria del 1 de julio, Hibert planteó la prioridad de AMLO de dar internet a los desconectados, lo que eventualmente se convertiría en el proyecto de CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos.

Asimismo, puso sobre la mesa la idea de un fondo de cobertura social de telecomunicaciones para incentivar el nicho de los Operadores Móviles Virtuales e, incluso, la posibilidad de otorgar nuevas concesiones de uso social.

Antes de llegar a ocupar el cargo que ahora ostenta en Asuntos Públicos en AT&T México, Hibert Sánchez se desempeñó como coordinador de Innovación y Análisis Económico de la Oficina de la Presidencia de la República.

Abel Hibert Sánchez es doctor en Filosofía en Administración por la Escuela de Graduados en Administración de Empresas (EGADE) del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey y fungió como director de Posgrado de la Universidad Metropolitana de Monterrey.

También se ha desempeñado como director del área de Economía y Desarrollo de la Escuela de Graduados en Políticas Públicas en el Tec de Monterrey y como consultor externo en temas regulatorios de Axtel.

Asimismo, se desempeñó como comisionado en la extinta Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), como subdirector de Análisis de Vector Casa de Bolsa y como director de la empresa de consultoría económica CIEMEX-WEFA en México.

Con información de El CEO Itzel Castañares